Entradas

foals 1

FIB 2017: CRÓNICA VIERNES

Texto: David Blutaski

Fotos:Pau Bellido Adrián Morote Photography Jota Martínez Fotografía NEREA COLL photography

Portada: Foals

Aquí tienen ustedes mi crónica de lo sucedido en el FIB 2017 la jornada de viernes; día de Venus, diosa romana del amor y la belleza, segundo día de conciertos, el que marca todavía el ecuador del festival y nos hace resoplar pensando en lo que nos queda todavía por sudar en Benicàssim.

Esta segunda jornada la empezamos con mucho menos caos que el día anterior; sin los atascos que colapsaban el acceso y sin colas para acceder al recinto, algo que es muy de agradecer, porque aunque el termómetro está siendo benévolo, la bandera que alerta el peligro de derretimiento sigue ondeando. Pie dentro y primer dilema: ¿The Sherlocks o The Wheels? Primera solución: un poco de los dos. Los primeros son una jovencísima banda de chavales de Sheffield que parece que lo tienen todo para ser el próximo grupo de éxito en las islas de entre de los enrolados en la liga del indie rock más genuinamente british. Tampoco es que esté arriesgando mucho en esta apreciación viendo la gran cantidad de público que había viéndoles y cómo coreaban el puñado de singles de adelanto de su inminente debut en largo. Musicalmente están en la onda de Pigeon Detectives, y comparten ADN con la vertiente más pop de bandas que pueden ir desde The Libertines a The Jam, ya saben.

The Sherlocks

En la Carpa Radio 3 estaban los mallorquines The Wheels, una magnífica banda de pop rock psicodélico que nada tiene que envidiar a bandas foráneas que se mueven en similares parámetros. Su nuevo trabajo, “The Year of The Monkey”, tiene gran personalidad y grandes melodías y por lo visto ayer, funciona de maravilla en directo. Su mala suerte es ser españoles, porque aquí es bastante complicado triunfar si te sales del ABC del nuevo indie mainstream.

Algo parecido, aunque su proyección internacional y su avasallador desparpajo les avalan, les pasa a Mourn. El pequeño parón producido por los problemas con su discográfica española a raíz de la publicación de su segundo disco, podía fácilmente haber frenado su progresión, pero a tenor de conciertos como el de ayer, ha ocurrido todo lo contrario. Tienen un directo visceral y arrollador, tocan con una maestría y una solvencia insultantes y “Ha, Ha, He” ha supuesto un avance en contundencia, partiendo de un debut que quizá tenía más potenciales hits, pero era mucho menos compacto. Al igual que nos pasó el día anterior con Belako, nos encanta ver a jóvenes bandas nacionales dando grandes conciertos en el escenario grande.

Mourn

En el Escenario VISA, segundo en importancia pero que realmente está recogiendo muchas de las propuestas más interesantes, tocaba el turno de Childhood. Esta banda de Nottingham, está a una semana de publicar su segundo disco, el que puede certificar la confirmación o el desvanecimiento de otra promesa británica. Para nosotros, según el concierto de ayer y escuchando las canciones de lo que será “Universal High”, apostamos por lo primero. Tienen una elegante manera de combinar sonidos clásicos y trasladarlos a la actualidad; pueden coger elementos del indie rock de las últimas décadas, el garage clásico más melódico y rebozarlo en una capa de soul de aroma setentero que les hace muy apetecibles. Sin lugar a dudas, para nosotros fue el descubrimiento de la jornada. En su momento –FIB 2013-, esto mismo nos pasó con unos Temples que llegaban a Benicàssim con un puñado de hit singles, pero sin todavía ningún largo bajo el brazo. Ahora, después de dos discos, el grupo de James Edward Bagshaw y el Thomas Edison Walmsley es una banda consolidada dentro de la escena del pop psicodélico. Su puesta en escena es impoluta, las canciones son tan dulces y pegadizas como el Eton mess, pero también pueden adolecer de falta de carisma y brío.

Temples

Joe Crepúsculo se ganó pasar a la historia del FIB con el sorprendente espectáculo que montó sobre el Autobús de Red Bull en 2015 –esas estrambóticas y a veces incomprensibles concesiones que a veces los festivales hacen a las marcas-, ahora, era el momento de reproducir aquello en un escenario de verdad. Joel contó para este show prácticamente con los mismos protagonistas, puesto que fueron incorporándose al escenario desde Luciana de Svper a los coros, su amigo coctelero preparando pisco sours sin descanso, el hiperactivo Tomasito no paró de dar palmas, sonreir y taconear hasta quedarse en calzoncillos y calcentines y un Nacho “El Alacrán” Vigalondo bailó hasta la alarma de infarto. Crepúsculo guardó la batería de hits para el final– salvo “Te voy a pinchar”, con la que abrieron –, pero desde el primer segundo dejó patente que no tenemos a nadie que domine el tecno pop como él. En la recta final, con “Pisciburguer”, “Maricas” o “A fuego”, el público extasiado transformó aquello en una orgiástica rave, y con el cierre con “Mi máquina de baile” se acabó por desatar por completo, incluyendo una invasión del escenario por personajes que iban desde Belén Chanes de L-Kan, hasta Camilo Lara de Instituto Mexicano del Sonido, pasando por un sorprendente Fernando Alfaro.

Lo estábamos pasando tan bien, que decidimos esperar hasta el final y perdernos el comienzo de Los Planetas, con tan mala suerte que nos perdimos “Islamabad”, de lejos lo más interesante de su reciente nuevo trabajo. Los Planetas son, sin lugar a dudas, la banda nacional más importante de las historia del FIB, y como en su última visita hace un par de años, volvieron a cumplir perfectamente con ese papel. Atrás quedaron caóticos y erráticos conciertos de antaño, Los Planetas actualmente son sinónimo de fiabilidad. Nos propusieron una combinación de hits inapelables como “Segundo Premio”, “Santos que yo te pinté”, “Un buen día” o “Pesadilla en el Parque de Atracciones” con temas nuevos como “Espíritu Olímpico” o “Zona autónoma permanente”, y si algo hay que comentar en negativo del concierto, fue la sorprendente falta de volumen y la escasa fuerza empática que desprenden habitualmente. Un ejemplo de todo esto fue un final de set extraño en el que desde sonido soltaron la música ambiente cuando era obvio que iban a volver rápidamente para un bis y que empezaran a tocar “Alegrías de un Incendio” todavía con el sonido apagado, algo que hizo que nos marcháramos con la extraña sensación de un final epiléptico.

Los Planetas

Foals ya habían pasado hace unos años por el FIB, y aunque ya eran una banda muy atractiva por aquel entonces, ni por asomo se podía prever que Yannis Philippakis y sus compañeros se convertireran en la apisonadora que son actualmente. Además de un show impactante, la banda de Oxford tiene un apabullante repertorio de hits bailables, cuyo mayor mérito es haber refrescado y contextualizado las claras influencias afro beat de las que beben –no es casualidad que el batería llevara una camiseta de Fela Kuti-, pero además también tienen hechuras –y con su último trabajo “What Went Down” también canciones- de gran banda de rock. Utilizar “conciertazo” para definir lo que hicieron, es simplista y un poco cutre, pero joder, es lo que vimos.

Acabando Foals salimos corriendo a la carpa Radio 3 para ver el final de Cápsula. Últimamente han estado paseando por festivales su reinterpretación del “Ziggy Stardust” de Bowie, pero no hay que olvidar que estos argentinos (vascos de adopción) son una bandaza de rock&roll, y ese es el formato que nos encontramos al llegar. La contundencia que tienen en directo es espectacular y saben combinar como nadie las buenas canciones con las piruetas escénicas que hacen enloquecer al público. Hacen rock, nada más, pero nada menos.

Cápsula / Adrian Morote Photography

Sudados como si estuviésemos en medio de un bosque lluvioso tropical, decidimos que curioseando el set de Deadmau5 finalizaríamos la velada, pero al poco de estar allí tuvimos la sensación de estar viviendo un esperpento. No somos grandes expertos en música electrónica, por lo que acudimos a compañeros que sí lo son para conocer su impresión. Con un simple “es una basura” corroboraron nuestra impresión y sellaron nuestro salvoconducto a la cama.

FIB 2017: CRÓNICA JUEVES

DOMINGO PORTADA FIB

FIB 2017: CARTEL CERRADO POR ESCENARIOS Y NUEVAS INCORPORACIONES

Nos complace presentar el cartel al completo por escenarios del FIB 2017, el mejor Festival del verano.

En el Escenario Las Palmas veremos a cabezas de cartel como The Weeknd, Red Hot Chili Peppers, Kasabian, Foals, Deadmau5, Los Planetas y más grandes nombres.

El Escenario Visa ofrece una ecléctica muestra que abarca, entre otros, a The Jesus And Mary Chain, Kaytranada, Love Of Lesbian, Courteeners, Mura Masa, Mala Rodríguez, etc.

El South Beach Dance Stage vuelve con lo mejor de la electrónica, house, techno, hip hop y demás tendencias bailables. Además volvemos a unirnos con Razzmatazz (Barcelona) y Ochoymedio (Madrid) para traer a las mejores nuevas bandas al RADIO 3 FIB CLUB.

ESCENARIO LAS PALMAS

Jueves 13: The Weeknd, Bonobo (Live), Stormzy, Ride, Belako, Sunflower Bean.

Viernes 14: Foals, Deadmau5, Los Planetas, Blossoms, Mourn, The Sherlocks.

Sábado 15: Red Hot Chili Peppers, Biffy Clyro, Liam Gallagher, Dinosaur Jr., The Strypes.

Domingo 16: Kasabian, Crystal Fighters, Years & Years, Dua Lipa, Declan Mckenna, Evripidis And His Tragedies.

ESCENARIO VISA

Jueves 13: The Jesus And Mary Chain, Courteeners, Kaleo, Mick Jenkins, Twin Peaks, Gener, Eme Dj.

Viernes 14: 2manydjs, La Casa Azul, Joe Crepúsculo, Temples, Childhood, Ella Rae.

+ Charlotte Church’s Late Night Pop Dungeon.

Sábado 15: Mura Masa, Peter Doherty, Surfin’ Bichos, Mala Rodríguez, Marika Hackman, Las Kellies, Arturo Paniagua.

Domingo 16: Love Of Lesbian, Kaytranada, Tiga, Slaves, The View, Ron Gallo, The Magic Mor.

SOUTH BEACH DANCE STAGE

Jueves 13: Honne, Sylvan Esso, Kölsch, Ibibio Sound Machine, Bejo & Dj Pimp, Troyboi.

Viernes 14: James Vincent Mcmorrow, Austra, Olof Dreijer (The Knife), Mykki Blanco, Theme Park, Jameszoo.

Sábado 15: Rüfüs, Las Bistecs, B.Traits, Tcts, Lao Ra.

Domingo 16: Pional, The Blaze, Bad Gyal, Peaking Lights, Sir Was.

RADIO 3 FIB CLUB

Jueves 13: Viva Suecia, Tórtel, Dream Wife, Gatomidi, Ten Bears, Ochoymedio Djs.

Viernes 14: Bigott, Cápsula, Blaenavon, Flowers, Alien Tango, The Wheels, Virginia Díaz, Ochoymedio Djs.

Sábado 15: Nudozurdo, Biznaga, Desperate Journalist, Como Vivir En El Campo, Conttra, Leicomers, Djohnston, Buenavista, Cascales.

Domingo 16: Havalina, Las Odio, Linda Guilala, Captains, One Path, El Trinidad, Amable, Gato, Aldo Linares

MÁS NOMBRES PARA UN GRAN CARTEL
El cartel de este año se cierra con una estupenda lista de nombres que va desde el carisma de Charlotte Church’s Late Night Pop Dungeon, Olof Dreijer (The Knife) E Ibibio Sound Machine, la energía de The Strypes, Nudozurdo, Cápsula O Havalina, el pop de Childhood, Blaenavon Y Las Kellies o la rítmica de Bad Gyal, Mick Jenkins, Las Bistecs O The Blaze

¡Entra en el cartel del FIB 2017 y descubre más artistas con los que lo pasarás en grande!

OCHOYMEDIO, RAZZMATAZZ Y EL FIB: JUNTOS OTRA VEZ

Festejamos que un año más colaboraremos con dos de los clubes más importantes de nuestro país: Ochoymedio (Madrid) Y Razzmatazz (Barcelona). por eso os invitamos a las dos fiestas que se han preparado para la ocasión:

17 De Junio: Ochoymedio, Con Un Invitado Especial.

1 De Julio: Razzmatazz, Con Amable Dj Y Gato.

¡Allí Nos Vemos!

