Fuel-Fandango

CRÓNICA SAN SAN FESTIVAL: JUEVES

Como en cualquier evento nuevo de este tipo, la primera jornada del San San Festival despertaba las clásicas dudas, casi todas ellas organizativas, acerca de lo que nos íbamos a encontrar en el recinto, porque a nivel musical el festival ha apostado a caballo ganador configurando el cartel con lo más granado del indie comercial nacional.

El público, entregado

Aprovechar las vacaciones de Semana Santa para montar un festival en Gandía –paradigma del turismo juvenil de bajo coste-, al abrigo de un resort destinado a eventos musicales y con el indie como pretexto, parece una idea sencilla, pero que increíblemente -sobre todo tras el éxito de festivales como el Arenal Sound de Burriana o el Low Cost de Benidorm- nadie se había atrevido todavía a llevar a cabo.

Una vez superado el reto de encontrar aparcamiento y acreditarnos –las zonas de parking se encuentran dispersas y a una importante distancia-, entramos cuando debían estar sonando Papa Topo, pero rápidamente vimos que sobre el escenario solamente había técnicos. Según nos informó la organización, una tormenta caída de madrugada sobre Gandía había ocasionado graves daños en el equipo del Escenario Jack Daniel´s (el principal) y se había tenido que cambiar parte del mismo, con el consiguiente retraso en las pruebas de sonido y los conciertos. Como consecuencia de todo esto, y a pesar de pasar a Papa Topo al viernes, al final del día llegarían a acumularse retrasos importantes que marcarían el desarrollo de la jornada.

Una vez asumidos los imponderables, comenzamos viendo a  Red Buffalo en el Escenario Piscina a la sombra de las palmeras que forman parte de la zona de ocio del Wonderwall Music Resort. Son valencianos, pero practican con mucha actitud un rock de raíces americanas que bien podría venir de Missouri, lo que nos hizo olvidar por un momento el complicado comienzo del día, no en vano era uno de los grupos que habíamos recomendado en twitter para este jueves. Otra de nuestras recomendaciones era Maika Makovski, una artista que derrocha garra y sensualidad y a quien el infortunio ya comentado la dejó encargada de inaugurar el escenario grande. La voz de Maika sonó potente y clara, algo que no volvió a ocurrir durante el resto de la noche.

Vista del recinto

Aunque el sol ya se estaba ocultando, las diez mil personas que tenían entrada para este día no se veían por ningún sitio, y no fue hasta que llegaron Second cuando se empezaron a corear las primeras canciones, la mayoría de ellas habituales en las radiofórmulas indies y específicamente idóneas para este tipo de ambientes populares. Los murcianos acabaron su concierto con Sean Frutos cantando Rodamos entre el público y bailando con Sansito, la mascota del festival, cuya presencia sería habitual en el escenario en casi todos los conciertos.

Les siguieron Niños Mutantes, que salieron al escenario al compás de La Resa Dei Conti de Ennio Morricone, compartiendo una épica que les sirvió para repasar sus éxitos y para tocar por primera vez en directo Santo Domingo, una canción del que será su nuevo disco, “El Futuro”, del cual van desvelando temas en cuentagotas.

Mientras tanto, en el otro escenario se iban sucediendo grupos, algunos de los cuales, como Emmerson o Metropol, tenían horarios  fantásticos e impensables en cualquier otro festival. Pero esa ventaja se tornó handicap cuando se vio claramente que el público del San San Festival estaba poco predispuesto a ver más allá de los cabezas de cartel, sobre todo si para hacerlo tiene que abandonar el botellón.

Love of Lesbian, en cambio, sí que tienen el privilegio, o más bien el poder, de hacer que la gran cantidad de gente que estaba plácidamente bebiendo fuera del recinto traspasase, como excepción, las vallas de la entrada para escucharles, corearles y bailarles. LoL llevan tiempo exprimiendo el mismo discurso, pero a tenor de los resultados, esa vaca sigue dando mucha leche. Ofrecieron un set milimétricamente estudiado repleto de hits y canciones bailables  –Amante Guisante, Club de Fans de John Boy, Noches Reversibles o Me Amo- y un final previsible pero efectivo, con Fantastic Shine y Agunas Plantas, incluidos disfraces, Sansito y demás.

Con el recinto a rebosar, solo quedaba rematar con Fuel Fandango, que sufrió un retraso acumulado de más de una hora. Como consecuencia, Elyella DJs no pudieran pinchar. A cambio, sí lo hicieron los disc jockeys del Escenario Piscina, con la electrónica de Eme DJ como plato fuerte.

Hoy Amaral toman el relevo de Love of Lesbian como protagonistas de la jornada. Esperamos que se solventen por completo los problemas técnicos para no desorientar a los espectadores con los horarios, y que mejore el sonido del escenario grande.

Nosotros seguiremos relatando todo lo que ocurra en el twitter de @bythefest

Texto: David Blutaski

Fotos: Liberto Peiró

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

dieciocho − quince =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>