Dorian

COMIENZA EL SUPERNOVA INDIE WEEKEND

La plaza de toros León Arena acoge entre hoy y mañana el Supernova Indie Weekend, que contará con las actuaciones de Dorian, Lori Meyers, Maryland, Varry Brava, Eladio y los Seres Queridos, Miss Caffeina y los leoneses Rob DeLion.

Sumándose a un fenómeno que está proliferando en otros festivales, el cartel está compuesto íntegramente por bandas españolas, entre las que destacan Dorian y Lori Meyers, que encabezan respectivamente cada una de las dos jornadas del fin de semana.

Además, se incluyen otros nombres que empiezan a hacerse un hueco en las programaciones estivales, como Varry Brava o Miss Caffeina, y apuestas del festival como Maryland, Eladio y los Seres Queridos y los locales Rob DeLion.

 

Esta es la división por días:

Viernes 28 de febrero

  • Robdelion
  • Maryland
  • Varry Brava
  • Dorian
  • Daniless DJ

Sábado 1 de marzo

  • Eladio y los seres queridos
  • Miss Caffeina
  • Lori Meyers
  • Cheese&Bacon DJs
Despacio

SÓNAR PRESENTA “DESPACIO”

Sónar 2014 presenta DESPACIO, una nueva experiencia de club con James Murphy, 2manydjs y el soporte tecnológico de McIntosh.

 

DESPACIO powered by McIntosh presentará en Sónar un soundsystem exclusivo ideado por el líder de LCD Soundsystem, James Murphy, y el ingeniero de sonido neoyorkino John Klett, de Tech Mecca.

Se trata de una experiencia inédita pensada para preservar y celebrar la forma de escuchar música en los clubs. DESPACIO desplaza el foco del escenario hacia la pista, para que los protagonistas sean el público y la inmersión auditiva.

El soundsystem consiste en un equipo de siete torres de altavoces y amplificadores de 3 metros de altura dispuestos en círculo, permitiendo de esta manera una inmersión auditiva total. James, David y Stephen situarán su set en un rincón oscuro, en segundo plano, para sus 3 sesiones de 6 horas (de 15.30h a 21.30h cada día) en Sónar de Día. Debido a la capacidad limitada del espacio, el acceso estará controlado por orden de llegada hasta completar aforo.

Para llevar a cabo la ambiciosa visión de James Murphy y John Klett, solo una compañía con los niveles de calidad de McIntosh podía participar como socio tecnológico. Las especificaciones técnicas de DESPACIO están diseñadas con gran meticulosidad para conseguir el mejor sonido posible y su presentación se basa principalmente en los 50.000 vatios de potencia McIntosh del sistema.

El dispositivo tecnológico de alto nivel de la compañía americana es el equipo perfecto para reproducir la selección musical de James Murphy y los hermanos Dewaele, reconocidos melómanos con un conocimiento enciclopédico de la historia de la música de los últimos 60 años.

Blondie

EL AZKENA ROCK SE DESTAPA CON BLONDIE Y VIOLENT FEMMES

Blondie, Violent Femmes, Wolfmother y Joe Bonamassa son los primeros nombres confirmados del Azkena Rock Festival, que tendrá lugar en Vitoria el 20 y 21 de junio. La veterana banda liderada por Debbie Harry visitará Mendizabala dentro de su gira 40 aniversario, y Violent Femmes regresan al ARF diez años después de su anterior visita.

Además, el ARF contará con la visita de artistas como el guitarrista de blues Joe Bonamassa; Unida, proyecto comandado por John Garcia; el bluesman Seasick Steve; los alemanes Kadavar y los suecos Bombus; Wolfmother, que presentarán material nuevo; los estadounidenses Royal Thunder; los británicos Turbowolf y los euskaldunes Niña Coyote eta Chica Tornado y 13 Left To Die, finalistas del pasado Concurso Villa de Bilbao.

edp3508-001-MF

MASSIVE ATTACK Y KAISER CHIEFS, ESTRELLAS DEL LOW FESTIVAL

El Low Festival, que se celebrará en Benidorm del 25 al 27 de julio, ha confirmado a Massive Attack como nuevo cabeza de cartel internacional. Tras pasar por el Sónar, el dúo presentará su nuevo show, que promete un paso más en su particular exploración audiovisual de la propaganda política y la influencia tecnológica. De este modo, el Low sigue apostando por la escena trip-hop de Bristol, tras la presencia de Portishead en su edición de 2013. Kaiser Chiefs es el otro grupo destacado de la nueva tanda de confirmaciones.

Tras la aclamada presentación de la serie de innovadores y extraordinarios shows diseñados por Robert Del Naja y el cineasta Adam Curtis en Manchester, Duisberg y Nueva York, Massive Attack han puesto rumbo a España. Sonar y Low serán las dos paradas previstas. Para este nuevo espectáculo, Del Naja volverá a co-diseñar la puesta en escena, donde confluirán arte, música y política.

En cuanto a Kaiser Chiefs, presentarán “Education, Education, Education and War”, su quinto trabajo discográfico, y también el primero que los de Leeds, apuesta segura en cualquier festival al aire libre, graban con su nuevo batería, Vijay Mistry. Se editará el 31 de marzo, y ha sido producido por Ben H. Allen III.

Holy Ghost!, Yuck, Palma Violets, We Have Band y Wee Andie and The Midnight Sound son los otros nombres anunciados, que se suman a los ya conocidos: Editors, The Hives, Vetusta Morla, The Magician, Blood Red Shoes, Los Campesinos!, Radio Birdman, Izal, Vetusta Morla, Sidonie, Pony Bravo, Refree y Triángulo de Amor Bizarro, entre otros.