ABONOS DE 4 DÍAS Y ENTRADAS DE 3, 2 Y 1 DÍA EN FIBERFIB.COM

Quedan pocos Abonos de 4 Días, con 8 de acampada gratuita (Campfest), al precio de 149€. ¡Date prisa!

También están disponibles las Entradas de 3, 2 y 1 día a través de fiberfib.com. Estas entradas no cuentan con zona de acampada.

Se pueden adquirir las Entradas de 3 Días, (jueves a sábado: 130€), (viernes a domingo: 130€) y las Entradas de 2 Días, (jueves y viernes: 90€), (viernes y sábado: 105€) y (sábado y domingo: 105€).

Asimismo están a la venta las Entradas de Día: Jueves (50€), Viernes (50€), Sábado (65€) y Domingo (50€).

Hay un cupo limitado de Entradas VIP para cada día del Festival (130€). ¡Adquiere la tuya y serás nuestro invitado de lujo!

Visita www.fiberfib.com para conocer las últimas noticias del Festival, entradas y viajes.

 

 

 

ballantines portada

BALLANTINE´S TRUE MUSIC FESTIVAL ANUNCIA SALAS Y DISTRIBUCIÓN DE ARTISTAS POR SALAS.

Ballantine´s True Music Festival ha comunicado todas las salas de Madrid donde se celebrará los días 9 y 10 de junio así como el reparto de artistas confirmados que actuarán en cada una de ellas. Así, los más de 140 conciertos tendrán lugar en recintos como Joy Eslava, But, Teatro Barceló, Sala Arena, Círculo de Bellas Artes, El Sol, Galileo Galilei o Costello Club, entre otros.

El festival continúa añadiendo nombres y anuncia ahora la incorporación de Anni B Sweet y Berri Txarrak al nutrido cartel, que contaba con nombres destacados como The Vaccines, Todd Terje, The Magician, Jain, Kakkmaddafakka, Oh Wonder, Carlos Sadness, Digitalism DJ Set, Is Tropical o We Are Scientists, entre otros muchos. Próximamente se darán a conocer los nombres que cerrarán el cartel del festival, que permitirá a sus asistentes perderse por el centro de la ciudad y dejar que la música les encuentre.

De esta forma, Joy Eslava recibirá los potentes directos de artistas como The Vaccines, Jain, Oh Wonder o Sunset Sons. Por su parte, el Teatro Barceló contará con las actuaciones, entre otros, de Todd Terje, La Femme, Is Tropical o La Habitación Roja. The Magician, Hot Chip DJ Set, WAS o Neuman llenarán de música la Sala Arena.

En el Círculo de Bellas Artes se podrá disfrutar de shows como los de Manel, Kakkmaddafakka, Eme DJ o Najwa. La mítica sala El Sol acogerá a artistas como Mucho, Carlos Sadness, Palace o Dagny. Los conciertos de Belako, Fat White Family o El Columpio Asesino tendrán lugar en But. La recién anunciada Anni B Sweet, junto a artistas tan esperados como Manuela o El Guincho DJ Set actuarán en Galileo Galilei. A pocos metros de allí, la Sala Penélope recibirá las propuestas de Digitalism DJ Set, Dinero, Kiasmos DJ Set o Sundara Karma. Miss Caffeina, Pedro Vian o Delorean DJ Set tomarán el Costello Club. El Palacio de la Prensa en Gran Vía contará con bandas como Yelle, Grises, Fickle Friends o Tailor for Penguins. Por su parte la Sala Clamores vivirá los directos de Second, Meneo o Joan Miguel Oliver. Y Changó Club celebrará actuaciones tan diversas como las de We Are Scientists, Toteking o Dan Croll.

Las propuestas más cercanas, donde disfrutar de los artistas a pocos metros, vendrán de la mano de Polock o Apartamentos Acapulco en el Café La Palma, de Maga o Soledad Vélez en el Intruso Bar, de Cora Novoa o Yall DJ Set en Maravillas Club, de Anteros o Methyl Ethel en Siroco y, por último, de The Parrots o las Rock Nights en Tempo Club.

Los abonos de dos días para Ballantine´s True Music Festival están a la venta en Ticketmaster.es a un precio de 45 euros (+ gastos). Dichos abonos permitirán el acceso a todas las salas programadas los dos días (9 y 10 de junio). Si al llegar alguna de las salas ya está llena, los asistentes podrán disfrutar de otros conciertos a pocos metros de donde se encuentren. El festival lanzará a finales de mayo una app con toda la programación donde se indicará también cómo está el aforo de cada sala durante el mismo. Así, si un concierto está completo, el público podrá buscar grupos similares que estén tocando en ese momento o perderse en la ciudad y encontrar nuevas bandas que les sorprendan. De hecho eso es precisamente lo que pretende Ballantine´s True Music Festival, que el público salga de lo previamente establecido y deje que la música le encuentre.

ARTISTAS CONFIRMADOS POR SALAS

But

Belako, El Columpio Asesino, Fat White Family

Café La Palma

Apartamentos Acapulco, Delafé Dj Set, Full, Kostrok, Mordisco, Pantones, Pianet, Polock, Viktor Flores

Changó Club

Cápsula, Youngr, We Are Scientists, Toteking, Honne, Dan Croll

Círculo De Bellas Artes

Alizzz, Eme Dj, Garden City Movement, Kakkmaddafakka, Manel, Najwa, Stanto, Warriors, The Zombie Kids

Costello Club

Aaron Rux, Antílopez, Delorean Dj Set, Independance Djs, It’s Not Not, Miss Caffeina, Pedro Vian, Sam Fender, The Crap Apples

El Sol

Carlos Sadness, Cycle, Dagny, Forastero, Mucho, Palace

Galileo Galilei

Anni B Sweet, Damian Schwartz, El Guincho Dj Set, Manuela, Simón García

Intruso Bar

Cannibals , Owen, Joana Serrat, Maga, Nora Norman, Soledad Vélez

Joy Eslava

Berri Txarrak, Jain, Molina Molina, Oh Wonder, Sunset Sons, The Vaccines

Maravillas Club

Cora Novoa, Daniel Baughman, Dj Tutu, Ladoyre B2b Georgeous, Los Vinagres, Lo, Wilds, Playback Maracas, Señores, Seward, Topanga Dj Set

Palacio De La Prensa

Alondra Bentley, Black Honey, Ficken Friends, Grises, La Reina, Ley Dj, Tailor For Penguins, Yelle

Sala Arena

Arce, Awwz, Dj Amable, Els Amics De Les Arts, Hot Chip Dj Set, Matias Aguayo, Neuman, Rural Zombies, The Magician, Tiger & Woods, Was

Sala Clamores

Abu Sou & Ivy Barkakati, Bear’s Den (Acoustic), Bflecha, Charlie Cunningham, Joa, Miquel Oliver, Meneo, Mr Mendel, Pau Roca & Gon, Sailor & I, Second, Willy Naves, Ylia

Sala Penélope

Blackgate, Digitalism Dj Set, Dinero, Ed Is Dead Band, Kiasmos Dj Set, Lois, Morgan, Hammer, Snakehips, Sundara Karma, The Hunna

Siroco

Alex Vargas, Anteros, Methyl Ethel, Romeo

Teatro Barceló

Georgia, Is Tropical, La Femme, La Habitación Roja, The Royal Concept, Todd Terje

Tempo Club

Cró!, Crudo Pimento, Easyer, Jackwasfaster, Javi Redondo, Rock Nights, Santero y Los Muchachos, Sethler, The Parrots, The Prussians

sierra nevada por todo lo alto portada

EL FESTIVAL SIERRA NEVADA POR TODO LO ALTO CIERRA SU CARTEL

El Festival Sierra Nevada cierra cartel con el grupo de rock&roll argentino Capsula , en gira con su espectáculo “Dreaming of Ziggy Stardust, homenaje a Bowie”. El Rhythm & Blues de The Limboos, los granadinos Carmencita Calavera y Los Bomberos completan un cartel que antes ya había anunciado como cabeza el pop onírico de Neuman, el rock&roll de los sevillanos Los Labios y el pop elegante de Dolorosa.

El Festival de Sierra Nevada por Todo lo Alto cumple ocho años y en 2017 cumple sus más profesos deseos de ser uno de los festivales de pequeño formato más auténticos e idílicos que existen en Andalucía. Con su incansable tesón por dar visibilidad a una línea de rock y pop independiente, su apoyo a la cantera local, un inmejorable entorno de montaña y aire puro en pleno verano y la comodidad de ser un festival cercano y accesible a disfrutar en familia, es la cita musical que muchos esperan.

El 18 y 19 de agosto en la plaza de Pradollano habrá que tomar mucho aire de ese aire puro para aguantar toda la tralla que se avecina. El rock&roll imperará de nuevo en las alturas de la mano de los argentinos Cápsula y la magnitud en directo del trío será uno de los grande protagonistas de la edición 2017. Junto a la patente sobriedad y elegancia rock de Neuman, ya anunciado en un avance anterior, serán los dos grupos más esperados por sus directos.

Guiados por la pareja Martín y Coni, en guitarra y bajo, han sido comparados por David Fricke -senior editor de la revista Rolling Stone- con grupos como The Cramps, X o The Who. Y eso porque su sonido mezcla la intensidad del garaje rock y raíces del rock and roll con el post punk, noise y psicodelia oscura, todo entregado con una energía impactante y visceral. Estamos hablando de Cápsula.

Con Dreaming of Ziggy Stardustn se encuentran de gira por Europa reescribiendo la historia del mítico álbum de Bowie. Los argentinos reeditan  la versión grabada en 2012 en Nueva York por John Agnello (que también había trabajado con la banda en “In The Land Of SilverSouls), ayudado por muchos amigos músicos (Audience, Heavy Trash, We Are Scientists, The Voidoids, Sex Museum). Sus conciertos en directo son recomendados como una experiencia que merece ser vivida.

Tanto es así que fueron mejor banda de SXSW 2009 según David Fricke y los periódicos The Austin Chronicle y Chicago Tribune. Sus discos “Rising Mountains” e “In The Land of Silver Souls” fueron número 1 del año en España (Mondo Sonoro, Ruta 66, Bi FM). Con una gran base de fans y seguidores, han girado constantemente durante los últimos años por todo Estados Unidos, Sudamérica y Europa, tanto en salas como en festivales (Austin Psych Fest, SXSW, Rock Al Parque, BBK Live, Primavera Sound y un largo etc. En 2015, Pearl Jam, fans confesos del trío, invitaron a Cápsula para ser sus teloneros en su país natal Argentina, abriendo un show para alrededor de 60.000 en el Estadio Único de La Plata. En 2016 editaron “Santa Rosa”, un disco de rock ‘n’ roll lleno de alta energía con toques actuales y futuristas.

La banda gallego-madrileña The Limboos son otra de las apuestas del festival. Conocidos del productor neoyorquino Mike Mariconda, el quinteto saca de paseo sus canciones más sonadas de la música negra norteamericana de los 50, Rhythm & Blues, música brasileña y cubana.

Y si hay un grupo de la cantera local que la gente corea sus canciones en sus directos, esos son sin lugar a dudas, Carmencita Calavera que presentarán su nuevo disco. Junto a ellos abrirán la noche uno de los grupos más queridos por su implicación en la reapertura de la sala Planta Baja, Los Bomberos.

Las bandas anunciadas anteriormente y que completan el cartel son el grupo de rock&roll sevillano Los Labios, con Sammy Taylor al frente, hijo del cantante Silvio, Uno De Los Exponentes Más Importantes Del Llamado Rock Sevillano. Y Dolorosa, el grupo liderado por el músico Raúl Beltrán y Natalia Muñoz, que aportarán la parte pop más underground. La banda granadina se encuentra presentando su nuevo disco “Que el mañana sea bueno” (Wpr, 2017), brillantes canciones cargadas de sensibilidad 100%.

 

wam festival portada

MURCIA COMIENZA A LLENARSE DE MÚSICA, EXPOSICIONES Y DOCUMENTALES DE LA MANO DE WAM ESTRELLA DE LEVANTE

Apenas dos meses después de su anuncio oficial, WAM Estrella de Levante ya está aquí. En apenas unas horas, el nuevo festival murciano arranca con las actividades de su primera edición. Un debut en el que espera acoger la visita de más de 50.000 personas a sus diferentes propuestas musicales y culturales.

Con un ojo puesto en el recinto de conciertos de La Fica el viernes y el sábado –por el recinto pasarán artistas como Future Islands, Editors, Orbital, Trentemøller, Lori Meyers, Fangoria o White Lies-, el otro está bien situado sobre la ciudad de Murcia. Diferentes espacios públicos y privados acogerán conciertos, exposiciones, presentaciones de libros y proyecciones de documentales, entre otras muchas actividades.

