Entradas

getmad portada final

SOLO UNA SEMANA PARA QUE GETMAD! FESTIVAL ABRA SUS PUERTAS EN MALASAÑA CON THE ZOMBIES, JIM JONES & THE RIGHTEOUS MIND, KADAVAR, THE PARROTS Y MÁS DE 30 BANDAS

¡Solo una semana! La segunda edición de GetMAD! Festival llega a Malasaña el próximo viernes con más de 30 conciertos, rutas de comercios y bares, pinchadas a cargo de algunos de los artistas del festival e incluso un “radio live” en directo de la mano de El Sótano de Radio 3. Así, el underground del rock’n’roll y todos sus géneros aledaños inundarán Malasaña el viernes 26 y el sábado 27 de mayo.

La sala BUT recibirá a los míticos The Zombies, una de las formaciones en activo con más historia de la música popular gracias a clásicos como “Time Of The Season” o “She’s Not There”, pero también a la enésima y brillante reencarnación de Jim Jones –sus Righteous Mind- o a unos Atom Rhumba que vuelven este año de lo más profundo del underground para demostrar por qué son una de las bandas de querencias norteamericanas más admiradas del país.

Changó Live acogerá la programación más afilada y próxima al hard-rock y metal, con los berlineses Kadavar y su hard-rock con toques psicodélicos como uno de sus grandes reclamos. Los belgas Oathbreaker, que harán parada en GetMAD! en sala mediana dentro de una gira que les está llevando por grandes festivales de media Europa, o los suecos Horisont también estarán presentes en una sala cuyas entradas específicas están a punto de agotarse.

Las dos salas pequeñas del festival –Maravillas y Taboo- son también las más eclécticas y por las que pasarán nombres consolidadísimos –como unos Parrots que volverán en casa después de su extensa gira europea- pero también nuevos nombres nacionales e internacionales como The Goon Sax (AUS/pop), Dune Rats (AUS/punk-pop), Vulk (Bilbao/punk) o Tall Juan (USA/punk-power pop).

Para acceder a estos conciertos, la organización del festival tiene a la venta diversos tipos de entrada, con acceso a las diferentes salas del circuito. Las últimas unidades están a la venta desde 25€ en getmadfestival.es.

Además, GetMAD! cuenta en esta segunda edición con una potente actividad paralela de carácter gratuito. Junto a los comercios participantes en la ruta shopping y de comercio, los garitos más míticos de Malasaña –La Vía Láctea, Tupperware, Madklyn…- acogerán pinchadas a cargo de algunas de las bandas del festival: The Parrots, Froth, Tall Juan… Y el próximo viernes 26 El Paracaidista (C/La Palma, 10) acogerá la emisión en directo de El Sótano. El programa comandado por Diego RJ en Radio 3 contará con invitados especiales y 100% GetMAD!.

La pulsera del festival podrá recogerse a partir del martes a las 12:00 en la pop-up store que la organización abrirá en el número 14 de la calle Velarde, donde también se podrá disfrutar de una Estrella Damm de forma gratuita, participar en concursos y mucho más.

bule bule toga fest portada

CONOCE EL CARTEL DEL BULE BULE TOGA FEST 2017

La cuarta edición del Bule Bule Toga Fest se celebrará los próximos 29 y 30 de Septiembre en Tarragona.
Un total de 13 conciertos de rock’n’roll, garage, punk, r&b y surf, además de los mejores pinchadiscos de la escena, donde destacan nombres como Diego RJ (del programa El Sótano de RNE3), Juanito Wau o Jordi Duró entre otros.
El grueso del festival se celebrará en la Sala Zero, con 5 conciertos cada una de las noches, y pinchadiscos hasta cierre, remarcando la gran oferta internacional, con hasta 9 grupos venidos más allá de nuestras fronteras. Entre ellos podríamos destacar a dos británicos (los reyes del frat-rock, MFC Chicken; y, una de las leyendas del punk underground, The Crack); los californianos The Phantom Surfers con su música surf desenfrenada y los japoneses The Minnesota Voodoo Men con su beat anfetamínaco a la par que elegante.

La oferta nocturna la completarán dos bandas francesas  (Howlin Jaws y Les Lullies), otras dos británicas más  (Sir Bald Diddley & His Ripcurls y Oh!Gunquit), los gallegos Terbutalina y los madrileños Los Chicos.
Además de ello, en los toriles de la TAP (antigua plaza de toros), y durante el mediodía y la tarde del sábado 30 de Septiembre, se realizará el “TOGA Rock’n’Roll MARKET”, donde además de pinchadiscos y las actuaciones de los grupos Joe James & The Pariahs (Bristol) y Los Glurps! (Valencia), habrá foodtrucks, stands con ropa vintage, discos, cómics, etc. Será una actividad abierta a toda la ciudad.

Para estar al día de todas las novedades  (se espera alguna más) recomendamos visitar el facebook del festival.

 

King Khan 2 (inigo Amescua)

ASÍ TE CONTAMOS EL FUZZVILLE!!! 2015

VIERNES

Benidorm es una ciudad de extremos y contrastes. Reino del turismo low cost del Inserso y los británicos y alemanes menos exigentes, cuna de festivales tan opuestos como el Low Festival y el Funtastic Dracula Canival, casa de Maria Jesús y su acordeón o de la acróbata vaginal Sticky Vicky y desde este año también cuna y sede del Fuzzville!!! “la fiesta definitiva para los amantes de los sonidos salvajes, del punk-rock y de los sellos underground nacionales e internacionales” (sic)

El cuarteto instrumental madrileño Phonocaptors, en el Escenario Junk Party, y y los texanos The Hex Dispensers, en el Escenario Fuzzville!!!, fueron los encargados de iniciar las hostilidades en KM Disco, discoteca que acoge el festival. La banda nacional en el escenario pequeño, con un surf psicodélico de banda sonora de serie B, y los de Alex Cuervo a base de punk rock claramente influenciado por Misfits, por la oscura temática de sus canciones, y Los Ramones, por la estructura de los temas y la entonación de su cantante. Todavía no había demasiada gente en el recinto, pero casi todos los que llegaron pronto para poder para ver a estas dos bandas evitaron el fuerte chaparrón que descargó sobre los menos madrugadores.

The Hex Dispensers

KM Disco es una típica discoteca con recovecos, barras y escalones y una gran nave central, donde además de un escenario en el que más de mil personas podían ver cómodamente un concierto, cabe holgadamente el Fuzzmarket con los stands de la más de docena de sellos underground colaboradores del festival, auténticos protagonistas de la fiesta.

