the hives arenal sound 3 940

ARENAL SOUND 2016: CRÓNICA DOMINGO

Texto: Carla Sifer

Finalmente tuve que seguir a mi instinto… Ese mismo que me despertó de la cama para llevarme a ver a Pendulum en la #ClandestineSound de Red Bull en este Arenal Sound. Aunque la meteorología siguiera con su línea de quemar aquello que se pusiera ante ella, una pequeña brisa acompañó el hipotético descanso dominical. De todos modos, durante la Clandestine, varios puntos eran los encargados de mojar con agua en todo momento al público.

Un Pendulum que no bajó la guardia ni un solo instante. Casi dos horas de una lección de cómo hacer las cosas bien. Hubiera flipado mucho más en colores si el momento de ayer hubiera sucedido hace 10 años, pero de cualquiera de las maneras, aluciné. Iniciando su set con “Tarantula”, y pasando por algunas de las melodías más famosas de Pendulum, también se permitió introducir a Prodigy entre otros. Sin parar, un no parar, NON STOP, parecía insaciable.

Después de hacer una parada para reponer fuerzas, era el turno de volver al recinto situado en el camping Malvarrosa. Parece que Full siguen haciéndose nombre poco a poco. No pretendo ni quiero comparar, no voy a hacerlo. Solo diré que estas carreras que se afianzan granito a granito, pero con pasos firmes, nos recuerdan a otros triunfos. Esta es si cabe una buena comparación, una de camino estable tras el duro esfuerzo. Aunque fuera poquito, me faltó algo de gas, quizás sea cosa del domingo. En el público cantaron “Alabama”, “Distintos” o “Aullando” como si ya fueran sus propios himmos.

Full / Abel Gimeno Fotografía

Izal se han recorrido un par de veces la península en los últimos años. Bueno, eso,  y México, donde piden su vuelta y apenas hace unas semanas que se han marchado. La mujer de verde debe de estar bastante orgullosa de estos cinco que hacen una fiesta de las gordas cada uno de sus conciertos; el Escenario Hawkersles esperaba repleto. Algunos no se explican muy bien el quidde su esencia, pero otros la verdad es que sabemos disfrutar de lo que otros tachan. Es tan fácil como abogar que en la variedad está el gusto, pero es que parece que haya una lista de bandas a las que criticar, a Izal los quieres o los odias. Abriendo con “Copacabana” (Barry Manilow, ¿dónde estás?) y con un medley que condensa “Oro y Humo”, “28 horas” o “Palos de ciego”, utilizaron su arsenal de canciones. Esas que en tan solo tres discos han conseguido un séquito de fieles que pueden ver a la banda una, y otra, y otra vez. Terminando con “El baile” me esperaba los fuegos artificiales con los que nos sorprendieron en Les Arts, pero parece que la pirotecnia estaba guardada para otro.

Izal / Jota Martínez Fotografía

La melena de Carlos Sadness lleva paseándose por las noches del Arenal Sound cuatro años ya. En realidad podríamos decir días y/o noches, porque al cantante e ilustrador lo suelen programar para esas horas en que tocar supone sudar la gota gorda. Con unos looks de banda que me recordaron a la línea Crystal Fighters, regalaron para todo aquel que abarrotaba el Escenario Negrita, un concierto alegre y mucho más dulce de que lo que Sadness suele ser. Parece que esta “Idea Salvaje” tiene cada vez más seguidores, esos mismos que se daban algún que otro empujón por una primera fila.

Bueno, y ahora viene cuando yo me quito el sombrero, me lo pongo, me lo quito y vuelvo a proceder tantas veces como hagan falta. The Hives fueron sin duda el gran espectáculo de ayer, INCREÍBLES. Enfundados en sus trajes mitad blancos, mitad negros, protagonizaron un concierto que mostraba las grandes pautas para el éxito (al menos a principios de los 2000). Actitud, fuerza musical, y un ninja que hacía las veces de backliner, mientras todo el público levantaba polvaredas de humo al ritmo los Hives.

The Hives / Foto: Arenal Sound

La Gran Pegatina por fin han visto su deseo de tocar en el escenario “grande” del Arenal Sound cumplido. Un concierto que no ha faltado en ninguna edición del festival (que yo recuerde), y que se merecía el bombo del escenario principal. Yo que no soy gran fan de ellos, me limité a escuchar y ver el espectáculo desde la barrera del VIP, observando como un Arenal hasta la bandera, bailaba durante dos horas sin parar ni un instante con la gran orquesta levantina.

La Gran Pegatina / Abel Gimeno Fotografía

Entonces se desató para mí el drama, Steve Aoki, tú fuiste el culpable… ¿Dónde estaba yo anoche cuando todo el mundo parecía disfrutar de la fiesta del año? ¿Seré la única que estaba continuamente preguntándose qué coño estaba haciendo el dj? Estaba allí, pero supongo que no conseguí interiorizar lo que el showman tenía preparado. Desde un primer momento necesité más volumen, mucho más volumen, cosa que nunca sucedió. Un set lleno de “temazos” de los que a mi parecer Aoki abusó, eché de menos esa marca que le acompañaba hace ahora unos 7 años, cuando todavía no abusaba de las tartas y el champange. A pesar de incluir a Nirvana, Calvin Harris o incluso ese mítico “Freed from Desire” de Gala, no terminé de hermanarme ayer con el gran nombre de la jornada. Si pinchas lo que pueden pinchar todos, para mi dejaste de ser especial hace un tiempo, querido Steve Aoki.

Steve Aoki / Abel Gimeno Fotografía

Y así de cierran para mi cuatro jornadas de Arenal Sound completo y diferente. En el que creo que el tema de las ubicaciones ha sido un flaco favor, ¿quizás un acierto fortuito? Parece que con esta decisión final, el público del Beach Club, al que mucha de la programación musical del festival se la pelaba, ha podido disfrutar de un espacio más propio, sin mezclar las prioridades por las que vienes a un festival. Y bueno, al final, estoy viva, ahora queda preguntar, ¿qué pasará el año que viene?

Portada: The Hives / Foto: Arenal Sound

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 3,00 de 5)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

cuatro × 1 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>