Esta tarde-noche, a las 20:30, dos actividades arrancan de forma paralela: en la Filmoteca de la Región, el IBAFF y José Ramón da Cruz presentan “Geometría del Esplendor”, el documental que recoge la trayectoria del mítico grupo de música industrial Esplendor Geométrico. A la misma hora, la inauguración oficial de la exposición “Jóvenes creadoras” en LOFT113 estará acompañada a los platos (musicales) por Marina  te lo pincha y en lo culinario por el equipo de Chocolat, en el arranque del ciclo “Somos Grrl!”, que pretende poner en valor la creación artística de la mujer.

El documental “Maria Callas: La Divina – A Portrait” y las exposiciones de Carlos Garaicoa (arquitectura) en el Centro Párraga y de Peter Greenaway (pintura) en la Sala Verónicas completan la programación de esta jornada inaugural, que se cerrará por todo lo alto en la Sala R.E.M. con el concierto-homenaje de Cápsula al Ziggy Stardust de David Bowie. La banda vasco-argentina es una de las más aclamada en el ámbito del shoegaze en nuestro país.

Mañana, la programación de WAM Estrella de Levante se expande a nuevos espacios, como la Sala Musik, y a nuevos sonidos, como el post-punk electrónico de Samonik, el rock de Fat White Family o el pop de Lidia Damunt, así que este es solo el pistoletazo de salida.

¡Últimos abonos a la venta! Esta noche sube el precio de todos los tipos de entradas (excepto los abonos VIP, ya sold out). Y recordamos: solo los abonos –a punto de agotarse- dan acceso prioritario a todas las actividades del festival.

WAM ESTRELLA DE LEVANTE 2017: MANUAL DE USO

CONFIRMADA LA PROGRAMACIÓN EXTRAMUSICAL COMPLETA DE WAM ESTRELLA DE LEVANTE

wam festival portada

WAM ESTRELLA DE LEVANTE 2017: MANUAL DE USO

Texto David Blutaski

Hace poco más de dos meses, la Consejería Cultura de la Región de Murcia anunciaba su interés en patrocinar, junto al Ayuntamiento de Murcia, el festival “We Are Murcia”. Un festival que cubría el hueco del SOS 4.8. y cuya programación musical y de actividades dejaban en manos de Producciones Baltimore, responsable de entre otros eventos del Low Festival. Si tenemos en cuenta el exiguo margen de tiempo para montar esta primera edición del WAM Estrella de Levante, el menú que nos ofrece, aunque algo más modesto que anteriores ediciones del festival al que sustituyen, cumple un más que decente expediente.

A la cabeza del cartel hay nombres sobradamente solventes, pero sobre todo destaca la presencia de unos Future Islands convertidos en una de las bandas de moda. Porque estos tipos de Baltimore, además de hacer buenas canciones – acaban de publicar “The Far Field” que lo corrobora-, cuentan con una bestia escénica como Samuel T. Herring. El resto de nombres internacionales, si bien no son espectaculares como en las últimas ediciones del festival al que sustituyen, son de una fiabilidad contrastada, además de estar orientados hacia el tecno, algo que en Murcia suele funcionar. Entre estos artistas se encuentran los reconciliados Orbital, dúo clave en la escena electrónica desde principio de los 90. Otro nombre de altura es el del DJ y músico danés Trentemøller, que con su nuevo trabajo “Fixion” escapa de su etapa más bailable, acercándose a un sonido más cercano al post punk ambiental. Mucho más enfocado al baile, también tenemos al DJ y productor belga The Magician, goloso remixer de grandes éxitos rompepistas. También estará en el WAM Estrella de Levante, una joven británica en alza, Shura, cuyo pop sintético está acaparando rápidamente la atención de público y medios.

Otras tres bandas internacionales programadas, que suelen agazaparse normalmente entre las series medias de nuestros festivales, son Editors, The Sounds y White Lies, los tres enrolados en diferentes modalidades del post punk revival. Editors, después de un comienzo esperanzador y un periplo por trabajos decepcionantes, decidieron escorarse hacia una vertiente más electrónica que les ha proporcionado un segundo advenimiento y una oportunidad de reciclar su nómina de fans, los cuales comparten con sus compatriotas White Lies. Los suecos The Sounds quizá han pecado de repetición de fórmulas durante sus diez años de carrera, pero su largo listado de hits de post punk nuevaolero bailable es innegable. Su nuevo tema “The Thrill”, adelanto de nuevo trabajo, sigue por ese mismo camino, pero nada importa cuando tienes a Maja Ivarsson para defenderlo sobre el escenario.

Entre los cabezas de cartel nacionales nos encontramos a unos Lori Meyers que con su nuevo trabajo han focalizado su carrera en el indie mainstream cada vez más impersonal – ojo, pero aclamadísimo -, y también a dos bandas murcianas que son expertas en hacerse mover a la audiencia festivalera; unos Second que repiten esquema en formato himno trabajo tras trabajo y unos Varry Brava todo desparpajo. También hechos a la medida de festivales multitudinarios y de audiencias poco remilgadas estarán los incombustibles Fangoria – gracias a Dios esta vez sin vincular su presencia a la de Nancys Rubias -, unos La Habitación Roja también cada vez más orientados a la audiencia festivalera, con un renovado repertorio gracias a su último trabajo “Sagrado Corazón” que fluctúa entre lo bailable y lo épico, y unos L.A., que parece que con este nuevo disco, “King of Beasts”, se alejan cada vez más de los sonidos de raíz americana por algo más heterogéneo y abierto –algo así como hicieron Kings of Leon-. El WAM también contará con una Anni B Sweet que está estirando “Chasing Illusions” mucho más allá de lo explicable y unos Niños Mutantes muchos más aplicados, que nos traen “Diez”, un álbum maduro digno fruto de sus 20 años de carrera.

Entre el resto de artistas nacionales también hay un puñado de nombres habituales en festivales, como unos murcianos Perro, todo garra y de directo demoledor, de los que ya esperamos continuidad del contundente “Estudias, Navajas”; unos Belako que también han sacado todo el provecho posible a “Hamen”, un exitoso trabajo que desde el post punk demuestra que suman muchas otras cosas; unos Delorean consolidados como nuestra mejor banda alternativa de baile; y un veterano Sr. Chinarro como propuesta más sosegada, que acudirá a Murcia con su último trabajo “El Progreso” bajo el brazo.

Todos estos nombres citados no dejan de ser habituales en la mayoría de festivales indies, poca novedad al respecto, pero el cartel cuenta con muchos otros nombres interesantes en una zona que suele ser la que marca las diferencias. Ante tal abundancia de artistas, nosotros vamos a destacar a cinco que creemos sobresalen sobre el resto por diferentes circunstancias, aunque invitamos a que cualquiera que piense hacer acto de presencia en la primera edición del WAM Estrella de Levante, haga un escrutinio exhaustivo del cartel hasta el nombre más pequeño. En primer lugar, nuestra apuesta es para Pablo Und Destruktion y el estreno en festivales de su inminente “Predación”. El asturiano, enfundado en el traje de crooner oscuro, rockero y desafiante, tiene preparado un disco que posiblemente se situé entre lo mejor del año, así que conviene no perderse su actuación. El riesgo, en forma y concepto, la fusión de elementos étnicos con el rock abrasivo, además de la originalidad instrumental, llega de la mano de unos Crudo Pimento en crecimiento con su segundo largo “Teleiste Mouska”. Otro dúo, Hidrogenesse, son desde hace muchos años un seguro de espectáculo imprescindible, sinónimo de inteligencia exquisita y canciones arrebatadores. La ascensión de Joe Crepúsculo a los altares del baile alternativo y kitsch ha sido meteórica. Sus conciertos son pura energía y reivindicación de la falta de prejuicios a la hora de sumar elementos en pos del hedonismo. La reivindicativa murciana, afincada en Suecia, Lidia Damunt acaba de publicar “Telepatía”, un trabajo a guitarra y voz impregnado de personalidad y que será un lujo disfrutar en un festival y encima en su tierra. Nuestra última recomendación será para The Excitements, una banda catalana de rock&soul poco dada a este tipo de eventos indies, cuyo directo es un auténtico torbellino y que dejará con la boca abierta a más de uno.

Aunque el grueso de la programación musical está concentrada en el fin de semana, desde el martes 2 de mayo hay una amplia programación cultural y de eventos repartida por la ciudad que convertirá a Murcia en un auténtico hervidero. Programación Extramusical

LOS HORARIOS DEL WAM ESTRELLA DE LEVANTE

Este es el cartel completo por días con todos los artistas confirmados para esta primera edición del WAM Estrella de Levante:

Aquí tienes una playlist con más de 130 vídeos de los artistas que participan en esta primera edición del WAM Estrella de Levante:

Ballantine´s True Music Festival 940

NACE BALLANTINE´S TRUE MUSIC FESTIVAL: DOS DÍAS DE CONCIERTOS SIMULTÁNEOS EN 17 SALAS DE MADRID

El panorama nacional de festivales cuenta con una nueva propuesta que permitirá a sus asistentes perderse por el centro de Madrid y dejar que sea la música la que les encuentre en las principales salas de la capital. Así nace Ballantine´s True Music Festival, un nuevo concepto de festival que se celebrará los días 9 y 10 de junio en 17 salas del centro de Madrid. Durante esos dos días, más de 140 artistas actuarán para revolucionar cada rincón de la ciudad y ofrecer así una experiencia única donde sonará indie, rock, hard rock, folk, rap, electrónica y mucho más.

Ballantine´s True Music Festival se presenta como un escaparate donde disfrutar de artistas ya conocidos por el público, pero donde escuchar también por primera vez directos que seguro sorprenderán. Los más de 140 conciertos tendrán lugar en un radio muy cercano del centro de Madrid en barrios como Malasaña, Justicia, Centro, Chamberí o Almagro. Por lo singular del formato, el festival contará únicamente con un aforo de 7.000 personas. De esta forma, si alguno de los recintos se llena, los asistentes podrán buscar una de las salas cercanas para vibrar con otra de las propuestas del festival.

Carlos Sadness, Digitalism DJ Set, Is Tropical, Jain, Kakkmaddafakka, Oh Wonder, The Vaccines, The Magician, Todd Terje o We Are Scientists son algunos de los potentes nombres que actuarán en Ballantine´s True Music Festival. Junto a ellos encontramos grupos tan interesantes como Bear´s Den, Belako, La Femme, La Habitación Roja, Manel, Miss Caffeina, Palace, Sudara Karma, Sunset Sons o Yelle, entre otros muchos.

Los nombres emergentes serán sin duda uno de los puntos fuertes del festival. Artistas que no dejarán indiferente a nadie y por los que Ballantine´s True Music Festival apuesta como imprescindibles para disfrutar de su directo antes que nadie. Así encontramos, entre otros,  nombres como Anteros, Sam Fender, Honne, Dan Croll, Youngr o The Hunna. Por su parte, la programación electrónica unirá a artistas consagrados internacionales junto a figuras clave y nuevos talentos de la escena nacional. Los ya citados Digitalism DJ Set, The Magician o Todd Terje compartirán cartel con Hot Chip DJ Set, Kiasmos DJ Set, Morgan Hammer, Cora Novoa o Yall DJ Set.

En este primer anuncio se han desvelado un total de 129 artistas. Próximamente se dará a conocer el line up completo de esta primera edición así como las salas donde se celebrará.

TICKETS, AFOROS Y APP

Los abonos para Ballantine´s True Music Festival ya están a la venta en Ballantines.truemusicfestival.es, Ticketmaster.es y Livenation.es a un precio de 45 euros (+ gastos). Dichos abonos permitirán el acceso a todas las salas programadas los dos días (9 y 10 de junio). Si al llegar alguna de las salas ya está llena, los asistentes podrán disfrutar de otros conciertos a pocos metros de donde se encuentren. El festival, producido por Live Nation, contará desde el 25 de mayo con una app con toda la programación donde se indicará también cómo está el aforo de cada sala. Así, si un concierto está completo, el público podrá buscar grupos similares que estén tocando en ese momento o perderse en la ciudad y encontrar nuevas bandas que les sorprendan. De hecho eso es precisamente lo que pretende Ballantine´s True Music Festival, que el público salga de lo previamente establecido y deje que la música le encuentre.