Islas Marshal tomaron el relevo de Phonocaptors y a base de funk punk garage rock captaron la atención en un interior de la sala, donde estaba ubicado su escenario, que a pesar de lo promocionado, tampoco era ni demasiado pequeño ni demasiado “junk”, algo que por supuesto es de agradecer. El recuerdo de este dúo a los Blues Explosion es inevitable, porque aunque la voz sonaba a rayos, la velocísima batería nos recordaba a un vitaminado Russel Simins y la guitarra se esforzaba por ocupar el camino intermedio entre Jon Spencer y Judah Bauer.

La primera banda de Burger Records -sello americano de moda invitado este año – del presente Fuzzville!!! fueron los canadienses Dead Ghosts. Su actuación fue un muestrario de todas las características presentes en esta nueva ola de garage indie que, en buena parte gracias al sello de la hamburguesa, se ha convertido en el género de moda a nivel mundial: garage lo-fi, algunas melodías de rock clásico o pop sixties, temas desenfados pero precisos y algo más cercanos a la concepción del estilo de Ty Segall que de The Black Lips. Lo que intentan The Parrots, pero bien hecho. Este probablemente fue uno de los mejores y más frescos conciertos de la velada.

En el relevo musical –en principio, y salvo algunos pequeños desajustes, los escenarios alternaron su funcionamiento- Biznaga se apropiaron del interior de la sala. Son una de las jóvenes bandas underground nacionales de mayor tirón, y descerrajaron su media hora de directo –la duración de los conciertos del Escenario Junk Party era de treinta minutos y de sesenta los del Escenario Fuzzville!!!- como si les quemaran las entrañas, pues la visceralidad es la base de su propuesta. El público empezaba a volar literalmente por los aires y alguna pierna impactó incluso con los focos.

Biznaga

Otra de las bandas señaladas de la jornada eran los californianos Allah-las, con un punto de vista del garage mucho más lisérgicos que Dead Ghosts. Aunque indudablemente tienen un puñado de grandes canciones, resultaron algo densos en medio de un cartel mucho más energético que ellos. Sus melodías, influenciadas tanto por The Byrds, como por grupos de la british invasion como The Zombies o The Animal, pero pasados de reverb, adolecieron de ritmo lento y desgraciadamente no parecieron calar demasiado. Eso sí, son perfectos para escuchar al atardecer en la playa a finales de verano mientras te bebes una Pepsi.

Allah-las

La medianoche llegó con los madrileños Terrier, mucho menos lánguidos que los californianos. Si hubiera que buscar algo característico de esta banda, quizá sería su falta de complejos. Terrier son el garage más pop y menos garage, con toques a Velvet Underground o The Modern Lovers, pero también al indie pop de los 90, eclécticos como “Benidorm” –la sede de este festival y el EP que tienen con este nombre- y tienen el lo-fi como filosofía, por lo que su directo fue agradable bálsamo aunque de nulo poso.

Uno de los mayores reclamos de esta primera edición del Fuzzville!!! era poder ver en directo a The Pandoras, disueltas en 1990 cuando su cantante Paula Pierce falleció debido a un desgraciado aneurisma, que han vuelto a reunirse con la inquieta Kim Shattuck al frente –fue la bajista de la segunda mitad de vida de la banda-. Repasaron los primeros discos de la banda, los más influenciados por el garage rock, con una energía formidable y una actitud arrolladora. Su estado de forma fue una de las sorpresas de la noche e incluso nos regalaron un tema nuevo –compuesto en los 80 por Pierce- que formará parte de un próximo EP de la banda, editado con motivo de esta gira. Solamente los asistentes al Fuzzville!!! hemos podido disfrutarlas en España – apenas mil personas- y puede que ninguno más pueda volver a hacerlo.

The Pandoras

Los Useless Eaters del joven agitador Seth Sutton fueron la última actuación en el escenario pequeño. Un concierto incendiario, donde los pogos y el stage diving fueron parte del repertorio, de una formación claramente influenciada por Jay Retard o bandas como The Oh Sees - no en vano John Dwyer les ha enrolado en su sello Castle Face Records-. Y tras ellos, en la sala grande, Doctor Explosion tuvieron como misión poner el punto y final a los conciertos de este viernes. Nos sabemos de memoria todos los recursos y tics de Jorge Explosion y los suyos, pero no por ello dejan de ser divertidos y tener una bomba de directo. Adrenalínicos desde el primer acorde –dedicaron jocosamente “Bad Girl” a sus amigos Allah-las puntualizando que su tempo era un “poquito” más rápido- repartieron bofetadas de garage beat a diestro y siniestro. Más celebrados con sus clásicos y alocados hits en castellano como “Eres Feo Chaval”, “Rompí la Televisión”, o sus versiones de “Drácula Ye-Ye”, “Blue Monday” o “Ca Plan Pour Moi” rebautizada como “Surf Talibán”, que con su repertorio en inglés, fueron un concierto final más que adecuado y divertido para esta primera noche en la sala Disco KM. Todavía quedaban las interesantes Fuzzville’s Junk Sessions a cargo de Angel BordiniLucas RumbleChilbi y El Siervo Thelemático a los platos, pero preferimos retirarnos para encarar con un poco de salud la jornada del sábado.

Doctor Explosion

SÁBADO

Unir los conceptos hamburguesa, cerveza y rock&roll son un reclamo más que suficiente como para desafiar al cansancio de la larga jornada del viernes, por lo que no dudamos en acercarnos a la Sala Rockstar al mediodía para la segunda Burger Beach Party, en la que disfrutamos del directo del abrasivo blues rock de Los Flamin Guays y los explosivos Nave Nodriza, mientras saciábamos nuestro voraz apetito. Tras ello, mientras pinchaba el sonriente capo de Burger Records Sean Bohrman, y una vez llenado el estómago y refrescado el gaznate, volvimos al hotel para descansar antes de acudir a KM Disco para la prometedora última jornada del Fuzzville!!! #1.

La Moto de Fernan, cuyos dos componentes ya habían actuado en las jornadas anteriores en otras bandas – el batería Christian “El Grasas” en Islas Marshall y el cantante y guitarrista Peter Sonámbulo en Camión – fueron los encargados de poner en marcha los conciertos en el Escenario Junk Party a base de rock&roll primitivo y acelerado. Su versión de “Johnny B. Goode” parecía interpretada por un Chuck Berry con cresta pasado de anfetaminas, lo que nos puso a tono nada más pasar por la puerta. Los franceses The Magnetix son una banda veterana ya conocida por estos lares – participaron en el Funtastic Dracula Canival de 2014-. Su trayectoria se remonta a finales de los 90, pero su líder, Looch Vibrato, ya había participado anteriormente en multitud de bandas de garage y de surf. Ellos definen su música como “rock monster”, pero nosotros comprobamos que lo que  realmente practican es una suerte de garage rock con mucho fuzz y el complemento de un moog que le da bastante aire a serie Z. Provienen de una generación del garage revival muy diferente de la buenrollista y descafeinada actual, son mucho más oscuros y tensos, algo de agradecer, aunque con el paso de las canciones también es cierto que resultan algo monótonos. Durante su concierto, todavía con poca afluencia de público, fue divertido ver a King Khan disfrutando en las primeras filas puño en alto y luciendo un gorro de castor en la cabeza.

