vina rock Jota Martinez Fotografia portada

VIÑA ROCK 2016: CRÓNICA MIÉRCOLES Y JUEVES

¡Ya estamos aquí! ¡Ya estamos en Viña Rock! 21 años después el festival que “ha visto como nos salían los dientes” como decía Rosendo en la pasada edición y nosotros le hemos visto crecer desde sus inicios más humildes hasta dar forma a una ciudad que gira en torno a la música en directo, que es en lo que se ha convertido este festival.

Cuesta un poco ver el recambio generacional en este cartel como en otros, donde hay bandas que son fijas, otras que entran y salen, y un último grupo que tiene aquí la oportunidad de darse a conocer ante el gran público. Todas ellas han sido tenidas en cuenta a la hora de elaborar el planning habitual que siempre se hace cuando conocimos los horarios, dos semanas antes de redactar estas líneas.

Pero entrando ya en lo que nos ocupa, una vez más hemos sido precavidos y llegamos al camping a inicios de semana, intentando hacernos con el inexistente “sitio ideal”: sombra mañanera, baños cerca (pero no cerca su olor), cercanía al recinto y así un largo etcétera que al poco de llegar se convirtió en un ¡Qué más da! ¡Esto es el Viña joder!, y así hicimos base para aclimatarnos antes de tener un primer contacto con el festival la noche del miércoles con la ya habitual y demandada Fiesta de Bienvenida, que volvía a situarnos frente al escenario, que este año mejoraba la apuesta del autobús, poco antes de las 21:00 horas, cuando algunas gotas nos daban la primera amenaza y los herencianos Yeska salían a dar el pistoletazo de salida y presentar su nuevo “Versos Zurdos”. Rock castellano-manchego para abrir su set con  “Pintadas”, “A saco” y “A por ellos”, dos cortes de su debut discográfico cuyo título era toda una declaración de intenciones. Gran directo que nos introdujo al 100% en Viña Rock  con otro de sus grandes: “Acompañante”. No faltaron “Versos Zurdos”, “Montescos y capuletos” o el buen “Cabaret de damas libres”, dejando claro que Yeska, con más de una década de trayectoria, son buena opción para ese relevo generacional que llegará a la escena estatal y a carteles de festivales como este. Muy cómodos sobre las tablas y disfrutando de su música estaban estos cuatro que nos guardaban un último regalo: invitándonos “a ser felices” recibían a Laura Abengoza para despedirse con “Los chicos del barrio”.

Con el buen sabor de boca de los primeros, llegó el turno de El Niño de la Hipoteca, quien solo necesitó de su guitarra para ganarse a un público cada vez más numeroso. Bromeaba con la idea de “un concierto acústico a esas horas y en ese escenario” y también lo hacía presentando su directo como un conjunto de “canciones moñas para enamorarse en el Viña Rock”. Pero, con apenas un par de colaboraciones muy bien elegidas, uso su tiempo para entregarse con “La más bella”, “Alquitrán y carmín” o “El perro Fredy”. Nos recomendó conciertos de sus amigos en el festival como son El Kanka o Sharif antes de cerrar sin olvidarse de “El alma de cartón” o “Adan y Eva”.

Con la media noche la temperatura subió por todo lo alto, pues Muyayo Rif, quien el año pasado estuvo en esa Fiesta 20 Aniversario del Viña Rock volvía ahora para darnos la bienvenida con un directo muy animado. No paramos de bailar, sobre todo en ese coverde “Txus” (La Polla Records), haciéndonos sentir que eran demasiado breves estos 70 minutos con los que contaba, pero así es cada festival. Y con este subidón no tardó en salir El Tío la Careta. Presentaban su nuevo “Psicotropic”, pero también repasaron el resto de su trayectoria con “Dejate llevar” y “Pan, trabajo y techo”. Y de valencianos a valencianos, con Atupa pasábamos las cuatro de la mañana bailando con esta formación más electrónica que ha conseguido crear un estilo personal y ecléctico con el que no paran de aumentar sus seguidores. Contentos con este inicio y con la idea de que queda mucho Viña Rock por delante, descansábamos unas horas entre el buen rollo de este camping.

