saxos del averno portada

“ROASTED SINNER”, EL NUEVO DISCO DE LOS SAXOS DEL AVERNO, YA DISPONIBLE EN TIENDAS Y PLATAFORMAS DIGITALES

Fotos: Juan Perez-Fajardo

“Roasted Sinner”, el flamante nuevo disco de Los Saxos del Averno editado por Happy Place Records, ya se puede disfrutar en las principales tiendas y plataformas digitales como Spotify, iTunes y Deezer.

El álbum, que se encuentra también ya disponible en edición física, cuenta con las colaboraciones de Julián Maeso, Andrés Herrera aka Pájaro y Raúl Fernández (guitarrista de Pájaro), Anaut y Roi Fontoira (cantante de The Limboos).

Estamos de enhorabuena: Los Saxos del Averno por fin estrenan disco propio.

Somos muchos los que nos preguntábamos de dónde demonios -nunca mejor dicho- habían surgido aquellos cuatro tipos que, armados de saxofones y unos pulmones endiablados, acompañaron a los añorados Ginferno en aquella tan comentada gira de 2014.

Tan brutal fue su aparición en escena que no tardaron en acompañar también como sección de metales a otros colegas de profesión tan aplaudidos como Julián Maeso, The Limboos, Pájaro o Vinila Von Bismark. Ahí es nada, crème sobre crème. Flambeada, eso sí.

Tras haberse pateado toda la geografía patria insuflando de ritmo las composiciones de otros, por fin Los Saxos del Averno han decidido lanzarse con un repertorio propio. Y menudo repertorio: “Roasted Sinner”, que así se llama el disco y que verá la luz este abril de la mano de Happy Place Records, es un auténtico y desenfrenado viaje al epicentro mismo de la selva del ritmo. Soul estratosférico, R&B cavernoso, latineo palpitante y funk hiperbólico son los ingredientes de una poción endemoniada de la que no te librará más que un exorcismo: bailar.

Además ellos, tan acostumbrados a ser grandes escuderos, se han dejado rodear en esta ocasión de una auténtica corte de artistas: Julián Maeso, Andrés Herrera aka Pájaro, Raúl Fernández (guitarrista de Pájaro), Anaut y Roi Fontoira (cantante de The Limboos). Un elenco de primera para un disco de órdago.

“Roasted Sinner” ya se encuentra disponible en las principales tiendas y plataformas digitales. Pincha en los siguientes enlaces para disfrutar de las canciones de Los Saxos del Averno donde prefieras:

SPOTIFY

iTUNES

DEEZER

Tras su exitosa presentación este pasado viernes 21 de abril en la Sala El Sol de Madrid, Los Saxos del Averno anunciarán en breve los próximos conciertos donde podremos disfrutar de las canciones de “Roasted Sinner” en directo.

Los Saxos del Averno son: Dani Niño, saxo barítono y arreglos, Juan Carlos “Chavi” Ontoria, hammond y teclados, Miguel Benito “Pete”, batería, Luis Verde, saxo alto, Ariel Brínguez, saxo tenor

Soplando con fuerza desde 2014

TSUNAMI XIXON PORTADA

AQUÍ TIENES EL VÍDEO DE PRESENTACIÓN OFICIAL DEL TSUNAMI XIXÓN 2017

Los días 28 y 29 de julio te esperan The Offspring, Pennywise, The Sounds, Kadavar, Toundra y muchos más en el Tsunami Xixón para pasar un fin de semana divertido con los amigos en un paisaje inmejorable como el de Gijón. Ya sólo quedan 4000 entradas por vender, y casi la mitad de las ya vendidas son de fuera de la comunidad, así que no esperes a última hora para pillar tu entrada. ¡No te lo puedes perder!

The Offspring, Pennywise, Kadavar, The Sounds, Berri Txarrak, Toundra (con orquesta), Desakato, Sexy Zebras, Jardín de la Croix, Acid Mess, Joey Cape, Los Tiki Phantoms, Dani Llamas, True Mountains, Sam Alone & The Gravediggers, Vulk, FAVX, The Garage Van

TODA LA INFO EN: www.tsunamixixon.com

surforama 2017 portada logo fred lammers

CONOCE LAS PRIMERAS CONFIRMACIONES DEL SURFORAMA 2017

El Surforama R’n’R fest que celebrará su 14ª edición se celebrará los días 19 y 20 de mayo en Valencia (Espai La Rambleta) ha empezado a desvelar los nombres de los artistas que formarán parte de su cartel. De momento ya sabemos que The Hi-Riseres & Kaiser George, Los Coronas, MFC Chicken playing The Fabulous Wailers, Link Protrudi & The Jaymen y The Blind Shake estarán en uno de los festivales con más solera y más importantes del género.

The Hi-Riseres & Kaiser George (EEUU/Escocia); Esto es “Dinamita Transatlántica”. Así se llamó el disco que grabaron juntos hace 10 años el espectacular trío de Rochester y el carismático líder de los escoceses The Kaisers. ¿Te lo perdiste en su momento? Pues volverá a ocurrir. Única fecha confirmada en el planeta.

Los Coronas (España); A este concierto lo hemos llamado “Back to the reverb”. Y es que los padrinos del Surf ibérico volverán al sonido de sus raíces para un concierto único repasando sus primeros discos y sus hits más salitrosos.

MFC Chicken playing The Fabulous Wailers (Inglaterra, pasando por Tacoma); The Wailers fueron la primera y más influyente banda de la agitada escena de los 60 del Pacific Northwest. Este año falleció Buck Ormsby, su último miembro original vivo. ¿Y que mejor banda para rendirles un merecido homenaje que sus herederos natos? Los pollos más bailongos del corral, los imbatibles MFC Chicken.

Link Protrudi & The Jaymen (EEUU); El líder de The Fuzztones, el legendario Rudi Protrudi, nos visita con su trío de Surf, la banda que fundó a mediados de los 80 bendecida por Link Wray.

The Blind Shake (EEUU); Son como una fiesta Surf Punk extraterrestre en el patio trasero de casa. El estilo primitivo futurista de este trío de Minneapolis te volará la cabeza. Garantizado.

Consigue tus abonos aquí: https://movingtickets.com/entradas-surforama-xiv-edicion-en-valencia/

nick lowe nocturama 940

NOCTURAMA PRESENTA A NICK LOWE & LOS STRAITKJACKETS EN SEVILLA

Nocturama, el ciclo musical por excelencia de la ciudad de Sevilla, se estrenaba en el Teatro Alameda el pasado miércoles 7 de septiembre con el concierto de Carla Morrison. Tras el éxito de aquella inauguración, Nocturama regresará el próximo sábado 10 de diciembre al Teatro Alameda presentando la unión de dos talentos inconmensurables: el británico Nick Lowe y los estadounidenses Los Straitjackets.

Nick Lowe atesora una longeva carrera que comienza en los años setenta como precursor de la new wave y el punk rock, derivando con los años en un cantante y guitarrista de tintes crooner y country rock. Además de una discografía envidiable -con canciones tan aplaudidas como “Cruel to Be Kind” y “(I Love the Sound of) Breaking Glass”-, ha producido discos para artistas como Elvis Costello, The Damned, Wreckless Eric, Kursaal Flyers, Dr. Feelgood, Graham Parker o The Pretenders, convirtiéndose en una de los pilares básicos de la cultura pop del siglo XX .

Para tan especial ocasión, Nick Lowe viene acompañado por Los Straitjackets, la mítica banda de rock-surf instrumental de Nashville, Tennessee, y sus inseparables máscaras mexicanas.

Sábado 10 Diciembre
NOCTURAMA, TEATRO ALAMEDA
NICK LOWE & LOS STRAITJACKETS
Anticipada 25€
Taquilla 30€
Inicio de Concierto 21.00 horas
ENTRADAS A LA VENTA EN ESTE ENLACE

Y PRÓXIMAMENTE TAMBIÉN EN NOCTURAMA…

Y el domingo 5 de febrero de 2017, otro nombre de relumbrón para esta nueva etapa de Nocturama en el Teatro Alameda: The Divine Comedy. O lo que es lo mismo, Neil Hannon, uno de los principales referentes del pop clasicista y luminoso del Reino Unido. Un crooner del siglo XXI de aires románticos no exentos de sarcamo que llegará a España con solo tres fechas de presentación de su último trabajo, “Foreverland”, entre las que se incluye ésta de Nocturama.