Ambiente en el Escenario Fuzzville!!!

Tras los galos volvimos al escenario pequeño para ver a His Majesty the King. El dúo madrileño, que forman Clara (guitarra y voz) y Nacho (batería), más que a garage o a punk, como la mayoría de bandas del cartel, suenan a puro indie rock 90’s, del que combinaba la garra con la melodía, tipo Veruca Salt o Elastica. Buena dosis de actitud y electricidad de una banda que, aunque no hacen nada demasiado original, cubre un hueco y una fórmula que se ha explotado poco en nuestro indie.

Cuando se habla de los belgas The Kids es difícil no utilizar el término “pioneros”, pues es indudable que empezar en el año 76 a producir buen punk en la Europa continental es un hito más que destacable. Facturaron algunos de los mejores discos de su momento, y desde su retorno en el 96 –tuvieron un parón de 11 años – viven en una gira constante. De la formación original solo se encuentran su líder Ludo Mariman y el bajista Danny De Haes, pero están tan engrasados como la cadena de la bicicleta de Purito Rodríguez. Pura concatenación de lo mejor de su discografía, temas convertidos en clásicos, también porque hace décadas que no componen nada nuevo. Navajazos punk rock en un Escenario Fuzzville!!! que despedía un sonido estupendo, mucho mejor que el día anterior.

The Kids

Los jóvenes alicantinos Futuro Terror no solo han publicado algunas de las unas de las más estimulantes canciones de punk garajero de la última temporada, si no que en directo son vibrantes y adictivos sin necesidad de combinar demasiados elementos, no más de dos o tres como los huevos rotos, y con un discurso hilvanado a través de la retrociencia ficción.

Con la actuación de Jeff the Brotherhood podemos certificar que el giro hacia el stoner rock de su último disco “Wasted on the Dream” es ya todo un hecho. La banda de Jake y Jamin Orrall, transformada en cuarteto y ya con seis cuerdas en la guitarra, ahora se acercan más a Black Sabbath que a Weezer, una de las influencias claras de discos anteriores. Los riffs mucho más densos, las progresiones infinitas y las letras psicodélicas, llevan a la banda de Nashville – que ellos en una broma interna sitúan en Suiza – a trasladar sus referencias a la década de los setenta –incluso hacen una versión de “Working Man” de Rush -. Este cambio de estilo les diferencia del sonido de las otras bandas del cartel, lo cual no quita en absoluto que ofrecieran una gran actuación de factura impecable.

En una jornada con abundancia de dúos, toco el turno a Chiquita y Chatarra. Dos chicas, una al bajo y otra que canta desde la batería, que tienen una atractiva actitud visceral ausente totalmente de pose, pero no ver que les falta una guitarra es como no ver que a la Gran Esfinge de Giza le falta la nariz. A las pocas canciones lo solucionaron.

King Khan y su socio salieron a arrollar desde el primer segundo y sin duda lo consiguieron, The King Khan & the BBQ Show fueron sin lugar a dudas los vencedores del primer Fuzzville!!!. Como es habitual, los dos músicos saltaron al escenario con sus habituales pelucas rubias, pero en esta ocasión King Khan cambió el tradicional disfraz que deja ver los pezones –que si usó su compañero- por un camisón de tres euros de señora del Inserso. Pero si su aspecto es un auténtico chiste, su actuación no fue en absoluto una broma. Abrumadores y extremadamente acelerados empalmaron temas hasta que lograron atrapar a todos los espectadores, único momento en el cual se permitieron bajar las revoluciones en un par de canciones. Garage sixties y punk doo-wop interpretado por dos bestias pardas, uno que canta y toca la guitarra y otro que además de hacer lo mismo está sentado marcando el ritmo con el bombo. Con el paso del tiempo, seguramente este será el concierto con el que se recuerde esta edición, “el año que tocó King Khan”.

The King Khan & The BBQ Show

Pasamos al Escenario Junk Party para ver a unos Juventud Juché, cuya estimulante fórmula está basada en la energía, la rabia y el enrevesamiento de bandas como Wire, Gang of Four o incluso Surfin Bichos. Post punk, pero con bastante de esto último.

El concierto final estaba reservado para Guadalupe Plata, que aunque sean habitualmente programados en todo tipo de festivales indies, sin necesidad de perder un ápice de su identidad demuestran, disco tras disco y concierto tras concierto, que son fieles al exquisito blues pantanoso, sucio y  correoso. Es una suerte que una propuesta con tanto y tan buen fondo llegue a públicos poco acostumbrados a estilos escasamente higienizados y procesados. La banda de Úbeda tiene un directo imponente, su compenetración y complicidad son totales, y consiguen infectar incluso a los neófitos en el blues a base de ritmo y riffs como cuchillas.

Guadalupe Plata

Los conciertos ya habían acabado, pero la mayoría de los presentes se concentró en el Escenario Junk Party para quemar las naves con los DJs  de las Fuzzville’s Junk Sessions. Nosotros, tras bailar la ecléctica sesión de rock de Bola Mono y comprobar que Diego RJ, además de conducir el mejor programa de la radio pública nacional, tiene un conocimiento y un gusto exquisito para el rock vintage, nos fuimos al hotel empapados de sudor. Muchos valientes se quedaron hasta el amanecer con Turista Bang Bang y Fuzzlosers –hasta Jorge Ilegal que había tocado unas horas antes en el Iberia Festival se unió a la fiesta- , pero nosotros habíamos tenido más que suficiente.

La primera edición del Fuzzville!!! nos deja un gran sabor de boca. Hemos asistido a una excelente colección de actuaciones que no son fáciles ver en festivales de nuestro país; tanto de veteranos como The Pandoras o The Kids; de grupos internacionales relativamente nuevos como Dead GhostsJeff The Brotherhood o The King Khan & The BBQ Show; de la excelente cantera del underground nacional como Biznaga o Futuro Terror; además de unos felizmente ubicuos Guadalupe Plata.

Esperamos que pronto tengamos noticias de Fuzzville!!! #2, y que el número que acompaña a la almohadilla continúe creciendo año tras año. Es una propuesta modesta, pero sumamente estimulante para los que ya están cansados del mimetismo de los festivales indies y de la asepsia de los sonidos de las bandas que programan.

