Entradas

kasabian PORTADA

FIB 2017: CRÓNICA DOMINGO

Texto: David Blutaski

Portada: Kasabian / Foto: Nerea Coll Photography

Empezamos la última etapa de nuestro particular FIB 2017 en el Escenario VISA con los últimos compases de los gaditanos The Magic Mor. El animoso space rock que escuchamos de esta numerosa banda, bien merecía que hubiéramos llegado a ver entero su show, pero el cansancio y el calor habían hecho mella en nuestro cuerpo e hicimos lo que pudimos. Tuvieron inmerecidamente poco público, pero es que grupo español y primera hora de último día es lo que tiene.

Nuestra siguiente parada era en el Escenario Radio 3 con otro grupo de aquí, unos Captains que tienen como vocalista a la alemana Fee Reega, a la que en justicia deberíamos considerar uno más de nosotros. Esta nueva banda afincada en Madrid, practica un rock oscuro y sensual, de alta y atractiva tensión; no se pierdan su debut homónimo, porque es de lo más interesante en su género que ha salido aquí últimamente.

Que ver al joven Ron Gallo era posiblemente nuestro mayor interés antes de empezar esta edición del FIB, puede sonar exagerado, pero es tan real como que en el FIberCamp debería haber una ONG que regalara protector solar. Banda joven americana, garage y psicodelia sucia de referencias clásicas, mucho fuzz y mucho carisma, ¿entienden por dónde voy? Podían sonar a The Stooges pasados por el tamiz de Ty Segall, atravesar momentos de ritmos sincopados y veloces a lo Thee Oh Sees, ralentizar el tempo para darnos cuchilladas y martillazos con guiños virtuosos, e incluso echarle una pizca de alma negra a algunas canciones. Terminaron con una cortita versión de “You Gotta Be” de Des’ree y “It’s All Gonna Be OK”, dejándonos con ganas de más.

Ron Gallo / Foto: Adrian Morote Photography

Nuestra agenda nos marcaba que el siguiente punto caliente estaba en el Escenario Las Palmas con otro de esos artistas jovencísimos que se ponen de moda cada muy poco en las islas, Declan McKenna. En nuestra investigación previa nos lo vendían como un chaval con unas letras comprometidas, que tenía influencias de todo tipo, desde el indie rock noventero, hasta Jeff Buckley, Miles Kane o pop más moderno como Bombay Bicycle Club, pero después de unas cuantas canciones nos descubrimos bostezando y nos pareció estúpido seguir allí.

Declan McKenna

En principio, The View iban a ser los sacrificados para ver al chaval inglés, pero preferimos verles a ellos que al menos sabíamos a ciencia cierta que son entretenidos. Los escoceses, aunque nunca han sacado la cabeza de la serie media, saben ponerle guitarrazos a unas melodías que pueden ir del indie rock más pop al power pop o el pub rock. Tiraron de buen rollo y de jugar en casa –todos los británicos parecían saberse sus letras y pudimos ver al menos una docena de banderas escocesas, algunas con las estrellas de la Unión Europea pintadas a mano-, por lo que justificaron sobradamente su inclusión en el cartel.

The View / Foto: Adrian Morote Photography

Tras una rápida parada en boxes para refrescar nuestra cara y nuestro gaznate, volvimos a un Escenario VISA que empezaba a hooliganizarse para ver a nuestra segunda apuesta del cartel de este año, Slaves.

¡Dios Santo, qué brutalidad! Por favor que nunca toquen en Pisa, porque el despliegue energético de un concierto de Slaves puede derrumbar definitivamente su famosa torre inclinada. Slaves son punk, porque el punk si quiere seguir existiendo no puede estancarse en revivals y debe reinventar fórmulas, algo que también creemos que representa a sus compatriotas Sleaford Mods. Miles de chavales ingleses estaban esperando el primer acorde para empezar el pogo, pero es que joder, raro es que no se hubiera unido un gusano de la especia de Dune atraído por los machacones y agresivos ritmos de la batería de Isaac Holman. Porque Laurie Vincent te acuchilla con la guitarra, pero ver cantar y tocar la batería saltando y bailando a Isaac Holman es todo un espectáculo, además, es más chulo que Conor McGregor –y está casi tan cachas como él-, pero tiene tanto carisma que no puede resultar más que simpático –más tarde, el dúo estuvo con mujeres e hijos por la zona VIP más majos que un ocho-. De principio a fin vivimos un espectáculo incendiario, aunque con alguna pequeña pausa para los speeches de Holman, claramente estudiados para recobrar el aliento de esta auténtica bestia parda. A destacar también la conciencia de clase de sus letras, y que en un pequeño parón entre canciones, el público, espontáneamente, empezara los canticos a Jeremy Corbyn que se pusieron de moda en Glastonbury, a lo que Holman respondió con su apoyo y expresando su amor por todos nosotros y que a pesar del Brexit se sentían europeos.

Slaves / Foto: Adrian Morote Photography

Para nosotros, estaba clarísimo que no podía haber nada mejor, lo que quedaba hasta el final de la noche era un estudiadísmo fin de fiesta destinado a corear y bailar con bandas comerciales especialistas e infalibles. Los primeros, unos Love of Lesbian para el público español que abarrotó el escenario VISA. LOL pueden hacer esto de los festivales con los ojos cerrados, liberados de presentación de disco pueden tirar de hits hora y media que sus fans se lo pasarán pipa a base de cañonazos de confeti y un puñado de “emo-mentos”. En un FIB que ha decidido apuntalar la comercialidad del producto –muy lícito, porque esto hace unos años estuvo a puntito de morir-, Love of Lesbian tiene un hueco lógico en el FIB, más viendo que lo que venía después por el lado británico era del mismo palo. Otra cosa es que esto aporte musicalmente algo, pero eso cada uno que lo analice con sus gustos musicales y de ocio.

Love of Lesbian / Foto: Adrian Morote Photography

Lo dicho, la noche ya estaba desatada en formato radio fórmulas de éxitos y al mismo tiempo que los españoles disfrutaban con LOL, en el Escenario Las Palmas era el turno de Years & Years. Este trío londinense es dueño de toda pista de pop electrónico que se precie y ofrecen un espectáculo divertido, desprejuiciado y muy fresco. Ver darlo todo bailando y cantando a vocalistas como Olly Alexander –al igual que The Weeknd el jueves- es de agradecer, aunque la música no sea muy de tu rollo.

Years & Years

Nosotros, todavía encontramos un hueco para ver un poco a Havalina en el Escenario Radio 3, porque consideramos que la banda lo merece y “Muerdesombra”, su reciente nuevo trabajo, también. Haciendo chirriar sus sintetizadores, punzándonos con la guitarra, con sus melodías pesadas y voces sus hipnóticas, les dejamos para ver un poco a los cabezas de cartel de la noche, Kasabian.

¿Quién diría hace unos cuantos años que iba a parecer lógico que Kasabian fueran cabeza de cartel de un FIB? Está claro que la banda ha ido coleccionando hits disco tras disco, que ha sabido aguantar reinventándose en los últimos trabajos –de la electrónica del anterior “48:13”, han vuelto al rock con “For Crying Out Loud”-. Podré ponerme todo lo cascarrabias que quiera, pero la verdad es que ahora mismo, aunque por incomparecencia del resto, reinan en el brit pop comercial, que tienen un espectáculo vibrante y que tienen el lujo de sumar dos frontmans, Tom Meighan y Sergio Pizzorno.

Kasabian / Foto: Adrian Morote Photography

Para rematar la noche, porque verles otra vez me hace desear la muerte, unos Crystal Fighters que se están haciendo muy pesaditos y deberían espaciar un poquito sus visitas, o mandar una postal, no sé. Si su fórmula fuera atractiva, tendría un pase, pero la hippie rave ya hace bola.

Bueno, crítica pero también lógica, estos últimos años hemos disfrutado del escenario grande el último día con maravillas como Massive Attack o Kendrik Lamar, pero no había ni por asomo tanta gente gozando como con Kasabian y Crystal Fighters. Esto no es una opinión, es un hecho.

Lo de la remontada del FIB de los últimos años ya se queda corto, ahora ya tienen claro el combustible que necesita este motor para seguir en marcha. Está clarísimo que carteles como los de hace quince años no los volveremos a ver, que la vía comercial es la que impera ahora, pero habría que preguntarse ¿Aquellos carteles o similares llenarían lo suficiente para hacer sostenible el festival? Toda lectura tiene su réplica, todo festival tiene su público. El que considere que este ya no es su FIB –paradójicamente es una frase que repite gente que ya no venía cuando en principio todavía sí que era su FIB, o que ahora dicen que está petado y no se les vio hace pocos años cuando había ratos que parecía un parque de atracciones abandonado- tiene otras alternativas, pero esto es un negocio y ellos han descubierto que así les funciona. Ah, el tema de los ingleses; hoy he comido en un McDonalds dónde había unos cuantos cientos de ingleses que hacían cola hasta el parking por diferentes puertas. Todo ha ido fluido, nadie se ha colado, nadie ha montado un pollo y todos pedían perdón si te rozaban. No soy asiduo a estos sitios, pero cuando voy, y hay más de veinte españoles, he presenciado varios caos y conatos de combate. Por favor, mírense el ombligo antes de juzgar a los demás.

FIB 2017: CRÓNICA SÁBADO

FIB 2017: CRÓNICA VIERNES

FIB 2017: CRÓNICA JUEVES

DOMINGO PORTADA FIB

FIB 2017: CARTEL CERRADO POR ESCENARIOS Y NUEVAS INCORPORACIONES

Nos complace presentar el cartel al completo por escenarios del FIB 2017, el mejor Festival del verano.

En el Escenario Las Palmas veremos a cabezas de cartel como The Weeknd, Red Hot Chili Peppers, Kasabian, Foals, Deadmau5, Los Planetas y más grandes nombres.

El Escenario Visa ofrece una ecléctica muestra que abarca, entre otros, a The Jesus And Mary Chain, Kaytranada, Love Of Lesbian, Courteeners, Mura Masa, Mala Rodríguez, etc.

El South Beach Dance Stage vuelve con lo mejor de la electrónica, house, techno, hip hop y demás tendencias bailables. Además volvemos a unirnos con Razzmatazz (Barcelona) y Ochoymedio (Madrid) para traer a las mejores nuevas bandas al RADIO 3 FIB CLUB.

ESCENARIO LAS PALMAS

Jueves 13: The Weeknd, Bonobo (Live), Stormzy, Ride, Belako, Sunflower Bean.

Viernes 14: Foals, Deadmau5, Los Planetas, Blossoms, Mourn, The Sherlocks.

Sábado 15: Red Hot Chili Peppers, Biffy Clyro, Liam Gallagher, Dinosaur Jr., The Strypes.

Domingo 16: Kasabian, Crystal Fighters, Years & Years, Dua Lipa, Declan Mckenna, Evripidis And His Tragedies.

ESCENARIO VISA

Jueves 13: The Jesus And Mary Chain, Courteeners, Kaleo, Mick Jenkins, Twin Peaks, Gener, Eme Dj.

