Cabecera-Pegatina

ASÍ TE CONTAMOS EL VIÑA ROCK 2014

JUEVES

Tras una buena jornada de miércoles con la Fiesta de Bienvenida del Red Bull Tour Bus, llegó el turno del primer día del XIX Festival Viña Rock 2014, que vuelve a convertir un año más la ciudad manchega de Villarrobledo en el centro estatal del rock, abriendo sus puertas con un ya anunciado “sold out” y con novedades con respecto a anteriores ediciones, como su I Feria del Grow: Viña Grow 2014, por donde pasamos y disfrutamos de un buen ambiente, y en la que no faltaron curiosos a lo largo de toda la tarde.

Del miércoles cabe destacar los directos de Envidia Kotxina o Betagarri. Los primeros presentaban su último disco, “Kontratiempos”, publicado en el mes de abril. Por su parte, Betagarri fueron el plato fuerte de la noche del miércoles, y el próximo 6 de mayo sacarán a la venta su “20 Urte”. El único inconveniente: Godmad! & Monster no pudieron llevar a cabo su actuación debido a problemas técnicos, lo cual causó diferentes reacciones entre el público del festival. Tras una hora de espera, se anunció la imposibilidad de ofrecer su directo. Esperamos que el hecho quede como algo puntual en esta edición del festival.

Sínkope

La tarde del jueves la abrieron algunas de las bandas ganadoras de la última edición del concurso del festival, como Mass Death Machine, en el Escenario Doogee, o Los Chicos de la Lluvia, en el Escenario Canna, cuando el público no era todavía tan numeroso como acostumbra, pero ya se podían sentir las primeras vibraciones del potente montaje que presenta Viña Rock.

La imagen cambiaría rápidamente, ya que subirían por el Escenario Poliakov formaciones como Sínkope, quienes abrieron la tarde con una buena afluencia de público, que aguantaba un sol de justicia a la vez que coreaba sus temas. En este espacio continuaría la tarde Kaótiko, uno de los conciertos más potentes en el inicio del festival, que salvando algún leve desajuste se ganaron al público con temas como “Paranoia”, “Rico Deprimido”, “No Somos Nada” – versión de La Polla Records- o “Preso 2023″. Para cerrar el escenario quedaría el ska de Banda Bassotti y la gira 30 Aniversario de Reincidentes, donde los sevillanos presentan una acertada combinación de temas de su nuevo disco y clásicos como “Vicio”, “Un Pueblo” o “Ay! Dolores”, que hicieron de este el primer concierto multitudinario en la noche del jueves.

Junto a este escenario están situados el Negrita y el Doogee, donde disfrutamos de otros importantes conciertos, como el de los nuevos Ciclonautas, la banda de Alén Ayerdi (Marea), La Gossa Sorda o unos destacables Fanfare Ciocarlia, quienes han aportado una destacable novedad con la llegada de aires de ska balkániko a Villarrobledo. No se puede dejar de lado el directo de La Pegatina (en la foto superior): una auténtica fiesta que también se ha situado entre los conciertos más vistos de una primera jornada que cerraba estos escenarios con  El Último ke Zierre, típica banda sonora de cualquier evento rock en este país, y Eskorzo.

Lleno total

Otros de los potentes directos de la tarde en el escenario Doogee fue el de Habeas Corpus, que arrasaron con su nuevo “A Este Lado de la Crisis”, mientras veíamos caer la tarde.

Continuando con el repaso a los distintos escenarios de Viña Rock, llegamos a otra de las novedades que trae esta edición del festival: el nuevo Negrita Reggae/Viña Clon, donde se han vivido importantes momentos, sobre todo con un Alberto Gambino que obligó a los asistentes a subirse a cualquier lugar cercano que les permitiese ver su directo. Otro de esos que no fallan en Viña Rock es Morodo & Okoumé Lions, cuyos temas se escuchaban corear desde más allá de las carpas cercanas. Además, este es el escenario que pone fin a cada noche del festival con las ya cada vez más habituales bandas tributo, en este caso Fitipaldis Band, quienes han hecho sonar en el festival manchego los mejores temas de la discografía de Fito & Fitipaldis.

