xxxx

CRÓNICA DEL DELESTE FESTIVAL 2016

Texto: David Blutaski

VIERNES

Inserten ustedes mismos aquí cualquier aforismo relativo a que las opiniones extremas suelen tender a la imprecisión, cuando no a la falsedad, que el tono gris domina el mundo, etc. etc. y me habrán ayudado a hacer una entradilla bastante adecuada para la crónica del Deleste Festival que este fin de semana se ha celebrado en Valencia. Bueno, este fin de semana se ha celebrado el grueso del festival, porque a última hora la organización se sacó de la manga una fiesta de presentación escindiendo del cartel a tres bandas que en principio pensábamos que veríamos en la programación de estos días – Novedades Carminha, The Saltitos y Gran Quivira-. Algunas de las personas con las que pude conversar, me expresaron su malestar por no haber podido ver a Novedades Carminha ya que, desde que se anunciaron las fechas del festival, habían marcado el 4 y el 5 de noviembre en rojo y veían injusto que se sacase del cartel a una de las bandas interesantes, cuando normalmente para las fiestas de presentación lo que se hace es sumar bandas, no restar al resto del evento.

En todo caso, el primer concierto de este Deleste corrió a cargo Holy Paul, banda local que esta temporada se ha colado en muchos de los festivales de la Comunidad Valenciana gracias a Sona la Dipu, y que actuaban en el festival en virtud de actuales ganadores del concurso de bandas de Vinilo Valencia. Holy Paul son un trío de rock brioso, muy acorde al nuevo indie rock anglosajón de comienzos de milenio, pero el público era escaso y abrumaba la cantidad de fotógrafos y personas grabando vídeo comparado con el número de espectadores.

Uno de los alicientes de la jornada era ver en el Auditorio a Gener presentar su magnífico nuevo trabajo “Oh! Germanes”, sin lugar a dudas uno de los mejores discos surgidos de la escena valenciana de este año. La banda parece haber conseguido un encaje perfecto, un sonido en que los músicos se complementan pero que en ningún momento se pisan, alcanzando una musicalidad arrebatadora. Rock, pinceladas funky y una suave lisergia que sirve de excipiente para un más que efectivo medicamento. Lo mismo pasa con las voces, es raro el tema en el que no se escuchen coros de al menos tres voces, algo complejo si no se tiene seguridad y tablas. Pese a que el sonido no fue todo lo cristalino que cabría esperar del Auditorio de La Rambleta, el suyo fue uno de los mejores conciertos de la jornada. Lástima que tuvieran que saltar abruptamente a su versión en valenciano de “Girls just wanna have fun” de Cyndi Lauper para cerrar su set, dejándose fuera algún tema para cumplir su horario a rajatabla – fue extraño que no pudieran dejarles tocar cinco minutos más aunque se solaparan con el concierto de la otra sala, cuando el anterior concierto había empezado media hora tarde –.

Gener / Foto: VikPamNox

La multicultural californiana afincada en Barcelona Maïa Vidal ha visitado Valencia en dos ocasiones recientes – She’s The Fest de 2015 y este veranos en el Palo Alto Market -, ambas con los temas de su último trabajo “You’re the Waves”. En formato dúo mostraron unas canciones de suave indie pop electrónico que sin llegar a incitar al baile, sí que hubieran sido más adecuadas como antesala a Delorean. Una cosa es el los carteles sean eclécticos y otra cosa es que el discurrir de los diferentes estilos vaya a salto de mata.

El papel de cabeza de cartel de la jornada correspondía claramente a Xoel López, ofreciendo un “concierto especial en acústico” en el Auditorio, algo que sin embargo nos hace cuanto menos plantearnos diferentes preguntas: ¿No sería más atractivo escuchar las canciones de su último disco “Paramales” con banda y recreando la completa musicalidad de este trabajo? ¿Es realmente justo considerar como cabeza de cartel de la jornada de un festival un acústico de Xoel López? Nosotros, aunque encantados por la sobrada capacidad del gallego en este formato –algo que ya vimos a media tarde en el Sonorama de 2015- creemos que por muchas tablas, buenas canciones y el solvente espectáculo que ofreció ante nosotros, se trató de una exhibición en un formato menor. Durante una hora, Xoel repasó lo mejor de sus dos discos en solitario, incluida una versión de “De vino y espejos” del último disco de Deluxe, consumando la traslación de su música a parajes latinoamericanos. Usando como herramientas una guitarra, un platillo y un bombo de pie, una armónica, haciéndose sus propios coros e hilvanando las canciones a través de comentarios, Xoel López cumplió las expectativas de sus numerosos fans, aunque pasada la media hora también hubo quien abandonó su asiento mientras le asaltaba un  bostezo.

