ENTREVISTA A THE CAT EMPIRE

Que un grupo como The Cat Empire actúe hoy en el Cruïlla Festival y mañana en el Bilbao BBK Live tiene todo el sentido del mundo. El primero porque siempre se ha caracterizado por ofrecer una ecléctica mezcla de géneros, no hacen nunca ascos a nada, no se cierran a ese pop/rock y electrónica que protagoniza la mayoría de eventos de este país. Y, el segundo, aunque es un festival más al uso, siempre sorprende por una ligera apertura de miras que no tienen sus competidores. El caso es que estos australianos vienen a ejemplificar todo esto: llevan quince años en el negociado musical y siempre han jugueteado con mil y un estilos: desde el jazz al funk pasando por el rock o el ska. Y, todo, con una fuerte influencia latina. Quienes ya los han podido ver hablan de unos directos enérgicos, en los que la banda se hace acompañar por secciones de viento y cuerda y bailarines. Vamos, una apuesta segura para pasarlo en grande en un festival al aire libre. Además, los de Melbourne tienen una conexión especial con España. Desde que vinieron aquí por primera vez hace dos años gracias al impulso de sus fans a través de Facebook, no han parado de tocar por estas tierras siempre que han tenido la oportunidad. Así que si este fin de semana estás en Barcelona o Bilbao, no deberías perdértelos.

Justo antes de estos conciertos hablamos por email con Will Hull-Brown, percusionista de The Cat Empire desde sus inicios en 1999. Con él quisimos adentrarnos un poco más en su universo de mestizaje musical, que nos contase un poco qué podemos esperar de sus directos, cómo es la escena de Melbourne y, sobre todo, qué planes tienen para el futuro después del enorme éxito de su sexto disco, “Steal The Light”, hace ya dos años.

Habéis estado juntos durante más de quince años, pero vuestra gran explosión ha llegado con vuestro sexto álbum, “Steal The Light”. ¿Qué crees que lo hace tan especial respecto a otros trabajos?

Para mí, “Steal The Light” tiene mucho del espíritu de nuestro primer álbum: canciones de alta energía, con muchos sabores y realmente bailable. Ese álbum de debut definió a la banda de algún modo, y se vendió bastante bien. La composición de Felix y Harry sin duda ha madurado y mejorado de todos modos, así que creo que tenemos un disco que quizá apela a una audiencia más global.

La mayoría de bandas tienden a centrarse en un estilo y, quizá, cuando su carrera se desarrolla, trata nuevos géneros, pero vosotros siempre habéis sido considerados una banda de fusión. ¿Cómo ocurre? ¿Cada uno de vosotros tiene perfiles diferentes con sus propios gustos o es que realmente no os podéis decantar por algo en concreto?

(Risas) Fusión es una palabra graciosa, ¿no? Aunque sí que es cierto que literalmente hacemos una fusión de estilos, ¡el nombre a menudo representa un tipo de jazz eléctrico e instrumental con sonidos horteras! Pero respondiendo a tu pregunta, cada uno de la banda ha tenido diferentes influencias y ha crecido con distinta música. Desde big band jazz de principios-mediados de siglo a soul/funk de James Brown pasando por bandas de rock progresivo de los 70, metal de los 80, grunge de los 90 y músicas del mundo del estilo del de Manu Chao. Creo que hay mucha música interesante de la que hemos bebido.

También creo que nuestra particular mezcla de instrumentos en la banda nos permite tener ‘nuestro sonido’. Por ejemplo, no tenemos guitarras, pero tenemos tocadiscos y contrabajo. ¡Eso no es muy común en bandas que tocan en festivales de pop/rock!

Siguiendo con esto de vuestros perfiles, ¿cómo os juntasteis antes de formar la banda?

