Entradas

La Plata 699

LA PLATA PRESENTA SU PRIMER EP, “UN ATASCO”

Ya está disponible el primer Ep de una de las bandas que más escucharemos en los próximos años, La Plata: “Un Atasco Ep” es la primera referencia de este jovencísimo grupo valenciano; canciones adictivas, directas y sin concesiones: pop vitaminado con mucha mala hostia y con un gusto impecable. Todo himnos para el proyecto del que todo el mundo está hablando, y que ya está preparando el salto a la primera línea de la música independiente en castellano.


La Plata es un conjunto musical de pop “nueva ola” que, pese a su juventud – rondando los 23 años de media -, ha sabido escoger los elementos de este género, y aunarlos con la herencia valenciana de los años 90. Tempos acelerados y melodías constantes que, evocando a la música de baile que sonaba en las discotecas valencianas, se presentan en forma de himnos de poco más de 3 minutos. Diego Escriche comenzó lanzando “Un atasco” en solitario a finales de 2015 con el nombre “0000000”, pero es a mitad de 2016 cuando acude a Miguel J. Carmona para dar forma al resto de canciones tras disolver “Progreso”, su proyecto mútuo. Ahí es cuando se unen a la agrupación Patricia Ferragud, Salvador Frasquet y María Gea, quien también se ocupa de gran parte de la cara visible del grupo para consolidar el proyecto arraigado en Valencia

“Un Atasco” ha sido producido por Carlos Hernández, productor de Triángulo de Amor Bizarro, Los Planetas, Disco Las Palmeras, entre un largo etcétera. Portada por María Gea.

Disponible en vinilo negro de 7″ en tirada limitada AQUÍ

favx foto paula yubero 940

FAVX Y KING CAYMAN PROTAGONIZAN LA JORNADA MATINAL BY JÄGERMUSIC DEL FUZZVILLE!!! #3

Como ya ocurriera en sus dos ediciones anteriores, Jägermusic, el programa de apoyo a bandas emergentes de Jägermeister, presentará un matinal en Fuzzville!!! #3 con entrada libre y una selección de bandas que prometen romper los esquemas de los allí presentes. Bajo estas premisas, el sábado 15 de abril, la sala Rockstar se convierte en el escenario de este Matinal By Jägermusic que acogerá al power trio FAVX y la monobanda King Cayman.

ASÍ TE CONTAMOS FUZZVILLE!!! #2

FAVX es un trío madrileño que en menos de dos años ha consolidado su sonido post-grunge, que bebe del punk, el post-hardcore, el grunge y la música de los 90. En 2016 vio la luz su primer single “Born in the 90’s / Soup”, grabado en ZTA con Ojo (Juventud Juché, Sierra) y masterizado por Carl Saff (Dope Body, Traams) en Chicago. Un año mas tarde aterrizan en el festival Benidormense para demostrar la fuerza de su potente y enérgico directo en el que presentarán su nuevo single “Flowers of the West/ Daggerfeel” , adelanto de su primer EP “Welfare”.

Desde Madrid llega también King Cayman, un one-man-band de pop ruidoso y garajero que navega bajo influencias de blues, garaje y punk y que en tan solo tres años, ha conseguido posicionarse como uno de los referentes de la escena underground nacional. Gracias a su directo afilado y salvaje, King Cayman ha actuado junto a bandas como Black Flag, Tav Falco o The Glockenwise. Sin duda, verlo es adentrarse en una atmósfera de distorsión electrizante de la que es imposible escapar.

Sin duda, la Matinal By Jägermusic se convierte en una de las citas obligatorias en Fuzzville!!! #3, que se celebrará los próximo 13, 14 y 15 de abril en Benidorm.

FUZZVILLE!!! #3 I 13,14 Y 15 DE ABRIL I BENIDORM

ZEKE, THE NOMADS, THE BRIEFS, EX-CULT, PSYCHOTIC YOUTH, SONIC AVENUES , LA BANDA TRAPERA DEL RÍO, THE PARKINSONS, BIZNAGA, ZELATORS, LIE DETECTORS, KURT BAKER COMBO, OH!GUNQUIT, FAVX, BALA, LITTLE COBRAS, KING CAYMAN , WILD RIPPLE, JIBAROS, LUCY AND THE RATS, LAS CRUCES,  ALOHA BENNETS, LA PLATA …

www.fuzzville.es

THE BRIEFS 699

EL PUNK DE THE BRIEFS CIERRA LAS CONFIRMACIONES DE LAS PRIMERAS FILAS DE FUZZVILLE!!! #3

A poco más de un mes para abrir las puertas de su tercera edición, Fuzzville!!! lanza la confirmación que cierra las primeras filas con la banda de punk norteamericano The Briefs. Míticos en la escena underground a nivel mundial, el cuarteto de Seattle se labró su posición como banda de culto gracias a sus enérgicos directos repletos de humor descarado e innegable gancho. Con influencias que van desde Buzzcocks, The Adolescents o Generation X los de Seattle llegan para hacer temblar los cimientos del festival benidormense con su salvaje y rabioso sonido heredero del punk británico de finales de los 70’s y principios de los 80’s.