Xoel López / Foto: VikPamNox

Le tocaba el turno a Geografies, otra de las bandas locales de esta edición y que fundamentan su proyecto en interpretar indie rock en valenciano con un evidente componente emocional. Tras este grupo, que reúne a músicos conocidos por haber pertenecido a otras bandas de la escena, subió al tablao el cuarteto danés Magnolia Shoals, practicantes de un alt-rock que ahora está  bastante de moda y que tiene como máximo exponente a The National, aunque también es más que evidente su conexión con los U2 previos a “The Joshua Tree”. Oscuros, elegantes y melancólicos acaban de pasar por el Monkey Week y van a aprovechan estos días para presentar su debut “Tenant” también en Madrid y Barcelona. Tienen alguna canción destacable, como  “BLVD”, pero no lograron enganchar a una audiencia que en mayor número disfrutaba de la terraza de La Rambleta que de la mayoría de conciertos de la jornada.

Tras unas cuantas horas con las pulsaciones al relentí, los también valencianos Aullido Atómico eran los encargados de darnos una descarga revitalizante. Venían de dar mucha guerra la semana anterior en el Funtatic Dracula Carnival y se les veía con ganas, aunque no sonaron todo lo bien que era de esperar. Saltaron, bailaron, se desgañitaron y pusieron toda la carne en el asador, pero un sonido evidentemente plano deslució sus tabernarias canciones.

Aullido Atómico / Foto: VikPamNox

Tras el rock, llegó la electrónica encarnada en Delorean, eterna esperanza blanca desde que aparecieran con su primer trabajo “Silhouettes”. Si bien su nuevo trabajo “Muzik” es notable, es obvio que la proyección de esta banda, que parecía que iba a comerse el mundo nada más nacer, que sigue gozando de un cartel estupendo y es reclamada para poner a bailar a un buen puñado de festivales indies, no ha cumplido las expectativas previstas. Este fue el concierto más concurrido, un buen cierre, la gente tenía ganas de bailar y en la terraza ya hacía fresquito.

Tras los donostiarras, esperábamos que se montara una cabina de DJ para que el inquieto Gerardo Cartón se trasformara en su alter ego pinchadiscos El Chico Biónico, y que igual que el año pasado cerrara la noche con una sesión ecléctica marca de la casa.  Sin embargo, vimos extrañados como Gerardo estuvo lanzando las canciones de su sesión desde un lateral de la mesa de sonido, sonando como ambiente mientras los técnicos retiraban los trastos de Delorean. Algunos preguntaban perplejos si eso era El Chico Biónico o si iba a salir después al escenario.

SÁBADO

Durante las mañanas de los sábados, el protagonismo se cede a los niños con el Deleste Kids. Si el año pasado contó con La Habitación Roja ofreciendo un concierto de versiones de lo mejor del pop de las últimas décadas y con Ramírez, este año, y bajo el auspicio de Sona La Dipu, tenía como protagonistas al espectáculo infantil de Dani Miquel y a otra de las jóvenes bandas de rock en valenciano, Tardor. Esta mañana festiva, en anteriores ediciones de carácter gratuito, ha pasado este año a ser de pago con una entrada de tres euros que se destinarán a fines solidarios.