Loquillo

EL WEEKEND BEACH FESTIVAL ANUNCIA NUEVAS INCORPORACIONES

Loquillo, El Puchero, Muchachito y sus Compadres, Boikot, Andrea Oliva, Dirtyphonics, Fatima Hajji, Felix Da Housecat, Gonçalo, Mauro Picotto, Paul Ritch y Pendulum DJ Set & Verse son las nuevas confirmaciones del Weekend Beach Festival, que se celebra los días 4 y 5 de julio. Además, la organización pone en marcha un Concurso Nacional de Nuevos Valores, cuya final se celebrará en uno de los escenarios del festival.

Una nueva tanda de artistas nacionales e internacionales se confirman en el WEEKEND BEACH FESTIVAL TORRE DEL MAR. En este nuevo avance se une al cartel el rockero con más solera de nuestro país, que próximamente editará un disco en vivo. LOQUILLO será cabeza de cartel junto a EL PUCHERO, la vuelta de MUCHACHITO y sus COMPADRES, los reivindicativos BOIKOT, los franceses DYRTIPHONICS (curtidos en el heavy bass music, drum n’ bass, dubstep y electro rock), el Dj y productor estadounidense FELIX DA HOUSECAT (house, electroclash), el DJ suizo ANDREA OLIVA, la techno star con ascendencia árabe FATIMA HAJJI o los australianos PENDULUM, que actuarán junto a MC VERSE.

Son nombres que se suman a los ya anunciados: ROSENDO, MAGO DE OZ, JOHN DIGWEED, SFDK, FYAHBWOY, LA PEGATINA, LOVE OF LESBIAN, FUEL FANDANGO, CANTECA DE MACAO, UMEK, TRASHTUCADA, GOMAD & MONSTER, LA MUSIQUE D´ORDINATEUR, , ESKORZO, 84, LA M.O.D.A, LOS ZIGARROS y MIGUEL CAAMAÑO (RNE3).

La organización ha ideado una oferta especial llamada “Vamos de festivales” que consiste en el abono oferta de compra de otro festival, el Dreambeach Villaricos. El público asistente a ambos puede ahorrarse una cantidad a tener en cuenta. También se organizan viajes desde varios puntos de España mediante las empresas Descapada.com y Amovens y a los que no quieran o no puedan llevarse la tienda de campaña a cuestas, la empresa Glamping les ofrece servicio de alquiler en la zona de acampada del festival.

 

Una de las novedades incorporadas a esta primera edición es la puesta en marcha del Concurso Nacional de Nuevos Valores Weekend Beach abierta a todos los estilos y basada en dos categorías: bandas y djs. La organización premia con una actuación en el festival. Las bases las puedes consultar en el facebook oficial del WBFT.

Las entradas ya se encuentran a la venta al precio de 25 € Abono 2 días y a 35 € Abono 2 días con acampada. A la venta en www.weekendbeach.es, www.elcorteingles.es y www.ticketmaster.es

Foto Russian Red

RUSSIAN RED: “CRECER ES INEVITABLE”

RUSSIAN RED:

“He tenido que irme de España para darme cuenta de un montón de hábitos que antes consideraba normales y no lo son”.

La cantante participa en el BCN! Live, que se celebra hoy

Russian Red es, junto con The Hives, Klaxons y The Sounds, uno de los principales atractivos de la primera edición del festival BCN Live!, que se celebra hoy, 26 de febrero, en el Teatre Principal de Barcelona. Se trata de un evento exclusivo para no más de mil quinientas personas, en el espacio recién remodelado. Las puertas se abrirán al público a las 19.30 h., y las actuaciones se prolongarán hasta las tres de la madrugada.
 Presentado por
Sony, el festival está vinculado con el Mobile World Congress. Los DJ Sets de Groove Armada y bRUNA destacan también en el programa.

El grupo liderado por Lourdes Hernández presentará en directo “Agent Cooper”, su tercer disco, grabado con el productor americano Joe Chiccarelli (The Strokes) y de vocación más eléctrica, destinado a convertirla definitivamente en una estrella de alcance global.

Te has mudado a Los Ángeles, como Bunbury. Él comentó que era para tomar distancias con España. ¿Y tú?

Independientemente de tu lugar de origen, creo que es interesante hacer el viaje de tu vida, cambiar de residencia, tomar distancia, cierta perspectiva y cuestionarte los hábitos y tu concepto del hogar. En ese sentido, secundo las palabras de Bunbury.

¿De qué manera ha influido en el disco?

El lugar siempre influye, es determinante. El disco sería diferente en cualquier otro sitio, de otra manera y en otro momento, aunque ya habíamos empezado a trabajar las maquetas antes de llegar a Los Ángeles. Pero ha sido fundamental para la energía y la manera en que defiendo este disco.

El productor es Joe Chiccareli. ¿Cómo lo escogiste?

Fue una sugerencia. Yo estaba tanteando otros productores con los que me apetecía trabajar y justo en ese momento me hablaron de Joe. Empecé a informarme de su trayectoria y me gustó mucho, así que empezamos a hablar.

Ha trabajado con The Strokes, pero también con bastantes mujeres: Tori Amos, Alanis Morisette, Etta James, Pat Benatar, Rickie Lee Jones, Ely Guerra… ¿Tuvo que ver en la elección?

La verdad es que no. Me fijé mucho más en las bandas. No noté que hubiera tantas mujeres. Sé que grabó con Alanis y con otra chica, creo que australiana, pero son las únicas que sabía. Me fijé más en su vertiente eléctrica.

 

Él es más ingeniero que productor. ¿Era lo que buscabas?

Supongo que sí, porque las canciones estaban bastante cerradas. Un productor suele tener más opinión sobre la estructuras y la parte artística, pero no era exactamente lo que buscaba. Y aunque no fue una decisión a conciencia en ese sentido, supongo que fue mejor a la larga.

