Market sabado Foto Liberto Peiro (4)

CRÓNICA MONKEY BRAIN 2015: SÁBADO

Cuando la música ya llevaba un día siendo protagonista en las salas, ha comenzado en la Bodega Osborne el Monkey Brain; la parcela profesional del Monkey Week. Aunque realmente el encuentro entre profesionales también tiene lugar en cada una de las salas y cada una de las calles o esquinas del Puerto de Santa María, este es realmente el foro propuesto por el festival para fomentar las relaciones entre aquellos que trabajan en la trastienda del negocio musical.

Un desayuno networking, con el nombre de “Nos vemos las caras”, ha servido de excusa para romper el hielo con los somnolientos profesionales acreditados, arrancando la jornada con Susana F. Casla (Directora de ESCOACHING) haciendo del maestro de ceremonias necesario para que este tipo de sinergias profesionales puedan surgir efecto. Eligiendo a varios de los presentes como improvisados captadores de sus propias reuniones, con el lema de “Don’t be shy” y bajo la única premisa de que al elegir a las siete personas con las que desayunar, estas fueran totalmente desconocidas, han empezado pequeñas reuniones informales donde presentar a los compañeros el proyecto que les ha traído al Monkey Week. Profesionales de todo tipo, desde promotores de festivales o salas, managers de bandas, a creadores de aplicaciones tecnológicas aplicables a los grandes eventos, han tenido, gracias a esta fórmula la “obligación” de interactuar y dar visibilidad a sus propuestas. Desde un programador del SXSW al manager de una banda experimental, o de flamenco,  han tenido la oportunidad de tomar un café y conocerse.

Continuando con el hilo de lo anteriormente expuesto – la conexión dentro de la industria -, se ha enlazado la charla “Cruzar el Charco” que, como su nombre indica, ha versado sobre los necesarios puentes con el mercado latinoamericano. Es obvio que, ante la crisis galopante que sufre la industria, la expansión en dirección al otro lado del atlántico se ha convertido en una premisa fundamental. Con la experiencia de los participantes en la mesa: Andrés Sánchez (encargado de la programación de la empresa que gestiona eventos tan importantes como festival Vive Latino); Miguel Ángel García Garrido (fundador de la plataforma Charco y representante de artistas iberoamericanos desde hace dos décadas); Diana Glusberg (programadora del Niceto Club de Buenos Aires y colaboradora en el programa de apoyo a la internacionalización de industria musical española Sounds from Spain) y Agustín López Costa Paz (CEO y encargado de booking en Charco, reconocido en su labor como agente cultural por su trabajo para Zona de Obras, Vértice 360 y CUAC music), han contado sus experiencias a la hora de llevar o girar con artistas españoles en Latinoamérica. Todos ellos coinciden en los mismos puntos clave: el conocimiento previo del mercado y la inversión necesaria para asegurarse que la introducción en ese mercado sea fructífera. Hay un interés, pero hay que poner las bases para que ese interés se convierta en expectación. Latinoamérica no es El Dorado, sin ese trabajo, identificar las necesidades e introducirse de la manera adecuada, el viaje puede ser un fiasco.

Aunque las charlas continuaban prácticamente de corrido, daba comienzo la alternativa lúdica a las actividades de la mañana: la “batalla de bandas” en la zona del Monkey Market. En un ambiente distendido, bandas de todo pelaje, con la conducción de los ubicuos festivaleros Jorge Obón y Gerardo Cartón, han tenido que mostrar sus bondades –o carencias- en solamente 3 minutos. Realmente ha sido más que nada una curiosidad, pero se ha podido ver la soltura de los artistas a la hora de enfrentarse al público de manera tan cruda y sin margen de error.

La última de las mesas redondas, “Actúo luego existo” ha analizado la siempre controvertida gestión de los derechos de los artistas. La entidad de gestión de derechos AIE, con la conducción de Emilio R. Cascajosa (Ruta 66), y la participación de Luis Mendo (Vicepresidente de AIE y músico), Álvaro Hernández-Pinzón (Director Asesoría Jurídica AIE) y Nacho García Vega (Consejero AIE y músico), ha analizado los cambios de uso y de mercado que lógicamente se deben trasformar en una nueva forma de gestionar estos derechos. Ya no se venden discos, pero existen nuevas formas de consumo: el streaming, las sincronizaciones, etc. y adaptarse a este nuevo marco es básico para la supervivencia. El cambio del analógico al digital puede dar miedo, pero teniendo las armas y el conocimiento necesario por medio de unas sociedades de gestión puede canalizarse que el dinero llegue a los verdaderos cocineros del pastel, los artistas.

No cabe decir que el aprovechamiento profesional no solamente se circunscribe a estas vías de comunicación formales, si no que sirven de punto de partida de debates y discusión que pueden ser llevados a cualquier rincón del Puerto de Santamaría en cualquier momento del fin de semana.

 

 

 

 

 

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

diecinueve − 13 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>