Caribou 01 Xarlene primavera sound portada

PRIMAVERA SOUND 2015: SÁBADO

Cuarto y último día de Primavera Sound en el Fòrum, el festival más importante del estado tocaba a su fin con todo prácticamente ganado, sólo había que rematar la jugada y salir vencedor. Y vale, no ha sido el gol de Messi de esta misma noche, pero en general lo hemos pasado bastante bien y se han visto buenos conciertos. Igual es impresión mía, pero me da la sensación que este año la música ha ganado la partida a las incomodidades típicas de este tipo de eventos, y eso se agradece. Bueno, esa es mi impresión, aunque también es verdad que esta vez he trabajado todos los días escribiendo estas crónicas en vez de estar haciendo el indio con mis amigotes.  Por tanto, me he tenido que comer una ristra de directos que antes ni se me pasaba por la cabeza ver. Pruébenlo para el año que viene, aunque no se lo publique nadie. Sus oídos, y sobre todo su hígado, lo agradecerán.

Como punto negativo, este 2015 no he visto grandes dosis de freaks, una de las cosas que me apasiona todos los años. Que me vengan a la mente: me he cruzado con un vikingo (no, en serio, un puto vikingo sin camiseta, chaleco de piel y sombrero de cuernos), un grupo de superhéroes que parecía una despedida de soltero, unos tipos vestidos de alcachofa (hay que estar enfermo) y, ojo aquí, unos pavos con caretas de Eduard Punset y Jordi Hurtado. Bravo, bravo y bravo, son ustedes los mejores.

Sin más dilación, vayamos a hablar de los conciertos.

A los barceloneses de bien – o de mal, según se mire-  hay pocas cosas que nos pongan de mejor humor que ver a Nueva Vulcano petando un escenario tan grande como el del Ray Ban en el Primavera Sound. Ya lo consiguieron hace cinco años, y este sábado lo han vuelto a hacer. Artur, Wences y Tato se rodean de todos los parroquianos –o sea, nosotros- para conseguir una comunión casi inédita en esta ciudad. Que por poco común no es inexplicable, ya que la manera de hacer, de ser y de contarte las cosas de los Nueva es la respuesta a todas sus preguntas. Nos traen situaciones próximas, familiares y que son nuestro pan de cada día. Esa complicidad les ha conseguido un mediana –no me atrevo a decir pequeña- legión de fans que no son sólo seguidores, son militantes. Puños al aire y pulmón machacado a grito pelado.  El power trio viene al festival acompañado de otro sospechoso habitual, Marc Clos, a las percusiones y vibrafono para empezar el ritual. Suenan los mejores temas de “Novelería”, claro (“80% Agua”, “La Jota”, “El Mirlo” o “Pop y Espiritualidad”), y un montón de hits de los de toda la vida. Canciones que son ellos y nosotros. “Te debo un baile”, no podría faltar, pero tampoco “Ley de costas”, “El dia del mañana” o el apoteósico fina con “Sagrada Familia”. Artur y Wences los disfrutan desde primera fila y nos miran contentos, la misa ha concluido, el ritual puede darse por terminado. Hasta la próxima vez que nos convoquen a todos los fieles. Allí estaremos, no tengan ningún atisbo de duda.

Nueva Vulcano / Foto: Xarlene

Pasamos de Gràcia a Canadá para ver a Mac Demarco, que es bastante lo más ahora mismo, y desde hace unos añitos. La verdad es que el tipo lo tiene casi todo para caerme un poquitín mal (fatal vaya). Esa sonrisa idiota, la gorra hipster –hoy no la llevaba- y todas esas cosas que hacen los jóvenes de hoy en día. Bueno, quizá es más envidia que oído, da igual. El caso es que Demarco es el prototipo de joven guay y rebelde, una rebeldía bastante superficial y vacía, me temo. La cuestión es que el tipo se conoce al dedillo los secretos del pop, que realmente es lo que importa. Súper inspirado en los ochenta, Demarco tiene tantas cosas que recuerdan a grupos que nos vuelven catacrokers -Orange Juice, Aztec Camera-, que nos tenía que gustar por pura aritmética. Había cierta incógnita en saber si al chaval (sólo tiene 25 años) se le quedaría un pelín grande el escenario Heineken. Y ni sí ni no. Su concierto no pasa de agradable y refrescante, aunque lo empieza con dos de sus mejores canciones “Salad Days” y “The stars keep on calling my name”,  su voz no suena demasiado nítida  Es evidente que Demarco conecta realmente bien con el público, que le ríe todas las gracias a él y a toda su tropa, también cuando se marcan una desternillante versión de “Yellow” de los Coldplay. Ataviado en un horrible peto militar, el canadiense tiene momentos bastante lucidos con “Ode to Viceroy” o “Annie” y aunque la batalla del público está ganada desde antes de salir, acaba tirándose sobre sus extasiadas fans (sí, había muchas más de ellas) y pasando un montón de tiempo de mano en mano. Demarco ha demostrado en este concierto en el escenario principal de todo un Primavera Sound que quizá le falta un poquitín para ser cabeza de cartel del festival. Pero el futuro es suyo, de eso no tengan ningún tipo de duda.

Hace poco el escritor Richard Price (autor de “Clockers”, “The Wanderers” o guionista de The Wire) dijo que ver a los Sleaford Mods era como ver a los Ramones en el CBGB en los setenta. Otros han hablado de ese concierto de los Pistols en Machester que terminaría con la fundación de Factory Records y Joy Division. En la era de internet es bastante arriesgado afirmarlo a la babalá, aunque lo que no tiene derecho a réplica que el dúo inglés te deja ojiplático en directo. Jason Williamson se cansó de tener bandas de pop corriente y decidió cambiar las reglas del juego. La anti-estrella, la rabia obrera y la chulería cockney, todo se concentra en él y su compi de batallas, Andrew Lindsay, que se limita a darle al play en una base grabada en su ordenador mientras agarra una bebida y observa como Jason escupe sus textos llenos cabezonería working class. A los de Nottingham les vimos hace un mes en el festival Primera Persona, y aún nos tiemblan las neuronas de semejante hostia recibida con la mano abierta. En el show de este sábado aún va más allá, ya que sin sillas que molesten al personal, la gente se mueve, pero algo menos de lo que esperaba. Sleaford Mods tocan sus temas más conocidos (“Jolly Fucker”, con el público devolviendo peinetas a tuttiplen, “A Little Dity” o “Tiswas”), aunque eso da un poco igual, aquí lo que importa es la actitud. Punk de verdad, contestatario, revolucionario y contracultural. We’re the mods, the Sleaford Mods.

Tras el dúo inglés toca ver a uno de los nombres destacados del cartel. Desde el escenario que queda debajo la placa fotovoltaica del Fòrum (¿recuerdan las risas cuando hablaba de ella Joan Clos? Menudo pájaro) vamos hasta el otro extremo del recinto para ver un rato a los Interpol. ¿Qué quieren que les diga? Las típicas estrellas de rock de estadio que lo hacen todo previsible y lineal. Evidentemente estos fulanos tocan bien y tienen un repertorio bastante apañado, además son extremadamente elegantes, cosa que es un punto a favor. Me he marchado de allí con la sensación de que a la gente le han gustado en general, aunque me ha pareció que su explanada estaba cada vez más vacía. A mi seguirán sin interesarme, pero su concierto no ha estado mal.

Corriendo de nuevo los tropocientos kilómetros hasta llegar al Pitchfork para ver algo de Mourn. Este cuarteto justo acaba de pasar la edad del pavo y son el último fenómeno aupado por Pitchfork. Además, se da la coincidencia que son de Cabrils (al ladito de Barcelona) y por tanto, ya las habíamos visto tocar antes de este pequeño boom internacional. Ojo, que esta gente están girando por todo el mundo. Por esto no ha extrañado ni el horario prime time ni el escenario (el mismo del magazine musical que tanto ha hablado de ellas). Y me temo que aunque las hubiesen puesto en alguno de los tres gordos, lo hubiesen hecho igual de bien. Su música está pasadísima de moda, una especie de punk-rock-grunge muy noventero y más visto que el TBO hace veinte años, pero lo hacen tan y tan bien que te quedas imantado al suelo mientras tocan. Desconsuelo adolescente en las letras y guitarras desgarradoras para presentar su nuevo EP, “Gertudis, Get Throught This”, y completar su disco de debut (que ha tocado prácticamente completo). Por cierto, les hemos escuchado un tema en catalán bastante molón.

