Entradas

Biznaga © Foto Liberto Peiró

CRÓNICA MONKEY WEEK 2015: VIERNES

Dice el reclamo promocional que el Monkey Week es el festival ideal para descubrir hoy las bandas del mañana. No miente. El cartel está lleno de grupos emergentes que, quizá, puedan dar que hablar en un futuro no muy lejano. Otra cosa es que el sonido que despliega la mayoría de ellos mire de manera indisimulada hacia el pasado. Un hecho que vuelve a poner sobre la mesa el debate sobre la muerte del rock como lenguaje expresivo original y creativo, en permanente bucle revisionista. Es lo que hay, amigos. Pero tampoco se trata de lamentarse, sino de constatarlo a medida que los conciertos se van sucediendo en la primera y muy andaluza jornada de un festival que crece a ojos vista en cada nueva edición. Este año ha aumentado el número de bandas, el de salas y, dato especialmente positivo, el de público. La propuesta de anegar de actuaciones cada club, discoteca o garito del Puerto de Santa María (Cádiz), inicialmente suicida, ha demostrado con creces su viabilidad, y hoy es un hecho que el Monkey Week es una iniciativa consolidada.

Pero a lo que vamos: La mirada retrospectiva es la que predomina en muchas de las bandas que ya se han subido a alguno de los escenarios del festival. Es el caso, por ejemplo, de los sevillanos Dienteslargos, practicantes de un rock enraizado en los años setenta, con ocasionales guiños boogie, que reproduce eficazmente no pocos lugares comunes del género. En el caso de los jerezanos El Tubo Elástico, la década de destino histórico es la misma, pero cambia el género. Lo suyo es el prog rock instrumental, también según los cánones, sin que falte siquiera el guitarrista con tendencia al efectismo. Ni unos ni otros son censurables, pero tampoco exhiben particularidades que puedan dotar de personalidad propia a su repertorio. Completando la terna en las primeras horas de la tarde se podría incluir a El Imperio del Perro, también hispalenses. Se miran en un espejo menos añejo, pero bastante más manoseado en los últimos tiempos: El del dance rock indie en la estela de los grupos aupados por la emisora de radio pública de referencia moderna. Ustedes ya nos entienden.

Dienteslargos / Foto: Liberto Peiró

Un par de showcases, fuera del programa oficial, habían dado antes el pistoletazo de salida al festival. Por un lado, el de Lois Brea, a quien Trajano! parecen habérsele quedado pequeños tras un único álbum. Su nuevo proyecto en solitario, todavía en proceso de construcción, se quedó a medias en un directo a base de caja de ritmos, bajo, guitarra, voz (impostada) y letras en inglés. En ocasiones, parecía decantarse hacia la sinuosidad pop de The Monochrome Set; en otras, la guitarra evocaba a The Cure; al final, la sensación de que el proyecto está todavía poco maduro. Su set, en todo caso, tuvo la virtud de la brevedad, como la mayoría de los que se van sucediendo en el Monkey Week. Cuando se trata de bandas emergentes, lo bueno, si breve, mejor. Y lo menos bueno, también.

Lois / Foto: Liberto Peiró

En ese mismo formato escueto pudimos ver a Perlita, una parodia del sonido disco (si no lo es, lo parece, y no sabríamos concluir si eso es bueno o malo) que combinó alguna base funk y cacharrería electrónica (batería incluida) para despachar unas canciones que se sitúan en el punto medio entre Klaus Nomi y Pedro Marín, si es que tal cosa es posible. El desopilante vocalista Pedro Perlés se postuló como showman desatado con resultados desiguales: Le pone ganas (y vocoder), pero las circunstancias no siempre acompañan. Y no hablamos del entorno.