ARTISTAS CONFIRMADOS

Aaron Rux, Abu Sou & Ivy Barkakati, Alex Vargas, Alizzz, Alondra Bentley, Anteros, Antílopez, Apartamentos Acapulco, Arce, Awwz, Bambikina, Bear’s Den (Accoustic), Belako, Bflecha, Black Honey, Blackgate, Cannibals, Cápsula, Carlos Sadness, Charlie Cunningham, Cora Novoa, Cró!, Crudo Pimento, Cycle, Dagny, Damian Schwartz, Dan Croll, Dan Owen, Daniel Baughman, Delafé Dj Set, Delorean Dj Set, Digitalism Dj Set, Dinero, Dj Amable, Dj Tutu, Easyer, Ed Is Dead Band, El Columpio Asesino, El Guincho Dj Set, Els Amics De Les Arts, Eme Dj, Fat White Famil,∙ Fickle Friends, Forastero, Full, Garden City Movement, Georgia ,Grises, Honne, Hot Chip Dj Set, Independance Djs, Is Tropical, It’s Not Not, Jackwasfaster, Jain, Javi Redondo, Joana Serrat, Joan Miquel Oliver, Joe La Reina, Kakkmaddafakka, Kiasmos Dj Set, Kostrok, La Femme, La Habitación Roja, Ladoyre B2b Georgeus, Ley Dj, Lois, Los Vinagres, Los Wilds, Maga, Manel, Manuela, Matias Aguayo, Meneo, Methyl Ethel, Miss Caffeina, Molina Molina, Mordisco, Morgan Hammer, Mr Mendel, Mucho, Najwa, Neuman, Nora Norman, Oh Wonder, Palace, Pantones, Pau Roca & Gon, Pedro Vian, Pianet, Playback Maracas, Polock, Rock Nights, Romeo, Rural Zombies, Sailor & I, Sam Fender, Santero y Los Muchachos, Second, Señores, Sethler, Seward, Simón García, Snakehips, Soledad Vélez, Stanton Warriors, Sundara Karma, Sunset Sons, Tailor For Penguins, The Crab Apples, The Hunna, The Magician, The Parrots, The Prussians, The Royal Concept, The Vaccines, The Zombie Kids, Tiger & Woods, Todd Terje, Topanga, Toteking, Viktor Flores, Waswe Are Scientists, Willy Naves, Yall Dj Set, Yelle, Ylia, Youngr

http://ballantines.truemusicfestival.es

#TRUEMUSICFESTIVAL

 

wam primeras confirmaciones

WHITE LIES, LORI MEYERS, FANGORIA Y SHURA ENTRE LAS PRIMERAS CONFIRMACIONES DEL WAM ESTRELLA DE LEVANTE

Apenas unos días tras su presentación oficial, llegan las primeras confirmaciones a WAM Estrella de Levante. Se trata de nombres locales, nacionales e internacionales que suponen una clara apuesta de la organización de cara a conformar una cita musical diversa y de calidad. Este anuncio viene acompañado también de los primeros detalles en torno a la programación infantil y cultural del festival murciano, que pone a la venta hoy mismo un cupo limitado de abonos a 20€. Están disponibles en wammurcia.es.

Somos Música

Más de una treintena de nombres componen el grueso de la programación musical de WAM Estrella de Levante anunciada hoy, con clara presencia femenina. A ellos se sumarán muy pronto nuevos artistas nacionales e internacionales, hasta superar la cincuentena de nombres que pisarán Murcia del 2 al 7 de mayo en salas como REM, Musik, Garaje Beat Club o el recinto La Fica.

White Lies, The Sounds y Shura son las primeras apuestas internacionales. Los ingleses White Lies publicaron el pasado año “Friends”, quizá su disco más enérgico y vibrante desde su debut en 2009. Un sonido que se mueve entre el post-punk y el indie-rock que acaba de finalizar su gira americana entre sold outs. Los suecos The Sounds giran también sobre el rock bailable ochentero, y no es casualidad por tanto que su frontwoman, Maja Ivarsson, se mire en el espejo de la gran Debbie Harry a la hora de darlo todo sobre el escenario.  Shura, por su parte, es el proyecto de la inglesa Alexandra Lilah Denton, que con su primer LP, “Nothing’s Real”, se convertía el pasado año en uno de los mejores debuts en el campo del synthpop femenino.

Los londinenses Fat White Family, por su parte, son una de las bandas de rock experimental más aclamadas por la crítica, tras dos LPs (el más reciente de ellos, “Songs For Our Mothers”, publicado en 2016) en los que demuestran descaro, transgresión y calidad a partes iguales. Future Thieves llegan desde Nashville, Texas con un indie-rock hipercalórico que recuerda a los mejores Kings Of Leon, y serán otra apuesta de futuro internacional.

En el plano nacional, destacan los nombres de Fangoria, Lori Meyers, Sidonie o Los Enemigos. Ninguno de ellos necesita presentación a estas alturas. Son, pura y llanamente, cuatro de las mejores bandas españolas del último cuarto de siglo. Alaska y Nacho Canut, Noni, Josele Santiago, Marc Ros… Algunos de los nombres más importantes de la creación musical española contemporánea estarán en la primera edición de WAM Estrella de Levante.

Pero el nuevo festival murciano, con miras al panorama nacional e internacional, no descuida la escena local. Una docena de nombres ejercerán de anfitriones de la Región, en una muestra del gran momento musical que vive Murcia. Referentes como Second o Perro darán la alternativa y la visibilidad que merecen a proyectos como Jump To The Moon, Crudo Pimento, Alien Tango, Kuve, Ayoho, Aire Canadá, Claim, Clara Plath, Poolshake o Garaje Florida.

Todos ellos estarán flanqueados por decenas de artistas de calidad más que contrastada: desde el pop mayúsculo de Niños Mutantes a la electrónica juguetona de Hidrogenesse y Perlita, pasando por la americana de L.A. o el inclasificable Pablo Und Destruktion. Y homenajes históricos: Cápsula interpretará el Ziggy Stardust de David Bowie, y Ana Curra –todo un mito del underground nacional- presentará “El Acto”, con ese legado de Parálisis Permanente que ha quedado grabado a fuego en la memoria de varias generaciones de músicos españoles.

Aquí el listado completo de bandas confirmadas hoy para WAM Estrella de Levante:

WHITE LIES, THE SOUNDS, LORI MEYERS, FANGORIA, SHURA, SIDONIE, LOS ENEMIGOS, FAT WHITE FAMILY, SECOND, NIÑOS MUTANTES, PERRO, L.A., ANA CURRA PRESENTA EL ACTO, BELAKO, DELOREAN, VARRY BRAVA, THE EXCITEMENTS, LOS MAMBO JAMBO, ANNI B SWEET, HIDROGENESSE, FUTURE THIEVES, CRUDO PIMENTO, PABLO UND DESTRUKTION, PERLITA, ALIEN TANGO, CAPSULA (DREAMING OF ZIGGY STARDUST), KUVE, VERA GREEN, AYOHO, MERIDIAN RESPONSE ,LÍGULA, JUMP TO THE MOON, AIRE CANADÁ, CLAIM, CLARA PLATH, POOLSHAKE y GARAJE FLORIDA

Somos Cine

Del 2 al 7 de mayo se proyectarán hasta doce documentales musicales en la Filmoteca de la Región de Murcia. “Autosuficientes” -el aclamado film que recoge la historia de Parálisis Permanente y de Eduardo Benavente-, “Lo que hicimos fue secreto” –mejor documental nacional de 2016 en su investigación sobre los orígenes del punk en España- o “Bird on a wire” –el mítico documental que sigue a Leonard Cohen en su gira europea de 1972-.

Aquí el listado completo de documentales:

- Autosuficientes

- Bird on a wire

- Fonko

- They Will have to Kill us First

- Mali Blues

- We Like it Like That

- I Am Thor

- Orion: the man who would be King

- Punk Attitude

- Lo que hicimos fue secreto

 

Somos Cultura

Entre los primeros espacios culturales confirmados para acoger parte de la programación expositiva y de danza de la primera edición de WAM Estrella de Levante están centros de referencia públicos y privados como Centro Párraga, el Auditorio Víctor Villegas o Loft113. Muy pronto se desvelará su programación al completo.

 

Family WAM

Family WAM es la etiqueta bajo la que se celebrarán hasta seis conciertos enfocados al público infantil en la Plaza Santo Domingo de la ciudad los días 6 y 7 de mayo. Creaciones únicas de bandas como Perlita, Nunatak o Crudo Pimento que servirán para acercar la música a toda la familia.

 

Aquí la programación infantil completa:

- Concierto para niños, Crudo Pimento

- Las Aventuras de Sam, Dr. Sapo

- Cruzando las Galaxias, Los Marañones

- Kid Perlita y los Cangrejo Boys, Perlita

- El Bosque de las Canciones, de Nunatak y Hayat’s Chocolate Factory

- Los niños de la Isla, Bosco

Esto es sólo un avance de todo lo que se podrá vivir en Murcia del 2 al 7 de mayo. WAM Estrella de Levante llega para convertirse en el festival de ocio y cultura urbano definitivo, con una programación de calidad y para todos los públicos que promete situar a la Región de Murcia a la vanguardia de la cultura en España.

Los abonos de dos días están a la venta por 20€ en wammurcia.es, mientras que los VIP se encuentran a 45€. La oferta está disponible solo hasta el lunes a mediodía o hasta agotar cupo.

 

ANFI ROCK ISLA CRISTINA 2017 PRIMERAS CONF PORTADA

CONOCE LAS PRIMERAS CONFIRMACIONES DEL ANFI ROCK ISLA CRISTINA 2017

Anfi Rock Isla Cristina presenta su nueva edición con una imagen obra del ilustrador Gonzalo Santana, también conocido por ser el segundo batería zurdo de los tremebundos Blooming Látigo. Tomando como referencias a Lovecraft, la psicodelia de Sgt. Pepper y Magical Mystery Tour o la Sci-Fi de los años cincuenta, damos la bienvenida a Kal A Mark, hijo putativo de Cthulhu y Roky Erickson que, maracas al viento, hará las veces de espoleta de un festival que busca conciliar música en directo, playa, gastronomía y precios asequibles.

La máxima de Anfi Rock Isla Cristina es lograr un cartel ecléctico repleto de nombres incipientes, bandas que ejemplifican el futuro de la música alternativa dentro y fuera del país.

Contando con una cuota este año mayoritariamente internacional como punto de partida, el festival onubense apuesta por una combinación basada en un ambiente distendido y sin aglomeraciones, ofreciendo camping de primera categoría, guardería, zona gastronómica y hotel a precio especial para el público asistente.

Sin pasar por alto el hecho de contar con espléndidas playas colindantes y la inigualable gastronomía de una zona costera como es Huelva, Anfi Rock Isla Cristina 2017 avanza los primeros nombres de su cartel con un listado de bandas y artistas de lo más variado, una oferta que se mueve entre el rock, el pop, el indie y la psicodelia más contemporánea.

Para abrir boca, este año contaremos con los siguientes artistas: los neoyorquinos reyes del space rock White Hills, los magos del pop lisérgico The Shivas, los incombustibles y archiconocidos Cápsula, los portugueses herederos de Pavement Cave Story, los regeneradores del blues Revel In Dimes, los suecos garajeros Bootlecap, la banda española revelación de 2017 All La Glory, los no menos personales Nutatak y los australianos afincados en el Reino Unido Animal House. Una propuesta diseñada para todos aquellos y aquellas que buscan una cita musical en un ambiente distendido, cómodo y familiar.

El festival pretende ofrecer algo diferente al público y la posibilidad de descubrir nuevas bandas que normalmente no suelen tener presencia en los grandes eventos multitudinarios de este país. Todo ello con los mejores precios y todas las comodidades.

aurora and the betrayers 699

NUEVE CONFIRMACIONES PARA LA DÉCIMA EDICIÓN DEL SUBEROCK

El Ayuntamiento de San Vicente de Alcántara y la Asociación Cultural Extremasound han presentado este 1 de diciembre la 10ª edición de SubeRock, que así entra por méritos propios en la categoría de los festivales más veteranos de Extremadura.
De esta manera, los días 30 de junio y 1 de julio de 2017, San Vicente de Alcántara recibirá la visita de artistas de la talla de Aurora & The Betrayers (en portada), una de las bandas más eclécticas, geniales y de mayor proyección en el panorama musical español; de Kurt Baker Combo o Los Chicos, dos propuestas paralelas del mejor rock y el más brillante power-pop que pueden hallarse en la actualidad; o de Cápsula, el trío hispano-argentino que pasea su formidable e intenso rock por toda Europa y América y que son los únicos artistas en esta edición de SubeRock que repiten visita al festival.

ENTREVISTA A CÁPSULA
El anuncio continúa con artistas internacionales procedentes de Australia, como Animal House, de Suecia, como Bottlecap o The Bongo Club, y de Estados Unidos, como la excepcional banda de blues-rock neoyorquina Revel in Dimes; para finalizar el adelanto con la presentación de los extraordinarios aragoneses The Bronson, absoluta garantía de calidad y de diversión.
SubeRock sigue siendo un festival gratuito que cada año durante el primer fin de semana de julio convierte a San Vicente de Alcántara en una cita ineludible con una propuesta musical joven, intensa e inolvidable que crea una sana adicción entre un público cada año más numeroso.

mundaka festival 2016 portada viernes

ASÍ TE CONTAMOS EL MUNDAKA FESTIVAL

 

JUEVES

Tras su eclosión el pasado año, Mundaka Festival trata de consolidarse en su segunda edición, que incorpora una tercera jornada; la inicial de ayer.

