Reptile Youth Dcode 2013

Dcode Festival irrumpe en el calendario

Tras mucho tiempo de silencio, comenzamos a conocer detalles del festival que se celebrará en septiembre

Por fin tenemos noticias sobre el festival de Madrid, que se celebrará el 14 de septiembre -un único día- en el mismo recinto deportivo del Campus de la Universidad Complutense de Madrid. La noticia saltaba en Twitter y enseguida comenzaba el tráfico de información que coloca a esta nueva edición de Dcode en el calendario de festivales del verano. Aunque todavía no tenemos demasiada información, por lo menos sabemos unos cuantos nombres para ir haciendo apetito. Son: Franz Ferdinand, Vampire Weekend, Amaral, Foals, Love of lesbian, John Grant, Mø, Capital Cities, L.A. y Reptile Youth. Las primeras entradas han sido puestas a precio reducido, y según informa la organización, están cayendo a toda velocidad, llegando a vender 3.500 en una hora. Después de mucho tiempo de silencio, ya podemos ir apuntando en la agenda esta cita.

Is Tropical Arenal Sound

Is Tropical, Second, Skip&Die y Xoel López al Arenal Sound

A estos grupos se suma una importante tanda de confirmaciones para las fiestas de bienvenida

El Arenal Sound ha anunciado un par de cosas que nos interesan. La primera, que están cerca del sold-out, por tanto, si no quieres perderte el festival de Burriana, sería conveniente que fueses haciéndote ya con las entradas. El 15 de junio se dejarán de vender, si no se agotan antes. La segunda, los nuevos grupos que se confirman, que actuarán en su mayoría en las fiestas de bienvenida, salvo Is Tropical, último cabeza de cartel añadido. Así, tendremos en el Beach Club, el martes 30 de julio, a Xoel López, Alex Ferreira, Última Experiencia, Skip&Die, Dinero, Cyan, Maadraassoo, Gato TV, La Musique d’Ordinateur y Rêver. El miércoles 31 de julio se inaugurará el Arenal Sound con las actuaciones de Second, Mucho, Grises, Klein, Full, Extraperlo, The Leadings, Kill the Hipsters, Les Castizos y Ley DJ. A falta de un 5% del cartel por completar, podemos decir que lo pasaremos bien, eso seguro.

Delorean Sónar

Cuatro festivales y un nuevo disco: Entrevista a Delorean

La próxima cita con ellos es en el Sónar el sábado quince de junio

Vas a poder ver a Delorean hasta en cuatro ocasiones en este verano, lo cual es una gran noticia, porque el grupo de Zarautz no para de moverse por todo el mundo en una trayectoria de reconocimiento a su música imparable.

Mucha gente está pendiente de vuestro próximo trabajo. ¿Habrá algún adelanto que podamos disfrutar pronto?

De momento estamos tocando cuatro o cinco canciones por bolo y nuestra intención es liberar una canción a principios de junio.

Sois una banda reconocida internacionalmente que cuenta con el favor de la crítica. Vuestra situación actual, en la antesala de un nuevo disco, ¿puede llegar a dar vértigo?

Creemos que forma parte de la naturaleza del ser humano el miedo al fracaso o a hacer las cosas mal. Por lo tanto tú intentas darlo todo y hacerlo lo mejor posible, pero la respuesta del público o la crítica es algo que no puedes controlar.

En otras entrevistas habéis comentado que en este álbum queríais volver a estructuras pop de toda la vida. ¿Por qué este retorno?

Tras más de tres años girando con el mismo material nos hemos aburrido un poco de tanto sampler y nos apetecía “tocar” más, también por las bandas que oímos y que más nos gustan.

Vais a tocar en el Primavera Sound, Sónar, BBK Live y Low Cost. ¿Qué es lo que más os gusta de actuar en festivales? Supongo que ahora os será difícil, pero antes, ¿solíais asistir como público? ¿En ese caso, a alguno en concreto?

Al Primavera llevamos muchos años yendo actuemos o no, ya que al vivir en Barcelona resulta muy cómodo ir. De tocar en los festivales nos gusta la oportunidad que suponen de hacerlo delante de un público más amplio que en una sala de conciertos.

