cabecera angel-molina

EL ELECTROSPLASH, EN DIEZ NOMBRES

Si muchos festivales indies parecen producto de la clonación, otro tanto ocurre con los especializados en electrónica, en los que también se repiten con demasiada frecuencia los mismos nombres. ElectroSplash, al menos, puede sacar pecho porque cuenta ya once ediciones, y al celebrarse a lo largo de tres jornadas se puede permitir el lujo de exhibir un cartel muy amplio y bastante ecléctico, aunque el house en todas sus variantes es el género que domina. Se celebra en la playa Fora Forat de Vinarós (Castellón), entre el 12 y el 14 de julio. De entre los más de sesenta artistas de su cartel, seleccionamos diez que ofrecen sobradas razones para estar pendientes de sus actuaciones.

 

Ángel Molina

Palabras mayores. Probablemente, el productor y disc jockey más famoso en la historia de la electrónica española, y quizá también el de mayor repercusión internacional. Curtido en infinidad de batallas, Ángel Molina destaca por su precisa técnica (pocos mezclan como él) y su debilidad por los sonidos más sintéticos y robustos, que le han llevado a investigar las corrientes sonoras menos convencionales, aunque no le hace ascos a ningún estilo dentro del género (del hard techno al disco, pasando por el electro). En activo desde principios de los noventa (pinchó en el Sónar en 1994), el catalán es siempre garantía de profesionalidad, y se ha ganado por derecho propio que su nombre luzca con la tipografía más grande en el cartel del festival.

 

Ángel Molina

 

Tensnake

Tensnake es Marco Niemerski, un productor de Hamburgo que vivió su mayor momento de gloria en 2010, cuando el tema “Coma Cat” se convirtió en uno de los más reclamados de la temporada en la escena de clubes. Su estilo tiene clara influencia disco, producto de una adolescencia en la que se alimentó a base de soul, boogie, funk y pop tecnificado de los ochenta. Prolífico creador de singles, no ha debutado en formato largo hasta este año, que es cuando ha visto la luz “Glow”, un álbum con el que asegura que buscaba sorprender al oyente, y que cuenta con algunos invitados de auténtico lujo, como Nile Rodgers (Chic), Jamie Liddell, Stuart Price o Fiora, que hace su aparición estelar en el tema “58BPM”.

 

 

Legowelt

El holandés Danny Wolfers, más conocido como Legowelt, es uno de esos músicos a los que resulta difícil seguir la pista, ya que lleva desde principios de los noventa produciendo música con más de una docena de proyectos diferentes. Como muchos otros, se sintió fascinado rápidamente por el sonido de Detroit (Blake Baxter, Underground Resistance, Model 500) y Chicago (Farley Jackmaster Funk, Mr. Fingers), hasta evolucionar hacia presupuestos más afines a Aphex Twin o Drexciya. Sin embargo, más allá de sus influencias, si hay algo que ha hecho famoso a Wolfers es su directo, considerado uno de los mas freaks del panorama electrodisco actual. Razón más que suficiente para que recomendemos su actuación en ElectroSplash.

 

Legowelt

 

Nina Kraviz

En la foto de su perfil de Facebook, la rusa Nina Kraviz aparece cubriendo su cara con un smiley. ¿Hacen falta más pistas para constatar su pasión por el house? Empezó como periodista, pero pronto se paso al otro lado de la mesa de mezclas para hacer bailar al personal: Primero, a base de house de Chicago y techno de Detroit, y actualmente integrando una variedad de estilos en sus sesiones que llega hasta el pop. Para ella, la buena música no tiene fronteras. Es una de las bazas más sólidas del sello Rekids, con el que ha editado diversos trabajos, y ha colaborado con Richie Hawtin en el ENTER. Project de la sala Space (Ibiza). También ha desarrollado sus facetas como cantante y productora, siendo una de las mujeres más relevantes de la actual escena electrónica.

 

 

Craig Richards

Dice el especialista Javier Blánquez que el tech-house se distingue por su alta fidelidad, al recuperar los agudos y cuidar los detalles sin caer en la trampa de la megalomanía. Un género que plantea una alternativa al trance y en el que es un maestro el veterano Craig Richards, disc jockey británico que compartió el proyecto Tyrant con Lee Burridge y ha sido durante años el director musical del club Fabric de Londres, uno de los templos de la música electrónica contemporánea. Un tipo impredecible, que puede combinar los beats más abstractos con el sonido techno y que tiene en su haber algunos CD-mixes realmente espectaculares, entre ellos uno exclusivo para la desaparecida revista Dancedelux, realizado en el ya lejano 2005. Un clásico.