El regreso de Polar abrió la jornada vespertina en el Auditorio. El cuarteto valenciano fue uno de los máximos representantes del “indie culto” de la ciudad de Valencia de las pasadas décadas, y aunque tampoco fueron nunca una banda multitudinaria, siempre gozaron de un magnífico cartel y un gran respeto por todo el país. Actuaron en grandes eventos, tuvieron críticas destacadas y giraron junto a importantes artistas internacionales, pero hace seis años decidieron dar carpetazo al proyecto. En esta ocasión,  en principio de forma puntual, y acompañados por las proyecciones de Pau Martínez, rescataron un repertorio de temas de inmensa tensión emocional y exquisita factura, combinando aridez con dulzura, sus marcas personales.

Polar / Foto: VikPamNox

El inclasificable Bigott fue el encargado de darle continuidad al evento. Más comedido que de costumbre, reunió al calor de su melancólico pop y su solvente banda a un considerable número de personas, dejando patente que este sábado iba a estar más concurrido. Tan concurrido que algunos de los presentes se quedaron sin poder entrar a ver a Quique González y Los Detectives, a priori el mayor reclamo de este año –es difícil entender que una persona compre la entrada para un festival y se tenga que quedar sin sitio para ver al artista principal-.

Aunque solamente fuera por acumulación de músicos – el escenario parecía la última escena de The Last Waltz -, era difícil que no ofrecieran un buen espectáculo. Más cercano a Ryan Adams que a otros héroes del alt-country más serio, repartió folk rock, country de tendencia comercial, e incluso pinceladas de soul rock en canciones no exentas de cierta pornografía emocional –solamente como constatación, no como algo bueno o malo-. Los que no pudieron entrar al auditorio, al menos tuvieron la oportunidad de ver en el otro escenario a Johnny B Zero, solvente complemento sorpresa de esta jornada.

Quique González / Foto: VikPamNox

Lo extraño de los horarios de este sábado, es que la parte principal de la noche estaba reservada para que actuaran cuatro bandas emergentes de forma consecutiva, magnífico para ellos, pero algo que no deja de ser sorprendente. Los primeros fueron Perlita que, desde el trampolín que supuso su aparición en el Monkey Week de hace dos años, han conseguido colarse en festivales tan importantes como el FIB, Low Festival o Ebrovisión y ofrecer su desenfadado directo repleto de ritmos disco, de funk y de vocoders.

El mayor aliciente del concierto de Los Vinagres, es que era la primera vez que actuaban en Valencia y que estos prácticamente imberbes canarios son una de las apuestas de futuro del nuevo garage nacional – sin apenas material fueron fichados por Sony-. No hacen nada nuevo, pero en este tipo de eventos siempre encajan a la perfección bandas de perfil adrenalínico e incendiario. Nosotros ya les habíamos visto provocar pogos en el pequeño escenario Mondosonoro del Mad Cool Festival, y aunque en el Deleste no se produjo una reacción tan salvaje, sí que dejaron muy buena impresión.

Los Vinagres / Foto: VikPamNox

Resultaba curioso que se hubiera colgado el sold out y que un rato antes en Quique González pareciera que acababa de rugir la Marabunta, porque no se veía reflejado en la cantidad de público en estos últimos conciertos en el escenario Jagërmeister. Una pena para el que se perdiera la salvajada de concierto de El Lobo en Tu Puerta. Estos andaluces, capaces de aullar como Howlin’ Wolf y rapear como los Beastie Boys sobre una base de hardcore atronadora, dieron un recital de actitud y garra y para muchos fueron el descubrimiento de esta edición. Olde Gods fueron los encargados de cerrar el festival – aunque había una Post Party en discoteca La3 con Dan Shake y The Basement Soundsystem – con ritmos bailables de elegante house soul y electro funk.

El Lobo en tu Puerta / Foto: VikPamNox

Este año el Deleste Festival ha tenido un cartel más humilde que en ediciones anteriores, quizá buscando la sostenibilidad de un evento que por aforo tiene el crecimiento prácticamente descartado. Un par de nombres de reclamo, bandas emergentes y el apoyo en la escena local son la realidad que pueden asumir para poder hacer viable el evento. Parece que han logrado consolidarse como proyecto – otro nuevo sold out- y que en Valencia tenemos un festival pequeño en recinto cerrado para tiempo.

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, promedio: 4,50 de 5)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

17 − dos =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>