Fotos: Iñigo Amescua

FUZZVILLE!!! 2015: MANUAL DE USO

King Khan (Íñigo Amescua) portada

FUZZVILLE!!! 2015: CRÓNICA SÁBADO

Unir los conceptos hamburguesa, cerveza y rock&roll son un reclamo más que suficiente como para desafiar al cansancio de la larga jornada del viernes, por lo que no dudamos en acercarnos a la Sala Rockstar al mediodía para la segunda Burger Beach Party, en la que disfrutamos del directo del abrasivo blues rock de Los Flamin Guays y los explosivos Nave Nodriza, mientras saciábamos nuestro voraz apetito. Tras ello, mientras pinchaba el sonriente capo de Burger Records Sean Bohrman, y una vez llenado el estómago y refrescado el gaznate, volvimos al hotel para descansar antes de acudir a KM Disco para la prometedora última jornada del Fuzzville!!! #1.

La Moto de Fernan, cuyos dos componentes ya habían actuado en las jornadas anteriores en otras bandas – el batería Christian “El Grasas” en Islas Marshall y el cantante y guitarrista Peter Sonámbulo en Camión – fueron los encargados de poner en marcha los conciertos en el Escenario Junk Party a base de rock&roll primitivo y acelerado. Su versión de “Johnny B. Goode” parecía interpretada por un Chuck Berry con cresta pasado de anfetaminas, lo que nos puso a tono nada más pasar por la puerta. Los franceses The Magnetix son una banda veterana ya conocida por estos lares – participaron en el Funtastic Dracula Canival de 2014-. Su trayectoria se remonta a finales de los 90, pero su líder, Looch Vibrato, ya había participado anteriormente en multitud de bandas de garage y de surf. Ellos definen su música como “rock monster”, pero nosotros comprobamos que lo que  realmente practican es una suerte de garage rock con mucho fuzz y el complemento de un moog que le da bastante aire a serie Z. Provienen de una generación del garage revival muy diferente de la buenrollista y descafeinada actual, son mucho más oscuros y tensos, algo de agradecer, aunque con el paso de las canciones también es cierto que resultan algo monótonos. Durante su concierto, todavía con poca afluencia de público, fue divertido ver a King Khan disfrutando en las primeras filas puño en alto y luciendo un gorro de castor en la cabeza.

Ambiente en el Escenario Fuzzville!!!

Tras los galos volvimos al escenario pequeño para ver a His Majesty the King. El dúo madrileño, que forman Clara (guitarra y voz) y Nacho (batería), más que a garage o a punk, como la mayoría de bandas del cartel, suenan a puro indie rock 90’s, del que combinaba la garra con la melodía, tipo Veruca Salt o Elastica. Buena dosis de actitud y electricidad de una banda que, aunque no hacen nada demasiado original, cubre un hueco y una fórmula que se ha explotado poco en nuestro indie.

Cuando se habla de los belgas The Kids es difícil no utilizar el término “pioneros”, pues es indudable que empezar en el año 76 a producir buen punk en la Europa continental es un hito más que destacable. Facturaron algunos de los mejores discos de su momento, y desde su retorno en el 96 –tuvieron un parón de 11 años – viven en una gira constante. De la formación original solo se encuentran su líder Ludo Mariman y el bajista Danny De Haes, pero están tan engrasados como la cadena de la bicicleta de Purito Rodríguez. Pura concatenación de lo mejor de su discografía, temas convertidos en clásicos, también porque hace décadas que no componen nada nuevo. Navajazos punk rock en un Escenario Fuzzville!!! que despedía un sonido estupendo, mucho mejor que el día anterior.

The Kids

Los jóvenes alicantinos Futuro Terror no solo han publicado algunas de las unas de las más estimulantes canciones de punk garajero de la última temporada, si no que en directo son vibrantes y adictivos sin necesidad de combinar demasiados elementos, no más de dos o tres como los huevos rotos, y con un discurso hilvanado a través de la retrociencia ficción.

Con la actuación de Jeff the Brotherhood podemos certificar que el giro hacia el stoner rock de su último disco “Wasted on the Dream” es ya todo un hecho. La banda de Jake y Jamin Orrall, transformada en cuarteto y ya con seis cuerdas en la guitarra, ahora se acercan más a Black Sabbath que a Weezer, una de las influencias claras de discos anteriores. Los riffs mucho más densos, las progresiones infinitas y las letras psicodélicas, llevan a la banda de Nashville – que ellos en una broma interna sitúan en Suiza – a trasladar sus referencias a la década de los setenta –incluso hacen una versión de “Working Man” de Rush -. Este cambio de estilo les diferencia del sonido de las otras bandas del cartel, lo cual no quita en absoluto que ofrecieran una gran actuación de factura impecable.

En una jornada con abundancia de dúos, toco el turno a Chiquita y Chatarra. Dos chicas, una al bajo y otra que canta desde la batería, que tienen una atractiva actitud visceral ausente totalmente de pose, pero no ver que les falta una guitarra es como no ver que a la Gran Esfinge de Giza le falta la nariz. A las pocas canciones lo solucionaron.

King Khan y su socio salieron a arrollar desde el primer segundo y sin duda lo consiguieron, The King Khan & the BBQ Show fueron sin lugar a dudas los vencedores del primer Fuzzville!!!. Como es habitual, los dos músicos saltaron al escenario con sus habituales pelucas rubias, pero en esta ocasión King Khan cambió el tradicional disfraz que deja ver los pezones –que si usó su compañero- por un camisón de tres euros de señora del Inserso. Pero si su aspecto es un auténtico chiste, su actuación no fue en absoluto una broma. Abrumadores y extremadamente acelerados empalmaron temas hasta que lograron atrapar a todos los espectadores, único momento en el cual se permitieron bajar las revoluciones en un par de canciones. Garage sixties y punk doo-wop interpretado por dos bestias pardas, uno que canta y toca la guitarra y otro que además de hacer lo mismo está sentado marcando el ritmo con el bombo. Con el paso del tiempo, seguramente este será el concierto con el que se recuerde esta edición, “el año que tocó King Khan”.

The King Khan & The BBQ Show

Pasamos al Escenario Junk Party para ver a unos Juventud Juché, cuya estimulante fórmula está basada en la energía, la rabia y el enrevesamiento de bandas como Wire, Gang of Four o incluso Surfin Bichos. Post punk, pero con bastante de esto último.