ASÍ TE CONTAMOS FUZZVILLE!!! #2

Con The Briefs, Fuzzville!!! #3 muestra un cartel en el que participarán una veintena de bandas referentes de rock, punk, garage y hardcore nacional e internacional. Así, cuenta en sus filas con nombres internacionales como los suecos The Nomads o los norteamericanos Zeke y Ex Cult mientras que a nivel nacional recibirá a formaciones míticas como La Banda Trapera del Río, los imparables Biznaga, las potentes e irrefrenables Bala, el punk melódico de los canadienses Sonic Avenues o los valencianos La Plata entre muchas otras. En los tres días de su celebración, el festival también será punto de encuentro para sellos discográficos de importante presencia en la escena independiente como Rufus Recordings, Sonido Muchacho, Mama Vynila o  Clifford Records entre otros.

Fuzzville!!! Publica con esta confirmación la distribución detallada de bandas por días y salas, anticipando así la venta de entradas de día que se lanzará en unas horas a través de la página web oficial con un precio de 30€, manteniendo los abonos a 50€. Todo está disponible en www.fuzzville.es/abonos/

Fuzzville!!! #3 mantendrá la misma dinámica que en ediciones anteriores con una fiesta de bienvenida el jueves 13 por la noche en la sala Rockstar con las bandas Oh! Gunquit y Wild Ripple y una matinal el sábado 15 a cargo de Jägermusic con King Cayman y FVX.  Su programación principal tendrá lugar los días viernes 14 y sábado 15 de abril en discoteca KM.

fuzzville 3 portada

PRIMERAS CONFIRMACIONES DEL FUZZVILLE!!! #3

Poco más de dos meses queda para que la tercera edición de Fuzzville!!! abra sus puertas. Será los días 13, 14 y 15 de abril en Benidorm colocándose de esta manera entre las primeras citas de la agenda musical del año y garantizando una agitada Semana Santa a todos aquellos que decidan tomarse la penitencia a ritmo de punk-rock y garage.

ASÍ TE CONTAMOS FUZZVILLE!!! 2016

Independientemente del cambio de fechas, la tercera edición de Fuzzvillle!!! se desarrollará siguiendo el mismo formato que en ediciones anteriores (jueves, viernes y sábado). El jueves 13 de abril (Jueves Santo) se celebrará la “Fuzzville´s Welcome Party” en la sala Rockstar con los conciertos de Oh! Gunquit y Wild Ripple con entrada totalmente libre hasta cubrir aforo. En Rockstar tendrá también lugar la matinal del sábado con los conciertos de FAVX y King Cayman.

Fuzzville!!!#3 abrirá sus puertas los días 14 y 15 de abril (Viernes y Sábado Santo) en la discoteca KM y anuncia hoy sus primeras confirmaciones: Ex-Cult , The ParkinsonsPsychotic Youth , Lucy & the Rats, La Banda Trapera del Rio, Biznaga, Kurt Baker Combo, Lie Detectors, Las Cruces, Bala, La Plata, Jibaros, Zelators, Little Cobras, Aloha Bennets y Sonic Avenues.La programación se distribuirá como viene siendo habitual entre los dos escenarios dispuestos en el interior de la discoteca KM (escenarios Fuzzville!!! y Junk Party), todo ello en una frenética programación sin solapes.

La organización de Fuzzville!!! anunciará más nombres en sus primeras filas durante las próximas semanas.

Los sellos discográficos Rufus Recordings, Folc Records, Delia Records, Sonido Muchacho, Mama Vynila, Monasterio de Cultura, Matapadre, Carmen Records y Clifford Records poblarán el Fuzz Market, un punto de encuentro ya referente para la escena musical independiente donde se debate, se exhibe y se vende lo mejor de cada casa.

Los abonos para Fuzzville!!! #3 ya están disponibles en la página web desde 40€ (+ gastos) , precio de lanzamiento hasta agotar el cupo

fuzzville 3 portada

FUZZVILLE!!! #3 SE CELEBRARÁ EN SEMANA SANTA

La tercera edición de Fuzzville!!! ya está aquí, y lo está más que nunca ya que la organización anuncia un cambio de fechas que traslada la apertura de puertas de la villa del Fuzz de septiembre a abril. Fuzzville!!! #3 se celebrará en plena Semana Santa.

La organización se anticipa de esta manera al frenético pulso de festivales y conciertos que se vive a partir de mayo y aprovecha las especiales condiciones climáticas que suele tener Benidorm en abril, además de los días festivos propios de la Semana Santa.

La dinámica de este año será muy similar a la de ediciones anteriores. El jueves 13 por la noche se celebrarán los conciertos bienvenida con entrada gratuita en la Sala Rockstar, donde también se celebrará una matinal el sábado 15. La programación principal de Fuzzville!!! #3 tendrá lugar los días viernes 14 y sábado 15 de abril en discoteca KM.