Como cualquier otra tarde de julio con temperatura veraniega, el ambiente de Mundaka era ayer playero aun cuando Mocker´s dio inicio al festival. El power trío de Durango, que factura un hard blues de alto octanaje, se ha revelado en poco tiempo como una de las bandas más interesantes de Bizkaia, llamando la atención con “Percute Animas”, referencia grabada en directo que suena como un tiro, y cuyos temas intercalaron ayer con otros  nuevos que se incluirán en su próximo lanzamiento, que preparan ya.

Mocker´s actúa mientras damos vueltas y vueltas entre calles imposibles para aparcar, hasta que una familia decide sacudirse la arena de los pies, doblar las toallas y abandonar la localidad costera. Y es que Mundaka tiene mucho tirón en época vacacional -y fuera de temporada para los surfers.

Mocker’s

Por lo tanto, la banda catalana Indigos será la primera que escuchemos, aún de día. El quinteto liderado por Joss Santos finalizaba en Mundaka la gira de presentación de su álbum debut, “Shine on Me” -editado hace dos años vía crowdfunding-, tras lo cual entrarán en el estudio para grabar su segundo trabajo discográfico.

Con cambio de formación a la guitarra, la banda se presenta un tanto lánguida, con buen sonido y aire americana. Para cuando Joss, tocado con sombrero, empuña la steel guitar, nuestro interés decae. Llama la atención lo serios que tocan los músicos, parecen cansados. Hasta que Santos presenta un tema nuevo, dedicados a todos los que tratan de sobrevivir cruzando el mediterráneo, y el directo recobra energía para ir a más, ahora con un sonido más rockero, un tanto áspero. Alguien a nuestro alrededor sugirió que la voz de Santos remite a Eddie Vedder, de Pearl Jam. Buen apunte.

Indigos

El cartel del festival, sumamente atractivo, se presenta ecléctico y combina artistas internacionales con destacados nombres locales. Pero no son las bandas el principal reclamo del Mundaka Festival; su singularidad está en su emplazamiento.

Así nos lo cuenta Amets Rodríguez, directora del certamen, quien nos atiende risueña tras la actuación de Indigos“Mundaka Festival surge con la intención de poner en valor nuestro entorno y de darnos a conocer en el mundo a través de la música, la gastronomía y el paisaje”. Y gustó, pues atrajo a alrededor de 7.000 asistentes en dos jornadas. “Echo & the Bunnymen nos escribieron para decirnos que el lugar era maravilloso y el público nos decía que era el festival del ´buen rollo´”, relata feliz Rodríguez. No en vano, en su estreno Mundaka Festival logró dos galardones en los Iberian Fest Awards, el referente al festival de medio formato y el de revelación.

Mundaka, cuyo puerto está repleto de pequeñas embarcaciones de recreo, es una pequeña localidad costera de no más de 2.000 habitantes, entre Bermeo y Gernika, en plena reserva de la biosfera de Urdaibai -humedal más importante de Euskadi y área de reposo para las aves migratorias- . Un entorno privilegiado en cuya península de Santa Catalina, en un alto coronado por una ermita del mismo nombre desde donde se atisba el mar y la isla de Izaro, se emplaza el festival. Este es el paisaje que las bandas tienen frente a frente cuando están encima del escenario.

Para los que no sean aficionados al surf, cabe también señalar que Mundaka es un lugar familiar para todo aquel que practique dicho deporte acuático, conocido en todo el mundo, pues dispone de la mejor ola izquierda de nuestro continente.

Inspirados por el mar actuaron los antaño surfers Sunset Sons. El cuarteto británico se emparenta en sonido a Imagine Dragons, de quienes fueron teloneros. Con protagonismo absoluto del vocalista Rory Williams, quien siempre que pudo abandonó el teclado para dotar de una marcha más al bolo, presentaron en directo, compactos y dinámicos, “Very Rarely Say Die”, del que solo identificamos “Tick Tock” y “Remember”. Gustaron.

Si Sunset Sons sonaron actuales, con The Sheepdogs viajamos en el tiempo hasta los años 70. Si aquellos cabalgaron la excepcional ola izquierda de Mundaka, estos se asomaron a Santa Catalina a lomos de sus caballos.

La remozada banda canadiense lleva una década encima de los escenarios y presentaba en Mundaka, bien maqueada con sus camisas de domingo -y sombrero cowboy, Rusty Matyas-, su quinta referencia discográfica, “Future Nostalgia”. El quinteto comandado por Ewan Currie fue probablemente el que más fieles atrajo al Mundaka Festival; un puñado de ellos cantaba todos los temas, como “Downtown”, por ejemplo,  a pie de escenario. Su southern rock  sonó muy bien -quizá demasiado limpio- y nos gustaron, pero… fue un show a piñón fijo. Dejando claras sus referencias, cerraron con un tema de The Allman Brothers, con Shamus Currie, hermano de Ewan, al trombón.

The Sheepdogs / Foto: Anartz Bilbao

In crescendo, la guinda a la madrugada del jueves la puso en Mundaka la bajista afroamericana Nik West, también en quinteto -todos con crestas de… ¡lana de colores!-. Hay quien cita a Lenny Kravitz o Prince para hablar de ella, pero a nosotros nos remitió a Marcus Miller. En un show que tuvo mucho de actuación escénica, preguntó si habíamos estado enamorados antes; también si estábamos preparados para el funk. Pero también cantó con pasión y tocó el bajo con soltura -contorneándose ahora y simulando duelos (a tiros) con sus guitarristas después-. Si The Sheepdogs lo dejaron claro al elegir a The Allman Brothers, en su primera visita a Euskal Herria Nik West hizo lo propio al versionar, al poco de empezar, “Proud Mary” de Tina Turner.

Nik West / Foto: Anartz Bilbao

Todas las actuaciones se realizaron en un solo (enorme y alto) escenario, por lo que la asistencia tuvo tiempo de tomarse un respiro entre un bolo y otro; intervalos que amenizó, como el fin de fiesta, Zarata Dj.

Amets Rodriguez de Emankor Sarea, organizadora del evento, reivindicaba también el esfuerzo realizado por la organización para dotar al cartel de bandas que habitualmente no pisan nuestros escenarios. Ayer fue buena muestra de ello.

Si en su apartado musical y nocturno el festival comenzó ayer, en su vertiente diurna y gastronómica lo hará hoy, desplazándose al centro de la localidad. Después, de vuelta a Santa Catalina, el festival presenta alguna de las bandas más esperadas de la presente edición, Berri Txarrak y Cápsula, esta última en homenaje a David Bowie -es también la jornada más contundente-. Será cuando, previsiblemente, el certamen acoja su máxima afluencia, en contraposición a una más que distendida jornada inaugural. Hasta que nos hemos visto obligados a pulsar On en el portátil, todo ha sido relax.

VIERNES

Destacábamos ayer el emplazamiento del Mundaka Festival así como su carácter relajado, principal valor del festival. Aspecto que corroboramos ayer, jornada artísticamente espléndida con una dupla espectacular: Berri Txarrak y Capsula.

Los problemas para aparcar en Mundaka se agudizaron ayer, por lo que Kometa sonaba ya cuando atravesamos el corredor natural que lleva a la península de Santa Catalina, dejando anclado en el puerto un globo aeroestático alrededor del cual curiosean los veraneantes.

Andoni Bonafau (voz y gitarra) dirige la entusiasta Kometa, banda indie de pop actual, con nítidas melodías y guitarras saturadas. El otrora trío navarro (de Viana), surgido de las cenizas de Smoking Hill, es ahora cuarteto con la incorporación del guitarrista Mattin Saldias (ex-Skasti Band), con el que ganan en presencia y empaque. En Mundaka, festival más importante de su gira, presentaron “Grabitatea”, segunda referencia discográfica, editada el pasado año tras debutar con un trabajo homónimo. Pero el cuarteto piensa ya en el que será su nuevo trabajo, “probablemente más rockero”, según nos confiesan después ellos -en su página de Facebook han publicado una foto del checksound de ayer, con la que podeís haceros una idea de la vista que tienen las bandas encima del escenario del Mundaka Festival-. Con Kometa charlamos tras su actuación, mientras encajan el equipo dentro de la furgoneta. En el recinto, suenan ya BTX.

Berri Txarrak

En cuanto a poder de atracción, Berri Txarrak es, sin duda, la principal referencia de la jornada. Así lo atestiguan las camisetas que portan los presentes, así como el puñado de (eternos) adolescentes que cantan a pleno pulmón, como en “Bigarren itzala”, tema de “Denbora da poligrafo bakarra”. El triple lp de veinte temas con el que el trío celebró el pasado año su 20 aniversario, iniciando una gira que un año después prosigue. Trabajo del que suena a continuación “Lemak, Aingurak” (ambos del lp más bailable del triple trabajo, “Helduleku guztiak”) junto con “Oreka”, hit que fundieron con una personal revisión del “Kids” de MGMT. Fueran estas las canciones más celebrada por nuestra parte, junto con “Jainko ateoa”; aunque nos pareció que el público prefirió el tramo final, más contundente y metalero a partir de “Ikasten”. Y para cerrar, una de amor, “Iraila”.

Berri Txarrak / Foto: Anartz Bilbao

Gorka Urbizu (voz y guitarra, superviviente del cuarteto original), David Gonzalez (bajo, también en Cobra y ex PLT) y Galder Izagirre (ex DUT y ex Kuraia), conforman hoy un trío demoledor, un viento huracanado que, afortunadamente, hace tiempo que rompió la barrera del sonido -el del idioma, queremos decir-, y cantando en euskera, ha sido capaz de labrarse un prestigio internacional. Tanto Danko Jones como Inspector Cluzo, que tocaron después, se reivindicaron gritando su propio nombre en sus canciones. Berri Txarrak, que significa Malas Noticias, no lo necesitaron. Enormes.

Si desde encima del escenario Berri Txarrak ha podido ver el mar y la isla de Izaro, nosotros hemos visto anochecer a su són. Mirando a nuestra derecha, entre el escenario y la ermita de Santa Catalina, una línea anaranjada separa el azul ya oscuro del mar del azul casi negro del cielo. A lo lejos, la figura de la plataforma de gas La Gaviota, isla de metal, rompe el horizonte

Con Berri TxarrakDanko JonesInspector Cluzo y Capsula, la de ayer fue una jornada de guitarras y rockandroll en Mundaka Festival, compacta y homogénea, propia del Azkena Rock -por  poner un ejemplo, pues las cuatro han actuado allí en alguna edición-. Las cuatro estuvieron, además, muy participativas y comunicativas con el público.

Arrogante como siempre se presentó Danko Jones bajo un telon que llevaba impreso su nombre en rojo -el público se lo coreó leído en castellano, como es ya habitual-, para facturar en trío un vigoroso y contundente rockanroll, sin concesiones -presentaba “Fire Music”-, con temas como “Gonna Be A Fight Tonight” o “Sex Change Shake”. Comprobó, cuando recitó los nombres de los ídolos caidos, que el Mundaka Festival es más de Bowie que de Prince, y logró un consenso con Lemmy Killmister. Al contrario de Jones, al que en su concierto un tanto plano vimos falto de cariño, Inspector Cluzó pisó las tablas dispuesto a repartir amor.

Danki Jones

Malcon y Phil se toman esto con más humor, y se agradece. Con un formato tan en boga como el de dúo guitarra batería -“Fuck the Bass Player” se llama una de sus trabajos-, los gascones presentaron “Rockfarmers” ante una audiencia a la que atraparon. Los temas, nuevos. El show, el de siempre, con el batería contoneándose sexy subido al bombo y finalizando la actuación desmontando -o destrozando- la batería conforme tocan el tema final. Dinámicos y divertidos, se atrevieron además con una versión de “It´s Allright”, de Curtis Mayfield. Lo dicho, mucho corazón.

Aunque los cambios de set entre banda y banda son ligeros, la media hora de respiro entre actuación y actuación se agradece. En ellas, además, podemos perdernos arriba y abajo entre las callejuelas que nos llevan a los bares del pueblo. “Five years” nos pilla escaleras arriba, a la vuelta de nuestra última excursión al puerto. David Bowie se hace presente, Capsula está ya en escena.

