Entradas

DOMINGO PORTADA FIB

FIB 2017: CARTEL CERRADO POR ESCENARIOS Y NUEVAS INCORPORACIONES

Nos complace presentar el cartel al completo por escenarios del FIB 2017, el mejor Festival del verano.

En el Escenario Las Palmas veremos a cabezas de cartel como The Weeknd, Red Hot Chili Peppers, Kasabian, Foals, Deadmau5, Los Planetas y más grandes nombres.

El Escenario Visa ofrece una ecléctica muestra que abarca, entre otros, a The Jesus And Mary Chain, Kaytranada, Love Of Lesbian, Courteeners, Mura Masa, Mala Rodríguez, etc.

El South Beach Dance Stage vuelve con lo mejor de la electrónica, house, techno, hip hop y demás tendencias bailables. Además volvemos a unirnos con Razzmatazz (Barcelona) y Ochoymedio (Madrid) para traer a las mejores nuevas bandas al RADIO 3 FIB CLUB.

ESCENARIO LAS PALMAS

Jueves 13: The Weeknd, Bonobo (Live), Stormzy, Ride, Belako, Sunflower Bean.

Viernes 14: Foals, Deadmau5, Los Planetas, Blossoms, Mourn, The Sherlocks.

Sábado 15: Red Hot Chili Peppers, Biffy Clyro, Liam Gallagher, Dinosaur Jr., The Strypes.

Domingo 16: Kasabian, Crystal Fighters, Years & Years, Dua Lipa, Declan Mckenna, Evripidis And His Tragedies.

ESCENARIO VISA

Jueves 13: The Jesus And Mary Chain, Courteeners, Kaleo, Mick Jenkins, Twin Peaks, Gener, Eme Dj.

Viernes 14: 2manydjs, La Casa Azul, Joe Crepúsculo, Temples, Childhood, Ella Rae.

+ Charlotte Church’s Late Night Pop Dungeon.

Sábado 15: Mura Masa, Peter Doherty, Surfin’ Bichos, Mala Rodríguez, Marika Hackman, Las Kellies, Arturo Paniagua.

Domingo 16: Love Of Lesbian, Kaytranada, Tiga, Slaves, The View, Ron Gallo, The Magic Mor.

SOUTH BEACH DANCE STAGE

Jueves 13: Honne, Sylvan Esso, Kölsch, Ibibio Sound Machine, Bejo & Dj Pimp, Troyboi.

Viernes 14: James Vincent Mcmorrow, Austra, Olof Dreijer (The Knife), Mykki Blanco, Theme Park, Jameszoo.

Sábado 15: Rüfüs, Las Bistecs, B.Traits, Tcts, Lao Ra.

Domingo 16: Pional, The Blaze, Bad Gyal, Peaking Lights, Sir Was.

RADIO 3 FIB CLUB

Jueves 13: Viva Suecia, Tórtel, Dream Wife, Gatomidi, Ten Bears, Ochoymedio Djs.

Viernes 14: Bigott, Cápsula, Blaenavon, Flowers, Alien Tango, The Wheels, Virginia Díaz, Ochoymedio Djs.

Sábado 15: Nudozurdo, Biznaga, Desperate Journalist, Como Vivir En El Campo, Conttra, Leicomers, Djohnston, Buenavista, Cascales.

Domingo 16: Havalina, Las Odio, Linda Guilala, Captains, One Path, El Trinidad, Amable, Gato, Aldo Linares

MÁS NOMBRES PARA UN GRAN CARTEL
El cartel de este año se cierra con una estupenda lista de nombres que va desde el carisma de Charlotte Church’s Late Night Pop Dungeon, Olof Dreijer (The Knife) E Ibibio Sound Machine, la energía de The Strypes, Nudozurdo, Cápsula O Havalina, el pop de Childhood, Blaenavon Y Las Kellies o la rítmica de Bad Gyal, Mick Jenkins, Las Bistecs O The Blaze

¡Entra en el cartel del FIB 2017 y descubre más artistas con los que lo pasarás en grande!

OCHOYMEDIO, RAZZMATAZZ Y EL FIB: JUNTOS OTRA VEZ

Festejamos que un año más colaboraremos con dos de los clubes más importantes de nuestro país: Ochoymedio (Madrid) Y Razzmatazz (Barcelona). por eso os invitamos a las dos fiestas que se han preparado para la ocasión:

17 De Junio: Ochoymedio, Con Un Invitado Especial.

1 De Julio: Razzmatazz, Con Amable Dj Y Gato.

¡Allí Nos Vemos!

ABONOS DE 4 DÍAS Y ENTRADAS DE 3, 2 Y 1 DÍA EN FIBERFIB.COM

Quedan pocos Abonos de 4 Días, con 8 de acampada gratuita (Campfest), al precio de 149€. ¡Date prisa!

También están disponibles las Entradas de 3, 2 y 1 día a través de fiberfib.com. Estas entradas no cuentan con zona de acampada.

Se pueden adquirir las Entradas de 3 Días, (jueves a sábado: 130€), (viernes a domingo: 130€) y las Entradas de 2 Días, (jueves y viernes: 90€), (viernes y sábado: 105€) y (sábado y domingo: 105€).

Asimismo están a la venta las Entradas de Día: Jueves (50€), Viernes (50€), Sábado (65€) y Domingo (50€).

Hay un cupo limitado de Entradas VIP para cada día del Festival (130€). ¡Adquiere la tuya y serás nuestro invitado de lujo!

Visita www.fiberfib.com para conocer las últimas noticias del Festival, entradas y viajes.

 

 

 

bbkkkkkkkk

HEINEKEN, BBK LIVE Y AYUNTAMIENTO DE BILBAO PRESENTAN HIRIAN, UNA NOVEDOSA PROPUESTA CULTURAL QUE LLENA DE MÚSICA EL BARRIO DE BILBAO LA VIEJA

Xabier Otxandiano, Concejal de Promoción Económica y del Distrito de Bilbao la Vieja, Alfonso Santiago, Director de BBK Live y Pablo Mazo Salmerón, Director de Relaciones Institucionales de HEINEKEN España han presentado la primera edición de HIRIAN, una novedosa propuesta cultural que el próximo sábado 10 de junio inundará las calles de Bilbao La Vieja de música, arte callejero y otras actividades para todos los públicos, como antesala del festival BBK Live.

De la mano del Ayuntamiento de Bilbao y BBK Live, Heineken® destapa/impulsa con HIRIAN el potencial de Bilbao La Vieja, aportando su granito de arena a la regeneración de este barrio y reinventando la forma de ver su pasado hacia el futuro. Referente de la cultura urbana y uno de los barrios con más carácter de la ciudad, Bilbao La Vieja cuenta con una gran capacidad transformadora y creativa, valores que comparte con Heineken®.

Xabier Otxandiano, Concejal de Promoción Económica y del Distrito de Bilbao la Vieja, resaltó la confianza del Ayuntamiento de Bilbao en el partenariado público y privado, gracias a compañías como Heineken®, para fomentar el crecimiento sostenible y sostenido de barrios como Bilbao La Vieja”

Con una propuesta musical alternativa, con más de 25 bandas que tocarán en directo en 5 escenarios desde las 12 del mediodía, Heineken®, BBK Live y Ayuntamiento de Bilbao darán a conocer el Bilbao emergente al público de HIRIAN en una jornada abierta a todos los públicos, edades y culturas.