El concierto final estaba reservado para Guadalupe Plata, que aunque sean habitualmente programados en todo tipo de festivales indies, sin necesidad de perder un ápice de su identidad demuestran, disco tras disco y concierto tras concierto, que son fieles al exquisito blues pantanoso, sucio y  correoso. Es una suerte que una propuesta con tanto y tan buen fondo llegue a públicos poco acostumbrados a estilos escasamente higienizados y procesados. La banda de Úbeda tiene un directo imponente, su compenetración y complicidad son totales, y consiguen infectar incluso a los neófitos en el blues a base de ritmo y riffs como cuchillas.

Guadalupe Plata

Los conciertos ya habían acabado, pero la mayoría de los presentes se concentró en el Escenario Junk Party para quemar las naves con los DJs  de las Fuzzville’s Junk Sessions. Nosotros, tras bailar la ecléctica sesión de rock de Bola Mono y comprobar que Diego RJ, además de conducir el mejor programa de la radio pública nacional, tiene un conocimiento y un gusto exquisito para el rock vintage, nos fuimos al hotel empapados de sudor. Muchos valientes se quedaron hasta el amanecer con Turista Bang Bang y Fuzzlosers –hasta Jorge Ilegal que había tocado unas horas antes en el Iberia Festival se unió a la fiesta- , pero nosotros habíamos tenido más que suficiente.

La primera edición del Fuzzville!!! nos deja un gran sabor de boca. Hemos asistido a una excelente colección de actuaciones que no son fáciles ver en festivales de nuestro país; tanto de veteranos como The Pandoras o The Kids; de grupos internacionales relativamente nuevos como Dead Ghosts, Jeff The Brotherhood o The King Khan & The BBQ Show; de la excelente cantera del underground nacional como Biznaga o Futuro Terror; además de unos felizmente ubicuos Guadalupe Plata.

Esperamos que pronto tengamos noticias de Fuzzville!!! #2, y que el número que acompaña a la almohadilla continúe creciendo año tras año. Es una propuesta modesta, pero sumamente estimulante para los que ya están cansados del mimetismo de los festivales indies y de la asepsia de los sonidos de las bandas que programan.

Fotos: Iñigo Amescua

Foto portada: King Khan & The BBQ Show

FUZZVILLE!!! 2015: CRÓNICA VIERNES

FUZZVILLE!!! 2015: MANUAL DE USO

 

king khan bbq show fuzzville

FUZZVILLE!!! 2015: MANUAL DE USO

Para los que trabajamos inmersos en el mundo de los festivales, es muy de agradecer que, en este continuo florecimiento de nuevos eventos, haya algunos que aporten cosas nuevas, que diversifiquen. El mundo se sorprendió en 1996 cuando nació la oveja Dolly y aunque estoy seguro de que gracias a la clonación se ha avanzado en muchos temas científicos, sobre todo médicos, en el mundo de los festivales es un auténtico coñazo.

Con su nacimiento, el Fuzzville!!! intenta aportar algo fresco sobre viejas premisas; ya existen varios festivales de rock underground, como el excelente Funtastic Drácula Canival que celebra el décimo aniversario en octubre también en Benidorm, pero Fuzzville!!! parece tener la intención de acercar ese mundo underground, un poco cerrado y anquilosado, a un público más moderno y general aprovechando la moda de algunos sellos, corrientes y grupos.

El propio festival en su carta de presentación sentó las bases de lo que pretende ofrecer: “la fiesta definitiva para los amantes de los sonidos salvajes, del punk-rock y de los sellos underground nacionales e internacionales”, y es que los sellos underground son la piedra angular de este festival. Comisionado por algunos de estos sellos, escogidos entre los más significativos a nivel nacional – Rufus Recordings, Discos Humeantes, Sonido Muchacho, Holly Cuervo, Monasterio de Cultura, Delia Records, La Castanya, Mongolic Records, Flexidiscos, Boston Pizza Records, Pantano Records y B.F.E. Records –, y con la discográfica de este tipo más de moda a nivel internacional, Burger Records, que además es promotora de festivales como Burgerama, Burger Boogaloo o Burger Revolution, como invitado de honor, el Fuzzville!!! ha programado un festival que seguro hará las delicias de los nuevos adeptos a las nuevas bandas de estos no tan nuevos sonidos.

El festival está dividido en dos jornadas de conciertos en la sala KM Disco de Benidorm –viernes 4 y sábado 5 de septiembre-, aunque también hay previstas dos fiestas fuera de este recinto, las llamadas Burger Beach Parties, en las que el sello californiano ejercerá de anfitrión. En byTHEFEST hacemos un repaso de toda esta programación para que, si te apetece salir de la monotonía reinante y acercarte a Benidorm, estés informado de lo que allí te vas a encontrar.

JUEVES 3 DE SEPTIEMBRE

La primera de las Burger Beach Parties, que tendrá lugar en la Sala Rockstar, es realmente la fiesta de presentación del festival; de acceso gratuito y con dos bandas del catálogo Burger como los americanos The Shivas, con sus guitarrazos y melodías sesenteros, y los italianos Go!Zilla, practicantes de punk psicodélico. Acercarse a esta fiesta será una buena manera de calentar los motores para lo que nos espera el fin de semana. Además de los dos grupos internacionales, también actuarán los locales Camión y habrá un fin de fiesta en forma de Fuzzville´s Junk Session –así se denominan las sesiones de DJs que darán continuidad musical a los conciertos de todas las jornadas – a cargo de Annie. Además será un buen momento para recoger la cassette Fuzzville #1, editada por Burger Records con motivo de esta primera edición, con las bandas de los sellos nacionales participantes, que se regalará a todos los asistentes al canjear el abono.

VIERNES 4 DE SEPTIEMBRE

Llega la primera jornada y en ella, como en la siguiente, diez grupos divididos en dos escenarios. El Escenario Fuzzville!!!, en el que principalmente se programarán las bandas foráneas, y el Escenario Junk Party, en el que actuarán la mayoría de las bandas de aquí.

Empezando de forma cronológica por el escenario principal, nos topamos con The Hex Dispenders, banda texana de garage punk que nos pondrá en situación sin paños calientes. Tras ellos Dead Ghosts, canadienses abanderados del sello de la hamburguesa y uno de los reclamos de esta edición, enrolados en el garage pop retro desenfadado y divertido marca de la casa que los acoge y de estos nuevos tiempos, que presentarán las canciones de su inminente nuevo disco “Love And Death And All The Rest”.