Viernes 14: 2manydjs, La Casa Azul, Joe Crepúsculo, Temples, Childhood, Ella Rae.

+ Charlotte Church’s Late Night Pop Dungeon.

Sábado 15: Mura Masa, Peter Doherty, Surfin’ Bichos, Mala Rodríguez, Marika Hackman, Las Kellies, Arturo Paniagua.

Domingo 16: Love Of Lesbian, Kaytranada, Tiga, Slaves, The View, Ron Gallo, The Magic Mor.

SOUTH BEACH DANCE STAGE

Jueves 13: Honne, Sylvan Esso, Kölsch, Ibibio Sound Machine, Bejo & Dj Pimp, Troyboi.

Viernes 14: James Vincent Mcmorrow, Austra, Olof Dreijer (The Knife), Mykki Blanco, Theme Park, Jameszoo.

Sábado 15: Rüfüs, Las Bistecs, B.Traits, Tcts, Lao Ra.

Domingo 16: Pional, The Blaze, Bad Gyal, Peaking Lights, Sir Was.

RADIO 3 FIB CLUB

Jueves 13: Viva Suecia, Tórtel, Dream Wife, Gatomidi, Ten Bears, Ochoymedio Djs.

Viernes 14: Bigott, Cápsula, Blaenavon, Flowers, Alien Tango, The Wheels, Virginia Díaz, Ochoymedio Djs.

Sábado 15: Nudozurdo, Biznaga, Desperate Journalist, Como Vivir En El Campo, Conttra, Leicomers, Djohnston, Buenavista, Cascales.

Domingo 16: Havalina, Las Odio, Linda Guilala, Captains, One Path, El Trinidad, Amable, Gato, Aldo Linares

MÁS NOMBRES PARA UN GRAN CARTEL
El cartel de este año se cierra con una estupenda lista de nombres que va desde el carisma de Charlotte Church’s Late Night Pop Dungeon, Olof Dreijer (The Knife) E Ibibio Sound Machine, la energía de The Strypes, Nudozurdo, Cápsula O Havalina, el pop de Childhood, Blaenavon Y Las Kellies o la rítmica de Bad Gyal, Mick Jenkins, Las Bistecs O The Blaze

¡Entra en el cartel del FIB 2017 y descubre más artistas con los que lo pasarás en grande!

OCHOYMEDIO, RAZZMATAZZ Y EL FIB: JUNTOS OTRA VEZ

Festejamos que un año más colaboraremos con dos de los clubes más importantes de nuestro país: Ochoymedio (Madrid) Y Razzmatazz (Barcelona). por eso os invitamos a las dos fiestas que se han preparado para la ocasión:

17 De Junio: Ochoymedio, Con Un Invitado Especial.

1 De Julio: Razzmatazz, Con Amable Dj Y Gato.

¡Allí Nos Vemos!

ABONOS DE 4 DÍAS Y ENTRADAS DE 3, 2 Y 1 DÍA EN FIBERFIB.COM

Quedan pocos Abonos de 4 Días, con 8 de acampada gratuita (Campfest), al precio de 149€. ¡Date prisa!

También están disponibles las Entradas de 3, 2 y 1 día a través de fiberfib.com. Estas entradas no cuentan con zona de acampada.

Se pueden adquirir las Entradas de 3 Días, (jueves a sábado: 130€), (viernes a domingo: 130€) y las Entradas de 2 Días, (jueves y viernes: 90€), (viernes y sábado: 105€) y (sábado y domingo: 105€).

Asimismo están a la venta las Entradas de Día: Jueves (50€), Viernes (50€), Sábado (65€) y Domingo (50€).

Hay un cupo limitado de Entradas VIP para cada día del Festival (130€). ¡Adquiere la tuya y serás nuestro invitado de lujo!

Visita www.fiberfib.com para conocer las últimas noticias del Festival, entradas y viajes.

 

 

 

cabecera crystal

MOTOR CIRCUS COMPLETA SU CARTEL MUSICAL Y ANUNCIA LA INCORPORACIÓN DE RED BULL X-FIGHTERS

Portada: Crystal Fighters

Motor Circus continúa su camino hacia el Gran Premio Red Bull de España de Motociclismo el 6 de mayo. Este evento único en el mundo que une música y motor confirma ahora nuevos artistas dentro de su programación musical. Crystal Fighters, Love of Lesbian y la fiesta más rockera de Ibiza, Rock Nights, con Colin Peters, Silvia Superstar y Nasty Mondays, se unen a los artistas anteriormente anunciados: Iggy Pop, Fatboy Slim, The Zombie Kids y Los Zigarros.

Con estas nuevas confirmaciones Motor Circus completa el cartel musical de su primera edición, que se celebrará en El Puerto de Santa María, junto a la playa de La Puntilla, una ubicación privilegiada a tan solo 5 minutos del centro y a 15 del Circuito de Jerez. La entrada general se mantendrá a 29,95 € hasta el próximo viernes 24 de marzo a las 12:00, momento en que tendrán un precio de 39,95 €. Las entradas VIP pasarán de 55 a 75 €. Ambos tipos de entradas están disponibles a través de la página web www.motorcircus.es

Junto a la vertiente musical, se confirma ahora la primera gran actividad de motor que llenará de adrenalina y emoción el recinto. Dany Torres, campeón del mundo en 2011 de Red Bull X-Fighters, el mayor espectáculo de motocross freestyle del mundo, llevará parte de este show al recinto de Motor Circus. El sevillano se subió por primera vez en una moto a los 3 años cuando le regalaron su primer ciclomotor de batería, y a los 15 años comenzó a realizar sencillos trucos de freestyle. Su devoción a las motos le ha llevado a competir en numerosos eventos internacionales y a convertirse en un referente en esta disciplina. Próximamente se anunciarán nuevas iniciativas que completarán la propuesta de motor para esta primera edición.

A finales de 2016, Crystal Fighters publicó ‘Everything Is My Family’, último LP de los británicos con el que afirmaban traer un repertorio más bailable, psicodélico y tropical, si cabe, que el de sus dos álbumes de estudio anteriores. Crystal Fighters son profesionales en poner al público a bailar con directos divertidos y llenos de energía. Motor Circus será una de las primeras fechas en las que los británicos pisen suelo español tras la presentación de su nuevo álbum a finales del año pasado en nuestro país.

En el caso de Love of Lesbian, muy lejos queda aquel año 2000 en el que Robert Smith de The Cure les eligió como teloneros de su gira ‘Blood Flowers’, poco después de que publicasen su primer disco. No obstante, Love of Lesbian han sabido sorprender después de años subiéndose a los escenarios y así lo han hecho los barceloneses con su último y octavo álbum de estudio ‘El Poeta Halley’. A Motor Circus traerán lo mejor de su discografía, desde sus nuevos temas a sus mayores clásicos, desde ‘Bajo el Volcán’ al ‘Club de fans de John Boy’.

Siguiendo su leit motiv, Rock Nights hará vibrar Motor Circus con diversión absoluta, espectáculos, sorpresas, shows en directo y, sobre todo, buena música. Desde sus comienzos en 2005, Rock Nights se ha convertido en una fiesta referente en el panorama nacional que combina rock, indie, electro rock y 80’s. Su éxito vino respaldado por sus residencias en algunas de las mejores discotecas del mundo como son Ibiza Rocks, Ushuaia, Space, Pacha y Privilege.

Durante los últimos siete años Colin Peters ha sido DJ residente en Rock Nights. Peters se considera afortunado por haber encontrado clubes y noches donde poder pinchar electrónica, indie, dance, clásicos de los 80 y rock. Junto a Peters encontramos a Silvia Superstar, que irrumpió en el panorama musical español de los 90 con canciones que marcaron la escena independiente de la época con su grupo The Killer Barbies. Por último, Nasty Mondays cierra la programación de estas Rock Nights con MadMax y Sören, dos showmen con maneras de estrella de rock sobrados de energía, carisma y personalidad. Nasty Mondays se dio a conocer en Barcelona en 2005 y desde entonces se ha convertido un referente socio-cultural que genera colas cada lunes en la Sala Apolo de Barcelona.

El Guincho - HiperAsia (Adria Cañameras 2015)_3

EL GUINCHO NOMINADO A LOS GRAMMY LATINOS Y GIRA POR AUSTRALIA

El Guincho ha recibido su primera nominación a los Grammy Latinos por el videoclip de Cómix, dirigido y producido por CANADA. Por este motivo, Pablo Díaz-Reixa viajó ayer a Estados Unidos para acudir a la gala de entrega de los Grammy Latinos, que se celebrará este jueves 17 de noviembre en el T-Mobile Arena de Las Vegas.
“Cómix”, uno de los singles más rotundos de “HiperAsia”, cuenta con la colaboración estelar de La Mala Rodriguez, que también aparece en el vídeo. Hace justo un año que CANADA rodó el videoclip, un comeback esperadísimo tras el éxito internacional de Bombay, el anterior trabajo de la productora con El Guincho. A continuación podéis ver el making of deCómix”.

El Guincho en Australia

El Guincho volverá en febrero de 2017 a Australia, uno de los países donde goza de mayor popularidad. Diez años después de su explosión con “Alegranza” y de convertirse años más tarde en un fenómeno que rozaba el mainstream gracias a “Pop Negro” y especialmente a “Bombay”, El Guincho vuelve a un territorio de oro para su carrera y lo hace una vez más de la mano de Mistletone, su discográfica australiana de siempre.

GIRA AUSTRALIANA

15 FEBRERO – SIDNEY @ Oxford Art Factory + Donny Benet | TICKETS
16 FEBRERO – MELBOURNE @ Howler + Sui Zhen + NO ZU Djs | TICKETS
17 FEBRERO – MELBOURNE @ NGV Friday Nights | TICKETS
18 FEBRERO – PERTH @ Perth Festival + Skinnyfish Sound System | TICKETS

El Guincho se une a la gira de Crystal Fighters

Se acaba de anunciar la participación de El Guincho en la gira española de Crystal Fighters. Será en los conciertos de San Sebastián (5/12), Barcelona (7/12), Valencia (10/12) y Madrid (11/12) donde El Guincho abrirá la noche para los ingleses.

Foto de portada: Adria Cañameras

Kaiser Chiefs

ASÍ TE CONTAMOS EL ARENAL SOUND 2016

Texto: Carla Sifer

JUEVES

Ya es agosto, hace un calor de cojones, aunque no iba a ser para menos. Venga, el coche ya está a punto para salir de Ciudad Palmera con destino Burriana. Este año seré la corresponsal más indie de todo byTHEFEST, lo comprobaréis en los siguientes párrafos. Cuatro jornadas de Arenal Sound me esperan, ¿sobreviviré a esta nueva aventura? Soy una valiente, sobrina de Thor, mitad mujer mitad cyborg, la pesadilla de Sarah Connor.

Después de dejar mis cosas en mi piso franco me dirijo al recinto del festival para recoger la acredita y beberme dos litros de agua para reponer líquido elemento. Ya estoy un poco mayor, y los años pasan factura, lo del camping quedó en el pasado para mi, tengo muy buenos recuerdos, pero aprecio mi vida.

