ADF-photo_Umberto_Lopez-2 Alrumbo Festival

ENTREVISTA A ASIAN DUB FOUNDATION

Asian Dub Fundation actuarán en el Viña Rock 2017

20 años después de su “Facts and Fictions”, los británicos Asian Dub Foundation continúan abrazándonos con su singular concepto de la música y defendiendo los derechos civiles a través de esta, su mejor arma. Si hace unos años editaron “The Signal and The Sound” (Beat Records, 2013) solo en Japón, ahora regresan con una nueva versión del mismo, “More Signal More Noise” (ADF Communications, 2015), un trabajo que han decidido compartir con el resto del mundo, después de perfeccionar su formula durante sus extensas giras por los rincones más conocidos, y también más recónditos, de nuestro planeta. Porque no hay ninguna puerta que se les cierre a los Guerreros del MIDI del siglo XXI y su estilo, a la que han querido catalogar de raggajungle, rap y remezcla de los tradicionales, no se puede encajonar, evolucionando en este último álbum hacía las facetas más extremas.

Me gusta pensar que, con vuestro nuevo álbum, contradecís la premisa del punk “life fast, die young”. La edad no os adormece, parece que con la madurez habéis gestado el álbum de sonido más extremo, reivindicativo y punk-rock de vuestra carrera, ¿a que se debe?

Se trata de ir a contracorriente, que al fin y al cabo, siempre ha sido nuestra postura. ¿Quizás al apartarnos de las típicas normas y expectativas de la industria musical nos hemos vuelto menos predecibles? Realmente no conozco la respuesta, pero me gusta la pregunta, no me lo había planteado.

Una primera versión del álbum “More Signal More Noise” se editó en Japón en julio de 2013, y habéis tocado las canciones durante toda la gira. ¿Qué os ha hecho reeditarlo? ¿Qué encontraremos en esta nueva mezcla?

A menudo nos ocurre, que al estar siempre moviéndonos, tenemos que grabar el disco antes de ir de gira. Nos pasó que el álbum se editó solo en Japón, pero lo tocamos por todo el mundo y empezó a cambiar, básicamente se volvió más duro y macarra. Así que pensamos que debíamos regrabarlo para el resto de países.

¿Vais a repetir la experiencia de grabar un disco dos veces?

De hecho ya lo habíamos hecho anteriormente, con “R.A.F.I”- lanzado en 1997, únicamente en Francia- y después en 1998, apareció “Rafi’s Revenge”.

En esta primera versión del álbum, llamada “The Signal and The Sound” (Beat Records, 2013), hay algunas canciones- como “Qutub Minar”, “Straitjacket”, “Your World Has Gone” o “Psychosamba”- que no están incluidas en “More Signal More Noise” (ADF Communications, 2015) ¿A qué se debe?

“Psychosamba” fue una canción exclusiva para Japón y, en el resto, participaban cantantes invitados que no aparecían en nuestros conciertos, ¡así que nunca las tocamos!

Y hablando de las nuevas canciones, siento que “Get Lost Bashar”, no es solo una de las canciones más importantes del disco, sino de vuestra carrera. Habla de cómo la música ha servido de arma en momentos cruciales de la historia,- sirviéndoos del ejemplo de Ibrahim Qashoush en Primavera Árabe-. A vuestra manera, predicáis con este ejemplo en todas vuestras acciones y canciones. ¿La música es vuestra arma para luchar contra la corrupción, la censura y las desigualdades?

En realidad, va sobre como lo que dices a través de la música aún puede ser peligroso en determinados lugares.

¡Vaya! El nuevo disco ha nacido del esfuerzo hercúleo de grabar en plena resaca, tras un intenso concierto en Village Underground, y en solo tres días (el mismo tiempo que habéis empleado en la mezcla). ¿Repetiríais la experiencia?

Por supuesto, ¡porque nos funcionó!

Sobre la nueva incorporación Nathan ‘Flutebox’ Lee a la flauta y beatboxing: ¿qué requisito debe cumplir un músico para pertenecer al colectivo?