Mourn / Foto: Dani Canto

De vuelta a la zona antipática del festival –la de los cabezones de cartel- para ver el concierto de The Strokes. Y verán, aquí me han pillado un poco en bragas, todo sea dicho. Tenía en mente una ristra de insultos y vejaciones bastante divertidas para unos norteamericanos que están pasados de vueltas de absolutamente todo. Pero miren ustedes por donde, resulta que la verbena tampoco ha estado tan rematadamente mal. Es muy posible que sea por las nulas expectativas que traía de casa, puede ser. Aún sobreponiéndose a un sonido tirando a  bastante deficiente, el bolo ha sido bastante divertido. Los tíos han tirado de hits desde primera hora y se han ganado a mi duro corazoncito con ese “Someday” casi para empezar y sus clásicos que han ido cayendo con suma facilidad (“Last Nite” incluido). Eso sí, el aspecto de Julian Casablancas era absolutamente lamentable ¿pero que ha hecho este tío para acabar así? No me lo digan, lo supongo. Con evidente sobrepeso, el peor peinado de la historia contemporánea (el puto pelo rojo) y vestido con una jodida camiseta amarilla. Este anda chiflado perdido, el pobre. Además no le queda nada de voz, todo el bolo ha necesitado tener la distorsión en el micrófono para llegar donde tocaba. Hacia medio concierto la cosa ha decaído un poquitín, pero bueno, los Strokes ya son eso en 2015 ¿no? Un grupo acabado que aún puede darte algún concierto divertido, sobre todo si tocan lo que todos conocemos.

Caribou / Foto: Xarlene

Son las dos de la madrugada y esto encara la recta final. Las horas del jolgorio y desenfreno, allí donde los más aguilillas se mueven con mayor agilidad. Vamos a ver a Caribou, que son él último gran plato del festival. Mis conocimientos sobre música electrónica son exactamente igual que tengo sobre  petanca, pero el canadiense hace mover el esqueleto al más pintado con sus dos baterías. Sin tener remota idea, la verdad es que lo he pasado bastante bien y hasta me he pegado unos bailecillos curiosos. Termina Dj Coco y el desfase es general. También el mío. Sólo que se hace de día y aún no he terminado este texto que debo entregar en dos horas, a las ocho. Tiran cohetes, la gente sube al escenario, los estupefacientes parece que los regalan y el pinchadiscos no para de poner hitazos. Mientras, servidor abandona el recinto hasta el año que viene. Sale el sol, enciendo el ordenador. Esto  ha sido un placer.

Texto: Jordi Garrigós

Portada: Caribou / Foto: Xarlene

The New Pornographers 03 Dani Canto portada

PRIMAVERA SOUND 2015: CRÓNICA VIERNES

Viernes, segundo día de Primavera Sound. ¿Quién dijo cansancio? Pues miren, yo. Dos días de festival y ya me duelen casi todos los huesos del cuerpo y la ciática. Y eso que no sé que es, pero tengan claro que me duele. Además sumo dos días durmiendo entre poco y nada. Les voy a contar un secreto: esta crónica que están leyendo ahora mismo no se hace sola,  es obra de un anciano reumático –el menda- que es elaborada mientras ustedes duermen la mona al volver del Fòrum. Un senil octogenario atrapado en un cuerpo de treintañero,  escribiendo sandeces sobre grupos con su vieja Hispano Oliveti. Toda esta introducción, que viene poco al caso, me sirve para contarles que: 1- estoy realmente cansado y 2- no se lo tengan en cuenta al autor ante cualquier mendruguez que encuentren en este texto.

Tullido y con un ojo a la virulé llego al Fòrum a las 17h de la tarde. Sí, peña, son las jodidas cinco de la tarde y ya estamos fichando en el festival,  como zombies buscando entrañas en un cementerio. Nos movemos por instinto y apetito. Lo primero es comer, ya saben. Y como estamos enfermos de esto, nuestro primer, y único plato del menú, es la música pop. “Hemos venido a emborracharnos, y el resultado nos da igual” que cantaba la grada de las Brigadas Amarillas en el Carranza de Cádiz.

Sedientos de pop y saltando rayos de sol como Javier Sotomayor conseguimos no llegar desmayados hasta el Hidden Stage para ver a The Pastels. A ver, reflexionemos un momento. ¿Vienen a tocar los Pastels a Barcelona y lo hacen en un escenario oculto casi de mediodía? No, en serio. ¿Nos hemos vuelto todos locos?  The Pastels son el grupo más grande de este año en el Primavera. Llámenme exagerado (que lo soy), pero la influencia y todo lo que han construido estos tipos no tiene parangón. Apunten estos nombres: The Vaselines, Belle & Sebastian, BMX Bandits, Teenage Fanclub, Camera Obscura o hasta los primerizos Primal Scream. Todos son hijos bastardos de Stephen Pastel y Katrina Mitchell. Estos amados escoceses fueron los primeros, sin más. En el 83 ya estaban sacando un single de indie-pop con Rough Trade, y un año más tarde eran de las primeras referencias de Creation. En una década estarían viajando a Olympia  para tocar en el festival de K Records y sacar un single con ellos. Su colección de temazos twee es majestuosa, y aunque su último disco es regulero a más no poder, en la gira española de presentación se olvidaron de tocar en Barcelona. Hoy toca rendir cuentas con el grupo de indie pop más molón del mundo. Aunque sea a las 17h del mediodía y en un escenario poco digno. The Pastels se presentan con el formato ideal para presentar “Slow Summits2, su elepé del año pasado, y eso se nota en que se han traído de Escocia a una flauta travesera y una trompeta, aunque está sonará de manera mucho más ocasional. Si que escuchamos alguno de los temas de siempre, como la coreadísima “Nothing to be done” pero el ritmo del concierto, bastante bajado de revoluciones, lo marcan los temas del disco, que sin ser nada del otro mundo les llega para tocar canciones bonitas como “Check my heart” y “Summer Rain”, seguidas y en su momento más inspirado. No era la hora ni el lugar, pero los Pastels hacen un buen concierto, sin estridencias, como son ellos. Quizá han perdido un poquitín de punch, pero no importa en absoluto, les querremos siempre, se lo han ganado a pulso.

Acabados los legendarios escoceses pequeño momento de relax antes de empezar la maratón del día. Ojo al rastrillo de grupos seguidos que tenemos hoy: The New Pornographers, The Julie Ruin, Belle & Sebastian, Sleater-Kinney, Ride, Ariel Pink y Alt-J. Seguidos y casi sin tiempo entre uno y otro. Molaría cenar o hidratarse en algún momento. O ir al baño, joder, eso sería genial ¿Pero de donde voy a sacar el tiempo para esas inmundicias? Me siento en el césped del ATP con la mirada perdida y reflexiono sobre el puto sentido de todo esto. Pero antes que la gente empiece a subir fotos mías en instagram con los hashtags de #tioraro o #tiodrogado me despierta de golpe.

