LOW2015__DOMINGO_FOALS_09_JAVIERROSA portada

CRÓNICA LOW FESTIVAL 2015: DOMINGO

Los domingos de festival, podrían considerarse de todo excepto lo que son: domingos.

El tercer día de Low Festival empezaba también con amenaza de lluvia, que no llegó a hacer efecto y con una banda que garantizaba calidad desde la hora de apertura de puertas: Mi Capitán. Cuentan ya con el respeto de crítica y público a pesar de tener un único álbum en el mercado. Y es que Mi Capitán, el supergrupo formado por miembros también de Standstill, Love of Lesbian o Egon Soda, no han tenido aún ocasión de fallar en ningún concierto en los que les hemos visto.

“Somos Mi Capitán, una banda de rock de Barcelona”, decía Gonzal (cantante de la banda) antes de que empezara a tocar “Algo inesperado”, primer tema que sonaba en la tercera jornada de Low Festival 2015. A este le siguieron otros como “Asalto a la costa blanca”, en el que habría que hacer especial mención a los coros (hay algún momento en el que cantan prácticamente todos los miembros de la banda) y también la canción que ellos definen como “la niña que los ha traído hasta aquí”, que no es otra que “Es suave la voz”. Entre los últimos temas, no falta una versión de “Alta Suciedad” de Andrés Calamaro, por si quedaba alguna duda de que lo suyo es el rock.

Primera hora de domingo / Foto: Javier Rosa

Para seguir por todo lo alto desde bien temprano, el escenario Budweiser se rendía a los pies de la elegancia de Nacho Vegas. Con camisa blanca y su habitual saber estar, deleitaba al personal con temas de “Resituación” (2014), pero también con otros más antiguos, como “Me he perdido”, “Perdimos el control” o “Gang-Bang” en el que el teclista, Abraham Boba (cantante también de León Benavente), dejaba el teclado a un lado, para tocar el acordeón.

Jero Romero empezaba su concierto en el escenario Ron Matusalem como viene siendo habitual en ellos: todo lo cerca posible entre ellos, pero sin llegar a invadir el espacio vital del otro. Empezaban con “Narciso”, tema incluido en “La Grieta” (su segundo y último álbum hasta la fecha), pero también dejaban lugar a temas de su primer álbum como “Cabeza de león” o “Devolverte”, que es uno de los puntos fuertes del concierto, cuando la banda se marca un capricho instrumental que deja al público sin palabras. No es difícil ver gente entre el público dejándose llevar incluso con los ojos cerrados. Lo de Jero Romero en directo es calidad de la buena. En la recta final del concierto suenan temas “Hombre mayor”, “Desinhibida” o “El As”, para despedir el show.

Después de ver las fechas de su gira internacional, de que Pitchfork haya nombrado alguno de sus temas como “Best New Track” y que su nombre haya salido hasta en el New York Times y todo esto, sin que ninguno de los miembros de la banda supere los 19 años, lo mínimo que se puede tener por ver a Mourn en directo es curiosidad.

Tocaban en el escenario Wiko y demostraron la razón de todo lo citado arriba. Son una banda con un talento excepcional y una actitud que ya les gustaría tener a algunos grupos con más nombre o más experiencia. Vértigo da pensar hasta dónde pueden llegar.

En el escenario principal era el turno de Supersubmarina, que hacían acto de presencia en su cuarto Low Festival, detalle que recordaban en un momento del concierto, dando las gracias al festival por apoyarlos cuando en 2010 apenas los conocía nadie.

Anoche Supersubmarina estaban especialmente enérgicos “¡No descansamos, Low! ¡Ya descansará uno cuando se muera!” gritaba Jose Chino antes de sumergirse en “Niebla”, una de las canciones que recuperaban de “Electroviral” (2010). Un concierto lleno de hits con un sonido impecable, que demuestran que Supersubmarina tienen canciones suficientes para mantener arriba al público durante todo el concierto. Todas ellas acompañadas de un diseño de luces que hace aún más grande el show. El concierto terminaba con una auténtica traca final en la que se encontraban temas como “Kevin McAllister”, “En mis venas” o “Cientocero”.

