amaral-portamerica-1 940

ASÍ TE CONTAMOS EL FESTIVAL PORTAMÉRICA 2016

Texto: Sonia García López

VIERNES

Quinta edición con un sol de justicia: “Benvidos” a PortAmerica 2016. Dos días por delante y mucho (y bueno) por disfrutar.

Sonidos y sabores se fusionan en una genial propuesta que mezcla música y gastronómica. Dos ​escenarios -­el Son Estrella Galicia y el Flooxer-  y una zona de acampada en un precioso entorno de playa. Nos reciben con la habitual pulserita azul y el público comienza a mezclarse en una batidora de edades y procedencias diversas.

Es 15 de julio y gozamos de una temperatura que podría derretir hasta al mismísimo Walt Disney. Dos grupos abren puertas, Australia y ​Dallas Gracias.​ Con esos nombres y resulta que los primeros son de Pontevedra y los segundos de Vigo. “¡Manda carallo con la globalización!”. Nos traen psicodelia y pop para mover los aletargados cuerpos de la audiencia. Hay cervecitas de la tierra y mucho chaval con adidas superstar y pantalones pitillo (ellos) o escasos shorts (ellas).

Los más jóvenes, de apenas cuatro pelos en la barba (ellos), cantan las canciones de otro de los artistas del cartel, Amaro Ferreiro​ de profesión sus canciones. Melodías bonitas, sencillas y una voz que gusta desde el primer momento.

El festival tiene un claro objetivo, unir ambas orillas del Atlántico y desde Ciudad de México llegan Sonido Gallo Negro.Vestidos de esqueletos con máscaras indígenas, toman el sonido psicodélico de la cumbia peruana de los años 70’s y lo reinterpretan con una actitud garagera. Es una propuesta de cierta rareza exótica, les gusta vestir su música con aires esotéricos y nos obligan a bailar hasta el agotamiento.

Sonido Gallo Negro / Foto: José Luís Álvarez

En la zona central del Showrocking​ se preparan los chefs, cuchillo en alto, para crear un espectáculo de sabores. Sale a escena Pepe Solla​, toca la guitarra y canta en compañía. Luego toca sorpresa; Ivan Ferreiro ​interpreta al piano algunos de sus temas más exitosos.

Nos gusta ver que la cocina es mucho más que masterchef y similares; es arte, colores, sensaciones y sabores y una increíble panda de cocineros que nos regalan trocitos de su talento. Ceviches, pan de maíz, picantes y sabores a mar para unir de nuevo dos extremos del globo que no están tan lejos.

Yayo Daporta e Iván Ferreiro – Showrocking / Foto: José Luís Álvarez

Para los chicos de Pony Bravo el clima es estupendo, nos cuentan desde el escenario. ¡Hai que foderse! Vienen de Sevilla y 30 grados no es nada. Se lo pasan en grande y facturan un buen concierto.

Reponemos fuerzas en la gastrozona, le hemos cogido gustillo a esto de las estrellas Michelin. Un aplauso más que sonoro, ovación y ola mexicana para el grupo de cocineros.

Suenan los primeros temas de Izal​. Como se lleva esto de catalogar diremos que hacen una música pop, indie y rock. Vamos que a su público esto le importa un “carallo” porque lo que quieren es escuchar sus temas y cantar con ellos. Los madrileños regalan dos bises. Gracias chicos que esto de las propinas musicales empieza a ser un bien escaso.

Izal / Foto: José Luís Álvarez

Una luna inmensa y no es el cielo. Es el escenario donde tocan Amaral. Eva está más que guapa. Precioso vestido y preciosa voz. Enérgicos, en un remix de sus temas más conocidos enganchan a un público que esta vez (digámoslo así para no ofender) es más madurito.

Consiguieron el Premio Ondas de la Música por su canción Sin ti no soy nada. Y como estamos en Galicia ­-tierra mágica-­ con esta misma canción se cae el sonido y la banda se ve forzada a un parón más que incómodo. La Bruja Avería es muy chunga pero como no hay mal que cien años dure ni técnico de sonido que no lo repare, el concierto se reanuda. Unos cuantos temas más y un más que merecido aplauso.

Amaral / Foto: José Luís Álvarez

Desde Reikiavik  con amor llegan FM Belfast para repartir diversión. Chicos en pantaloncillo de colegial y una diva envuelta en gasas y guirnaldas navideñas. Manos arriba y mucho bailoteo. Bien podrían haber compuesto la banda sonora perfecta para el desfile del Orgullo Gay o interpretar el tema ganador del segundo premio de Eurovisión.

Dos de la mañana y un grupo de hombres canosos suben al escenario. Rockeros por vocación y con mucho humor… ¡Comienza Molotov! Llevan sobre los escenarios desde 1995, han venido para darlo todo y se agradece la entrega.  Las brujas lo intentan de nuevo y cae el sonido pero esta vez el apagón dura poco. Estos chicos son demasiado duros para las meigas; el concierto continúa con más fuerza aún si es que esto es posible.

Cierra la noche EME Dj​. En Monforte de Lemos ­-su ciudad­- la conocen como Marta Fierro y esta chica hace de todo. Es escritora, activista, productora de música de baile, remezcladora… y una de las artistas más reconocidas de la música electrónica española.