BBK Live ya no se vive solo en la montaña, se extiende a la ciudad y se extiende en fechas, con acciones como HIRIAN y BEREZIAK”, como señaló Alfonso Santiago, Director de BBK Live, que añadía “el objetivo es conquistar nuevos espacios para que todo Bilbao viva el festival, y agradecemos la colaboración de Heineken® que desde hace 5 años nos respalda con propuestas diferentes y arriesgadas como ésta.”

Como destacó Pablo Mazo Salmerón, Director de Relaciones Institucionales de HEINEKEN España, “Con un gran número de conciertos de muy diversos estilos y totalmente gratuitos, Heineken® trae con HIRIAN la música a las calles de Bilbao, reforzando su apoyo a la música en directo y a los festivales como viene haciendo en España desde hace más de 20 años e invitando al público a vivir una experiencia única con la que abrir su mundo y descubrir nueva gente, nuevos estilos y nuevos lugares”.

HIRIAN es así un ejemplo más de la campaña NECESITAS UN FESTIVAL con la Heineken® invita tanto al público musiquero como al no familiarizado con los festivales, a disfrutar al máximo de la música en directo y de la experiencia única que se puede vivir allí.

Música para todos los gustos, desde reconocidas bandas de rock y pop como Triángulo de Amor Bizarro, Novedades Carminha o Bigott; artistas de diversas culturas, como Omar Souleyman; música para el disfrute del público infantil con Ene Kantak o Petit Pop, artistas a la cabeza del rock vasco como Sorkun o Niña Coyote eta Chico Tornado e incluso música electrónica de la mano de Basoa, la programación electrónica de Bilbao BBK, con su escenario propio, ‘Basoa in the city’.

Pablo Mazo Salmerón, Director de Relaciones Institucionales de HEINEKEN España, destacó también que “Con HIRIAN Heineken®reafirma su compromiso con la ciudad de Bilbao, con la que guarda gran relación en el mundo de gastronomía, dinamizando el comercio y la hostelería; y con la cultura y la música en esta ciudad, continuando con el apoyo al festival BBK Live con el que colabora por quinto año consecutivo, y a todas las actividades que lo rodean como Bereziak y el propio Hirian”

polifonik sound 2017 portada

POLIFONIK SOUND 2017 PRESENTA SU CARTEL POR DÍAS

PolifoniK Sound presentó ayer lunes su distribución de artistas a lo largo de las dos jornadas de este festival de música independiente cuya décima edición tendrá lugar en Barbastro el 23 y 24 de junio. Los organizadores han confirmado que el viernes 23 actuarán Iván Ferreiro, ElyElla Djs, Bigott, Varry Brava, Amatria, Steve Smyth, Stay, Valparadiso y The Fire Tornados. El sábado será el turno de Sidonie, Delafe, Maga, Full, Ramón Mirabet, DJ Maadraassoo, Señores, Tailor for Penguins, Cosmen Adelaida y El Verbo Odiado.

ENTREVISTA A VARRY BRAVA

PolifoniK Sound contará con dos escenarios, el principal y dentro del pabellón “Huesca La Magia de los Festivales” y un segundo escenario, como el año pasado, en el exterior, el Escenario AMBAR. Esta edición incorpora como novedad un concierto el sábado 24 en horario de mediodía en la bodega del Somontano “El Grillo y la Luna”, con la actuación de Mikel Erentxun dirigida a un público reducido. Los asistentes a este concierto deberán disponer de abono y haber recogido su invitación (los organizadores informarán de cuándo se ponen a disposición las invitaciones y el modo de desplazamiento que la organización pondrá a disposición de los asistentes).

Después de Mikel Erentxun, en el Paseo del Coso y con el objetivo de llevar el festival al corazón de la ciudad de Barbastro, comenzará la sesión de Virginia Díaz Dj -directora del programa 180 Grados de Radio3 y unas de las voces más reconocibles de la radio española- en la Terraza Turmeon-PolifoniK Sound.

Ya están a la venta las entradas de día, con un lanzamiento especial que supone un precio reducido para las primeras 100 entradas vendidas -18 euros/entrada- y que se pueden conseguir en la página oficial del festival.

Abonos y entradas a la venta en www.polifoniksound.com

vida festival 2017 699

CONOCE EL CARTEL COMPLETO DEL VIDA FESTIVAL 2017

La cuarta edición del Vida Festival, que tendrá lugar en Vilanova y la Geltrú de 29 al 2 de julio, volverá a ser un clamor a la buena música, a la posibilidad de disfrutar de los mejores artistas del momento en unas condiciones inmejorables de sonido y comodidad en cuanto al servicio y por el entorno magnífico que nos ofrece la Masía d’en Cabanyes.

Ya podemos conocer el cartel completo de una edición del festival que contará con artistas como Fleet Foxes, Phoenix, Flaming Lips, Devendra Banhart, Alien Tango, Anímic, Bigott, Chico y Chica, Dr. Dog, Elena Setién, Enric Montefusco, Erol Alkan, Favx, Fumaça Preta, Gabriela Cohen, Gener, Guadalupe Plata, Jagwar Ma, Joan Miquel Oliver, John Talabot (Dj set), Kelly Kapowsky, King Cayman, La Casa Azul, La Iaia, Les Bistecs, Les Sueques, Lídia Damunt, Los Punsetes, Mishima, My Expansive Awareness, Parcels, Pau Vallvé, Pavvla, Senior i El Cor, Lomax, Real Estate, Rosalía y Rosalía & Raül Refree “Los Ángeles”, Rusos Blancos, Shame, The Magician, The Secret Society, Tórtel, Tversky, Warhaus, Warpaint, Zulu Zulu

ASÍ TE CONTAMOS EL VIDA FESTIVAL 2016

ivan ferreiro wilma lorenzo portada

POLIFONIK SOUND DESVELA POR COMPLETO EL CARTEL DE SU DÉCIMA EDICIÓN

La décima edición del Polifonik Sound, que se celebrará el 23 y 24 de junio en Barbastro (Huesca), acaba de anunciar a todos los artistas que formarán parte de su cartel.

Un nombre tan importante del indie nacional y de tanto tirón como Ivan Ferreiro, se une a Sidonie como cabezas de cartel; también estarán en la presente edición un reciclado Mikel Erentxun, Bigott, Delafé y Maga con nuevo trabajo; artistas jóvenes y pujantes como Full, Varry Brava o Amatria; y un variado número de nombres como Steve Myrth, Ramón Miravet, Señores, Taylor for Penguins, Valparadiso, Stay, The Fire Tornados, Cosmen Adelaida y El Verbo Odiado; junto a pinchadiscos consagrados como Elyella Djs, Maadraassoo y la locutora de Radio 3 Virginia Díaz

 ENTREVISTA A IVÁN FERREIRO

Consigue tus últimos abonos por 22€ hasta el domingo, 29 de Enero o fin de existencias www.polifoniksound.com/web/entradas

Foto de portada: Wilma Lorenzo

sos 4.8 THE-VACCINES

THE VACCINES ENCABEZAN LA PRIMERA TANDA DE CONFIRMACIONES DEL SANTANDER MUSIC 2017

Santander Music 2017 ya ha comenzado. Si recientemente anunciábamos nuestra programación de invierno con más de diez conciertos repartidos por diferentes salas de Cantabria, ahora llegan los primeros nombres que estarán en el momento culmen del festival los días 3, 4 y 5 de agosto. Tres días de actuaciones que clausurarán todas las actividades que se irán sumando a la propuesta para el primer fin de semana de agosto en Cantabria.

