Entradas

funtastic dracula carnival XII

FUNTASTIC DRACULA CARNIVAL XII PONE SUS ENTRADAS A LA VENTA MAÑANA LUNES

Hace pocas semanas se desvelaba el cartel de una nueva edición del Funtastic Dracula Carnival, la decimosegunda, que se celebrará el 12, 13 y 14 de octubre en su ya habitual ubicación, la maravillosa discoteca Ku de Benidorm.

Otro año más, esta espectacular fiesta de garage, punk, r’n’r, frat, R&B, beat y demás sonidos contra-corriente, convertirá Benidorm en su centro intergaláctico de la mano de las mejores bandas y dj’s internacionales. Pero, por si el atractivo de la música no fuera suficiente, la fiesta de disfraces más divertida y estrambótica, la actuación de exóticas go-go’s, la proyección de serie-b movie y el monster market en el que se podrá adquirir todo lo que necesites para tu supervivencia: de discos a zapatos y ropa pasando por decoración para tu cueva, se encarga de rematarlo… ¡y todo en un OVNI que sobrevuela Benidorm!!

Este lunes 26 de junio a las 21:00 horas, se ponen a la venta las entradas de Funtastic Dracula Carnival XII (no incluye la fiesta de bienvenida del jueves) y como sabe todo fanático de este festival, convertido en referente europeo, las entradas volarán en minutos (el martes 27 a partir de las 17:30 horas también se podrán comprar algunas físicas en Valencia en Monterrey Bar y Discos).

Estos son los artistas que actuarán este año en el Funtastic Dracula Carnival XII:

SOUTHERN CULTURE ON THE SKIDS (USA)!!
THE REVELATORS (USA)!!
SHANNON AND THE CLAMS (USA)!!
THE NEANDERTHALS (USA)!!
THE GRUESOMES (CANADA)!!
THE KAISERS (UK)!!
JOHN SCHOOLEY AND HIS ONE MAN BAND (USA)!!
SCHIZOPHONICS (USA)!!
CONTROL FREAKS (USA)!!
THE MINDREADERS (UK)!!
THE MEOWS (SP)!!
DIRTY FENCES (USA)!!
HOBOCOP (USA)!!
FUTURO TERROR (SP)!!
JON AD THE VONS (FR)!!
BASTARDOS (SP)!!
THE PACIFICS (IR)!!
LES LULLIES (FR)!!
CRACKHOUSE (SP)!!
FRYD CHIKIN ( NZ)!!

Y por supuesto, vosotros, todos los funtásticos!!!

+ info y entradas en: www.funtasticdraculacarnival.net

ku disco funtastic 940

¡EL FUNTASTIC DRACULA CARNIVAL XII YA TIENE FECHAS!

El Funtastic Drácula Carnival no podía elegir fecha más terrorífica que este viernes 13 para anunciar las fechas de su decimosegunda edición: el viernes 13 y el sábado 14 de octubre. Como es habitual, el día anterior, el jueves 12 de octubre tendrá lugar su clásica Welcome Party.

Este es uno de los eventos más excitantes dentro del panorama rock de este país y de toda Europa. Esteremos muy atentos para informaros de las confirmaciones del cartel y del día de venta de las entradas, recordad que vuelan en minutos.

FUNTASTIC DRACULA CARNIVAL XII

OCTUBRE/OCTOBER 2017

VIERNES/FRIDAY 13 & SABADO/SATURDAY 14
+ WELCOME PARTY JUEVES/THURSDAY 12

( Os recordamos que el 12 de Octubre, Jueves, es Fiesta)

Como ejemplo, recuerda el fantástico cartel del año pasado (como todos los anteriores):

 

Young Fresh Fellows 940

YOUNG FRESH FELLOWS EMPEZARÁN SU GIRA EN EL FUNTASTIC DRACULA CARNIVAL

Antes de que un puñado de chavales con camisas de cuadros y guitarras ruidosas inventasen el grunge en la lluviosa esquina noroccidental de Estados Unidos, los Young Fresh Fellows ya reinaban en su ciudad como el grupo más descacharrante y simpático de la efervescente escena del Pacífico.