Domingo 5 Febrero
THE DIVINE COMEDY
+ artista invitado
Anticipada 25€ hasta el 20 de julio
Anticipada 30€ desde el 20 de julio
Taquilla 35€
Inicio de Conciertos 20.00 horas
ENTRADAS A LA VENTA EN ESTE ENLACE

funtastic dracula canival portada

FUNTASTIC DRACULA CARNIVAL 2016: MANUAL DE USO

Texto: David Blutaski

En byTHEFEST siempre hemos intentado, dentro de la medida de lo posible, visibilizar la existencia de festivales musicales que constituyen una alternativa a las modas o las corrientes generalizadas. Creemos que es injusto que se diga que “todos los festivales son iguales”, cuando muchas veces los que se desmarcan de la tendencia, lo suelen tener muy crudo para ser sostenibles económicamente por falta de público. Estas consideraciones son suficientemente complejas como dedicarles otro artículo, por lo que vamos a centrarnos en la motivación central de este texto, el XI Funtastic Dracula Carnival, uno de los eventos más excitantes dentro del panorama rock de este país.

Habitualmente por estas fechas, el mundo del rock&roll subterráneo se prepara para uno de sus eventos más significativos, el Funtastic Dracula Carnival, que se celebrará una vez más en el estrambótico y maravilloso recinto en forma de ovni retro, que es la setentera Ku Disco de Benidorm. El Funtastic se podría catalogar como un evento pequeño en cuanto a capacidad de público, pero muy grande en cuanto a la repercusión que alcanza dentro de los estilos musicales en los que maneja; muestra de ello es la presencia de espectadores que acuden de diferentes puntos del mundo, o que cada año las entradas se agoten en cuestión de muy pocos minutos –este año en cuatro-.

Quizá por este tamaño reducido, su marcadísima personalidad y una programación cuidada y original que puede reunir al más puro rock de ultratumba, el soul de callejones oscuros, el surf intergaláctico o el garage en todas sus formas y pelajes, ha conseguido la tan complicada y codiciada estabilidad.

Como hemos comentado anteriormente,  las ochocientas entradas de este año se agotaron prácticamente desde el momento que se pusieron a la venta, pero eso es para lo programado para sábado y domingo, ya que el viernes todos aquellos que no han tenido la suerte de hacerse con el preciado ticket pueden acudir a la suculenta fiesta de bienvenida que han preparado, y cuyas entradas solamente se podrán comprar en taquilla. Esta fiesta contará con las actuaciones del trío valenciano de rock&blues y punkabilly Aullido Atómico, la banda de San Francisco Scraper,en su primera actuación en nuestro país, y la reunión de una las más importantes bandas punk rockers nacionales de las pasadas décadas, los castellonenses Shock Treatment. Como colofón actuará la banda de surf californiana Phantom Surfers y una pandilla de Djs de lujo desempolvarán sus vinilos para hacer sudar a los presentes a ritmos de rock&roll hasta las 8 de la mañana.

Los que tengan la suerte de haberse podido hacer con un abono para las dos jornadas del festival, podrán disfrutar de la exuberante extravagancia de público y bandas, de todo tipo de disfraces de monstruos de serie Z, de un aroma retro muy alejado a la naftalina y de un auténtico catálogo de actitud y personalidad, además de grandes bandas, claro.

Aunque la riqueza del cartel reside en lo variopinto del mismo, las pequeñas y extrañas joyas que lo componen y las glorias rescatadas, siempre existen reclamos que destacan por encima del resto, como este año son la increíble banda californiana The Mummies, que lucirán sus vendajes a ritmo de garage rock revival en su segunda visita al Funtastic.

También en lo alto del cartel tenemos a los ramonianos japoneses Guitar Wolf;sucios y muy influenciados por el rock más clásico en versión punk, la banda de Nagasaki ya ha actuado nuestro país en algunas ocasiones, dejando constancia de que tienen un directo demoledor. En esta ocasión nos visitarán con su recientemente publicado “T-Rex From A Tiny Space Yojouhan”. Otros de los destacados son los Young Fresh Fellows del hiperactivo Scott McCaughey, mítica banda de Seattle que desde los 80 lleva rockanroleando y ofreciendo directos infalibles, lo que les ha traído a nuestro país en innumerables ocasiones. Esta gira es el 25 aniversario de su primer paso por España en 1991 (año en el que Munster Records los dio a conocer aquí publicando el recopilatorio “Somos los mejores”) y para la que han publicado otra compilación ex-prefeso titulada “Extintores y Txipirones”, que solo se podrá comprar en sus conciertos.

El resto del cartel son unas auténticas Naciones Unidas del rock de ultratumba. Desde Estados Unidos llegará el trío virginiano The Ar-Kaics, claramente influenciados por el garage sixties, y desde Arizona, los punk rockers The Freaks of Nature. Dos bandas con estilos muy diferentes, pero muy atractivas ambas.

Aunque en el cartel se anuncia que Thee Johnny Casino vienen desde Nueva Zelanda, hace tiempo que tenemos la suerte de que John Spittless viva en nuestro país, y así poder disfrutar de su garage o power con frecuencia, en este u otro proyecto. Los que si vienen de las antípodas son The Cavemen. Si con su nombre deducís que este joven trío practica rock&roll salvaje y primitivo estaréis en lo cierto.

Elvis resucitará en formato de zombie rockabilly en forma de Dead Elvis, que actuará acompañado por Thee Gravemen. Los londinenses The Fuzillis, demostrarán su entretenida esquizofrenia instrumental, y con los divertidisísimos holandeses The Sex Organs, banda de trash rock vestida de invasores de otro planeta con forma de órganos sexuales, proyecto creado para tocar en el Funtastic Dracula Carnival 2014, se cierra la nómina de artistas foráneos.

El cartel de esta edición se completa con las bandas nacionalesLas Monjitas del Fuzz, formados por Jorge, Felix de Doctor Explosión y Varo, responsable al 50% de la concepción del festival: garage beat con hábito y mucho mucho cachondeo; Zelators, integrantes de la escudería local Rufus Recordings y que practican un cóctel de estilos anfetamínico; los jóvenes UFO punks Nave Nodriza –nombre ideal para el local dónde van a  tocar- y Hombre Lobo Internacional, cuyo único integrante es un hombre lobo que toca todos los cacharros para crear una suerte de trash blues y psychobillly.

Seguramente, las aventuras que nos cuenten la semana próxima los afortunados asistentes, formarán parte de la leyenda de un festival de rock que se celebra justo antes de Halloween en un platillo volante y dónde las bandas parecen salidas de películas de terror o ciencia ficción clásicas. Si quieren vivirlas en sus carnes pueden acercarse a la Welcome Party o estar atentísimos a la salida de los tickets para 2017. Suerte.

 

DEKE DICKERSON 2

DEKE DICKERSON & THE SEX-PHONICS ESTARÁN DE GIRA POR ESPAÑA EL PRÓXIMO OCTUBRE

El próximo mes de octubre nos visitará Deke Dickerson & the Sex-Phonics, “El hombre del millón de guitarras”, en una gira que incluirá la presentación del Purple Weekend 2016.

La gira de Deke Dickerson con Sex-Phonics (Sex Museum/A-Phonics) será una de las giras más divertidas, potentes y adrenalínicas que podremos ver este año en nuestro país. Descarga de rock & roll, surf, garaje, hot-rod y frat.

Es un trabajo duro, pero alguien tiene que hacerlo“, afirma el músico / cantante / actor, Deke Dickerson. Deke ha estado llevando la antorcha de la música de raíces desde los 13 años, tocando en su primera banda de rockabilly en su ciudad natal de Columbia, Missouri. Después se trasladaría a Los Ángeles a la edad de 22 años.  Además de tocar con su banda principal, Deke Dickerson & the Ecco- fonics, tiene varios proyectos secundarios, Dickerson ha proporcionado la música “roots” para una serie de programas de televisión y proyectos de películas. “Esta música no es una broma para mí, o algo retro que sea pintoresco”, afirma Dickerson. “Esta es la gran música americana del siglo 20: el rock and roll, rockabilly, western swing, rhythm and blues, la música surf, garage y punk es igual de importante y vital como el jazz o clásica; es sólo que no ha conseguido su lugar todavía. Tiene que haber alguien por ahí que agite la bandera para esta música

En los últimos años, ha publicado un álbum de versiones vocales de los instrumentales de surf, “Sing The Instrumental Favorites“, con los populares surferos de Los Straitjackets. Ha sacado un disco de rockabilly, “Echosonic Eldorado”, que suena como si pudiera haber salido de los estudios Sun en Memphis en el año 1956. Ha publicado un álbum con el legendario grupo de surf y garaje, The Trashmen, del afamado “Surfin ‘Bird”, y viajó a Memphis para grabar un EP, Soul meets Country, con la sensación sens ación del Blues/R & B, Nikki Hill, respaldado por los Bo-Keys, un grupo de estrellas formado por músicos legendarios del alma de Memphis.
Esta versatilidad ha hecho que Dickerson haya impresionado a los aficionados y periodistas musicales también. Estos son sólo algunos de los mil y un proyectos por los que se conoce a Deke Dickerson, además de acompañar a grandes leyendas de la música americana, su festival “Guitar Geek Festival”, The Go-Nuts e innumerables formaciones más.