Perlita / Foto Liberto Peiró

El cartel del día incluía 35 conciertos, muchos de ellos en horarios solapados, así que la mejor opción era recorrer los diferentes enclaves de la ciudad y dejar que fueran las bandas las que captaran nuestra atención con sus propuestas. No lo consiguió la Maravilla Gypsy Band, y no porque su fanfarria balcánica no resultara convincente, sino porque, una vez más, se trataba de un ejercicio de estilo. Y otro tanto se puede decir de los gaditanos Detergente Líquido, practicantes de un pop indie de manual con reiterativos ritmos sincopados y vocación bailable que, al menos, presenta melodías trabajadas, según la escuela de Carlos Berlanga. El problema, en este caso, es la escasez de carisma (un hándicap cuando se trata de destacar entre más de una treintena de propuestas) y de actitud, quizá una de las carencias más llamativas en muchos grupos que parecían subir al escenario para cubrir el expediente, y no con la intención de aprovechar la oportunidad de destacar antes decenas de profesionales (que integran un porcentaje muy importante de los asistentes al Monkey Week).

Detergente Líquido / Foto Liberto Peiró

Las cosas empezaron a cambiar (para mejor) con una banda más rodada. El dúo I Am Dive, también procedente de Sevilla, sabe cómo transformar la frialdad sintética en calor emocional, y si bien se trata de otro caso en el que los referentes se detectan con claridad (de los Radiohead que pusieron el ojo en Warp a Beach House o Red House Painters), su música logra calar hondo porque no suena a reproducción caligráfica, sino  a reinterpretación sincera. Aunque si se trata de trabajar con materiales del pasado para regurgitarlos desde una perspectiva contemporánea, nadie como El Lobo en tu Puerta. Como ya hiciera en la edición del año pasado, el trío de Chiclana demostró que es posible hacer colisionar a Blind Willie McTell, Beastie Boys y AC/DC para obtener un sonido que solo se puede calificar de bluescore, ya que agarra el blues no para ponerlo en un altar y reverenciarlo, sino para arrancarle la ropa a mordiscos y violentarlo sin piedad, incluso si para ello hace falta echar mano de una armónica filtrada por pedales o un theremin desenfrenado. Dos bandas que, cada una en su estilo (y no pueden estar más alejados el uno del otro), demostraron que la actitud es un ingrediente fundamental a la hora de presentar un repertorio al público desde un escenario.

El Lobo en tu Puerta / Foto: Liberto Peiró

De eso también saben bastante los sevillanos Miraflores, otro grupo que repetía presencia en el Monkey Week tras pasar por el festival en 2014. Sus conciertos son aquelarres sónicos en los que su vocalista ejerce de paroxístico exorcista. De nuevo los referentes son claros (aunque muy amplios, y eso juega a su favor), pero la puesta en escena y la visceralidad de sus planteamientos convierten cada uno de sus shows en un triunfo, aunque a buen seguro debe llevar consigo un desgaste emocional que les convierte en un grupo de intensidad no apta para todos los públicos. En su libro de estilo no hay espacio para el simulacro.

Miraflores / Foto Liberto Peiró

Los mexicanos Carmen Costa no podrán decir que han inventado la rueda, pero un par de elementos juegan a su favor. Por un lado, el uso del castellano. Resulta paradójico (y tremendamente significativo) que la mayoría de grupos españoles se decanten por el inglés, mientras que los pocos representantes de las diversas escenas latinoamericanas que forman parte del cartel lo hacen en su lengua madre. Es, asimismo, el caso del puertorriqueño AJ Dávila, que actuó unas horas más tarde acompañado, precisamente, por los mismos Carmen Costa, que en ambos casos pusieron de manifiesto la otra virtud de que hacen gala: Puede que lo suyo no sea más que rock, pero nunca olvidan el roll, y eso es algo que muchas otras bandas no pueden decir. La electricidad siempre funciona bien con algo de groove, y ellos lo tienen.