 

VIERNES

Con el buen sabor de boca que nos dejó la pasada jornada del jueves en la décimo novena edición del Viña Rock, afrontamos la tarde del viernes, cuya primera cita era, mientras aún se sentía el sofocante calor manchego, a las 16 horas en la zona de merchandising, con Segismundo Toxicómano, que regalaban y firmaban mil copias de su nuevo disco a todos los que acudieron, una gran antesala de lo que luego nos mostrarían en su concierto. Pasando a la música en directo, decidimos empezar la tarde en escenario Doogee, donde unos potentísimos Rat-Zinger, a los que ya hemos visto en otros eventos, como la Fiesta Aúpa Lumbreiras!! Se desvirgaban en este festival, como ellos mismos dijeron, y lo hacían a lo grande, con temas como “Rock’n’ Roll para hijos de Perra” o “L.E.Y.”, que hicieron temblar las tablas, o un “9mm” con el que cerraban media hora del más potente punk rock que sonó en este viernes. Mientras tanto, el público escaseaba con Aphelium o Forraje, debido en gran parte al intenso calor que nos recibía en el recinto de Viña Rock.

Trashtucada

Otra de las novedades que nos guardaba esta edición del festival era el directo de Bohemian Betyars, una banda balcánica que sorprendió a los que pasaban por su escenario, siendo su público más numeroso mientras avanzaba un concierto en el que notamos la potencia del equipo de sonido y los problemas que puede generar cuando el público no llena la popular explanada de Viña Rock. Después destacó el concierto de Segismundo Toxicómano en el escenario Poliakov, quienes presentaban el nuevo disco que habían repartido en su puesto de merchandising, destacado gesto que han tenido con su público tras grabar sus últimos trabajos, y que tanto está gustando a sus seguidores. Este hecho se ha traducido en que el suyo fiuera el primer concierto con gran asistencia de público en la tarde del viernes. Tocaron temas como “En este infierno”, “Hoy como ayer”, “Apunta”, “Odio”, “Gaupasa”, “Nos joden”, “Perros”, “Por ti” o “Las Drogas”, con los que consiguieron aumentar la temperatura en esta segunda tarde del mes de mayo, gracias a un gran directo cuyo único inconveniente (si así puede llamarse) fue su coincidencia en tiempo con la actuación de Aspencat en el escenario Negrita Reggae Viña Clon.

Volvió el “De festi? Vale” con los chiclaneros Trashtucada, que han logrado convertir el tema en un nuevo himno del ambiente festivalero, con el que todos nos sentimos identificados. Sonó junto a otras canciones como “Nada nos puede parar”, “Penélope”, “Mi destino”, “Niñato” o “Demogracia”. Un gran grupo, que sigue siendo tan humilde como al inicio y que levantó los ánimos del público mientras iba cayendo la tarde. Un concierto que es el resultado del gran trabajo de la banda en el local de ensayo. Otro de los clásicos que dominan siempre el festival es Rosendo Mercado, cita ineludible que une a los más veteranos del Viña con los más jóvenes, que disfrutan con gran ilusión de su primera edición del festival. Unos y otros, unidos, corearon cada uno de sus himnos rock, que tuvieron el pistoletazo de salida con “A donde va el finado”, y entre los que no faltaron temas como “Agradecido”. Mantuvieron el ambiente Bongo Botrako, quienes han registrado su directo en un DVD que pronto verá la luz y que mostrará la energía que traían acumulada a la cita del Viña Rock, donde pudimos ver justo antes de su directo ríos de gente que bajaba hacia el escenario Negrita para hacer de este concierto uno de los más multitudinarios de la noche.