En esta inminente gira por nuestro país, se ha rodeado de los mejores músicos que podría tener para este tipo de repertorio.
Será un “mix” entre la mítica banda de rock Sex Museum, con dos de sus más carismáticos miembros como son, Marta Ruíz, fundadora y esencia de la banda de Malasaña, que se encargará de los teclados y del imprescindible Fernando Pardo, que es lo más parecido a Deke Dickerson pero en nuestro país, incansable agitador de la escena rock, surf, garaje etc, Los Coronas, Sex Museum, Corizonas son solo algunos de sus proyectos además de haber participado como productor y músico para montones de bandas en cualquier rincón del mundo. Además completan la formación dos miembros de una de las mejores bandas de surf del mundo en los últimos años, Els A-phonics, quienes recientemente han estado girando su último disco por U.S.A, Holanda, Italia etc…. Eugeni Camacho y Juan Diego Sanchis acompañarán también a Deke en lo que será una de las giras más divertidas, potentes y adrenalínicas que podremos ver este año en nuestro país. Descarga de rock & roll, surf, garaje, hot-rod y frat.

GIRA
Viernes 14 de Octubre – La Gramola (Orihuela, Alicante)
Sábado 15 de Octubre – 16 Toneladas (Valencia) ***
Domingo 16 de Octubre – Four Seasons (Castellón)
Martes 18 de Octubre – Marula Café, A Wamba Buluba Club (Barcelona)
Miércoles 19 de Octubre – Las Armas (Zaragoza)
Jueves 20 de Octubre – Sala El Sol (Madrid)
Viernes 21 de Octubre – Espacio Vías (León) PRESENTACIÓN PURPLE WEEKEND ***
Sábado 22 de Octubre – Helldorado (Vitoria) ***
Domingo 23 de Octubre – Kafe Antzoki (Bilbao)

(*** con The Limboos)

novedades carminha amarna miller 699

AMARNA MILLER Y NOVEDADES CARMINHA: EL RITMO DE LA SANGRE

Cuando hace unos meses, a propósito del lanzamiento de su disco “Campeones del mundo” (Ernie 2016), Novedades Carminha afirmaban aquello de “antes tocábamos para follar nosotros, ahora lo hacemos para que follen los demás”, no podíamos imaginar que se trataba de una afirmación literal, como ha quedado confirmado hoy con el estreno de su nuevo video para “Ritmo en la sangre”.

Se trata del primer videoclip porno de la historia de la música cantada en español y está protagonizado por la estrella del porno y activista Amarna Miller junto al modelo y actor Sylvan. Ha sido dirigido por el realizador Jorge Cantos.

 CLICK AQUÍ PARA VER EL VÍDEO

En una entrevista publicada hoy en Interviú, Novedades Carminha explican que la innovadora perspectiva que Miller tiene del porno, sumada a su discurso, la convierten en la actriz ideal para protagonizar un clip que pretende escapar  “del cliché del porno plasticoso y degradante con la figura de la mujer” para hacer algo estético y sexy.

Jorge Roig (fotografía), Ana Bustamante (montaje), Carmen Albacete (arte) y Álvaro Díaz (producción) completan el equipo responsable de este vídeo que se rodó hace unos meses en un hotel madrileño y que puede verse ya en la página web del grupo www.novedadescarminha.band

NOVEDADES CARMINHA GIRA DE OTOÑO

15/10 ZARAGOZA - Fiestas del Pilar (Plaza del Justicia)
29/10 MURCIA - Sala Rem Entradas
4/11 SANTIAGO DE COMPOSTELA -Capitol (SON Estrella Galicia) Entradas

5/11 OVIEDO - La Salvaje
19/11 BARCELONA - La [2] de Apolo Entradas
26/11 MADRID - Joy Eslava (Pop&Dance)Entradas

Próximamente más fechas.

DOMINGO PORTADA FIB

ASÍ TE CONTAMOS EL FIB 2016

JUEVES

Por una serie de vicisitudes que no vienen al caso, cuando entré en el recinto festivalero John Grvy ya estaba a punto de terminar su corto set – media hora – en el Escenario Las Palmas, aun así nos dio tiempo para constatar que este chico parece haber embrutecido y personalizado el neosoul y r&b que le trajo a Benicàssim hace un par de ediciones. Bien por John Grvy.

Miramos el horario y los siguientes en tocar eran Perlita en el Escenario J&B South Beach. ¡Hostia! ¡Vaya cambio de nombres más radical tienen los escenarios de este año! Tras un par de minutos de desconcierto –soy un tipo al que le gustan menos los cambios que a Rain Man – me di cuenta de que ese escenario con nombre de carpa era el segundo escenario de siempre y que el FIB Club era ahora una carpa comisionada por Radio 3 en la zona de césped detrás de los puestos de comida. También fue un poco desconcertante que el escenario que suele estar cerrado los jueves –los jueves hay un poco menos de FIB- suele ser este al que me dirigía, el más alejado, y el de la entrada – el odioso bus de bebida energizante, pero que este año parece ser un escenario hecho y derecho- es el que estaba apagado. ¿Lo tienen claro? ¿No? Pues vuelvan a leerlo y dibújenlo en un papel.

Bueno, volvamos a la música: a Perlita les descubrimos en el anterior Monkey Week y desde entonces han pasado de ser unos auténticos desconocidos a colarse en un puñado de carteles importantes, y es que dan bastante juego. Diversión funk, sintetizadores 80’s de un kitsch totalmente provocado, psicodelia sintética y galáctica, un Pedro Perles eufórico en plan showman y vocoder, mucho vocoder. Perfectísimos para el cumpleaños de uno de los productores ejecutivos de Corrupción en Miami (no para un episodio, que ahí se ponían de lo más melancólico y coñazo).

El Guincho / Foto: Pau Bellido

Tras Perlita, en el escenario principal le tocaba el turno a El Guincho. Tenía ganas de ver en directo al canario con su tercer disco –“HiperAsia”-, un disco que me parece el más arriesgado de su carrera y en el que conjuga tantos elementos que es difícil de definir; por un lado está esa personal forma de entender y avanzar el pop que le caracteriza sumando todos los elementos multiculturales posibles –todo lo que está en la calle-, pero por otro también lo deconstruye y te lo lanza entrecortado de una forma que a veces te desorienta. El sonido ahora es igual de adictivo, pero menos vitalista y mucho más introspectivo, quizá más adecuado para otro lugar y a otra hora. A pesar de la trabajada –y en ocasiones racargada- producción, la puesta en escena fue austera, demasiado austera, lo que le restó poder empático y diluyó totalmente el atractivo. Actuó con banda – miembros de Extraperlo – pero a mí me dejó muy frío, y eso que iba con ganas.

Nuestra primera incursión en la Carpa FIBCLUB Radio 3 fue para ver a Teleman, uno de nuestros conciertos recomendados de esta edición del FIB. Los londinenses tienen un estilazo brutal, dominan el pop como solo en las islas pueden hacerlo y son capaces de rugir, de virar al kraut o de crear una melodía brillante como si fueran los mismos Belle & Sebastian. El concierto fue la típica sucesión de buenas canciones que te van acorralando hasta rematarte con temas destinados a ser himnos como “Düsseldorf” o “Glory Hallelujah”. Fue una lástima que no terminaran con alguna de ellas, porque la celebrada y bailada “Not in control” me parece de largo peor canción y por lo tanto peor broche.

Después de la delicadeza de estos jovenzuelos llegaron Soulwax en plan apisonadora. Algunos amigos me comentaron que lo ideal hubiera sido que hubieran programado a los hermanos Dawaele en su faceta de Djs, pero yo pensaba: “¿¿¿otra vez???”. Quizá el rock electrónico, el big beat y el house de trazo grueso de los belgas es demasiado monótono y pesado, pero nos hicieron los 90 muy agradables y solamente por eso hay que respetarles.

Skepta / Foto: Pau Bellido

Mucho más pesado me pareció el grime de Skepta, pero al menos su actuación fue breve. Este rapero inglés apareció enfadado con el mundo y seguramente se fue a su casa más enfadado todavía. Se quejó de los móviles, de la sociedad y del universo, pero no resolvió nada de ello, ni su concierto. Como terapia, bien, vale, acepto.