Antes de The Cat Empire, en 1999 casi todos estábamos en una banda de jazz llamada The Jazz Cat. Este proyecto lo inició un reputado pianista de jazz de Melbourne: Steve Sedergreen. Steve cogió a dedo algunos músicos de distintos institutos de toda la ciudad y creó una banda que dirigió. Todos nos conocimos en una habitación en la ciudad de noche, la mayoría ni nos conocíamos, y aprendimos cosas e improvisamos. Hubo una sinergia instantánea en el grupo y fue muy divertido. Los miembros de The Cat Empire que también estaban en The Jazz Cat somos Felix, Ollie, Ryan y yo mismo. Conocimos a Harry cuando empezó a venir a nuestros bolos. Se subía al escenario e improvisaba con nosotros, cantando y tocando la trompeta en standards como “Summertime”.

Felix describió The Cat Empire como un trío con Ollie y Ryan, pero conforme su rol en la composición crecía y quería convertirse en el frontman y cantar él en lugar de tocar percusión como hacía en The Jazz Cat, me uní junto a Harry, y Jumps resultó estar en el sitio adecuado en el momento adecuado cuando sonó el teléfono en casa de un amigo suyo mientras él estaba ahí. ¡Pero definitivamente conseguimos al tipo adecuado para el trabajo!

Pese a que hay una conexión entre todos vuestros álbumes, siempre habéis intentando algo nuevo con cada uno de ellos. ¿Es esta evolución de algún modo intencionada o surge naturalmente?

Creo que sería justo decir que es intencionado y natural. Es natural en el sentido de que siempre estás abierto a descubrir nuevas cosas para mantenerte motivado, viene dentro de la naturaleza humana. Y en cuanto a lo de la intencionalidad, también surge porque te quieres desafiar a ti mismo y demostrar a los fans que estás evolucionando, aunque los fans ‘no quieran tu nuevo material tanto como el antiguo’, ¡algo que parece muy común entre bandas! Es importante mantenerse motivado como músicos también. Tienes que tocar en lo que crees todo el tiempo, y eso, naturalmente, progresa a lo largo de tu carrera.

Melbourne es una gran ciudad con más de cuatro millones de habitantes, pero las personas tienden a asociar el lugar con música de baile. Por ejemplo, Cut Copy acaban de lanzar un recopilatorio de grupos electrónicos semidesconocidos de ahí. ¿Cómo describirías la escena de Melbourne?

Melbourne tiene una escena musical muy saludable, la más saludable del país. Siempre hay música en vivo cada noche. Veo a Melbourne como una ciudad que ofrece una mezcla diversa de música. Por ejemplo, cualquier noche puedes ver una banda de rock en un pub, una banda de salsa en The Night Cat, un trío de jazz en un club de jazz, música flamenca en un bar o música clásica en un teatro.

Siempre os ha gustado la música latina, pero ahora nos sorprendéis con una canción parcialmente en castellano, “Qué Será Ahora”. No es la primera vez que lo hacéis, ¿pero es difícil para vosotros cantar en castellano o hay alguien de vosotros que conoce bien el idioma?

Felix en particular se inspira en su composición en España, su gente y cultura. Esta canción y “Like A Drum” de “Steal The Light” tienen un poco de castellano, no es que Felix tenga que aprender mucho. Me sorprendería que escribiese una canción enteramente en castellano, pero después de estos conciertos veraniegos en Valencia, Bilbao y España, quién sabe, ¡cualquier cosa es posible!

También tenéis un cover en francés de “Hotel California”. ¿Algún otro idioma en el que os gustaría cantar en el futuro?

Mmmm… no veo a nadie aprendiendo nuevos idiomas, y más cuando el inglés se está infiltrando en todos los rincones del mundo. Recuerdo pasarlo mal para comunicarme con los autóctonos cuando giramos por primera vez por Europa hace once años, pero también era como un desafío. Estos días, casi cualquier europeo habla inglés, ¡hasta diría que hay muchos holandeses que hablan mejor inglés que nosotros!

¿Incluiréis “Qué Será Ahora” en vuestro futuro álbum? ¿En qué punto estáis? ¿Podéis contarnos algo de su sonido? ¿Algunas cosas nuevas que queráis probar?

