cabecera blondie

AZKENA ROCK FESTIVAL: MANUAL DE USO

El festival vitoriano celebra su decimotercera edición siguiendo su habitual costumbre de echar mano de cabezas de cartel veteranos. Y es que si para buscar los orígenes de Blondie o The Stranglers hay que remitirse a los años setenta, los Scorpions, cabezas de cartel del viernes, comenzaron su carrera nada menos que en 1965. No es extraño en un evento como el Azkena Rock Festival, por el que han pasado leyendas como Ray Davies, Iggy & The Stooges, Deep Purple o Alice Cooper.

Más allá del cartel que presenta cada año, la cita es una de las escalas obligadas en el mapa festivalero estatal para los amantes del rock de guitarras, y la disposición de escenarios y los horarios permiten al público disfrutar de todos los conciertos sin que se produzcan molestos solapamientos. En byTHEFEST hemos hecho una selección de diez propuestas, cinco por día, para aprovechar al máximo el festival.

VIERNES 20

Aunque la parroquia habitual del Azkena se decanta más por el hard rock y el punk que por el heavy, no hay duda: Scorpions es el grupo estrella de la edición 2014. Quizá a pesar suyo, los alemanes se han hecho un lugar en la historia gracias a baladas como “Still Loving You”, pero desde que grabaron su primer álbum, en 1971, han tenido tiempo más que de sobra para demostrar que también son unos tipos duros. Al fin y al cabo, dieron sus primeros pasos inspirados por clásicos como Led Zeppelin, Cream o Uriah Heep. Y en 2011 publicaron “Comeblack”, un disco en el que grabaron versiones de The Beatles, The Rolling Stones, The Kinks o T.Rex, entre otros. Habrá que ver si cuando toquen temas como “Rock You Like a Hurricane” el recinto se rinde ante ellos o se convierte en una verbena de cuero y tachuelas.

Un poco después que Scorpions dieron sus primeros pasos The Stranglers, banda que fue asociada a la escena punk británica por estar en el lugar adecuado en el momento justo, pero que en realidad se inspiraba en grupos como The Doors y tenía cierta tendencia psicodélica. No obstante, suyo fue uno de los grandes himnos de la época, el mítico “No More Heroes”, y el tándem formado por Jean-Jacques Burnel y Hugh Cornwell dio excelentes frutos hasta que el segundo decidió marcharse, en 1990. Desde entonces, han mantenido el tipo incluso cuando el viento soplaba en contra, y actualmente cuentan con un arsenal de canciones que funciona de maravilla en los festivales, y que incluye “Golden Brown”, “Always The Sun” y una versión de “All Day And All Of The Night” (The Kinks) que ya casi parece suya.

Aunque es de su quinta, Seasick Steve no ha saboreado nunca las mieles del éxito. Ni en el heavy ni en el punk. Nacido en 1941 (echen cuentas), este músico de Oakland (California) se ha pasado la vida viajando de un lado a otro, y no grabó su primer disco hasta 2004, cuando ya contaba más de sesenta años. Resultó toda una sorpresa, y no faltaron quienes le compararon con Tom Waits. A partir de entonces, este extravagante bluesman fue adoptado por la comunidad independiente y alcanzó un status que le ha llevado a grabar con Jack White o John Paul Jones (Led Zeppelin).

Los habituales del Azkena recordarán que Marah fue una de las bandas triunfadoras en la edición de 2006. El grupo de los hermanos Bielanko (aunque actualmente está liderado únicamente por Dave) disfruta cada visita a España y siempre se deja la piel sobre el escenario, que suele abordar, todo hay que decirlo, en chispeante estado etílico. Rock americano de toda la vida (en el que nunca falta el toque Springsteen), interpretado con pasión y honestidad por unos músicos acostumbrados a vivir en la carretera.

También en la primera jornada del festival se podrá ver a Unida, el proyecto de stoner rock liderado por John Garcia, excomponente de los venerados Kyuss. Es cierto que no se han prodigado a nivel discográfico y que Garcia tiene en marcha un proyecto paralelo denominado Hermano, pero con sus credenciales hay que estar preparado para recibir una ración generosa de rock desértico y pesado, ideal para contentar a los sectores de la audiencia más fieles al ADN tradicional del Azkena.