¿Qué os ha dado toda esta experiencia de éxito? ¿Qué os diferencia de los comienzos?

Podríamos decir que el hecho de que la banda funcione nos ha dado la posibilidad de vivir de ello, cosa que apreciamos un montón. Básicamente la diferencia con los comienzos es que ahora vivimos de esto y eso implica que tienes que ser responsable con tu forma de ganarte la vida, si no, la llevas clara.

¿Qué esperáis del futuro como banda?

Sabemos que el mundo de la música es muy efímero, por lo tanto intentaremos llegar lo más lejos posible con la banda y luego ya se verá.

Sónar+D

La vanguardia de la creatividad tecnológica en Sónar+D

Público y profesionales acreditados podrán disfrutar de las actividades, que se suman a las 76 actuaciones de Sónar de Día.

No sólo de música se nutre el Sónar, que por algo es también Festival Internacional de New Media Art. Este año, el Sónar+D pondrá en marcha más de 60 actividades en el Palau de Congresos de Barcelona que mostrarán qué se está haciendo en la primera línea de vanguardia en lo referente a hibridar tecnología y arte. Algunos de los laboratorios creativos más innovadores del mercado abrirán sus puertas al visitante para que pueda conocer los productos que desarrollan, como el instrumento interactivo Polymetros, la pantalla Two Way View y su sensación de proximidad, o el controlador MIDI Bhoreal. También se podrá aprender a construir sintetizadores y amplificadores -previa inscripción- de mano de Dirty Electronics, o a generar sonidos 8-bit mediante el hardware libre Arduino con los daneses Ciid Labs.

En cuanto a instalaciones, por ejemplo, Matter, de Quayola -una escultura digital de grandes dimensiones que reinterpreta las texturas de ‘El Pensador’, de Rodin-; Skrillex Variations, de Robert Sakrowski -16 versiones de un tema de Skrillex proyectadas en una multipantalla-, y Labyrinthitis, de Jacob Kirkegaard -una reflexión sobre los sonidos que emite el cuerpo-. En los shows tendrán especial relevancia los dispositivos móviles y sus aplicaciones musicales: el beatboxer Beardyman actuará con la nueva Beardytron 5000 MK II, que ampliará los límites de su espectáculo; los belgas Herrmutt Lobby crearán música en directo con tablets y dispositivos diseñados por ellos mismos; y la Barcelona Laptop Orchestra mostrará las posibilidades de laptops y tablets en directo.

Entre las conferencias de Sónar+D destaca la presencia de Richie Hawtin, Skrillex y Luciano, presentando el proyecto social Bridges for Music para las comunidades desfavorecidas de Sudáfrica; o la de Dinos Chapman, reconocido artista plástico que compartirá con la audiencia una versión editada de los visuales de su nuevo show musical en vivo. Interesante también por su relevancia en el panorama actual, el foro de debate Rethink Music, organizado por la Berklee College of Music, en el que se intentará diseñar una hoja de ruta sobre el futuro de la música en todos sus ámbitos.

Además, Sónar+D presenta la 3ª edición del Music Hack Day, una competición de hackers en la que 23 empresas de todo el mundo prestarán sus tecnologías para que los 100 participantes inscritos desarrollen aplicaciones en un plazo máximo de 24h. Este año la actividad gira en torno a la neurociencia, y como novedad, el público de Sónar podrá asistir en directo al trabajo de los hackers participantes.

Nero UK Monegros Desert Festival

Monegros apunta a Nero y a muchos más en la lista

Falta conocer todavía el cabeza de cartel, pero nos dejarán con la intriga hasta mediados de junio

El cabeza de cartel del festival del desierto será anunciando el 17 de junio, pero no te preocupes, porque ya te contamos las últimas incorporaciones recién anunciadas. Son: Ayah Marar, Benny Page, Ben Sims, Dave Clarke, Delta Heavy, DJ Murphy, Dremen, Gaiser, Joker, Killsonik, Marcel Dettmann, Markantonio, Nero, Nicole Moudaber, Niskerone vs Fran The Breakstorm, Óscar Mulero, Sibot, Surgeon, The Louk, y Andrés Campo B2B Aitor Ronda. ¿Quién será el headliner? Por el momento, estos nombres se suman a otros que ya sabíamos, como The Bloody Beetroots, Vitalic, Public Enemy o Underworld. Además, Elrow presentando Rowshow, con Luciano, Marc Maya, Mario Biani, De La Swing, Óscar Aguilera, Raúl Mezcolanza y Toni Varga. Buena fiesta, ¿no?