¿Qué referentes tenías en mente antes de empezar a trabajar?

Toda la música que nos gusta y que nos inspira está en el subconsciente. No he buscado referencias claras de manera activa a la hora de grabar, pero después de ensayar durante un montón de tiempo, de grabar, de dejar macerar las canciones y de recuperarlas después para grabar el disco, pasan por momentos muy variados y por manos nuevas, como las de Brian Hunt y Juandi Gosález, los músicos de la banda, que también aportan sus propias referencias, y se abre un universo infinito.

Parece como si en cada disco quisieras hacer algo distinto. ¿Es así?

En cada disco estás en un periodo distinto de tu vida, y eso es fundamental. Es inevitable crecer y dejar salir parte de ti que a lo mejor había estado retenida. Para mí, este disco es la máxima expresión de eso por ser el último, evidentemente, pero también porque entiendo la electricidad que contiene como la liberación de cierto ruido que tenía dentro y no me dejaba ser del todo yo misma.

Has titulado el disco “Agent Cooper”, en homenaje a uno de los protagonistas de la serie “Twin Peaks”, y hace poco apareciste en la película “Presentimientos” (Santiago Tabernero, 2013) interpretando a una cantante que recordaba a Julee Cruise. ¿Son casuales las dos referencias a David Lynch?

Lo curioso es que la película se rodó mucho antes de que supiera que iba a llamar así el disco. Es pura casualidad, ¿pero hasta qué punto existen las casualidades? Es el subconsciente, que nos hace atar un montón de cabos y conectar las cosas, y generar una sinergia que es bella y da sentido a las cosas.

Todos los títulos hacen referencia a alguna persona, y eso ha provocado muchas conjeturas. Por ejemplo: ¿Es “Tim B” el director de cine Tim Burton?

Ya me lo han dicho, pero no es él, sino una persona anónima. No todas las canciones hablan de personas reales, y ni siquiera he hablado o los he conocido a todos, porque hay amores de muy diferente naturaleza en el disco. Incluso en las canciones que se quedaron fuera, entre las que había una que le dediqué a mi padre. La cara B de “Casper”, el primer single, tiene también una historia graciosa. Se titula “Philippe” y trata sobre un chico que conocí en un parque de París, con quien no hablé, pero paseamos juntos y fue una inspiración total. Así son las musas y la búsqueda del amor, lo que te motiva y te empuja a hacer cosas. Hay relaciones y tipos de amor muy distintos en el disco, no todos son románticos, para nada.

Como Bebe o Najwa, cada vez que apareces en los medios polarizas la opinión. ¿Crees que tiene que ver con el hecho de que sois mujeres?

Total y absolutamente. He tenido que irme de España para darme cuenta de un montón de hábitos que antes consideraba normales y no lo son, como esta situación que se produce con las mujeres que hacemos cosas y hasta qué punto se permiten determinadas licencias con nosotras a la hora de concedernos libertades para hacer nuestro trabajo, ser honestas y hacerlo como queremos. Y de cómo eso puede generar una cantidad de detractores excesiva.

Has actuado en muchos festivales, tanto en España como en el extranjero. ¿Encuentras diferencias entre unos y otros?

En España hay un montón y están todos muy bien, la verdad. Me gusta cómo está montado aquí, aunque al final las dinámicas son un poco las mismas, dentro y fuera. Creo que España es uno de los países con más festivales de música, y mientras sea una situación sostenible y la música fluya, me parece bien.

¿Cómo valoras las experiencias internacionales?

En general, hay algo muy emocionante en participar en festivales fuera de España, como el hecho de compartir cartel y espacio con gente a la que admiras. El último en el que tocamos fue el Lollapalooza de Chile y me acuerdo que actuaban The Hives y nos gustó mucho el concierto.

¿Cambias el repertorio en función del país?

Pues sí. Y con este LP lo haremos más, porque vamos a ir de gira por sitios nuevos en los que este disco es la tarjeta de presentación, mientras que en España hay público que me sigue desde el principio y puedo tocar canciones de todos los álbumes. Hay que compartir con ellos lo que quieren escuchar.

Paul Weller

PAUL WELLER Y LILY ALLEN: DOS MÁS PARA EL FIB

El eterno Paul Weller y la mordaz Lily Allen se suman al cartel del 20 aniversario del FIB, junto a los artistas ya confirmados: Kasabian, Jake Bugg, Chase & Status, Ellie Goulding, Tinie Tempah, M.I.A., Katy B, Tame Impala, Manic Street Preachers, James, Klaxons, Courteeners, Sub Focus, Of Montreal, The Charlatans, The 1975, Kodaline, Telegram y The Presidents of the USA.

Pocos músicos pueden presumir de haber publicado más de treinta álbumes de estudio sin tacha, algunos de ellos excelsos, bien en solitario, bien con dos influyentes bandas: The Jam y The Style Council. 35 años separan ‘In The City’ (1977), debut de The Jam, y ‘Sonik Kicks’ (2012) su último trabajo de Paul Weller en solitario hasta la fecha.

Paul Weller vivió con urgencia los años de la efervescencia punk, dentro de la que supo acomodar a uno de los power-trío más vigorosos y contundentes de la historia: The Jam. Con Bruce y Rick publicó seis álbumes históricos entre 1977 y 1982, año de publicación de su epílogo ‘The Gift’.

Poco después formó junto a Mick Talbot – otro mod recalcitrante y exteclista de The Merton Parkas – The Style Council. La urgencia punk se convirtió definitivamente en clase y sofisticación soul. Entre sus muchos logros, un debut impresionante: ‘Café Bleu’ (1984).

A partir de 1992, año de publicación de homónimo primer trabajo, no ha dejado de publicar excelentes álbumes bajo su propio nombre., entre ellos ‘Wild Wood’ (1993), ’22 Dreams’ (2008) o el propio ‘Sonik Kicks’ (2012).