Carmen Costa / Foto: Liberto Peiró

En el lado opuesto de la balanza, The Tractor, otra banda sevillana. Trío de negro riguroso y sonido cuidado que, ay, no parece querer otra cosa que imitar a Placebo (especialmente su cantante, de tesituras similares a las de Brian Molko). Los jerezanos Flecha Valona ponen algo más de carne en el asador en su asalto a un pop enérgico que igual bebe de Weezer que de Cheap Trick, y que se afana en conjugar riff y melodía, pero que adolece de una falta de carisma alarmante. El que le sobra al dúo Crudo Pimento, que no pudo desplegar su peculiar sonido en las mejores condiciones (los conciertos de la sala Mucho Teatro sufrieron una hora de retraso por un problema en el fluido eléctrico), pero ofreció una suculenta inmersión en sonidos primitivos con andamiaje blues, derivas tribales, imaginativa instrumentación artesanal, sentido del ritmo y un enfoque que hubiera hecho las delicias de Tom Waits.

Crudo Pimento / Foto: Liberto Peiró

Biznaga podrían liderar, si existiera, el rock radical madrileño. Tienen un frontman con indudable gancho, un Joe Strummer en potencia que si bien no cuenta con su correspondiente Mick Jones, sí que tiene respaldándole una banda que se podría mirar en el debut de los Clash. Sí, hablamos de punk, ese género musical que ya ha cumplido cuarenta años. La sombra del pasado, feroz e implacable, adquiere nuevamente dimensiones que obligan a recordar que, más allá de sus (pírricas) conquistas puntuales, el rock español actual (pues la mayoría de bandas del cartel son de nuestro país) presenta el mismo pronóstico reservado que el anglosajón: Un virus retro que tampoco procede de ninguna cepa nueva (la cosa viene de lejos), pero que hace cada vez más difícil encontrar chispas no ya de originalidad (tampoco exijamos lo imposible), sino de auténtica singularidad.

Biznaga / Foto: Liberto Peiró

En la recta final de la jornada aún tuvimos tiempo de degustar el adictivo free rock del trío madrileño Rosvita, a quienes no sería descabellado erigir como padrinos de la apasionante hornada de bandas underground que han surgido para animar la escena musical española de la última década. Su debut se remonta a 2003, y desde entonces no han cesado de retorcer los códigos del rock a su antojo y con un envidiable sentido del humor, quitando hierro a una actividad tan divertida y desintoxicante como es subirse a un escenario para disfrutar tocando. Y eso, disfrutar tocando, lo hacen también Toundra, y se les nota. Pero se les nota demasiado. Hasta el punto de bordear la impostura. Se han ganado a pulso y a base de trabajo su posición actual, pero son tan conscientes de ello que sus conciertos destilan una innecesaria cualidad masturbatoria. Su impecable instro rock, de raíz post pero con esquirlas doom, ha alcanzado tales cotas de fastuosidad y artificio que podría acabar devorándose a sí mismo.

Toundra / Foto: Liberto Peiró

Tras doce horas ininterrumpidas de conciertos, y a sabiendas de que muchos de los grupos que integran el cartel ofrecerán más de una actuación a lo largo de los tres días que dura el festival, encaminamos nuestros doloridos pies hacia un merecido descanso. El Monkey Week es exigente con el visitante curioso. Y quedan por delante dos jornadas en las que horarios y participantes se multiplican por dos. Permanezcan en sintonía.

monkey week 3

MONKEY WEEK 2015: NUEVOS ARTISTAS CONFIRMADOS TRAS SU PRESENTACIÓN EN MADRID

Ayer tarde jueves 10 de septiembre se presentó en el Palacio de Longoria, sede de SGAE Madrid, la séptima edición de Monkey Week, la Muestra Internacional de Música Independiente que tendrá lugar un año más en El Puerto de Santa María (Cádiz), los próximos 9, 10 y 11 de octubre.

En el acto, donde se ha desvelado gran parte de la programación de esta nueva edición de la cita indiscutible para la industria musical de nuestro país, se ha contado con la presencia de Manuel Marvizón, presidente del Consejo Territorial Andaluz de la SGAE; Luis Mendo, vicepresidente de AIE; Víctor Martiñán, product manager de Son Estrella Galicia; y Cesár Guisado, co-director de Monkey Week.

Ha sido éste último quien, tras destacar la importancia de un evento como Monkey Week, una auténtica Ciudad de la Música donde descubrir hoy las bandas del mañana, ha glosado las nuevas noticias alrededor de esta séptima edición.