Los primeros nombres de esta edición así como la venta de los primeros abonos, saldrán a la luz en los próximos días.

ASÍ TE CONTAMOS FUZZVILLE!!! #2

texxcoco foto leonardo segovia 940

TEXXCOCO NOS PRESENTAN “LARRY”, PRIMER ADELANTO DE SU PRÓXIMO TRABAJO “PSYCHONAUT”

Apenas un año después de su formación y la publicación de su primer EP (Blu, Clifford Records, 2016), que impresionó por igual a público y crítica, y tras un exitoso paso por festivales de la talla delFuzzville 2016fu, los Texxcoco vuelven a la palestra con su nuevo single, “Larry” en el que muestran sus querencias por el ruidismo noventero y la psicodelia.

ASÍ TE CONTAMOS EL FUZZVILLE 2016

En los próximos meses podremos disfrutar de un segundo adelanto de “Psychonaut”, que también será editado en vinilo por el sello almeriense Clifford Records, y en el que nos permitirán comprobar si el apodo de “nuevos Pixies” está justificado.

Foto de portada: Leonardo Segovia

Mujeres 940

ASÍ TE CONTAMOS EL FUZZVILLE!!! #2

JUEVES – VIERNES

Buenos días, había pensado decir que mi perro se me había comido la crónica de hoy, pero esa excusa nadie se la creyó nunca cuando iba al colegio así que mi resaca y yo vamos a teclear un rato. Aunque el Fuzzville!!! #2 realmente empezaba viernes, el jueves había una Wellcome Party con tres bandas en la Sala Rockstar de Benidorm. Bueno, tres bandas en una, como el lubricante que todo lo consigue, porque prácticamente eran los mismos integrantes pero en diferente función sobre el escenario. De los tres, Apache eran la banda conocida y estuvieron bastante bien: corrosivos, rockeros, divertidos y con unos estribillos bastante jocosos y acertados; pero fueron Big Tits con una performance loquísima de su cantante, que interpretó todas las canciones entre el público, lo mejor de la noche; porque Slick! realmente fueron poco reseñables, parecían un grupo de colegas de instituto con todos los clichés del rockando roll potente de 70’s y 80’s.

Bueno, la primera jornada del Fuzzville propiamente dicha empezaba en la discoteca KM con Las Señoritas Estrechas estrenando el Rufusville Stage, el que se podría llamar “escenario secundario” y que se alterna con el Fuzzville Stage, el principal. Nosotros llegamos tarde a verles – momento confesión- pero era una especie de justicia poética que una banda de la discográfica Rufus Recordings inaugurara el escenario que homenajeaba a Paco Rufus, auténtico agitador rockandrolero de la zona, ya fuera tocando en bandas, dirigiendo el susodicho sello o regentando la tienda de discos Naranja y Negro, y que falleció de forma inerperada a finales del año pasado. Realmente, cuando nosotros entramos en la discoteca, el otro escenario ya se había puesto en marcha con La Luz, una cuarteto de chicas de Seattle que está bastante de moda porque su último disco ha sido producido por el omnipresente Ty Segall y que acabaron siendo casi lo mejor de la jornada. La psicodelia vintage y el surf rock de bajas pulsaciones tenían pocas posibilidades ante un menú de ritmos acelerados y hombres pasados de vueltas, pero estas chicas conquistaron la primera jornada del Fuzzville a base de poco más – y nada menos – que buenas melodías bien interpretadas.

La Luz

Tras La Luz, la música volvió al interior con Aliment en el segundo escenario – KM tiene forma de discoteca retro al que le han añadido una nave, que es dónde está el escenario principal – y la banda de La Castanya desmigajó su nuevo disco “Silverback”, un artefacto de renovado punk rock visceral y garagero, nada revivalista y fresco; pero no fresco de refrescante, fresco como un cubito de hielo lanzado a mala hostia a tu frente. Este segundo escenario, el Rufusville, sonaba ayer como un tiro – alto y nítido- ; muchísimo mejor que el año anterior, en el que era imposible distinguir los alaridos demoniacos de un exorcismo de una retransmisión deportiva de los Manolos.

De vuelta al escenario sauna – el calor en el interior de la sala era tremendo - Spray Paint dieron uno de los pocos conciertos singulares en cuanto a estilo. En un cartel repleto de garage en todas sus modalidades, punk rock e incluso glam rock, una banda como Spray Paint se puede considerar como la rarita de la clase. Lo suyo es el post punk denso, de los de ni mirarse a la cara, de tensión y de bruma, no como esas bromas pop con el que algunas bandas de ahora insisten en pervertir el estilo. Bueno, la verdad es que este aspecto que he reseñado como virtud acabó pesándoles factura, porque acabaron por aburrir. La gente que viene a este festival, a esta fiesta del fuzz, no respondió del todo bien a esta oscuridad calculada, posiblemente porque estaba a menesteres más festivos como los que ofrecieron de seguido Las Venas en el interior. Nada nuevo en el horizonte: punk muy melódico de vieja escuela pero perfecto para levantar el ánimo de un público ávido de pasarlo en grande. Eso y el aire acondicionado de la sala hicieron que su concierto estuviera abarrotado.

