Market domingo Foto Liberto Peiro (6)

CRÓNICA MONKEY BRAIN 2015: DOMINGO

El segundo y último día del Monkey Brain comenzaba con las mismas herramientas de comunicación que el día anterior: un desayuno utilizado como excusa para una sesión de networking con la colaboración de EXTENDA (Agencia Andaluza de comercio exterior), y con la misión de conocer e integrar a los profesionales nacionales e internacionales que acuden al Monkey Week. Este año ha habido una importante nómina de visitantes del mercado latinoamericano, sin lugar a duda, los más solicitados a la hora de captar para mostrar los productos.

Monkey Market Foto: Liberto Peiró

Tras esta actividad y una vez finalizado el “face to face”, ha tenido lugar la mesa redonda “Todo sobre mi madre (y algo más)”; una entrevista atípica a tres bandas, en la que se ha desgranado, de manera informal, la trayectoria profesional de tres artistas de carreras y estilos completamente diferentes: Mikel Erentxun, Francisco Contreras Molina (Niño de Elche) y Esteban J. Girón (Toundra).

La mesa, dirigida por Emilio R. Cascajosa (que además de formar parte de la organización del Monkey Brain, también es el cantante de Miraflores), ha propuesto hacer una especie de entrevista en común para que se expusieran las opiniones y experiencias, que desde generaciones diferentes y diferentes formas de ver la música, tienen estos tres artistas.

Empezando por definir su propio estado personal dentro de la industria actual, Erentxun ha reconocido que aunque ya desde hace tiempo está fuera de la primera división -la que vende discos- ahora está mucho más a gusto, donde puede tocar en recintos más pequeños y tiene la oportunidad de ser más libre haciendo discos, que siempre ha sido su única ambición.

Esteban J Girón nos ha dado una visión del panorama musical en la que está expresa su negativa a casarse con etiquetas como “indie” o “underground”. El guitarrista de Toundra piensa que hay que luchar por llegar al mayor número de gente, pero que esa “primera división cuantitativa” debería ser producto cultural de calidad. Para Niño de Elche, al que tampoco le gustan las etiquetas, su mayor interés es intenta gestionar su propia esquizofrenia personal y artística dentro de la esquizofrenia general de la industria musical, desarrollando su forma de entender el arte en cada una de sus formas, de manera natural mediante la colaboración con otros artistas con su misma visión.

Niño de Elche, Esteban J Girón y Mikel Erentxun / Foto: Liberto Peiró

En cuanto a la gestión de los recursos que tiene el artista para trabajar, Mikel Erentxun nos ha contado que a pesar de la repercusión de su etapa de Duncan Dhu, ellos empezaron en Gasa con muy pocos recursos y que cuando les absorbió Warner tampoco mejoraron, pero eso no les condicionó para realizar su trabajo por voluntad propia y energía.

Una cuestión interesante ha surgido con el caso particular de Toundra, que comenzó a hacerse un nombre regalando sus primeross disco en descarga y ahora, cuando están más consolidados, con su último disco “IV” ya no lo han hecho. Según su guitarrista, lo importante es adaptarse a los tiempos, como cuando al cambiar a una compañía más grande y no poder hacerlo, más cuando están tan extendidas las plataformas de streaming y pueden llegar de esta manera también a su público. Paco “Niño de Elche” cree que el concepto gratuito es relativo, que realmente la descarga gratuita no existe, porque las conexiones a internet se pagan y es un territorio engañoso, que lo que es realmente importante es gestionar los derechos de los músicos. “Cuando tienes un discurso en el que gestionas tu esquizofrenia de manera adecuada, se puede estar en muchos supuestos a la vez, se establecen pactos completos y es muy complejo. Hay que marcar las líneas rojas dependiendo de tu sentimiento socio político. No me gustan los discursos puristas, porque es absurdo”, comenta Paco con tremenda lucidez.

Los exteriores del Monkey Brain

Poco más tarde, después de que Cómo Vivir en el Campo ganara la batalla de bandas, comenzaba la segunda y última mesa del día -que también cerraba el Monkey Brain-, con el título de “Tú a Boston y yo a California”, en la que se ha tratado el tema de la internacionalización con Ana Romeu del Segell del Primavera; Juan Santaner, veterano en todo tipo de lides y que acaba de montar una nueva agencia con el nombre de Industrias Bala -y Joan Vich, que desde Ground Control está dirigiendo nuestro fenómeno internacional más importante de los últimos tiempos, Hinds.

Los tres coincidieron en que antes de embarcarse en las aventuras internacionales hay que conocer cada uno de los mercados a los que dirigirse y saber que artistas funcionan en cada sitio; México no es lo mismo que Argentina, ni lo mismo que Inglaterra. Hay que saber a qué artista se puede llevar a cada país, con que disco y en qué momento.

Ana Romeu ha utilizado las sinergias que se establecen por el Primavera Sound para mover a artistas nacionales por diferentes mercados y ha contado dos ejemplos de forma de trabajo diferente, como son los casos de Joana Serrat y Nuria Graham. La primera fue contratada en el Eurosonic belga y con el respaldo de tener este importante evento, aprovecharon para hacer una gira por el Benelux, mientras que con Nuria Graham, apostaron por invertir y apostar por hacer la presentación de su nuevo disco en dos tiendas de Rough Trade en Londres, invitando a medios, promotores y booking para darla a conocer.

Juan Santaner, con la experiencia adquirida en diferentes empresas llevando a artistas al otro lado del océano, también ha expresado la necesidad de saber cuándo ese negocio no funcione descartarlo. “Si un artista no ha calado en un año, no lo va a hacer el tercero. No puedes hacer pico y pala”, comentaba. Para esto Ana Romeu aconsejaba encontrar aliados allí que te aconsejen lo que va a funcionar.

Además de estas ideas principales, Joan Vich profundizaba que era importante trabajar en cuatro o cinco líneas, no centrarse en una sola. Hacer promo, licenciar al artista, acuerdos de booking, pero que todas ellas confluyeran en un objetivo, para dar confianza al promotor, sello internacional, etc. para hacerles ver que van a invertir en una objetivo que tú tienes y que crean que vas a conseguir.

Juan Santaner también incidía en el esfuerzo que tiene que hacer el artista si realmente quiere hacerse una carrera fuera. “Si quieres internacionalizar tu proyecto tienes que estar dispuesto a estar fuera de tu casa 6 meses o dejar de tener un trabajo aquí”

Todos coincidían en que el trabajo tiene que ser intenso y la dedicación máxima, sabiendo que los frutos no se van a tener el primer día pero que, si el talento existe, ese trabajo tiene que dar sus frutos. “Que te vea Pitchfork en un festi es casi una casualidad y tiene que haber algo detrás”, puntualizaba Santaner.

Joan Vich comentó que, en un marco como el Monkey Week, hay muchos promotores de festivales internacionales, pero que de esos 20 profesionales te importan 2, y hay que concentrarse en los que hablan tu idioma, en los que puedes conectar con tu producto porque es el adecuado. Con las preguntas particulares de algunos artistas de jóvenes bandas se cerraba posiblemente la mesa redonda más concurrida del Monkey Brain, que marca la importancia de la apertura de fronteras como necesidad de supervivencia para una industria en crisis cada vez más competitiva.

 

 

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 × cuatro =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>