No me parecía que hubiera demasiada gente, pero luego caí en la cuenta de que era jueves, por lo tanto “estaba petado”. Hacía años que no se veía tanto color un jueves y parecía que el esfuerzo de programar a un cabeza de cartel de tirón como Major Lazer había dado sus frutos. Vamos a ver, no me entiendan mal, para mi Major Lazer es un bluf del tamaño del ego de Vladimir Putin, pero la gente lo goza. No tuvieron más que ponerse a vender motos que parecía que todo el mundo estaba con la billetera en la mano para comprar una. Diplo descargando sus hits enlatados, sus chicos en formato MC dándole cuerpo –una pena que faltaran sobre el escenario muchas de las grandes colaboraciones a la voz-, confetis, arengas y todo sin parar en modo ráfaga. Algo extenuante que solo se sustenta de esta forma, no le busquen más que no lo tiene. Hemos venido a bailar y lo hemos hecho ¿no?

Major Lazer / Foto: Pau Bellido

Todavía nos dio tiempo a llegar al final del concierto de Anni B Sweet y su suavidad y languidez casi nos mata. Propondría que alguien pusiera una cámara hiperbárica entre un concierto como el de Major Lazer y otro como el de Anni B Sweet, no puede ser saludable un salto tan radical. Tras la aclimatación todo bien, pero la impresión fue muy grande y eso que Anni ha virado hacia campos mucho más abiertos que el folk de sus comienzos y que ha enriquecido sus temas hasta llegar a un pop mucho más accesible.

Tras atemperar nuestros ánimos se nos hizo cuesta arriba volver a la algarabía que se preparaba; por un lado el maestro DJ Amable recetando pildorazos de indie mezclado con todo lo imaginable; por otro Marc Piñol, posiblemente el rey de la electrónica culta nacional; y por último el polifacético francés Mr Oizo, que no se ha bajado del caballo ganador desde “flat beat” y que es reclamado tanto por su música en festivales como este, como por bandas como Metronomy para poner imágenes a sus últimos singles. Lo testeamos todo, vimos que el guion seguía su curso de manera perfecta y nos fuimos al hotel ¡Todavía es jueves!

VIERNES

Hoy tendré que adelantar mi reloj de bolsillo, porque quería llegar pronto para ver a The Zephyr Bones – banda que me gusta mucho – y por poco me pierdo a Cosmen Adelaida – banda que me encanta -. Menos mal que llegué justo para ver cómo estos madrileños – con el aderezo del catalán Alex Marull –  domaban el ruido y me lo tiraban a los pies totalmente domesticado como unos auténticos maestros. Tienen grandes canciones, pero terminar los conciertos con el bombazo de “Becerro de oro”  debería estar prohibido, es como retar a Usain Bolt a una carrera y darle diez metros de ventaja.

Después de ver a esta buena banda en familia me fui al Escenario Las Palmas para ver un baño de masas, y es que no solo el fenómeno Hinds continúa creciendo, sino que todavía no sabemos dónde llegará. A estas chicas madrileñas ya las hemos visto tres o cuatro veces en esta revista y por tanto la excusa de “la frescura suple a la destreza” ya no nos sirve. Alguien decía a mi lado: “ya saben tocar bien, pero lo que tocan me sigue sin gustar”, bueno, tampoco es exactamente mi caso, su garage pop es entretenido, es muy casual y esas cosas, pero también es cierto de que su vacuidad es absoluta.

Hinds / Foto: Pau Bellido

Antes de que Hinds terminaran su set, nosotros ya estábamos apostados ante el Escenario Usura… perdón, Escenario Visa, para ver a The Soft Moon, una de las joyas ocultas del cartel de este año. Digo oculta porque en su momento álgido podías llegar a primera fila y volver a la barra sin tocar a nadie, algo inaudito ante la brutalidad que estábamos viendo. El espectáculo de estos californianos fue abrumador, post punk a millones de decibelios, darkwave desgarradora y un sonido totalmente apabullante que solamente quedó deslucido por la obsesión de Luis Vasquez de tocar un cubo de basura metálico a modo de timbal -¿WTF?-.

Tenía muchas ganas de ver a Aries, este proyecto unipersonal de Isabel Fernández me parece reconfortante y atractivo, pero su sonido en el Escenario FIBCLUB fue terrible y después de un par de canciones decidí marcharme, no quería que un problema técnico empañara la imagen que tengo de estas canciones y a bien seguro que habrá oportunidades mejores de disfrutar de ellas.

La siguiente parada en el tren del rock&roll era en el Southampton de Band of Skulls. Vamos a ver, estos chiscos me gustan, tienen singles de una efectividad indudable como “Himalayan” o “I know what I am”, pero hacen un stoner, blues rock, etc. etc. con demasiadas pocas aristas; de manual, de las primeras páginas del manual, de las de resumen. Su concierto fue mucho mejor que el que vi en el DCode de hace un par de temporadas, o en Les Arts de la anterior, pero solamente porque en aquellos había muy poco ambiente y en este el público inglés le dio bastante color.

Cuando salía del “Escenario te dejo dinero si me devuelves un poco más” una horda de ingleses casi me atropella y es que The Vaccines estaban a punto de empezar en el escenario principal. El FIB es un festival eminentemente británico y los movimientos migratorios hacia bandas de las islas son fácilmente predecibles –corriente camping/escenario principal sería como lo llamaría un oceanógrafo-. Desde que The Vaccines tocaran en la primera edición del DCode con un disco de inmediatez absoluta y dejes a unos Beach Boys pasados de speed ha pasado mucho y sobre todo muchas visitas a nuestros festivales. La verdad es que son carne de FIB -¿Cuántas veces han venido?- porque son capaces de empalmar singles durante una hora incluso dejando fuera buenas canciones. La efectividad del espectáculo solo depende de cómo encaren el repertorio, y esta vez tiraron por la calle de en medio, la de la contundencia, la de la fiesta asegurada.

The Vaccines / Foto: Pau Bellido

Otros que chutaron por en medio con potencia fueron Juventud Juché. Adolecieron del mismo sonido engolado de Aries, pero estos chicos pueden prescindir de sutilezas porque son más de derribar puertas a patadas que de tener la paciencia de encajar la llave. “Movimientos” debería ser la consagración de esta banda, están maduros y sobrepasan de largo a esas bandas de “nuevo garage” entre las que los ubican y con las que no tienen nada que ver.

En esta segunda noche del FIB 2016 las guitarras estaban a punto de abandonarnos para dejarnos en manos de un Jamie XX imperial; desde la sutileza del house aderezado de r&b hasta la contundencia drum&bass o el dubstep Jamie parecía que tenía las mangas llenas de ases. Bailar, bailar y bailar, el mundo se podía acabar que nos iba a pillar bailando. Echamos de menos a The XX, pero tampoco queremos perdernos esto. Calientes, calentísimos, nos pasamos por la carpa comisionada por Radio 3 para ver a Hidrogenesse, porque la banda más irreverente y original de nuestro país en muchos años merecía robarle algo de tiempo al británico. No vimos nada que no supiéramos, un espectáculo maravillosamente personal, de letras excéntricamente acertadas, y una carpa llena de gente coreando canciones mucho menos kitsch de lo que parecen.

Jamie XX / Foto: Adrian Morote

La jornada ya había sido realmente satisfactoria, pero nos quedaba un gran postre, nos quedaban The Chemical Brothers. Si hay alguien que enlace entre lo que han significado las más de dos décadas de FIB y lo que nos queda por delante son Rowlands y Simons. Nos han hecho bailar con hits tremendos – cayeron todos- pero siguen sacando discos donde suman perlas a un set list de escándalo. Si has conseguido que sus ritmos nada sutiles y sus melodías incandescentes no te atrapen, no mires las proyecciones de humanoides bailando tras ellos, porque entonces estás perdido.

Ni taxi ni hostias, media hora caminando hasta el hotel, había que transformar en energía cinética el espectáculo que nos acabábamos de zampar.