De vuela al principal, los italianos Giuda volvieron a dar una lección de rock& roll – volvieron porque prácticamente todas sus giras pasan por salas de nuestro país- . Junto a los antes mencionados Spray Paint fueron las ovejas negras del rebaño – “oveja negra” entendido como diferente, no como algo negativo -, puesto que su hard rock academicista y su glam rock candidato a himno marcaron diferencia con respecto a sonidos mucho más enmarañados y sucios –tanto en sonido como en espíritu -. Suyo fue realmente el premio a la profesionalidad y la entrega; intensos de principio a fin parecía que estuvieran haciendo una gira de grandes éxitos.

Giuda

El retorno de Los Claveles tras algo más de un año marcaba el siguiente hito en el camino – joder, ahora se llama retorno a cualquier cosa – y los madrileños hicieron exactamente lo que de ellos se espera: punk chulesco y ochentero del que era coetáneo con La Movida. Si el público siempre tiene la razón, las bandas de la sala le estaban ganando la partida de calle a las del escenario principal, pero Mujeres sí que se llevaron el gato al agua con ese garage pop que llevan ya paseando por todas partes desde hace tres discos. No inventan nada – en absoluto- pero han sabido darle un punto pop muy fresco y adictivo a un género de eterna vuelta y que en esta última hornada un tuerto no solamente puede ser el Rey, puede ser el Dios del universo. Tocaron en formato trío – después de las bromas ácidas por la ausencia de su guitarrista queremos saber cuál es el motivo real de su baja – y se excedieron en algunos comentarios chanantes, aunque el público se lo paso pirata y no pararon de subir al escenario para lanzarse – como si esa mierda fuera la medida de evaluación de un concierto -. Aunque ya he utilizado lo de chanante, la verdad es que ahora me vendría de perlas para definir a Angel y Cristo, unos tipos que salen al escenario con trajes plateados de astronauta, que dedican canciones a superhéroes y que encima estos personajes salen a amenizar su canción con la banda – el hombre invisible, el hombre bala…-. Son un grupo de cachondeo y por eso no merecen la excomunión, porque bueno, musicalmente sí.

Mujeres

El reclamo principal de la noche eran Nobunny, banda insignia de Goner Records y sinónimo de espectáculo. Personalmente, cuando logré abstraerme de sus máscaras de conejo, el disfraz de glam rocker con mallas del cantante y de todas esas poses divertidas, me quedé un poco decepcionado. No son mala banda, en absoluto, pero me hubiera gustado que esa imagen tan impactante hubiera estado sustentada por algo más que un punk garagero ultramelódico que ahora mismo pueden interpretar docenas y docenas de grupos y que no quedará en la memoria de casi ninguno de los que les vimos – no creo que casi nadie te sepa tararear una canción suya, pero seguro que todos recuerdan que iban con máscaras de conejo -.

Nobunny

Con todo el tema del homenaje a Paco Rufus había muchas ganas por ver a Las Membranas – una de las muchas bandas en las que militó – , eso se notaba sobre todo entre gente de la escena, además de ser un comentario recurrente entre el público local. Aunque van y vuelven, están pero no están, cada concierto suyo se toma como un comeback, como una fiesta que puede ser la última, y ellos parece que lo viven de la misma manera, dejándolo todo sobre el escenario. Garage punk revivalista, letras ácidas y no siempre políticamente correctas – ¿conocen a Wau y los Arrrghs? Pues eso – y un directo como una patada en la boca del estómago, esas son sus armas. Fue emocionante ver como agradecían al público su presencia en algo que ellos entendían simplemente como un homenaje a Paco y fue tremendo el final del concierto con su versión de “Salvaje” de The Tamrons, una canción que merece la revisión como versión por bandas más jóvenes; como el “Demolición” de Los Saicos, porque es cojonuda y  la de los protopunk peruanos es magnífica pero ya está un poquitito sobada.

Tras la descarga de adrenalina de Las Membranas, a los madrileños Hollywood Sinners se les hizo excesivamente grande el escenario principal. Una pena, porque el retro punk acelerado de estos tipos merecía un reducto más angosto dónde sudarles y empujarse a base de bien – parece una contradicción, pero a veces reclamamos escenario grandes para algunas bandas, pero a otras le sienta mejor las pequeñas -.

Tras esto y con Anni Villamarzo dejando caer clásicos imperecederos en formato vinilo, nos hemos ido a descansar un rato antes de acudir a la jornada matutina del sábado. El día de hoy musicalmente promete, y yo no prometo que mañana no se me coma la crónica el perro.