SOS 2013

SOS 4.8: El viaje astral de M83 y la locura Justice

 La actuación de ambos grupos, lo más destacado de la jornada final del SOS 4.8

La jornada del sábado en el SOS promete acción. En las inmediaciones del recinto la gente va apareciendo por oleadas. Muchos de ellos están haciendo tiempo en el aparcamiento de un centro comercial cercano, al otro lado de un puente. Nadie quiere que el festival acabe, pero aún es muy temprano para lamentarse, quedan horas por delante de música en vivo y frenesí. Lori Meyers ha congregado a una gran cantidad de público frente al escenario Estrella de Levante. Los granadinos presentan Impronta, su último disco, con las colaboraciones inesperadas de Javiera Mena y Anni B. Sweet. Temas como Mi realidad o Emborracharme desatan a los numerosos fans de un grupo cada vez más seguido. Solapándose con el final de Lori Meyers, arranca el concierto de los mallorquines L.A. en el Escenario Jägermeister. Hay un cierto trasvase de público entre escenarios, pero también prudencia, en menos de una hora empieza M83, y todo el mundo quiere coger un buen sitio para el espectáculo, una de las intervenciones clave del cartel del festival.

Cuando los franceses hacen acto de presencia, se intuye que se va a vivir algo bueno. Con un juego de iluminación onírico y espacial, consiguen sugestionarnos a todos para que seamos vulnerables a sus composiciones que recuerdan a un sueño o a un viaje astral; uno tiene la sensación de levitar y sobrevolar el mundo de nocturnidad fantástica de Anthony Gonzalez en mitad de todos esos colores y estrellas simuladas. A medida que se suceden los temas del repertorio, se hace mayor la probabilidad de que el siguiente sea el que todo el mundo tiene en la cabeza, ese que va a hacer que todos los allí reunidos se dejen la garganta o se cansen los brazos de tanto levantarlos. Efectivamente, el momento tenía que llegar. Unos segundos de Midnight City son suficientes para que hasta el más despistado la identifique y se ponga a bailar. La verdad es que M83 tiene un gran directo a todos los niveles. Cuando terminan, queda la sensación de que el listón ha quedado muy alto, la platea está satisfecha y parece que la actuación se postula como el gran éxito de la noche del sábado. Pero Justice tiene algo que decir acerca de cómo hacer saltar todo por los aires.

El dúo francés no está dispuesto a permitir que alguien se quede quieto, eso queda patente en pocos minutos. El público de Justice parece tener ganas de hacer ejercicio, y si con M83 los brazos se cansaban, aquí directamente se corre el riesgo de sufrir calambres, tirones u otras lesiones producto de excesos físicos. No hay nadie que no salte o apunte con sus palmas al escenario, y ellos disfrutan. La gente también disfruta. Las luces bombardean a los asistentes; hay momentos en que incluso se hace necesario apartar la mirada. Mucha intensidad. La actuación va a más y de pronto no deja de aparecer gente que se sube a hombros de sus compañeros; alguien rueda descamisado sobre las cabezas de los demás, vuelan balones -y vasos de plástico-, entre la masa se distingue a alguien con una máscara de caballo. El ambiente es insuperable. Tras todo este derroche de vitalidad, un clímax y el final del show por todo lo alto. Gaspard Augé y Xavier de Rosnay se marchan por un lateral sin demasiadas ceremonias mientras son aclamados por una multitud a la que han llevado al punto de ignición.