Al concierto de La Raíz llegué casi acabado. La masa se movía de un costado a otro del escenario principal, para demostrar que las horas, si gusta, no importan. Reivindicación, protestas y patrias.

Arenal Sound / La Raiz

Mi inicio en este Arenal Sound quedó musicalmente bautizado por Fuel Fandango. Con nuevo trabajo en este 2016, la banda de Nita y Ale Acosta siempre nos asegura espectáculo, fusión y pasión. Parece que “Aurora, además de ser su tercer trabajoes la prueba de que Fuel Fandango son una marca auténtica y única.Los bailes de Nita hipnotizan a cualquiera que estuviera mirando al escenario. Era evidente que el público iba a enloquecer con “Salvaje” y “New Life”, canciones casi posesivas, rudas y fuertes, un gustazo. Una fusión de sonidos que hasta yo misma dancé. Después lo hablé con Ernesto de Pink; “Oye, que chulo ha estado el bolo“.Me encantan esos conciertos que me sacan de mi zona de confort,  ayer Fuel Fandango me dejaron felizmente fuera de juego. Por cierto, yo en otra vida me casaré con Nita, poco a poco comprobaréis mis tendencias musico-lesbicas.

Fuel Fandango / Abel Gimeno Fotografía

He de admitir que nunca he sido una gran fan de Love of Lesbian, pero también admito que en sus conciertos me meto en el papel de cualquier John Boyque se precie. El típico comentario cada vez que los lesbianos estrenan nuevo trabajo es que no se parece a lo anterior… ¿Quién ha estipulado que lo nuevo tenga que ser como lo pasado?¿QUIÉN? Si algo consiguen Santi Balmes y los suyos es hacer lo que les da la gana y ser amados. Imágenes e improntas en el escenario que aumentan esa emoción que muchas canciones de LOL generan. Más allá de contenerse con el nuevo disco, la banda regaló un set de lo más completo que sostuvo “1999”, “Algunas plantas” o “Incendios de nieve”.

Arenal Sound / Love of Lesbian

Crystal Fighters: ellos y algunos otros son fiesta real y palpable. Todos y cada uno de los conciertos que he vivido de la banda son como un viaje de fin de curso eterno; alegría y felicidad. Sabía con toda seguridad que su bolo en este Arenal no iba a ser para menos. Desde arriba del escenario se podía ver como el “mogollón” danzaba y saltaba como si fuera el fin del mundo“At Home”, “Plage” o la posesiva “I Love London”. Un público que parece haberse enamorado de la banda, que haga lo que haga es vitoreada. Eso sí, en esta ocasión, como en tantas otras, estuvieron a la altura.

Crystal Fighters / Nerea Coll Photography

A los catalanes Yall los sigo desde hace unos años. Cuando mi vida estaba en Barcelona y los conocí con sus 16 pantallas de televisiónapiladas como formato para sus visuales. Ahora todo eso ha cambiado, pero la esencia de Yall sigue siendo la misma. El petardazo de “Hundred Miles” es real, lo dicen las reproducciones en YouTube, las capturas de melodías en Shazam y las escuchas en Spotify. El trío consiguió mantener el ambiente con un “temazo” tras otro en el Escenario Negrita.

Mi romance con Vitalic empezó al mismo tiempo que con el Jägermeister. Cuando antes de salir de fiesta me ponía “My Friend Dario”para motivarme, aunque con veintipocos tampoco hace falta motivarse mucho.  De anoche poco se pudo sacar, y no es que yo sea propensa a quejarme, pero sorpresa hubo poca. Eché de menos el hard-techno del que presumió en un pasado. Una sesión bastante lineal que agradó o simplemente sostuvo a los que ya estaban allí porque tocaba.

Arenal Sound / Vitalic

Vicetone son el típico nombre que encuentras en el cartel del Arenal Sound, pero no en mucho más del panorama nacional (por no decir en ninguno). Uno de los nombres de la jornada para la chiquillería, pero también patrocinador de momentos de fiesta para el targetmás electrónico de público del AS. A mi personalmente me aportó poco, lo justo y meramente necesario.

Y después migré a casa, la playa esperará para mi hasta una o dos jornadas más, que creo que allí se me ha perdido poco. Descansen comadrejas, que este Arenal, da para mucho.

VIERNES

Viernes de despertarse bien, demasiado para lo que me merezco. Pero claro, cuando uno quiere todo, todo y todo, debe pagar el precio o descansar más. Cojo mi bólido blanco para dirigirme de nuevo al recinto del Arenal Sound. El calor es casi insoportable, pero yo soy una bebedora compulsiva de Red Bull, creo que como mínimo deberían patrocinarme.

Empezar una larga jornada de festival con Perro, es empezar la casa por el tejado. La verdad es que no me importaría iniciar o finalizar cualquier día de conciertos con ello, pero sí que es verdad, que después de sus bolos termino agotada y satisfecha, como después de un polvo magistral. Me comentaba un chaval que había a mi lado, que era muy temprano y hacía mucho calor, a mí me importaba bien poco, iba a acabar sudando igual.

La primera vez que escuché “Tiene melodía, tiene bacalao”, no terminé de encontrar mi conexión con la banda, lo admito. Atrás queda ese tiempo, ahora me los pongo en bucle en cualquier momento del día. Cada vez que suena “OLRAIT”, como en este Arenal Sound, hay algo que me llevara a empujar y bailar como si quisiera simular la centrifugadora de una lavadora industrial. “Rencor Sabadell”, “Ediciones Reptiliano”, cercanos como siempre, arrolladores, pues como siempre también. No sabemos si había algún tipo de problema de sonido, no porque lo notáramos, si no por algunos cortes entre canciones demasiado largos. Lo que me sabe mal, es que en festivales como el Arenal quizás no se aprecie la calidad de esta “pequeña banda murciana” (por favor, véase la ironía).Público valiente, “madrugador” y entregado. Cerrar con “Marlotina”, un acierto.

Perro

Yo soy catalana, muy mucho catalán y claro, Manel me flipa pepinillos. Parece que el Arenal Sound se hermana en ocasiones con las bandas de lengua catalana, y eso, es de admirar. La locura y pasión que para mí rodean a la banda, no se reflejó del todo en el público del festival, claro que puede que fuera demasiado pedirles. Abriendo con “Les cosines” cerrando con “Sabotaje”, sin olvidarse de “Teresa Rampell” por supuesto. Inquietos, eficaces y bonitos, Manel son muy bonitos. Menos mal que ya iba cayendo el sol y la temperatura se hacía al menos, llevable.

Destino Escenario Ron Negrita, era el turno de Luis Alberto y su banda. La magia de los océanos llegó de la mano de L.A. La banda mallorquina sigue sumando puntos en cada uno de los conciertos que apunto e mi lista. Aunque aferrándose a los temas de siempre, pueden permitirse regalarnos su último disco, que a mi parecer ha sido un punto en el que la banda ha conseguido superarse. “Stop the clocks”, “Hands” o “Living bu the ocean” formaron parte de su set.  Quizás un poco lineal, pero con una calidad musical delicada y sincera.

¿Cuál fue la primera vez que escuché a los Kaiser? Los británicos entraron en mi vida en una sala ilicitana que se llamaba KGB a la que todo buen indie de la comarca del Vinalopó debía pasarse de vez en cuando. Kaiser Chiefs son los reyes del espectáculo, saben lo que funciona y van a lo seguro, no podemos culparles por ello. A veces sabe mal que la gente “pase” un poco de ellos cuando no tocan “Everyday I Love You Less and Less” o “Ruby Ruby”, aunque claro, estos temas son los que les han subvencionado los discos. Para no romper las buenos costumbres, estuvimos ante un Rick Wilson showman, con la chaqueta “rosa de zara” y una banda que pareció crecerse a medida que el concierto avanzaba.

Kaiser Chiefs

De vuelta al Escenario Ron Negrita con Varry Brava siempre aseguran unos bailes, y tengo que deciros que muchos de los que dicen que no irían a su concierto, anoche acabaron moviéndose al ritmo de “Fiesta”, “Fantasmas” o “No gires”. Si lo negáis sois unos cobardes, lo canalla os gusta, admitirlo. Debajo del confetti, nadie podrá juzgaros.

Tenía planeado descansar, o hacer cualquier otra cosa durante el concierto de Fangoria. Peor uno nuevos amigos de este Arenal insistieron en acercar al foso, y más tarde mezclarnos con el resto de público.  Si por un lago el playblack era bastante obvio, y los bailes eran algo pobres y mecánicos, Fangoria se metió al público con bastante facilidad en un escenario con dos esferas y una pirámide invertida gigante. “A quién le importa”, “Ni tú, ni nadie” y versiones de “Bailando” de Astrud (que a su vez, ya es una versión) “Yo quiero bailar” de Sonia y Selena (si, lo prometo).

Crystal Castles llenaron de luces y sonido un Escenario Hawkers que se les quedó grande, cierto. Escogiendo los temas de siempre, casando torpemente con creaciones al menos. Tras un parón de unos diez minutos, finalmente pudieron terminar, sin pena ni gloria, en mi opinión. Con “Crimewave” “Not in love”, consiguieron llevarme de nuevo a 2009, cuando eran los reyes de una electrónica sucia en el mejor sentido de la palabra.

Después de un Low en que Miami Horror nos supieron a poco, este Arenal Sound siguió en la línea de lo básico. No hubo grandes sorpresas y no quise quedarme mucho más tiempo a comprobar que los tenía algo sobrevalorados. No soy muy de los artistas como Borgore. Me parece que lejos de sus temas “hits” todos pinchan lo mismo. Y oye, que pasármelo, me lo paso teta, pero no me parece que estos tipos de shows aporten mucho, pero oye, que el público del Arenal Sound estaba literalmente loco con él.

Miami Horror / Foto: Foto Nerea Coll photography

No pensaba ir a playa, pero acabé allí, En el Escenario Beach Club. Viendo el final del set de Eme Dj, cómoda, disfrutando, más electrónica que indie, pero en este caso, bastante acertada.

Lo de después no sé si tacharlo o calcarlo de espectáculo. Chimo Bayo era el siguiente en pasar por el Beach Club del Arenal Sound y bueno, ¿lo habéis visto alguna vez en directo? Metido en un traje que en su momento pudo parecer del futuro, se entregó de lleno durante el tiempo que duró su sesión. Carteles con “I LOVE CHIMO” o “RUTA DEL BACALAO” podían verse entre el público. No quiero ser seca, pero parece que el público realmente va a ver “que hace este hombre”. Antes de terminar, comentó que iba a enseñar algo nuevo, para octubre o noviembre… drum and bass con esos “UH AH” por los que Bayo es tan conocido. Un show poco serio que entretuvo a los que allí estábamos, pero bueno, nadie ha dicho que la música tenga que ser sería, que hemos venido a un festival, no a misa.

Y con esto me fui a descansar,  botella de litro y medio bien fría en mano, y una auténtica  odisea para buscar un taxi que me llevase a caer en cualquier cama.

SÁBADO

Tengo que contaron algo antes de seguir. Las auténticas olimpiadas están en Burriana. Que no os engañen, que os digan la verdad. Llevamos una encima que no podrán con nosotros, eso si, puede que después de este Arenal necesitemos algún tipo de trasplante o rehab específico.