SÁBADO

Amigos del rock&roll, perdonen la tardanza pero tras una larga carrera por las calles de Benidorm acabo de pillar a mi perro con la crónica en la boca. Todo el mundo sabe que este maldito chucho es adicto a la celulosa igual que su dueño lo es a las películas de John Landis.

Ayer les dejé – o ustedes me dejaron – en el Fuzzville tras una larga noche de viernes de garage, de punk y de mucho sudor, y con esto último retomamos esta crónica en la matinal del sábado que tuvo lugar en el mismo lugar que la Welcome Party del jueves, la Sala Rockstar de Benidorm. Decir que llegamos a disfrutar del renacentista del underground Ian Svenonius a los platos, o de los gallegos Sen Senra, sería más falso que cualquier pacto anticorrupción firmado por los partidos que nos han gobernado en democracia, así que ustedes y yo nos podemos ahorrar cualquier palabra hueca y pasar al meollo del asunto.

Realmente llegamos a la Sala Rockstar a la hora que bold Guardiola le acababa de dar una nueva lección de futbol a grumpy Mouriño en el duelo futbolístico de los equipos de Manchester –Benidorm entera estaba pendiente de esto-, para que el dúo animalesco de Los Bengala nos volviera a dejar con  la boca abierta. Borja – el batería –  se ha roto la clavícula, pero en vez de suspender conciertos han fichado a Alfonso Luna – Tachenko, Maronda- para hacer sus funciones a la percusión, pasando el pequeño aragonés a primera línea de escenario como frontman – algo así como aquello de mandar a Alexanko de delantero, pero esta vez marcando goles -. El espectáculo fue tremendo, de lo mejor del festival y en horario gratuito; adrenalina, monólogos divertidísimos y mucho rock and roll moderno pero de aroma muy clásico. Tocaron todo lo suyo – incluso algún avance de su próximo trabajo – además de ponerle piel de tigre asiático a Lone Star, Los Saicos o Niño Gusano, arrollando a una sala abarrotada y al borde del golpe de calor.

La jornada matutina acabó tan tarde que con gran pena en el corazón, y lágrimas negras tan grandes como el Espíritu de Grisogono, nos perdimos a los valencianos Holy Paul y a los americanos Bad Sports. La pena fue grande porque nos dijeron que estuvieron muy bien, pero el menú era de muchos platos y en diferentes mesas, y no había manera de sentarse a todas si no se es un triatleta, que no es el caso. Con Retraseres mandando a tomar por culo lo políticamente correcto y avasallando con un urgentísimo garage punk de estribillos tronchantes llegamos a “Saunaville”; una manera perfecta de calentarse sin necesidad de microondas. Puestos ya en situación fuimos al escenario principal porque preveíamos que algo grande podía pasar con Ian Svenonius y su banda – Chain and The Gang -. Este peculiar artista empezó su apabullante y magnético show después de pasearse por las primeras filas de espectadores y saludarles y agradecerles su presencia con un café en las manos. Rock&roll , góspel predicativo, funk, new wave y clase, mucha clase, todo ello alrededor de una fuerza de la naturaleza que es un Svenonius que no paraba de platicar con la audiencia, bajar al barro para captar su atención y derrochar tal sensacional repertorio de gritos, bailes y poses que tendría que volver a ver diez veces el concierto en vídeo para recordarlos todos. Suyo fue el primer gran concierto de la noche y posiblemente el mejor.

Chain and The Gang

Tras la emoción del momento, entramos en la sala de la discoteca en búsqueda de nuevos sonidos – falso, era en búsqueda de aire acondicionado- y la sorpresa fue mayúscula cuando, sin darnos cuenta, en vez de descansar nos pusimos a bailar con Texxcoco como si fuéramos peleles a merced de los uppercuts de Mani Pacquiao. Varias personas me preguntaron qué hacía una banda internacional en el Escenario Rufusville y a mí me entraba la risa diciendo que los chavales eran de Canarias. Saben esas bandas americanas punk rockeras, garageras y surferas tan de moda como Wavves, King Tuff, Fidlar, Bass Drum of Death o Best Coast – cada uno en lo suyo –, pues Texxcoco encajarían en esa lista de maravilla. Sonido empastado, estribillos pop dentro de una música aguerrida, cambios de ritmo dentro de cada canción… tampoco son Nicola Tesla y han inventado la radio – sí, coño, no fue Marconi-, pero es de agradecer que alguien por una vez siga el manual de las buenas prácticas.

Volvimos con muchas ganas al escenario principal para ver a The Boys; supervivientes del punk del 77 y con muchas buenas canciones que regalar. Realmente no sabía en qué estado físico me encontraría a estos señores, pero pasadas un par de canciones pudimos suspirar de alivio al ver que posiblemente no lleguaremos a su edad en tan buena forma – de alivio por el concierto, pero si lo pensamos bien es algo preocupante por nosotros – . Su punk rock melódico – les llamaban los Beatles del punk – nos puso la sonrisa en la cara, porque cada canción sonaba a himno tabernario y porque demostraron ser tan buenos – o mejores – en directo que los actuales Buzzcocks, si estos no tuvieran esos putos cuatro temas perfectos. Esa sonrisa se nos quitó de la cara con la bofetada del concierto de La Moto de Fernan. Punk campechano, jugando en casa y con las vísceras encima de la mesa: caballo ganador. Los alicantinos presentes se volvieron majaretas con este dúo de terroristas sónicos, pero yo me quedo con lo de que “con cada concierto suyo nace un galgo”.

