arenal sound 2015 mika luis crown portada

ARENAL SOUND 2015: CRÓNICA DOMINGO

La última jornada del Arenal Sound 2015 comenzaba de forma extraña con un cambio de horarios de última hora para reincorporar a Nervo y Sandro & The River, por lo que la actuación de Neuman se adelantaba cuarenta minutos, haciendo que algunas personas que no prestaron atención a las redes sociales llegaran cuando su concierto finalizaba. Debido a la intempestiva hora, a que la jornada anterior había sido interminable (entre fiestas clandestinas, djs en la Pool Stage, etc. prácticamente se podían empalmar los días) y que la mayoría de los “sounders” se reservan para darlo todo en la madrugada, el concierto de los murcianos fue posiblemente el menos concurrido de toda la edición en el escenario Ron Negrita. Una auténtica lástima, porque tienen uno de los directos de indie rock nacional más poderosos de la actualidad y un último disco, “If”, que merece los honores que está cosechando. Por los comentarios de su cantante, no parecieron estar demasiado contentos por este cambio de horario, más todavía si tenemos en cuenta que ni siquiera habían dejado de sonar sus amplis cuando comenzaba el concierto de Niños Mutantes en el escenario Desperados; algo que dadas las circunstancias fue una falta de respeto.

Tampoco se puede decir que el concierto de Niños Mutantes contara con mucho público (el recinto estuvo desangelado hasta la pinchada de Nervo), pero los granadinos se lo tomaron con filosofía. La mayoría de sus canciones tienen patrón de himno, de proponer estribillos para corear, y a ello se entregaron con “Náufragos”, “Errante”, “Te favorece tanto estar callada”, la versión de “Como yo te amo” – que dijeron que les había pedido Mika porque es fan de Rocio Jurado, Raphael y Falete -, y para finalizar “Todo va a cambiar”. Hacía falta un poco de buen humor y los granadinos lo tenían.

Cambiando de escenario llegó el turno de Nacho Vegas, auténtica rara avis del cartel. La verdad es que teníamos curiosidad por ver la cara de algún “sounder” que pasara por allí por casualidad, horrorizado al escuchar al asturiano, pero no ocurrió, no aparecieron. El concierto tampoco es que fuera un desierto, porque entre 35.000 almas siempre hay gente que aprecia este tipo de conciertos y que no suspira por ver como un Dj pincha temazos. Arropado por su magnífica banda habitual y sin concesiones o artificios, comenzó con “Gang Bang” de ·Cajas de música difíciles de parar”, aunque centró su repertorio en su último disco, “Resituación”, con “Adolfo Suicide”, “Ciudad vampira”, “Polvorado” o “Actores poco memorables”. También tuvo tiempo para recuperar “Dry Martini”, “Como hacer crack” y una siempre emocionante “La gran broma final” con la que se marchó del escenario. Con su habitual timidez, el cantante agradeció la presencia a los valientes, lamentó las lluvias que se habían producido los días anteriores y casi acabo pidiendo disculpas por las mismas. Los fans más jóvenes se quedaron con ganas de escuchar “El hombre que casi conoció a Michi Panero”, pero el concierto no la necesitó.

La siguiente actuación, la primera internacional, fue la de la joven promesa británica Tom Odell. El momento era propicio para calibrar a uno de los nuevos niños mimados de la prensa en el Reino Unido, y aunque a priori y por puro prejuicio insano pensaba que a mitad de concierto me aburriría su propuesta edulcorada y me marcharía a ver a Toundra, erré, y con su actuación me convenció para quedarme. Su voz y su piano sonaban cristalinos y su banda, con coro y sección de viento incluidas, hizo que las canciones de su debut, “Long way down”, sonaran convincentes y no fruto de una costosa labor de producción, como yo me esperaba.

En el escenario Ron Negrita, We Are Scientists empezaron con “Dumb Luck” de su último disco “TV on français” pero a las primeras de cambio ya habían descerrajado su mayor hit, “Nobody move, nobody get hurts”. Con We Are Scientists me pasó lo mismo que con Odell, las ideas preconcebidas me hacían pensar en un set insulso a la espera de sus canciones más reconocibles de la banda de indie rock de New York, que ya tienen unos años, pero volví a errar. A pesar de que la concurrencia era mínima para un concierto de noche en un gran festival, los americanos se mostraron animosos y simpáticos – fueron muy divertidos los comentarios del bajista Chris Cain en un esforzado castellano- y derrocharon energía hasta convencer, llegando al final con “Great Escape” – su otro gran tema de “With love and squaror” (2006)- y Afterhours con Tom Odell y toda su banda sobre el escenario. La conexión con Odell viene de que el batería del británico es el antiguo batería de los americanos.

El siguiente paso hacia la finalización de nuestro recorrido por el Arenal Sound 2015 era la sesión de las hermanas Nervo, uno de los artistas recolocados en esta jornada y que hicieron una sesión de hits de baile a las once y media de la noche, entre conciertos, cuando la mejor hora hubiera sido a las cuatro de la mañana, cuando tocaba Everything Everything. Está feo criticar la forma en que cada uno disfruta de su ocio, por eso, todo mi respeto a aquellos miles de jóvenes de después de hacerse selfies hasta agotar la memoria de sus móviles preferían bailar “The Rockafeller Skank” de Fat Boy Slim o “Lean on” de Mahor Lazer & DJ Snake en vez de ver conciertos, algo que considero tan divertido, pero con un fondo tan limitado como la letra de la canción antes mencionada del proyecto de Norman Cook.