Si os gustan las carreras, podréis protagonizar la marcha hacia la Beach Club, y si sois más de distancias cortas, marcaos los 100m lisos entre Escenario Negrita y Escenario Hawkers. Todo sea por mantener la estupenda línea que nos avala a los indies.  El sábado empezó al sol para nosotros con los últimos acordes de Belize; musicalidad y ligereza con lo poco que pudimos probar.

Miss Caffeina se preparaban en el Escenario principal para lucirse mientras el sol se escondía. Tonino y su bajo “casi de estreno”, junto a los demás caffeinos (como diría mi sabia madre) se disponían a calentar una gran jornada festivalera. Con los temas de su nuevo trabajo “Detroit” y con algunas de las piezas más conocidas, la banda se metió sin mucha dificultada al público en el bolsillo. Sonaba “She´s a maniac”mientras muchos imitaban el famoso paso de baile. Nos contaban que en este último disco habían tenido que experimentar con el reggeaton por exigencias contemporáneas, por suerte es verdad, pero solo un poquito. Pero si es verdad que en este último trabajo la banda ha jugado más con los teclados y sintes (a manos de Toni). Referencias a obispos anticuados, libertades y unos Miss Caffeina que sin duda se encontraban a gusto con el público del Arenal Sound; “Capitán” y “Modo avión” entre otras, y la festiva “Mira como vuelo” para cerrar. La prueba de que la banda tiene cada vez un lugar más afianzado en el indie patrio.

Miss Caffeina / Foto: Jota Martínez Fotografía

Traslado casi instantánea al Escenario Negritapara llegar  a Second desde el segundo cero. Si eres indie tienes que ir a ver a Second, y si no, acabarás cayendo si estas cerca de su ratio de sonido, aviso. Utilizando un repertorio que la banda murciana domina a la perfección. Siendo capaz de aunar temas de su último disco y de los anteriores, sin que decaiga la motivación entre todos los asistentes. “Serpientes”, “Primera vez” o la nostálgica “Nada”.

Second / Foto: Jota Martínez Fotografía

Si, antes de ir al arenal hice un repaso de la discografía de I´m from Barcelona porque conocía poco más allá de “Violins”, canción que gracias a elyella djs he disfrutado unas cuantas veces. Trece personitas subidas encima de un escenario, un grupo de amigos, así es, os lo justo. Casi todos con la misma chaqueta vaquera, curiosamente parecidos entre ellos. Incluyendo en sus temas una trompeta, que a mi normalmente me sabe a solamente a Beirut. Buenrollismo a pesar de la linealidad, bastantes más joviales que Kodaline, que a pesar de su calidad musical, no consiguieron despegar de su escenario. Creemos que la opinión fue bastante generalizada, por aquello que iban contándonos los colegas. A mí es que el piano y la voz “Bon Jovi” a esas horas de la noche, solo me inspira al sueño.

Kodaline / Foto: Nerea Coll

Lo de Two Door Cinema Club es de primer disco, le pese a quien le pese, es así. Y aunque en sus conciertos consigan teletransportarnos a 2007, la realidad es que ellos no están teletransportándose, siguen allí, cuando la NME les elevaba a lo más alto. Aunque piense todo esto, y parece que acabe de sentenciar a la banda, ahora es cuando digo que sin duda es el concierto de la jornada, uno de los mejores del festival por ahora. Alternancia entre temas punteros y nuevas melodías, que se entrelazaban con luces blancas y potentes. Ocho (o siete, no tengo la exactitud) pantallas verticales que mostraban diseños y marcaban con más facilidad la dirección del concierto. Eso sí, el sonido para nuestro gusto algo bajito, con tanto ímpetu nos faltaron algunos decibelios.

Two Door Cinema Club / Foto: Nerea Coll

Sobre el Secret Show solo tengo palabras buenas. Aunque el secreto de sumario se desveló poco antes de la sesión. Ya algunos quisimos acertar que los encargados de cerrar el Escenario Negrita anoche erán elyella djs. Iniciando su set con la centríguda de Eric Pridz. Haciendo guiños a algunas de las bandas que pasaban por el festival, y subiendo al escenario a los componentes de “I´m from Barcelona”, para transformar junto al conffetti, su sesión en la fiesta que cualquier sábado necesito

DOMINGO

Finalmente tuve que seguir a mi instinto… Ese mismo que me despertó de la cama para llevarme a ver a Pendulum en la #ClandestineSound de Red Bull en este Arenal Sound. Aunque la meteorología siguiera con su línea de quemar aquello que se pusiera ante ella, una pequeña brisa acompañó el hipotético descanso dominical. De todos modos, durante la Clandestine, varios puntos eran los encargados de mojar con agua en todo momento al público.

Un Pendulum que no bajó la guardia ni un solo instante. Casi dos horas de una lección de cómo hacer las cosas bien. Hubiera flipado mucho más en colores si el momento de ayer hubiera sucedido hace 10 años, pero de cualquiera de las maneras, aluciné. Iniciando su set con “Tarantula”, y pasando por algunas de las melodías más famosas de Pendulum, también se permitió introducir a Prodigy entre otros. Sin parar, un no parar, NON STOP, parecía insaciable.

Después de hacer una parada para reponer fuerzas, era el turno de volver al recinto situado en el camping MalvarrosaParece que Full siguen haciéndose nombre poco a poco. No pretendo ni quiero comparar, no voy a hacerlo. Solo diré que estas carreras que se afianzan granito a granito, pero con pasos firmes, nos recuerdan a otros triunfos. Esta es si cabe una buena comparación, una de camino estable tras el duro esfuerzo. Aunque fuera poquito, me faltó algo de gas, quizás sea cosa del domingo. En el público cantaron “Alabama”, “Distintos” o “Aullando” como si ya fueran sus propios himmos.

Full / Abel Gimeno Fotografía

Izal se han recorrido un par de veces la península en los últimos años. Bueno, eso,  y México, donde piden su vuelta y apenas hace unas semanas que se han marchado. La mujer de verde debe de estar bastante orgullosa de estos cinco que hacen una fiesta de las gordas cada uno de sus conciertos; el Escenario Hawkersles esperaba repleto. Algunos no se explican muy bien el quidde su esencia, pero otros la verdad es que sabemos disfrutar de lo que otros tachan. Es tan fácil como abogar que en la variedad está el gusto, pero es que parece que haya una lista de bandas a las que criticar, a Izal los quieres o los odias. Abriendo con “Copacabana” (Barry Manilow, ¿dónde estás?) y con un medley que condensa “Oro y Humo”, “28 horas” o “Palos de ciego”, utilizaron su arsenal de canciones. Esas que en tan solo tres discos han conseguido un séquito de fieles que pueden ver a la banda una, y otra, y otra vez. Terminando con “El baile” me esperaba los fuegos artificiales con los que nos sorprendieron en Les Arts, pero parece que la pirotecnia estaba guardada para otro.

Izal / Jota Martínez Fotografía

La melena de Carlos Sadness lleva paseándose por las noches del Arenal Sound cuatro años ya. En realidad podríamos decir días y/o noches, porque al cantante e ilustrador lo suelen programar para esas horas en que tocar supone sudar la gota gorda. Con unos looks de banda que me recordaron a la línea Crystal Fighters, regalaron para todo aquel que abarrotaba el Escenario Negrita, un concierto alegre y mucho más dulce de que lo que Sadness suele ser. Parece que esta “Idea Salvaje” tiene cada vez más seguidores, esos mismos que se daban algún que otro empujón por una primera fila.

Bueno, y ahora viene cuando yo me quito el sombrero, me lo pongo, me lo quito y vuelvo a proceder tantas veces como hagan falta. The Hives fueron sin duda el gran espectáculo de ayer, INCREÍBLES. Enfundados en sus trajes mitad blancos, mitad negros, protagonizaron un concierto que mostraba las grandes pautas para el éxito (al menos a principios de los 2000). Actitud, fuerza musical, y un ninja que hacía las veces de backliner, mientras todo el público levantaba polvaredas de humo al ritmo los Hives.

The Hives / Foto: Arenal Sound

La Gran Pegatina por fin han visto su deseo de tocar en el escenario “grande” del Arenal Sound cumplido. Un concierto que no ha faltado en ninguna edición del festival (que yo recuerde), y que se merecía el bombo del escenario principal. Yo que no soy gran fan de ellos, me limité a escuchar y ver el espectáculo desde la barrera del VIP, observando como un Arenal hasta la bandera, bailaba durante dos horas sin parar ni un instante con la gran orquesta levantina.

La Gran Pegatina / Abel Gimeno Fotografía

Entonces se desató para mí el drama, Steve Aoki, tú fuiste el culpable… ¿Dónde estaba yo anoche cuando todo el mundo parecía disfrutar de la fiesta del año? ¿Seré la única que estaba continuamente preguntándose qué coño estaba haciendo el dj? Estaba allí, pero supongo que no conseguí interiorizar lo que el showman tenía preparado. Desde un primer momento necesité más volumen, mucho más volumen, cosa que nunca sucedió. Un set lleno de “temazos” de los que a mi parecer Aoki abusó, eché de menos esa marca que le acompañaba hace ahora unos 7 años, cuando todavía no abusaba de las tartas y el champange. A pesar de incluir a Nirvana, Calvin Harris o incluso ese mítico “Freed from Desire” de Gala, no terminé de hermanarme ayer con el gran nombre de la jornada. Si pinchas lo que pueden pinchar todos, para mi dejaste de ser especial hace un tiempo, querido Steve Aoki.

Steve Aoki / Abel Gimeno Fotografía

Y así de cierran para mi cuatro jornadas de Arenal Sound completo y diferente. En el que creo que el tema de las ubicaciones ha sido un flaco favor, ¿quizás un acierto fortuito? Parece que con esta decisión final, el público del Beach Clubal que mucha de la programación musical del festival se la pelaba, ha podido disfrutar de un espacio más propio, sin mezclar las prioridades por las que vienes a un festival. Y bueno, al final, estoy viva, ahora queda preguntar, ¿qué pasará el año que viene?

Portada: Kaiser Chiefs / Portada: Nerea Coll

 

 

 

arenal portadaaaaaaa 940

ARENAL SOUND 2016: CRÓNICA JUEVES

Texto: Carla Sifer

Ya es agosto, hace un calor de cojones, aunque no iba a ser para menos. Venga, el coche ya está a punto para salir de Ciudad Palmera con destino Burriana. Este año seré la corresponsal más indie de todo byTHEFEST, lo comprobaréis en los siguientes párrafos. Cuatro jornadas de Arenal Sound me esperan, ¿sobreviviré a esta nueva aventura? Soy una valiente, sobrina de Thor, mitad mujer mitad cyborg, la pesadilla de Sarah Connor.

Después de dejar mis cosas en mi piso franco me dirijo al recinto del festival para recoger la acredita y beberme dos litros de agua para reponer líquido elemento. Ya estoy un poco mayor, y los años pasan factura, lo del camping quedó en el pasado para mi, tengo muy buenos recuerdos, pero aprecio mi vida.