The Boys

El mayor reclamo de esta edición eran, sin lugar a duda, unos Thee Oh Sees triunfadores en los dos últimos Primavera Sound. Quizá no llegaron a las cotas aquellos conciertos, pero el ritmo que John Dwyer, su bajista y sus dos baterías imprimieron a su actuación fue demoledor. Un ritmo garagero frenético y tan hipnótico y repetitivo que le daban la vuelta al estilo hasta llegar a la psicodelia hicieron inevitables los pogos, el enseñar las tetas y el llegar a la lipotimia. Realmente, musicalmente no aportan nada en absoluto, pero convierten ese nada en un espectáculo.

Thee Oh Sees

Nos tomamos un descanso para secarnos el sudor – Rafa Nadal hubiera usado ya seis camisetas- para ver a otro de los reclamos de esta edición, los americanos Radioactivity, que acabaron por ser la mayor decepción del festival. La verdad es que tenía ilusión en este concierto; tienen un par de temas muy pegadizos que entran como cuchillo caliente en mantequilla, pero su punk pop de skaters noventeros me bajó la moral a los suelos.

Pero como en el Fuzzville todo ocurre a velocidad vertiginosa, los gallegos Terbutalina me hicieron olvidar en dos canciones a los chavales adoradores de Offspring; no en vano tienen nombre de medicamento broncodilatador con propensión a la adicción – sí, de pequeño tuve asma-. No hay mejor definición para esta banda que la que usan en sus biografías promocionales: “garage punk festeiro”, porque lo que hacen es golperarte con el sonido – parecen un grupo de broma pero tocan de manera muy seria- y ganarte con esa retranca rockera gallega que tanto se echa en falta. Este, con permiso de Texxcoco, fue el mejor concierto del Escenario Rufusville del Fuzzville!!! #2. Ya solamente quedaba el fin de fiesta, y para esos menesteres no hay nadie mejor que Los Chicos. Rock&roll festivo, power pop vitamínico, country acuchillado, soul bastardo y todos los estilos que se pueden tocar con sombrero y botas son sus armas, y las usan con solvencia desde hace bastantes años. Solo se me ocurre una banda que se les asemeje en estilo y descaro, los americanos Supersuckers.

Derrotados y muertos, pero con esa mínima carga de electricidad en el hipotálamo que mueve a los zombies, rematamos el festival bailando lo que nos pinchaban los Djs Head & Banger Oky Von Stoky.

Ya no se puede decir que Fuzzville!!! sea una sorpresa, se acabó lo de festival revelación, a partir de ahora simplemente debe ser una cita ineludible para los amantes de los sonidos sucios y la fiesta loca; del underground, del punk rock, del garage y del buen rock&roll, lo que de verdad es ahora lo alternativo.

 

 

Chain and The Gang 940

FUZZVILLE!!! #2: CRÓNICA SÁBADO

Amigos del rock&roll, perdonen la tardanza pero tras una larga carrera por las calles de Benidorm acabo de pillar a mi perro con la crónica en la boca. Todo el mundo sabe que este maldito chucho es adicto a la celulosa igual que su dueño lo es a las películas de John Landis.

Ayer les dejé – o ustedes me dejaron – en el Fuzzville tras una larga noche de viernes de garage, de punk y de mucho sudor, y con esto último retomamos esta crónica en la matinal del sábado que tuvo lugar en el mismo lugar que la Welcome Party del jueves, la Sala Rockstar de Benidorm. Decir que llegamos a disfrutar del renacentista del underground Ian Svenonius a los platos, o de los gallegos Sen Senra, sería más falso que cualquier pacto anticorrupción firmado por los partidos que nos han gobernado en democracia, así que ustedes y yo nos podemos ahorrar cualquier palabra hueca y pasar al meollo del asunto.

Realmente llegamos a la Sala Rockstar a la hora que bold Guardiola le acababa de dar una nueva lección de futbol a grumpy Mouriño en el duelo futbolístico de los equipos de Manchester –Benidorm entera estaba pendiente de esto-, para que el dúo animalesco de Los Bengala nos volviera a dejar con  la boca abierta. Borja – el batería –  se ha roto la clavícula, pero en vez de suspender conciertos han fichado a Alfonso Luna – Tachenko, Maronda- para hacer sus funciones a la percusión, pasando el pequeño aragonés a primera línea de escenario como frontman – algo así como aquello de mandar a Alexanko de delantero, pero esta vez marcando goles -. El espectáculo fue tremendo, de lo mejor del festival y en horario gratuito; adrenalina, monólogos divertidísimos y mucho rock and roll moderno pero de aroma muy clásico. Tocaron todo lo suyo – incluso algún avance de su próximo trabajo – además de ponerle piel de tigre asiático a Lone Star, Los Saicos o Niño Gusano, arrollando a una sala abarrotada y al borde del golpe de calor.