Tras una Fiesta de Bienvenida muy bien aprovechada, amanecía el jueves y pronto estábamos en pie: cerveza y calimotxo para acompañar una clásica conversación que surge de un aleatorio “¿Y tú a quien quieres ver hoy?” y así pasa la mañana mientras seguimos conociendo a los vecinos que nos rodean en este Viña Rock. Pronto nos dirigiremos hasta el recinto, con la pulsera en nuestro poder desde el día anterior y al 100% de ganas de vivir otro Viña (y ya van dieci… perdí la cuenta!).

Las primeras bandas salen cargadas de ilusión y con la puntualidad típica de este evento. Son formaciones castellano-manchegas como The Zaraballos y The Buyakers, quienes usan su escasa media hora para dejar constancia de su paso por estas tablas, mientras arranca también la Batalla de gallos de Red Bull programada para este jueves. Pronto también llega la primera cita con los más rockerosde este festival, ya que los sevillanos Gritando en Silencio nos ponían junto al Escenario Giro antes de las 17:30 horas, quedando por delante casi doce horas de conciertos, así que buscamos también la sombra mientras este cuarteto, liderados por Marcos Molina (voz y guitarra) con el habitual pañuelo en la cabeza hacían sonar “Estaré en el bar”, “Actitud” o “Entre tus piernas”. Aprovechando para presentar “La edad de mierda”(2015), del que también sonaría “A las armas” o “Rock’n’Roll de Barrabas”, no dejaron fuera otros como su buen “Vértigo”.

Arkano (Batalla de Gallos ) / Foto: Viña Rock

Esto ya no hay quien lo pare, y a continuación teníamos una triple coincidencia: la primera vez de Cero a la Izquierda en este festival, el retorno de Fuckop Family o unos Dakidarria que es muy difícil ver por esta zona de nuestro país. Compartiendo el tiempo entre estos dos últimos, los gallegos tuvieron que luchar contra varios problemas de sonido, saliendo después de veinte minutos de espera para ganarse al público con “A mocidade activa”, “Linguas libres” o el “Zambra” al que intercalan un popurrí con “Txus”, “Mierda de ciudad” o “Monkey Man”, una bomba entre este público que no paraba de aumentar. Dijeron adiós tras “Mil berros”, sorprendiendo a más de uno que los disfrutaba por primera vez.

Vamos con muchas ganas y ahora no hay dudas: esto es Viña Rock y llegan los Kaótiko. Siendo esta una de las primeras fechas que se conoció para escuchar en directo el reciente “Sindicato del Crimen”(2016), los de Álava se lanzaban al Escenario Giro con clásicos “Adrenalina”, “Oh! Caroline”, “Preso 2023″ y “Chiuahua”, pero después hubo tiempo para su “Código Rock”, dejando para el final “Barrio de Latón” o “Juerga”

Dakidarria / Foto: Jota Martínez Fotografía

Muy buenas sensaciones las que nos acaba de dejar este quinteto que esperamos seguir disfrutando muchos años más. Ahora, y mientras arranca el pase de Chico Trujillo por el Escenario Negrita (uno de los no muy numerosos nombres internacionales que hay en esta edición, como en las anteriores. Viña Rock no es un festival internacional, y así siguen año a año). Pero en esta ocasión dejaremos de lado la cumbia chilena porque en el Escenario The Cavern está a punto de salir Vadebo. Aunque por ahora, a alguno no le suene, son exponente de la nueva generación de este país – los Maldito ya se han dado cuenta y acaban de publicar “Actitud”con Maldito Records. “Trona”, “Viure”, “Les hores” y su “Y qué Farás?” Ocupaban parte de la primera mitad del set, despidiéndose al ritmo de “Ningú con tu” o “Vadebo”. Esta banda lleva apenas dos años y medio sobre las tablas, pero tienen directo que convenció a todos los asistentes a este Viña Rock 2016.