Tras ellos actuarán Allah-las, banda puntera del nuevo garage pero con personalidad propia e influencias que van desde el toque pop de la british invasion a la psicodelia californiana de los 60. Son una de las bandas del cartel que, siempre dentro del ámbito underground, han conseguido un mayor nombre y repercusión, y aprovecharán su paso por nuestro país para tocar también en el Ebrovisión. La presencia más singular del cartel es la de The Pandoras, una banda femenina de rock de Los Ángeles que estuvo en activo durante la década de los 80, hasta que su líder Paula Pierce falleció de un aneurisma. En los últimos cinco años de la banda estuvo enrolada la inquieta Kim Shattuck, que después de haber retomado su actividad al frente de The Muffs y haber pasado fugazmente por The Pixies, ha decidido resucitar a The Pandoras tras más de dos décadas –tras alguna que otra reunión puntual, la actual gira se puso en marcha en su participación en el pasado Burger Boogaloo- .Esta será una oportunidad única de ver en directo a una banda de culto que nadie esperaba poder volver a ver sobre el escenario.

La jornada de conciertos de este escenario la dan por finalizada unos veteranos de la escena nacional, expertos en todo tipo de saraos, militantes del underground clásico y agitadores del garage punk sixties con sus letras descaradas y divertidas, Doctor Explosion. Desde hace más de dos décadas Jorge Explosion y sus acompañantes han recorrido medio mundo con su directo rabioso y adrenalínico, y es de justicia que personajes como ellos formen parte de esta primera edición.

En el otro escenario, el Junk Parties, comenzarán Phonocaptors, cuarteto instrumental en el que caben desde el garage y la psicodelia hasta el surf intergaláctico, dándole a su sonido un interesante y atractivo aire de Serie B. Tras ellos Islas Marshall, dúo de punk funk blues al estilo Jon Spencer Blues Explosion, y como ellos sucios y tremendamente adictivos. También será de la partida una de las jóvenes bandas underground más en forma, Biznaga. Vimos su impactante directo en el pasado Sonorama Ribera y fue para nosotros uno de los momentos más destacados del festival. Punk rock tocado desde las vísceras, con desencanto pero rebeldía, como demuestran en su trabajo “Centro dramático nacional”.

Como dijimos de ellos en la introducción de una entrevista que les hicimos el año pasado: “Los madrileños Terrier juguetean con el garage desde su propia perspectiva personal. Le inyectan dulzura a base de pop retro, lo liman con melodías vocales o lo mantienen en las sombras gracias a la acidez de sus letras”. Están grabando la continuación de “Un cadáver en el mar”, su debut con Sonido Muchacho, así que es muy posible que podamos escuchar en el Fuzzville!!! alguna de esas nuevas canciones.

Useless Eaters, la banda de Seth Sutton, es el único grupo internacional que subirá a este escenario. Será interesante ver en vivo a la banda de este inquieto y prolífico joven músico de Seattle en la que vierte influencias que van desde Wire, Devo, Jay Retard, al garage o el synth-punk.

Las Fuzzville´s Junk Session de esta jornada estará en manos de Angel Bordini, Lucas Rumble y El Siervo Thelematico, que serán los encargados de conducirnos a lomos del rock&roll hasta el amanecer.

SÁBADO 5 DE SEPTIEMBRE

El sábado tendrá lugar el único evento diurno del festival, la segunda de las Burger Beach Parties, que se celebrará a partir de la una del mediodía en  la Sala Rockstar y que contará con dos actuaciones: Los Flamin’ Guays - ellos mismos se definen acertadamente como una banda de “ritmo y blues sencillo, crudo, intenso y fuertemente influenciado por la actitud del punk y la sensualidad del soul, pero que haga sudar y te ponga a bailar”-, y Nave Nodriza una banda gallega muy gamberra del sello Monasterio de Cultura. La sesión de mañana terminará con DJ Burger Records a los platos.

Por la tarde, ya en el Escenario Fuzzville!!!, los primeros en desfilar serán los franceses Magnetix, un dúo veterano y arrollador, que también estuvieron en el pasado Funtasic Dracula Canival, amantes de los buenos riffs y la distorsión, y que tan pronto pueden acercarse a The Cramps como a The Sonics, a los Blues Explosion de Jon Spencer como a Man or Astroman. Traen nuevo trabajo y son una buena excusa para llegar pronto a KM Disco. En el 77 no solo floreció el punk en Reino Unido, en la Europa continental también hubo buenas bandas que nacieron con el movimiento y los belgas The Kids son muestra de ello. Desaparecieron del 86 al 96, pero estos veteranos están demostrando que esta vuelta merecía la pena.

Tras dos formaciones de larga trayectoria, llegará una mucho más actual, el dúo de Nashville Jeff The Brotherhood, banda formada por los hermanos Orrall, que cabalga sin pudor desde el punk pop garajero hasta el indie rock de los 90. Los coros destartalados, las guitarras derruidas y el aspecto dejado pero certero de sus melodías son los signos astrales que les alumbran.

La última banda internacional en tocar en el festival serán los estrafalarios The King Khan & The BBQ Show, nombre con el que se presentan los canadienses Aris A. Kahn y Mark Sultan, que después de multitud de proyectos cada uno por su lado formaron este estrambótico duo que fusiona el garage 60’s con el rockabilly, el doo boop, el r’n’b e incluso el soul en una pócima más adictiva que el flambeado de Mou. Atentos a los disfraces que pueden lucir en el escenario.

Como el día anterior, los encargados de cerrar el Escenario Fuzzville!!! son de nuevo españoles, relativamente de mayor nombre o caché que el resto de sus paisanos, a modo de cabeza de cartel o reclamo reconocible, como son los pantanosos jienenses Guadalupe Plata, que con su fantástica reinterpretación cavernosa y sucia del blues del Delta darán paso a los DJs.

El Escenario Junk Party comenzará con el energético y primitivo rock&roll garajero de La Moto de Fernan, banda de Benidorm del sello Rufus Recordings, que no tendrá problemas en captar la atención del respetable con su impactante directo.

His Majesty the King, además de una escultura de Joan Miró, es un dúo madrileño que destila ruido y melodías en formato primitivo. En su último trabajo refinan un tanto su propuesta e introducen algún tema en castellano, pero siguen mostrando claramente que son herederos del indie rock de los 90. Tras ellos Futuro Terror, interesantísima banda de garage punk alicantina que debutó con disco homónimo el año pasado para Discos Humeantes y que también fueron de los que actuaron en el pasado Funtastic Dracula Canival, lo que demuestra que son bien recibidos en todos aquellos lugares donde encaja la actitud y los riffs infecciosos.

También de Discos Humeantes es la banda que releva a Futuro Terror en el escenario, Chiquita y Chatarra, un dúo de garage formado por dos asturianas, que han grabado su tercer disco en Circo Perroti, el estudio de Jorge Explosión, y en el que mantienen sus acertadísimas melodías características, pero puliendo el sonido, enriqueciéndolo y abandonado el lo-fi. La última banda en actuar en el Escenario Junk Party serán Juventud Juché, de la mano de Sonido Muchacho, con sonido y actitud punk afilados, con retazos de bajo funk y con mucha gasolina, como demostraron en su disco “Quemadero”, o en su nuevo single “El Miedo”.