Así, en el apartado artístico, se incorporan más de 70 nuevos artistas a la programación del festival, una nutrida representación que contará en los conciertos de noche con dos ilustres veteranos: Steve Wynn, que abandonará por un momento su “Electric Solo Tour” para ofrecer en compañía de algunos colegas las canciones de su recordado disco “The Days of Wine and Roses”; y Pájaro, que antes del lanzamiento el próximo diciembre de su esperadísimo segundo disco tras el alabado “Santa Leone”, regalará al público un breve adelanto a la vez que repasará los temas de un primer álbum ya clásico.

Pero la mayor avalancha de nombres llega en el Circuito de Showcases Fundación SGAE, donde por el apartado nacional se suman Kitai, 51 Grados, The Garage Players, Milk It, The Bloop, Los Peces Barba, Santacruz, Surfin’ Beards, The Loud Residents, The Purple Elephants, Zea Mays, Anari, Revolta, Ramírez, Los Vinagres, Cheetah Brava, Astrolabio, Los Bélmez, Octubre, Betamotion, Victoria Ford, Toulouse, John Gray, Lois, Bye Bye Lullaby, Los Marañones, Lebowsky, Flecha Valona, Club Del Río, Tu Otra Bonita, The Tractor, (sic), San Remo, Daniel Van Lion, Alfred Larios y Oh, Trikelians!.

A estos nombres nacionales hay que añadir los seis finalistas del Circuito Joven Pop Rock de Andalucía, el certamen convocado por el Instituto Andaluz de la Juventud: Tremolina, El Imperio del Perro, Dolorosa, Young Forest, Unsuspected y Holögrama, éstos últimos confirmados con anterioridad en otros espacios de la programación. Y habría que sumar asimismo los ocho seleccionados en el concurso “Capitán Demo”, realizado en colaboración con el programa de Radio 3, medio oficial de Monkey Week: Baywaves, Pane, Hungry Butterfly, Sorry Kate, Cala Vento, Matatigre, Captains y Opatov.

Las últimas incorporaciones en el ámbito nacional corresponden por un lado a la programación enfocada en jóvenes valores del flamenco actual inaugurada el año pasado, FlaMonkey, en colaboración con el Instituto Andaluz del Flamenco, y que incluirá las actuaciones de José Torres Trío, Proscritos DF, Gero Domínguez, Quentin Gas y Los Zíngaros, Inside (Nino de los Reyes, Paquete, Yelsi Heredia y Sorderita) y Proyecto Sinergia (Ana Arenas). Y por otro lado, los participantes en la misión inversa realizada en colaboración con Extenda, Agencia Andaluza de Comercio Exterior, y que contará con las actuaciones de Albania, La Maravilla Gipsy Band, Mojama Fusion, Mike Vernon & Los García, Mixtolobo, El Lobo En Tu Puerta, El Tubo Elástico, Perlita, Detergente Líquido, Juanito Makandé, Miraflores, y los ya confirmados anteriormente I Am Dive y El Imperio del Perro.

Además, el apartado nacional cuenta esta edición con algunos showcases especiales, como el que protagonizará Mikel Erentxun junto a Joaquín Pascual y Paco Loco, en el que repasará un repertorio clásico de una manera más que peculiar, y algunos otros que se desvelarán en las próximas semanas.

A tal avalancha de nombres nacionales se suman también una serie de showcases internacionales procendentes de México (Carmen Costa, y AJ Dávila & Terror Amor), Chile (Jayu, presentados gracias a la colaboración de AIEnRUTa, y se añaden a los chilenos ya confirmados, Vuélveteloca y Fuma&Baila), Colombia (Okraa), Luxemburgo (Napoleon Gold), Suecia (Sudakistán, Lucern Raze, The Bongo Club), Inglaterra (Groves) y Portugal (Equations). Es sin duda la edición hasta el momento con mayor representación internacional hasta el momento, pues a los citados habría que añadir los ya anunciados anteriormente Riske Zéro (Islas Reunión) y Robbie & Seth Beg Forgiveness (EE. UU.).