Hace ya más de una década que La Fuga probaba este festival y ahora, superada la innecesaria cuestión de con/sin Rulo, tienen un horario muy cómodo. Más de uno firmaría las 21:30 horas. en el Escenario Giro (nuevo nombre del central de los tres que más años llevan igual colocados), y desde Reinosa (Cantabria)hacían sonar sus cuerdas con “En vela”. El público llevaba tiempo esperando y continuaron “Majareta” o “Pedazo de Morón”. Cantaba el Viña Rock con esta banda que también nos mostró “Baja por diversión”, “Heroína y “Por verte sonreír”, pero cuando parecían haberse despedido, tenían dos más preparados, siendo estos “No solo respirar” y “Buscando una Luna”.

Llegamos a la media noche sin un segundo de pausa, hay que disfrutar del festival y más ahora que dos grandes de esta jornada se reparten protagonismo: Berri Tarrak y Fyahbwoy. ¿Que por quién me decanto? Esas preguntas no pueden hacerse cuando el trío navarro coge sus instrumentos. Y es que clásicos como “Oreka”, “Ikasten”, “Jaio.Musika.Hill” y “Payola” mostraron la calidad de esta banda. Entre otras también hubo tiempo para “Bueltazen”, “Maravillas” o el nuevo “Lemak, Aingurak”, consiguiendo que volasen sus noventa minutos de escenario.

Berri Txarrak / Foto: Nerea Coll

Ya iría toda la madrugada sin pausa, porque tras los tres anteriores seguirían Trashtucada, Boikot  y Vendetta. Los primeros llegaron desde Cádiz para la presentación de su single y traer una dosis de fiesta al inicio del Viña Rock 2016, tocaron “Volante, culo y carretera”, “Mi destin”, “Penelope” o el nuevo “En la calle”. Buenas sensaciones con estas canciones y con “Racka, Plaka”, “Me gusta” o el tan esperado “De festi? Vale”, himno de este tipo de festivales que ya todos saben y conocen.

Boikot volvió a aparecer una vez más para ganarse al público aprovechando su “Naita na”, “Ines” o “Bubamara”, y unos “Bajo el suelo”, “Skalavnikov”, “Gasolina, vidrio y mecha” antes del esperado “Tequila”, que siempre disfrutamos puño en alto. Pero antes de decirnos adiós llegaron “Amaneció”, Korsakov” o su cover del “Kualquier Dia”, que ya es de esta banda. Sintiendo no pasar a cantar con los KOP, Vendetta es un de las últimas formaciones que disfrutamos en esta larga noche de jueves, cerrando así un Escenario Negrita donde fueron todo un torbellino,  y solo había que ver el setlistque traían: “La parranda”, “Egunero” y “Botella de ron”, entre otras mucho más animadas como “Abriendo camino” y quedando para la despedida un mini-cover de “El Padrino”, que supuso el cierre de este escenario.

Comienzan a intentar salir los primeros rayos de sol del viernes que tenemos por delante cuando acabo de redactar estas líneas y me dispongo a coger fuerzas para la jornada que se viene hoy. Porque queda mucho Viña Rock, y seguimos con muchas ganas de disfrutar de la música en directo.

Texto: Francisco M. Peco

Foto de portada: Viña Rock

LOS IMPERDIBLES DEL VIÑA ROCK 2016

ASÍ TE CONTAMOS EL VIÑA ROCK 2015

ENTREVISTA A BERRI TXARRAK

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...Loading...
2 comentarios
  1. Juan says:

    A estas alturas, año 2016, viene a ser una crónica aburrida y previsible, no es una crónica que a estas alturas merezca ser leída.

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Once − tres =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>