cabecera Holy Fuck

ENTREVISTA: HOLY FUCK

Los canadienses Holy Fuck son uno de los cabezas de cartel internacionales del Monkey Week. La capacidad del grupo liderado por Brian Borcherdt y Graham Walsh para hacer excelentes canciones combinando elementos electrónicos y analógicos ha servido de inspiración a muchas otras bandas. Entre ellas, Jupiter Lion, que también estarán en el festival gaditano y comparten con ellos varias fechas de gira por España. Por eso pensamos que fuera Vicente Sais, uno de los integrantes del trío valenciano, quien entrevistara a Borcherdt para byTHEFEST. He aquí el resultado de la conversación que mantuvieron.

 

En abril de 2013 os pudimos escuchar en streaming grabando material nuevo, supuestamente para un nuevo álbum. El material que tuve la oportunidad de oír sonaba asombrosamente expansivo, era un paso claro a un escalón superior. ¿Qué ha sido de esas sesiones?

Me alegra que escucharas aquello. Hemos compartido unas cuantas veces en streaming algún material en directo. A veces ponemos audio real y otras tocamos “Spanish Caravan” (The Doors) en loop a través de un pedal de distorsión. Y en una ocasión difundimos un video de las bobinas de la grabadora de veinticuatro pistas. El audio era solo el chirrido de las bobinas girando. Supongo que somos un hatajo de bromistas. Pero sí, otras veces se nos podía ver y escuchar grabando el disco. Así que me halaga que lo hayais oído. Ahora ese álbum está prácticamente terminado. Tenemos que darle un par de pellizcos cuando volvamos a casa después de esta gira, pero está casi acabado, listo para que se publique en algún momento del próximo año.

 

En aquellas grabaciones me pareció escuchar sintetizadores más allá de los Casio, probablemente analógicos. ¿Estoy en lo cierto?

Sí, estamos usando un poco de todo últimamente. Realmente yo no toco el sintetizador, así que continúo utilizando los ritmos y sonidos de los viejos Casio y ese tipo de cosas. Cuando siento la necesidad de hacer un cambio, cojo la guitarra. Pero Graham, que se autoproclama un fan de los sintetizadores, ha disfrutado estando en casa, donde podemos trabajar en el disco de manera relajada. Especialmente porque le permite usar un montón de aparatos que ha ido coleccionado durante años.

 

¿Para qué sirve el gran botón rojo situado a tu derecha en los conciertos? ¿El de Graham tiene la misma función?

Sí, los dos son de nuestra invención. Los construimos nosotros mismos y hace poco le encargamos a un amigo que nos hiciera unos más adecuados. Suelo resumir su función diciendo que son una especie de botones de on/off. De este modo, podemos desmenuzar los sonidos rítmicamente en directo.

 

 

Muchos músicos están en contra de la utilización de su música en campañas publicitarias. ¿Que opinión teneis al respecto?

Creo que es importante tener cuidado con lo que se promociona. Al final del día, debes sentirte cómodo con las decisiones que tomas. Nosotros hemos licenciado canciones para anuncios, series de televisión y películas. Quizá sea un poco tópico, pero es complicado ganarse la vida y blablabla. En realidad, nos encanta tocar y hacerlo tanto tiempo como podamos, así que estamos agradecidos por el apoyo que significa.

 

La primera vez que escuché vuestro disco “LP” me pareció que definitivamente así es como, de seguir existiendo, deberían sonar bandas como Can o Neu! en el siglo XXI. Después, la canción “Latin America” reafirmó mis pensamientos. ¿Son estas bandas una influencia real para vosotros?

Antes que nada, muchas gracias, es un honor escuchar lo que dices. Esas bandas han sido muy importantes para nosotros a nivel personal. Como grupo, empezamos a hacer música juntos sin saber cómo íbamos a sonar. El objetivo se centraba más en el modo en que deseábamos hacerlo, en la filosofía. Queríamos usar cosas que nos limitaran, hacer algo que estuviera fuera de su marco temporal, y pensamos que podríamos conseguirlo mejor con esos instrumentos limitados. Pero quizá esas eran también las ideas que tenían aquellos tipos. Como podemos comprobar ahora, aquellas bandas y sus discos son atemporales. Creo que es un buen objetivo por el que esforzarse.

 

Vuestra agenda desde “LP” ha sido auténticamente brutal. ¿Cómo habéis dado vida a las canciones para no haber acabado cayendo en la rutina?

Creo que está en la naturaleza de cómo tocamos juntos. Nos permitimos muchos nuevos descubrimientos, aunque eso pueda significar cometer errores. Nuestras canciones evolucionan durante el transcurso de las giras. Esa es la ventaja de no tocar sobre pregrabados. Podemos llevar la canción en cualquier dirección que deseemos sin trastornar una estructura preprogramada. Además, siempre estamos probando canciones nuevas en mitad de las giras. Eso puede ser peligroso, pero también divertido. Al final nos estrellaremos.

 

¿Cómo lleváis estar más tiempo en ruta que en vuestra casa?

Tenemos más motivos que nunca para quedarnos en casa. Mis compañeros en la banda tienen hijos, y mi mujer y yo tenemos un perro. También tocamos en otras bandas. De hecho, Graham se ha tomado un tiempo extra en la grabación del nuevo disco de Metz para poder hacer nuestra actual gira. A pesar de eso, para nosotros es importante salir a tocar. Disfrutamos estando juntos, nos permite expresarnos y ser creativos. No hay nada que sustituya eso. Así que se trata de encontrar un equilibrio.

 

 

¿Tu equipo está conectado en directo con el de Graham?

Sí. Tenemos conexiones de ida y vuelta entre los dos. Así que yo le mando a Graham mi señal, pero parte de esa señal también forma parte a su vez de la que recibo de él. Es algo así como un loop infinito.

 

¿Cómo lo hacéis para sincronizar las máquinas con Matt, vuestro batería? Parece que no lleva ningún tipo de sincronización por cascos.

Te ha engañado. Lleva unos auriculares conectados con su mezclador. Así que toca a partir de lo que escucha, siguiéndonos y viceversa. No usamos ningún midi ni hay ningún cerebro detrás. Se trata, simplemente, de una escucha.

 

En vuestro concierto del Primavera Sound 2008 el público se volvió loco e invadió el escenario (Gonzo, el batería de Jupiter Lion, su novia y varios amigos estaban entre los invasores). ¿Cómo recordáis aquel día?

Fue fantástico. Definitivamente, un punto álgido. Cuando conectas con tanta gente y obtienes una reacción tan auténtica, sucede algo especial. Por cosas como esa empezamos a hacer música. ¡Es alucinante que la gente practique crowd-surfing encima del escenario!

 

¿Por qué en directo solo interpretáis algo más de tres minutos de “The Pulse”? ¿Y por qué no tocáis “Lucky”?

Ja, ja, sí, creo que “The Pulse” ha ido evolucionando con el tiempo sin que nos diéramos cuenta. A menudo grabamos las canciones cuando están muy frescas, cuando todavía no han sido tocadas en directo dos veces del mismo modo. En el caso de “The Pulse”, grabamos varias versiones y nos quedamos la que creíamos que conservaba más energía. Pero es probable que todas ellas fueran diferentes. “Lucky” era similar. Documenta un momeno determinado del proceso creativo. Y muchas veces es difícil recapturar ese momento. Dicho esto, todas las de nuestro próximo disco son canciones que tocamos en directo. Canciones muy reales.

 

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,00 de 5)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 × cinco =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>