Llegado a este punto sólo nos queda decir: colorín colorado el festival aún no se ha terminado. Mañana más…

SÁBADO

Día del Carmen, patrona de la gente del mar y segunda jornada del PortAmérica. El calor aprieta y esta vez también ahoga. Paradita obligada en el espacio dedicado al mercado de talentos; jóvenes diseñadores nos tientan con camisas tropicales y vestidos vintage. Cometido el pecado -nos hemos llevado un par de prendas-­ ahora nos acercamos al escenario Flooxer.

Suenan Retrovisor y Miles Sanko. Propuestas bien diferentes tanto en procedencias como en sonidos. Leridanos los primeros facturan un pop fresco con letras pegadizas. Nacido en Ghana, Miles es una de las revelaciones del soul europeo que no deja indiferente a quien escucha su cálida voz. Leiden, cantante y compositora cubano­mexicana, suena en el otro escenario.  En apenas unos minutos hemos viajado sin pasaportes ni visas. Cumplido al leit motiv de este festival que pretende acercar culturas

Sin previo aviso suena una gaita y aparece Xosé Manuel Budiño encima del improvisado escenario de la zona gourmet. A pesar del calorazo sentimos un escalofrió. El gaiteiro es tan grande que hasta nos cambia la temperatura corporal. El día que repartieron talento debía estar el primero de la fila. Maravillosa sorpresa oírlo tocar y un merecidísimo aplauso.

Xosé Manuel Budiño / Foto: José Luis Álvarez

Para los que deciden sobre la educación de nuestros niños el concierto de Furious Monkey House habría sido una bofetada de humildad. A la mierda la LOGSE y leyes similares y vivan los maestros que hacen honor a la palabra. Cinco niños y su profe de música tocando canciones de los Pixies y temas noventeros. Ni puta idea en que acabará este proyecto, pero realmente ¿Qué más da? Son niños, disfrutan con lo que hacen y nos hacen disfrutar. No se puede pedir más.

Forious Monkey House / Foto: José Luis Álvarez

Como somos de carne y hueso nos acercamos a degustar algunas de las deliciosas tapas que se preparan en el Showrocking: ceviche de pulpo, salpicón de langostino con morro de cerdo, ñem de ternera gallega y entrepán de cerda (se ve que de cerdo no quedaba).

El Sr. Bunbury tiene tirón, un montonazo de gente le espera. Hace tiempo que perdió la melena pero conserva el gesto rockero. El ex­Heroes del Silencio hace un recorrido por sus treinta años de su carrera. En el tramo final los asistentes corean “Maldito Duende” y otros clásicos de la banda zaragozana. Dicen los entendidos que ha sido un buen concierto.

La media de edad del festival en este segundo día ha aumentado considerablemente. Hoy dejamos el look adolescente para dar paso a largas barbas (sólo en ellos), camisas tropicales unisex y vestidos estampados (por el momento sólo en ellas).

Nunca nos deja de sorprender el ver a señores que a buen seguro ya son abuelos tocando como fieras sobre un escenario. Grandísima banda The Undertones. Empezaron en esto de la música en 1975 versionando canciones punk rock. ¡Como suenan! Y maravilloso su cantante contorneando las caderas como el mismísimo Elvis. Las canas para el que las sienta, estos hombres son historia de la música y punto.

Undertones / Foto: José Luis Álvarez

Esperadísimo el momento en que aparecen Love of Lesbian. Traen nuevo disco debajo del brazo y quieren compartirlo con el público. Los de Sant Vicenç dels Horts han dado un giro copernicano a su carrera con un disco arriesgado, experimental y poético. Opiniones variadas entre sus seguidores, a los que esta nueva dirección que el grupo ha tomado les desconcierta. Pero nadie dijo que los cometas llevasen GPS así que el tiempo dirá hacia donde se dirige “El cometa Halley”.

Love of Lesbian / Foto: José Luis Álvarez

Desde luego hay que joderse, por el día asfixiados y ahora no nos llega con la cazadora. Para entrar en calor un taco con salsa mejicana y todo resuelto. Suena Talisco. Capitaneada por el músico Jérôme Amandi, suenan a pop­rock y a electro­folk. Es su primera vez en España y seguro que no será la última. Parecen disfrutar y el público lo hace con ellos.

Suenan a lo lejos los acordes preparatorios de “Un tipo D”. Conciertazo de principio a fin de León Benavente. A estos chicos les gusta más el directo que a un niño un caramelo. Endorfinas a tope mientras cantamos sus potentes letras. Son músicos en mayúsculas, que hacen lo que les apetece y lo dicen cómo quieren. Contundentes y enérgicos, son bestias del escenario. Pasionales a la vez que precisos, lanzan latigazos verbales dispuestos a remover conciencias. Sólo podemos decir: a sus pies señores.

León Benavente / Foto: José Luis Álvarez

Elyella Dj cierra el festival con una sesión de música electrónica. El público se recoge. Buses y taxis en caravana. No somos muy de despedidas. Así que lo dicho, un placer y hasta el año que viene PortAmérica.

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

diecisiete − seis =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>