La Pulquería Viña Rock 940x352

CRÓNICA VIÑA ROCK 2015: VIERNES

Con  los conciertos de la primera jornada del Viña Rock todavía muy recientes volvíamos al recinto del festival con muchísimas ganas de volver a disfrutar de un buen puñado de  directos. Combatiendo el calor de la tarde los primeros en subir al Escenario Poliakov fueron los asturianos Desakato, quienes se han convertido en una de las bandas más demandadas de la escena estatal. Apostando por un setlist que supo combinar temas de sus cuatro trabajos, donde no faltaron “El Espantayu”, “La ira de los hambrientos”, “Octubres rotos” o “Pánico en Frankfurt”, reservando para el final dos de esos cortes que ya no pueden quedar fuera de su directo: “Cada vez” y “Cuando salga el sol”, con lo que nos dejaron a todos más que contentos.

Sin perder ni un segundo andamos unos metros para disfrutar del rock con el sello de Sínkope, quienes aprovechaban esta actuación para introducir cortes de toda su carrera. Repetían hora con respecto a la pasada edición, consiguiendo una buena aglomeración de un público que escuchó el nuevo y recomendable “Museo de rejas limadas”. Seguimos de escenario en escenarioy así, cuando los relojes marcaban las seis y media, sonaban los primeros acordes de The Toasters. Una dosis de “ska made in USA” con el que avanzaba la tarde, echando de menos en este momento un punto más de energía con el que pasar este rato.

El público del Viña Rock

No paraban las actuaciones y nosotros seguíamos con las mismas ganas que cuando comenzaba este Viña Rock, encontrándonos en este punto con la tarea de elegir entre el directo de Segismundo Toxicómano o Aspencat, tomando en esta ocasión una “arriesgada” decisión: ver el inicio de uno y el final del otro. Con esto, los Segisaparecían en su línea: ganas de pasarlo bien y que nosotros disfrutásemos con ellos. De su set, plagado de temas de sus recientes EP’s, destacaban entre las primeras su nuevo “Murallas” y clásicos de la altura de “Apunta”, “12 años”, “Realidad” y un “Mi vida” con recuerdo especial para Jul Bolinaga de RIP. Otro de los nuevos que funciona muy bien en directo es “Cansado”, muy disfrutado pocos segundos antes de salir corriendo hasta el Escenario Coolway donde dio tiempo a escuchar varios temas de Aspencat, cerrando su directo con ese “Quan caminàvem” tan bueno que aparece en el “Essència”(2013) que les ha dado su posición dentro del panorama estatal.

Llegados a este punto y tras cuatro horas de música en directo, era este el mejor momento para descansar y tomar fuerzas para afrontar todo lo que nos quedaba por delante. Así,  disfrutamos desde una segunda línea del buen rollo de El Canijo de Jerez, buscando que este rato de sombra nos pusiese de nuevo al 100% y así disfrutar una vez más del directo de uno de los padres de este festival: Rosendo Mercado, quien apostó por un setlist más renovado que guardó para el final clásicos de la talla de “Flojos de pantalón” y “Agradecido”, con los que cerró un concierto donde une a público de distintas generaciones ante estos himnos denuestro rock.

El Canijo de Jerez

Y ahora otra de esas coincidencias que son habituales cuando hay tantos escenarios en marcha: Mala Rodríguez y El Puchero del Hortelano. En esta ocasión nos acercamos hasta el Escenario Canna para escuchar “Déjame entrar”, “Tengo un trato”, “Quien manda”, “33″ o “Lluvia” y un último “La rata” con los que esta MC andaluza volvió a ganarse al público del festival. Pero El Puchero del Hortelano está de “Gira de despedida”, y así nos dio tiempo a ver ese último “Asuntos serios” que fue una muestra de la fiesta de despedida que habían preparado para este festival y su público,  que ya espera que esto sólo sea un hasta luego.

Y al igual que Rosendo es uno de los padres de este festival, Evaristo Páramos con sus Gatillazo es otro de ellos. Suyo era el turno en el Escenario Zhen a la media noche y así este fue nuestro reencuentro con Evaristo tras la operación que le ha mantenido alejado de los escenarios durante semanas. Un completo repaso a su discografía con los típicos temas de La Polla Records que tan festejados son por muchos de los que hasta allí se acercaron. Hora y media de directo con una breve pausa central donde escuchamos algunos temas como “Vendido” y “N1 en USA”, o dos más próximos al final de su actuación “Fosa común” y “Seguratas blindados”. Un nuevo paso, y esperemos que de muchos más, de estos Gatillazo que son siempre un seguro de buena descarga punkrockera.

La noche era tan completa como lo había sido la tarde, sonando poco después “La estanquera de Saigon”, tema del último disco de mismo nombre que Los Chikos del Maiz presentaban en Vilarrobledo. Entre los siguientes también sonaron “Vacaciones en Suiza” con Panxo (Zoo), “Defensa de la alegría” con Pablo (La Raíz) o un “Los invisibles” con recuerdo especial para Eduardo Galeano.

Pero mientras tanto,  La Pulquería (en la foto de portada) volvía a sonar en Villarrobledo once años después de su paso por el festival. “El gran chingón”, “No hay amor”, “Gitano” o “Pancho tequila” con chupito de este incluido, puso a bailar al público dividido entre estas dos actuaciones, pero para nada escaso.

Y el recinto volvió a adquirir su mejor aspecto con los sevillanos Reincidentes, que haciendo sonar “Vicio”, “Nazis nunca más”, “Ay, Dolores” o “La ciudad de los sueños” consiguieron eliminar cualquier muestra de cansancio entre todos los que allí estuvimos. Para la recta final dejaron “La infancia en un cargador”, “Latinoamerica”, “La Republicana” o el clásico “Cucaracha Blanca”. Una nueva muestra del estado de forma que tiene este cuarteto con más de tres décadas de actividad continuada.

Nos despedimos de los conciertos de este viernes con La Gossa Sorda, quienes anunciaron hace unas semanas que dejarán los escenarios en 2016 y ya es buena cada posible opción de escucharlos. Abrieron con “Aire” y otros como “La nostra sort”; y nos hicieron bailar hasta el final de una actuación donde también destacaron “Camals mullats”, “La Polseguera” y “Farem Sao”, con los que nos hicieron bailar hasta cerca de las 4 de la mañana.

La Gossa Gorda

Antes de salir rumbo al camping nos dejamos ver por el directo de Karkoma, tributo a Extremoduro con el que ahora sí, poníamos punto y final a este viernes de Viña Rock, que nos dejó muchas horas de buena música y grandes recuerdos que ya forman parte de esta edición del festival. Pero esto no acaba aquí, quedando por delante un sábado al que ya le tenemos ganas y que cerrará por todo lo alto el vigésimo aniversario del festival manchego.

Texto: Francisco M. Peco

Fotos: Viña Rock

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 4,80 de 5)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

18 + Ocho =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>