Al concierto de La Raíz llegué casi acabado. La masa se movía de un costado a otro del escenario principal, para demostrar que las horas, si gusta, no importan. Reivindicación, protestas y patrias.

Arenal Sound / La Raiz

Mi inicio en este Arenal Sound quedó musicalmente bautizado por Fuel Fandango. Con nuevo trabajo en este 2016, la banda de Nita y Ale Acosta siempre nos asegura espectáculo, fusión y pasión. Parece que “Aurora, además de ser su tercer trabajo, es la prueba de que Fuel Fandango son una marca auténtica y única.Los bailes de Nita hipnotizan a cualquiera que estuviera mirando al escenario. Era evidente que el público iba a enloquecer con “Salvaje” y “New Life”, canciones casi posesivas, rudas y fuertes, un gustazo. Una fusión de sonidos que hasta yo misma dancé. Después lo hablé con Ernesto de Pink; “Oye, que chulo ha estado el bolo“.Me encantan esos conciertos que me sacan de mi zona de confort,  ayer Fuel Fandango me dejaron felizmente fuera de juego. Por cierto, yo en otra vida me casaré con Nita, poco a poco comprobaréis mis tendencias musico-lesbicas.

Fuel Fandango / Abel Gimeno Fotografía

He de admitir que nunca he sido una gran fan de Love of Lesbian, pero también admito que en sus conciertos me meto en el papel de cualquier John Boyque se precie. El típico comentario cada vez que los lesbianos estrenan nuevo trabajo es que no se parece a lo anterior… ¿Quién ha estipulado que lo nuevo tenga que ser como lo pasado?¿QUIÉN? Si algo consiguen Santi Balmes y los suyos es hacer lo que les da la gana y ser amados. Imágenes e improntas en el escenario que aumentan esa emoción que muchas canciones de LOL generan. Más allá de contenerse con el nuevo disco, la banda regaló un set de lo más completo que sostuvo “1999”, “Algunas plantas” o “Incendios de nieve”.

Arenal Sound / Love of Lesbian

Crystal Fighters: ellos y algunos otros son fiesta real y palpable. Todos y cada uno de los conciertos que he vivido de la banda son como un viaje de fin de curso eterno; alegría y felicidad. Sabía con toda seguridad que su bolo en este Arenal no iba a ser para menos. Desde arriba del escenario se podía ver como el “mogollón” danzaba y saltaba como si fuera el fin del mundo. “At Home”, “Plage” o la posesiva “I Love London”. Un público que parece haberse enamorado de la banda, que haga lo que haga es vitoreada. Eso sí, en esta ocasión, como en tantas otras, estuvieron a la altura.

Crystal Fighters / Nerea Coll Photography

A los catalanes Yall los sigo desde hace unos años. Cuando mi vida estaba en Barcelona y los conocí con sus 16 pantallas de televisiónapiladas como formato para sus visuales. Ahora todo eso ha cambiado, pero la esencia de Yall sigue siendo la misma. El petardazo de “Hundred Miles” es real, lo dicen las reproducciones en YouTube, las capturas de melodías en Shazam y las escuchas en Spotify. El trío consiguió mantener el ambiente con un “temazo” tras otro en el Escenario Negrita.

Mi romance con Vitalic empezó al mismo tiempo que con el Jägermeister. Cuando antes de salir de fiesta me ponía “My Friend Dario”para motivarme, aunque con veintipocos tampoco hace falta motivarse mucho.  De anoche poco se pudo sacar, y no es que yo sea propensa a quejarme, pero sorpresa hubo poca. Eché de menos el hard-techno del que presumió en un pasado. Una sesión bastante lineal que agradó o simplemente sostuvo a los que ya estaban allí porque tocaba.

Arenal Sound / Vitalic

Vicetone son el típico nombre que encuentras en el cartel del Arenal Sound, pero no en mucho más del panorama nacional (por no decir en ninguno). Uno de los nombres de la jornada para la chiquillería, pero también patrocinador de momentos de fiesta para el targetmás electrónico de público del AS. A mi personalmente me aportó poco, lo justo y meramente necesario.

Y después migré a casa, la playa esperará para mi hasta una o dos jornadas más, que creo que allí se me ha perdido poco. Descansen comadrejas, que este Arenal, da para mucho.

Portada: Jota Martínez Fotografía

ROBERT PLANT

EL FESTIVAL CRUÏLLA PRESENTA EL CARTEL DE SU SÉPTIMA EDICIÓN

El Cruïllla, que celebrará en el Parc del Fòrum de Barcelona el 8,9 y 10 de julio de 2016, acaba de presentar el cartel de su 7ª edición, incorporando a Robert Plant (en la foto) & The Sensational Space Shifters, Cat Power, Skunk Anansie, Crystal Fighters, Calexico, Digitalism, Rudimental, Bomba Estéreo, Elefantes, Xoel López, Chambao, Snarky Puppy, Esperanza Spalding, Ramon Mirabent, Animal y Adrià Puntí.

En el cartel del Cruïlla 2016 ya había tres importantes artistas nacionales:Alabama ShakesDamien Rice, Bunbury Love of Lesbian091, Vetusta MorlaFermín Muguruza New Orleans Basque OrkestraAnita Tijoux y Zoo

ENTREVISTA A 091

ASÍ TE CONTAMOS EL CRUÏLLA 2015

trafalgar_festival_portada_newsletter_noweb

CRYSTAL FIGHTERS, BUZZCOCKS Y SLEAFORD MODS ENTRE LAS PRIMERAS CONFIRMACIONES DEL TRAFALGAR FESTIVAL

La cantidad y calidad de festivales en Andalucía sigue creciendo. El festival Territorios Sevilla anuncia la creación de un nuevo “festival hermano” llamado Trafalgar Festival – Faro de Tendencias.

El Trafalgar Festival se presenta como una propuesta cultural en la que la música en directo, el deporte al aire libre, la gastronomía y el arte local se entremezclan para configurar un auténtico crisol de tendencias, todo ello para desconectar en comunión con la naturaleza y la sostenibilidad de una zona protegida como es Caños de Meca (Barbate). La cita tendrá lugar los días 24 y 25 de junio de este año.

Los Caños de Meca y su Cabo de Trafalgar, en la Costa de la Luz, forman parte de un largo litoral de playas protegidas en uno de los entornos más bellos, salvajes y respetuosos con el medio ambiente de nuestra costa. Tomando como punto de partida esta zona conocida internacionalmente por su belleza y riqueza nativas, la cita contará con un cartel de bandas nacionales e internacionales de primer nivel, siguiendo una línea editorial donde primará la calidad del directo. De momento podemos anunciar algunos nombres. La lista de primeros confirmados para que te animes a venir es la siguiente:

Crystal Fighters, Buzzcocks, Sleaford Mods, Everything Everything, Corizonzas, Circa Waves, Neuman, Pájaro, Damien Jurado, El Guincho, Beardyman, Ten Fé y Monsieur Adi.

Aunque uno de los atractivos añadidos a este nuevo evento (signo distintivo de Trafalgar Festival) serán las actividades paralelas que se sumarán a lo puramente musical y se desarrollarán en diversos puntos de Caños de Meca y Barbate. El festival nace así junto al faro de Trafalgar como una propuesta multidisciplinar dentro de un entorno que convertirá la asistencia del público en una auténtica oportunidad de vivir una experiencia única.

La zona protegida del Parque Natural de La Breña, Caños de Meca y Zahora en la que se sitúa nuestro recinto es una zona preservada que ha promovido un sector de hostelería sostenible y que cuenta con suficiente disponibilidad de alojamientos de todos los tipos y precios (lugares cercanos al festival y a las magníficas playas de la zona). Las poblaciones de Caños de Meca y Zahora disponen de camping, hoteles, hostales, casas rurales y alojamientos privados de alquiler desde los que podrás acceder al recinto caminando.

Se podrán encontrar las mejores ofertas con todas las garantías “Best Service” en booking.com, líder mundial en reservas de alojamiento online y Empresa Colaboradora del Festival, donde se podrá ajustar la búsqueda a tu medida y dentro de  la zona “conectada al festival”.

Por otro lado, el festival anuncia que las distintas poblaciones de la franja costera más cercana estarán enlazadas con el recinto del Festival mediante una lanzadera gratuita para los portadores de abonos durante los días 24 y 25 de junio. Funcionará en horarios que permitirán acceder desde el arranque a las 18 h hasta el regreso, conectando con la parada de origen tras el cierre a las 6 de la mañana. La zona geográfica de influencia de Trafalgar Festival donde podrás alojarte estará cubierta así por la lanzadera Trafalgar Bus, que se extenderá desde Caños de Meca y Barbate hasta Chiclana, Conil, Vejer de la Frontera y Zahara de los Atunes.

También se están preparando varias propuestas en colaboración con equipos de la zona para ofrecer al público y a los visitantes diferentes alternativas con las que sacar el máximo jugo de este lugar mágico. Se trata concretamente de una oferta de actividades paralelas (Off Festival) para todos los gustos que estarán funcionando desde el 21 hasta el 28 de junio: running, surf, kitesurf, windsurf, padel-surf, submarinismo, rutas a caballo, senderismo, kayak, rutas en bici, carreras de obstáculos… En pocas palabras: una manera de desconectar durante toda la semana, más allá de los dos días de Festival.

Pronto tendremos más información sobre las siguientes confirmaciones del cartel, las actividades paralelas y todo lo necesario para que vayas organizando tu estancia en Trafalgar Festival.

La oferta de lanzamiento para los 2.000 primeros abonos de dos días (Viernes 24 y Sábado 25 de junio) es de 30€ ( + gastos de distribución). La venta arrancará el próximo martes 9 a las 12 h en www.trafalgarfestival.com , www.ticketea.com y www.entradas.com

cabecera crystal

CRYSTAL FIGHTERS Y ESTEVE AOKI NUEVOS CABEZAS DE CARTEL DEL ARENAL SOUND 2016

El festival Arenal Sound, que tendrá lugar del 4 al 7 de agosto en la playa El Arenal de Burriana, sigue sumando nombres para su séptima edición. En esta ocasión son dos de los platos fuertes los que se incorporan, Crystal Fighters y Steve Aoki, que comparten cartel con artistas como Two Door Cinema Club, The 1975, Crystal Castles, Kodaline, Vitalic, Miami Horror, Love of Lesbian, Izal o La Pegatina entre otros.

La banda Crystal Fighters regresa al festival tras haber anunciado que en 2016 publicarán su esperado nuevo disco. Es una de las formaciones más demandadas por el público de Arenal Sound y no podían faltar presentando algunas de sus nuevas canciones y aquellas que ya conocemos y bailaremos todos como “Follow”, “I Love London” o “Love Natural”; El famoso DJ Steve Aoki también vuelve al festival más multitudinario del verano tras su exitoso paso por Burriana en 2013. Esta vez, uno de los DJs más comerciales del mundo, lo hace presentando su último disco “Neon Future Odyssey” para el que se ha rodeado de colaboraciones tan importantes como Linkin Park, Fall Out Boy o Will.i.am.