En cuanto a Lily Allen, después de un parón discográfico de casi cinco años, está a punto de publicar su tercer álbum, ‘Sheezus’ (2014) del que ya nos ha adelantado ‘Air Balloon’, uno de sus habituales pildorazos pop debidamente aderezados por ritmos bailables y rebosante de optimismo.

En esos casi cinco años, la compositora, cantante y actriz británica no ha estado parada, centrándose en la composición de las canciones de su nuevo trabajo y dedicándole tiempo a In the Name Of, su propio sello discográfico. ‘Air Balloon’ augura para ‘Sheezus’ un éxito similar al de sus anteriores álbumes: ‘Alright, Still’ (2006) y ‘It’s Not Me, It’s You’ (2009).

Amaral 2

AMARAL COMPLETAN EL SAN SAN FESTIVAL

El nuevo festival de primavera, que celebrará su primera edición en Semana Santa (del 17 al 19 de abril), en los terreros aledaños del Wonderwall Gandía Resort, cierra así un cartel netamente español, en el que también destacan Lori Meyers, Love of Lesbian, Cyan, Iván Ferreiro, Izal, Julio de la Rosa, La Habitación Roja, Miss Caffeina, Second y Xoel López.

Amaral serán, sin duda, unos de los grandes protagonistas de 2014, ya que también estarán en el Sonorama o en el FIV de Vilalba. El dúo zaragozano, al que hace solo unos años nadie hubiera englobado en la escena indie, ha logrado hacerse un hueco en un panorama cada vez más abierto a sonidos de alcance masivo.

Su presencia en festivales resulta paradójica, ya que su último álbum, “Hacia lo salvaje”, data de 2011, y aunque estaba previsto que el año pasado hubiera novedades discogrdel San San Festival oticias sobre sus uevas canciones.vedades discog escena indie, ha logrado hacerse un hueco entre otros grupáficas por su parte, de momento no hay noticias sobre sus próximas canciones.

Alberto Montero

EL BIS FESTIVAL CIERRA CARTEL

Alberto Montero y Albufera en la matinal del BIS (que a partir de esta edición pasa a llamarse De Quintos al BIS), junto a la sesión de Las Ruinas djs, y Magma MaloneDa SouzaGúdarBurrito PanzaEl Último Vecino y Salvaje Montoya por la noche, junto a la sesión entre grupo y grupo de Ultra-Local Records dj, acaban de conformar el cartel definitivo del BIS Festival en su tercera edición el próximo 15 de marzo. El Mercado Discográfico del BIS se celebrará una vez más en el Auditorio de l’Espai Jove Les Basses de Barcelona. Antes, pero, tendremos dos fiestas de presentación: la primera, ya celebrada con éxito de asistencia, en el Centro Cultural Albareda este viernes 21 de febrero con un concierto de El Ultimo Vecino. La segunda, el viernes 7 de marzo, dentro de la sesión mensual de Generador Indie en el Hostel Generator de Barcelona con el concierto de Coach Station Reunion y las sesiones de La Fonoteca Barcelona djs y Pin&Pon djs. Y en esta edición estrenamos fiesta post-BIS, la misma noche del sábado 15 en La [2] de Apolo los que hayan comprado la entrada en el BIS tendrán entrada gratuita al Nitsa para asistir a la sesión de Mether&Zacker y Nacho Ruiz en la[2].

El Barcelona Independent Sessions surgió para defender algo que podría parecer obvio, pero  es necesario recordar: comprar música genera música, ir a conciertos genera música.  Por sólo 10 euros al año se consigue la entrada gratuita a las dos ediciones anuales del BIS 2014, además de un montón de ventajas como descuentos en tiendas de discos, en algunos conciertos de las discográficas BIS, etc. En breve habrá más información detallada de todas las posibilidades del carnet BIS en www.bisfestival.com/socis

Lori-Meyers-1

PRODUCTO INTERIOR BRUTO

CABEZAS DE CARTEL ESPAÑOLES: UNA OPCIÓN EN AUGE

 

El ritual se repite año tras año: El público espera ansioso las primeras confirmaciones para saber qué estrellas internacionales visitarán los festivales españoles cada temporada. Desde que en nuestro país comenzaron a celebrarse eventos musicales al aire libre y de carácter masivo (hace más de dos décadas, pues el desaparecido Espárrago Rock granadino empezó a utilizar la fórmula antes de la llegada del FIB), el principal foco de atención son los artistas extranjeros, esos nombres que ocupan el mayor espacio en los carteles y suelen justificar la venta mayoritaria de abonos. No hay gran festival que se precie de serlo que no cuente con ellos: En 2014, Franz Ferdinand, The Black Keys y Phoenix en el Bilbao BBK Live; Arcade Fire, Pixies y The National en el Primavera Sound; Kasabian (de momento) en Benicàssim.

Otras propuestas de perfil medio han seguido el mismo camino, y ya no sorprende encontrarse a Damon Albarn en el SOS 4.8 (Murcia) o a Portishead en el Low de Benidorm. Los grupos internacionales obligan a aumentar los presupuestos, pero compensan la inversión porque arrastran a un público que en muchos casos no dispondrá de otra oportunidad para disfrutar de su directo. En tales circunstancias, los grupos españoles suelen formar parte del relleno del cartel, aunque las cosas han empezado a cambiar en los últimos tiempos.

Con Sonorama (Aranda de Duero, Burgos) y Contempopránea (Alburquerque, Badajoz) como pioneros indiscutibles, han empezado a surgir en nuestro país un buen número de festivales que fundamentan su atractivo únicamente en la presencia de grupos estatales. O que incluyen alguna banda internacional (ambos lo han hecho recientemente) que, en todo caso, nunca tendría categoría de cabeza de cartel en los grandes festivales (por donde, además, suelen haber pasado en ediciones anteriores). Esta fórmula, que permite ajustar mejor los presupuestos (aunque algunos cachés españoles se han puesto por las nubes), se ha revelado exitosa hasta el punto de propagarse por toda la geografía nacional.