Ante mi están los The New Pornographers. Amo a estos tíos, pero los amos de verdad. Más que algunos parientes lejanos. No me importaría en absoluto que Neko Case o Ac Newman fueran la madrina y el padrino del hijo que no tengo. Que le trajeran La Mona en pascua (para los no catalanes, una tarta extracalórica decorada con muñequitos de plástico y pajarillos amarillos de un extraño material que regalamos en Semana Santa). De acuerdo que la desaparición de Zumpano nos hundió en la más absoluta miseria, pero como mínimo a Newman se le ocurrió reclutar a esta tropa para formar el supergrupo más estable del mundo. Sus tres primeros discos (“Mass Romantic”, “Electric Version” y “Twin Cinema”) son obras maestras del power pop y el indie rock que elevó a la categoría de dios al bueno de Rivers Cuomo. Todo lo que vino tras los dos primeros discos de Weezer sería menor, pero los The New Pornographers recogieron genial esa herencia.  Los canadienses presentan disco en el Primavera Sound y lo hacen sin Neko, a la que sí vimos en solitario el año pasado en el mismo escenario. Decir que da igual que no esté es pasarse, que la Case es mucha Case, pero su sustituta sorprende al personal con una voz afinadísima y hace que ni nos acordemos que no figura la alineación titular. Newman está entrañable, como siempre, y recuerda su último concierto en el Primavera Sound, también en ese escenario y antes de Belle & Sebastian. Además, se ha colocado una chapa con una bandera estelada (roja) en el pecho mientras va cambiando entre guitarra acústica y eléctrica. The New Pornographers suenan limpios y sus harmonías saben a gloria, aunque se dejan algunos de los  mejores hits fuera del setlist – no suenan “Twin Cinema”, “The Slow Descent into Alcoholism”, “Use it” o “Sweet talk Sweet talk”- sí hacen alguna concesión entre tanto tema del nuevo elepé. Clásicos como “The Laws have changed” o “Mass Romantic” ponen la guinda de un pastel tan goloso como siempre. Estos tíos deberían venir cada año, los Shellac del pop, o algo así.

The New Pornographers / Foto: Dani Canto

Nunca vi a Le Tigre en directo -me interesaban más bien poco en ese momento-, y mucho menos a Bikini Kill, así que por primera vez me dispuse a ver a Kathleen Hanna en directo, con The Julie Ruin, donde también está Kathi Wilcox, de su primer grupo. Aún resonaba en mi cabeza la cancelación del grupo el año pasado, debido a la Enfermedad de Lyme que padece Kathleen, así que tenía claro que este año no me perdía su concierto en ningún caso. Ya saben que Hanna es la tipa más guay del mundo, una de las incitadoras del Riot grrrl a principios de los 90 en Olympia y Washington DC, activista, feminista y todo de cosas en las que hay que militar sí o sí. Pues bien, la cantante de The Julie Ruin estuvo dando la cara en todos y cada uno de ellos. Resumiendo, si Kathleen toca en un festival que hacen en tu ciudad, tienes que estar muy majara para no ir a verla y mostrarle tus respetos. La explanada –y gradas- del Ray Ban empiezan a presentar ya una buena entrada cuando la banda empieza su show. Esto es punk rock y así nos lo hace saber Hanna, que se contornea en el escenario y baila sin parar, demostrando que ese es su territorio y hace lo que la da la real gana. Como era de esperar, la frontwoman de The Julie Ruin es rematadamente simpática, y tanto se ruboriza por la edad de los chavales de las primeras filas, como se saca de la manga una proclama política de las suyas: “La revolución será feminista o no será”, dice en un macarrónico castellano. Como ya esperábamos, el grupo no es un derroche de técnica o virtuosismo ¿pero qué más dará? la voz chillona y la presencia de Hanna arrasan con todo. Excelente concierto de punk, eso es lo que queríamos.

The Julie Ruin / Foto: Xarlene

Bueno, y llegó el momento de Belle & Sebastian. Durante unos años de mi vida estuve absolutamente tarado por este grupo. Tengo todos sus discos y la mayoría de singles. Carteles enmarcados en casa, camisetas, calendarios. Una Pamela Des Barres en potencia preocupantemente cerca de la demencia. Me pasa a veces con algunos grupos, que se yo, en realidad aún tengo esa locura con alguno. Pero no con ellos. Belle & Sebastian sigue siendo un buen grupo de música pop y de vez en cuando aún son capaces de hacer canciones que no están mal. El problema es que estos tíos eran los mejores, y claro, están a años luz de todo aquello, de hecho sus últimos discos rayan la vergüenza y me los tomo casi como un menosprecio.  El cambio del indie pop y el folk al pop barroco ya fue duro, pero el convertirse en casi una banda de baile hortera es directamente sonrojante. Pero aquí estamos, una vez más, como en los viejos tiempos, esperando a que Stuart, Stevie, Sarah y compañía salgan al escenario. Y para que les voy a engañar, la cosa es tan mala como intuíamos. O peor. Belle & Sebastian vuelven a lidiar con el peor sonido del festival, y digo vuelven porque les pasa siempre, así que igual, ya no es casualidad y es que ellos son malos a rabiar. En cualquier caso el concierto no tiene alma, sus canciones nuevas son superficiales y banales, sin ninguna profundidad. ¿Eso es lo que queríais? Lanzan rápido “I’m a cucko” y “Another sunny day”, algunos de los mejores temas de su última etapa, pero no remontan el vuelo ni así. Stuart Murdoch está encantador,  como siempre, y se muestra feliz de tocar en un festival donde también están The Vaselines o The Pastels. El momento cumbre de la vergüenza ajena, aumentada en todo momento por unos visuales que parecen sacados de Eurovisión,  es la bochornosa versión a dos por hora de “Piazza New York Catcher”. Los últimos cuatro temas son de su primera etapa –la buena, para entendernos- con “Electronic Renaissance”, “Get me away from here I’m Dying”, “The Boy with the Arab Strap” (donde Murdoch vuelve a hacer el numerito que lleva diez años haciendo, de subir gente a bailar al escenario) más “I Didn’t see it coming”, de “Write About Love”.Ni con estas obras de arte salvan el ridículo anterior. El peor concierto que he visto nunca de Belle & Sebastian, y son unos cuantos, y también el último, se lo aseguro.

Belle & Sebastian / Foto: Dani Cantó

Se ha discutido a lo largo y ancho sobre las bandas que se reúnen para volver a tocar sus canciones de siempre tropecientos años después. Con mis amigos es un tema bastante recurrente de hablar, seguro que ustedes saben a qué me refiero. La noche nos mostraba dos ejemplos bien diferenciados, de un lado las Sleater-Kinney, con disco nuevo, por el otro Ride, con lo de toda la vida, es decir, sin novedad –canciones nuevas- en el frente desde el año 1996 (aunque sacaron un EP seis años después). Ayer tocaba visita a Dock Brown para regresar al pasado. Dos grupos de los noventa y prácticamente seguidos. El primero en salir a escena son las Sleater-Kinney, con el power trio habitual más una guitarra que les acompaña. Y para qué vamos a darle rodeos a la cosa, el concierto que hicieron fue apabullante. Un directo sin descanso y con Carrei Brownstein en un estado de forma envidiable. Voz poderosísima y presencia increíble. Y Janet, la batería, tampoco se le quedó atrás. Una hora que pasó volando y que nos mantuvo a todos con la boca abierta y sin posibilidad a mover los pies de la arena rocosa de la explanada gigante donde se concentran los conciertos más masivos. Durante estos días he odio varios apelativos al respecto: Zona Mordor, Zona l’Hospitalet y Zona Infierno. Quédense la que más le guste. Y créanme, si alguien ha creado raíces de entre las piedras, esas serán Sleater-Kinney.

Como he avanzado al principio estoy cansado en demasía. Realmente cansado. Pero lo que no haré es mentirles, así que la verdad por delante: Me daba una pereza tremebunda ver a Ride, los recordaba como un peñazo de proporciones descomunales.  Me estoy haciendo mayor en serio, o quizá me han puesto algo en la bebida y yo sin darme cuenta, pero en el concierto de los británicos me lo he pasado realmente bien. Han empezado con un clasicorro como “Leave them all behind” y como han seguido con “Like a Daydream” ya se ha visto rápido que la cosa tiraba para greatest hits. Claro, no tienen otra cosa que enseñar que sus viejas canciones, y eso han hecho sin compasión: “Seagull”, “Ox4” o ”Time of her time” (creo que el “Going Back Again” ha sido el álbum más masacrado). El setlist era tan ideal que eso lo estropeaba ni el horrendo gorro que llevaba Mark Gardener. Por cierto, contentos de ver al bueno de Andy Bell con los Ride, así como mínimo se te olvida que ha formado parte de bandas tan detestables como Oasis o Beady Eye.