Turno de Citizens! en el Escenario Jägermeister. Algunos acusan ya el cansancio aunque todavía no es muy tarde. La afluencia de público y la actitud se resienten ligeramente. Ni siquiera Reptile logra levantar el ánimo demasiado; tal vez M83 y Justice hayan pasado factura. Por ello, el inquietante Tom Burke decide pasar a la ofensiva: sólo hacen falta unos cuantos de sus bailes característicos para que la cosa mejore. Cuando llega True Romance la atmósfera es algo más calida y acogedora, pero en ningún momento se consigue el furor de los conciertos anteriores. Nada que objetar al grupo, que se ha encargado de ofrecer un buen espectáculo.

La última parada de esta noche para nosotros es en el escenario SOS Club by Ron Brugal, con The Warriors como artífices de una gran fiesta. El espacio destinado se ha quedado corto, son muchos quienes quieren terminar la noche al ritmo del electro y dubstep de Santi y Clara, una pareja de DJs que no por nada fueron elegidos Mejores Artistas del 2012 por votación popular en los premios de música electrónica VMA. Cuando la música se extingue, una sensación de nostalgia instantánea se apodera de muchos de nosotros. Es la señal que indica que falta un año para la próxima edición de un festival que nos ha hecho pasarlo francamente bien, y que ha sabido combinar un cartel fantástico con entradas a buen precio. Salimos del recinto de La Fica satisfechos, la temporada de festivales ha dado comienzo con buen pie. Larga vida al SOS.

>Para más fotos, encuéntranos en Facebook.

byTHEFESTthexx

SOS 4.8: La fiesta tiene nombre propio y es Crystal Fighters

Los accesos al SOS están desbordados de gente. En las colas, mucha impaciencia, dentro suena ya Kakkmaddafakka y Begun, y en no demasiado irrumpirán en el escenario nada más y nada menos que The xx. La aplicación para smartphones que ha creado el SOS es una auténtica guía de supervivencia dentro del recinto: mapa, artistas y horarios. Antes de entrar de lleno en la parte musical visitamos la Mustang Art Gallery, allí se encuentra el trabajo de Marcel·lí Antúnez, Carlota Juncosa, David Bestué, Juan José Rosado, Pioneros del SXXI, Venga Monjas, Víctor Jaenada y Black Tulip. Un recorrido a través de cabinas donde están expuestas o están siendo proyectadas las obras de los participantes.

Tras esto, nos preparamos para asistir al espectáculo melancólico y desgarrador de The xx, que presentan Coexist. La recepción del público es desigual; de una parte encontramos a los fans que cantan todo y entran en éxtasis con temas como Try o Angels, y por otra a los que necesitan algo más explosivo para continuar la fiesta. El espectáculo de luces deja un par de equis frente al escenario. Jamie, que luego actuará en solitario, se encarga de que la gente se mueva, dentro de lo que permite el género. Pese a no ser un show para perder el control, el pop intimista del grupo aporta un punto distinto al festival que se agradece.

Concierto de The xx. 

Concierto de The xx

De ahí a Bloc Party, una de las bandas más esperadas. La presencia de Kele Okereke y los suyos ha generado grandes expectativas entre el público. El repertorio resulta algo ecléctico, con canciones de Four, su cuarto disco, pero también de Silent Alarm, su debut, generando estas últimas momentos de gloria en un concierto que por otro lado, no termina de fluir. Kele pasa de abrazar su guitarra, a soltarla para animar al personal. Si bien fue algo irregular, las guitarras de Bloc Party rugieron para reclamar su territorio en una noche muy electrónica.

La siguiente cita es con John Talabot, en una parte del recinto más oscura, atravesada por los haces de luz que se proyectan desde un escenario en el que el catalán trabaja para que la gente lo pase bien. Alguien a mi lado exclama que le encanta este sonido de Miami en los ochenta. Otros sencillamente levantan sus vasos de cerveza y se agitan eufóricos. Los asistentes se convierten en apariciones fugaces, visibles sólo cuando un rayo o un destello recorta su silueta contra la oscuridad. En estos momentos en que las caras de alegría quedan congeladas en tus retinas es cuando te das cuenta de la felicidad que hay a tu alrededor.