Santander Music ya es mucho más que las tres jornadas de conciertos que constituyen la programación central del festival.

Encabeza esta hornada de bandas el grupo británico The Vaccines, la banda de indie rock formada en Londres en el año 2010. Está compuesta por Justin Young en voz y guitarra (quien previamente trabajó bajo el nombre de Jay Jay Pistolet, tocando indie folk), Freddie Cowan en guitarra (hermano menor de Tom Cowan de The Horrors), el islandés Árni Hjörvar en bajo y Pete Robertson en batería. Pocas bandas británicas han tenido el impacto instantáneo de The Vaccines. Emergieron con aromas de surf rock, guitarras a lo The Ramones y anzuelos a lo The Everly Brothers. Ahora, en pleno 2016, y con su más reciente trabajo, continúan dando conciertos y probando que siguen estando en la cumbre. Porque su divertido rock’n’roll se impulsa de pura adrenalina y nada puedes hacer frente a The Vaccines.

El segundo nombre confirmado en la próxima edición de Santander Music es Sidonie. Los catalanes nos presentarán su octavo disco: “El Peor Grupo del Mundo”. Autodefinido como “un disco de pop que habla del pop. Es el pop dentro del pop. Es nuestra declaración de amor a todos los grupos que admiramos; un Os Queremos en forma de disco. También es un recordatorio de lo que somos y siempre hemos sido: fans. Antes que músicos somos fans. Antes que artistas somos fans.” Toda una declaración de intenciones de esta banda fundamental en la escena nacional tras veinte años de trayectoria, que vuelve a Santander Music tras varias ediciones.

El tercer nombre que se suma al line up de Santander Music es Bigott, un personaje difícil de clasificar, tanto en su música como en su faceta personal. Poco amigo de los convencionalismos y muy apasionado, ha demostrado en los trabajos que ha editado hasta la fecha una gran personalidad alternando estilos muy diferentes en cada uno. “My friends are dead” es el último álbum de Bigott, editado en 2016. En este disco queda patente su naturaleza ecléctica, dotando a cada canción de una esencia distinta y única, en ocasiones sorprendente, pero sin perder ni un ápice de su identidad.

La banda Belako también estará en Santander Music. Sonido contundente el de estos cuatro vascos que han conseguido llegar a lo más alto del panorama independiente nacional con un sonido post punk totalmente fresco. Con su primer álbum, la formación consiguió destacar gracias a la fuerza de su directo, y tras su segundo disco, “Hamen” de 2016, Belako han confirmado que son uno de los nombres más fuertes de la escena. Volverán a Santander Music tras su paso hace dos ediciones, donde además de su actuación también se unieron a Crystal Figthers en el cierre de su concierto. Un momento especial muy recordado en Santander Music.

Desde Muriedas, Cantabria… ¡LOS DELTONOS! Los Deltonos son una de las bandas más emblemáticas del rock hecho en castellano. En las últimas décadas la banda no ha parado de evolucionar musicalmente, publicando con regularidad soberbios discos y sobre todo dando excitantes y enérgicos conciertos. Desde el power blues de los inicios hasta el intenso rock de raíces americanas, todo su repertorio está cargado de clásicos, ejemplos de técnica e inspiración. La maestria de la madurez brillará con toda su fuerza por primera vez en Santander Music Festival en lo que servirá de presentación de su nuevo disco en casa y promete un concierto muy especial que demostrará una vez más que la banda se mantiene firme y en cabeza del ROCK con mayúsculas.

 

sidonie nueva 940

PRIMERAS CONFIRMACIONES DEL POLIFONIK SOUND 2017

Parece que fue ayer, pero PolifoniK Sound da el pistoletazo de salida de su 10a edición a través de Disco Grande, programa de Julio Ruiz, que fiel a su estilo de dar voz por igual a grandes y pequeños ha anunciado que Sidonie, Bigott y Tailor for Penguins son las tres primeras bandas confirmadas para la edición 2017.

En este 10 aniversario PolifoniK, que se celebrará en Barbastro el 23 y 24 de junio,  pretende agradecer a todos los que habéis hecho posible que año tras año sigamos en pie. Público, artistas, otros festivales, instituciones, patrocinadores, todos sin excepción, hasta aquellos que contra los que han tenido que luchar por que nos han hecho aún más fuertes.

Sidonie. El trío catalán estuvo en PolifoniK Sound en 2010 cuando empezamos sus primeros pasos serios como festival y volvieron a hacernos bailar en 2014 cuando se convirtió el escenario diurno en una grandísima fiesta.

Bigott. Un artista imprescindible con una trayectoria tan impecable como inclasificable. Tras varios años siguiéndole la pista por fin se podrá disfrutar en Barbastro de su propuesta única.

Tailor for Penguins. ¿Los conocéis? Si la respuesta no es afirmativa llegáis tarde a descubrir una de las bandas más elegantes de estos últimos años. Pensamos usar las melodías veraniegas de su “When we were Older” para convertir el invierno que ahora empieza en verano.

Abonos a la venta de PolifoniK Sound 2017 en www.polifoniksound.com

deleste kids dani miquel 699

DELESTE KIDS, DANI MIQUEL Y TARDOR PONDRÁN LA MÚSICA EN UNA MAÑANA CON FINES SOLIDARIOS

Desde que naciera el festival, el Deleste Kids ha sido siempre una de las piezas clave del Deleste. No en vano, suele ser un éxito de público. En esta quinta edición, de nuevo la organización vuelve a apostar por una jornada matutina -la del sábado 5 de noviembre- en la que el público familiar será el protagonista. Dani Miquel y Tardor serán los encargados de poner la música en directo en una cita que esta vez tendrá un fin solidario. Para entrar únicamente habrá que abonar un donativo de 3 €, que irán íntegramente destinados a la Asociación “Síndrome de Microdeleción 5q14.3-MEF2C”, una enfermedad de la que solo se conocen 60 casos en el mundo y dos España. Guillem, un niño valenciano, es uno de los afectados; un caso de superación y vitalidad del que el Deleste no quiere ser ajeno.

En la mañana del sábado se actividades para los más pequeños y  una variada y, diseñada para la ocasión, oferta gastronómica de la mano de Muí, la nueva oferta culinaria de Rambleta. Todo ello girará en torno a la música, el pilar básico del festival, en un intento más de que grandes y pequeños puedan disfrutar juntos de conciertos en directos. La entrada se limitará hasta completar el aforo, como ha ocurrido en años anterores.