SÁBADO

Un “este muerto está muy vivo” o un mucho más español “no estaba muerto, estaba de parranda”, servirían perfectamente para ilustrar el FIB de este año, puede que el año del renacimiento. Precisamente ayer sábado se produjo una circunstancia que hacía mucho que no se veía en Benicássim y que en otra época era algo clásico: un lleno hasta la bandera. Nos comentaron que mucho antes de la hora de apertura había chavales con camisetas de Muse en las puertas del recinto haciendo cola para correr a conquistar las primeras filas del Escenario Las Palmas, nosotros les vimos nada más llegar para ver a Cápsula. Nuestra jornada musical comenzó en el escenario principal con los argentinos – pero vascos de adopción –  readaptando el “Ziggy Stardust” de Bowie. Readaptando que no imitando, porque si hay algo importante e imprescindible en este tipo de cosas, es que el músico se lleve el clásico a su terreno, porque no hay nada menos atractivo que una banda tributo y nada más excitante que las versiones con personalidad. Cápsula se llevaron a su rocoso terreno algunas de las mejores canciones que se han escrito nunca, e hicieron que el recuerdo del mito desaparecido fuera un cúmulo de sensaciones encontradas: lloramos con “Five Years” o “Starman”, y no pudimos dejar de bailar con “Sufragette City” o  “Rebel Rebel” en el extra bonus. Solamente por darle una lección de rock&roll a los chavales que esperaban a otra cosa y conseguir levantarles con esa tremenda garra, habría que darles un premio a un desatado y maravilloso Martín y por extensión a Cápsula. Hicieron bailar y corear a varios miles de personas que circunstancialmente ya estaban allí y no era para verles a ellos. ¡Bravo!

Cápsula / Foto: Pau Bellido

Tras recordar a “Ziggy” decidimos sacrificar a La Femme –aunque nos dijeron que fue un concierto tremendo- para ver la segunda parte del concierto de Ramírez Exposure en la carpa de Radio 3. El crecimiento de Víctor Ramírez y su banda es evidente y ya esperamos con curiosidad la continuidad del magnífico artefacto que es “Book of Youth”, un compendio de pop personal, delicado y algo naif, con grandes melodías que te atrapan con una facilidad pasmosa. Con una versión de Marc Johnson se despidió deseándonos un buen FIB, una buena tarde y una buena vida.

Tras comprobar que el melodramatismo pop de Walking Cars era totalmente insoportable, decidimos volver a la carpa para ver a Baywaves, y es que el producto nacional abunda en el cartel de esta edición del FIB. Su lisergia pop te traslada a los dos primeros discos de Tame Impala, aunque quizá con algo más de suavidad y ternura. Estos jóvenes tienen buen gusto para la psicodelia ligera y dulcificada y por lo tanto su escucha es agradable y reconfortante.

De camino a The Coral escuchamos que Zahara estaba haciendo una versión de “Te debo un baile” de Nueva Vulcano, pero las prisas por ir a ver uno de los conciertos importantes de la jornada nos hicieron obviar a la joven de Úbeda. Nada más empezar The Coral vimos que la cosa iba en serio, ya era hora de que alguien rodara el botón del volumen al 11 porque a muchos conciertos parecía que les faltaba ese punch necesario. Estos tipos suenan a clásicos, tienen tantos ingredientes que apabullan; tan pronto te pueden trasladar a los sonidos que dieron nacimiento al brit pop, como al rock más ácido de los 70. Los desarrollos instrumentales resultaban abrumadores y las canciones de su reciente “Distance In Between” se sumaron a la perfección a un repertorio lleno de temas imperecederos. Dieron un señor concierto.

The Coral / Foto: Pau Bellido

Aunque el concierto de The Coral nos pareció magnífico, hicimos una escapada para ver a Lois –las distancias en el FIB no lo son tanto-, porque teníamos muchas ganas de ver la evolución del proyecto de Lois Brea. La verdad es que la palabra perfecta es esa: evolución, porque ya se puede observar cómo van cuajando unas canciones valientes que, llámenme loco, me hacen pensar en David Byrne. New wave y “post muchas cosas recicladas” le sirven a Lois para dar rienda suelta a su creatividad y experimentación, solo por ello merece todo lo bueno que le venga.

El siguiente alto en el recorrido fue para ver a Echo & The Bunnymen, auténticos magos y referentes de los 80. Lejos de sonar puramente nostálgicos, tiraron de una contundencia digna de agradecer. Aunque tienen clásicos para dar tres conciertos, su reciente “Meteorites” (2014) – incluso “Fountain” (2009) – no desmerecen ese legado y por tanto sus conciertos no resultan en absoluto anacrónicos. Con un sonido potentísimo y con un Ian McCulloch con la voz íntegra – algo admirable tras comprobar que continua con la costumbre de trago y calada – , nos llevaron por un viaje oscuro pero evocador hasta estremecernos con “Killing Moon” y mandarnos a otra parte con “Lips like sugar”. A otra parte fue el final del concierto de The Shivas, y es que estos chicos de Portland tienen un enorme encanto. Enmarcados en ese garage pop sixtie tan de moda en la actualidad, con reminiscencias surferas y oceánicas –aunque Portland es más de secano que Toledo-, aciertan en las melodías y suenan menos lo fi que muchos compañeros de generación – el lo fi está bien, pero a veces se agradece alguna melodía cristalina – y se ganaron constar dentro del saco de los descubrimientos de esta edición.

Antes de acabar The Shivas ya parecía que el mundo se fuera a acabar, que las rebajar fueran a comenzar, que regalaran Iphones 6, o que Jesucristo estuviera transformando el agua en cerveza, y es que estaba a punto de comenzar Muse y la gente corría a ver el que para muchos era el único concierto del día. Perdonen el inciso, ¿saben ustedes que odio a Muse?. Bueno, la verdad es que ayer me mediqué bastante ante un posible fallo multiórganico producido por mi alergia al rock grandilocuente y ególatra, pero ese antídoto autorecetado dejó de hacer efecto a las pocas canciones y por mi salud tuve que marcharme. ¿Qué vi? Pues un señor que quiere ser al mismo tiempo Fredy Mercury y Monserrat Caballé, eso sin olvidar que quiere que su guitarra suene más alta que ninguna en el mundo, que seguramente después de fregar estruja los estropajos mientras hace una pose rockera y que si pudiera haría esculpir su rostro en el Monte Rushmore: señores, este es Matt Bellamy y el tipo gordo que le acompaña es su ego.

Muse / Foto: Pau Bellido

Me sentía sucio y la mejor manera de devolverme al camino del estilo y el buen gusto fue con The Kills. Les vi hace unas semanas en el Mad Cool y me encantaron, pero en este FIB me acabaron de enamorar. Mosshart y Hince, Hince y Mosshart, cada uno en su papel son arrebatadoramente sexys, y si a eso unimos la cadencia de unas canciones oscurecidas pero no ennegrecidas, tenemos ante nosotros un espectáculo cojonudo. No acabamos su set porque repitieron casi al dedillo su concierto de Madrid y porque Soledad Vélez y sus nuevas canciones merecían la escapada. La chilena no dejó que el sonido infernal de Muse se colara en su carpa y nos hizo volar con sus nuevas y sintéticas canciones. Es increíble como una trasformación tan profunda pueda mantener intacta la personalidad del artista, se le ve suelta y cómoda y eso se trasmite.

Antes de acabar la noche bailando el house de Disclusure como si el mundo fuera a acabarse, pasamos a ver a Bloc Party y comprobar que la banda de Kele Okereke se está diluyendo como lágrimas en la lluvia. Su punch lleva tiempo perdido, y aunque “Hymns” es menos sonrojante que los anteriores trabajos no queda nada de aquel vigoroso grupo de sus dos primeros trabajos.

DOMINGO

Tras tres jornadas extenuantes no había más remedio que recoger nuestra dignidad maltrecha y encarar la última del domingo con estoicismo, porque el FIB 2016 nos tenía preparado como fin de fiesta un menú variado y suculento.

Si el sábado el recinto del festival había estado a reventar, ayer se preveía un bajón de público monumental, como finalmente corroboramos. Jóvenes ingleses arrastrando el petate con la cara desencajada y quemada por el sol era el estereotipo de humano que nos encontrábamos en sentido contrario cuando nos acercábamos a la entrada desde el parking. Pero nosotros, con más corazón que cerebro, conseguimos llegar pronto para ver a Tijuana Panthers poner en marcha el Escenario VISA. A pesar de que la climatología moderada y suave del fin de semana había decidido abandonarnos por un sol justiciero, los pocos cientos que nos presentamos ante la banda de Long Beach disfrutamos al borde de la lipotimia de una lección de garage sixties y de surf pop de factura impecable y gusto exquisito. En una época en la que el desparpajo y el lo fi enmascaran muchas carencias, da gusto como otras bandas son efectivas sin efectos, solamente con una buena melodía bien llevada; “Redheaded Girl” o “Creature” no necesitan nada más.

