Woman's Hour

CRÓNICA PRIMAVERA CLUB: SÁBADO

La programación del sábado del Primavera Club propiciaba escoger entre los grupos mas extremos y la vertiente más pop de su cartel. Antes de ir de sala en sala, preferimos estar desde última hora de la tarde hasta la noche en un mismo escenario, ya que en el Teatre Principal se aglutinaban algunas de la propuestas mas interesantes del panorama alternativo. Abrieron fuego Karen Koltrane, que debutaban en directo. La suya es una electrónica casera comandada por Ángel Valiente, pero sobre el escenario, y en formato cuarteto, ganaba en organicidad. Les siguieron Woman’s Hour, quizá el grupo más puramente pop de esta edición del festival. Y acabaron la velada Younghusband, con su krautrock y psicodelia con ecos de The Horrors. Si tenías ganas de estar cómodo, sin ajetreos y las típicas aglomeraciones de los festivales, el menú era del todo irresistible.

 

Buena entrada

 

Karen Koltrane se estrenaban por primera vez sobre un escenario, y lo cierto es que, a pesar de un fallo técnico que les obligo a empezar de nuevo una canción, parecía que llevaban tocando toda la vida. Con ese nombre de pila en alusión directa a Sonic Youth, algunos podrían esperar algo de noise-rock, pero nada más lejos de la realidad. Eso sí, entre el publico se vio alguna camiseta de “Goo”. Repasaron de cabo a rabo su EP largo, o LP corto, “Plantas de interior”, editado por Foehn, e incluso les dio tiempo para obsequiar al personal con una pieza inédita al final de su actuación. Preparado o no, en mitad de la canción el guitarrista se bajó al público para que un colega, o eso suponemos, tocase su instrumento, mientras él, sobre las tablas, trasteaba con los pedales de efectos. Con Fuck Buttons en la memoria, el cuarteto madrileño sonó aun más contundente que en disco, gracias, en buena medida, a una poderosa percusión. La voz de Valiente, incluso sepultada bajo capas y capas de ruido, sonó frágil a la vez que atrevida. Una propuesta de lo más interesante y que seguramente dará mucho que hablar en los próximos meses.

 

Karen Koltrane

 

Veinte minutos después se subieron al escenario Woman’s Hour, un cuarteto londinense que bien podría ser el resultado de la fusión entre Beach House y The xx. Con los primeros comparten un gusto por las voces ensoñadoras y las melodías cálidas, mientras que con el trío británico comparten un bajo sensual y ritmos nocturnos. La suma de las dos partes da como resultado un pop electrónico para escuchar entre las sábanas. En su actuación en el Primavera Club presentaron las canciones de su muy apañado álbum de debut, “Conversations”. Fueron sonando una a una las mejores canciones de ese trabajo y nos quedamos con momentos como “Her Ghost”, “In Stillness We Remain” o esa “The Day That Needs Defending” con la que acabaron su set. La vocalista Fiona Jane, muy diva ella, no paró de moverse durante toda la actuación, y a ratos pareció recordar a la Lykke Li más desatada. Pese a tener algunos problemas vocales, la chica lo arregló con su coqueto carisma. Decían que vendrían con una puesta en escena cuidada por parte de unos artistas visuales reputados, pero ni rastro. Tampoco se les echó en falta. Si buscabas un concierto que te pusiese tierno estabas en el lugar adecuado.

 

Woman’s Hour

 

La decisión de con quién acabar la noche estaba difícil. Pero sabiendo que Strand Of Oaks, quizá el nombre con más reclamo de este sábado, tiene todas las papeletas de estar en el próximo Primavera Sound por aquello de ser el ojito derecho de Gabi Ruiz, codirector del festival, acabamos optando por los jovencísimos Younghusband, un cuarteto londinense en la estela de The Horrors. Para bien, y para mal. Bien, porque con ellos comparten un gusto por la psicodelia y el krautrock bien entendidos. El suyo no es un mero revival, sino una recreación de los viejos tiempos con mucho oficio. Pero mal porque, como los de Southend-On-Sea, son algo monótonos y planos en directo. Su actuación fue intachable técnicamente, eso no se lo podrá negar nadie, pero se echó en falta algo más de actitud. Apenas se comunicaron con el público, hicieron lo que venían a hacer, y se largaron sin más. Tienen unas credenciales impecables, pues su álbum debut ha sido editado en el sello Sonic Cathedral, pero se espera algo más de tablas de estos chicos. Por lo menos, nos pudimos quedar con canciones redondas como “Wavelenght”, con la que acabaron su concierto. Les auguramos un buen futuro, pero, eso sí, se tienen que poner las pilas.

 

Younghusband

 

 

Fotos: Carles Rodríguez

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Trece + Doce =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>