Cabecera Jon Spencer Blues Explosion

CRÓNICA TERRITORIOS SEVILLA: SÁBADO

La idiosincrasia de Territorios, tres escenarios diferentes con actuaciones simultáneas, concentradas además en un lapso de tiempo mucho menor que el de otros festivales, suele hacer optar al festivalero por el menú degustación. Ir de un escenario a otro, catando un poco de cada, pero sin empacharse, porque de lo contrario se perdería otros platos. No ocurrió así en la jornada de ayer. Conciertos como los de Lori Meyers, Jon Spencer Blues Explosion o la constelación de estrellas del indie que se disponían a homenajear a Triana merecían verse de principio a final. Ocurre que Territorios transcurre en un espacio de dimensiones asequibles y siempre puede echarse un vistazo con el rabillo del ojo a alguna otra cosa de las que están sucediendo.

Lori Meyers

La coincidencia de jornada con la final de la Copa de Europa, la Champions, que disputaban dos equipos españoles, hizo que ninguno de los platos principales se sirviera antes de las once de la noche, cuando se presumía ya se habría dirimido el vencedor del partido de marras. No ocurrió así, cosas de las prórrogas, y Lori Meyers empezaron sin saber a quién felicitar. Más adelante Noni lo haría a las dos aficiones, a una por el título liguero y a otra por la décima. Guiño recogido con frialdad, Sevilla es una ciudad que se divide en lo futbolero, pero ninguno de los dos equipos de la ciudad se jugaban nada esa noche. Y comenzaron los Lori y arrancó el vendaval. Se les puede criticar por lo que se quiera, pero no por su falta de energía y la facilidad con que la contagian a su público. Arrancaron con canciones de su último disco, “Una señal”, “Planilandia”, “Impronta” y la ya clásica aparición “sorpresa” como invitada de Anni B Sweet en “El tiempo pasará”. Más adelante también caería “Emborracharme”, que incluye ese “con las ganas que ahora tengo de follarte” en el que más de uno y una se dejó la garganta. Estos temas ya forman parte de su universo de hits. Ya sea trasmutados en unos Brincos contemporáneos como en “Dilema”, “Tokio ya no nos quiere”, “De superhéroes” y “Luciérnagas y mariposas”, o ya más sofisticados y menos revivalistas en “Luces de neón” y “Alta fidelidad”, pero siempre igual de efectivos a la hora de hacer bailar al público. Remataron la faena sacudiendo cuerpos y sintetizadores con “¿A-ha han vuelto?” y “Mi realidad”. Ovación cerrada para los granadinos, que parecen haber dado con la fórmula de la Coca-Cola.

Jon Spencer, dándolo todo

Los que no necesitaron fórmula ninguna fueron Jon Spencer Blues Explosion. Antes de los Black Keys, antes de los White Stripes, estaban ellos. Cero concesiones en un directo tan impecable como contundente. Fiero y arrebatado rock garagero y blues postmoderno, sin fisura alguna. Pluscuamperfectamente punk. El trío formado por el guitarrista Judah Bauer, el baterista Russell Simins y Jon Spencer, EL HOMBRE, ofreció el mejor concierto de todo el festival. Es una suerte que hayan vuelto y lo hayan hecho en una forma tan sobresaliente. Cortes de su último disco como “Black Mold” o “Bottle Baby” no desmerecen respecto a trallazos como “Dang”, “Bellbottoms” o “Sweat”. Tampoco importaron demasiado los problemas de sonido, recurrentes en el segundo escenario de la ladera, ni que lo que balbuceaba Spencer entre canción y canción fuera casi ininteligible. Territorios Sevilla guardará en su memoria la hora que estuvieron JSBX sobre el escenario como un tesoro.

Él Mató a un Policía Motorizado

Después se pudo ver a Él Mató A Un Policia Motorizado en el escenario del interior del Monasterio. El grupo argentino, de larga trayectoria en su país, está empezado a llamar mucho la atención por estos lares. Jota (Los Planetas) ha sido su embajador en España, y aprovechando que estaba en la ciudad se subió al escenario para cantar con ellos “Yoni B”, que tiene un espléndido aire a The Strokes. Poco antes habían sonado temas como “Más o menos bien” o “Diamantes”. Por culpa de JSBX no pudimos ver mucho más, pero fue suficiente para certificar la excelencia del combo capitaneado por Santiago Motorizado.

Ska-P, récord de público

Destacaron también unos Ska-P a los que no se les puede negar el mérito de haber sido el grupo que más público ha congregado nunca en un show de Territorios: Más de diez mil personas parecieron enloquecer con el carrusel de tópicos trasnochados que forman el imaginario del grupo. Energía y espíritu combativo a raudales, pero todo muy de trazo grueso. Hora y media larguísima de concierto en la que no faltaron las populares “El vals del obrero”, “Cannabis” o “Romero el Madero”.

Jota (Los Planetas), en el homenaje a Triana: Poco fino

El final de la jornada estuvo protagonizado por el proyecto en homenaje a la mítica banda sevillana Triana, que se presentaba por primera vez y se articula alrededor de los músicos de Maga, con la colaboración de un elenco de figuras de la escena granadina y sevillana que incluye a Jota (Los Planetas), Noni y Álex (Lori Meyers), Kiko Veneno, Sr. Chinarro, Antonio Arias (Lagartija Nick), Juan Alberto (Niños Mutantes), Soleá Morente, Niño de Elche o Pájaro. El grupo que formaran Jesús de la Rosa, Eduardo Rodríguez y Juan José Palacios no solo ha sido influencia para multitud de bandas, sino que sigue teniendo en Sevilla multitud de fans. Y llegó el momento que todos estaban esperando. Tardó cuarenta minutos más de lo que debía, pero llegó. Ya aventuraban algunos que esas no eran horas para juntar a algunos de estos artistas. Y no pudo empezar peor: Un Jota visiblemente perjudicado se atrevía con “Recuerdos de una noche”, y ya se escuchó algún silbido. Después, Anni B Sweet se uniría al de Los Planetas para intentar enderezar la cosa un poco. Sí que lo hizó Pájaro, que interpretó, voz y guitarra, “Del crepúsculo lento nacerá el rocío”. Jugaba en casa y seguro había compartido muchas experiencias con (los) Triana acompañando a Silvio. Una de cal y otra de arena. Tampoco lo bordó Noni de Lori Meyers con “Todo es de color”, y el que sí que se ganó el abucheo ya decidido del público fue Sr. Chinarro, que no atinaba con la letra de “Sr. Troncoso”, pero sí que soltó unos cuantos vivas a Cajasol por lo bien que lo habían hecho (imaginamos que hacía alusión al desastre de Torre Pelli, que está construyendo la entidad justo entre el Monasterio de la Cartuja y el barrio de Sevilla que da nombre al grupo que homenajeaban). Muchos empezaron a desfilar hacia la puerta con tal de no presenciar el despropósito. Se equivocaban, porque otros como El Niño de Elche, quizás la mejor interpretación de la noche, o Soleá Morente, sí que estarían a la altura de una banda, Maga, que también interpretaba los temas con solvencia. Seguro que tienen oportunidad de volver a repetir experiencia y, en la siguiente, alguno no se lo tomará con tanta ligereza. Broche extraño, en fin, para una edición de Territorios, la decimoséptima, que una vez más, y a falta de datos oficiales, presagiamos ha batido récord de asistencia.

Larga vida a Territorios.

Texto: Santiago Cotes

Fotos: Rafa Marchena

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

4 × 4 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>