Porque en el Arenal Sound de Burriana (que este año celebra su quinta edición) abundan los nombres internacionales de corte menor, pero son los de casa los que atraen a un público muy joven, con ganas de pasarlo bien y corear unos cuantos himnos en su idioma. Una situación inédita hace solo unos años, que es producto de la consolidación de un nuevo y controvertido star system español.

Se trata de una serie de grupos odiados por unos (que hablan de indie de marca blanca o fake indie) y defendidos por otros (que los ven como la única posibilidad de que nuevos públicos se interesen por el pop en castellano), que han logrado conectar con un sector importante de público y son capaces de congregar a varios miles de personas en cada concierto. Vetusta Morla, Love of Lesbian o Lori Meyers son los buques insignia de una corriente en la que también se puede englobar a Iván Ferreiro, Second, Supersubmarina, Izal, Cyan, Dorian, La Pegatina y mucho otros grupos que se han hecho un hueco importante en los gustos del público festivalero, fundamentalmente gracias al apoyo de medios como Mondo Sonoro o Radio 3 (ambos, no por casualidad, de acceso gratuito).

La constante presencia de algunos de estos nombres en los carteles de muchos festivales, así como la aparición de nuevas citas basadas en la misma filosofía sonora (una de las más recientes sería el San San Festival de Gandía) han propiciado que desde algunos sectores se diera la voz de alarma: Los carteles cada vez se parecen más, y a veces es difícil distinguir unos de otros (o el de un año con el inmediatamente anterior). Pero lo cierto es que el público no parece cansarse, y la prueba es que se trata de bandas que, además de copar la mayoría de festivales, protagonizan largas giras en invierno en las que de nuevo consiguen llenar los recintos cerrados. La gente, parece evidente, prefiere ver varias veces a un grupo que conoce antes que jugársela con otro del que aún no ha oído hablar. De ahí que los responsables de la reiteración de nombres sean tanto los programadores como el propio público, que por regla general demanda siempre lo mismo.

Así las cosas, a la hora de ofrecer alguna novedad, los festivales están empezando a echar mano de artistas de otros géneros o de carácter intergeneracional. Sonorama, por ejemplo, recurrió a Amaral en 2011. Entonces se entendió la jugada como una apuesta por un público más convencional, ajeno a la escena independiente, pero conviene no olvidar que muchos festivales cuentan con dinero público, y quienes pagan exigen también la presencia de algún artista con tirón mayoritario para justificar su inversión (de hecho, muchos festivales se han convertido en la alternativa moderna de las fiestas patronales). Lo curioso del caso es que el dúo zaragozano no solo triunfó, sino que vuelve este año y se ha convertido ya en presencia habitual en los festivales de verano. El mismo Sonorama anunció a Loquillo en 2013 y las crónicas lo coronaron como gran triunfador de la edición (por encima, incluso, de Belle & Sebastian), pese a que tampoco se ajustaba al perfil indie del evento.

Como todo el mundo sabe, ha sido el mismo festival el que este año ha roto la frontera generacional definitiva, al confirmar la presencia de Raphael como cabeza de cartel. Otra decisión polémica que ha generado un importante revuelo mediático, y que deja la puerta abierta a nuevas sorpresas en el futuro.

 

Eduardo Guillot

Habitacion Roja 1

ENTREVISTA CON LA HABITACIÓN ROJA

El grupo valenciano cumple veinte años y nada mejor para celebrarlo que su noveno disco, “La moneda en el aire”. Para grabarlo viajaron hasta Gales a los míticos estudios Rockfield (por allí han pasado Queen, Oasis, Suede, The Waterboys, Black Sabbath o Motörhead). Once canciones que basculan entre el hit instantáneo y la canción de largo recorrido, siempre con el pop marca de la casa como bandera. La alineación titular sigue siendo la misma: Pau Roca, Jose Marco, Marc Greenwood, Jordi Sapena y Jorge Martí, que es quien responde a nuestras preguntas.

La Habitación Roja ya tenéis confirmados varios festivales (San San, SOS, Low, Contempopranea, Santander Music…) ¿Os sentís cómodos actuando en festivales?

Disfrutamos mucho. Lo que no quiere decir que no nos guste, también, tocar en salas. Pero hacerlo en un festival con toda la gente entregada, ahora que tenemos una discografía amplia, es muy, muy, divertido. Hacer un conciertazo en un festival es un subidón de adrenalina.

Y como espectadores, ¿os interesan?
Sí, por supuesto. Nosotros venimos de los albores de los festivales en España. Como mucha gente de nuestra generación era algo que veíamos en el New Musical Express o en el Melody Maker, grupos que te gustaban, la gente, el barro, Glastonbury, Reading… y pensabas que ojalá hubiera algo así aquí. Pau y yo teníamos cintas de VHS con conciertos de festivales grabados de la MTV o de Canal +. Y siempre pensábamos lo que molaría tocar en un festival. Recuerdo, perfectamente, cuando se anunció que iba a hacerse el FIB en Benicàssim. Y de repente estabas allí viendo a los Charlatans, a Ride… Claro, ahora la gente lo ve como que hay mucha oferta, pero no siempre ha sido así.

¿Qué recuerdas de vuestro primer festival?
El primer festival en el que tocamos fue en el Urban High y el escenario era tan grande que no nos llegaban los cables de los amplis. Pagamos un poco la novatada.