Ride / Foto: Eric Pamies

Gracias a mis musculosas piernas, y a un sprint considerable aún me ha dado tiempo a ver algo de Ariel Pink en el Pitchfork. Lo majara que está este tipo no es ni medio normal. Como una auténtica regadera, pero de verdad. El caso es que el señor rosa ha sido divertidísmo, chaladuras aparte. Ariel tío, dedícate a hacer esas canciones bonitas que tú me haces y deja el rollo darkie y ruidoso para otra gente. De verdad, que el pop no se te da genial, aprovéchalo. Con un escenario a reventar, y absolutamente entregado, han sonado canciones maravillosas entre locura y locura tanto de Pink como de su batería (que se ha puesto en bikini, con el viruji que corría a esas horas). “Four Shadows”,  “Baby” o la extraordinaria “One summer night”  han sonado de lujo, pero algunos de sus experimentos me resultan incomprensibles.

Ariel Pink / Foto: Xarlene

Y hablando de palazos, bastante grande el de Alt J. Aún reconociendo que está a años luz de lo que es mi música favorita, su concierto en el escenario Heineken ha saltado del minimalismo aburrido -eso no había quien lo bailara, por el amor de dios- a la épica de rock (moderno, eso sí) de estadio más inocua que te puedes tirar a la cara. Con la mano en el pecho les digo, no creo que estos chicos hayan tenido un día poco inspirado, es que son así de sosainas. El caso es que he aguantado todo el concierto estoicamente de pie, esperando ver algo que me hiciese entender porque estos tíos son cabezas de cartel de este festival. Señal de que a ellos les va bien y yo sigo tan cascarrabias como siempre. No, no, no, de este burro no me voy a bajar, ha sido un rollazo monumental.

Alt-J / Foto: Eric Pamies

Texto: Jordi Garrigós

Foto de portada: The New Pornographers / Dani Canto

unnamed (30)

ELROW IBIZA ANUNCIA SU CALENDARIO DE FIESTAS Y PRESENTA SU VIDEO DE TEMPORADA

Elrow Ibiza anuncia su calendario completo de fiestas y presenta su video de temporada. Vuelven las espectaculares fiestas Elrow en Space Ibiza, un atractivo reclamo para los sábados noche en la isla.

La fiesta revelación de la pasada temporada vuelve más fuerza que nunca. Humor, diversión, felicidad y pura energía junto a grandes figuras de la electrónica mundial como Seth TroxlerPaco OsunaArt DepartmentGroove Armada o Joris Voorn. 


Además esta temporada por primera vez entra en juego la prestigiosa marca KER que, directa desde Barcelona, ocupará un lugar privilegiado en la Sunset Terrace con una programación a medida para el público más sibarita. Tambien estrán presentes Kehakuma que, con su estilo más frio y minimalista complementan a la perfección las noches de los sábados en Space Ibiza.

Cinerama 04 Dani Canto Primavera Sound portada

CRÓNICA PRIMAVERA SOUND 2015: MIÉRCOLES Y JUEVES

Este miércoles empezó una nueva edición del Primavera Sound, uno de los festivales más reconocidos en todo el mundo y la gallina de los huevos de oro de los eventos musicales de Barcelona. El gallo sería el Sónar, claro. Un paréntesis, decir que el miércoles se inició la música en el Primavera es faltar a la verdad, ya que durante las últimas dos semanas, el mismo festival ha organizado conciertos en todos los bares, parques, pistas de patinaje, canchas de baloncesto y guarderías que existen en Barcelona. ¿Han mirado en el tejado de su casa? Pues deberían haberlo hecho. Quizás hubiesen encontrado a un grupo de garage maquetero tocando allí, sin ningún rubor, mientras una decena de modernillos se lo miraban sentados en cajas de cerveza Heineken. Primavera als Terrats, le podrían llamar. El caso es que igual no acabamos de valorar toda la programación paralela que organiza el festival, pero habría que hacerlo –y aprovecharlo- ya que fomentan la música en directo, dan oportunidades a cascoporro a grupos noveles de la ciudad y prácticamente todos los eventos son gratis.

Durante estos  días han pasado por estos escenarios (Primavera als Bars, a la Ciutat, als Barris, a la Botiga o Els Vermuts) algunos grupos que vienen sonando en la escena y que ya son  habituales del circuito independiente de Barcelona. Da Souza, una de mis bandas favoritas del mundo,  Ran Ran Ran, Cálido Home, Her Little Donkey, los Ohios y un montón más.  Pero la chicha está en el Fòrum, esa maravillosa ¿Plaza? ¿Estructura? ¿Sitio? Dejémoslo en sitio, sí, y que sirve para dar conciertos en verano. En Barcelona somos así: hemos montado un espacio gigante sólo para el goce y el disfrute colectivo, una oda al hedonismo  pagada con dinero público. Un espacio donde beber y tomar lo que a uno le plazca mientras te ves unos agradables conciertos. ¿Qué más se puede pedir? Menudos genios los que idearon algo así. Si llego a saber que once años después de su inauguración hubiese visto conciertos de Pavement, Neutral Milk Hotel, Wu Tang Clan o los Dexys  no me hubiera manifestado tanto en su contra en 2004. Perdone señor Clos, tenía usted razón.

Ir un miércoles al Primavera Sound es una experiencia que recomiendo. No les voy a engañar, es la primera vez que vengo al festival este día y reina un estupendo clima de concordia y tranquilidad. Para que se hagan a la idea: ya está todo montado pero a medio gas. Las paradas de los sellos discográficos aún no están abiertas y con suerte puedes comer un perrito caliente en la zona de comidas. Sólo hay un escenario activo, el ATP, y no estás dando vueltas todo el rato, tocan pocos grupos, y si no te gustan te aguantas. Nadie dijo que esto fuera fácil.

Vamos a destacar alguna cosilla del día inaugural en el Fòrum, empezando por el primer grupo en salir a escena, Las Ruinas. Una faena para el power-trio de Barcelona, ya que son las 17h de la tarde y hay poca gente. Déjenme que antes les ponga en antecedentes: Las Ruinas es uno de los grupos más divertidos que he oído en la vida. Sus letras, siempre en primera persona, son de perdedor total, pero no un loser estilo los personajes de Donald Ray Pollock o Irvine Welsh, sino más como los protagonistas de la “Revancha de los Novatos” o los que salen en las pelis de los Farrelly brothers. Gente a la que querer y –permítanme la cursilería- achuchar. Las Ruinas ofrecen un show rápido y efectivo y repasando sus cinco años de trayectoria sin descanso. Hay poco tiempo y hay que aprovecharlo. Suenan “El Olivar” y “Ramon Y Cajal”, como sus dos mejores temas de “Toni Bravo”, su quinto disco y no olvidan el himno tabernero –“Cerveza Beer”- antes de terminar con la ruidosa “Ovni” sin despeinarse, y a otra cosa.

Cinerama / Foto: Dani Canto

Antes que anochezca – y tras los directos de Panama y Christina Rosenvinge-  sale en escena el enorme David Gedge, líder de los imprescindibles The Wedding Present, esta vez con Cinerama, la bajada de revoluciones de Gedge cuando no le apetece tocar a dos mil por hora. Los Cinerama compusieron, durante los primeros años del cambio de siglo, algunas de las canciones pop de cámara más redondas de su generación. Este año Cinerama  ha vuelto tras varios años de ausencia con un proyecto bastante chalado, regrabando el último disco de The Wedding Present –una por una, todos los jodidos temas- pero con su estilo de pop barroco, en plan Richard Hawley. Si en disco no termina de funcionar, en directo la cosa tampoco fue más allá. La orquestra de cuerda se oyó lo justo, el público no estaba demasiado por la labor y a David no se le notó demasiado cómodo en su papel de crooner (ojo, previsto de tablet con las letras apuntadas). Aunque el concierto se abrió con la majestuosa “Kerry Kerry”, fue llegar a la versión de “You Jane” y darse cuenta que no sacaríamos nada positivo de este apático concierto. Igual el Auditori era el lugar ideal, vayan ustedes a saber.