La jornada matutina acabó tan tarde que con gran pena en el corazón, y lágrimas negras tan grandes como el Espíritu de Grisogono, nos perdimos a los valencianos Holy Paul y a los americanos Bad Sports. La pena fue grande porque nos dijeron que estuvieron muy bien, pero el menú era de muchos platos y en diferentes mesas, y no había manera de sentarse a todas si no se es un triatleta, que no es el caso. Con Retraseres mandando a tomar por culo lo políticamente correcto y avasallando con un urgentísimo garage punk de estribillos tronchantes llegamos a “Saunaville”; una manera perfecta de calentarse sin necesidad de microondas. Puestos ya en situación fuimos al escenario principal porque preveíamos que algo grande podía pasar con Ian Svenonius y su banda – Chain and The Gang -. Este peculiar artista empezó su apabullante y magnético show después de pasearse por las primeras filas de espectadores y saludarles y agradecerles su presencia con un café en las manos. Rock&roll , góspel predicativo, funk, new wave y clase, mucha clase, todo ello alrededor de una fuerza de la naturaleza que es un Svenonius que no paraba de platicar con la audiencia, bajar al barro para captar su atención y derrochar tal sensacional repertorio de gritos, bailes y poses que tendría que volver a ver diez veces el concierto en vídeo para recordarlos todos. Suyo fue el primer gran concierto de la noche y posiblemente el mejor.

Chain and The Gang

Tras la emoción del momento, entramos en la sala de la discoteca en búsqueda de nuevos sonidos – falso, era en búsqueda de aire acondicionado- y la sorpresa fue mayúscula cuando, sin darnos cuenta, en vez de descansar nos pusimos a bailar con Texxcoco como si fuéramos peleles a merced de los uppercuts de Mani Pacquiao. Varias personas me preguntaron qué hacía una banda internacional en el Escenario Rufusville y a mí me entraba la risa diciendo que los chavales eran de Canarias. Saben esas bandas americanas punk rockeras, garageras y surferas tan de moda como Wavves, King Tuff, Fidlar, Bass Drum of Death o Best Coast – cada uno en lo suyo –, pues Texxcoco encajarían en esa lista de maravilla. Sonido empastado, estribillos pop dentro de una música aguerrida, cambios de ritmo dentro de cada canción… tampoco son Nicola Tesla y han inventado la radio – sí, coño, no fue Marconi-, pero es de agradecer que alguien por una vez siga el manual de las buenas prácticas.

Volvimos con muchas ganas al escenario principal para ver a The Boys; supervivientes del punk del 77 y con muchas buenas canciones que regalar. Realmente no sabía en qué estado físico me encontraría a estos señores, pero pasadas un par de canciones pudimos suspirar de alivio al ver que posiblemente no lleguaremos a su edad en tan buena forma – de alivio por el concierto, pero si lo pensamos bien es algo preocupante por nosotros – . Su punk rock melódico – les llamaban los Beatles del punk – nos puso la sonrisa en la cara, porque cada canción sonaba a himno tabernario y porque demostraron ser tan buenos – o mejores – en directo que los actuales Buzzcocks, si estos no tuvieran esos putos cuatro temas perfectos. Esa sonrisa se nos quitó de la cara con la bofetada del concierto de La Moto de Fernan. Punk campechano, jugando en casa y con las vísceras encima de la mesa: caballo ganador. Los alicantinos presentes se volvieron majaretas con este dúo de terroristas sónicos, pero yo me quedo con lo de que “con cada concierto suyo nace un galgo”.

The Boys

El mayor reclamo de esta edición eran, sin lugar a duda, unos Thee Oh Sees triunfadores en los dos últimos Primavera Sound. Quizá no llegaron a las cotas aquellos conciertos, pero el ritmo que John Dwyer, su bajista y sus dos baterías imprimieron a su actuación fue demoledor. Un ritmo garagero frenético y tan hipnótico y repetitivo que le daban la vuelta al estilo hasta llegar a la psicodelia hicieron inevitables los pogos, el enseñar las tetas y el llegar a la lipotimia. Realmente, musicalmente no aportan nada en absoluto, pero convierten ese nada en un espectáculo.

Thee Oh Sees

Nos tomamos un descanso para secarnos el sudor – Rafa Nadal hubiera usado ya seis camisetas- para ver a otro de los reclamos de esta edición, los americanos Radioactivity, que acabaron por ser la mayor decepción del festival. La verdad es que tenía ilusión en este concierto; tienen un par de temas muy pegadizos que entran como cuchillo caliente en mantequilla, pero su punk pop de skaters noventeros me bajó la moral a los suelos.