Sí, ésta será una de las canciones que esperamos lanzar en un futuro álbum. Hemos grabado bastante en Melbourne. Pero cualquier plan para el álbum y su fecha de lanzamiento está en el aire. La principal prioridad era ir al estudio y grabar cosas nuevas porque todos estábamos inspirados, especialmente por cómo se había recibido “Steal The Light”. Creo que puedo responder parcialmente a tu pregunta diciendo que hemos cogido las cosas donde las dejamos con “Steal The Light”.

Tocasteis por primera vez en España hace dos años por petición de vuestros fans españoles en Facebook. ¿Le veis algún futuro a este tipo de procedimientos “bajo demanda”?

Sí, ¡por supuesto! Estamos haciendo lo mismo en Suráfrica con las peticiones de los fans. Es algo muy útil saber en qué partes del mundo gusta tu música. ¡No sería tan divertido llegar a una sala con sólo 20 personas porque no hemos investigado! (risas)

España tiene una larga tradición de música fusión, desde Chambao a Macaco pasando por Muchachito Bombo Infierno. ¿Conoces su música? ¿Alguna banda en particular que te encante?

Esta pregunta te la respondería mejor Felix, ya que yo no domino tanto de esto, pero voy a aprovechar para dar un saludo a un artista español fantástico que conocemos: Diego Guerrero y El Solar de Artistas. ¿Conoces este grupo?

Hay mucha gente en vuestros directos: aparte de la banda propiamente dicha, hay secciones de cuerda y viento, bailarines… ¿Se siente caótico a veces? ¿Cómo manejáis tantos elementos para que funcionen correctamente, sin errores?

Hay errores, no te preocupes por ello (risas). Es el caos lo que te mantiene con los pies en el suelo y hace que tu música tenga un espíritu enérgico, creo. Aunque antes hayamos tenido secciones orquestadas en nuestra música con artistas invitados, siempre hay espacio para la espontaneidad, lo que también comporta un elemento de riesgo. Creo que nuestra audiencia agradece que nos arriesguemos, aunque haya errores. Vienen a divertirse con nosotros.

Este julio tocáis en Valencia, en el Cruïlla Festival y el Bilbao BBK Live. ¿Conocías anteriormente de la existencia del Cruïlla? Quizá no es tan famoso como el Primavera, el FIB o el Sónar, pero tiene mucha reputación por su ecléctica programación. ¿Hay alguna banda que te gustaría ver ahí?

El Cruïlla Festival es nuevo para mí. ¡Espero que tengamos la oportunidad de ver a Lauryn Hill! Aunque debo decir que una de mis cosas favoritas de tocar en un festival es conocer nueva música. Tengo ganas de descubrir a alguien y que me inspire.

En los dos últimos años habéis girado bastante por aquí, aparte de estos bolos en festivales, volveréis a finales de año. ¿Qué creéis que os hace conectar tanto con el público español?

Sí, hay algo con nuestro público español. La energía está a tope cuando vas a España. Creo que la vibración y naturaleza colorista de los españoles y el ‘amor a la vida’ [Nota del autor: en castellano] tiene algo en común con nuestra música, así que se establece una conexión. Además, a los españoles parece que les encanta la fiesta, así que, ¿por qué no pasárselo en grande con nosotros?

Para alguien que aún no os haya visto en directo o incluso no haya escuchado vuestra música, ¿qué le dirías para que viniese a vuestros conciertos?

Diría, olvídate de cualquier preocupación que tengas en la vida y ven a llenarte con la energía positiva que te ofreceremos.

Vuestra música encaja bien en festivales al aire libre, ¿pero es éste vuestro sitio preferido en el que tocar o preferís salas más pequeñas?

Personalmente, me encantan los festivales al aire libre. Desde el escenario me encanta poder ver el sol, el cielo, las nubes, la luna, ¡y entre todas estas maravillas naturales hay un montón de gente disfrutando de tu música!

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 × 1 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>