Siguió Albert Hammond Jr, conocido por ser miembro de los Strokes e hijo del guitarrista de Julio Iglesias, entre otros muchos (de hecho su progenitor es un artista bastante famoso, pero esto es lo que hace más gracia). Realmente al tipo se le da bien hacer canciones pop y de indie-rock suavecito, y como mínimo ha demostrado tener ligeramente más cabeza que Julian Casablancas, claramente más talentoso, pero que está como un  puto cencerro. El concierto de Hammond no pasa de insustancial, con algún buen momento, como con su canción más reconocible “In Transit”, la versión de “Ever Fallen in Love” de los Buzzcoks o tocando “Born Slippy”, su último sencillo. Pero en general tirando a sosillo para un concierto que, como sus canciones, no cambiaran la vida a nadie.

Albert Hammond Jr. / Foto: Dani Canto

Cerraron la noche los Orchestral Manoeuvres in the Dark, o OMD, como los conoce todo el mundo. A Andy McCluskey y Paul Humphreys les pasa un poco como a Dexy’s Midnight Runners, que aún teniendo una carrera larga y coherente, salen en un montón de listas de one-hit-wonder, los de Birmingham por “Come’on Eileen” –aunque su primera número uno lo consiguieran con “Geno”- y  este dueto de Liverpool por “Enola Gay”. Un hit en mayúsculas que despachan nada más entrar en el escenario para la algarabía general. Los OMD intentan, y por momentos consiguen, mantener el show bien arriba, pero  el clímax ha llegado demasiado pronto. El jueves hay mucha más tela que cortar, así que unos pequeños bailoteos con su synth pop y para casa a descansar. “Bona nit i tapat”, que decimos por aquí.

OMD / Foto: Dani Canto

JUEVES

Para empezar la segunda jornada de Primavera Sound nos fuimos directos a estrenar el escenario Pitchfork y ver a Ocellot, amigo y músico polifacético de la ciudad. Aún con el intenso calor y bajo la atenta mirada de un público poco habituado a su propuesta, Marc Fernández celebró la salida de su nuevo disco “Jelly Beat” con un concierto lleno de atmosferas y mojo, navegando entre el pop y el ambient y acercándose cada vez menos a sus queridísimos Animal Collective. Lástima que esta vez no pudiésemos ver el espectáculo de proyecciones que ha llevado la banda catalana en algunos sus conciertos de sala (si algún día tienen la oportunidad de verlo, no se lo pierdan, por lo que más quieran). Sonaron muchas piezas nuevas y alguno de sus éxitos más conocidos, como la estupenda “Lonely Friends”, una canción con ganas de abrazar al verano como si no hubiese mañana.

Y hablando del veranito, y sin movernos del escenario Pitchfork, nada nos transportó más a ello que los Twerps, que ya venían con la vitola de grupo-a-ver-sí-o-sí en este Primavera Sound. Sólo les faltaba confirmarlo en directo. Pues sí, oiga. Su tercer disco es una maravilla de pop refrescante y luminoso a más no poder. Canciones de las que valen la pena y que beben de todo lo que más mola del mundo: Los Go-Betweens, el kiwi de la flota Flying Nun y los Orange Juice más primerizos. Estos australianos flipados con la música de los 80 nos dejaron un concierto fresquísimo y delicioso, donde no faltó su tema fetiche, “Back to you” –la más celebrada por el público- y la retahíla de magnificas canciones de “Ranxe Anxiety” como son “Stranger”, “Simple feelings” o la extremadamente bella “Shoulders”. Ah, y el homenaje a Grant McLennan y a su “Love goes on”- del 16 lovers lane de The Go-Betweens- con esta reversión a la que han llamado “Dreamin”.  En fin, ratificado todo lo que esperábamos de ellos.

Giant Sand / Foto: Xarlene

Se acercaba la hora marcada por todos en la agenda, la de ver a los Replacements. Antes pequeña parada en el Ray-Ban para escuchar a Giant Sand. Valor segurísimo los de Tucson, que tienen más discos que años muchos de los asistentes al Primavera Sound. Lección de folk, americana y contrapuntos de rock ruidoso para mostrarnos su nuevo disco, “Heartbreak Pass”. Y vaya, la imponente figura de Howe Gleb al frente de las operaciones, magnetismo puro por sí sólo, amigos.  Caminata hasta el escenario Primavera donde salen Paul Westerberg y Tommy Stinson, miembros originales de The Replacements acompañados de otro guitarra y el batería, al que reconozco por ser Josh Freese, de los míticos hardcoretas The Vandals (y ex miembro de Weezer). Evidentemente no vi a los Replacements cuando tocaba, hace 25 años, donde cuentan que todo era maravillosamente desastroso, así que no puedo comparar. Pero el concierto que dieron este jueves fue sencillamente espectacular y perfecto. Seguramente se ha perdido ese espíritu juvenil – y extremadamente ebrio- de los ochenta que los hacía tan entrañables, claro, pero las canciones suenan tan brillantes como entonces. Empiezan con “Taking a ride” y poco a poco van sonando sus temas más legendarios, “I will dare”, “Alex Chilton”, “Can’t Hardly Wait”, “Color Me Impressed y hasta varias versiones, coreadas por el respetable (“I want to back “ de Jackson 5, “My Girl Lollypop” de los Cadillacs, “Maybellene” de Chuck Berry y unos segundos de “Love will tear us apart” de Joy Division). Paul Westerberg, que lleva una camiseta blanca con un D pintada en su parte delantera y una P en la trasera, él sabrá el motivo, entona “Bastards of young” ya  terminando el concierto. Puños en alto y sensación de haber vivido un momento para toda la vida.

The Replacements / Foto: Eric Pamies

Salimos al sprint de esa gigantesca zona donde residen los cabezas de cartel del Primavera Sound, un pequeño Mordor dentro del Fòrum, para volver a la civilización, donde Mikal Cronin empieza su concierto en el Ray-Ban. Otro de los marcados en fluorescente en el mapa que te dan en la entrada. Y no es para menos. El californiano (miembro también de la banda que acompaña a Ty Segall en directo) tiene tres discos casi perfectos, llenos de melodías bonitas, estribillos perfectos y guitarras cristalinas. Al quinteto le bastan sus canciones para sobreponerse a un sonido un pelín regulero y a algún que otro fallo de Cronin a la voz. Da igual, los temas de su segundo disco son los más conocidos por la concurrencia, y eso se nota. ¿Alguien puede resistirse a “Weight” o “Shout it Out”? No se ustedes, pero servidor canta a grito pelado. El de San Francisco se limita a tocar sus temas más conocidos y a dar un repasito a su último disco “MCIII” para una hora que pasa volando.

Mikal Cronin / Foto: Xarlene

Llevamos dos conciertos seguidos casi perfectos,  hay que arriesgarse a un tercero. No se crean, no es tan fácil no comerse ningún bodrio entre tanto grupo en el Primavera Sound. Demasiados grupos, ya saben. En cualquier caso desafiamos a Murphy y decidimos ver a Spiritualized de lejos antes de concentrarnos en el último directo grande de la noche. Pasamos de los Black Keys para ir a Chet Faker (un nombre que en castellano es fonéticamente genial ¿verdad?). Esta vez la suerte estuvo de nuestro lado y disfrutamos como críos viendo al australiano. Primera parte de set-list en solitario con maquinitas y una voz espectacular que en tres años lo ha convertido en una de las referencias del soul de nueva escuela. Como en su elepé de debut, Faker –cada vez que escribo su apellido me parto de risa, como si tuviera cinco años- divide su actuación entre canciones con sintes (más trip-hop) y el formato banda, mucho más soul y animado. La gente mueve la cabeza, arriba y abajo, la gente baila, la gente lo pasa bien. Un show sobrio, elegante y preciso. Mañana volveremos a desafiar a Murphy, se lo prometo.

