bbklive2016_foals_01_oscarltejeda (3) 940

BILBAO BBK LIVE 2016: CRÓNICA SÁBADO

“Hemos rejuvenecido, al menos, una década”, decíamos en la crónica de ayer. No lo suficiente como para participar de la onda de Tame Impala. Si anteriormente grandes dinosaurios copaban las cabezas de cartel, en esta edición del Bilbao BBK Live, que a priori nos parecía una de las más atractivas, ha contado con la participación, entre las tres bandas estelares, con dos formadas en este siglo XXI, Arcade Fire y Tame Impala. Una tercera, Foals, robó ayer el protagonismo a los australianos.

El sábado amaneció radiante en Bilbao, por fin, con un sol espléndido. También en lo musical la jornada se presentaba como la más ecléctica de la actual edición, incluso con hueco para Soleá Morente. Para cuando nosotros llegamos a Kobetamendi, la actuación de la hija del maestro granaíno es historia, así como la de los locales Dekot en el escenario principal. Allí se halla Courtney Barnett, mientras nosotros decidimos, como primera tarea, zamparnos un bocata. Pronto nos arrepentimos de no haber esperado un poco, puesto que aunque no podamos ver a la australiana -suena muy lejana-, si vemos a su público. Vaya, por el movimiento parece que se está montando una buena.

Courtney Barnett / Foto: Oscar L Tejeda

Al contrario, el directo de Father John Misty nos resulta un tanto anodino. De él solo podemos destacar el trompazo que se pegó tras caer del escenario al foso, percance del que se levantó como si no hubiese pasado nada. El ex Fleet Foxes, en lo que a su actuación de ayer hace referencia, tiene mucha pose estética y poco peso musical. Lo abandonamos a su suerte pues su actuación se solapa con la de Bad Breeding y Juventud Juché. De los primeros dicen que son la nueva sensación punk británica, y a nosotros nos recuerdan a las bandas jarcoretas centroeuropeas que en los 90 paseaban por nuestros gaztetxes -casas ocupadas-. Los segundos, ¡ofrecían su tercer concierto en 24 horas! -uno de ellos también en Bilbao, en sesion vermouth-. Afortunadamente, el trío madrileño es joven y aguantó el tipo. Presentaban “Movimientos” en una carpa repleta que pusieron a saltar y que sonaba como cuando de adolescente te encerrabas en el baño con el radiocasette -¿existen aún?-.

Father John Misty / Foto: Liberto Peiró

Tras Tame Impala, y antes de Foals -dejamos ambas bandas para después-  se solapaban otras tres propuestas, las de EditorsJagwar Ma y León Benavente. El indie pop épico del grupo liderado por Tom Smith es a priori el que goza de más cartel. Presentan “In Dream”, quinta referencia en una década de existencia, en la que han pisado Kobatamendi tres veces ya -las anteriores, en 2009 y 2013-. En esta última, Smith se presenta algo más canalla que en su anterior visita, y no se quita la capucha hasta hacer sonar “Smokers Outside the Hospital Doors”. La verdad, resultan efímeros y no aportan nada nuevo desde su anterior visita, por lo que los abandonamos a su suerte.

La propuesta electrónica del trío Jagwar Ma, sin batería pero con sintetizadores -segunda banda australiana de la jornada-, entra como un tiro en la carpa y nos convence más, pero picando de aquí para allá, son León Benavente quienes consiguen nuestra atención. Con Abraham Boba al frente -desgañitándose al micro o frente al teclado-, dijeron que Bilbao es una de sus ciudades preferidas. Si vuelven a cantan “Estado provisional” y “Gloria” como si fuera a ser la última vez que lo hacen, el amor será reciproco. Su intensa e brillante actuación tuvo también un prólogo en el centro de la ciudad, en sesión vermuth.