Evaristo (Gatillazo)

Acto seguido salió a escena Evaristo Paramos, único en su modo de manejar los tiempos sobre las tablas. Al frente de Gatillazo, nos hizo cantar puño en alto desde el inicio de su show, con “Sr. Juez”, hasta el final, con “Odio a los partidos”, de La Polla Records. También sonó una destacable “Txus”, que se fundió con “Allá en el Rancho Grande” y “Lucky Man for You”. La primera parte de su directo lo completaron otros temas infalibles como “Gora Mari”, “Mucha muerte”, “La última patada”, “Hoy palmamos” o “Guerra social”, que provocaron un auténtico maremoto entre un público en constante movimiento y entre el que se pudo ver más de una bengala. Encadenando los temas uno tras otro, excepto por un par de pausas breves, fueron llegando hasta el final de su actuación con “Nº1 en USA”, “Tortura”, “No Love”, “Es el odio (Ignorancia)”, “Un poco de respeto”, “Vendido”, “Ultras”, “Fascículo” o “Pánfilo Panfleto ataca de nuevo”.

El toque de punk rock ska lo pusieron los Boikot, quienes una vez más estuvieron acompañados por la trompeta de Txiquitín (Ska-P) y, en esta noche especial, también por el acordeón de Xavier Arakama, de Xaiko, con lo que consiguen darle un nuevo aire a la banda. Además, también pudimos disfrutar de la presencia de Raquel, de Yo No Las Conozco, a la guitarra, quien se defendió a la perfección mientras hacían sonar “Bajo el suelo”, en representación de todas las mujeres que había en el recinto. También interpretaron otros grandes temas, como “Naita Na”, “Skalavnikov”, “Bubamara”, “Lágrimas de rabia”, “De espaldas al mundo” o “Sin tiempo para respirar”, además de una destacable versión de “Kualkier día” (Piperrak), en la que regresaron al escenario Bongo Botrako para ofrecer un gran popurrí en el que sonaron “Vicio” (Reincidentes), “Marihuana” (Porretas) o “Todos los días sale el sol” (Bongo Botrako). Todos estos cortes sonarían en un setlist que pareció pasar volando y que, sin apenas darnos cuenta, nos situaba frente al siguiente concierto. Y si el jueves disfrutamos del directo de Banda Bassotti, ayer el toque de ska italiano lo ponía Talco, quienes cada vez son más habituales en los grandes eventos es España, aunque al contrario de los primeros, ellos aportan tintes de folclore y también algunos toques cercanos al mundo circense, con los que concluía una intensa jornada de música.

 

SÁBADO

Llegamos a la tercera jornada del Festival Viña Rock con el buen ambiente y la intensidad que nos dejaba la noche del viernes. Pasamos la mañana en la zona de camping, comentando las diferentes actuaciones de la anterior jornada y destacando algunos de los mejores conciertos: Rosendo, Gatillazo, Bongo Botrako o Trashtucada. Y comenzamos la tarde en el escenario Poliakov con Los de Marras, quienes animaban y se entregaban al público allí presente iniciando su directo con temas como “Un poquito de follón” o “Hierbabuena”, en el que nos decían que hay muchas formas de vivir y la suya es el rock’n’roll. Continuaron la tarde con “Diosa de la noche” y un tema que estará en su próximo disco: “Ruido”, y para cerrar guardaban “A tu vera”, “Delito”, “Dicen”, “Sexo en la calle” y, por último, el genial “Malabares”, con el que cerraban su paso por el festival. Se produjo una nueva coincidencia en los horarios durante su directo, ya que a esa misma hora descargaban Emeterians en el escenario Negrita Reggae Viña Clon.

La Raíz

Continuamos la tarde con El Reno Renardo, que aportaron un toque de humor a la calurosa jornada con su particular heavy metal, plasmado en temas como “Cipote ancho”, “El Reno Renardo y orcos de Mordor”, “El Bogavante” y “Fiesta palangana”. Muy buen aspecto el que presentaba el Escenario Doogee, para un grupo que quizás en horario más avanzado lo habría desbordado.