Una de las atracciones de la jornada es el cuenta-cuentos musical, Dani Miquel. El ‘cantacançons’ es uno de los referentes actuales de la música infantil valenciana: recupera canciones tradicionales y las adapta con estilos de rock, ska o samba. Dani Miquel será el encargado de abrir el encuentro matinal y volverá a crear un espacio mágico donde la música en directo está aderezada con recursos didácticos y repletos de humor.

A continuación, los valencianos Tardor harán gala de su luminoso y compacto directo. Sin duda una de las formaciones más destacadas de la emergente escena valenciana. La joven formación llega rodada a la cita tras muchos efectivos directos y ha dado un paso adelante con la publicación de su tercer álbum, “L’eufòria”.

Como ya ocurriera en la pasada edición, las chicas de Guateques que yo te pinché dispararán deliciosas canciones de pop y rock atemporal con su habitual desparpajo y simpatía.

Quique González & Los Dectectives, Xoel López, Delorean, Bigott, Polar, Dan Shake, Maïa Vidal, Magnolia Shoals, Dani Miquel, Gener, Olde Gods, Geografies, The Basement Sound System, Tardor, Perlita, El Lobo En Tu Puerta, Los Vinagres, Aullido Atomico, Holy Paul y Los Átomos completan el cartel de la quinta edición del encuentro musical y otoñal de la ciudad de Valencia.

El Deleste alcanza esta quinta edición totalmente asentado como cita cultural de referencia en Valencia y sigue en crecimiento con la inestimable ayuda de sus sponsors. En el Deleste Kids destacan activamente las colaboraciones con Sona La Dipu, Arroz Dacsa y Zummo.

Más info http://www.asociacionmef2c.com/

DELESTE KIDS

Sábado 5 de noviembre

Apertura de puertas: 11:00 horas.

Dani Miquel: 11:30 horas / Tardor: 12:30 horas

BIME CITY 699

BIME LLENARÁ LAS CALLES DE BILBAO DE MÚSICA CON LA PROGRAMACIÓN DEL BIME CITY

BIME vuelve a apostar un año más por los nuevos talentos con BIME City y de la mano de Bilbao Ekintza, ente público empresarial local que tiene como objeto la generación de riqueza económica y social para Bilbao. Dentro de su programación se incluyen showcases de nuevas promesas de la música y de nombres tan reconocibles como Bigott o Carlos Sadness. Todos ellos formarán parte de BIME City y actuarán delante de público y de profesionales de la industria.

Así, BIME City llevará sus showcases a las salas más emblemáticas de Bilbao. Estos serán de entrada gratuita hasta completar aforo. El objetivo de esta iniciativa es incluir la música de bandas locales, nacionales e internacionales en las actividades de ocio de la ciudad y se celebrarán del miércoles 26 al sábado 29 de octubre. 

ASÍ TE CONTAMOS EL BIME LIVE 2015

BIME City se enmarca dentro de las actividades de BIME Pro.

BIME CITY

26, 27, 28 y 29 de octubre

Miércoles, 26 de octubre
Coppola (calle Barraincúa, 6)
19.15h: Heisenberg

La Ribera ( calle Ribera, 29)
20.15h: Mariana Degani
00:15h: Aldo The Band
01.00h: Pau Roca (La Habitación Roja) / Daniless

Ambigú (calle San Vicente, 5)
19.30h: Vanessa Zamora
20.30h: La Red Bullet

Kafe Antzokia (calle Done Bikandi, 2)
20.45h: Malandro Club / Joseba Irazoki
00.00h: Músculo / Trepàt

Stage Live (calle Uribitarte, 8)
21.00h: Iseo / Franco

Residence (calle Barraincúa, 1)
21.15h: Irish Folk Session

Azkena (calle Ibáñez de Bilbao, 26)
21.45h: Mueran Humanos/ Banda por confirmar

Jueves, 27 de octubre
Coppola (calle Barraincúa, 6)
20.30h: Chloé Bird

Residence (calle Barraincúa, 1)
20.00h: Mud Candies

BackRoom  (calle Uribitarte, 8)
20.30h: Los Graves / Señores

Coppola (calle Barraincua, 6)
20.30h: Chloé Bird

La Ribera (calle Ribera, 29)
20.45h:  The Cosmic Carnival/ My Baby
00.00h: Discos Paradiso (BCN Crew Djs)

Ambigú (calle San Vicente, 5)
21.00h: Dinamo

Kafe Antzokia (calle Done Bikandi, 2)
21.45h: Nunatak/ Sonido Vegetal/ Carlos Sadness
00.00h: Ocellot/ Sau Poler

Azkena (calle Ibáñez de Bilbao, 26)
21.00h: Elle Belga/ Bigott

Viernes, 28 de octubre 
La Ribera (calle Ribera, 29)
17.00h: Nosferatu Movie Musical

Sábado, 29 de octubre
La Ribera (calle Ribera, 29)
12.00h: Green Class

Más información en www.bime.net

deleste16 portada

DELESTE 2016 COMPLETA SU CARTEL

El Deleste destapa todas las cartas sonoras. Xoel López, Novedades Carminha, Polar, Dan Shake, Maïa Vidal, Magnolia Shoals, Dani Miquel, Gener, Olde Gods, Geografies, Gran Quivira, The Basement Sound System, Tardor, The Saltitos y Los Átomos completan el cartel de la quinta edición del encuentro musical y otoñal de la ciudad de Valencia. Espai Rambleta volverá a acoger, los días 4 y 5 de noviembre, un festival cuyos valores diferenciadores son la cercanía, la calidad y lo limitado de su aforo. Las nuevas incorporaciones se unen a una lista de 24 grupos entre los que ya campaban Quique González & Los Dectectives, Delorean, Bigott, Amber Arcades, Perlita, El Lobo en tu Puerta, Los Vinagres, Aullido Atómico y Holy Paul.

Xoel López es uno de los platos fuertes de esta quinta edición. Todo un referente del pop en castellano, el gallego llevará a cabo una actuación especial que pretende ser un viaje por todo su extenso cancionero; una preciosa e irrepetible postal en formato reducido en el auditorio de Espai Rambleta. Sus paisanos de Novedades Carminha también se unen a la fiesta. Los vigueses son la máxima referencia del garage-pop cantado en castellano. Divertidos y arrolladoresla banda gallega más fresca y gamberra del rock independiente que, no en vano, acaba de sorprender a propios y extraños con el lanzamiento de su último vídeo cargado de contenido erótico.

La apuesta internacional de la cita se refuerza con la presencia de los daneses Magnolia Shoals y la norteamericana Maïa Vidal. Los primeros, debutarán sobre los escenarios en España con un emocionante y poderoso directo que recuerda a los mejores The National. Por su parte, Maïa Vidal volverá a engatusar al público valenciano con sus alegres e inclasificables melodías pop. Junto con el ya anunciado nombre de la banda británica Amber Arcades, el Deleste vuelve a poner de manifiesto su inquietud prescriptiva y la intención de sorprender al público yendo más allá de obvio.

En la línea de lo apuntado, el Deleste 2016 volverá a apostar por la electrónica. El londinense Dan Shake (inédito en España) encabeza una selección de música avanzada a la que también se suman Olde Gods y el colectivo valenciano The Basement Sound System.