Una semana de buenas noticias tras el regreso al recinto de la playa comunicado este pasado lunes. Los asistentes disfrutarán de los increíbles amaneceres del Beach Club, del Pool Stage, de las fiestas en Barco y de un cartel que seguirá creciendo en los próximos días con más artistas nacionales e internacionales.

ASÍ TE CONTAMOS EL ARENAL SOUND 2015

POKEY LAFARGE slider MusicSnapper

ASÍ TE CONTAMOS EL BIME LIVE 2015

VIERNES

Con una asistencia cercana a los diez mil espectadores comenzó ayer la tercera edición del BIME, con el exquisito teatro por el que desfilaron Benjamin ClementineIron & Wine y Matthew E. White robando protagonismo a unos cabezas de cartel, Crystal Fighters, cargados de pirotecnia.

BIME Pro

Antes de la primera jornada del BIME Live, Bizkaia International Music Experience, se desarrolló el BIME Pro, jornadas profesionales dedicadas al sector musical como industria y enfocada principalmente al ámbito europeo, aunque con cada vez mayor presencia latinoamericana.

Unos encuentros en los que directores de festivales, promotores, artistas y todo  tipo de empresas tecnológicas debaten sobre el presente y el futuro del sector. Además de ponencias, coloquios y reuniones, desarrolladas del 28 al 30 de octubre, el Bime Pro se ha acompañado de interesantísimos showcases en los principales escenarios de Bilbao -veinte bandas de diez países en el Azkena, Kafe Antzokia…- así como de eventos paralelos como el Startup Summit y el Hackday.

La primera, Startup Summit, es la plataforma donde cada startup presenta su proyecto ante una audiencia especializada (instituciones, inversores y empresas del sector) que podría ayudar al proyecto al siguiente nivel. La cita se plantea a modo de concurso, con un premio gordo de 3.000 euros para la startup más interesante y otro especial para el Liderazgo Femenino al Emprendimiento.

La segunda, Hackday, es un divertido encuentro tecnológico con el Hackathon como eje central, en el cual los participantes tendrán que desarrollar un proyecto en tan solo 24 horas, con la ayuda de sus equipos tecnológicos, una impresora 3D y relojes inteligentes Peeble.

Viernes / Foto: RhythmAndPhotos

BIME Live

Tanto el BIME Pro como el Live se desarrolla en el BEC, Bilbao Exhibition Center, mastodóntica mole cuasi infinito, un no lugar erigido en Barakaldo -quien puja ahora por recuperar su nombre- para sustituir la antigua feria de muestras de Bilbao, demolida para la construcción del nuevo San Mamés. Un continente que tiene como principal usuaria la Bienal de Máquina Herramienta y que además de partidos de basquet celebra conciertos como los de AC/DC, Elton John o el primero, el de Bryan Adams, celebrado hace ya diez años, en el 2005.

El BIME Live ocupa uno de sus pabellones, con un espacio principal en el que se ubican los dos escenarios principales uno casi al lado del otro pero en forma de v invertida, mientras que el pabellón con graderío acoge lo que el festival ha tenido a bien llamar escenario Teatro, más recogido y sosegado. Por el camino se ha quedado, desafortunadamente, un cuarto escenario que en sus dos primeras ediciones dio cobijo exclusivamente a bandas vascas, sirviendo de escaparate para la escena local. ¿Cuestión de presupuesto?

Mamba Beat / Foto: MusicSnapper

De la quema se salvó ayer Mamba Beat, remozado cuarteto bilbaíno con cuatro trabajos editados, encargado ayer de abrir fuego con electrónica y una única premisa, el baile. Tras ellos se batieron en duelo Darwin Deez y Gaspard Royant, situación que se repetiría una y otra vez a lo largo de la noche. Siempre que se solaparan actuaciones, nos decantamos por las del Teatro, más íntimas y reposadas.

Por lo tanto dejamos atrás al neoyorquino de jersey deshilachado, sonriendo y con los brazos abiertos en su constelación, para lanzarnos en los del crooner francés -país invitado del BIME este año-. Ataviado con una americana blanca, enérgico y elegante, Royant nos trasnportó a los primeros tiempos del rock´n´roll, aquel tan excitante del cuatro por cuatro -“I wanna be cool like Marty McFly” canta-.  Enérgico y elegante, le sobró tiempo para pasearse entre el público mientras cantaba “All is truth”.

Gaspard Royant / Foto: MusicSnapper

De quinteto a trío con Zola Jesus. La artista de origen eslavo, con un vestido ¿tipo saco? y el cabello escondiendo su cara, trató de entrar en calor sin parar de un lado a otro del escenario, llegando incluso a saltar entre el público. A pesar de ello, y del trombón de uno de sus acompañantes, la actuación resultó un tanto fría y oscura, al igual que su impasible público. Tan solo se lograron destellos de luz con su voz folky en melodías como “Sea Talk”.

Zola Jesus / Foto: RhythmAndPhotos

Hipnotizados con Benjamin Clementine renunciamos a escuchar a Everything Everything y tras parecernos la entrada de Los Planetas un tanto deslavazada, con los de Granada nos tomamos el descanso del bocadillo. A lo lejos, parece sonar “Santos que yo te pinté” (¿o no?), Dios nos perdone.

En tres ediciones el BIME ha simplificado el emplazamiento de sus escenarios y el acceso a ellos resulta cómodo y práctico -hasta han habilitado zona de camping en uno de los pabellones-, pero con aspecto de hangar industrial, el lugar resulta frío y no abraza. Las fechas obligan a cobijarse bajo techo, aunque conociendo la espléndida temperatura de este último octubre en Euskadi bien podría haberse celebrado al aire libre, como el Bilbao BBK Live.

Benjamin Clementine / Foto: RhythmAndPhotos

El otro gran festival vizcaíno, organizado también por Last Tour International, presenta en su cartel a bandas ya consagradas como principal reclamo, mientras que el BIME, también ecléctico y escorado al pop anglosajón, invita a bandas un tanto emergentes, al menos son casi todas del mismo milenio, permitiéndose tomar algún que otro riesgo. Por el contrario, no predomina el público adolescente o juvenil, y sí uno mucho más maduro, aparentando mantenerse lozano.

Stereophonics, a pesar de temas como “Dakota”, no suenan todo lo limpio que debieran y nos resultan… un tanto anodinos. The Go Team! suenan peor y tan solo nos convence en actitud. Su energía es encomiable, los cambios de formación son continuos, el vestido plateado deslumbra y la clase de aerobic resulta revitalizadora. Pero como decía el anuncio, potencia sin control…

Stereophonics / Foto: RhythmAndPhotos

A doble batería el sexteto de Brighton, a pesar de todo, logró meter una marcha más al festival, a punto de desparramarse con Crystal Fighters. La amalgama de sonidos que mezclan los londinenses es, a priori, difícil de entender pero… ¡vaya si funciona en directo! Tras tocar la txalaparta (percusión vasca) de manera más ortodoxa que en visitas anteriores, saludar en euskera y mostrar la ikurriña, el sexteto abrió cómo no con “Solar System” -donde claman “País Vasco to San Francisco, all the girls my casiotone”-, y para cuando cerraron con “Xtatic Truth” abandonábamos el recinto -el disc jockey Javi Green clausuró la jornada-. Ávido de fiesta, el público jaleó y botó temas como “Love is All I Got” -cuyos teclados remiten al “Get Lucky” de Daft Punk, o viceversa-. Repuestos del fallecimiento del su batería Andrea Marongiu -el italiano murió el septiembre del pasado año-  sonaron más contundentes y menos acústicos que antaño, más ásperos y menos folkies, en un show en el que no faltaron fuegos de artificio.

Crystal Fighters / Foto: RhythmAndPhotos

Teatro

Con Crystal Fighters finalizó nuestro periplo de ayer en el BEC, del que hemos querido dejar para el final lo mejor. El trío de artistas reguarnecido en el teatro, lejos de la algarabía de los escenarios principales: Benjamin ClementineIron & Wine y Matthew E. White; arrebatador aquel, cercano ese y envolvente este.

Abrigado con un gabán azul marino y apoyado en un taburete bermellón para tocar un piano de cola, el singular vocalista londinense comenzó con “Gone” en solitario y creció en temas como “Cornerstone” junto al batería Alexis Bossard -¡qué pegada!-, con abrigo gris este último y descalzos ambos. En apenas veinte minutos puso de pie el auditorio en su primera ovación, y en un hora recitó, susurró y canto, con aire melancólico y mucha luz, ¡vaya si cantó!. Hubo tiempo hasta para un solo de batería y para volver a tocar una más tras la conclusión con “I Won´t Complain”; pues dijo “Adiós” cuando él lo decidió.

Iron & Wine / Foto: MusicSnapper

Más risueño que Clementine se presentó Sam Beam, aka Iron & Wine, también en solitario, de principio a final. ¡“Everyone´s Summer of `95”!, ¡“Carousel”!… gritó el respetable cuando el barbudo, nada más salir a escena, preguntó: “¿Qué queréis que toque?”. El suyo fue un concierto evocador, delicado y exquisito, acústico y de sonoridad folk, en el que no paró de maldecir a las dos guitarras que se resistían a ser afinadas, mientras que a la par se congratulaba de la cálida recibida que tuvo. Pero… al final, ¿cuáles tocó? “Fever dream”, “Such Great Heights”…

De madrugada ya, arropado por una excelente banda, no desmereció Matthew E. White en un recinto del que no apetecía salir ayer. Presentando “Fresh Blood”, supo controlar los tempos de una actuación que fue a más y en la que destacó su aterciopelada y envolvente voz. ¡“Rock & Roll Is Cold” dice el tío!

Matthew E. White / Foto: RhythmAndPhotos

Tras aglutinar en torno a 9.400 espectadores en su primer día -cifra similar a la edición anterior y algo superior al de la primera-, en la segunda y última jornada del BIME Live, el festival contará con artistas como KaakkmaddafakkaNudozurdo o la irrupción de Imagine Dragons por vez primera en tierras vascas; todas ellas actuaron ayer en el Madrid Live. Aún nadie ha celebrado Halloween en el festival; veremos hoy.

SÁBADO

23.000 espectadores han pasado por el BEC en la tercera edición de BIME Live, según la promotora Last Tour international, cifra que supera las 20.000 logradas el pasado verano, gracias en parte a que la asistencia de ayer sábado fue bastante superior a la del día anterior, debido al tirón de Imagine Dragons. El poder de atracción de la banda americana es tan grande como la puesta en escena de bandas más pequeñas como NudozurdoSavages o Michel Kiwanuka.

La inusualmente agradable temperatura no invitada a adentrarse en el monstruo del BEC, por  lo que, aunque ya hubiera oscurecido, poco público presenciara el directo del animoso trío Astronautalis, cuyo paso por el BIME Live resultó intrascendente. Con menos energía y más velocidad Pokey LaFarge convencía a la asistencia del escenario Teatro. El estadounidense finalizaba en Bizkaia una gira de 22 fechas en once países, acompañado de un septeto multi-instrumentista vestido como para la fiebre del oro, con vientos (saxofones y trompetas), banjos, harmónicas y kazoo. Reproducen sonidos ragtime o country blues bebiendo del pasado y remitiendo al western, más adecuado para bailar que para escucharlo en aquel auditorio. Presentó “Something in the water” y gustó especialmente en el vivaz tema “Lala blues”, donde sobresalió el harmonicista barrenador. Por lo demás, la voz de LaFarge sonaba excesivamente alta.

