Cabecera Mercury Rev

CONTEMPOPRÁNEA 2014: MANUAL DE USO

¡Extremadura existe! Lo saben los esforzados organizadores del Contempopránea, el “festival de la escena indie”, según su propia definición, que este fin de semana celebra la primera cita de su 19ª edición, dividida en dos partes. Por un lado, la Alacazaba Árabe de Badajoz acogerá dos jornadas de conciertos con importante presencia internacional. Por otro, el 25 y el 26 de julio, serán Las Laderas de Alburquerque las que reclamen protagonismo, con otro par de días dedicados al producto nacional. Como siempre, desde byTHEFEST hacemos un repaso a lo más destacado de su programación. Esta es nuestra hoja de ruta.

VIERNES, 6 DE JUNIO

Además de Izal, Sidonie e Iván Ferreiro, tres nombres nacionales de indiscutible tirón entre el público, la atención de la primera jornada se centra obligatoriamente en los dos grupos británicos que comparten cabecera de cartel. The Horrors llegan en un momento de forma fantástico, tras publicar “Luminous”, un disco que ratifica el cambio de rumbo que dieron con “Primary Colours” (2009), su segundo álbum. Tras un debut asociado al sonido garage y el revivalismo, emprendieron una búsqueda que les ha llevado hasta la década de los ochenta, una época en la que, tras los viajes astrales que había realizado el space rock en la década anterior, una nueva generación de músicos aprovechó la amplitud del campo de batalla post-punk para aplicar los sintetizadores a las melodías pop. Ese es el terreno en que se mueve la banda de Faris Badwan desde que Geoff Barrow (Portishead) le mostró el camino echándoles una mano en aquel celebrado (y sorprendente) segundo disco. “Luminous” ha sido grabado a lo largo de quince meses en el propio estudio londinense del grupo, nuevamente con la ayuda de Craig Silvey, su productor e ingeniero de cabecera (desde “Primary Colours”, precisamente), y logra el equilibrio perfecto entre trance sonoro y melodía pop, cediendo el protagonismo a unos sintetizadores que definen la orientación de unas canciones que se miran en los estimulantes inicios de Simple Minds, Gary Numan, A Flock of Seagulls, Echo & The Bunnymen, The Psychedelic Furs o los Talk Talk de “It’s A Shame”. Un disco que, pese a la cantidad de referencias que maneja, tiene entidad propia, y augura un directo hipnótico y pródigo en momentos climáticos, la especialidad de The Horrors en el escenario.

El otro peso pesado internacional del día también transitó territorio post-punk en sus inicios. Maxïmo Park parecían flor de temporada cuando aparecieron hace ya una década, en un momento en que también saltaron a la palestra bandas como Franz Ferdinand, Bloc Party o Kaiser Chiefs. Sin embargo, “Too much information”, editado en febrero de este año, es ya el quinto álbum de la banda de Newscastle. Es un lástima que su longevidad sea inversamente proporcional a la calidad de sus grabaciones, que curiosamente han ido decreciendo en interés a medida que se alejaban del sonido coyuntural, pero efervescente, de su debut. De hecho, tenía más interés el segundo CD que incluía “Too Much Information” en su edición en formato doble, ya que contenía versiones de Mazzy Star, The Fall, Leonard Cohen o Nick Drake, entre otros. Justo es señalar también que Maxïmo Park, merced al carisma de su vocalista, Paul Smith, son una garantía de fiesta en un festival. Y de eso se trata en este caso.

SÁBADO, 7 DE JUNIO

La segunda jornada del Contempopránea vuelve a contar con bandas españolas de innegable atracción masiva, como Love of Lesbian, y otras que van camino de alcanzar su nivel, como El Columpio Asesino. Tres años después del exitoso “Diamantes”, los navarros han publicado “Ballenas muertas en San Sebastián”, un disco que perfecciona aún más su particular sonido, marcado por un uso de los sintetizadores que recuerda a Suicide y una actitud desafiante que no elude las conexiones pop. Un puñado de canciones arrolladoras y una singular imaginería propia que contribuyen a que sus directos sean de los más notables de la escena estatal actual.

En el apartado internacional hay que prestar atención a Veronica Falls. El año pasado ya visitaron algún festival español, y ahora regresan para consolidar su relación con nuestro país. Practican un candoroso indie pop con reminiscencias shoegazing y dream pop que muestra especial devoción por las melodías. “Waiting for Something to Happen”, su segundo LP, es una deliciosa colección de temas pop que bien merece que les sigamos la pista.