Inexorable es también la presencia de alguna de las bandas valencianas que más tienen que decir en directo en este momento. La vuelta a los escenarios (tras 6 años) de Polar es, sin duda, una de las sorpresas más gratas. Los valencianos desplegarán toda su magia en un concierto único y exclusivo en el que repasarán canciones de toda su amplia trayectoria. Gener (que estrenarán su nuevo disco recién grabado a las órdenes de Paco Loco en el festival), Dani MiquelGeografiesGran QuiviraTardor o The Saltitos son la prueba de ello.

El cuidado sonido, la comodidad del público, el riesgo artístico, el no solapamiento de actuaciones y la posibilidad de mezclarse con los artistas, vuelven a ser cualidades que hacen del Deleste un encuentro único al que todavía le quedan por desvelar algunas sorpresas. Un encuentro que sigue en crecimiento y que para esta edición cuenta con el patrocinio de Cervezas Alhambra y Jägermeister. Sona La Dipu, El Ministerio de Educación y Cultura, Movistar y Arroz Dacsa también colaboran en el evento.

Abonos 2 días 40€ en www.delestefestival.com

ASÍ TE CONTAMOS EL DELESTE 2015

ASÍ TE CONTAMOS EL MAD COOL FESTIVAL 2016

JUEVES

Ayer certificó su nacimiento un nuevo festival en la capital, el Mad Cool Festival, una ciudad en la que hasta hace poco parecía imposible que siendo tan grande hubiera tan pocos eventos de este tipo (o que los que había desaparecieran) y en la que ahora parece haberse abierto la veda festivalera. No es que en otras partes no aparezcan festivales como el sarampión, pero lo de Madrid y Valencia en estas últimas temporadas recuerda a la abrupta aparición de complejos de edificios de caravista con piscina y pádel. No quiero ser conspiranoico, pero es una coincidencia que me llama la atención, ¿verdad Carmen? (si esto último no lo leen con tono de Iker Jiménez no lo entenderán)

El Mad Cool aparece de una forma muy especial, nace a lo grande. Es curioso que un festival nuevo sea tan ambicioso en su primera edición y consiga programar a dos de los reclamos más importantes del año (sin entrar a enjuiciarlos, ni compararlos con otros), como son Neil Young y The Who, además de un buen puñado de nombres internacionales (grandes, medianos y pequeños), así como una abundante aportación de artistas nacionales de los mismos calibres. Además, es reseñable el estilo musical que intenta englobar el festival, todos (o ninguno), algo mucho más al modo de festivales importantes americanos que europeos; donde se juntan viejas glorias, importantes nombres comerciales internacionales de diversos estilos, bandas foráneas indies con bastante buena prensa, bandas nacionales de moda que arrastran a mucho público, artistas emergentes del mismo target, e incluso bandas jóvenes underground (dentro de un límite, claro). El resultado es imposible de calibrar a priori, pero parece claro que se ha apostado a todos los números y tras esta primera edición, con los datos y el feedback del público, se intentará hacer una segunda edición más a medida. Si sigo pareciendo conspiranoico, perdónenme ustedes.

Tras todos estos “a prioris” comenzamos nuestra andadura en la Caja Mágica haciendo una rápida incursión en el enorme espacio abierto de los grandes escenarios, en el que los alemanes Milky Chance desarrollaban su batiburrillo buenrollista de indie folk con toques a veces reagge, a veces de electrónica suavecita, y vimos que la zona era magnífica. Amplitud, escenario y pantallas espectaculares, sensación de que iba a haber relativa comodidad para recibir a los grandes de cada noche y sensación de prescindibilidad de los que estaban en el escenario en ese momento. ¡Adios, Milky Chance!.

La siguiente decisión a tomar parecía difícil, pero en realidad no lo era: dejamos la pradera principal dónde iba a empezar Lori Meyers y nos marchamos a las cavernas de los escenarios cubiertos en los que actuaban The Kills. La justificación era sencilla: Lori Meyers estaban en el festival para hacer el mismo espectáculo, y tocar las mismas canciones, que en las últimas temporadas -¿Para cuándo nuevo disco?- (me chivan que durante su concierto comentaron que ya lo tienen grabado), mientras que la banda de Mosshart & Hince presentaban ante nosotros “Ash & Ice”, nuevo trabajo tras cinco años en barbecho.

Alison Mosshart de The Kills / Foto: Mad Cool Festival

Si en disco la mutación a un sonido menos sucio y más sintético es evidente, en directo los temas del nuevo disco de The Kills se integraron perfectamente en la apisonadora de post punk sexy del que son expertos (post punk sexy es una definición algo tosca, pero quienes les hayan visto en directo lo entienden). Alison Mosshart continúa siendo la mayor fiera sensual del rock and roll, sus espasmódicos bailes, sus movimientos felinos y su increíble y penetrante voz no tienen rival, y forma junto a Jamie Hince una pareja elegantemente arrolladora. Por poner un pero (hay que buscar las cosas negativas en los buenos conciertos, al igual que me esfuerzo en encontrar algo positivo en algunos conciertos infumables), a Hince le falló el sonido de la guitarra en un par de canciones, la buena noticia es que fue algo técnico y parece que su grave lesión en la mano está olvidada.

Además de para ver nuestra primera actuación en uno de los pabellones del recinto, este concierto nos sirvió para certificar el auténtico caos y las enormes colas que se sufrían en las barras (ya a primera hora), para ver un par de fallos en las pulseras cashless y para esquivar a cientos de personas que se dirigían en sentido contrario en el laberinto de hormigón de escaleras y pasillos de la zona cubierta (nada para lo que vendría después).

Tras salir del Escenario 3 me puse a correr pensando que quizá me había equivocado no saliendo a pillar sitio para ver a The Who que empezaban en menos de diez minutos, pero la zona abierta es claramente lo mejor del festival y llegué sin problemas (y sin querer profundizar más) a la altura de la torre de sonido, y escorado a su derecha me instalé mientras estos magos del rock&roll empezaban con “I Can’t Explain”. El ambiente era extrañamente calmado, y mucha gente parecía haber llegado allí directamente caída de un guindo, pero no voy a ser yo el que se queje de que le dejen disfrutar del gran sonido del escenario principal y de algunas de las mejores canciones de la historia. El concierto de The Who fue el mejor que se puede esperar de estos septuagenarios, el mejor y más digno espectáculo de entre todos los de su generación que o no están en forma, o se pierden en actuaciones efectistas más que efectivas. The Who se limitaron a tocar impecablemente lo mejor de su repertorio, dejando que la pantalla de detrás de la banda fuera la única concesión a la nostalgia, con fotos y metrajes de sus años dorados. Sin darnos cuenta, y sin apenas pausa, cayeron “Substitute”, “Who Are You”, una gran “The Kids Are Alright” con maravillosas imágenes de “Quadrophenia” y por supuesto “My Generation”. Daltrey y Townshend parecían contentos y así lo expresó el guitarrista, ejerciendo para estos menesteres de auténtica voz cantante. El cielo amenazante nos respetó y llegamos al ecuador con “I’m One” a punto de hacernos saltar las lágrimas; “¿hay alguien de 17 años entre el público? Para ellos va dedicada esta canción”, fue la forma de presentarla por Townshend.