Pokey Lafarge / Foto: MusicSnapper

El bolo del estadounidense coincidía con el de Nudozurdo. En lo poco que pudimos escucharnos nos pareció una de las propuestas más sólidas de la jornada. Con buen sonido e intensidad, abrieron  con “El  diablo ha sido bueno conmigo” y apabullaron presentando “Rojo es peligro” ante un público entregado en las primeras filas. No en vano, su bajista, de Gernika, tocaba en casa. Demoledores.

Nudozurdo / Foto: RhythmAndPhotos

Fueron ayer muchas las bandas que no pudimos escuchar a set completo, al primar dar cuenta mínimamente de la mayoría de ellas, por lo que concluimos nuestro periplo por el BIME con el regusto amargo que deja el no poder apreciar la evolución de un directo de principio a fin, cómo desarrolla su propuesta cada banda desde la primera nota al estallido final. No es este el caso de Savages, cuya actuación en el segundo escenario no se solapó con ninguna otra.

Savages / Foto: RhythmAndPhotos

Con un sonido atroz, Savages, próximo a lanzar “Adore Life”, nos hizo torcer el gesto al principio y abrir la boca al final. Tenso y excitante el directo del cuarteto femenino londinense, donde la frontman francesa Jehnny Beth no dejó prisioneros. Actitud punk y un alegato final en perfecto castellano: “No dejéis que los cabrones os jodan!”.

De la furia a la calma, del pabellón al auditorio. Esta es otra de las constantes del festival, posibilitado por la inclusión de un Teatro con graderío que nos tiene fascinados. Allá nos esperaba Villagers, banda folk irlandesa comandada por la delicada voz de Conor O’Brien. Nuestra llegada coincidió con “Hot Scary Summer”, que dedica a Nicolás y Lidia, dos niños que asisten atónitos en primera fila. Quizá resulte un tanto meloso y plano, pero la recogida audiencia pareció maravillada.

Villagers / Foto: MusicSnapper

De la paz al alboroto, suena “Algo que sirva como luz” de Supersubmarina. Nadan en aguas más profundas que los irlandeses, por el público que congregan se nota que son una de las bandas más reclamadas de la jornada. Y una de las que más lejos sentimos, junto a Imagine Dragons. Es por ello por lo que, a pesar de que son los directos más esperados, aprovechamos ambas actuaciones para salsear por el resto de “atracciones” del BIME.

Supersubmarina / Foto: RhythmAndPhotos

Si el viernes Movember llegó al BIME por medio de dos barberos acudieron en Harley Davidson al BEC para acicalar a todo aquel que lo quisiera -bigotes ellos y peinados ellas-, ayer sábado el protagonismo se lo llevó Halloween. Un set de maquillaje acicaló a todo aquel que no presentaba disfraz desde casa. También en las bandas se pudo ver alguno -esa batería gata de Sallie Ford-, y muchos artistas hicieron referencia a la noche de Halloween.

En nuestro periplo, aprovechamos también para tumbarnos a la bartola en la hamacas que una marca comercial de bebidas alcohólicas ha tenido a bien alinear en un rincón del recinto, ante una pantalla por la que desfilan imágenes sugerentes y videoclips que escuchamos mediante unos aparatosos auriculares luminiscentes. ¡Qué paz, oigan!

Para cuando abrimos los ojos Imagine Dragons, quienes abusaban de todos los trucos típicos, soltaron todo el confetti. Nos sobraron tics como absurdos solos de guitarra, pero admitámoslo, la banda invita al optimismo en “Shots” o “On Top of theWorld”, donde parecen sentirse; el éxtasis fue casi total. Hoy sí, el público adolescente -muchos acuden únicamente por ellos-, se hizo notar mientras algunos padres esperaban en los pasillos del BEC. ¡Hay! Qué viejitos estamos ya.

Cuando el cuarteto de Las Vegas -quinteto en directo- abandona las tablas y su apabullante juego de luces se apaga, muchos hacen lo propio en una pequeña estampida.

Imagine Dragons / Foto: MusicSnapper

Antes que la banda con mayor reclamo del cartel, solaparon su actuación Richard Ashcroft y Michael Kiwanuka. Erramos al decantarnos por el británico, primando sus galones, pues el cuarto de hora final de la actuación de Kiwanuka nos parecieron suficientes para catalogarlos como lo mejor de jornada. El poderosísimo cuarteto soul de pelo afro (mención aparte el fabuloso batería), presentaba en el BEC “Home Again”.

Richard Ashcroft, por su parte, se presentó en solitario ante miles de personas -declarando “ser la música”- rapado y parapetado tras unas gafas oscuras de aviador, cual militarote. Sin excesivos alardes como guitarrista y justito para dar tanto protagonismo a la voz. En acústico toco temas recordados como “Space and Time”, “Lucky Man”, “History & Sonnet” o “Drugs Don´t Work” y “Simple song”. Tiene tablas y lideró The Verve; eso lo salvó. Sí Richard, sí, podemos sentir lo que estás cantando.

Michael Kiwanuka / Foto: RhythmAndPhotos

Veraniega y festiva, Kakkmaddafakka actuó tan preocupada por agradar como Imagine Dragons y su actuación nos resultó anodina. La de L.A. nos la perdimos al optar por Sallie Ford. La garagera Ford presentó en trío, sin alardes pero con solvencia, el enérgico “Slap Back”, acompañada por Amanda Spring (a la batería) y Anita Lee Elliott (fantástica al bajo). “Coulda Been” cerró su entretenido set.

Sallie Ford / Foto: MusicSnapper

No muchos aguantaron hasta la irrupción en escena de Chk, Chk, Chk, en torno a las tres de la madrugada; se perdieron lo mejor. !!!, la catártica banda neoyorquina del espasmódico Nic Offer es imparable en directo. El frontman no se vistió de largo ni siquiera cuando lo acompañó a la voz la elegante e hiperhuracanada Shannon Funchess. Sonó “As If” y lo bailamos irremediablemente.

De Nathan Fake no tenemos noticias, pues para cuando saltó a escena estábamos esperando el metro. Gente desparramada por el suelo de la estación de Ansio a  las cuatro de la mañana, ¡toma Halloween!

Antes de la despedida de un BIME Live que ha presentado propuestas artísticas dispares y excitantes, que no se nos olvide comentar que, es la primera vez que en un macrofestival nos cachean de manera tan exhaustiva, tocándonos (literalmente) los cojones.

Portada: Pokey Lafarge /  Foto: MusicSnapper

 

 

GASPARD ROYANT MusicSnapper portada

BIME LIVE 2015: CRÓNICA VIERNES

Con una asistencia cercana a los diez mil espectadores comenzó ayer la tercera edición del BIME, con el exquisito teatro por el que desfilaron Benjamin Clementine, Iron & Wine y Matthew E. White robando protagonismo a unos cabezas de cartel, Crystal Fighters, cargados de pirotecnia.

BIME Pro

Antes de la primera jornada del BIME Live, Bizkaia International Music Experience, se desarrolló el BIME Pro, jornadas profesionales dedicadas al sector musical como industria y enfocada principalmente al ámbito europeo, aunque con cada vez mayor presencia latinoamericana.

Unos encuentros en los que directores de festivales, promotores, artistas y todo  tipo de empresas tecnológicas debaten sobre el presente y el futuro del sector. Además de ponencias, coloquios y reuniones, desarrolladas del 28 al 30 de octubre, el Bime Pro se ha acompañado de interesantísimos showcases en los principales escenarios de Bilbao -veinte bandas de diez países en el Azkena, Kafe Antzokia…- así como de eventos paralelos como el Startup Summit y el Hackday.

La primera, Startup Summit, es la plataforma donde cada startup presenta su proyecto ante una audiencia especializada (instituciones, inversores y empresas del sector) que podría ayudar al proyecto al siguiente nivel. La cita se plantea a modo de concurso, con un premio gordo de 3.000 euros para la startup más interesante y otro especial para el Liderazgo Femenino al Emprendimiento.

La segunda, Hackday, es un divertido encuentro tecnológico con el Hackathon como eje central, en el cual los participantes tendrán que desarrollar un proyecto en tan solo 24 horas, con la ayuda de sus equipos tecnológicos, una impresora 3D y relojes inteligentes Peeble.

Viernes / Foto: RhythmAndPhotos

BIME Live

Tanto el BIME Pro como el Live se desarrolla en el BEC, Bilbao Exhibition Center, mastodóntica mole cuasi infinito, un no lugar erigido en Barakaldo -quien puja ahora por recuperar su nombre- para sustituir la antigua feria de muestras de Bilbao, demolida para la construcción del nuevo San Mamés. Un continente que tiene como principal usuaria la Bienal de Máquina Herramienta y que además de partidos de basquet celebra conciertos como los de AC/DC, Elton John o el primero, el de Bryan Adams, celebrado hace ya diez años, en el 2005.

El BIME ocupa uno de sus pabellones, con un espacio principal en el que se ubican los dos escenarios principales uno casi al lado del otro pero en forma de v invertida, mientras que el pabellón con graderío acoge lo que el festival ha tenido a bien llamar escenario Teatro, más recogido y sosegado. Por el camino se ha quedado, desafortunadamente, un cuarto escenario que en sus dos primeras ediciones dio cobijo exclusivamente a bandas vascas, sirviendo de escaparate para la escena local. ¿Cuestión de presupuesto?

Mamba Beat / Foto: MusicSnapper

De la quema se salvó ayer Mamba Beat, remozado cuarteto bilbaíno con cuatro trabajos editados, encargado ayer de abrir fuego con electrónica y una única premisa, el baile. Tras ellos se batieron en duelo Darwin Deez y Gaspard Royant, situación que se repetiría una y otra vez a lo largo de la noche. Siempre que se solaparan actuaciones, nos decantamos por las del Teatro, más íntimas y reposadas.

Por lo tanto dejamos atrás al neoyorquino de jersey deshilachado, sonriendo y con los brazos abiertos en su constelación, para lanzarnos en los del crooner francés -país invitado del BIME este año-. Ataviado con una americana blanca, enérgico y elegante, Royant nos trasnportó a los primeros tiempos del rock´n´roll, aquel tan excitante del cuatro por cuatro -“I wanna be cool like Marty McFly” canta-.  Enérgico y elegante, le sobró tiempo para pasearse entre el público mientras cantaba “All is truth”.

Gaspard Royant / Foto: MusicSnapper

De quinteto a trío con Zola Jesus. La artista de origen eslavo, con un vestido ¿tipo saco? y el cabello escondiendo su cara, trató de entrar en calor sin parar de un lado a otro del escenario, llegando incluso a saltar entre el público. A pesar de ello, y del trombón de uno de sus acompañantes, la actuación resultó un tanto fría y oscura, al igual que su impasible público. Tan solo se lograron destellos de luz con su voz folky en melodías como “Sea Talk”.