Volvíamos al Negrita para ver a La Raíz, otro gran concierto al caer la tarde. Según nos informó la propia banda justo antes de salir al escenario, llegaba con ganas de ofrecer una actuación de altura, y lo cierto es que no defraudaron. El público, muy animado, coreó temas como “La voz”, “Zarzuela y castañuela”, “Donde duerme el chamán” (en el que contaron con Toni Mejías, de Los Chikos del Maíz), “A la sombra de la Sierra”, “Elegiré” y otro puñado de canciones que consiguieron poner a bailar a todo Villarrobledo. Su directo desembocó, sin un segundo de descanso, en el de La Fuga (foto superior), quienes volvieron a un festival donde siempre obtienen una masiva respuesta por parte de un público que, no obstante, suele mostrar su añoranza por la ausencia de Rulo.

Hacia las 22:45 se presentaba el inconveniente que suponía la coincidencia de Narco (en el escenario Doogee) y Juantxo Skalari & La Rude Band (en el Negrita), ya que al segundo lo habíamos marcado como cita ineludible en el programa, con objeto de poder escuchar y cantar los mejores temas de Skalariak o The Kluba, como “Puto alcohol”, “A buen ritmo”, “Oligarquía”, “Rude Control”, “Ruido” y “La mákina ska”, todo un repertorio de clásicos que tuvo el resultado esperado, ya que dividió al público entre ambos conciertos. Y en la recta final todavía nos quedaba escuchar “Todos los hinchas”, “Global Music, Global Revolution”, “SRK” o “Jaia”, hasta cerrar gritando: “¡A vivir que son dos días!”

Siempre suenan a Viña Rock los Soziedad Alkohólika, música de fondo en el camping del festival y pura energía que pudimos escuchar cuando se acercaba la medianoche. Poco después salía a escena Jairo Perera, más conocido como Muchachito, que llegaba a esta cita con Santos de Veracruz y El Ratón, bajo el nombre de Muchachito y Sus Compadres. Temas como “Luna”, “Será mejor”, “Si tu si yo”, “Azul”, “Aire”, “Caraguapa”, “Sin vigilancia” o una canción en solitario “La Viajera”, en la que se añadió en el tramo final la voz de Santos de Veracruz. Un repertorio que aportó nuevos aires y la frescura ya conocida por pasadas ediciones del festival.

La Fuga

Aunque el concierto de Muchachito se prolongó hasta las tres de la madrugada, la noche no acababa aquí, ya que antes de traspasar por última vez la puerta de salida del recinto escuchamos los clásicos Porretas, que hacen de cada directo un homenaje al Rober, Y, para cerrar, The Locos, banda liderada por el carismático Pipi, que soltó la última descarga de ska punk de esta edición del festival.

Además, en la tarde del sábado tuvo lugar la esperada rueda de prensa oficial por parte de la organización y las diferentes autoridades locales, quienes declararon estar enormemente agradecidos con el ejemplo de civismo, solidaridad, convivencia y tolerancia que estaban mostrando todos los viñarockeros, que en esta décimo novena edición habían sido cerca de ochenta mil personas, que han llenado un recinto que crece año tras año y que este año ha presentado novedades como la primera edición de la Feria Viña Grow y los escenarios Canna y Negrita Reggae Viña Clon, que separan el reggae y el hip-hop en dos espacios diferenciados.

Desde la organización se hacía hincapie en el compromiso con un Viña Rock que se sitúa a la cabeza festivalera nacional y afrontará en el próximo 2015 su vigésima edición con la misma ilusión que en sus inicios, allá por 1996. Por otro lado, el impacto económico que representa el festival supera ya los quince millones de euros, siendo el referente anual de la actividad económica de Villarrobledo gracias a las cerca de doscientas mil personas que han pasado por la ciudad y a las que ya se espera para la XX de Festival Viña Rock 2015.

Texto: Francisco M. Peco

Fotos: Diana Ortega Jiménez

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,71 de 5)
Loading...Loading...
1 comentario
  1. david says:

    pues parece que yo estuve en otro festival, no haceis referencia ni doble v ni natos y waor duo kie ni sfdk… en fin nada de rap,.. y no es por nada pero la gente se subia a los tejados para escuchar a morodo no alberto gambino

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

5 × 2 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>