A las dos y media de la madrugada viene el hit de la noche. Crystal Fighters arranca con un Sebastian Pringle de camisa brillante y aspecto de profeta sesentero. Encadenan Solar System, Champion Sound y Follow, y la locura se desata. La suerte está echada. Ese hombre, como dice una amiga, es una rave en sí mismo. Se contorsiona sumergido en el clamor de la txalaparta, su melena de Jesús de Nazaret en Jesucristo Superstar serpentea en el aire al ritmo de sus bailes chamánicos. Habla de amor y se comunica todo el tiempo con el público, que está encantado y se ha contagiado del mensaje del grupo. Queda claro que los festivales y directos en general son un hábitat en el que los integrantes de Crystal Fighters se sienten especialmente cómodos. Wave y Separator, dos temas del nuevo álbum, son coreados al máximo, como si fuesen ya viejos conocidos. Buena señal para la banda. El final es una última explosión en un concierto que no decae en ningún momento, todo lo contrario. Cuando tras Home y Plague llega I love London, la gente baila hasta bastante tiempo después de que el grupo haya acabado y se haya marchado del escenario. Nadie quiere que el sabor que ha dejado los ingleses desaparezca.

Crystal Fighters

A partir de las cuatro de la madrugada, Modeselektor y Elyella se reparten a la facción del público que queda, todavía muy numerosa e incombustible. En el Escenario Jägermeister, los segundos hacen estragos. Tan pronto suena por allá algo de los sudafricanos Die Antwoord como de Nirvana como de Mumford & Sons. Nada está fuera de su alcance. Sólo se ven brazos en el aire.

Son más de las seis y ya hay bastante gente abandonando el festival. De camino a la salida compruebo como en el escenario SOS Club by Ron Brugal, Gomad! & Monster lo están dado todo por el dubstep. Decido parar porque el ambiente es inmejorable. Pensaba acostarme ya, pero ya tendré tiempo para dormir. El SOS ha dado el pistoletazo de salida a la temporada de festivales y tengo la suerte de estar aquí. No puedo rechazar la invitación que supone ese bestiario electro y bizarro que hay sobre el escenario. Alguien moja a la gente con una botella de agua. Otros se tumban y abrazan en el césped. Otros se besan. Y mañana sigue.

>Para más fotos, encuéntranos en Facebook.

Todos los días sale el Sol: Entrevista a Uri Giné, de Bongo Botrako

Puedes descargar su último disco, Revoltosa, directamente desde su web

Uri Giné es la voz y alma máter de Bongo Botrako. De él nace la banda en una plaza -la plaza de la alegría- en su Tarragona natal. Con cinco años a sus espaldas, la música comprometida, alegre, festiva y crítica del grupo ha calado en un gran público. Todos los días sale el Sol es un mensaje necesario que ellos irradian en cada tema.

Es primavera y todo está agitado a nuestro alrededor, en todos los sentidos. Ambos factores -primavera y movimiento- están muy presentes en vuestra música. ¿Cómo se consigue hablar de lo que habláis y sin embargo, transmitir un mensaje cálido que te obliga a bailar y sonreír?

Supongo que manteniendo la esperanza. En este disco hablamos sin pelos en la lengua, más que nunca. Y no está el horno para menos. Se están violando derechos humanos en nuestra casa de forma sistemática e impune, y eso es muy grave. De algún modo tengo la sensación de que este disco refleja en buena parte los sentimientos que ahora se mezclan en la calle. Y entre ellos, creo que quizás el más importante es la esperanza. La esperanza de que podamos cambiar el mundo que nos rodea, la esperanza que es al fin y al cabo la fuerza que nos empuja a luchar. Revoltosa es un disco tremendamente esperanzador. Si yo no tuviera esperanza, no habría escrito estas canciones.

‘Mi casa es todo el mundo entero’. Y es cierto. Bongo Botrako ha traspasado las fronteras de la Península y ha llegado a Francia, Bélgica, Holanda, Alemania e incluso Japón. ¿Cómo se recibe vuestro trabajo en países con contextos tan distintos? ¿Qué creéis que es lo que más les gusta de vuestra banda?