Chet Faker Foto: Xarlene

 Texto: Jordi Garrigós

ELYELLA LOW PORTADA

CUESTIONARIO DJ: ELYELLA DJS

Elyella Djs tienen la manía de crear una impactante arquitectura sónica construida con cimientos de electróncia, muros de pop y rock y en el tejado, puro espectáculo que rompe con cualquier plano. Con Elyella Djs, el mundo comparte sonrisas, explora las nuevas propuestas musicales y recuerda las que marcaron el pasado reciente…y los buenos momentos terminan cuando completan sus sesiones.  Este dúo se atreve desde la cabina a jugar con los sentimientos de los asistentes a través de la experimentación de diferentes lenguajes musicales, se muestran imprevisibles, no les importa marcar el ritmo cardíaco del público.Adulteran las canciones, tal y como las conocemos, para llegar a encajar la parte musical con un concepto de mezclas propio. Tienen ese feeling, esa pasión por la música y la habilidad de comunicar a un tú o a un vosotros multitudinario. Asimilan los sonidos más frescos de la escena indie y de la electónica, sin poner barreras a sus subestilos y lugares de procedencia, los pasan por sus equipos y los sueltan haciéndolos crecer, llevándolos a una dimensión que sólo puede entenderse cuando los tienes frente a frente. Mezclan las canciones y remixes de una manera nueva, excitante e incluso exquisitamente extraña.Con este derroche de energía, buen rollo y de inteligencia musical, no es extraño que Elyella Djs nos hayan regalado grandes momentazos desde los escenarios de los festivales más punteros como SOS 4.8, Bilbao BBK Live, Arenal Sound, Electromar, FIB, FIV Vilalva, Alicante Spring Festival y FilmFreakFestival (Londres). También han sacudido las pistas de los clubes más significativos del circuito musical como Razzmatazz y Apolo (Bcn), Ochoymedio e Independance (Madrid), La3 (Valencia), Fever y Sonora (Bilbao), Obbio (Sevilla), Rockers y Confetti Club (Alicante), Privilege (Ibiza) y Scala (Londres).

Desde que comenzaran su carrera en el 2010 como ElyellaDjs, no les ha importado qué estilo musical se haya cruzado en su camino, ya que ellos filtran cada beat con su alma para que el público lo sienta como algo personal. Quienes hayan podido tomar el pulso a este dúo, habrán sentido cómo sus pies se movían non stop con sus mezclas y habrán coreado hasta el infinito los temazos que salen de una selección exquisita. Este año son unos de los protagonistas el verano y tienen por delante festivales tan importantes como FIB, Arenal Sound y Low Festival.

Al final del cuestionario podrás escuchar la sesión que Elyella Djs han preparado para  amenizar este verano.

Nombre de Batalla:

Elyella djs.

Estilo/s musical:

Indie y electrónica; 50%  y 50%.

Herramientas de trabajo:

Ordenador  con tarjeta de sonido Serato.

¿Dónde y cuándo empezasteis a pinchar?

En otoño hará 5 añitos. Fue en el 47 club social, un local chiquitín de Valencia con un montón de amigos y una buena botella de vino para calmar los nervios, pero un sitio con mucho encanto que se terminó convirtiendo en el sitio de pruebas .

Festivales en los que habéis actuado:

Festival SOS4.8, Low Festival, BBK Live, Arenal Sound, Alhambra Sound (ahora llamado Granada Sound), SanSan Festival, FIV Vilalba, Ebrovisión, V de Valarés, Electromar, Spring Festival, Electropop Alfara, B-side y FIB donde este año, nuestra sesión sonará desde el escenario principal.

Elyella Dj’s en el Arenal Sound

¿En cuál de ellos creéis que hicisteis vuestra mejor sesión?

Difícil decir en cúal, para nosotros una sesión redonda tiene que estar llena de momentos mágicos, momentos que se quedan pegados al cerebro y que te dejan esa sensación de que viviste algo que será difícil repetir. Eso nos pasó en el SOS4.8 de 2013 o en el Low de 2014, donde la comunión con el público fue total, pero también en el Arenal Sound de estos 3 últimos años donde poder pinchar mientras amanece en una playa al lado del mar se convierte en algo muy especial.

Hay tantos festis que han sido una gran experiencia y vivencia, que cada uno tiene su punto positivo.

De entre los que todavía no has participado, ¿en que Festival te gustaría pinchar?

Primavera Sound porque es a un festival que llevamos yendo como público, desde que se hacía incluso en el Poble Espanyol, y estaría muy bien ponerle algún año la banda sonora. En Sonar para sacar nuestro lado más electrónico (o al menos el del mono jejeje), pero también Sonorama porque es el lugar  de dónde han salido muchas bandas y el ambiente es inmejorable, y por supuesto DCode porque es el gran festival de Madrid, la ciudad donde vivimos.

¿Soléis acudir como público a los Festivales? ¿Cuáles?

Sí, a todos los que se pueden y desde antes de ser Elyella, SOS4.8, Primavera Sound, BBK, Sonar, FIB… e incluso al Coachella hace 2 o 3 años.

¿Qué compañeros os gustan o admiráis?

Nos gustan muchos, pero si tuviéramos que elegir 3 por ejemplo, nacionales serían Bilbadino, Amable y RadioKerman e internacionales, Digitalism, 2Manidjs y Gessalfestein.

Una anécdota que os haya pasado pinchando en un festival:

Ella: Pues justo antes de fichar al mono, Elyella éramos 2 humanos y en una de las fechas que fuimos a pinchar a La3 teníamos que cerrarle la noche a Alex Metric, pero al final canceló. Así que pinchamos nosotros más tiempo, pero como la gente no se había enterado de que Alex Metric no venía se acercaban y le empezaban a hablar en inglés y Él al final decidió seguir el rollo porque, para qué ponerte a dar explicaciones, si piensan que eres Alex Metric mola un montón. jejeje
Lo que no sé es quien pensarían que era yo

¿Habéis conocido a algún artista del que hayáis sido fan pinchando en algún festival?

Sí, hemos coincidido con unos cuantos y este año vamos a compartir escenario  principal en el FIB con Florence & The Machine, una de las artistas que más admiramos así que imagínate, ¡será la bomba!

¿En que horario os sentís mejor o más cómodos pinchando?

En la noche sobre la 3am suele ser perfecto, pues la gente ya está caliente pero todavía la pillas un poco fresca para que se enteren bien de lo que está pasando. Es un placer que la gente se lo pase bien, pero que al mismo tiempo escuche la música.

Cuando sois quien cierra la noche, ¿Cómo os concentráis? ¿Qué soléis hacer hasta esa hora? ¿Tenéis alguna costumbre fija? ¿Alguna superstición?

Pues la verdad nos lo tomamos con mucha tranquilidad y si surgen los nervios nada mejor que aislarse en el camerino. No hay ninguna superstición, sólo chequear bien todo para que en el momento de salir al escenario todo esté correcto.

Una canción fetiche que suela aparecer habitualmente en vuestras sesiones:

“We come running” de Youngblood Hawke, quitarla de las sesiones sería perder el “ohhhh” al unísono que siempre se produce cuando explota . Es para morir de amor.

El hit de esta temporada que os tenga atrapados:

“Violins” de I’m From Barcelona. De hecho, justo acabamos de estrenar un remix de este tema y se lo hemos enseñado a la banda y les han encantado.

La canción perfecta para cerrar una sesión:

“What you know” de Two Door Cinema Club

Foto slider: Roberto Milán.