Nathan nos ha seguido desde que era un adolescente. En nuestro caso, no hay reglas, ¡solo vibraciones!

‘ format=’16-9′ width=’16′ height=’9′]

¿Y qué tal ha sido trabajar con el legendario productor Adrian Sherwood? ¿Cuál ha sido su aportación a las canciones?

Adrian fue el productor general del lanzamiento original en Japón y vino con ideas fantásticas, especialmente en “Radio Bubblegum” y “Stand Up”. La mayor parte del nuevo disco lo producimos nosotros junto a el ingeniero de sonido Louis Beckett, a pesar de que “Fall of the House of Cards”, “Get Lost Bashar” y “Duddlegum Flute Flavour” son las versiones originales de Adrian.

Ahora vayamos a vuestra relación con el cine: habéis recuperado el espectáculo de “La Haine”- película de Mathieu Kassovitz a la que re-compusisteis la BSO- en momentos cruciales como las elecciones de la alcaldía de Londres de 2012, aunque parece un hecho de mal fario. ¿Volveréis a recobrar este espectáculo en directo? Explicadme un poco que ha significado esta película para vosotros y porqué es importante volver a ella en momentos de turbulencia política.  

No compusimos la banda sonora de “La Haine”, pero sí que la reinterpretamos en directo. Así que en estos determinados conciertos puedes ver la película original con nosotros tocando encima de ella. La tocamos por primera vez en 2001, y el mismo Kassovitz la vio en 2002, cuando la tocamos en un evento comisariado por David Bowie. Después, lo revivimos con los brillantes e innovadores Secret Cinema en Broadwater Farm, lugar de las revueltas de 2012 en Londres. ¡Nos parecía apropiado! “La Haine” salió al mismo momento que nuestro primer disco y compartía totalmente el mismo espíritu, especialmente en nuestra canción “TH9” que trataba de un tema muy similar.

Y vuestras aventuras con las BSO no acaban aquí, hace poco interpretasteis la de la “THX1138” de George Lucas en el Barbican. Estoy segura de que no elegís las películas aleatoriamente, explicadme el porqué de cada una.  

Tiene que haber suficiente espacio musical en la película para que la banda encaje en ella, de este modo el público puede ver el film y disfrutar, simultáneamente, de nuestra actuación. También tiene que encajar con las perspectivas de AFD. “La Haine” tenía sentido con el énfasis anti-racismo y brutalidad policial de nuestra primera etapa, “Battle of Algiers” con nuestra postura anti-colonial en la historia, y “THX1138” refleja nuestro interés por la distopía en la ciencia ficción, tratando, como lo hace, con los lógicos resultados de la vigilancia tecnológica, los usos opresivos de la medicación, la violencia del consumismo desenfrenado, el fundamentalismo religioso y un enfoque muy interesante sobre la segregación racial.

En “Fall Of The House Of Cards” os unís a Gandu Circus, ¿cómo surgió esta colaboración? ¿Habéis pensado en colaborar con ellos un concierto de la película “Gandu”?

De hecho tocamos con ellos una versión de la canción “Gandu” en la presentación de la película en Londres. Q, el director, nos contactó porqué quería usar una de nuestras canciones en el film, ¡así empezó todo!

Vuestra fuerte implicación social y explosiva combinación de música mestiza, os ha llevado a tocar a sitios donde otras bandas no acceden, como Marruecos, India, Cuba y las favelas de Brasil, ¿cuál de estos lugares os ha sorprendido más? ¿Cuál es vuestro favorito?

Los proyectos de música afro-reggae alrededor de las favelas son aún el ejemplo más increíble, que nunca antes había visto, sobre el poder positivo de la música. Encontrar las mejores vibraciones del mundo en uno de los lugares más peligrosos, representa muy bien de todo lo que puede ser posible.

Foto de cabecera: Umberto López

ASÍ TE CONTAMOS EL VIÑA ROCK 2016

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diez − uno =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>