Pete Townshed de The Who / Mad Cool Festival

Estos míticos abuelos demostraron que no necesitan alardes que perviertan tan magníficas canciones, que aunque no puedan hacer los antiguos derroches físicos son capaces de tocar y cantar con contundencia y solvencia, que es genial ser una leyenda, pero que lo mejor es seguir siendo una gran banda de rock –como muestra la interpretación de “Pinball Wizard”-. Con la explosión de “Baba O’Riley” y la energía al diez pensaba que aquello terminaba, pero tras presentar una banda en la que está Zak Starkey –el hijo de Ringo-, pusieron el broche final con los fuegos artificiales musicales de “Won’t Get Fooled Again” (no necesitaron unos reales a la segunda canción como Tame Impala). Extasiado me fui a cenar pensando que nada más que por lo que acababa de ver ya hubiera valido la pena pagar la entrada al festival. Hice cola un año para el baño, otro para la cerveza y otro para cenar, y tras eso me dispuse a ver a Garbage.

Roger Daltrey de The Who / Foto: Mad Cool Festival

Perdonen mi atrevimiento, pero después de certificar que el disco de retorno de Garbage es lo mismo pero peor, me fui a ver a The StrypesGarbage continúan con la misma garra sintética escrupulosamente estudiada, esa oscuridad milimetrada, etc etc. pero sin los hits pegadizos de sus dos primeros discos – nada más sonar “Stupid Girl” o “I Thin I’m Paranoid” la comparación se hizo evidente-, así que volver a ver a The Strypes tras hacerlo la semana pasada en el Festival de les Arts no me pareció un pecado. Además, tenía algo que comprobar. No me quedé a gusto con el concierto de los irlandeses en Valencia, y dudaba si era simplemente por ellos o por las circunstancias de la actuación –escenario al aire libre, mucha gente que pasaba por allí sin prestarles demasiada atención-, y efectivamente, en sala, con cercanía y con gente metida en su frenético rythm&blues acelerado la cosa fue muchísimo mejor. Miedo me dio escuchar un rato antes a una chica preguntarle a otra que quiénes era esos The Strypes que iban a ver, y esta responderle: “son como The Strokes”, pero allí realmente parecía que los que estaban sí que sabían de que iba esto. Mucho mejores cuando quieren ser Dr Feelgood o The Jam que cuando en su última época se acercan a Arctic Monkeys, pero en todo caso dieron un concierto redondo y sin respiro.

The Strypes / Foto: Mad Cool Festival

De la contundencia y aspereza de The Strypes, pasamos a la densidad atmosférica (parezco el hombre del tiempo) de Editors. La banda de Tom Smith ya no quiere ser Interpol, ya no practican post punk de radiofórmula y lo que quiere es ser unos U2 que llenen estadios de melancolía. Han suavizado su sonido, son mucho más etéreos, pero siguen conservando esa épica tan de moda que parece contentar a todos. A mí me parecieron un coñazo y me escapé un momento a uno de los cubículos de hormigón a escuchar a Hercules & Love Affair dar una lección de música de baile con clase y solvencia. Melodías acertadísimas, ritmos clásicos remodelados como si se inventaran ahora y una clase desbordante es lo que tienen estos norteamericanos. Les escuché expresar sus condolencias por las víctimas de Orlando y me fui a ver el último concierto grande de la noche: Vetusta Morla.

Vetusta Morla ya no están de gira pero, como todos los grandes reclamos, son capaces de interrumpir su descanso para continuar con el juego de esto de los festivales. Los madrileños se saben este tipo de conciertos al dedillo, ya han dado muchos, no en vano son los padres de una corriente del indie nacional que arrasa en cada plaza y es reclamado en cualquier evento que tenga la intención de recuperar la inversión.

Sus conciertos son misticismo, son himnos coreados por miles (el ambiente de su escenario un jueves de junio a las 3 de la mañana era espectacular), son lo que sabemos. Por mucho que guste, la propuesta no es valiente –por mucho que se llame así la canción con la que terminaron-, o al menos unos años después de su primer disco ya no lo es. Tras ellos tocaba retirada.

Vetusta Morla / Foto: Mad Cool Festivall

Para mañana dejo mi comentario sobre el tema de los horarios del Mad Cool Festival, servicios, buses y demás medios de vuelta a la civilización y continuaré meditando sobre la forma de pago porque traerá “cola”. No puede ser todo hoy, que me pierden interés.

VIERNES

Superviviente a la jornada de ayer – salir del recinto para volver al centro de la ciudad fue similar a huir de Alepo para entrar en Europa, pero vestido de hípster –, volví a la caja Caja Mágica cansado, pero esperanzado porque el Mad Cool había anunciado que había tomado nota de las deficiencias del jueves en cuanto al método de pago, al número de personas en barras y a la señalización en la zona de los escenarios cerrados.

Es loable tener los huevos de crear un monstruo de evento de este calibre desde la nada, programando a gran número de artistas –algunos míticos-, crear un recinto colorido -aunque extraño-, poner en marcha seis escenarios, un mercadillo, una zona de restauración variada, un sistema de pago geek etc. etc., pero con tantos asistentes si algunas cosas no funcionan al dedillo es normal ver casos de desesperación y desorientación a cada dos pasos que se da en el recinto. La valentía a veces se paga, pero es algo noble que merece respeto y un cierto margen de confianza.

Al llegar, el recinto lucía espléndido con el sol iluminando su colorido envoltorio, la todavía escasa gente daba la oportunidad de apreciar sin agobios cada rincón de la enorme explanada dónde se encuentran los dos escenarios grandes y la zona de restauración, mientras tanto Bigott ponía banda sonora a mi inspección. El maño se mecía a ritmo de swing y de indie folk freak y sin dejar de hacer sus peculiares juegos y bromas enfundado en un polo Adidas Ivan Lendl. Mirándole durante la actuación no pude evitar pensar que ese sería el aspecto del tenista checo si le dejaran unos años en una isla desierta.

Me quedé en el escenario grande para ver a Stereophonics (mi jornada iba a oscilar entre los dos tablados grandes), una banda que quizá merecía un poco más de prominencia en el cartel, por su importancia y porque este será su único paso por nuestro país este año.

La banda de un Kelly Jones absoluto protagonista, empezó con mucha energía, rock potente y garra con temas como su reciente “C’Est La Vie”, pero pronto se instaló en el lugar en el que se sienten más cómodos, los medios tiempos. “Indian Summer” y “White Lies” nos llevaron a “Maybe Tomorrow” –el primer clásico de la noche-, y de esta manera volvieron a repartir las canciones hasta “Have Nive Day” a mitad del concierto, y la esperadísima “Dakota” como colofón. Concierto equilibrado de una banda que sabe bastante de grandes eventos. No pasarán a la historia, pero son de una escucha amable y agradable. Amables, como la psicodelia de Temples, la lisergia más limpia y pop que se puede encontrar en esta nueva hornada del género de moda. Mucho, mucho tiempo han rodado con su primer disco – ya les vimos hace tres años en el FIB, antes de publicarlo -, pero esta vez nos dieron una pequeña muestra de lo que será la continuación de “Sun Structures” y que parece irá por el mismo camino. Temples es un grupo de suavidad extrema, glam sin uñas, psicodelia sin mucho ácido, pero bueno, son pegadizos –creo que con el 5,4 que les dieron en Pitchfork ya han tenido suficientes palos los pobres-.

