allah-las portada

ENTREVISTA A ALLAH-LAS

Formados en Los Ángeles, en 2008, Allah-Las se han convertido en poco tiempo en uno de los grupos revivalistas más interesantes de la escena estadounidense. Adictos al sonido garagero y psicodélico de los años sesenta, representado por Love o Chocolate Watchband, debutaron con un álbum homónimo en 2012, al que siguió “Worship The Sun” (2014), en ambos casos con el chico prodigio Nick Waterhouse firmando la producción. Matthew Correia (batería, percusión), Spencer Dunham (bajo), Pedrum Siadatian (guitarra) y Miles Michaud (voz y guitarra), que es quien contesta a nuestras preguntas, estarán muy pronto en dos festivales de nuestro país: El 4 de septiembre en Fuzzville!!! (Benidorm) y el 5 de septiembre en Ebrovisión (Burgos).

Cuando se formó la banda, tres de vosotros estabais trabajando en la mítica tienda Amoeba de San Francisco. Si Quentin Tarantino se convirtió en cineasta después de pasar varios años como dependiente en un videoclub, ¿se podría decir que Allah-Las es producto de la educación recibida en una tienda de discos?

El mismo Tarantino lo ha dicho cuando habla de su trabajo: “Si amas las películas lo suficiente, puedes llegar a hacer una buena”. Creo que, más que otra cosa, ha sido nuestro amor por el conocimiento de la música y su historia lo que nos ha permitido obtener un sonido que transmite una pasión genuina, y eso es algo que la gente puede escuchar y sentir cuando se acerca a nuestras canciones o escoge nuestros discos. En ese sentido, venimos de la misma escuela de pensamiento que Tarantino, sin duda.

¿Sois una banda retro? Y, en todo caso, ¿por qué se usa la palabra siempre en sentido peyorativo?

Creo que parte del estigma que acompaña al término se ha ido disolviendo gracias a la gente que no ha mostrado temor a la hora de exhibir sus fuentes de inspiración. Retro es la abreviatura de retrospectivo, lo cual simplemente quiere decir mirar hacia el pasado. Y si no miras al pasado en busca de guía e inspiración, no vas a poder dirigirte con garantías hacia tu propio futuro. La razón principal por la que hacemos música es nuestra propia satisfacción, así que el hecho de que la gente investigue en lo que hacemos le añade un bonus. No nos preocupan las etiquetas que nos pongan.

¿Qué tipo de contribución personal puede hacer una banda en pleno siglo XXI a los sonidos clásicos de los sesenta? ¿La clave son los avances tecnológicos o tiene que ver con el espíritu de la música?

Me alegra que el rock and roll siga existiendo. No es nuestra intención redefinirlo, o probarnos a nosotros mismos y a otras personas lo que la música es o debería ser. Pero desde luego sería una mierda si el único estilo que se practicara hoy en día fuera el drum’n’bass.

¿Sentís alguna conexión con la escena Paisley Underground de Los Ángeles de la década de los ochenta?

Hemos obtenido una gran inspiración de esa escena y de bandas como Rain Parade, Mazzy Star o Dream Syndicate. Cada década tiene una escena que, de algún modo, da continuidad a las fuentes de inspiración en que nos basamos. Casi siempre suele ser una escena underground, aunque alguna vez logra traspasar barreras y se convierte en algo más grande. Pero siempre está ahí, y el Paisley Underground es un ejemplo de una de las encarnaciones de esa continuidad.

¿Podeis definir vuestra relación con Nick Waterhouse? Ha producido todo vuestro material desde el principio. ¿Cómo le conocisteis?

Matt, nuestro batería, conoció a Nick en la residencia de la Universidad Estatal de San Francisco, allá por 2004 o 2005. Congeniaron de inmediato porque tenían un background musical muy similar y ambos procedían del sur de California. Nick había tocado en un par de bandas durante la época del instituto, y cuando dos años después se enteró de que habíamos puesto en marcha el grupo, se vino a Los Ángeles para vernos en directo. Por entonces estaba barajando la idea de unirse a una banda para grabar un par de canciones que había compuesto en un estudio en el que había pasado un tiempo, en Costa Mesa, llamado The Distillery. Más tarde nos llevó allí para grabar nuestro primer single, “Catamaran”/“Long Journey” y puso el dinero para fabricar ambos discos en su sello, Pres Records.

¿Es como un quinto miembro de la banda? ¿Os imagináis grabando con otra persona?

Nos encanta trabajar con Nick, pero a veces es imposible cuadrar las agendas. De hecho, en estos momentos no sabemos con quién grabaremos el próximo disco.

¿Qué objetivos os marcasteis al empezar a trabajar en “Worship the Sun”, vuestro segundo disco?

La idea era planteárselo más como un álbum de estudio de lo que hicimos con el primero. Curiosamente, mucha gente nos dice que suenan igual. Para nosotros el sonido es completamente diferente, pero imagino que así son las cosas. Nuestros amigos cercanos nos han comentado que el material que estamos maquetando para el tercer álbum suena distinto, mientras que nosotros pensamos que es nuestro sonido de siempre. En realidad, no nos marcamos objetivos claros cuando entramos en el estudio, solo conseguir que el resultado final nos satisfaga.

¿Hay algún significado oculto para el título en español del tema “De Vida Voz”?

No, solo que en vez de “la voz de la vida”, es “la vida de la voz”.

Se os suele asociar con Tame Impala o Temples. ¿Os sentís cómodos en su compañía? ¿Os consideráis un grupo psicodélico?

Los dos nos gustan, como artistas y en el plano personal, así que no tenemos ningún problema si nos relacionan con ellos. Es lo que suele hacer la gente, le encanta categorizar y simplificar las cosas. Nosotros nos vemos bastante diferentes, pero solo podemos controlar los que creamos, no cómo la gente lo interpreta o interactúa con ello.

Hablando de psicodelia, ¿sois más de Love o de 13th Floor Elevators? ¿Flower power o ácido lisérgico?

Yo diría que Love son más lisérgicos que los 13th Floor, al menos para mí. Pero siguiendo el planteamiento que sugieres, definitivamente hemos tomado mucho de nuestro sonido del entorno en el que crecimos y vivimos, la Costa Oeste, que generalmente evoca ese tipo de sensaciones brillantes, relajadas y etéreas que intuyo son las que defines como flower power.

Ya pasasteis por España en 2014. ¿Qué impresión os llevasteis?

Siempre lo hemos pasado estupendamente tocando para el público español. La última vez que actuamos en Madrid lo hicimos en un pequeño club underground y la energía fue increíble, el público estuvo salvaje y nos marchamos sabiendo que teníamos que volver. Nos encanta poder hacerlo finalmente.

FUZZVILLE!!! 2051: MANUAL DE USO

EBROVISIÓN 2015: MANUAL DE USO

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

dieciseis − Ocho =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>