Los bonaerenses Coni Lisica (bajo y voz) y Martin Guevara (guitar y voz) llevan ya suficientes años en Bilbao para que Capsula sea considerada una banda botxera. Además de Guantxe (batería), con quien forman un trio explosivo, cuentan para la ocasión, camaleónicos, con el refuerzo de Gaizka (esta vez sólo guitarra y no saxofón) y Ruben (teclados), de la elegante banda Audience. En Mundaka, retoman el homenaje que realizaron a David Bowie tocando íntegramente una de sus obras maestras, la indispensable “The Rise and Fall Of Ziggy Stardust and the Spiders From Mars”. En su libro “Bowie”, Simon Critchley comienza realizando una “confesión bastante embarazosa -según reza el texto-. Ninguna persona me ha proporcionado tanto placer como David Bowie a lo largo de toda mi vida”. Quizá Capsula puedan corroborar semejante afirmación.

Cápsula / Foto: Anartz Bilbao

Mágico y centelleante, el “Ziggy Stardust” de ayer sonó, afortundamente, menos Bowie y más Capsula -la banda registró el homenaje en un disco que editó Gaztelupeko Hotsak-; o como dijo Guevara, “somos Capsula soñando a Bowie”. Con Coni, ayer de rubia, enrocada al bajo, Martin, de plata ayer, se encargó de poner la escena patas arriba, llegando incluso a surfear al público. En “Rock´n´roll Suicide” nos pareció adivinar una velada referencia a Alain Vega; y además de los temas del clásico de 1972, sonaron otros como “The Jean Genie”, que cantó Gaizka, e incluso una versión de la iguana de Detroit, Iggy Pop.

En principio escuchar “Changes” como inicio de la sesión del Dj nada más finalizar Capsula no fue de nuestro agrado, aunque hay que reconocer que el púbico disfrutó de una sesión dedicada íntegramente al Duque Blanco.

Bien entrada la madrugada, Aurora & The Betrayers clausuraron la jornada festiva, en un show que, tras una hipnótica intro, dejamos in crescendo. De negro riguroso, la pelirroja canta en Euskadi por vez primera, para presentar en noneto “VUDU”. Abandonamos su animado directo mientras suena “Who Do You Think You Are”.

Aurora & The Betrayers / Foto: Anartz Bilbao

Si a media tarde de ayer comenzó a chispear, durante la madrugada el fino sirimiri ha sido -casi-  incesante, aunque la temperatura era menos fresca que en la jornada anterior. Enfilamos la vuelta a casa mojados, sí, pero también satisfechos. Ha sido una gozosa noche de rockandroll.

SÁBADO

La tercera y última jornada del Mundaka Festival estuvo ayer protagonizada por la tormenta que azotó la península de Santa Catalina, que no logró apagar la chispa sonora de The Waterboys. “Pero… ¿ha llovido?”, habría dicho más de uno de los asistentes al bolo.

Si el sábado amaneció encapotado en la costa de Bizkaia, una bruma envolvió Mundaka al atardecer, cuando Highlights se disponían a abrir la tarde. Lo hicieron como si la cosa no fuera con ellos y como si tuvieran delante a todos los que a esa hora prefirieron cobijarse bajo los soportales del puerto.

La joven banda de Arrigorriaga, que el pasado año actuó en el Azkena Rock, hubiese tenido un encaje perfecto en el cartel de la jornada anterior. Bebiendo de los años 70, Highlights son hoy una de las principales referencias del hard rock en Euskadi, multipremiados en concursos como Rockein o Villa de Bilbao. En Mundaka, y comandados por el bajista Miguel Moral -entre Lemmy y Phineas Freak- presentaron “Storming the Gates”, del que sonaron pepinazos como “F.A.S.O.S.”. Y para dejar claro de qué iba el asunto, se marcaron también una versión de la molona “The Boys Are Back in Town”, de Thin Lizzy. Dedicándosela, además, a Danko Jones, no en vano el canadiense nombró a Phil Lynott la noche anterior. Bien Highlights, demostrando estar atentos -y haber acudido al festival la noche anterior-.

Highlights / Foto: Anartz Bilbao

Con el chubasquero encima esperamos ya la aparición de Los Enemigos, con el doble de asistencia y la mitad de espacio libre entre la banda y la asistencia. Josele y los suyos no arrastran a tantos aficionados como The Waterboys, pero sí igual de apasionados. La edad media de la concurrencia se ha elevado sustancialmente respecto a la jornada anterior y, por consiguiente, también son bastantes más los nichos que se ven por el recinto festivo -la mayoría con protectores auditivos de colores chillones-.

Los Enemigos / Foto: Anartz Bilbao

Diez años después de su disolución como banda en activo, Los Enemigos volvieron por la única puerta por la que podrían pasar, la grande, para tocar sus grandes éxitos -suenan casi seguidas “Me sobra Carnaval”, “Señora”, “Antonio”… y el público se viene arriba con “Septiembre” y “Desde el Jergón”- con temas más recientes como “Vida inteligente”, de su referencia discográfica más cercana. Santiago habla de esta última en Spotify: “Es un rock potente en nuestra línea más clásica y enérgica, muy guitarrera. La letra es una variante del eterno tema del doble, Dr. Jekyll y Mr. Hide, Abel y Cain… Viene a comparar la vida que queremos llevar con la que en realidad llevamos, así que no le queda otra que ser un poco puñetera, porque generalmente la vida que queremos llevar… pues la lleva otro”.

Al presentar los temas, dedicados a los viejos rockeros, Josele arrastra las palabras con ese deje tan suyo. Mientras oscurece suenan, en la traca final, “La otra orilla” y “Cuatro cuentos”. Ya de noche, Santiago exclama “maldita la hora…” en “La cuenta atrás”, y comienza a llover con gotas calientes y cálidas. Vaya, ¡qué oportunos!

El rock de Los Enemigos, con Santiago en plena forma, suena limpio, demasiado, el volumen golpea el pecho y el sonido es bueno. Pero no logramos disfrutarlos tanto como siempre, debido al destemple y a que ya no suenan tan canallas.

La altura abismal del escenario provoca que el público disfrute de los directos desde una distancia prudente, dejando siempre un vacío en las primeras filas. Tónica que se rompe con The Waterboys, quienes atraen a sus seguidores hasta la mismísima valla -hoy sí se ve algún que otro foráneo-.

La tormenta arrecia en el momento en la que The Waterboys debería salir a escena, cuando los rayos iluminan a lo lejos -y no tanto- el mar y se produce un pequeño corte de tensión… y los amantes de The Waterboys están en vilo. Reguarnecidos del aguacero en un soportal cerca del puerto, esperamos que amaine y pisamos Santa Catalina con el sexteto británico en acción.

The Waterboys / Foto: Anartz Bilbao

Más de tres décadas largas de trayectoria avalan el prestigio de la banda liderada por Mike Scott, tocado con su sempiterno sombrero. Nuestro último recuerdo de ellos los emplaza en el Teatro Arriaga de Bilbao, en acústico y con un sonido exquisito. En Mundaka, sin embargo, no es la misma banda, pues el sexteto factura un rockanroll infeccioso y áspero. Scott, quizá espoleado por la lluvia o por el evocador paisaje marítimo que tiene enfrente -¿le recordara a su Escocia natal?- canta con énfasis y toca con energía. Incluso se atreve con el baile del pato cuando homenajean a Chuck Berry en “Roll Over Beethoven”, buena muestra de lo que fue el bolazo de anoche, en el que presentaban “Modern Blues”. Solo tomaron aire en las más líricas, incólumes y celebradas, “The Whole of the Moon” y “Fisherman Blues”, con Scott esta vez sentado a los teclados. Con la segunda cerraron la actuación. La primera, nos pareció el momento de la noche. Destacable también el trabajo del violinista irlandés Steve Wickham, en armonía con el líder de la banda.

Tras el enorme show de The WaterboysSt. Paul & The Broken Bones asaltó el escenario, desde Alabama y en noneto. Despistados nosotros, no conocíamos hasta la fecha a Paul Janeway, de quien en principio no nos fiamos. La banda factura un soul enérgico aderezado de funk, bebiendo de los clásicos del género con un vocalista de voz huracanada y quilates de actitud. Presentan su segundo trabajo, “Flow Me It (You Got Me Feeling Like”.

St. Paul & The Broken Bones / Foto: Anartz Bilbao

El rechoncho frontman pisa las tablas con suficiencia, clava las coreografías y canta cada tema como si fuera el último que cantará en vida, utilizando más falsete que Curtis. Nuestra sensación de que nos da gato por liebre se disipa cuando se desbarra y rueda por el escenario, perdiendo incluso los zapatos. Cuando vuelve con unos plateados nos ha ganado ya. Suenan “Call Me” y “I Want You (She´s So Heavy)”. El maestro de ceremonicas finaliza su misa negra lanzando el micrófono, satisfecho, con un pañuelo -o los calzones, qué más da!- en la cabeza. Él sonríe vacilón, nosotros divertidos. Ya quisieramos, ya, apuntarnos a su academia de baile.

El fin de fiesta, con los bilbaínos Mamba Beat, no es para nosotros; ni por gusto ni por vitalidad. El cuarteto electrónico presenta “Paint Me In Black” y convierten Santa Catalina en pista de baile. Antes de que nos infecten su veneno, nos alejamos de Mundaka mientras suena “Blue Monday”. Además de las bandas programadas, escuchamos a Thin Lizzy, Chuck Berry y New Order. No esta mal, ¿verdad?

Mamba Beat / Foto: Anartz Bilbao

Así finalizó el festival en su vertiente musical, la “buenrollista” de Santa Catalina. En el puerto, se desarrollan las actividades matutinas, las referentes a la gastronomía, en la que todavía queda la jornada de hoy domingo. Hoy, el equipo del chef Eneko Atxa -Restaurante Azurmendi, tres estrellas Michelin, ¡tres!- realizará en directo un showcooking, pues han creado una receta especial para el festival. Si aún andas por allí, quizá estés a tiempo de degustarla.

El sábado, mientras la chavalería aprendía a hacer galletas -con harina, azúcar vainillado y moreno, mantequilla y bolitas de chocolate-, nos dieron a degustar bonito con label vasco y txakolí. Con la copa en la mano departimos con los lugareños críticos al festival, que los hay. Mientras los visitantes disfrutamos del sabor y aroma del Mundaka Festival ajenos a las reacciones que este genera, el festival es parte del debate político de la localidad. Sigue lloviendo en Euskal Herria, pero nunca a gusto de todos.

 

 

 

 

DOMINGO PORTADA FIB

ASÍ TE CONTAMOS EL FIB 2016

JUEVES

Por una serie de vicisitudes que no vienen al caso, cuando entré en el recinto festivalero John Grvy ya estaba a punto de terminar su corto set – media hora – en el Escenario Las Palmas, aun así nos dio tiempo para constatar que este chico parece haber embrutecido y personalizado el neosoul y r&b que le trajo a Benicàssim hace un par de ediciones. Bien por John Grvy.

Miramos el horario y los siguientes en tocar eran Perlita en el Escenario J&B South Beach. ¡Hostia! ¡Vaya cambio de nombres más radical tienen los escenarios de este año! Tras un par de minutos de desconcierto –soy un tipo al que le gustan menos los cambios que a Rain Man – me di cuenta de que ese escenario con nombre de carpa era el segundo escenario de siempre y que el FIB Club era ahora una carpa comisionada por Radio 3 en la zona de césped detrás de los puestos de comida. También fue un poco desconcertante que el escenario que suele estar cerrado los jueves –los jueves hay un poco menos de FIB- suele ser este al que me dirigía, el más alejado, y el de la entrada – el odioso bus de bebida energizante, pero que este año parece ser un escenario hecho y derecho- es el que estaba apagado. ¿Lo tienen claro? ¿No? Pues vuelvan a leerlo y dibújenlo en un papel.

Bueno, volvamos a la música: a Perlita les descubrimos en el anterior Monkey Week y desde entonces han pasado de ser unos auténticos desconocidos a colarse en un puñado de carteles importantes, y es que dan bastante juego. Diversión funk, sintetizadores 80’s de un kitsch totalmente provocado, psicodelia sintética y galáctica, un Pedro Perles eufórico en plan showman y vocoder, mucho vocoder. Perfectísimos para el cumpleaños de uno de los productores ejecutivos de Corrupción en Miami (no para un episodio, que ahí se ponían de lo más melancólico y coñazo).

El Guincho / Foto: Pau Bellido

Tras Perlita, en el escenario principal le tocaba el turno a El Guincho. Tenía ganas de ver en directo al canario con su tercer disco –“HiperAsia”-, un disco que me parece el más arriesgado de su carrera y en el que conjuga tantos elementos que es difícil de definir; por un lado está esa personal forma de entender y avanzar el pop que le caracteriza sumando todos los elementos multiculturales posibles –todo lo que está en la calle-, pero por otro también lo deconstruye y te lo lanza entrecortado de una forma que a veces te desorienta. El sonido ahora es igual de adictivo, pero menos vitalista y mucho más introspectivo, quizá más adecuado para otro lugar y a otra hora. A pesar de la trabajada –y en ocasiones racargada- producción, la puesta en escena fue austera, demasiado austera, lo que le restó poder empático y diluyó totalmente el atractivo. Actuó con banda – miembros de Extraperlo – pero a mí me dejó muy frío, y eso que iba con ganas.