Escenario Matusalem durante la actuación de Temples

Tras los británicos comencé a ponerme nervioso y fui a coger buen sitio para ver a Jane’s Addiction, unos rara avis dentro del cartel y posiblemente la banda más excitante de este primer Mad Cool Festival. Cuando parecía que iba a empezar su actuación, nos sorprendió la aparición del enorme humanoide articulado de La Fura dels Baus, una típica instalación móvil de las suyas, que recorrió en ida y vuelta la llanura verde lo que dura dos grabaciones de “Kannibalen” de Apashe. Cuando se marcharon los de La Fura entonces sí, saltó la grabación de “Señores y señoras, nosotros tenemos más influensia con sus hijos que tú tiene, pero los queremos. Creado y regalo de los Ángelis, Juana’s Adicsión” y Jane’s Addiction salieron con “Stop”, canción que abre “Ritual de lo Habitual”, disco que venían a autohomenajear.

En las primeras filas había mucho fan, mucha camiseta de SoundgardenRed Hot Chili Peppers y demás grupos contemporáneos de Jane’s AddictionPerry Farrel, vestido con un traje rosa con sombrero, y el tatuado Dave Navarro con chaleco y sombrero de cuero, cumplían sus roles a la perfección: el primero de maestro de ceremonias y el segundo de guitar hero.

Fue curioso ver la espantada de curiosos de las zonas cercanas al escenario, Jane’s Addiction son muy afilados y pueden tener pasajes demasiado hard rockeros o tribales demasiado densos si eres un aficionado al indie. Tocaron todo su tercer disco y mostraron todo lo que eran capaces de hacer cuando estuvieron a punto de comerse el mundo. El público disfrutó como loco de “Been Caugh Stealing” y con “Three Days” ejemplarizaron lo que son como banda: extensos y duros riffs de Navarro, contundencia tribal y ritmos funk mientras un par de bailarinas exóticas culebreaban entre los músicos. Farrel dirigía el discurso en cada momento, elegante y simpático, interpretando su cabaret personal y controlando los efectos de su voz el mismo desde el escenario, mientras que Navarro acuchillaba nuestros oídos. Y tras “Classic Girl”, con la que terminaron su repaso a “Ritual de lo Habitual”, llegaron los regalos extra: una versión de “Rebel Rebel”, “Just Beacause”, “Mountain Song” y “Jane Says”, la canción de la protagonista de las adicciones de su nombre.

No pasará a la memoria como un concierto concurrido, puesto que la dureza de la propuesta y el partido de la selección en las pantallas de la zona de comidas le restó bastante público, pero lo que está claro es que los que conocen su música se quedaron más que satisfechos.

El estilo poco “easy listening” de los angelinos convirtió sin necesidad de pensar mucho a Band of Horses en cabezas de cartel. La banda de Ben Bridwel tomándose ese papel al pie de la letra eligió empezar el repertorio de manera enérgica – nada que ver con el maravilloso pero sumamente taciturno concierto que ofrecieron hace unos años en el DCode -, y repartir la presentación de nuevas canciones como “Casual Party” “Solemn Oath”, “In a Drawer” o “Hag” entre increíbles clásicos como “Laredo”, “No One’s Gonna Love You”, “Is there a Ghost” o “The Funeral”, que fueron los momentos más emocionantes de la noche. Band of Horses vinieron a disfrutar y lo demostraron con creces, es indicador que incluso con la dureza de “The Funeral”, Bridwel no podía reprimir la sonrisa o dar algunos saltos. Fue el concierto de la noche.

Por salirme de los dos escenario principales y probar un poco otros estilos me acerqué a medio concierto de la banda de Seattle a ver un momento a Caribou, que por las redes parecía que lo estaban petando, pero al llegar a la puerta del cubículo me di inmediatamente la vuelta, había cientos de personas enfadadas por no poder entrar y amenazaba revuelta.

Electrónica era lo que nos quedaba por ver y era lo que continuaba en los dos escenarios grandes, pero una con dos caras de una misma moneda, por un lado unos The Prodigy con una fórmula agotada y agotadora, y unos Die Antworld que remodelan las mismas coordenadas para ser y sonar actuales. The Prodigy son la quinta esencia del tecno punk de rave que a ritmo de big beat nos voló la cabeza en los 90, pero siguen utilizando las mismas balas y cada vez hieren menos. Sin embargo, la fiesta que se montó en su concierto fue espectacular, porque para eso sirve su música, para sacar la energía y transformarla en calor.

Con los sudafricanos Die Antwoord cerramos nuestro recorrido, escuchándoles rapear sobre bases frenéticas, haciendo un derroche de contacto físico extremo, dándonos un poco miedo, pero imaginando una rave con chavales jóvenes, no con señores de cuarenta años, como sus predecesores en el escenario contiguo.

Die Antwoord

Camino a casa reflexionamos sobre un par de temas extramusicales; las colas para beber son menores, bueno, dentro de los recintos cerrados no; se sigue sin poder pagar en efectivo en barras como habían anunciado por la mañana (al menos a mí no me dejaron); lo de los aforos en los escenarios cubiertos (esos que son difíciles de encontrar porque están poco y mal señalados) es para hacérselo mirar, y te ponen las cosas tan complicadas que casi dan ganas de obviarlos y no ir en toda la noche. Aun así, la cosa pintó mejor que el primer día, también porque por el cartel de este viernes la gente estaba más dispersa. Veremos esta noche con Neil Young como claro aglutinador de atención.

Die Antwoord Mad Cool Festival portada 940

MAD COOL FESTIVAL 2016: CRÓNICA VIERNES

Superviviente a la jornada de ayer – salir del recinto para volver al centro de la ciudad fue similar a huir de Alepo para entrar en Europa, pero vestido de hípster –, volví a la caja Caja Mágica cansado, pero esperanzado porque el Mad Cool había anunciado que había tomado nota de las deficiencias del jueves en cuanto al método de pago, al número de personas en barras y a la señalización en la zona de los escenarios cerrados.

Es loable tener los huevos de crear un monstruo de evento de este calibre desde la nada, programando a gran número de artistas –algunos míticos-, crear un recinto colorido -aunque extraño-, poner en marcha seis escenarios, un mercadillo, una zona de restauración variada, un sistema de pago geek etc. etc., pero con tantos asistentes si algunas cosas no funcionan al dedillo es normal ver casos de desesperación y desorientación a cada dos pasos que se da en el recinto. La valentía a veces se paga, pero es algo noble que merece respeto y un cierto margen de confianza.

Al llegar, el recinto lucía espléndido con el sol iluminando su colorido envoltorio, la todavía escasa gente daba la oportunidad de apreciar sin agobios cada rincón de la enorme explanada dónde se encuentran los dos escenarios grandes y la zona de restauración, mientras tanto Bigott ponía banda sonora a mi inspección. El maño se mecía a ritmo de swing y de indie folk freak y sin dejar de hacer sus peculiares juegos y bromas enfundado en un polo Adidas Ivan Lendl. Mirándole durante la actuación no pude evitar pensar que ese sería el aspecto del tenista checo si le dejaran unos años en una isla desierta.