 

Craig Richards

 

Pional

El madrileño Miguel Barros debutó oficialmente en 2010, con el single “A Moon Point”, y al año siguiente, gracias a “Last House on the Left”, ya era considerado “el secreto mejor guardado de España” por parte de la prestigiosa independiente Permanent Vacation y pinchaba en clubes de Alemania, Dinamarca y Holanda. Muy cercano a John Talabot, con quien ha compartido giras, en 2013 dio un nuevo paso adelante al fichar con Young Turks, subsello de XL Recordings en el que también militan The xx, El Guincho o Holy Fuck. Con ellos editó el pasado noviembre “Invisible/Amenaza”, un EP en el que sigue a caballo entre el house, la música disco y la electrónica orgánica, que presentó en la última edición del Primavera Sound.

 

 

Jupiter Lion

Un fabuloso trío procedente de Valencia, integrado por dos disc jockeys (Vicente Sais y Gonzo in Vegas) y un guitarrista reconvertido en bajista (Jose Guerrero, también en Betunizer y Cuello), que debutó en 2012 con un sugestivo álbum homónimo, protagonizado por marciales ritmos motorik (con conexión krautrock) y adictivos mantras de cualidades hipnóticas. Después del verano publicarán “Brighter”, un doble álbum llamado a abrirles las puertas del mercado internacional (en el extranjero, la prensa se vuelve loca con ellos). Proponen una travesía sonora de vocación hedonista en la que también reverberan ecos cósmicos y se agolpan los estímulos sensoriales, que zambullen al oyente en una película imaginaria de ciencia ficción distópica. Avisamos: Su directo es como una apisonadora.

 

 

BFlecha

La gallega Belén Vidal regreso este año al Sónar (donde ya estuvo en 2009), y allí desplegó los numerosos atractivos de “βeta” (2013), un debut largamente esperado en el que ha volcado todas sus filias sonoras: el funk, las líneas de sintetizador ochenteras, el r&b de ayer y hoy o la música de baile más sofisticada (como el 2step y el house primitivo). Publica con su propio sello discográfico, Arkestra (que comparte con Mwëslee), y ha confirmado sobradamente la expectación que despertaron sus dos primeros EP’s: “Ceja de Carnival” y “Qvasi Naves”. La prueba es que BFlecha también ha pasado por el Vida Festival y en unas semanas estará en el Low de Benidorm. Una chica con un brillante futuro por delante.

 

BFlecha

 

Sutja Gutiérrez

El polifacético artista de Vinarós juega en casa. Y no es ningún principante. Este año ha publicado “Cult & Truth”, su notable primer disco de estudio, pero antes ya disponía de diversas referencias domésticas que contribuyen a perfilar un personaje enigmático y desbordante de ideas. Un artista versátil, que lleva años tras los platos de clubes españoles, franceses o belgas, y que ha compartido cartel con Digitalism, Tiga, Destructo, Samy Jo (Scissor Sisters), Apparat o John Talabot. Mezcla la electrónica con el pop, el sonido de baja fidelidad con la vocación experimental y el esoterismo con la indietronica, en una combinación irresistible plasmada en grabaciones como “Trendy Rock Hits” (2012), “Original soundtrack” (2013) o “White ponycorn in my room” (2013), todas ellas disponibles (y en descarga gratuita) en su web.

 

 

beGun

El pasado mes de junio, beGun recibía el Premio UFI de la Música Independiente en categoría electrónica por su disco “Shanghai”. Es el último reconocimiento al trabajo del joven productor catalán Gonçal H. Moreno, que llegará a ElesctroSplash después de pasar por festivales de Atenas, Liverpool y Montreal. Un artista de imparable proyección internacional que cultiva un chillwave de armonías complejas e hipnóticas con bases rítmicas de influencia dub y alma pop, sin dejar de lado géneros de vanguardia como el future garage o el bass experimental. Elementos que se conjugan para evocar la cara más amable del dubstep, aquella en la cual el género se encuentra en la frontera con el dreampop y la electrónica de corte paisajístico.

 

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

16 − 13 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>