Belako Festival Gradual Merchante

FIB 2015: NUEVAS INCORPORACIONES

El FIB, que celebrará su edición 2015 del 16 al 19 de julio, acaba de hacer una nueva tanda de confirmaciones. Desde el tech house del afamado Timo Maas, el dinamismo instrumental de La M.O.D.A., las secuencias bailables de Brodinski y el nu disco de Edu Imbernon se encontrarán la inquietante imaginación de Nudozurdo, el post punk de Belako (en la foto), el viaje alucinante de Ocellot, la energía guitarrera de Novedades Carminha Mox Nox, la efervescencia de The Last Dandies, hasta las sesiones de Ley Dj y Luis Le Nuit. Electrónica, sonidos inclasificables y grandes valores nacionales para un cartel que sigue en aumento.

Ellos se unen a BlurThe ProdigyFlorence + The MachinePortisheadLos Planetas, Noel Gallagher’s High Flying Birds, Bastille,Jamie TCrystal FightersFFS (Franz Ferdinand & Sparks)Kaiser ChiefsVetusta Morla, Mark RonsonPublic EnemyStromae,Tiga (Dj), entre otros, en unas fechas plenas de emoción.

Toda la información del FIB en: http://bythefest.com/festivales/fib/

farmway records primavera sound portada

FARMWAY RECORDS TENDRÁ TRES REPRESENTANTES EN EL PRIMAVERA SOUND

Este año Farmway Records estará en Primavera Sound con presencia triple (dos de sus djs – Dj Coco y Göo!- fueron protagonistas de nuestro Cuestionario DJ, y el tercero esperamos que lo sea pronto-. Las sesiones serán todas el sábado del festival en diferentes espacios.

Cuestionario DJ: DJ Coco

Cuestionario DJ: Göo!

Dj Supermarkt comenzará abriendo la sesión de bienvenida del Primavera Pro, el congreso internacional de profesionales de la música independiente. El sábado el dj alemán estará presentando el segundo volumen de Too Slow to Disco en el Hotel Pulitzer, hacia la 12 del mediodía.

Göo! estará pinchando en La Botiga del Primavera a la 13:00, en las sesiones habituales de la tienda del Primavera. Será su primera vez pinchando en este festival, en el que no muchos djs nacionales tienen la suerte de pinchar, poco a poco la trayectoria del dj navarro sigue adelante.

Finalmente y como colofón del festival Dj Coco hará lo propio cerrando el festival a última hora del sábado. Tras una temporada en muy buena forma, con sesiones en salas y festivales, llega a su mítica sesión de clausura. Escenario Ray Ban a las 4:00. Con esto Dj Coco comenzará su temporada de verano que le llevará al Vida Festival, a Helsinki, Liverpool o Madrid entre otros lugares.

PRIMAVERA SOUND 2015: MANUAL DE USO (Parte 1 de 2)

PRIMAVERA SOUND 2015: MANUAL DE USO (Parte 2 de 2)

Toda la información del Primavera Sound y las entradas a mejor precio en: http://bythefest.com/festivales/primavera-sound/

 

sheppard bbk live

LOS AUSTRALIANOS SHEPPARD PASARÁN POR MADRID ANTES DE ACTUAR EN EL BBK LIVE

La joven banda australiana Sheppard actuará por primera vez en Madrid el próximo 8 de julio, en la sala Moby Dick. Una ocasión única para ver al grupo en un recinto pequeño antes de su actuación en el BBK Live el 11 de julio.

El pasado año se convirtieron en el primer grupo australiano en firmar con Decca para el lanzamiento internacional de su debut “Bombs away”, consiguieron el disco de platino en EEUU y apartaron del nº1 de las listas de singles de su país al “Happy” de Pharrell Williams.

Convertidos en un fenómeno mundial con su hit “Geronimo”, se han visto inmersos en una interminable gira mundial que recala en festivales como el Lollapalooza, el Isle Of Wight o el Bilbao BBK Live, la otra gran fecha en España tras la de Madrid.

Toda la información del BBK Live y las entradas a mejor precio en: http://bythefest.com/festivales/bbk-live/

The Black Keys Primavera Sound PETA 940x352

HORARIOS LIVE STREAMING PRIMAVERA SOUND 2015

Ya están disponibles los horarios completos del live streaming que Arte Concert y Primavera Sound ofrecerán en directo desde el Parc del Fòrum los próximos jueves 28, viernes 29 y sábado 30 de mayo. La programación está formada por un total de 49 shows que podrán seguirse en alta definición a través de ambas webs así como en la app oficial del festival. Además, también se podrán visionar en diferido algunos de los conciertos que tuvieron lugar ayer por la noche con motivo de la jornada de apertura.

Entre los muchos artistas y bandas presentes en la parrilla se incluyen el rock neoyorquino de The Strokes, las perlas pop de Belle & Sebastian, el hip hop de Run The Jewels, el post punk revitalizado de Interpol, la energía guitarrera del dúo DFA 1979, la experimentación de los alemanes Einstürzende Neubauten, la vuelta a los escenarios del grupo de culto británico Ride o el punk melódico de los barceloneses Nueva Vulcano.
Una vez concluido el evento, una selección de las actuaciones emitidas estará disponible como contenido de video a la carta en la página web de Arte Concert.

PRIMAVERA SOUND 2015: MANUAL DE USO (Parte 1 de 2)

PRIMAVERA SOUND 2015: MANUAL DE USO (Parte 2 de 2)

Toda la información del Primavera Sound y las entradas a mejor precio en: http://bythefest.com/festivales/primavera-sound/

TERRITORIOS infografia

Territorios Sevilla: Infografía

El próximo 12 y 13 de junio llega la 18ª edición del Festival internacional de música Territorios Sevilla. El Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (Sevilla) congregará de nuevo a múltiples grupos llegados de diferentes países y estilos. Más de 25 grupos entre los que destacan nombres como Afrojack, calle 13, The Ting Tings, Richie Hawtin, Supersubmarina, Macaco, Dorian, SFDK o Ilegales.

En Bythefest tenemos activado un concurso en el que participando, podrás optar a dos abonos dobles para el festival. Puedes encontrar toda la información aquí (CONCURSO BYTHEFEST). Y si eres de los que no confían en el azar, aquí te dejamos el enlace mediante el cual podrás hacerte con las entradas: http://bythefest.com/festivales/territorios-sevilla/

 

 

¿Recuerdas el año pasado? Así te lo contamos en Bythefest y adentrándote en la galería, puedes ver las mejores imágenes. Conoce, además, todas las noticias relacionadas con el festival, la playlist oficial Bythefest y toda la información relacionada aquí: http://bythefest.com/festivales/territorios-sevilla/

TE INTERESA:

En su constante apuesta por el transporte público como la mejor opción de desplazamiento hasta Territorios Sevilla, el Festival y Renfe han firmado, una edición más, un acuerdo de colaboración por el cual todos los poseedores de una entrada o abono obtendrán un 30% de descuento sobre la tarifa general en los billetes de ida y vuelta en todos los trenes. Dicho descuento se puede adquirir desde los puntos de venta físico de Renfe presentando el siguiente documento: http://territoriossevilla.com/core_media/territoriossevilla/info_util/descuento_renfe_2015.pdf

O de manera online introduciendo el número de autorización en virtud del descuento para congresos y eventos. Si tienes dudas sigue los pasos que se muestran en este tutorial y disfruta del desplazamiento:  http://www.renfe.com/viajeros/tarifas/eventos_tutorial.html

 Además, el Festival ha cerrado también un acuerdo con Amovens para que los usuarios puedan compartir coche en su desplazamiento hasta el espacio donde se celebra Territorios Sevilla. Ahorra dinero en tu desplazamiento a Sevilla y contribuye a un mundo más respetuoso con el medio ambiente. Es muy fácil y seguro. Puedes acceder de forma instantánea a través de este enlace: http://territoriossevilla.com/content/amovens

Los menores de 16 años deberán ir acompañados por su madre, padre o tutor legal, o un adulto que se responsabilice en todo momento. La entrada/abono es precio único para cualquier edad. En todo caso el responsable del menor, debe presentar firmado en la entrada al recinto un documento de exoneración de responsabilidad por parte del festival, que se puede descargar aquí.

