zahara entrevista portada

ENTREVISTA A ZAHARA


Últimamente Zahara está de moda. Así, sin circunloquios. Todo aquel músico que tenga a bien considerarse indie ha de enfrentarse a dos retos ineludibles: que no le dejen señal los pitillos, y cantar con Zahara. Lo han hecho ya los muchachos de Mucho, los cantautores Ricardo Vicente o Luis Brea (Y el Miedo), las bandas Miss Caffeína, Sidonie… ¡Bueno! ¿acaso falta alguien por pedirle un baile a esta chica? María Zahara Gordillo Campos (nombre completo de esta genialidad de Úbeda) ha sabido mezclar en su carrera no solo una estupenda marca personal, un estilo musical intransferible  y unas estupendas referencias, sino todo lo demás. Arte, moda, cocina. Todo lo que pueda maridarse con música, es susceptible de ser tocado por Zahara. Con la música de “Santa” (G.O.Z.Z. Records, 2015) como fondo, nos disponemos a interrogarla sobre música y, por supuesto, festivales.

Últimamente ha destacado dentro de tu carrera las colaboraciones con otros músicos de tu mismo ámbito: Ricardo Vicente en su disco, en el Festival de les Arts actuaste con Miss Caffeina, en el pasado festival Arenal Sound con Carlos Sadness… parece que ahora a un disco sin una colaboración de Zahara le falta algo. ¿Cómo surgen todas estas colaboraciones?

Jajaja, muchas gracias. Sinceramente, me encantan este tipo de colaboraciones. Dedicarme a la música me ha dado la oportunidad de, como dices, compartir escenario o estudio con amigos, personas a las que admiro y compañeros de profesión con los que tenía ganas de probar a hacer algo juntos. Es, sin duda, una de las mejores cosas que me ha dado la música.

Como vemos, tienes el don para atraer a gente talentosa a tu lado. En la composición de tu banda también encontramos a Ramiro Nieto, Manuel Cabezalí, antes de eso, Marti Perarnau… de nuevo, ¿cómo llegas a contactar con todos estos artistas?, ¿eliges tú misma a los integrantes de la banda o te “vienen sugeridos”?

No te negaré que es una de mis cualidades. No sé cómo lo hago pero es cierto que acabo rodeándome de gente maravillosa con la que acabo compartiendo canciones. Cuando me vine a Madrid (después de cuatro años viviendo en Barcelona) tuve que cambiar de formación, ya que mantener la que tenía allí era inviable. Estuve pensando con Sergio Sastre en quiénes podrían tocar conmigo y decidí que elegir una banda que ya funcionara como tal facilitaría las cosas. Pensamos en Mucho a los que llamé y dijeron que sí. Ha sido un lujazo haber tocado con ellos, haberlos conocido y habernos hecho amigos. Son unos músicos excepcionales y unas personas mágicas. Ahora están de gira con su flamante nuevo disco y por eso no han podido seguir conmigo en esta segunda parte de la gira, pero espero que la suerte nos vuelva a reunir pronto.

A priori, podemos imaginar que debe ser complicado desarrollar un trabajo conjunto, basado en tu personalidad, con personajes de tanta relevancia en tu mismo campo (el indie-pop). ¿Existe realmente el llamado ego del músico a la hora de trabajar en equipo?, ¿hasta qué punto dejas entrar sugerencias en cuanto al funcionamiento de la banda?

Cuando elijo a unos músicos para que toquen conmigo lo hago para que aporten su manera de tocar y de entender la música a mis canciones. Si no, no tendría sentido que llamara a Martí Perarnau para que hiciera su magia en mis canciones. Doy pocas directrices porque lo que quiero es que se lo pasen bien, que hagan suyas las canciones y que se las lleven a donde están cómodos y felices y creo que esa es la clave para que esto funcione. Mi ego ya lo tengo cubierto en los acústicos, donde estoy sola y hago lo que quiero con las canciones. Cuando estoy con la banda sobre el escenario lo que quiero es disfrutar del talento de los demás.