En plena explosión del grunge los Fellows consiguieron sobrevivir al hecho de haber grabado un álbum con el productor Butch Vig, en los diez días que éste tuvo entre la grabación de “Nevermind” de Nirvana y “Gish” de Smashing Pumpkins (menudo sandwich)! Y por si eso no fuese suficiente más adelante consiguieron salir indemnes al hecho de que en 1994 uno de sus miembros, Scott McCaughey, dejase el “pueblo” para hasta el día de hoy, convertirse en ciudadano del mundo viajando en jet privados y en primera clase transoceánica para tocar delante de millones de personas como miembro de apoyo de REM en discos y giras.

Y aún ahora, en 2016, si preguntas a cualquier grupo de la vieja guardia de Seattle (de Nirvana a Pearl Jam pasando por Soundgarden o Mudhoney, Posies, Model Rockets o Presidents of the USA), probablemente te dirán que los embajadores honoríficos musicales de la ciudad, y sus tipos favoritos, siguen siendo The Young Fresh Fellows.

Coincidiendo con su actuación en el Funtastic Dracula Festival de Benidorm, los Young Fresh Fellows nos deleitarán una vez más con varios conciertos a lo largo de su querida península española:

GIRA YOUNG FRESH FELLOWS

SÁBADO 29 OCTUBRE // BENIDORM FUNTASTIC DRACULA FESTIVAL

MIÉRCOLES 2 NOVIEMBRE // VALENCIA // LOCO CLUB
http://www.lococlub.org/entradas

JUEVES 3 NOVIEMBRE // MADRID // EL SOL
https://www.ticketea.com/entradas-concierto-young-fresh-fellows-en-madrid/

VIERNES 4 NOVIEMBRE // BILBAO // KAFE ANTZOKIA
https://www.ticketea.com/entradas-concierto-young-fresh-fellows-en-bilbao/

SÁBADO 5 NOVIEMBRE // IRÚN // AUDITORIO BASTERO

Logo-FIB

¿UNA IMAGEN VALE MÁS QUE MIL CANCIONES?

La de 2005 fue, posiblemente, la edición del Festival Internacional de Benicàssim que más veces apareció en los medios de comunicación por cuestiones extramusicales. El aterrizaje de Vince Power para compartir la gestión del mismo con los hermanos Morán, el fallecimiento de un joven irlandés en la zona de acampada, la presencia de Oasis (sic) como uno de los cabezas de cartel y, sobre todo, la campaña publicitaria del certamen, así lo demuestran. En esta, se asociaba el color verde de uno de los escenarios con el cine de destape. Juanito Navarro protagonizó un spot dirigido por Nacho Vigalondo, entonces de plena actualidad porque el año anterior había sido nominado al Oscar por su cortometraje “7.35 de la mañana”. Casualidad o no (no hay que olvidar que acababa de morir el Dr. Jiménez del Oso, paladín de lo sobrenatural), ese mismo 2005, El Dioni había sido una de las imágenes del Sónar.

No eran ejemplos aislados. Parecía que una ola trash había inundado las agencias de publicidad del país aquel año. Cruzcampo vs Karina, Páginas Amarillas vs rumba patillera o Balay vs Rocío Jurado. Impregnados o no de esa pátina aceitosa, lo cierto es que ambos festivales optaron por epatar con la imagen que proyectaban, más allá de la relación que tuviera con el producto que ofrecían. El FIB no debió quedar muy satisfecho (aunque repercusión mediática tuvo), porque viró su política de marketing y los dos años siguientes confió a los responsables de Muchachada Nui tal labor, para acabar, progresivamente, dando protagonismo en su imagen a los grupos que componían el cartel, dejando los experimentos para otra ocasión.