¿Cuál es vuestro festival preferido?
El FIB, por supuesto, siempre me ha gustado mucho. De hecho, era nuestro favorito. Y digo era por la incertidumbre que hay con si se celebra este año o no. Valorábamos mucho que fuera cerca de casa. Sonorama, Low o Contempopránea, son muy divertidos y se toca muy a gusto. Y últimamente, como espectador, estoy yendo todos los años al Primavera Sound porque permite en unos pocos días ver un montón de grupos que me gustan y voy como si fuera un periodista, a ver cómo tocan, qué llevan, fijándome mucho.

Precisamente en el FIB del 2001 actuasteis en el escenario grande. ¿Crees que fue un punto de inflexión en vuestra carrera?
Fue algo de doble filo. Después de aquella actuación el grupo estuvo a punto de naufragar, porque fue una cosa como muy “tocha”, que sí, dimos la talla, pero sólo cumplimos. Estábamos abrumados. Todo el mundo nos decía que el concierto había estado de puta madre, pero no nos salió tan redondo como queríamos. Nos gusta salir siempre a arrasar. Somos muy exigentes. Fue importante, pero nos quedamos un poco a medias. Recuerdo la cara de Pau cuando bajamos del escenario, como diciendo: “Igual esto es demasiado grande para nosotros”. A mí aquello me sirvió de mucho, me di cuenta que había un circuito de festivales por toda Europa y los grupos que tocaban en el FIB llevaban 15 festivales ese año a sus espaldas, y eso se notaba. Había que ponerse las pilas y eso fue lo que hicimos. Dos años después, volvimos al FIB y ahí sí que dimos el concierto que teníamos que dar. De hecho, fue donde nos vio Marcos, del sello Mushroom Pillow, y nos ofreció un proyecto que seguimos compartiendo.

¿Hay algún festival en el que no hayáis tocado?

Creo que el Primavera Sound es el único en que no hemos tocado. Supongo que somos un grupo con mucha exposición y ya no somos de su target. Pau, Marc y Jordi sí que han tocado con otros grupos. En el SOS no habíamos tocado tampoco, pero nos han llamado este año.

Vuestro disco anterior, “Fue eléctrico”, cosechó diversos premios en España e, incluso, en el extranjero. ¿Ese éxito se tradujo en responsabilidad a la hora de abordar “La moneda en el aire”?

No, recibir todos esos reconocimientos fue algo liberador. La Habitación Roja es un grupo al que siempre se le ha exigido mucho desde fuera, teníamos que vender 50.000 copias, llenar en todas las salas, ser los nuevos Planetas… y no, nosotros somos otra historia. A pesar de que íbamos a más, siempre había una serie de aspiraciones que no acabábamos de cumplir, y te quedaba cierta sensación como de frustración. Entonces, esto de los premios y tal, sienta muy bien. Es una especie de reconocimiento a todo lo que has hecho y te libera en ese sentido. Nunca hemos hecho discos para ganar premios, pero si te los dan, pues de puta madre.

Repetís productor (Santi García), sello (Mushroom Pillow), las letras siguen marcadas por la realidad personal y social que vivís, apostáis de nuevo por un pop de cadencia romántica… ¿Se puede hablar de un disco continuista?
Eso siempre pasa. No conozco muchos grupos que, de repente, saquen un disco y sea totalmente distinto al anterior y cuente cosas diferentes. Sí que hay gente que lo hace, pero en general las bandas tienen un universo propio. The National, por ejemplo, que a mí me gustan desde “Alligator”, llevan 3 discos seguidos que son todos del mimo palo. REM siempre eran REM. Cuando llevas muchos discos, se te exigen cambios, pero hay un montón de bandas que siempre han hecho el mismo disco y a la crítica no se lo ha parecido. Yo quería que este fuera un disco muy distinto al anterior, pero lo hemos puesto en manos de Santi desde el principio y él reivindicaba determinadas cosas que decía que eran propias de La Habitación Roja. Cosas que tenían que estar, sí o sí, en el álbum.

¿Qué aporta Santi García a La Habitación Roja?
Nos parece que es el mejor de todos los productores con los que hemos trabajado hasta el momento. Él ha grabado con muchísima gente y de estilos radicalmente distintos y nos puede aportar mucho. Es alguien que está en contacto constante con la gente joven y a la vez con grupos veteranos. Tiene una visión muy amplia de la música.

¿Es “La moneda en el aire” un disco de singles?
Creo que tiene bastantes, aunque el anterior me parece que también los tenía. Hay hits potenciales y canciones de varias escuchas, como por ejemplo la que cierra el disco,“A dos metros bajo tierra”, que me parece muy bonita. Nosotros venimos del concepto viejo de álbum, con temas como “De cine”, que va a atraer a mucha gente al disco y les va a hacer escuchar el resto del álbum, pero también con otras que no son tan directas.

Precisamente “De cine” puede ser vuestro pasaporte a las pistas de baile. ¿Era esa vuestra intención?
Somos de Valencia, yo empecé a salir en los ochenta y en las discotecas ponían un montón de canciones de grupos que nos gustaban con versiones maxisingle que se podían bailar. The Cure o Simple Minds. Incluso, más tarde, The Stone Roses, con las remezclas que sacaban. Y, por supuesto, New Order. Son el grupo de pop bailable que más nos gusta. Sus canciones tocadas con una acústica son muy bonitas y cuando las pinchas para bailar son la bomba. O Electronic, el grupo que formó Bernard Sumner con Johnny Marr. Ese rollo a Pau y a mí siempre nos ha molado, de hecho él lo está haciendo ahora con Lost Tapes. Entonces es algo que tenía que llegar a La Habitación Roja. Dorian nos hicieron una remezcla de “Ayer”, del álbum anterior, y al preparar el disco pensamos que esta vez lo podíamos hacer nosotros. Yo tenía en mente a New Order, pero Santi nos sugirió la canción “My number” de Foals y nos dejamos guiar.