Hemos hablado de un campo, el indie-rock, como lugar en el que podemos encuadrarte. Sin embargo, tu último trabajo destaca por el eclecticismo: podemos encontrar referencias desde Clash hasta Queens of the Stone Age. ¿Fue algo pensado o fue surgiendo esta mezcla durante el tiempo dedicado a la composición?

Este disco empezó a gestarse un año y medio antes de grabarlo. En ese proceso Sergio Sastre (coproductor del disco) y yo fuimos trabajando a distancia y sin ninguna pretensión pensando que tal vez cuando el trabajo previo estuviese hecho llegaría un productor externo a darle unidad a todo. Así cada canción tuvo el sonido que creíamos necesario sin pensar en estilos, sin ninguna pretensión, solo la de darle a cada canción lo que necesitaba. El resultado, honesto y directo, nos gustó tanto que decidimos ser nosotros mismos los productores del disco.

Desde este mismo mes de junio hasta septiembre tienes una larga lista de festivales esperándote. ¿Cómo preparas esta temporada?, ¿temes el riesgo de repetirte de un festival a otro – sobre todo, en aquellos con un target similar?

Hemos cambiado el repertorio respecto a lo que hicimos en festivales el año pasado. En cada festival tocamos un tiempo distinto por lo que podemos adaptar canciones y quitar algunas. Obviamente los conciertos son parecidos entre sí, pero al menos diferentes con respecto a lo que hicimos el año pasado y este año en la gira de invierno-primavera.

¿Tienes sorpresas con alguno de los artistas con los que colaboras preparadas para esta temporada de festivales?

En el último en el que estuve (EMDIV) subió al escenario con nosotros Marc Ross de Sidonie a cantar “Funeral” y después salí con ellos a cantar “Los olvidados”.  También aproveché que coincidía con Miss Caffeína en Les Arts para cantar juntos “Mira como vuelo”. Siempre que se pueda se hará.

¿Qué distingue, para ti, la experiencia de tocar en un festival, frente a un concierto único?

En un festival tienes mucho menos tiempo que en un concierto de sala por lo que se trata de concentrar el repertorio en el tiempo dado. Así los conciertos suelen ser más enérgicos, yo apenas hablo, ya que lo que quiero es que haya música el mayor tiempo posible.

¿Cuál ha sido el festival que mejor recuerdas?

Tengo muy buenos recuerdos de varios, pero por ejemplo, el año pasado el Granada Sound y el Sonorama me dejaron muy feliz. Había mucha gente, muy atenta, con muchas ganas de conciertos y eso hace que nos lo pasemos aún mejor en el escenario.

Si al principio de la conversación hablábamos de buenos acompañantes, lo cierto es que también has sabido madurar tu música con otros campos muy diversos, como la cocina (este jueves 24 participas en un show gastronómico) o la pintura (todo tu trabajo estilístico tiene una clara línea pictórica). De nuevo, ¿cómo surgen estas mezclas?, ¿hasta dónde podríamos llevar tu música, si quisiéramos – o quisieras-?, ¿hay alguna línea roja a la hora de experimentar con estas sinergias?

No la tengo. Me gusta jugar con todo lo que tenga que ver con la creación y el arte. No creo que haya límites en ese sentido. Siempre se aprende algo y se aporta a lo que se hace cuando te metes en un terreno que no es estrictamente el tuyo.Siempre quiero ser la mejor versión de mi misma y si no consigo eso, al menos la más completa.

Dentro de la personalidad de la marca Zahara, más que de música, parece que lo que más llama la atención es todo lo que te rodea: la moda, la estética, el ambiente. ¿Cómo se gestionan todos estos complementos para que no lleguen a eclipsar lo principal (la música)?

Por mucho que haga otras cosas que no tienen que ver creo que todo cobra sentido cuando me ves sobre un escenario. Lo que sucede ahí no se puede comparar a nada. Para mí ahí es donde está lo especial. Lo otro son retos, para sentirme mejor, para aprender, para tratar de mejorar, pero donde soy completamente feliz, donde de verdad se ve quién soy, es cuando canto o interpreto alguna canción.

Texto: Elena Rosillo

ASÍ TE CONTAMOS EL FESTIVAL DE LES ARTS 2015

ENTREVISTA A RICARDO VICENTE

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Trece + seis =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>