SÁBADO 21

¿La rubia más famosa de la historia del rock? Probablemente. Deborah Harry fue la musa nocturna del CBGB neoyorquino, el objeto de deseo de todo punk rocker que se preciara de serlo en el entorno del Bowery. Al frente de Blondie, otorgó glamour y frivolidad fashion a una escena en la que abundaba la mugre, y logró un éxito estratosférico merced a los temas que le sirvió en bandeja Chris Stein, a su lado desde los primeros días del grupo. Del 76 al 82 reinó gracias a canciones incontestables como “Picture This”, “Call Me”, “Heart Of Glass”, “One Way Or Another” o “Sunday Girl”, y su fulgurante trayectoria (que incluye no pocas intervenciones en películas) solo se tambaleó cuando intentó hacer carrera en solitario, pero para sorpresa de propios y extraños, el grupo reapareció en 1998 y volvió a situarse en lo alto de las listas con “María”. Desde entonces, graban y actúan con regularidad, poniendo sus arrebatadores hits al alcance de las nuevas generaciones.

A Violent Femmes los descubrió un día tocando en la calle Chrissie Hynde (The Pretenders). Al menos, eso dice la leyenda. El caso es que Gordon Gano, Brian Ritchie y Victor DeLorenzo revolucionaron el panorama rock en 1982 con un disco debut homónimo que mantiene la vigencia de manera asombrosa (de hecho, Josh Rouse acaba de recorrer el país con una gira en la que se dedicaba a interpretarlo de cabo a rabo). El efervescente folk punk de canciones como “Blister In The Sun”, “Gone Daddy Gone” o “Prove My Love” catapultó al trío, que siguió grabando apreciables discos y ofreciendo enérgicos conciertos. Desde el notable “Freak Magnet” (2000) no registran material nuevo, pero sí que han editado algunos directos que demuestran que se conservan en excelente estado de forma.

Wolfmother añadirán un poco de sangre fresca a la jornada. La banda australiana, que ha editado este mismo año el álbum “New Crown”, practica un stoner rock fuertemente influido por gigantes del hard rock como AC/DC, Led Zeppelin y Black Sabbath. Su actuación servirá para tomar el pulso a la formación que acompaña a Andrew Stockdale (único miembro fundador que permanece en la banda) desde 2012, año en que reclutó a Vin Steele (guitarra), Hamish Rosser (batería) y Elliott Hammond (teclados, percusión). Ian Peres (bajo), que se incorporó en la reestructuración de 2009, también permanece en el grupo.

Y ojo con The Strypes, porque van camino de convertirse en una de las revelaciones del año. Jam Albarracín pudo disfrutar de ellos en el pasado SOS 4.8 y así lo contaba en byTHEFEST: “El jovencísimo cuarteto irlandés ofreció un directo extraordinario, tan arrollador y electrizante que amenazó con fundir los plomos de toda la ciudad de Murcia. Lo suyo es el conocido rhythm’n’blues blanqueado y acelerado, deudor del pub-rock londinense de la segunda mitad de los setenta y muy especialmente de los primeros Dr. Feelgood, tanto los del Wilko Johnson como los de Gypie Mayo. Pero cuando uno es capaz de agarrar el espíritu del rock and roll y vomitarlo con la actitud adecuada -descarada, orgullosa, insolente-, pocas músicas resultan tan estimulantes. Ross Farrelly, Evan Walsh, Pete O’Hanlon y el magnífico guitarrista Josh McClorey se zamparon el escenario, y al público, desde la salida con un ‘What a shame’ que no amenazó sino que directamente desató la tormenta. Interpretaron casi al completo su único álbum ‘Snapshot’, su nuevo EP, ‘Four track mind’, y además se marcaron tremendas versiones de Leiber/Stoller (‘I’m a hog for you, baby’) y Slim Harpo (‘Got love if you want it’, con el bajista O’Hanlon reconvertido en poseso armonicista). La recta final resultó demoledora, con ‘Hometown girls’, ‘Blue collar Jane’ y con McClorey arrojando su guitarra contra el suelo con tanta rabia como lo haría un homeless contra la luna del banco que le acaba de desahuciar. Qué placer toparse con un grupo con semejante garra. Dinamita”. Como diría Bernd Schuster: No hace falta decir nada más.

Cerramos el quinteto del sábado con Deap Vally, el huracanado dúo femenino de Los Ángeles formado por Lindsey Troy y Julie Edwards, dos chicas de armas tomar que en solo tres años se han hecho un nombre en la escena rock internacional. Tratándose de un mundo mayoritariamente masculino, es probable que les haya ayudado su atractivo porte, pero no es menos cierto que “Sistrionix”, el álbum debut que publicaron hace un año, contiene argumentos de sobra para prestarles atención, especialmente entre aquellos que echen de menos a The White Stripes.

 

El menú contiene más ingredientes (Turbowolf, Hudson Taylor, Joe Bonamassa), así que hay donde elegir. Como siempre, en byTHEFEST seguiremos de cerca el festival desde twitter y daremos buena cuenta de lo que ocurra en nuestra crónicas diarias. ¿Estás preparado para el Azkena Rock Festival?

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

cinco × cinco =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>