Más información en la sección ‘INFO ÚTIL’ de la web de Territorios Sevilla, a través del enlace http://territoriossevilla.com/content/info_util

 

Interpol Primavera Sound 940x352

ENTREVISTA A INTERPOL: MADUREZ, SEXO Y PARANOIA

El pasado mes de septiembre aparecía “El pintor”, el disco que marcaba una nueva era para un viejo grupo. Con él, Interpol afrontaban su primer álbum desde que el bajista Carlos Dengler les abandonara. Después de una temporada dedicados a sus propios proyectos musicales, Sam Fogarino, Daniel Kessler y Paul Banks reactivaban Interpol y volvían a los escenarios. Coincidiendo con su comparecencia en el Primavera Sound, Banks contestó por correo electrónico las preguntas de Bythefest.

“El pintor” es un acrónimo de la palabra Interpol. ¿Un título así refleja el proceso de reordenación que ha vivido el grupo tras la marcha de Carlos Dengler?

Lo cierto es que es una bonita manera de contemplarlo, sí. Tras los cambios no tuvimos más remedio que sacudirnos y a continuación ver cómo nos asentábamos como grupo mientras le dábamos forma a este álbum.

En algunos aspectos, “El pintor” es como un regreso al sonido original del grupo. ¿Es algo que os planteasteis de antemano?

No, en absoluto, no fue algo que estuviésemos buscando ni tampoco un objetivo. Más bien creo que lo que ha sucedido en esta ocasión es que compusimos canciones más directas. Nuestros álbumes anteriores, “Our love to admire” (2007) e “Interpol” (2010) fueron más esotéricos y estaban llenos de retos. Pero para este disco no hubo una decisión tomada conscientemente de cara a hacer algo diferente. Todo se reduce a algo tan sencillo como que te guste lo que están haciendo tus compañeros de grupo. ¿Nos gusta a todos los componentes de Interpol lo que están haciendo nuestros compañeros? Estupendo, pues entonces ya tenemos ahí una canción.

Unos meses antes de que apareciera “El pintor” se publicó una reedición de vuestro debut, “Turn on the bright lights” (2002). Trabajar en ella, ¿tuvo algún tipo de influencia en el nuevo álbum?

Trabajar en esa reedición no me afectó, en absoluto. No pasé tiempo escuchando la música cuando reeditamos el disco. No me gusta escuchar nuestras actuaciones. No me gusta nada. Así que me preocupé de revisar las fotografías y los otros contenidos del disco, pero me mantuve alejado de la música que estábamos haciendo en aquel momento.

Los proyectos paralelos que Sam, Daniel y tú habéis puesto en marcha mientras Interpol estaba inactivo, ¿han ayudado a que os resulte más fácil volver a hacer música juntos?

Solo puedo hablar por mí, y en este caso, la respuesta es que sí. Regresar a Interpol después de haber grabado un álbum en solitario fue refrescante de cara a la banda, y a la vez me refrescó a mí como artista. Fue como volver a un viejo amigo con el que deseas reencontrarte. Tenemos muy buena química como músicos y eso es algo que contemplo con un enorme respeto. Cuando hago música al margen de Interpol siempre recuerdo lo afortunado que soy de poder formar parte de un grupo así. Y los discos en solitario también me permiten crecer como artista, y eso a su vez enriquece mi contribución a la hora de escribir canciones para Interpol.

¿Necesitas tener algo que expresar a la hora de plantearte un nuevo disco? ¿Has temido alguna vez que llegue un punto en el que no quedara nada más que decir?

Sí, por supuesto; creo que componer música implica el tener algún mensaje que lanzar. O también haber encontrado una nueva manera de decir algo que ya es viejo. No compongo canciones y después me planteo si tengo algo que decir. Si estoy componiendo es porque tengo algo que decir.
¿Dirías que hay un estado de ánimo que defina a “El pintor”?

Mmmm. No es fácil contestar a eso… Lo que contiene el disco son sensaciones y conceptos, todos mezclados. La madurez, el miedo, la gracia, la evasión, la guerra, la persecución, la paranoia, el sexo… En realidad se trata de las mismas viejas cosas de siempre, la mismas.

Interpol se hicieron populares en 2001, cuando Nueva York comenzó a estar de nuevo de moda como centro musical, después del grunge, el Britpop y la electrónica. ¿Fue aquella una época importante para vosotros?

Aquellos fueron días fantásticos. En aquel momento había una escena muy interesante que estaba sucediendo en los bares y los clubs. Era como si la gente tuviese algo que probar, pero eso es algo que sigue pasando hoy en día. La escena de la ciudad de Nueva York está viva y bien ahora mismo. Lo que pasó hace 15 años es que coincidimos una serie de grupos emergentes que llamaban la atención del resto del mundo, y nosotros tuvimos la fortuna de ser una de esas bandas. La ciudad era un poco más sucia entonces, aunque no tanto como lo fue en la década de los años ochenta. No fue más que un momento especial el cual, gracias a The Strokes, Yeah Yeah Yeahs, Blonde Redhead, Radio 4, Flux Information Sciences, TV On The Radio, The Walkmen y muchos otros nombres, se convirtió en un momento particularmente bueno.

PRIMAVERA SOUND 2015: MANUAL DE USO (Parte 1 de 2)

PRIMAVERA SOUND 2015: MANUAL DE USO (Parte 2 de 2)

Toda la información del Primavera Sound y las entradas a mejor precio en: http://bythefest.com/festivales/primavera-sound/

HombreHormiga_Panini portada

EDICIÓN EXCLUSIVA DE “EL HOMBRE HORMIGA” PARA METROPOLI GIJÓN

Metropoli Comic Con que se celebra dentro del Metropoli Gijón, ha unido sus fuerzas con Marvel y Panini para realizar una edición exclusiva del primer número del nuevo Hombre Hormiga.

El Hombre Hormiga llegará a las pantallas de todos los cines del mundo en pocas semanas de la mano de Marvel Studios, los responsables de películas como Iron Man, Los Vengadores o Guardianes de la Galaxia.

Los visitantes de Metropoli Gijón podrán disfrutar en exclusiva del número 1 de esta nueva serie mientras que en el resto de España, deberán esperar hasta el mes de septiembre para conocer las nuevas aventuras de El Hombre Hormiga.

Quienes quieran adquirir un ejemplar de este número exclusivo solo lo podrán hacer durante la Metropoli Comic Con que se celebra desde el jueves 2 de julio hasta el domingo de clausura día 5 de julio.

Para hacer esta edición aún más exclusiva hemos encargado a dos de los invitados unas portadas completamente nuevas y hechas expresamente para Metropoli Comic Con:

  • Bob Layton, recreando la portada de Marvel Premiere 47 (abril de 1979) donde el propio Layto fue el encargado de dibujar la primera portada en la que Scott Lang se estrenaba como hombre hormiga, realizará una nueva portada en la que se verán “Las letronas” de Gijón en la pantalla de un móvil.
  • Ramón Rosanas, dibujante español que está encargándose de la parte artística de la serie, ha realizado una portada con el nuevo hombre hormiga sobrevolando “El Elogio del horizonte”, inmortalizando así uno de los monumentos más importantes de Gijón en un comic de Marvel.

Cada portada tendrá una edición limitada y numerada de tan solo 500 ejemplares convirtiendo a los más rápidos en conseguirlas en poseedores de una pieza de coleccionista única. El precio de cada ejemplar será de 4’99€ y solo estará a la venta en Metropoli Comi Con.

Toda la información del Metropoli Gijón en: http://bythefest.com/festivales/metropoli-gijon/