El pop siempre omnipresente, en todas sus variantes, en La Habitación Roja.

Sí, sí, claro. El pop siempre ha sido como la hermanita pobre, pero sin embargo es lo que más le gusta a la gente. A nosotros, por ejemplo, Teenage Fanclub cuando más nos gustan es cuando hacen una canción redonda, con esos estribillos tan bonitos que tienen. Venimos de esa escuela. Cuando Michael Stipe canta en directo lo de “If you believed” de “Man of the moon” y la gente se viene arriba, me flipa. Siempre hemos querido escribir las canciones que hacemos.

La actual situación socioeconómica e incluso la tuya personal (su mujer padece una enfermedad crónica) marcan las letras de un disco que, a pesar de todo, resulta vitalista.
El disco tiene un punto bastante vitalista que no es que sea inédito en el grupo, pero es más evidente que otras veces y eso en directo se va a notar mucho. Ahora es más necesario que nunca. Valoro mucho que a la gente le dé buen rollo La Habitación Roja. Aunque algunas canciones sean un bajón, pero me parece genial eso de hacer música muy alegre con letras muy tristes o al revés, ese contraste. Y siempre he querido que hubiera gente que sintiera con La Habitación Roja lo mismo que yo sentía cuando escuchaba a The Smiths o The Cure. Para mí eran como un consultorio sentimental. De adolescente me pasaba tardes en mi cuarto escuchando esos discos y flagelándome por amor o por lo que fuera.

Desde vuestro primer trabajo, las letras han estado salpicadas de referencias al cine o la literatura y “La moneda en el aire” no es una excepción.
Todo lo que vives y lo que te pasa va dejando un poso, necesitas sacártelo de encima y escribes canciones. Pero, a veces, la idea viene de una escena de una película, de algún libro que lees y se te enciende un clic, o de una serie. A mí me gustó mucho “A dos metros bajo tierra”, sobre todo esa idea de, una vez muerto, seguir viendo la realidad desde fuera. Es algo que Serrat hizo en “Si la muerte pisa mi huerto”, que habla de eso, de cómo serán las cosas cuando uno se vaya. Un poco como películas tipo “El sexto sentido”, o hasta “Ghost”, esa idea. Que te mueres, pero no te mueres, porque hemos hecho tantas canciones, que eso quedará ahí para siempre.

También en este disco volvéis a posicionaros políticamente. ¿No teméis que os acabe pasando factura?
En la medida de nuestras posibilidades, nos hemos mojado y hemos dicho lo que pensamos. Hay gente que se enfada porque nos posicionamos políticamente, pero es que antes que músicos somos ciudadanos. Me parece una forma de llamar la atención sobre algo que es importante, pero sobre todo es intentar transformar una situación de mierda en algo bueno, como es una canción que pueda emocionar a la gente.

Con “Fue eléctrico” se acababa vuestro contrato con el sello Mushroom Pillow. ¿Barajasteis otras opciones para editar “La moneda en el aire”?
Acabamos contrato y Marcos, de Mushroom Pillow, nos dijo que le gustaría seguir, pero teníamos dudas porque habíamos tenido las típicas rencillas que surgen cuando se lleva tiempo juntos. Además nos tanteó alguna gente, tuvimos ofertas, nos planteamos cosas como autoeditarnos o hacer un crowdfunding. Vimos todas las posibilidades. Mushroom Pillow nos hizo una oferta, pero se quedaba corta porque nosotros queríamos hacer un disco bastante ambicioso. Decidimos seguir adelante con la grabación sin saber lo que pasaría luego con el disco. Por suerte habíamos hecho bastantes festivales y teníamos algo ahorrado. Además, yo disponía de cierto dinero por la venta de mi casa en Noruega, que debía destinar a la hipoteca de la nueva, pero con eso completamos el presupuesto. Al final, Marcos oyó el disco, le gustó mucho y nos presentó un proyecto muy interesante, cubrían el gasto total del disco, nos daban presupuesto para tres vídeos y dijimos que sí.

¿Os obsesiona acceder a esa primera división del indie que linda con el mainstream en la que militan grupos como Love of Lesbian, Vetusta Morla, Sidonie o Lori Meyers?
No. Somos un grupo que entra un poco y coge público de ahí, pero nos han sacado también en el Rockdelux. Nosotros hemos seguido nuestra línea, sin hacer ninguna concesión y no hemos ido detrás de las modas. Estos grupos han hecho una serie de cosas que nosotros no haríamos, como cambiar de idioma, disfrazarse, movidas de marketing… La Habitación Roja nos hemos convertido en un grupo clásico que era algo a lo que aspirábamos. Yo creo que lo que les ha pasado, por ejemplo, a Love of Lesbian no se le imaginaban ni ellos. Pero si es que conozco a madres de amigas mías que les gusta y además me dicen que Santi Balmes es muy guapo. Él me dice que soy un cabrón cuando se lo cuento, pero es que eso es triunfar.

20 años y 9 discos, ¿qué balance haces de la carrera de La Habitación Roja?
El mérito de este disco, o uno de ellos, es que es el noveno que grabamos. Es muy satisfactorio ver que hemos llegado a este punto y en muy buena forma. Siempre he sido muy ambicioso y obstinado con el grupo y con sacar discos, hacer giras y vivir de ello, pero no me imaginaba que fuera a durar tanto. O sí. A veces pienso que yo era un flipado que creía que íbamos a arrasar porque éramos superbuenos. Con el tiempo ya te conviertes en una persona más reflexiva y te das cuenta que hay más grupos y no todo gira en torno a ti.