Tame Impala figuraban como cabeza de cartel, aunque su actuación se programó siendo aún de día, dejando la medianoche para Foals. Son muchos los que seguirán su actuación, como las de media tarde, sentados en las praderas del recinto. Se ve alguna que otra falda escocesa hoy, también plumas de indio. En un paseo por el recinto nos encontramos con una barbería donde peinan bigotes, hemos conocido a unas catalanas que repiten en Bilbao porque les gusta la dimensión del recinto y a unas australianas felices de poder disfrutar de tres bandas aussies en la jornada de ayer; Tame Impala es la tercera. Saludamos también a un amigo que está trabajando en un food truck. Acostumbrado a currarse fiestas  patronales a horas intempestivas, está flipando con los festivaleros: “¡Sin broncas, hasta hacen cola para pedir!”.

Tame Impala / Foto: Oscar L Tejeda

Admitámoslo, la brecha generacional entre Tame Impala y nosotros es tan grande que, incluso reconociendo que el suyo es un buen directo, nos impide gozar plenamente de su soft rock de pinzeladas psicodélicas; o aquí hay algo que se nos escapa. Los repetitivos y ya muy vistos visuales, las interrupciones entre temas y alguna que otra larga intro tampoco ayudan.

Tras una intro sonó “Let it Happen”, e inmediatamente el publicó más joven comenzó a brincar. El quinteto dirigido por Kevin Parker -empuña una molona Rickenbaker 335 verde del año 67-, muy arropado y un tanto estático, se relaja después en “Eventually”; las idas y venidas serán ya constantes. En “Elephant”, que remite a  bandas como Led Zeppelin -Robert Plant ¡actúa hoy domingo en Bilbao!- nos invitan a volvernos locos, y hacia el final, suena el hit “The Less I Know The Better”. El sonido es bueno, aunque peña de Zaragoza se nos quejara después de que faltaba volumen. No nos lo ha parecido.

Está bien, Tame Impala nos ha demostrado, sin entusiasmarnos, que es una gran banda. Pero de que se hayan puesto de moda los pantalones cortos con calcetines blancos hasta la rodilla, como hemos visto estos días a los más “fashion” de Kobetamendi… ¡por ahí no pasamos!

Foals presenta algunas características parecidas en escena. Sexteto arropado -con el batería tocando descalzo-, protagonismo de teclados y tintes épicos. Pero su intensidad aumenta a medida que avanza el set, hasta finalizar totalmente desbocados.

Foals /Foto: OScar L Tejeda

En horario estelar, han abierto con “Snake Oil”, “Olympic” y “My number” y el protagonismo estelar de un Yannis Philippakis que acabaría saltando al foso y fundiéndose con el público  -con “Providence”  primero, y al final de su actuación, después-. Especialmente delicada ha sonado “Spanish Sahara”, de lo mejor de la noche.

Si el jueves nos dañamos las rodillas por defender nuestra posición con Arcade Fire, el espacio disponible nos permitió bailar tanto el viernes con Pixies como ayer con Foals. Quizá los temas de Tame Impala sean más complejos y elaborados, pero el disfrute tiene su importancia y Foals ha sabido cómo atrapar al público. Con la celebrada “Mountain At My Gates” decenas de chavalas bailan a hombros de sus parejas; todos cantan -¡aquí todo el mundo sabe inglés, oigan!-. Tras “Late Night” dicen adiós. Los bises, en plan desbarre jarcoreta, son apoteósicos -con un pogo brutal en las primeras filas-, comenzando por “Inhaler”. Se lo han currado muy bien.

El trepidante final del bolazo de Foals coincide con el principio de Triángulo de Amor Bizarro, con cuya intensidad va que ni pintada. El sonido, bueno, el recinto, a rebosar; como con León Benavente -lamentamos no haber podido asistir allí a la actuación de McEnroe, cuyo horario coincidía con el de Tame Impala-. “¡Guillotina!” grita el genial cuarteto gallego en “Robo tu tiempo”, tema que nos recuerda que debo marchar a escribir la crónica que tú leerás mañana -tu hoy-. Las tres baterías de Soulmax, en septeto de riguroso blanco, sacuden la madrugada.

La organización, en una apuesta por la cultura de Djs, ha habilitado una entrada nocturna para Basoa, boscosa pista de baile. Allí esperan 2ManyDjs. Más de 35.000 festivaleros han asistido a la clausura del Bilbao BBK Live 2016, con unas cifra global de más de 100.000 asistentes, siempre según la organización.

 

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ocho + 20 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>