Nuestra primera incursión en la Carpa FIBCLUB Radio 3 fue para ver a Teleman, uno de nuestros conciertos recomendados de esta edición del FIB. Los londinenses tienen un estilazo brutal, dominan el pop como solo en las islas pueden hacerlo y son capaces de rugir, de virar al kraut o de crear una melodía brillante como si fueran los mismos Belle & Sebastian. El concierto fue la típica sucesión de buenas canciones que te van acorralando hasta rematarte con temas destinados a ser himnos como “Düsseldorf” o “Glory Hallelujah”. Fue una lástima que no terminaran con alguna de ellas, porque la celebrada y bailada “Not in control” me parece de largo peor canción y por lo tanto peor broche.

Después de la delicadeza de estos jovenzuelos llegaron Soulwax en plan apisonadora. Algunos amigos me comentaron que lo ideal hubiera sido que hubieran programado a los hermanos Dawaele en su faceta de Djs, pero yo pensaba: “¿¿¿otra vez???”. Quizá el rock electrónico, el big beat y el house de trazo grueso de los belgas es demasiado monótono y pesado, pero nos hicieron los 90 muy agradables y solamente por eso hay que respetarles.

Skepta / Foto: Pau Bellido

Mucho más pesado me pareció el grime de Skepta, pero al menos su actuación fue breve. Este rapero inglés apareció enfadado con el mundo y seguramente se fue a su casa más enfadado todavía. Se quejó de los móviles, de la sociedad y del universo, pero no resolvió nada de ello, ni su concierto. Como terapia, bien, vale, acepto.

No me parecía que hubiera demasiada gente, pero luego caí en la cuenta de que era jueves, por lo tanto “estaba petado”. Hacía años que no se veía tanto color un jueves y parecía que el esfuerzo de programar a un cabeza de cartel de tirón como Major Lazer había dado sus frutos. Vamos a ver, no me entiendan mal, para mi Major Lazer es un bluf del tamaño del ego de Vladimir Putin, pero la gente lo goza. No tuvieron más que ponerse a vender motos que parecía que todo el mundo estaba con la billetera en la mano para comprar una. Diplo descargando sus hits enlatados, sus chicos en formato MC dándole cuerpo –una pena que faltaran sobre el escenario muchas de las grandes colaboraciones a la voz-, confetis, arengas y todo sin parar en modo ráfaga. Algo extenuante que solo se sustenta de esta forma, no le busquen más que no lo tiene. Hemos venido a bailar y lo hemos hecho ¿no?

Major Lazer / Foto: Pau Bellido

Todavía nos dio tiempo a llegar al final del concierto de Anni B Sweet y su suavidad y languidez casi nos mata. Propondría que alguien pusiera una cámara hiperbárica entre un concierto como el de Major Lazer y otro como el de Anni B Sweet, no puede ser saludable un salto tan radical. Tras la aclimatación todo bien, pero la impresión fue muy grande y eso que Anni ha virado hacia campos mucho más abiertos que el folk de sus comienzos y que ha enriquecido sus temas hasta llegar a un pop mucho más accesible.

Tras atemperar nuestros ánimos se nos hizo cuesta arriba volver a la algarabía que se preparaba; por un lado el maestro DJ Amable recetando pildorazos de indie mezclado con todo lo imaginable; por otro Marc Piñol, posiblemente el rey de la electrónica culta nacional; y por último el polifacético francés Mr Oizo, que no se ha bajado del caballo ganador desde “flat beat” y que es reclamado tanto por su música en festivales como este, como por bandas como Metronomy para poner imágenes a sus últimos singles. Lo testeamos todo, vimos que el guion seguía su curso de manera perfecta y nos fuimos al hotel ¡Todavía es jueves!

VIERNES

Hoy tendré que adelantar mi reloj de bolsillo, porque quería llegar pronto para ver a The Zephyr Bones – banda que me gusta mucho – y por poco me pierdo a Cosmen Adelaida – banda que me encanta -. Menos mal que llegué justo para ver cómo estos madrileños – con el aderezo del catalán Alex Marull –  domaban el ruido y me lo tiraban a los pies totalmente domesticado como unos auténticos maestros. Tienen grandes canciones, pero terminar los conciertos con el bombazo de “Becerro de oro”  debería estar prohibido, es como retar a Usain Bolt a una carrera y darle diez metros de ventaja.

Después de ver a esta buena banda en familia me fui al Escenario Las Palmas para ver un baño de masas, y es que no solo el fenómeno Hinds continúa creciendo, sino que todavía no sabemos dónde llegará. A estas chicas madrileñas ya las hemos visto tres o cuatro veces en esta revista y por tanto la excusa de “la frescura suple a la destreza” ya no nos sirve. Alguien decía a mi lado: “ya saben tocar bien, pero lo que tocan me sigue sin gustar”, bueno, tampoco es exactamente mi caso, su garage pop es entretenido, es muy casual y esas cosas, pero también es cierto de que su vacuidad es absoluta.

Hinds / Foto: Pau Bellido

Antes de que Hinds terminaran su set, nosotros ya estábamos apostados ante el Escenario Usura… perdón, Escenario Visa, para ver a The Soft Moon, una de las joyas ocultas del cartel de este año. Digo oculta porque en su momento álgido podías llegar a primera fila y volver a la barra sin tocar a nadie, algo inaudito ante la brutalidad que estábamos viendo. El espectáculo de estos californianos fue abrumador, post punk a millones de decibelios, darkwave desgarradora y un sonido totalmente apabullante que solamente quedó deslucido por la obsesión de Luis Vasquez de tocar un cubo de basura metálico a modo de timbal -¿WTF?-.

Tenía muchas ganas de ver a Aries, este proyecto unipersonal de Isabel Fernández me parece reconfortante y atractivo, pero su sonido en el Escenario FIBCLUB fue terrible y después de un par de canciones decidí marcharme, no quería que un problema técnico empañara la imagen que tengo de estas canciones y a bien seguro que habrá oportunidades mejores de disfrutar de ellas.

La siguiente parada en el tren del rock&roll era en el Southampton de Band of Skulls. Vamos a ver, estos chiscos me gustan, tienen singles de una efectividad indudable como “Himalayan” o “I know what I am”, pero hacen un stoner, blues rock, etc. etc. con demasiadas pocas aristas; de manual, de las primeras páginas del manual, de las de resumen. Su concierto fue mucho mejor que el que vi en el DCode de hace un par de temporadas, o en Les Arts de la anterior, pero solamente porque en aquellos había muy poco ambiente y en este el público inglés le dio bastante color.

Cuando salía del “Escenario te dejo dinero si me devuelves un poco más” una horda de ingleses casi me atropella y es que The Vaccines estaban a punto de empezar en el escenario principal. El FIB es un festival eminentemente británico y los movimientos migratorios hacia bandas de las islas son fácilmente predecibles –corriente camping/escenario principal sería como lo llamaría un oceanógrafo-. Desde que The Vaccines tocaran en la primera edición del DCode con un disco de inmediatez absoluta y dejes a unos Beach Boys pasados de speed ha pasado mucho y sobre todo muchas visitas a nuestros festivales. La verdad es que son carne de FIB -¿Cuántas veces han venido?- porque son capaces de empalmar singles durante una hora incluso dejando fuera buenas canciones. La efectividad del espectáculo solo depende de cómo encaren el repertorio, y esta vez tiraron por la calle de en medio, la de la contundencia, la de la fiesta asegurada.

The Vaccines / Foto: Pau Bellido

Otros que chutaron por en medio con potencia fueron Juventud Juché. Adolecieron del mismo sonido engolado de Aries, pero estos chicos pueden prescindir de sutilezas porque son más de derribar puertas a patadas que de tener la paciencia de encajar la llave. “Movimientos” debería ser la consagración de esta banda, están maduros y sobrepasan de largo a esas bandas de “nuevo garage” entre las que los ubican y con las que no tienen nada que ver.

En esta segunda noche del FIB 2016 las guitarras estaban a punto de abandonarnos para dejarnos en manos de un Jamie XX imperial; desde la sutileza del house aderezado de r&b hasta la contundencia drum&bass o el dubstep Jamie parecía que tenía las mangas llenas de ases. Bailar, bailar y bailar, el mundo se podía acabar que nos iba a pillar bailando. Echamos de menos a The XX, pero tampoco queremos perdernos esto. Calientes, calentísimos, nos pasamos por la carpa comisionada por Radio 3 para ver a Hidrogenesse, porque la banda más irreverente y original de nuestro país en muchos años merecía robarle algo de tiempo al británico. No vimos nada que no supiéramos, un espectáculo maravillosamente personal, de letras excéntricamente acertadas, y una carpa llena de gente coreando canciones mucho menos kitsch de lo que parecen.

Jamie XX / Foto: Adrian Morote

La jornada ya había sido realmente satisfactoria, pero nos quedaba un gran postre, nos quedaban The Chemical Brothers. Si hay alguien que enlace entre lo que han significado las más de dos décadas de FIB y lo que nos queda por delante son Rowlands y Simons. Nos han hecho bailar con hits tremendos – cayeron todos- pero siguen sacando discos donde suman perlas a un set list de escándalo. Si has conseguido que sus ritmos nada sutiles y sus melodías incandescentes no te atrapen, no mires las proyecciones de humanoides bailando tras ellos, porque entonces estás perdido.

Ni taxi ni hostias, media hora caminando hasta el hotel, había que transformar en energía cinética el espectáculo que nos acabábamos de zampar.

SÁBADO

Un “este muerto está muy vivo” o un mucho más español “no estaba muerto, estaba de parranda”, servirían perfectamente para ilustrar el FIB de este año, puede que el año del renacimiento. Precisamente ayer sábado se produjo una circunstancia que hacía mucho que no se veía en Benicássim y que en otra época era algo clásico: un lleno hasta la bandera. Nos comentaron que mucho antes de la hora de apertura había chavales con camisetas de Muse en las puertas del recinto haciendo cola para correr a conquistar las primeras filas del Escenario Las Palmas, nosotros les vimos nada más llegar para ver a Cápsula. Nuestra jornada musical comenzó en el escenario principal con los argentinos – pero vascos de adopción –  readaptando el “Ziggy Stardust” de Bowie. Readaptando que no imitando, porque si hay algo importante e imprescindible en este tipo de cosas, es que el músico se lleve el clásico a su terreno, porque no hay nada menos atractivo que una banda tributo y nada más excitante que las versiones con personalidad. Cápsula se llevaron a su rocoso terreno algunas de las mejores canciones que se han escrito nunca, e hicieron que el recuerdo del mito desaparecido fuera un cúmulo de sensaciones encontradas: lloramos con “Five Years” o “Starman”, y no pudimos dejar de bailar con “Sufragette City” o  “Rebel Rebel” en el extra bonus. Solamente por darle una lección de rock&roll a los chavales que esperaban a otra cosa y conseguir levantarles con esa tremenda garra, habría que darles un premio a un desatado y maravilloso Martín y por extensión a Cápsula. Hicieron bailar y corear a varios miles de personas que circunstancialmente ya estaban allí y no era para verles a ellos. ¡Bravo!

Cápsula / Foto: Pau Bellido

Tras recordar a “Ziggy” decidimos sacrificar a La Femme –aunque nos dijeron que fue un concierto tremendo- para ver la segunda parte del concierto de Ramírez Exposure en la carpa de Radio 3. El crecimiento de Víctor Ramírez y su banda es evidente y ya esperamos con curiosidad la continuidad del magnífico artefacto que es “Book of Youth”, un compendio de pop personal, delicado y algo naif, con grandes melodías que te atrapan con una facilidad pasmosa. Con una versión de Marc Johnson se despidió deseándonos un buen FIB, una buena tarde y una buena vida.

Tras comprobar que el melodramatismo pop de Walking Cars era totalmente insoportable, decidimos volver a la carpa para ver a Baywaves, y es que el producto nacional abunda en el cartel de esta edición del FIB. Su lisergia pop te traslada a los dos primeros discos de Tame Impala, aunque quizá con algo más de suavidad y ternura. Estos jóvenes tienen buen gusto para la psicodelia ligera y dulcificada y por lo tanto su escucha es agradable y reconfortante.