Supersubmarina / Foto: Javier Rosa

Mientras tanto, La Bien Querida ya había empezado en el escenario Ron Matusalem. Con una cuidada puesta en escena, Ana Fernández-Villaverde, interpretaba junto a su banda temas antiguos como “Corpus Christi” de “Romancero” (2009) u otros incluidos es su último trabajo, como por ejemplo, “Disimulando” de “Premeditación, nocturnidad y alevosía” (2015). Antes de terminar, y como curiosidad, no quiso dejar pasar la ocasión de agradecer a Low Festival el horario que le había puesto: “Muchas gracias al Low por ponernos a esta hora tan buena” y acto seguido comenzaba a sonar “Poderes extraños”, también incluido en su último trabajo.

Una de las bandas más esperadas del día y de todo el festival eran Foals, que cumplían con creces las expectativas del público presente con un sonido prácticamente perfecto y una técnica en la voz más que destacable de Yannis Philippakis, su front-man. A pesar de una ejecución envidiable, Foals conseguía mantener al público sólo con sus dos temas más esperados “My number” de su álbum “Holy Fire” (2013) y “Spanish Sahara” de “Total Life Forever” (2010), con la que ponían la piel de gallina a más de uno. El resto del concierto no pasaba de ser un show con un sonido ante el que no hay nada que objetar.

Foals / Foto: Javier Rosa

Delafé y Las Flores Azules estaban en el otro escenario disfrutando (y por tanto, haciendo disfrutar al público) con temas como “La Primavera” o “Intento”, mientras en algún momento animaban al público a grito de “¡Esos indies!” (¿?). Destacaban los bailes de Óscar D’Aniello, a quien era imposible seguir los pies a pesar de los intentos de la cámara que grababa recursos del directo para las pantallas. Uno de los momentos álgidos de su concierto, llegaba con “Espíritu Santo”, canción coreada por la gran mayoría de los asistentes.

The Raveonettes era uno de los últimos grupos en tocar ya en el escenario principal y comenzaban con “Endless Sleeper”, tema con el que también abren su último álbum “Pe’ahí” (2014). Muchos de los temas de la banda contaban con una base similar, que hacía que el concierto no tuviera grandes altibajos y se mantuviera en la misma línea, cosa que puede llegar a resultar un poco aburrido en algunos momentos, a pesar de que su sonido, al igual que el de Foals, era excelente.

The Raveonettes / Foto: Javier Rosa

Varry Brava por su parte ya tenían todo preparado en el escenario Matusalem, incluida una escenografía llena de plantas rodeando una V situada en el centro del escenario. Los murcianos salían más formales de lo que nos tienen habituados (al menos hablando de su look), pero con la misma fuerza y energía de siempre. Un concierto suyo siempre tiene asegurado que la gente va a disfrutar y bailar con temas de “Demasié” como “Calor” o “No gires” y también con su último trabajo “Arriva”. Varry Brava en directo es sinónimo de fiesta.

Reptile Youth tenían el difícil papel de mantener al público con fuerzas a las 4 de la mañana, pero lo hicieron y ¡vaya si lo hicieron! Estamos convencidos de que después de este, habrá muchos más festivales por delante para los de Copenhague, que se animaban incluso a lanzarse al público casi al final del concierto. Un directo más que recomendable.

Buffetlibre cerraba la edición 2015 de Low Festival, que un año más ha merecido la pena y ha dejado un listón bien alto para el 2016. Ya estamos deseando volver a Benidorm.

 

Low Festival 2015: Crónica sábado

Low Festival 2015: Crónica viernes 

Portada – Foals / Foto: Javier Rosa

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

seis + 13 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>