Las Fuzzville´s Junk Sessions que cerrarán el festival estarán comandadas por Diego RJ, conductor de “El Sótano” de Radio 3 y uno de los mejores conocedores de los sonido subterráneo que se pueden encontrar, Turista Bang Bang, Bola Mono y Fuzzlosers.

Hasta aquí el repaso del cartel que nos ofrece el Fuzzville!!!, aunque como no solo de música vive el rockero underground, también habrá un área dedicada a la Junk Food, que se llamará Food Ville, donde el plato estrella será la hamburguesa; un prometedor Fuzz Market con stands de los sellos discográficos colaboradores donde encontrar vinilos, cassettes, camisetas y merchandising de todos ellos; o el Fuzz Garden, lugar donde salir a respirar mundo exterior entre concierto y concierto. No cabe decir que todos estos ingredientes nos tienen convencidos y que este nuevo festival en Benidorm será el próximo que os relataremos en nuestra página.

Foto portada: King Khan & BBQ Show

Toda la información del Fuzzville!!! y las entradas a mejor precio en: http://bythefest.com/festivales/fuzzville

 

Florence & The Machine FIB 940X352

FIB 2015: MANUAL DE USO (Parte 1 de 2)

Esta semana se celebra la vigésimo primera edición del FIB, una edición que afortunadamente ya no está amenazada por los nubarrones negros de la suspensión – con la toma de poder de Melvin Benn se culminaba la recuperación de liquidez tras la importante venta de acciones a los nuevos inversores -, pero que en una evidente especie de reestructuración artística sigue bajando, o readaptando, el perfil del festival. Vale la pena no mirar años atrás a carteles estelares que pasaron por Benicàssim y ahorrarnos el disgusto; ni nosotros somos los mismos, ni la situación económica, la competencia o la industria lo son tampoco. El FIB continúa siendo un evento importante cada verano, tiene un pasado esplendoroso y esperamos que un largo futuro por delante. La cantidad de grandes bandas ha disminuido, muchos nombres se repiten – a veces es necesario, puesto que no hay suficiente renovación de bandas interesantes para el target de público que acude al festival -, aunque algo que sí ha retomado el FIB es un ligero aumento de bandas nacionales. Que no hubiera más bandas de aquí parecía inexplicable para algunos, pero, digan lo que digan, siempre ha sido un festival de carácter internacional, de ahí la “I” de FIB, y la mayoría de los conciertos nacionales ha sido habitualmente desatendidos por el público (la memoria popular es a veces traicionera). Ahora mismo hay cientos de festivales que programan bandas nacionales y exigir a los grandes eventos, que son los únicos que tienen la capacidad de traer a figuras internacionales o a grupos pequeños de fuera que no vamos a ver en ningún otro sitio, que tengan un importante cupo de bandas españoles me parece absurdo, pero oiga, cada uno que pida lo que le parezca.

Lo que está claro es que en esta reestructuración (esperamos que previa a un nuevo crecimiento) se han resentido algunos aspectos importantes, a parte del número de conciertos (dato objetivo) o de la calidad de los artistas (dato subjetivo, pero evidente), se ha anunciado que el tercer escenario ya no será tal, sino el típico autobús de Red Bull que desde hace unos años complementa los festivales en un papel más que secundario (aunque según parece el sonido y el escenario sobre el vehículo se ha mejorado), y que el año pasado ofreció el FIB en el camping y en el pueblo. Al menos en el BBK Live, donde este bus se ha convertido también en escenario, el tercer escenario es una carpa, algo que desgraciadamente también desapareció de Benicàssim hace años. No tengo nada en contra de los patrocinios, todo lo contrario, porque es una buena forma de sumar ingresos para el festival y en principio mejorar el line-up, pero de ahí a que un bus/escenario que hace muy bien su papel con bandas noveles en plazas, campings, entradas de festivales… reemplace a un escenario propiamente dicho hay un trecho muy grande. Pero bueno, una vez reseñado algo que aunque es obvio, sin lugar a dudas es necesariamente remarcable, centrémonos en lo que sonará este año. Seamos positivos y hablemos de música.

Aunque el jueves ya ha pasado desde hace tiempo a ser una jornada más del festival, realmente es un día mucho más flojo que los otros tres, no solamente por la entidad de los artistas de este día si no porque además uno de los tres escenarios está cerrado.

El principal foco de atención del jueves será la actuación de Florence + The Machine, que presentará su tercer disco “How Big, How Blue, How Beautiful”, que les ha afianzado como un auténtico fenómeno pop a nivel global, alcanzando el nº 1 tanto en Reino Unido como en Estados Unidos. Este nuevo trabajo se aleja un poco de misticismos anteriores con letras más personales, pero con su característica producción llena de coros, arreglos orquestales y melodías pop orgánicas. Esta será su primera presencia en el FIB tras la cancelación del su concierto en 2012 (también en jueves) debido a un problema de su cantante Florence Welsch. Algo de miedo tuvimos cuando este mismo año se rompió un dedo del pie al acabar su actuación durante el primer fin de semana del Coachella, pero Florence ha continuado con su gira eliminando los números de baile, incluso ha actuado recientemente en Glastonbury sin mayores problemas.

En el mismo escenario principal, que este año se llama Las Palmas (el clásico Verde o Maravillas), actuará otra banda de gran tirón comercial como son Crystal Fighters, que no por reiterativos y habituales pierden un ápice de su tirada entre la gente más joven. Los londinenses han superado el durísimo golpe del fallecimiento de su batería, el italiano Andrea Marongiu, y continúan con su carrera repleta de himnos de folk electrónico ofrecidos a los dioses del buenrrollismo. Otros que ocuparán el mismo escenario serán los también ingleses Clean Bandit, banda de moda que fusiona la electrónica con la música clásica (esas cosas que les gustan a ellos) y Swim Deep, que ya estuvieron hace un par de años, y que aunque jóvenes e imberbes son un revival del pop británico de los 90.

El capítulo nacional del escenario Las Palmas está cubierto por L.A. que tras la publicación de su último trabajo “From the city to the ocean side”, tienen programadas actuaciones en los principales festivales nacionales. Hace pocas semanas, Luis A. Segura, la mente tras la banda, nos habló en una entrevista sobre este nuevo trabajo, grabado otra vez en Estados Unidos e inspirado e influido tanto en la personalidad como en la música por el Big Sur californiano. La otra actuación nacional vendrá a cargo de Trajano!, una de las bandas emergentes más interesantes, herederos de atmósferas y melodías post punk y que el año pasado colocaron su disco “Antropología” como uno de los mejores debuts. En 2014, extrañamente, no pisaron demasiados festivales, pero parece que este año se están desquitando. La noche la cerrará sobre el escenario la pareja de DJs indies de moda más reclamados de la actualidad, Elyella DJs.