Tijuana Panthers / Foto: Adrian Morote

Desde otra parte mucho más sucia del condado de Los Ángeles llegaron Fidlar. Se palpaban muchas ganas por ver a estos tipos que últimamente han despachado algunos de los más refrescantes artefactos de la escena punk californiana; si para Tijuana Panthers éramos unos pocos cientos, para Fidlar ya éramos unos pocos miles. Empezar con una versión íntegra y de factura perfecta del “Sabotage” de los Beastie Boys marcó las intenciones de una banda divertida, adrenalínica y guerrillera. Se encuentran cómodos tanto en el punk pop vitamínico como en el harcore melódico, pueden virar hacia el garage lo fi – “Max Can’t Surf” podría ser perfectamente de los Black Lips”-, o si quieren pueden parecerse a Rage Against the Machine – escuchen “Punks”-, tienen himnos para parar un carro y toda la chavalada allí presente se los sabía de cabo a rabo. Tras una espectacular sesión de mosh pit, en la que varios cientos se pusieron a correr en círculos antes de atacar un divertidísimo pogo, y después de que HELP STAFF 207 sacara de muy malas maneras a dos inofensivos chavales por el foso en uno de los actos más despreciables que he visto en mucho tiempo, Fidlar terminaron uno de los mejores conciertos de este FIB con la mayúscula “Cocaine”.

Fidlar / Foto: Pau Bellido

Tras Fidlar decidimos bajar pulsaciones con Jess Glynne, una artista que arrasa en UK y que tiene un hit como “Rather Me” que se saben todos los británicos presentes en Benicássim. Del rythm&blues al disco más ochentero pudimos reconocer en ella desde a Adele o Beyoncé hasta Whitney Houston. No creemos que pase a la posteridad, pero tampoco tiene la necesidad de crear una corriente filosófica, es pop.

Antes de ver a Mac DeMarco nos acercamos a ver un poco de Catfish & The Bottlemen, el enésimo hype del indie mainstream del Reino Unido. Triunfarán, lo aseguramos, pero su indie pop épico es del montón y no precisamente del montón bueno –además de que la voz de su cantante es irritante-. Recogen todos los ingredientes que funcionaron en bandas anteriores como The Kooks, Two Door Cinema Club, The Vaccines, Palma Violets o Circa Waves, los agitan y te los lanzan a la cara. Si esto es “the next big thing” que paren el coche o me bajo en marcha.

Mac DeMarco y su panda de freaks salieron al escenario muy relajados interpretando los temas más evocadores y tranquilos de su discografía, como “The Way You’d Love Her” o la maravillosa “Salad Days”, temas que el público se sabía al dedillo y que eran solo el preludio de la colección de divertidas excentricidades de Mac y sus amigos. Mientras caían temas ya clásicos de su repertorio como “Cooking Up Something Good”, “Ode to Vicery” o “Let Her Go”, empezó el show de bailes, bromas y de desvestirse –porque lo que llevaba el bajista era un vestido de señora-. También de saltar al público; ese mismo bajista celebró su último día en la banda con un stage diving, lo mismo que hizo DeMarco antes de cerrar el concierto con ”Still Togheter”. El canadiense tiene un carisma fuera de toda duda y dos puñados grandes de buenas canciones, pero aunque el concierto fue de menos a más nos dejó un poco fríos, fue mucho más soso que su último concierto en el Primavera Sound.

Antes de prepararnos para los grandes conciertos del Escenario Las Palmas, pasamos a rendir pleitesía a Chucho en la carpa de Radio 3. Como viene siendo habitual en este nuevo retorno, encara sus sets con la presentación de su nuevo disco y una vez avanzados en materia van soltando píldoras como “Perruzo” o “El Detonador EMX3”. Pero no importa, estas nuevas canciones también serán clásicos algún día. A la media hora exacta de Chucho salimos disparados para ver a Kendrick Lamar y solamente el retraso de casi diez minutos nos permitió llegar para verle salir al escenario. “HOW MUCH A DOLLAR COST?” en una enorme pantalla fija al fondo del escenario fue el único recurso que necesitó el rapero de Compton para vestir su set. Cuando tienes el don de este tío la crudeza de sus letras impacta más si va acompañada con la austeridad sobre el escenario. La banda que le acompañaba al final de las tablas fue dejando fluir sonidos jazzy, funky o góspel para que Lamar relatara con firmeza las vivencias y pensamientos que han hecho de “To Pimp A Butterfly” uno de los mejores discos de hip hop en muchísimos años. Dónde unos necesitan cien productores y mil samplers, Lamar solamente un sinte, una guitarra, un bajo y una batería; dónde otros necesitan diseñar su flow, el solo necesita no dejar de enlazar palabras. Aunque no soltó ninguna arenga social –la verdad es que sus letras ya tienen bastantes- era curioso ver como una audiencia compuesta mayoritariamente por jóvenes blancos ingleses se sabía todas las letras como si fueran auténticos Boyz N The Hood  –con “King Kunta” el karaoke fue impresionante-. En resumen: Kendrick Lamar “King of FIB 2016”.

Kendrick Lamar / Foto: Adrian Morote

Antes de prepararnos para ver a Massive Attack pasamos por el set de Dj Shadow como simple ejercicio de nostalgia, pero después del emocionante espectáculo de Lamar nos pareció que el repertorio de Shadow estaba siendo demasiado lúgubre y denso.

Lo más importante del concierto de Massive Attack era comprobar si su directo no había caído en la autoindulgencia de tanto single reciclado en reclamos publicitario y ni mucho menos fue así. Apoyados en lo que parecía una inmensa sala de máquinas –aunque hubiera una batería y un set clásico, entre las sombras parecía emerger la sala de máquinas de un barco-, fueron densos, contundentes y oscuros. Las cadencias de estos padres del trip hop hacían sudar nitroglicerina y la tensión musical era palpable y apabullante, tan apabullante y efectiva como su clásica sucesión de mensajes intercalados entre noticias locales; pudimos ver desde la de la presencia de Pedro Sánchez y Andrea Levy en el FIB, la mayoría de edad de Froilan, hasta recoger ideas impactantes sobre Turquía, el terrorismo o el Brexit, del que son firmes opositores. Cerraron con “Unfinished Sympathy” con la colaboración de Deborah Miller y a los pocos que habíamos aguantado nos mandaron a casa con las pulsaciones al ritmo de sus suaves sucesiones de bpms.

Massive Attack / Foto: Pau Bellido

La reconciliación del FIB con su público está casi certificada. Esta ha sido sin duda la edición más exitosa en muchos años y parece que han encontrado la clave para que el futuro del festival sea sostenible: cabezas de cartel de mucho tirón como Muse, Kendrik Lamar, Major Lazer o The Chemical Brothers, mucha electrónica, un puñado importante de artistas nacionales para reconciliarse con el público español y algunas píldoras fuera de todas esas líneas para darle consistencia al cartel. El año que viene más.

 

kendrick lamar adrian morote 940

FIB 2016: CRÓNICA DOMINGO

Tras tres jornadas extenuantes no había más remedio que recoger nuestra dignidad maltrecha y encarar la última del domingo con estoicismo, porque el FIB 2016 nos tenía preparado como fin de fiesta un menú variado y suculento.

Si el sábado el recinto del festival había estado a reventar, ayer se preveía un bajón de público monumental, como finalmente corroboramos. Jóvenes ingleses arrastrando el petate con la cara desencajada y quemada por el sol era el estereotipo de humano que nos encontrábamos en sentido contrario cuando nos acercábamos a la entrada desde el parking. Pero nosotros, con más corazón que cerebro, conseguimos llegar pronto para ver a Tijuana Panthers poner en marcha el Escenario VISA. A pesar de que la climatología moderada y suave del fin de semana había decidido abandonarnos por un sol justiciero, los pocos cientos que nos presentamos ante la banda de Long Beach disfrutamos al borde de la lipotimia de una lección de garage sixties y de surf pop de factura impecable y gusto exquisito. En una época en la que el desparpajo y el lo fi enmascaran muchas carencias, da gusto como otras bandas son efectivas sin efectos, solamente con una buena melodía bien llevada; “Redheaded Girl” o “Creature” no necesitan nada más.