Zola Jesus / Foto: RhythmAndPhotos

Hipnotizados con Benjamin Clementine renunciamos a escuchar a Everything Everything y tras parecernos la entrada de Los Planetas un tanto deslavazada, con los de Granada nos tomamos el descanso del bocadillo. A lo lejos, parece sonar “Santos que yo te pinté” (¿o no?), Dios nos perdone.

En tres ediciones el BIME ha simplificado el emplazamiento de sus escenarios y el acceso a ellos resulta cómodo y práctico -hasta han habilitado zona de camping en uno de los pabellones-, pero con aspecto de hangar industrial, el lugar resulta frío y no abraza. Las fechas obligan a cobijarse bajo techo, aunque conociendo la espléndida temperatura de este último octubre en Euskadi bien podría haberse celebrado al aire libre, como el Bilbao BBK Live.

Benjamin Clementine / Foto: RhythmAndPhotos

El otro gran festival vizcaíno, organizado también por Last Tour International, presenta en su cartel a bandas ya consagradas como principal reclamo, mientras que el BIME, también ecléctico y escorado al pop anglosajón, invita a bandas un tanto emergentes, al menos son casi todas del mismo milenio, permitiéndose tomar algún que otro riesgo. Por el contrario, no predomina el público adolescente o juvenil, y sí uno mucho más maduro, aparentando mantenerse lozano.

Stereophonics, a pesar de temas como “Dakota”, no suenan todo lo limpio que debieran y nos resultan… un tanto anodinos. The Go Team! suenan peor y tan solo nos convence en actitud. Su energía es encomiable, los cambios de formación son continuos, el vestido plateado deslumbra y la clase de aerobic resulta revitalizadora. Pero como decía el anuncio, potencia sin control…

Stereophonics / Foto: RhythmAndPhotos

A doble batería el sexteto de Brighton, a pesar de todo, logró meter una marcha más al festival, a punto de desparramarse con Crystal Fighters. La amalgama de sonidos que mezclan los londinenses es, a priori, difícil de entender pero… ¡vaya si funciona en directo! Tras tocar la txalaparta (percusión vasca) de manera más ortodoxa que en visitas anteriores, saludar en euskera y mostrar la ikurriña, el sexteto abrió cómo no con “Solar System” -donde claman “País Vasco to San Francisco, all the girls my casiotone”-, y para cuando cerraron con “Xtatic Truth” abandonábamos el recinto -el disc jockey Javi Green clausuró la jornada-. Ávido de fiesta, el público jaleó y botó temas como “Love is All I Got” -cuyos teclados remiten al “Get Lucky” de Daft Punk, o viceversa-. Repuestos del fallecimiento del su batería Andrea Marongiu -el italiano murió el septiembre del pasado año-  sonaron más contundentes y menos acústicos que antaño, más ásperos y menos folkies, en un show en el que no faltaron fuegos de artificio.

Crystal Fighters / Foto: RhythmAndPhotos

Teatro

Con Crystal Fighters finalizó nuestro periplo de ayer en el BEC, del que hemos querido dejar para el final lo mejor. El trío de artistas reguarnecido en el teatro, lejos de la algarabía de los escenarios principales: Benjamin Clementine, Iron & Wine y Matthew E. White; arrebatador aquel, cercano ese y envolvente este.

Abrigado con un gabán azul marino y apoyado en un taburete bermellón para tocar un piano de cola, el singular vocalista londinense comenzó con “Gone” en solitario y creció en temas como “Cornerstone” junto al batería Alexis Bossard -¡qué pegada!-, con abrigo gris este último y descalzos ambos. En apenas veinte minutos puso de pie el auditorio en su primera ovación, y en un hora recitó, susurró y canto, con aire melancólico y mucha luz, ¡vaya si cantó!. Hubo tiempo hasta para un solo de batería y para volver a tocar una más tras la conclusión con “I Won´t Complain”; pues dijo “Adiós” cuando él lo decidió.

Iron & Wine / Foto: MusicSnapper

Más risueño que Clementine se presentó Sam Beam, aka Iron & Wine, también en solitario, de principio a final. ¡“Everyone´s Summer of `95”!, ¡“Carousel”!… gritó el respetable cuando el barbudo, nada más salir a escena, preguntó: “¿Qué queréis que toque?”. El suyo fue un concierto evocador, delicado y exquisito, acústico y de sonoridad folk, en el que no paró de maldecir a las dos guitarras que se resistían a ser afinadas, mientras que a la par se congratulaba de la cálida recibida que tuvo. Pero… al final, ¿cuáles tocó? “Fever dream”, “Such Great Heights”…

De madrugada ya, arropado por una excelente banda, no desmereció Matthew E. White en un recinto del que no apetecía salir ayer. Presentando “Fresh Blood”, supo controlar los tempos de una actuación que fue a más y en la que destacó su aterciopelada y envolvente voz. ¡“Rock & Roll Is Cold” dice el tío!

Matthew E. White / Foto: RhythmAndPhotos

Tras aglutinar en torno a 9.400 espectadores en su primer día -cifra similar a la edición anterior y algo superior al de la primera-, en la segunda y última jornada del BIME Live, el festival contará con artistas como Kaakkmaddafakka, Nudozurdo o la irrupción de Imagine Dragons por vez primera en tierras vascas; todas ellas actuaron ayer en el Madrid Live. Aún nadie ha celebrado Halloween en el festival; veremos hoy.

bime 2015

EL BIME LIVE 2015 COMPLETA SU CARTEL

BIME Live completa el cartel de su tercera edición con las incorporaciones de Los Planetas, Crystal Fighters y Richard Ashcroft, entre otros grandes nombres que volverán a hacer de este festival una cita imprescindible en el calendario de otoño de los amantes de la música. Con el cartel cerrado, el festival se encuentra también en disposición de anunciar la distribución por días de todos los artistas que actuarán en directo el 30 y el 31 de octubre en el BEC! dentro de BIME Live.

Crystal Fighters, británicos con raíces vascas, llevan girando sin parar por todo el mundo desde 2010, primero con su álbum ‘Star of Love’ y después con ‘Cave Rave’. Esta banda, en cuyas actuaciones no faltan las guitarras eléctricas, los sintetizadores, las baterías y la txapalaparta, cuenta con un amplio catálogo de éxitos entre los que destacan temas como ‘You & I’, ‘Plage’ o ‘I Love London’, entre muchísimos otros. Su fusión de géneros musicales y unos potentes directos hacen de Crystal Fighters una de las propuestas más genuinas del panorama musical actual, lo que les convierte en los perfectos cabezas de cartel de la jornada del viernes en BIME Live.

Richard Ashcroft fue el vocalista de The Verve, formación de la que fue líder y compositor hasta que la banda se disolvió definitivamente en 2009. Con ellos, firmó temas tan potentes como ‘The Bittersweet Symphony’ o ‘The Drugs Don’t Work’. En el año 2000 lanzó ‘Alone with everybody’, su debut en solitario. A aquel disco, le han seguido otros tres y todos ellos han alcanzado puestos destacados en las listas británicas. Tras un tiempo alejado de los escenarios, Ashcroft anunciaba el pasado agosto su vuelta a los escenarios. Su actuación en el BIME Live se enmarca dentro de esta esperada vuelta.

Los Planetas son una referencia indiscutible de la música independiente. Su carrera comenzó en 1993 tras ganar un concurso de maquetas en Radio 3 y, un año después, los de Granada lanzaban ‘Super 8′, álbum que está considerado como uno de los mejores discos del rock en español. En abril de este año, tras más de un lustro sin publicar material nuevo, han presentado ‘Dobles fatigas’, un EP que sigue la estela marcada por sus álbumes más recientes. La banda de rock alternativo Stereophonics viene de Gales y se formaron en el año 1992, en plena efervescencia del brit-pop de los 90. Stereophonics, que cuentan con ocho discos en el mercado, acaban de lanzar el noveno, ‘Keep The Village Alive’, que salió a la venta el pasado 11 de septiembre y con el estreno, llega una nueva gira mundial con parada destacada en el BEC!

Savages es una banda post-punk londinense formada íntegramente por mujeres. Su música intensa y cargada de matices, la personal voz de Jehnny Beth, su vocalista, y las dosis perfectas de punk, rock y actitud hacen de Savages una de las propuestas más interesantes dentro de su estilo.  Zola Jesus es el nombre tras el que se esconde Nika Roza Danilova, una cantante y compositora norteamericana de ascendencia rusa que desde 2009 ha publicado cinco discos. La artista, que no le tiene miedo a ningún estilo y los ha tocado casi todos (rock experimental, synthpop, gótico o electrónica), cuenta con una base de fans cada vez más grande gracias a sus directos, ya que su cuidada puesta en escena no deja indiferente a nadie.

Todo aquel que ha visto en directo a los noruegos Kakkmaddafakka sabe que sus conciertos son auténticas fiestas en las que nunca se sabe qué puede pasar. Erlend Øye, su productor y miembro de bandas como Kings of Convenience y The Whitest Boy Alive, les define como “el grupo que todos necesitan en su baile de fin de curso”. Villagers es una banda de folk indie irlandesa que debutó en 2010 con su álbum ‘Becoming a Jackal’. Tanto este LP, como ‘{Awayland}’, su segundo álbum, contaron con una increíble acogida por parte de la crítica. El pasado abril,  lanzaban su tercer trabajo, ‘Darling Arithmetic’, un álbum eminentemente acústico que O’Brien grabó y mezcló en su propia casa. Sus composiciones cuidadas, la emotiva voz de su vocalista y sus delicados directos, hacen de Villagers una banda que no pasará desapercibida en la próxima edición del BIME Live. El cartel se completa con el DJ y productor bilbaíno, Javi Green, que ha sido artista residente en los clubs más importantes de Ibiza y ha pinchado en numerosos festivales.

El festival contará este año por primera vez con zona de acampada. Uno de los pabellones del BEC! será habilitado como camping. El pase al camping tendrá un coste de 6€ y podrá adquirirse tanto con el bono como con la entrada de día.

BIME 2015
PRO / LIVE / CITY / MARKET
BEC!

BIME LIVE
Viernes 30 y sábado 31 de octubre
 
Viernes 30 de octubre
CRYSTAL FIGHTERS
LOS PLANETAS
STEREOPHONICS
EVERYTHING EVERYTHING
THE GO! TEAM
MATTHEW E. WHITE
ZOLA JESUS
IRON AND WINE “Solo & Acoustic”
BENJAMIN CLEMENTINE
DARWIN DEEZ
GASPARD ROYANT
MAMBA BEAT 

 
Sábado 31 de octubre 
IMAGINE DRAGONS
RICHARD ASHCROFT
!!! (chk, chk, chk)
SUPERSUBMARINA
KAKKMADDAFAKKA
SAVAGES
MICHAEL KIWANUKA
POKEY LAFARGE
VILLAGERS
L.A.
NATHAN FAKE
SALLIE FORD
ASTRONAUTALIS
JAVI GREEN

Toda la información del BIME y las entradas a mejor precio en: http://bythefest.com/festivales/bime-live/