En el otro escenario en funcionamiento el Red Bull Bus Tour Fibclub –mi opinión sobre este bus ya la he expresado en la introducción- actuarán los jóvenes australianos DMA’S cuyo mérito más reseñable son los comentarios que Noel Gallagher vertió sobre ellos en una reciente entrevista. El entrevistador le dijo al mayor de los Gallagher que el sonido de los chavales le debía mucho a Oasis, a lo que Noel contestó: “Bueno, cuando me despierte mañana con una tremenda resaca, voy a entrar en mi ordenador y ver si puedo encontrar algo de los jodidos DMA`S.” Luego le comentaron queutilizaban sombreros de copa y comentó que “entonces serán los típicos fans de Liam”. Lo que no sabemos es si más tarde se encontraron, porque, al conocer que actuaban en el mismo festival en New York, dijo entre risas que se pondría en el lateral del escenario a abuchearles.

El resto de bandas programadas en este segundo escenario (realmente tercero, cuando se ponga en marcha el resto de días el FIBERFIB) son bandas emergentes nacionales. Los catalanes Ocellot, que hace poco han pasado con su psicodelia sintética por el Primavera Sound y el Vida Festival, los mallorquines The Last Dandies con su pop rock anglosajón al estilo de la pasada década, y los valencianos Mox Nox, con un sonido 90’s en su versión más cruda y guitarrera.

Los Djs que se encargarán de cerrar la noche serán el también fotógrafo Miqui Brightside y el catalán y siempre celebrable Luis Le Nuit, que últimamente está en boca de todos por protagonizar un documental – “Moz & I” – sobre su conocida forma de vida como fan de Morrissey.

VIERNES

Los cabezas de cartel de esta segunda jornada son The Prodigy y Noel Gallagher’s High Flying Birds. Los primeros acaban de sacar nuevo disco “The Day Is My Enemy”, sexto de su carrera y que poco o muy poco aporta a lo que hacían en los 90, cuando su forma de interpretar el breakbeat  fue realmente interesante. El mayor de los Gallagher sabe que aunque sacara un disco de jingles para anuncios de galletas tendría un hueco en el FIB. La sombra de Oasis es alargadísima, más allí donde hay ingleses de vacaciones con ganas de corear. El segundo disco de Noel sigue la estela del rock puramente británico al que eternamente se le asociará, aunque intentando introducir elementos y sonidos que le saquen de la monotonía, pero que ni por asomo llegan a la excelencia de la banda que formó con su hermano. “Chasing Yesterday” es un buen disco, pero no mejor que los de otro ex de todo, Paul Weller. Pero sin duda, caerán tres o cuatro de Oasis, no desesperen.

Siguiendo el repaso al escenario principal nos encontramos a Jamie T, artista ensalzado constantemente por los medios británicos – octavo mejor disco de 2014 para NME con su tercer álbum “Carry On The Grudge”- pero que todavía no ha calado demasiado por estos lares. Ha abandonado las pocas (muy pocas) interesantes aristas que tenía en algunas de las canciones de sus discos anteriores – algún tiento al rap estilo The Streets, algo de indie folk rock, alguna canción de rock destartalado pero fresco-, para amoldarse a los estándares del indie pop rock británico. Seguramente hará las delicias de los veraneantes foráneos.

La electrónica llegará a este escenario de Brodinski, nombre artístico del DJ francés Mike Lévy, una de las figuras actuales del género y que también actuó en el pasado Sónar Barcelona. Otros franceses, estos en clave de indie rock psicodélico, Moodoïd también estarán en Las Palmas, además del folk rock naturalista de los murcianos Nunatak, interesante banda que entrevistamos el año pasado antes de su paso por el Monkey Week.

El escenario FIBERFIB se pondrá en funcionamiento el viernes con dos bandas que sobresalen sobre el resto, los canadienses Goodspeed You! Black Emperor y los británicos Palma Violets, cuyos estilos no podían estar más alejados. Los primeros, que vienen con nuevo disco, “Asunder, sweet and other distress”, son unos clásicos, pilares del post rock y alejados del easy listening y los suaves convencionalismos que últimamente pueblan el festival, algo digno de celebrar. Los segundos son el típico indie rock inglés, en ocasiones cercanos al pub rock y claramente herederos del destartalamiento de The Libertines. Estuvieron en el festival hace un par de años presentando su primer disco – “180” -, y ahora lo hacen con el segundo – “Danger in the Club” -. De entre sus congéneres son de lo más destacado de la generación y sus directos son bastante divertidos. También estarán sobre este escenario los irlandeses (todos los años hay al menos un par de bandas de la isla y un nutrido grupo de paisanos con banderas en sus conciertos) Hamsandwich. Lo suyo es el indie rock con un toque folk festivo, muy festivo, como dejaron claro en su visita de 2012 – cuando su nombre era “Bocadillo de Jamón” y no “Bocadillodejamón” -. Las bandas españolas estarán representadas por La Bien Querida, con su trabajo más sintético y oscuro, y los andaluces Holögrama que con el kraut space pop de su debut “Wave” se han convertido en una de las bandas emergentes más interesantes de nuestra geografía. El baile lo proprondrán el deep house de la inglesa Moki y el techno del americano Evan Baggs.

En esta segunda jornada, actuarán sobre el autobús azul de Red Bull la banda británica de post rock electrónico Vessels y los jovenzuelos de New York Public Access T.V. que practican una especie de post rock new wave fresco y pegadizo pero cuyo mayor valor es recordar levemente a The Strokes, los de los primeros años, claro. También se subirán al bus tres bandas españolas; los rocosos y siempre fiables Nodozurdo, unos Polock que parece que vuelven a revitalizar su carrera y aparecer en las citas más importantes (una buena noticia) y una de las nuevas bandas destacadas de la temporada, Elsa de Alfonso y los Prestigio, que con sonidos ochenteros y letras melancólicas han logrado llamar la atención. Además de ellos, tendrán la honorable tarea de hacer bailar a la juventud la valenciana Ley DJ y el presentador de “El Sótano” de Radio 3, Diego RJ, dos estilos completamente diferentes para que ustedes puedan elegir.

Hasta aquí lo que ustedes se pueden encontrar las dos primeras jornadas del FIB 2015, las correspondientes al jueves y viernes, en breve las dos restantes. Lean, pero recuerden también escuchar, que de eso se trata esto de la música.