Me quedé en el escenario grande para ver a Stereophonics (mi jornada iba a oscilar entre los dos tablados grandes), una banda que quizá merecía un poco más de prominencia en el cartel, por su importancia y porque este será su único paso por nuestro país este año.

La banda de un Kelly Jones absoluto protagonista, empezó con mucha energía, rock potente y garra con temas como su reciente “C’Est La Vie”, pero pronto se instaló en el lugar en el que se sienten más cómodos, los medios tiempos. “Indian Summer” y “White Lies” nos llevaron a “Maybe Tomorrow” –el primer clásico de la noche-, y de esta manera volvieron a repartir las canciones hasta “Have Nive Day” a mitad del concierto, y la esperadísima “Dakota” como colofón. Concierto equilibrado de una banda que sabe bastante de grandes eventos. No pasarán a la historia, pero son de una escucha amable y agradable. Amables, como la psicodelia de Temples, la lisergia más limpia y pop que se puede encontrar en esta nueva hornada del género de moda. Mucho, mucho tiempo han rodado con su primer disco – ya les vimos hace tres años en el FIB, antes de publicarlo -, pero esta vez nos dieron una pequeña muestra de lo que será la continuación de “Sun Structures” y que parece irá por el mismo camino. Temples es un grupo de suavidad extrema, glam sin uñas, psicodelia sin mucho ácido, pero bueno, son pegadizos –creo que con el 5,4 que les dieron en Pitchfork ya han tenido suficientes palos los pobres-.

Escenario Matusalem durante la actuación de Temples

Tras los británicos comencé a ponerme nervioso y fui a coger buen sitio para ver a Jane’s Addiction, unos rara avis dentro del cartel y posiblemente la banda más excitante de este primer Mad Cool Festival. Cuando parecía que iba a empezar su actuación, nos sorprendió la aparición del enorme humanoide articulado de La Fura dels Baus, una típica instalación móvil de las suyas, que recorrió en ida y vuelta la llanura verde lo que dura dos grabaciones de “Kannibalen” de Apashe. Cuando se marcharon los de La Fura entonces sí, saltó la grabación de “Señores y señoras, nosotros tenemos más influensia con sus hijos que tú tiene, pero los queremos. Creado y regalo de los Ángelis, Juana’s Adicsión” y Jane’s Addiction salieron con “Stop”, canción que abre “Ritual de lo Habitual”, disco que venían a autohomenajear.

En las primeras filas había mucho fan, mucha camiseta de Soundgarden, Red Hot Chili Peppers y demás grupos contemporáneos de Jane’s Addiction. Perry Farrel, vestido con un traje rosa con sombrero, y el tatuado Dave Navarro con chaleco y sombrero de cuero, cumplían sus roles a la perfección: el primero de maestro de ceremonias y el segundo de guitar hero.

Fue curioso ver la espantada de curiosos de las zonas cercanas al escenario, Jane’s Addiction son muy afilados y pueden tener pasajes demasiado hard rockeros o tribales demasiado densos si eres un aficionado al indie. Tocaron todo su tercer disco y mostraron todo lo que eran capaces de hacer cuando estuvieron a punto de comerse el mundo. El público disfrutó como loco de “Been Caugh Stealing” y con “Three Days” ejemplarizaron lo que son como banda: extensos y duros riffs de Navarro, contundencia tribal y ritmos funk mientras un par de bailarinas exóticas culebreaban entre los músicos. Farrel dirigía el discurso en cada momento, elegante y simpático, interpretando su cabaret personal y controlando los efectos de su voz el mismo desde el escenario, mientras que Navarro acuchillaba nuestros oídos. Y tras “Classic Girl”, con la que terminaron su repaso a “Ritual de lo Habitual”, llegaron los regalos extra: una versión de “Rebel Rebel”, “Just Beacause”, “Mountain Song” y “Jane Says”, la canción de la protagonista de las adicciones de su nombre.

No pasará a la memoria como un concierto concurrido, puesto que la dureza de la propuesta y el partido de la selección en las pantallas de la zona de comidas le restó bastante público, pero lo que está claro es que los que conocen su música se quedaron más que satisfechos.

El estilo poco “easy listening” de los angelinos convirtió sin necesidad de pensar mucho a Band of Horses en cabezas de cartel. La banda de Ben Bridwel tomándose ese papel al pie de la letra eligió empezar el repertorio de manera enérgica – nada que ver con el maravilloso pero sumamente taciturno concierto que ofrecieron hace unos años en el DCode -, y repartir la presentación de nuevas canciones como “Casual Party” “Solemn Oath”, “In a Drawer” o “Hag” entre increíbles clásicos como “Laredo”, “No One’s Gonna Love You”, “Is there a Ghost” o “The Funeral”, que fueron los momentos más emocionantes de la noche. Band of Horses vinieron a disfrutar y lo demostraron con creces, es indicador que incluso con la dureza de “The Funeral”, Bridwel no podía reprimir la sonrisa o dar algunos saltos. Fue el concierto de la noche.

Por salirme de los dos escenario principales y probar un poco otros estilos me acerqué a medio concierto de la banda de Seattle a ver un momento a Caribou, que por las redes parecía que lo estaban petando, pero al llegar a la puerta del cubículo me di inmediatamente la vuelta, había cientos de personas enfadadas por no poder entrar y amenazaba revuelta.

Electrónica era lo que nos quedaba por ver y era lo que continuaba en los dos escenarios grandes, pero una con dos caras de una misma moneda, por un lado unos The Prodigy con una fórmula agotada y agotadora, y unos Die Antworld que remodelan las mismas coordenadas para ser y sonar actuales. The Prodigy son la quinta esencia del tecno punk de rave que a ritmo de big beat nos voló la cabeza en los 90, pero siguen utilizando las mismas balas y cada vez hieren menos. Sin embargo, la fiesta que se montó en su concierto fue espectacular, porque para eso sirve su música, para sacar la energía y transformarla en calor.

Con los sudafricanos Die Antwoord cerramos nuestro recorrido, escuchándoles rapear sobre bases frenéticas, haciendo un derroche de contacto físico extremo, dándonos un poco miedo, pero imaginando una rave con chavales jóvenes, no con señores de cuarenta años, como sus predecesores en el escenario contiguo.

Die Antwoord

Camino a casa reflexionamos sobre un par de temas extramusicales; las colas para beber son menores, bueno, dentro de los recintos cerrados no; se sigue sin poder pagar en efectivo en barras como habían anunciado por la mañana (al menos a mí no me dejaron); lo de los aforos en los escenarios cubiertos (esos que son difíciles de encontrar porque están poco y mal señalados) es para hacérselo mirar, y te ponen las cosas tan complicadas que casi dan ganas de obviarlos y no ir en toda la noche. Aun así, la cosa pintó mejor que el primer día, también porque por el cartel de este viernes la gente estaba más dispersa. Veremos esta noche con Neil Young como claro aglutinador de atención.