César Guisado, co-director de Monkey Week, ha destacado también la relevancia del Mercado Profesional Monkey Market y las Jornadas Profesionales Monkey Brain, que tendrán lugar un año más en el marco incomparable de las Bodegas de Osborne y que este año apostarán por fomentar aún más las sesiones de networking entre profesionales nacionales e internacionales, aunque contarán una edición más con las ya habituales mesas redondas, con participación de destacadísimos invitados. Ya está confirmada la presencia en dichas jornadas de representantes de nombres fundamentales en la escena musical internacional como SXSW (EE. UU.), Pitchfork Music Festival Paris (Francia), The Great Escape (Inglaterra), Vive Latino (México), Rollo Grady (EE. UU.), Sounds From The Xity (China), Rollo Grady (EE. UU.), SESAC (EE. UU.), The Line of the Best Fit (Inglaterra) y muchos otros.

Una de las novedades más destacadas este 2015 es la realización de un Congreso de Audio que contará con diferentes talleres, destinados a profesionales relacionados con estudios de grabación y procesos como la producción y la masterización, y donde podremos asistir a clases magistrales impartidas por Paco Loco, Ricky Falkner, Sergio Castro y Mario G. Alberni.

El co-director de Monkey Week anunció que la próxima semana se dará a conocer la programación completa de dichas Jornadas Profesionales y finalizó su intervención agradeciendo la colaboración de todos los implicados en el festival, tanto a nivel institucional como a nivel privado, y con cuyo esfuerzo y apoyo común resulta posible la viabilidad de un proyecto de esta envergadura.

Por su parte, Manuel Marvizón, en representación de la Fundación SGAE, destacaron la presencia de la entidad en este mercado profesional de Monkey Week a través del denominado Circuito de Showcases Fundación SGAE. Más de 700 artistas han pasado ya por este circuito desde la primera edición, y nombres consagrados de la escena actual como The New Raemon, Manos de Topo, Guadalupe Plata, Hola A Todo El Mundo, Mujeres, Fuel Fandango, Mucho, Pájaro, Lorena Álvarez y Su Banda Municipal y un largo etcétera han desfilado por su programación.

Luis Mendo, vicepresidente de AIE, destacó asimismo la ya habitual colaboración de la entidad en Monkey Week, una ayuda que se ha prestado desde los inicios del festival y que se ha traducido en la presencia de numerosos artistas, y que este año contará con la presencia de Belako, Cabezafuego, Miquel Serra y Señores. AIE también estará presente esta edición en las Jornadas Profesionales Monkey Brain, donde varios de sus representantes ofrecerán una mesa / taller de vital importancia para todos aquellos músicos interesados en sus derechos como tal.

Victor Martiñán, por último, y como representante de Estrella Galicia, ligada activamente a Monkey Week, corroboró el compromiso de su empresa con un festival de estas características, fundamental en la industria musical, y desgranó algunas de las claves de su próxima presencia en el evento. En dicha presencia destaca sobre todo la Fiesta Son Estrella Galicia que pondrá broche final al festival el domingo 11 de octubre, con las actuaciones de Grupo de Expertos Solynieve, Julio de la Rosa y Chencho Fernández. Pero además su participación incluye la programación de diversos showcases en el Mercado Profesional Monkey Market en el Stand SEG y otros espacios escénicos del festival como la casa palacio The Happy Place.

Definitivamente, todos los implicados coincidieron en que Monkey Week es el punto de encuentro indispensable durante el año para artistas, público y profesionales de la escena musical independiente: un completo escaparate donde descubrir hoy las bandas de mañana, leit motiv del festival.

Monkey Week 2015 se celebrará los próximos días 9, 10 y 11 de octubre en El Puerto de Santa María (Cádiz).Conoce la Ciudad de la Música. Descubre hoy las bandas del mañana.

Toda la información del Monkey Week en: http://bythefest.com/festivales/monkey-week/