Referencias similares manejan The Pains of Being Pure at Heart, aunque muchas cosas han ocurrido en el seno de la banda en los tres años que han transcurrido desde “Belong” (2011), el segundo álbum de los neoyorquinos. De hecho, ni siquiera sería del todo correcto seguir llamándolos banda, puesto que de los miembros fundadores solo permanece Kip Berman (guitarra, voz), a quien ahora secundan Christoph Hochheim (guitarra), su hermano gemelo Anton Hochheim (batería), Jess Weiss (coros, teclados) y Jacob Sloan (bajo), que serán quienes le acompañen en Contempopránea, pero cuya continuidad está en el aire, ya que Berman asegura que los componentes del grupo irán rotando en el futuro. Visitan el festival para presentar “Days of abandon”, un tercer disco con el que el único superviviente de la formación original parece querer recuperar el espíritu indie pop de ribetes noise (un poco de twee-pop, otra pizca de shoegazing, algo de dream pop) que alumbró la creación de un grupo que nunca ocultó su candorosa vocación revivalista y se ganó con facilidad a un público que creció en los noventa y sigue anclado a los sonidos que descubrió durante su etapa de despertar musical. The Pains of Being Pure at Heart, con su extravagante nombre y su espontánea sencillez, se hacían de querer, eran como los vecinos de al lado, y cosecharon un éxito inmediato entre la parroquia indie estatal. Amados por el público y la crítica, pero abocados a convertirse en una banda marcada por su carácter derivativo, tras su exitoso debut homónimo decidieron explorar nuevos caminos, y en “Belong” escogieron como principal influencia a The Smashing Pumpkins (de hecho, trabajaron con los productores Flood y Alan Moulder). El cambio fue notorio, aunque su talante pop se terminaba imponiendo en muchas de las canciones. Una nueva gira mundial parecía demostrar que el proyecto se consolidaba, pero también que tendrían que asumir su condición de grupo de gran proyección, hecho que incomodaba a la mayoría de integrantes de una formación nacida como divertimento y profesionalizada por culpa de las circunstancias. Así las cosas, Peggy Wang y Alex Naidus abandonaron para dedicarse a escribir en la web Buzzfeed, mientras que Kurt Feldman prefirió poner en marcha Ice Choir, una banda de pretensiones más modestas. Berman, por su parte, optó por continuar, así que es el momento de constatar la prestaciones en vivo de sus nuevos acompañantes.

Y para cerrar este repaso, los cabezas de cartel de la jornada: Mercury Rev. Sí, vale, no han editado material nuevo desde 2008, cuando aparecieron “Snowflake Midnight” y “Strange Attractor”, pero es que aquel par de discos eran palabras mayores. De hecho, significaron la triunfal tercera reinvención del grupo. Porque Mercury Rev nunca lo han tenido fácil. Sus primeros trabajos con el vocalista David Baker descubrieron a una banda personal e imaginativa, capaz de conjugar vanguardia y música pop con inusitada inteligencia. Pero Baker se marchó, y tras el primer momento de desconcierto, sus compañeros (Grasshopper, Jonathan Donahue, el productor Dave Fridmann) no solo siguieron adelante, sino que grabaron “See You On The Other Side”, uno de los mejores discos de su carrera. Habían superado la prueba.

Y aún darían un paso más, cuando publicaron “Deserter’s Song” (1998), el disco que les encumbró como maestros de la nueva psicodelia. Hace dos años salieron de gira para interpretarlo al completo y, mesianismos de Donahue aparte, cosecharon un triunfo incontestable, como pueden atestiguar quienes les vieron en el Día de la Música, en Madrid. Otra prueba superada. Es cierto que después, con “All Is Dream”, se durmieron en los laureles y se dejaron llevar por la inercia del sonido que les había abierto las puertas del éxito, edulcorando en exceso su propuesta, pero con Mercury Rev nunca se sabe, y sus últimas grabaciones ponen de manifiesto que no han olvidado sus orígenes, estrechamente conectados con músicos tan inquietos como Tony Conrad, John Cale, Brian Eno o La Monte Young. Un viaje de ida y vuelta a la vanguardia que sigue siendo un espectáculo admirable en vivo. El colofón perfecto para un festival que crece a ojos vista, y que te contaremos con detalle tanto desde nuestro twitter como desde esta web. ¡A disfrutarlo!

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

uno × uno =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>