Tijuana Panthers / Foto: Adrian Morote

Desde otra parte mucho más sucia del condado de Los Ángeles llegaron Fidlar. Se palpaban muchas ganas por ver a estos tipos que últimamente han despachado algunos de los más refrescantes artefactos de la escena punk californiana; si para Tijuana Panthers éramos unos pocos cientos, para Fidlar ya éramos unos pocos miles. Empezar con una versión íntegra y de factura perfecta del “Sabotage” de los Beastie Boys marcó las intenciones de una banda divertida, adrenalínica y guerrillera. Se encuentran cómodos tanto en el punk pop vitamínico como en el harcore melódico, pueden virar hacia el garage lo fi – “Max Can’t Surf” podría ser perfectamente de los Black Lips”-, o si quieren pueden parecerse a Rage Against the Machine – escuchen “Punks”-, tienen himnos para parar un carro y toda la chavalada allí presente se los sabía de cabo a rabo. Tras una espectacular sesión de mosh pit, en la que varios cientos se pusieron a correr en círculos antes de atacar un divertidísimo pogo, y después de que HELP STAFF 207 sacara de muy malas maneras a dos inofensivos chavales por el foso en uno de los actos más despreciables que he visto en mucho tiempo, Fidlar terminaron uno de los mejores conciertos de este FIB con la mayúscula “Cocaine”.

Fidlar / Foto: Pau Bellido

Tras Fidlar decidimos bajar pulsaciones con Jess Glynne, una artista que arrasa en UK y que tiene un hit como “Rather Me” que se saben todos los británicos presentes en Benicássim. Del rythm&blues al disco más ochentero pudimos reconocer en ella desde a Adele o Beyoncé hasta Whitney Houston. No creemos que pase a la posteridad, pero tampoco tiene la necesidad de crear una corriente filosófica, es pop.

Antes de ver a Mac DeMarco nos acercamos a ver un poco de Catfish & The Bottlemen, el enésimo hype del indie mainstream del Reino Unido. Triunfarán, lo aseguramos, pero su indie pop épico es del montón y no precisamente del montón bueno –además de que la voz de su cantante es irritante-. Recogen todos los ingredientes que funcionaron en bandas anteriores como The Kooks, Two Door Cinema Club, The Vaccines, Palma Violets o Circa Waves, los agitan y te los lanzan a la cara. Si esto es “the next big thing” que paren el coche o me bajo en marcha.

Mac DeMarco y su panda de freaks salieron al escenario muy relajados interpretando los temas más evocadores y tranquilos de su discografía, como “The Way You’d Love Her” o la maravillosa “Salad Days”, temas que el público se sabía al dedillo y que eran solo el preludio de la colección de divertidas excentricidades de Mac y sus amigos. Mientras caían temas ya clásicos de su repertorio como “Cooking Up Something Good”, “Ode to Vicery” o “Let Her Go”, empezó el show de bailes, bromas y de desvestirse –porque lo que llevaba el bajista era un vestido de señora-. También de saltar al público; ese mismo bajista celebró su último día en la banda con un stage diving, lo mismo que hizo DeMarco antes de cerrar el concierto con ”Still Togheter”. El canadiense tiene un carisma fuera de toda duda y dos puñados grandes de buenas canciones, pero aunque el concierto fue de menos a más nos dejó un poco fríos, fue mucho más soso que su último concierto en el Primavera Sound.

Antes de prepararnos para los grandes conciertos del Escenario Las Palmas, pasamos a rendir pleitesía a Chucho en la carpa de Radio 3. Como viene siendo habitual en este nuevo retorno, encara sus sets con la presentación de su nuevo disco y una vez avanzados en materia van soltando píldoras como “Perruzo” o “El Detonador EMX3”. Pero no importa, estas nuevas canciones también serán clásicos algún día. A la media hora exacta de Chucho salimos disparados para ver a Kendrick Lamar y solamente el retraso de casi diez minutos nos permitió llegar para verle salir al escenario. “HOW MUCH A DOLLAR COST?” en una enorme pantalla fija al fondo del escenario fue el único recurso que necesitó el rapero de Compton para vestir su set. Cuando tienes el don de este tío la crudeza de sus letras impacta más si va acompañada con la austeridad sobre el escenario. La banda que le acompañaba al final de las tablas fue dejando fluir sonidos jazzy, funky o góspel para que Lamar relatara con firmeza las vivencias y pensamientos que han hecho de “To Pimp A Butterfly” uno de los mejores discos de hip hop en muchísimos años. Dónde unos necesitan cien productores y mil samplers, Lamar solamente un sinte, una guitarra, un bajo y una batería; dónde otros necesitan diseñar su flow, el solo necesita no dejar de enlazar palabras. Aunque no soltó ninguna arenga social –la verdad es que sus letras ya tienen bastantes- era curioso ver como una audiencia compuesta mayoritariamente por jóvenes blancos ingleses se sabía todas las letras como si fueran auténticos Boyz N The Hood  –con “King Kunta” el karaoke fue impresionante-. En resumen: Kendrick Lamar “King of FIB 2016”.

Kendrick Lamar / Foto: Adrian Morote

Antes de prepararnos para ver a Massive Attack pasamos por el set de Dj Shadow como simple ejercicio de nostalgia, pero después del emocionante espectáculo de Lamar nos pareció que el repertorio de Shadow estaba siendo demasiado lúgubre y denso.

Lo más importante del concierto de Massive Attack era comprobar si su directo no había caído en la autoindulgencia de tanto single reciclado en reclamos publicitario y ni mucho menos fue así. Apoyados en lo que parecía una inmensa sala de máquinas –aunque hubiera una batería y un set clásico, entre las sombras parecía emerger la sala de máquinas de un barco-, fueron densos, contundentes y oscuros. Las cadencias de estos padres del trip hop hacían sudar nitroglicerina y la tensión musical era palpable y apabullante, tan apabullante y efectiva como su clásica sucesión de mensajes intercalados entre noticias locales; pudimos ver desde la de la presencia de Pedro Sánchez y Andrea Levy en el FIB, la mayoría de edad de Froilan, hasta recoger ideas impactantes sobre Turquía, el terrorismo o el Brexit, del que son firmes opositores. Cerraron con “Unfinished Sympathy” con la colaboración de Deborah Miller y a los pocos que habíamos aguantado nos mandaron a casa con las pulsaciones al ritmo de sus suaves sucesiones de bpms.

Massive Attack / Foto: Pau Bellido

La reconciliación del FIB con su público está casi certificada. Esta ha sido sin duda la edición más exitosa en muchos años y parece que han encontrado la clave para que el futuro del festival sea sostenible: cabezas de cartel de mucho tirón como Muse, Kendrik Lamar, Major Lazer o The Chemical Brothers, mucha electrónica, un puñado importante de artistas nacionales para reconciliarse con el público español y algunas píldoras fuera de todas esas líneas para darle consistencia al cartel. El año que viene más.

Portada: Kendrick Lamar / Foto: Adrian Morote

FIB 2016: CRÓNICA JUEVES

FIB 2016: CRÓNICA VIERNES 

FIB 2016: CRÓNICA SÁBADO

getmad playmoss 699 F

# PLAYMOSS – GETMAD! FESTIVAL 2016

GetMAD! Festival celebrará este próximo fin de semana su primera edición en diferentes salas de Madrid. Más de 30 bandas componen el cartel, entre las que están Black LipsWirePsychic TVThe Soft MoonEagullsGirlschoolImperial State ElectricNots o Sex Museum y nosotros hemos querido ponerte en antecedentes, por si estás pensando ir, lo estás meditando, o simplemente quieres escuchar buena música, con una playlist con más videoclips en la que están representados todos los artistas del cartel. Disfrútala!

GETMAD! FESTIVAL PRESENTA LOS HORARIOS DE SUS CUATRO ESCENARIOS

funtastic dracula canival portada

EL FUNTASTIC DRACULA CANIVAL 2016 YA TIENE CARTEL

La decimoprimera edición del Funtastic Dracula Canival se pone en marcha, ya se conoce el cartel de artistas y la fecha en la que se podrán a la venta las entradas (el año pasado volaron en ocho minutos). Aquí tenéis el plantel de tripulantes de la nave en la edición de este año, ya la numero XI:

Los reyes del budget rock y la banda más increíble de la historia del garage-punk en un único show en nuestro continente: The Mummies (USA). Destrozando tímpanos desde Japón: Guitar Wolf (JP) Los enmascarados más divertidos a ritmo de frat, surf y garage: The Phantom Surfers (USA!!! Los emperadores del “otro Seattle” (el que no sale en las revistas y el que mola de verdad). Los siempre fiables: The Young Fresh Fellows (USA).