Nervo / Foto: Nerea Coll

A continuación actuaron Don Broco, que es una banda de rock alternativo juvenil de Bedford que acaba de sacar su segundo disco “Automatic” hace muy poquito tiempo. Mucho ímpetu, testosterona y material para posters de Bravo, poco más.

Mika se convirtió en un artista global en 2007 con la publicación de su primer disco “Life in a carton motion”. Los singles de este trabajo han sonado en todo tipo de cadenas de radio, anuncios, etc. y han llevado al británico de origen libanés a una popularidad extraordinaria. Aunque ninguno de sus dos álbumes posteriores tuvo la repercusión del primero, ahora, con su cuarto trabajo, vuelve a la carga y a estar presente en grandes festivales alrededor del mundo. Sabíamos que Mika es un gran showman a raíz de su paso por el FIB de 2008, pero queríamos comprobar si lo seguía siendo ahora tras tantos años y estar más atareado siendo jurado de La Voz en Francia o acudiendo a eventos de moda, que en el mundo de la música. Y en efecto, sigue siendo un showman. Inquieto siempre en el escenario, ya sea bailando, tocando el piano o cantando sobre él, se metió en el público en el bolsillo desde los primeros acordes de “Relax, take it easy”.

La idea de colocar a Sandro & The River y su sesión de electro house entre Mika y Everything Everything, me parece un tiro en el pie, pero en el festival de todo vale el único dolor fue en el pie de la banda alternativa, que tocó muy tarde ante un público que ya esperaba otra cosa. Como ya contamos en el Festival de les Arts, Everything Everything son una de las bandas más interesantes dentro de la nueva hornada de grupos que sin rubor mezclan el pop de guitarras y la electrónica, siempre con un tono épico en las percusiones y la característica voz en falsete de Jonathan Higgs. Este fue el último concierto del Arenal Sound, a partir de ahí un buen puñado de importantes DJs, empezando por los hermanos italianos Vinai, harían las delicias de los chavales que todavía tenían muchas ganas de pasarlo en grande, porque el Arenal Sound es eso, una juerga.

Mika / Foto: Luis Crown

Esta edición del Arenal Sound deja unas cuantas consideraciones; la primera es saber las consecuencias que puede tener en futuras ediciones la gestión de las crisis producidas por las tormentas de los dos primeros días. Nosotros dejamos claro que nos parecía lo más normal del mundo que se suspendieran los conciertos si no estaba garantizada la seguridad de los espectadores, pero deberían de plantearse claramente el tema de poner acampadas en antiguos campos de naranjos obviamente inundables, además de establecer un protocolo de información más eficiente, en caso de que vuelva a producirse de nuevo un problema similar.

En cuanto al cartel y los artistas está claro que lo persigue el perfil mayoritario de jóvenes que acuden a este festival es bailar hasta el amanecer y que no les compliquen mucho la vida, por lo cual es normal la tendencia a incluir cada vez más, y darles más importancia, a los DJs. La mayoría de los grupos indies, nacionales e internacionales de perfil medio son obviados por el público, y únicamente algunos artistas punteros de tirón comercial atraen su momentánea atención (entrar al recinto y volver a salir), por lo que no sería extraño que ese perfil vaya bajando o incluso desapareciendo con el tiempo. Este año ya no ha habido un Miles Kane en el cartel, ¿para qué?.

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...
4 comentarios
  1. Jorge says:

    ¡Bendita razón llevas! Es una lastima que no se sepa apreciar el esfuerzo y el valor de la música en directo. Los djs están bien si todavía se tienen ganas de bailar a últimas horas de madrugada después del frenesí aportado por los grandes artistas en el escenario. En mi caso, no cambio un buen concierto por irme a hacer botellón… ¡Vaya desperdicio de tAlento! En fin, siento decir que después de tus crónicas… ¡En el Arenal no me pillan! La organización poco a poco ira gastándose más dinero en djs y menos en bandas…¿para qué?

    Responder
    • Redacción ByTHEFEST says:

      Hola Jorge.
      Bueno, tampoco es una crítica a los asistentes, cada uno disfruta del ocio como mejor le parece, lo que si que hay que dejar claro es el formato y como funcionan las cosas en el Arenal Sound, para que nadie crea que es otra cosa que no es ;)

      UN abrazo y gracias por leernos.

      Responder
  2. Hector says:

    Yo estuve en el recinto desde las 21 horas hasta la madrugada. Lo que vengo a decir con esto es que vi y escuche todas las actuaciones y salí de alli arto de escuchar tantas veces las mismas canciones pinchadas por los djs. Algunos temas los llegué a escuchar 4 veces pinchadas por diferentes djs. La verdad es que pedia a gritos mas variedad en cuanto a la electrónica o por lo menos mas actuaciones de grupos como Mika en el que me lo pase en grande.

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

5 × 1 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>