El caso del Sónar era distinto. No era la primera vez que se aventuraba por tales vericuetos. Sus campañas de publicidad siempre habían marcado la diferencia (y lo siguen haciendo hoy en día). Fueron pioneros en arriesgar y la edición de cada año se veía amplificada por el impacto que producían. El mensaje traspasaba todos los targets potenciales del certamen y, aunque pareciera increíble, un festival especializado en música electrónica estaba en boca de todo el mundo, aunque la mayoría no tuviera ni idea de quienes actuaban. Eso sí, tuvieron que pasar tres ediciones desde su nacimiento para que se soltaran la melena. Y así, en 1997, unos señores mayores (los padres de los organizadores) se convertían en la imagen de uno de los adalides de la modernidad en nuestro país. Si eso podía resultar provocador (además de tremendamente viral cuando aún no existían las redes sociales), los años siguientes no levantaron el pie del acelerador. Las gemelas con poderes paranormales; la familia católica de inspiración “aznariana” que se orinaba encima, Diego Armando Maradona o aquellos seres imposibles, mitad humanos, mitad animales, que llegaron a salir en el programa “Cuarto Milenio” (y uno de los cuales aspiró a representar a España en Eurovisión), fueron cogiendo el relevo protagonista. Detrás, siempre, Sergio Caballero, codirector del Sónar y responsable de la imagen del festival, artífice de estos cócteles de humor, crítica social y surrealismo, que incluso en dos ocasiones (“Finisterrae” y “La distancia” en 2010 y 2012 respectivamente) se convirtieron en largometrajes.

Una película, curiosamente también, es lo que el Primavera Sound ha empleado este año para desvelar su cartel. Si ya sorprendieron en la edición anterior con su terapia, por entregas, para dejar de ser hipster, en esta ocasión volvieron a hacer pleno con una producción muy cuidada que a medida que avanzaba la historia, desvelaba los nombres de los grupos. El Primavera es de los festivales que mejor entienden el concepto de “hacer marca” y por eso, y a diferencia de las campañas del Sónar, siempre interrelacionan la ficción que crean con los contenidos del certamen.

Pero el Sónar y el Primavera Sound son excepciones en un sector que se ha vuelto cada vez más conservador en el aspecto de la imagen. Puede que la crisis haya tenido algo que ver, y puesto que se invierte un dinero en unos cabezas de cartel y en un nutrido grupo de secundarios, no quieren que cualquier ruido interfiera en la información que debe llegar al futuro público. Sin embargo, a medio camino entre unos y otros, hay un conjunto de festivales que apuestan porque se les reconozca visualmente, convencidos de que esa identificación se puede traducir en abonos adquiridos por indecisos y debutantes o, simplemente, para reforzar un discurso que va más allá de la música.

 

El Funtastic Drácula Carnival es un buen ejemplo de ello. El ilustrador Luis Demano lleva dos años encargándose de su imagen, pero antes lo hicieron Pablo de la Cruz o Mik Baro y, salvando las características propias de cada autor, las coordenadas eran las mismas. Se trata de un festival en el que prima el garaje, el rock and roll, el r’n’b o el punk y eso tiene que quedar reflejado. Es casi dogma de fe que así sea, porque su objetivo debe ser explicar, a primera vista, en qué consiste. Por ello, y más en este caso en que los géneros musicales tienen una iconografía muy particular, es imprescindible la militancia sonora en el responsable del diseño.

Otro certamen que tiene una línea visual muy marcada es el Festival de Jazz Vitoria-Gastéiz, que en los últimos años ha alternado dos líneas gráficas tan diferentes como las de Mauro Entrialgo y Mikel Urmeneta (Kukuxumusu), pero manteniendo una coherencia discursiva fuera de dudas. En este caso, y puesto que desde el mismo nombre del encuentro ya se deja claro el tipo de sonidos que se van ofrecer, la imagen acaba desarrollando en el público una sensación de “pertenencia a algo” más que de pura información. Ir al festival o lucir alguno de sus diseños (en camisetas, gorras) les reafirma en unos gustos y códigos que creen representa la música que escuchan. Una identificación (presente en otras citas como el Viña Rock, también con trabajos de Urmeneta, o el Festival do Norte, por citar dos ejemplos) que reconocen porque nace de ellos y no les viene impuesta, como el término “fiber” y sucedáneos. Los festivales no son ajenos a ese sentimiento y por eso cuidan especialmente esos detalles.

Habrá quién dirá que lo importante de un festival es su cartel y no la imagen que proyectan de sí mismos. Y no le faltará razón, pero que levante la mano el que nunca se haya comprado un disco por el diseño de su portada.

Rafa Rodríguez Gimeno