¿Y vais a celebrar esos 20 años de alguna forma especial?
No tenemos nada previsto, pero algo haremos, hay que celebrarlo, por supuesto. La vida es muy corta, hay mucha miseria y las cosas buenas hay que celebrarlas. Pero no sé cómo lo haremos. Igual reeditamos alguno de los discos en vinilo o hacemos un concierto con una orquesta y lo grabamos, no sé, cuando pase la gira nos pondremos a pensarlo.

Rafa Rodríguez Gimeno

fib

FIB BENICÀSSIM MUEVE FICHA

Se resolvió el misterio. El Festival de Benicàssim celebrará dos décadas de vida. Tras las zozobras de 2013 y la demora en la difusión de los primeros nombres incorporados a su cartel de este año no faltaban quienes pensaban que el FIB corría serio peligro. Pero no. “Me complace anunciar las primeras bandas que conformarán el cartel de la vigésima edición, que será especial. Algunas de ellas actuarán por primera vez en el FIB, y otras ya lo hicieron en ocasiones anteriores. Este año será una ocasión especial para celebrar una fiesta de música y diversión sin igual”. Eran las palabras de Vince Power (que dejó de ser director general en agosto pasado, pero permanece en la organización) para dar el pistoletazo de salida a una edición que llega tras una serie de turbulencias económicas solucionadas con la entrada de Denis Desmond y SJM Concerts en el accionariado del festival.

Sin embargo, mientras hace semanas que la competencia directa del FIB (principalmente, Primavera Sound y BBK Live) comenzaba a anunciar nombres para 2014 (alguno, de hecho, ya ha cerrado su cartel completo), Benicàssim permanecía en silencio. Así y todo, los abonos de cuatro días a precio especial se agotaban sin que se diera a conocer ninguno de los artistas contratados, prueba irrefutable de que, pese a las opiniones que ponen el acento en la desnaturalización del festival en los últimos años, el FIB conserva una importante imagen de marca, especialmente entre el aficionado británico, convertido desde hace ya tiempo en uno de sus principales activos.

Manic Street Preachers

Con las primeras confirmaciones también se ha producido la habitual división de opiniones. Se han hecho públicos dieciocho nombres, aproximadamente la cuarta parte de los ochenta que actuaron en anteriores ediciones, por lo que quizá sea demasiado pronto para pronunciarse, pero es indudable que, para celebrar un aniversario tan sonado, el FIB debe guardar todavía algunos ases en la manga. Su filiación musical inglesa no es producto de la evolución en el perfil de su audiencia, sino que siempre ha marcado las directrices de la programación, así que no es extraño encontrar entre los grupos anunciados nombres clave del pop británico de siempre como James o The Charlatans, veteranos de generaciones intermedias como Manic Street Preachers, bazas seguras en eventos al aire libre como Klaxons o Kasabian y jóvenes cachorros en progresión como Jake Bugg. Es cierto que algunos nombres se repiten, pero es complicado encontrar cabezas de cartel con suficiente peso específico que no hayan pasado en alguna ocasión por Benicàssim. Lo cual no quiere decir que no existan.

Y teniendo en cuenta que 2013 ha sido el año de Daft Punk y que su nombre no ha aparecido todavía en ningún cartel, no habría que descartarlos. Otros, como Muse, ya han pisado el escenario principal del festival, pero es evidente que a la gran mayoría del público no le importaría que volvieran a hacerlo. También se especula abiertamente sobre la posibilidad de que vuelva a la costa castellonense algún personaje histórico de la talla de Leonard Cohen, Brian Wilson o Lou Reed. Y ya se sabe que el FIB tiene especial mano con Oasis, Arctic Monkeys, Primal Scream, Suede y una larga lista de bandas que forman parte de su ADN sonoro. Quedan muchas hojas en la margarita (sin olvidar la presencia española), así que no conviene ponerse nerviosos.

Tinie Tempah

Pero una cosa son los rumores y otra bien distinta las certezas. Y en la lista avanzada por el FIB en la mañana del jueves 20 de febrero (ampliada esa misma tarde con Katy B y Ellie Goulding) comienzan a vislumbrarse suficientes atractivos como para ir pensando en preparar la mochila y dirigirse a las playas de la Costa del Azahar. Porque no será la primera vez que visita España, pero M.I.A. sigue siendo garantía de calidad y espectáculo. “Matangi” (2013), su última entrega discográfica, le ha devuelto todo el crédito, y su mezcla de pop, electrónica, banghra, hip hop y actitud de combate no dejan indiferente a nadie. Y ya que hablamos de hip hop, mucho ojo con el londinense Tinie Tempah, discípulo aventajado de Dizzee Rascal que, con solo un par de álbumes, ha puesto la escena patas arriba. Que se lo pregunten a Chase & Status, que también estarán en el FIB y grabaron con él “Hitz”, un pelotazo en toda regla. Y ya que andamos por terreno bailable, no dejemos de lado el combinado de house, electro, dubstep y drum’n’bass de Sub Focus, un joven sobradamente preparado para convertir el recinto en una macrofiesta bien entrada la madrugada.

Tame Impala

En el extremo opuesto se sitúa la neo-psicodelia de los australianos Tame Impala, liderados por Kevin Parker, que con dos álbumes de convincente sonido retro regados con abundante combustible lisérgico han logrado situarse en la élite rock mundial. La misma que una vez ocuparon The Presidents of the USA (cuando suene “Lump” el festival se vendrá abajo) y que aspiran a conquistar formaciones de trayectoria aún corta como The Courteeners (otros que, como Jake Bugg, ya tocaron en 2013), Kodaline, Telegram o The 1975. Si añadimos la guinda de Of Montreal, un grupo sobrado de clase (no podía ser menos viniendo de Athens, la ciudad que vio nacer a R.E.M.), que además presentarán nuevo disco, habrá que convenir que el FIB se ha hecho de rogar, pero parece dispuesto a celebrar su cumpleaños por todo lo alto.

Eduardo Guillot