De camino a The Coral escuchamos que Zahara estaba haciendo una versión de “Te debo un baile” de Nueva Vulcano, pero las prisas por ir a ver uno de los conciertos importantes de la jornada nos hicieron obviar a la joven de Úbeda. Nada más empezar The Coral vimos que la cosa iba en serio, ya era hora de que alguien rodara el botón del volumen al 11 porque a muchos conciertos parecía que les faltaba ese punch necesario. Estos tipos suenan a clásicos, tienen tantos ingredientes que apabullan; tan pronto te pueden trasladar a los sonidos que dieron nacimiento al brit pop, como al rock más ácido de los 70. Los desarrollos instrumentales resultaban abrumadores y las canciones de su reciente “Distance In Between” se sumaron a la perfección a un repertorio lleno de temas imperecederos. Dieron un señor concierto.

The Coral / Foto: Pau Bellido

Aunque el concierto de The Coral nos pareció magnífico, hicimos una escapada para ver a Lois –las distancias en el FIB no lo son tanto-, porque teníamos muchas ganas de ver la evolución del proyecto de Lois Brea. La verdad es que la palabra perfecta es esa: evolución, porque ya se puede observar cómo van cuajando unas canciones valientes que, llámenme loco, me hacen pensar en David Byrne. New wave y “post muchas cosas recicladas” le sirven a Lois para dar rienda suelta a su creatividad y experimentación, solo por ello merece todo lo bueno que le venga.

El siguiente alto en el recorrido fue para ver a Echo & The Bunnymen, auténticos magos y referentes de los 80. Lejos de sonar puramente nostálgicos, tiraron de una contundencia digna de agradecer. Aunque tienen clásicos para dar tres conciertos, su reciente “Meteorites” (2014) – incluso “Fountain” (2009) – no desmerecen ese legado y por tanto sus conciertos no resultan en absoluto anacrónicos. Con un sonido potentísimo y con un Ian McCulloch con la voz íntegra – algo admirable tras comprobar que continua con la costumbre de trago y calada – , nos llevaron por un viaje oscuro pero evocador hasta estremecernos con “Killing Moon” y mandarnos a otra parte con “Lips like sugar”. A otra parte fue el final del concierto de The Shivas, y es que estos chicos de Portland tienen un enorme encanto. Enmarcados en ese garage pop sixtie tan de moda en la actualidad, con reminiscencias surferas y oceánicas –aunque Portland es más de secano que Toledo-, aciertan en las melodías y suenan menos lo fi que muchos compañeros de generación – el lo fi está bien, pero a veces se agradece alguna melodía cristalina – y se ganaron constar dentro del saco de los descubrimientos de esta edición.

Antes de acabar The Shivas ya parecía que el mundo se fuera a acabar, que las rebajar fueran a comenzar, que regalaran Iphones 6, o que Jesucristo estuviera transformando el agua en cerveza, y es que estaba a punto de comenzar Muse y la gente corría a ver el que para muchos era el único concierto del día. Perdonen el inciso, ¿saben ustedes que odio a Muse?. Bueno, la verdad es que ayer me mediqué bastante ante un posible fallo multiórganico producido por mi alergia al rock grandilocuente y ególatra, pero ese antídoto autorecetado dejó de hacer efecto a las pocas canciones y por mi salud tuve que marcharme. ¿Qué vi? Pues un señor que quiere ser al mismo tiempo Fredy Mercury y Monserrat Caballé, eso sin olvidar que quiere que su guitarra suene más alta que ninguna en el mundo, que seguramente después de fregar estruja los estropajos mientras hace una pose rockera y que si pudiera haría esculpir su rostro en el Monte Rushmore: señores, este es Matt Bellamy y el tipo gordo que le acompaña es su ego.

Muse / Foto: Pau Bellido

Me sentía sucio y la mejor manera de devolverme al camino del estilo y el buen gusto fue con The Kills. Les vi hace unas semanas en el Mad Cool y me encantaron, pero en este FIB me acabaron de enamorar. Mosshart y Hince, Hince y Mosshart, cada uno en su papel son arrebatadoramente sexys, y si a eso unimos la cadencia de unas canciones oscurecidas pero no ennegrecidas, tenemos ante nosotros un espectáculo cojonudo. No acabamos su set porque repitieron casi al dedillo su concierto de Madrid y porque Soledad Vélez y sus nuevas canciones merecían la escapada. La chilena no dejó que el sonido infernal de Muse se colara en su carpa y nos hizo volar con sus nuevas y sintéticas canciones. Es increíble como una trasformación tan profunda pueda mantener intacta la personalidad del artista, se le ve suelta y cómoda y eso se trasmite.

Antes de acabar la noche bailando el house de Disclusure como si el mundo fuera a acabarse, pasamos a ver a Bloc Party y comprobar que la banda de Kele Okereke se está diluyendo como lágrimas en la lluvia. Su punch lleva tiempo perdido, y aunque “Hymns” es menos sonrojante que los anteriores trabajos no queda nada de aquel vigoroso grupo de sus dos primeros trabajos.

DOMINGO

Tras tres jornadas extenuantes no había más remedio que recoger nuestra dignidad maltrecha y encarar la última del domingo con estoicismo, porque el FIB 2016 nos tenía preparado como fin de fiesta un menú variado y suculento.

Si el sábado el recinto del festival había estado a reventar, ayer se preveía un bajón de público monumental, como finalmente corroboramos. Jóvenes ingleses arrastrando el petate con la cara desencajada y quemada por el sol era el estereotipo de humano que nos encontrábamos en sentido contrario cuando nos acercábamos a la entrada desde el parking. Pero nosotros, con más corazón que cerebro, conseguimos llegar pronto para ver a Tijuana Panthers poner en marcha el Escenario VISA. A pesar de que la climatología moderada y suave del fin de semana había decidido abandonarnos por un sol justiciero, los pocos cientos que nos presentamos ante la banda de Long Beach disfrutamos al borde de la lipotimia de una lección de garage sixties y de surf pop de factura impecable y gusto exquisito. En una época en la que el desparpajo y el lo fi enmascaran muchas carencias, da gusto como otras bandas son efectivas sin efectos, solamente con una buena melodía bien llevada; “Redheaded Girl” o “Creature” no necesitan nada más.

Tijuana Panthers / Foto: Adrian Morote

Desde otra parte mucho más sucia del condado de Los Ángeles llegaron Fidlar. Se palpaban muchas ganas por ver a estos tipos que últimamente han despachado algunos de los más refrescantes artefactos de la escena punk californiana; si para Tijuana Panthers éramos unos pocos cientos, para Fidlar ya éramos unos pocos miles. Empezar con una versión íntegra y de factura perfecta del “Sabotage” de los Beastie Boys marcó las intenciones de una banda divertida, adrenalínica y guerrillera. Se encuentran cómodos tanto en el punk pop vitamínico como en el harcore melódico, pueden virar hacia el garage lo fi – “Max Can’t Surf” podría ser perfectamente de los Black Lips”-, o si quieren pueden parecerse a Rage Against the Machine – escuchen “Punks”-, tienen himnos para parar un carro y toda la chavalada allí presente se los sabía de cabo a rabo. Tras una espectacular sesión de mosh pit, en la que varios cientos se pusieron a correr en círculos antes de atacar un divertidísimo pogo, y después de que HELP STAFF 207 sacara de muy malas maneras a dos inofensivos chavales por el foso en uno de los actos más despreciables que he visto en mucho tiempo, Fidlar terminaron uno de los mejores conciertos de este FIB con la mayúscula “Cocaine”.

Fidlar / Foto: Pau Bellido

Tras Fidlar decidimos bajar pulsaciones con Jess Glynne, una artista que arrasa en UK y que tiene un hit como “Rather Me” que se saben todos los británicos presentes en Benicássim. Del rythm&blues al disco más ochentero pudimos reconocer en ella desde a Adele o Beyoncé hasta Whitney Houston. No creemos que pase a la posteridad, pero tampoco tiene la necesidad de crear una corriente filosófica, es pop.

Antes de ver a Mac DeMarco nos acercamos a ver un poco de Catfish & The Bottlemen, el enésimo hype del indie mainstream del Reino Unido. Triunfarán, lo aseguramos, pero su indie pop épico es del montón y no precisamente del montón bueno –además de que la voz de su cantante es irritante-. Recogen todos los ingredientes que funcionaron en bandas anteriores como The Kooks, Two Door Cinema Club, The Vaccines, Palma Violets o Circa Waves, los agitan y te los lanzan a la cara. Si esto es “the next big thing” que paren el coche o me bajo en marcha.

Mac DeMarco y su panda de freaks salieron al escenario muy relajados interpretando los temas más evocadores y tranquilos de su discografía, como “The Way You’d Love Her” o la maravillosa “Salad Days”, temas que el público se sabía al dedillo y que eran solo el preludio de la colección de divertidas excentricidades de Mac y sus amigos. Mientras caían temas ya clásicos de su repertorio como “Cooking Up Something Good”, “Ode to Vicery” o “Let Her Go”, empezó el show de bailes, bromas y de desvestirse –porque lo que llevaba el bajista era un vestido de señora-. También de saltar al público; ese mismo bajista celebró su último día en la banda con un stage diving, lo mismo que hizo DeMarco antes de cerrar el concierto con ”Still Togheter”. El canadiense tiene un carisma fuera de toda duda y dos puñados grandes de buenas canciones, pero aunque el concierto fue de menos a más nos dejó un poco fríos, fue mucho más soso que su último concierto en el Primavera Sound.

Antes de prepararnos para los grandes conciertos del Escenario Las Palmas, pasamos a rendir pleitesía a Chucho en la carpa de Radio 3. Como viene siendo habitual en este nuevo retorno, encara sus sets con la presentación de su nuevo disco y una vez avanzados en materia van soltando píldoras como “Perruzo” o “El Detonador EMX3”. Pero no importa, estas nuevas canciones también serán clásicos algún día. A la media hora exacta de Chucho salimos disparados para ver a Kendrick Lamar y solamente el retraso de casi diez minutos nos permitió llegar para verle salir al escenario. “HOW MUCH A DOLLAR COST?” en una enorme pantalla fija al fondo del escenario fue el único recurso que necesitó el rapero de Compton para vestir su set. Cuando tienes el don de este tío la crudeza de sus letras impacta más si va acompañada con la austeridad sobre el escenario. La banda que le acompañaba al final de las tablas fue dejando fluir sonidos jazzy, funky o góspel para que Lamar relatara con firmeza las vivencias y pensamientos que han hecho de “To Pimp A Butterfly” uno de los mejores discos de hip hop en muchísimos años. Dónde unos necesitan cien productores y mil samplers, Lamar solamente un sinte, una guitarra, un bajo y una batería; dónde otros necesitan diseñar su flow, el solo necesita no dejar de enlazar palabras. Aunque no soltó ninguna arenga social –la verdad es que sus letras ya tienen bastantes- era curioso ver como una audiencia compuesta mayoritariamente por jóvenes blancos ingleses se sabía todas las letras como si fueran auténticos Boyz N The Hood  –con “King Kunta” el karaoke fue impresionante-. En resumen: Kendrick Lamar “King of FIB 2016”.

Kendrick Lamar / Foto: Adrian Morote

Antes de prepararnos para ver a Massive Attack pasamos por el set de Dj Shadow como simple ejercicio de nostalgia, pero después del emocionante espectáculo de Lamar nos pareció que el repertorio de Shadow estaba siendo demasiado lúgubre y denso.

Lo más importante del concierto de Massive Attack era comprobar si su directo no había caído en la autoindulgencia de tanto single reciclado en reclamos publicitario y ni mucho menos fue así. Apoyados en lo que parecía una inmensa sala de máquinas –aunque hubiera una batería y un set clásico, entre las sombras parecía emerger la sala de máquinas de un barco-, fueron densos, contundentes y oscuros. Las cadencias de estos padres del trip hop hacían sudar nitroglicerina y la tensión musical era palpable y apabullante, tan apabullante y efectiva como su clásica sucesión de mensajes intercalados entre noticias locales; pudimos ver desde la de la presencia de Pedro Sánchez y Andrea Levy en el FIB, la mayoría de edad de Froilan, hasta recoger ideas impactantes sobre Turquía, el terrorismo o el Brexit, del que son firmes opositores. Cerraron con “Unfinished Sympathy” con la colaboración de Deborah Miller y a los pocos que habíamos aguantado nos mandaron a casa con las pulsaciones al ritmo de sus suaves sucesiones de bpms.

Massive Attack / Foto: Pau Bellido

La reconciliación del FIB con su público está casi certificada. Esta ha sido sin duda la edición más exitosa en muchos años y parece que han encontrado la clave para que el futuro del festival sea sostenible: cabezas de cartel de mucho tirón como Muse, Kendrik Lamar, Major Lazer o The Chemical Brothers, mucha electrónica, un puñado importante de artistas nacionales para reconciliarse con el público español y algunas píldoras fuera de todas esas líneas para darle consistencia al cartel. El año que viene más.