Cruzar las fronteras para mí siempre ha significado, sobre todo, aprender. Y la primera cosa que he aprendido en estas idas y vueltas es que la lengua no es ningún obstáculo, que somos mucho más parecidos de lo que nos creemos. Está claro que en cada lugar la gente tiene una forma distinta de expresarse -más reservada, más extrovertida…- pero el mensaje llega, las melodías llegan, la conexión se crea intensamente sea cual sea el país en el que nos encontramos. Y en eso no hemos encontrado demasiadas diferencias.

En marzo cumplisteis cinco años. ¿Da vértigo? ¿Qué sentíais mientras soplabais las velas? ¿Algún deseo?

Se han pasado volando, y a su vez han sido tan intensos que mis recuerdos están repletos de historias vividas con Bongo. Ojalá haya cinco más. O cincuenta. La música es mi vida y ya no me imagino fuera de esto. La clave es no dejar de trabajar y trabajar y trabajar. Porque si te llega un golpe de suerte habiendo trabajado, lo puedes aprovechar. Pero si te quedas sentado esperando ese golpe de suerte, o no te llega, o cuando te llega tan rápido subes como te estrellas contra el suelo. Todo tiende a hacerse efímero en estos tiempos que corren, y tengo la sensación de que la gente se olvida más rápido de las cosas que antes, todo es fugaz. Así que no te puedes dormir, hay que estar ahí cada día sudando la camiseta. Simplemente espero que nunca pierda estas ganas imparables de cantar y contar lo que vivo.

El videoclip de Revoltosa es sensacional. Tras verlo, uno no sabe si sentir rabia, alegría, esperanza, o todo a la vez. ¿Cómo surgió la idea?

El director, Humbert Aparicio, nos propuso la idea. Le habíamos contado que queríamos algo provocador, que sorprendiera, y sobre todo, que provocara la reflexión sobre todos estos temas. Y en mi opinión dio en el clavo. Si hubiéramos reproducido imágenes de represión, no hubiera tenido ningún impacto, estamos ya inmunizados a ellas. Sin embargo, el hecho de darle la vuelta y plantearlo desde esa óptica de cinismo y sátira es lo que impacta y lo que provoca esa reflexión acerca del tema central, que es la brutal represión que se ejerce contra todo aquél que expresa una opinión distinta a la del régimen, aunque lo haga de forma pacífica. El vídeo ha dado mucho que hablar y han sido muchos los medios que se han hecho eco de ello, así que estamos satisfechos con el resultado.

Revoltosa se puede descargar directamente desde vuestra página de forma gratuita. Tan sencillo como entrar a la pestaña ‘multimedia’ y pinchar en el enlace. ¿Qué les diríais a los que se resisten a estas vías de difusión? ¿Ha afectado a vuestras ventas positivamente o negativamente? ¿Y a la presencia de público en vuestros conciertos?

Creo que tratar de resistirse a eso es negar la realidad, y eso es lo que ha hecho durante mucho tiempo la industria. Internet nos ha abierto muchas puertas; hay quien nos escucha en países en los que aún no hemos ido a tocar ni tenemos distribución física del disco, como por ejemplo en Latinoamérica. Y esto es brutal. Por otro lado no significa eso que a los músicos nos salgan gratis los discos ni que nos sobren los duros, sobretodo en estos tiempos… Así que creemos que es importante que el público sea consciente del esfuerzo que supone para una banda hoy en día sacar un disco que poca gente va a comprar. Tratamos de verlo como una apuesta, una inversión. No sé cómo habrá afectado a las ventas, pero teniendo en cuenta la bajada de baremos globales, está yendo bastante bien. Y los conciertos están yendo genial, la gente está viniendo y además la mayoría conocen y nos piden los nuevos temas, y eso se agradece mucho. Si no fuera por nuestro público, esto no seguiría adelante. Quizás suena a tópico, pero es la realidad.

Gracias Uri. ¡Suerte! ¡Y punk parranda!

¡Gracias a vosotros!