Amaral-cabecera1

CRÓNICA SAN SAN FESTIVAL: VIERNES

Tras un primer día marcado por los retrasos en los horarios, comenzamos la jornada de viernes con la convicción de que de las experiencias se aprende y que, como festival novel, el San San merece todavía bastante margen de confianza.

Los problemas técnicos eran comprensibles el jueves, debido a la imprevisible tormenta de la madrugada anterior, pero también afectaron al viernes, ya que fue necesario reubicar las actuaciones canceladas en la jornada anteior, lo cual provocó retrasos acumulados en los dos escenarios, grupos y DJs que se cayeron del cartel poco antes de salir –Supermosca, Limbotheque, Kostrok o Elyella Djs- , cambios de orden de algunas actuaciones –Cyan, Smile o Varry Brava- y problemas de sonido en muchos de los conciertos –The Right Ons, Ivan Ferreiro-.

Vista del escenario principal

Comenzamos la tarde viendo a Cyan en el Escenario Piscina. Los catalanes practican un pop rock de cierta tendencia épica, tanto en sus melodías como en sus letras, que parece estar bastante de moda y es el sustento de su directo. Con ellos comenzaron a corearse las primeras canciones, hecho que se convertiría en tónica habitual durante la mayor parte de la noche, y que haría de los conciertos un auténtico karaoke.

Una vez The Right Ons comenzaron su concierto, nos dimos cuenta que, como ocurrió el día anterior con Red Buffalo y Maika Makovski, al parecer, la consigna es empezar las tardes de forma animada a base de rock & roll y buen rollo, algo de lo que The Right Ons van sobrados. Su paso al castellano ha hecho que den el salto definitivo a un público mucho más amplio y festivalero, a pesar de haber perdido por el camino parte de esos aromas a garage y soul de sus comienzos, apostando por los estribillos sencillos de recordar y los riffs básicos del rock & roll. Tras ellos, y después de ver cómo el concierto de Varry Brava cambiaba de orden y hora para adaptar los horarios, disfrutamos de Smile en el Escenario Piscina. A pesar de ser de Getxo y tener un cantante de origen inglés, suenan claramente a nuevofolk americano, lo que es un plato de buen gusto ante la excesiva repetición de fórmulas en el indie nacional.

Con Varry Brava pasados a las dos de la madrugada (aunque volverían a sufrir ajustes), Ivan Ferreiro casi recuperó su horario original. Se presentó en el escenario vestido de traje con una gran banda en la que destacaba la figura del omnipresente Ricky Falkner –productor de su último disco-, y repasó tanto las canciones más destacadas de sus cinco primeros discos en solitario como las del nuevo -Val Miñor-Madrid: historia y cronología del mundo-, con el que parece haber despertado de un triste letargo con brío, ánimo y energía.

Iván Ferreiro

Le tomó el relevo Amaral, ante los que se había generado la lógica expectación tras el revuelo generado por el clip de “Ratonera”. Aparecieron al son de “All Tomorrow’s Parties” (The Velvet Underground) y fueron directamente al grano, ofreciendo una selección de hits que tuvo la acogida esperada. La mayoría del público asistente estaba ante el escenario principal y coreó sus temas con ganas, mientras la banda ofrecía un show solvente, centrado en la música, sin arengas y con alguna sorpresa, como el estreno de “Cazador”, que formará parte de su esperado nuevo disco. Eva y Juan dejaron claro que no tienen la intención de ser los abanderados de nada, sino de hacer disfrutar a la gente con sus canciones.

Antes de la actuación de Polock, Colin Peters se puso a los platos en el escenario pequeño, readaptando su horario adelantado por la ausencia de Limbotheque y Supermosca. Si algo tiene este festival son grupos que acaban de sacar disco o que lo van a hacer de forma inminente – es común que se aprovechen estas fechas para así tener rodado el nuevo material para los eventos veraniegos- , por lo que es una buena oportunidad para escuchar por primera vez en directo sus nuevas composiciones, como ocurrió en el caso de Polock. Los valencianos se han presentado en el San San Festival sin apenas rodaje, con su nuevo disco, Rising Up, que sigue el camino que abrieron con su debut poniendo mayor acento en la parte sintética, pero manteniendo un sonido que les asemeja a los franceses Phoenix o a Julian Casablancas.

Amaral

Miss Caffeina fueron los encargados de aparecer tras el baño de masas de Amaral, y ofrecieron su stadium rock de tintes melodramáticos, que los emparenta con Vetusta Morla, Supersubmarina o Izal. Tras ellos, solo faltaban las actuaciones de Varry Brava –retrasados una hora tras su segunda reubicación–, presentando algunas de las canciones de lo que será su próximo disco y los DJs programados para cerrar la noche bailando –Maadraasso, Simone y Buffet Libre, en el Escenario Piscina, y Guille Milkyway (La Casa Azul) en el Jack Daniel’s- también con un respetable retraso a sus espaldas.

En la jornada de hoy, sábado, el San San Festival tiene la oportunidad de intentar darle la vuelta a la tortilla y mantener los horarios anunciados, ya que una parte del público ha mostrado abiertamente su desconcierto ante las constantes modificaciones. Tarea que se antoja difícil, ya que volverá a ser necesario resituar a las bandas que no pudieron tocar ayer. Seguiremos informando, tanto aquí como en twitter.

Texto: David Blutaski

Fotos: Liberto Peiró

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

4 × uno =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>