Desde Castellón y de vuelta a los escenarios en un único show, los maquinones del punk-pop: Shock Tratment (SP) En su primera visita a Europa, los míticos australianos: X (AUSTRALIA) Teen beat y garage de alta calidad de la mano de: The Ar-Kaiks (USA). La formación original de Doctor Explosión regresa bajo su alter-ego y prometen liarla gorda… con todos vosotros: Las Monjitas del Fuzz (SP) Si lo tuyo es el garage “Tell Tale Hearts Style” no te pierdas a …The Freaks of Nature (USA)
Estos jovenzuelos de las antípodas, hijos putativos de Dwarves y Mummies a partes iguales, prometen no dejar títere con cabeza. Ellos son…The Cavemen (NZ) Para pasarlo bomba con esta mezcla alocadísima de Beastie Boys, B52′s, punk, garage, new wave, y lo que te dé la gana: Zelators (SP) Músicos increíbles, curtidos en mil batallas, que convierten el escenario en una verdadera fiesta: The Fuzilis (UK)

El terrorífico show repleto de r’n’r/trash rockabilly de 2 “one man bands”: Desde Alemania Dead Elvis and his Gravemen (GER/SWE) y desde Mallorca: Hombre Lobo Internacional (SP). Decir que son “Joy Division on speed” es quedarse corto, así que mejor compruebas tu mismo como será el fabuloso show de: Scraper (USA). Con un nuevo Lp bajo el brazo llegan, desde Galicia Canibal, con su punk huracanado: Nave Nodriza (SP). Presentando su magnífico Lp “Todo y Ahora”, los valencianos: Aullido Atómico (SP).

+ FUNTASTIC DJ’S, EXOTIC GO-GO’S, SWIMMING POOL, FIREWORKS, FREE DAY PARTIES, HALLOWEEN COSTUME CONTEST, MORE BANDS AND MANY OTHER CRAZY SURPRISES TO BE ANNOUNCED.

3 NIGHTS (AND 3 DAYS) OF INTENSE GARAGE-PUNK MADNESS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
ENTRADAS A LA VENTA (69 euros-welcome party no incluido):
1 de JUNIO a las 21.00h ( 9 de la NOCHE) en http://www.funtasticdraculacarnival.net/es/
Como ya sabéis por otros años, las entradas se acaban en poco tiempo . ¡No te quedes sin ellas!!!

¿QUÉ ES EL FUNTASTIC??
¡Grupos y pinchas de todo el mundo para que pierdas la cabeza en un auténtico OVNI que sobrevuela Benidorm!
12 horas de FIESTA SIN PARAR (de 20 a 8 h) durante tres noches: el sábado 29 y el domingo 30 de octubre, con una Fiesta de Presentación el viernes 28.
¡Conciertos y pinchadas por la mañana y por la tarde para los que se levanten temprano! ¡Bebida barata!
¿Pero qué más quieres? ¿Que el OVNI tenga piscina?
¡PUES LA TIENE!

Tindersticks02_Christophe_Agou portada

LOS IMPERDIBLES DEL TERRITORIOS SEVILLA 2016

(al final del artículo encontrarás las bases para poder ganar un abono doble para Territorios Sevilla 2016)

Para nosotros siempre es un placer recomendaros humildemente artistas que actúan en los festivales dentro del maremágnum de opciones que existen; pinceladas que pueden ser estimulantes y que quizá sean los primeros que salten a nuestra mente. Hoy nos toca hablar de las propuestas que consideramos interesantes en el cartel del Territorios Sevilla, un festival que este año cumple su decimonovena edición y que como siempre nos presenta un cartel extenso y ecléctico, algo que se ha convertido en marca de la casa. Un cartel en el que sigue habiendo espacio para la electrónica, se potencia la presencia indie, continúa el protagonismo de los ritmos mestizos y hay un espacio reservado para el hip hop patrio emergente. Nosotros hemos buceado entre la nómina de confirmados de esta edición de Territorios para haceros cinco propuestas de diferente pelaje, cuyos conciertos creemos pueden resultar sumamente reconfortantes.

Tindersticks

Como representante de los artistas internacionales programados este año en Territorios Sevilla creemos que es conveniente destacar a Tindersticks (foto de portada). Una banda que lleva un cuarto de siglo hurgando en nuestros corazones a través de su forma elegante de entender el pop, elevándolo hacia lo sacro. En su sonido destacan las trabajadas orquestaciones, por las que se les suele denominar pop de cámara, y la profunda voz de crooner de Stuart Staples, solamente equiparable en la actualidad a la de Richard Hawley y por la que suele ser comparado con Scott Walker. La banda de Nottingham llegará a Sevilla con “The Waiting Room”, disco que será presentado con el refuerzo de un proyecto visual. Si en este concierto logramos abstraernos del hecho de que estamos en un festival es muy posible que consiga emocionarnos.

Pájaro

Tras empezar por una recomendación foránea, pasamos a una de casa. Pájaro es Andrés Herrera Ruíz, un reconocido músico sevillano con un curriculum abrumador, que acaba de publicar “Ha matado un Ángel”, su segundo trabajo con este proyecto, el cual ataca desde el rock, pero pasando por el blues, el surf o el swing, pero sin dejar de lado cualquier sonido racial que acople con la potente personalidad que impregna a sus canciones. En la extensa lista de colaboradores de este trabajo hay nombres de reconocida solvencia como Guadalupe Plata, Julián Maeso, El Twanguero, Los Saxos del Averno, Los Quiero o el trompetista Ángel Sánchez, que no hacen más que poner su granito de arena para uno de los discos más reconfortantes de lo que va de año.

El Guincho

Tras dos recomendaciones donde la intensidad emocional es marca indiscutible, El Guincho pone la nota de frescura. El artista canario afincado en Barcelona es uno de nuestros músicos más internacionales e inquietos. Con su reciente cuarto de trabajo – “HiperAsia” – ha querido darle una vuelta de tuerca tanto al sonido como a la forma de consumir su música. A base de diseñar prendas de ropa e incorporarle chips NFC, con los que transportar la música a tus dispositivos de escucha, El Guincho se lanza a la calle, lugar de donde se alimenta creativamente. El Guincho es pop, pero el pop del futuro, aquel que se puede nutrir de la electrónica, el trap, el dubstep, el jungle, el rythm&blues o cualquier estilo que considere sumar a su proceso creativo sin ningún complejo. Su música no solo se compone por un puzzle de influencias, también por un puzzle de colaboraciones, entre la que destaca la de La Mala Rodriguez, protagonista de “Comix”, uno de los singles de “HiperAsia”.

Niño de Elche

Niño de Elche es sin lugar a dudas la revelación de la temporada. Aunque lleva muchos años y muchos discos forjando una de las carreras más trasgresoras de los últimos tiempos, ha sido su último trabajo “Voces del Extremo” el que le ha puesto realmente en el foco. Se insiste en nombrar su origen flamenco, pero Niño de Elche huye de etiquetas que limiten su desbordante ansia creativa, y es que tan pronto puede musicar un espectáculo de danza, los versos de los mejores poetas contemporáneos o participar en una performance, como aparecer en un festival de electrónica, colaborar con músicos cercanos a la música indie o sacar un disco con una banda de post rock. Con un discurso profundamente militante en lo social, sus actuaciones buscan y consiguen conectar tanto en lo visual como lo musical.

Jarfaiter

En esta decimonovena edición de Territorios Sevilla se ha reservado un hueco importante a artistas underground emergentes que son el futuro del hip hop nacional, y Jarfaiter es uno de ellos. Este rapero madrileño, crecido en el obrero y multicultural barrio de Tetuán, exhibe en sus rimas el orgullo del proletariado con una fuerza heredera de quien se auto define un punk sin banda. La actitud, la autenticidad y la crudeza son sus marcas personales y lo que crea una conexión inquebrantable con los jóvenes de la calle.

Portada: Tindersticks / Foto: Christophe Agou

#CONCURSO

Estas han sido nuestras recomendaciones, pero seguro que cada uno de vosotros tiene sus artistas favoritos y queremos conocerlos, por eso ponemos en marcha este concurso.

Para ganar un abono doble para el Territorios Sevilla 2016 solo tienes que hacer tres cosas:

1.- Comentar en este artículo cuál es tu artista favorito y explicar tus motivos (se valorará la originalidad del razonamiento)

2.- Ser seguidores de Facebook de bythefest y Territorios Sevilla (necesitamos que en el comentario pongas tu nombre de usuario de Facebook)

3.- Compartir la publicación de este artículo que encontrarás en el muro de Facebook (o RT en twitter) de bythefest.

Tienes de tiempo hasta el viernes 13 a las 14:00 horas, el ganador se anunciará esa tarde en nuestro Facebook.

Territorios Sevilla 2016 se celebrará el 20 y 21 de mayo en el recinto del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo de Sevilla (Monasterio de La Cartuja).

ASÍ TE CONTAMOS TERRITORIOS SEVILLA 2015