Pero como en el Fuzzville todo ocurre a velocidad vertiginosa, los gallegos Terbutalina me hicieron olvidar en dos canciones a los chavales adoradores de Offspring; no en vano tienen nombre de medicamento broncodilatador con propensión a la adicción – sí, de pequeño tuve asma-. No hay mejor definición para esta banda que la que usan en sus biografías promocionales: “garage punk festeiro”, porque lo que hacen es golperarte con el sonido – parecen un grupo de broma pero tocan de manera muy seria- y ganarte con esa retranca rockera gallega que tanto se echa en falta. Este, con permiso de Texxcoco, fue el mejor concierto del Escenario Rufusville del Fuzzville!!! #2. Ya solamente quedaba el fin de fiesta, y para esos menesteres no hay nadie mejor que Los Chicos. Rock&roll festivo, power pop vitamínico, country acuchillado, soul bastardo y todos los estilos que se pueden tocar con sombrero y botas son sus armas, y las usan con solvencia desde hace bastantes años. Solo se me ocurre una banda que se les asemeje en estilo y descaro, los americanos Supersuckers.

Derrotados y muertos, pero con esa mínima carga de electricidad en el hipotálamo que mueve a los zombies, rematamos el festival bailando lo que nos pinchaban los Djs Head & Banger y Oky Von Stoky.

Ya no se puede decir que Fuzzville!!! sea una sorpresa, se acabó lo de festival revelación, a partir de ahora simplemente debe ser una cita ineludible para los amantes de los sonidos sucios y la fiesta loca; del underground, del punk rock, del garage y del buen rock&roll, lo que de verdad es ahora lo alternativo.

Nobunny 2 940

FUZZVILLE!!! #2: CRÓNICA JUEVES – VIERNES

Buenos días, había pensado decir que mi perro se me había comido la crónica de hoy, pero esa excusa nadie se la creyó nunca cuando iba al colegio así que mi resaca y yo vamos a teclear un rato. Aunque el Fuzzville!!! #2 realmente empezaba viernes, el jueves había una Wellcome Party con tres bandas en la Sala Rockstar de Benidorm. Bueno, tres bandas en una, como el lubricante que todo lo consigue, porque prácticamente eran los mismos integrantes pero en diferente función sobre el escenario. De los tres, Apache eran la banda conocida y estuvieron bastante bien: corrosivos, rockeros, divertidos y con unos estribillos bastante jocosos y acertados; pero fueron Big Tits con una performance loquísima de su cantante, que interpretó todas las canciones entre el público, lo mejor de la noche; porque Slick! realmente fueron poco reseñables, parecían un grupo de colegas de instituto con todos los clichés del rockando roll potente de 70’s y 80’s.

Bueno, la primera jornada del Fuzzville propiamente dicha empezaba en la discoteca KM con Las Señoritas Estrechas estrenando el Rufusville Stage, el que se podría llamar “escenario secundario” y que se alterna con el Fuzzville Stage, el principal. Nosotros llegamos tarde a verles – momento confesión-, pero era una especie de justicia poética que una banda de la discográfica Rufus Recordings inaugurara el escenario que homenajeaba a Paco Rufus, auténtico agitador rockandrolero de la zona, ya fuera tocando en bandas, dirigiendo el susodicho sello o regentando la tienda de discos Naranja y Negro, y que falleció de forma inerperada a finales del año pasado. Realmente, cuando nosotros entramos en la discoteca, el otro escenario ya se había puesto en marcha con La Luz, una cuarteto de chicas de Seattle que está bastante de moda porque su último disco ha sido producido por el omnipresente Ty Segall y que acabaron siendo casi lo mejor de la jornada. La psicodelia vintage y el surf rock de bajas pulsaciones tenían pocas posibilidades ante un menú de ritmos acelerados y hombres pasados de vueltas, pero estas chicas conquistaron la primera jornada del Fuzzville a base de poco más – y nada menos – que buenas melodías bien interpretadas.

La Luz

Tras La Luz, la música volvió al interior con Aliment en el segundo escenario – KM tiene forma de discoteca retro al que le han añadido una nave, que es dónde está el escenario principal – y la banda de La Castanya desmigajó su nuevo disco “Silverback”, un artefacto de renovado punk rock visceral y garagero, nada revivalista y fresco; pero no fresco de refrescante, fresco como un cubito de hielo lanzado a mala hostia a tu frente. Este segundo escenario, el Rufusville, sonaba ayer como un tiro – alto y nítido- ; muchísimo mejor que el año anterior, en el que era imposible distinguir los alaridos demoniacos de un exorcismo de una retransmisión deportiva de los Manolos.

De vuelta al escenario sauna – el calor en el interior de la sala era tremendo – Spray Paint dieron uno de los pocos conciertos singulares en cuanto a estilo. En un cartel repleto de garage en todas sus modalidades, punk rock e incluso glam rock, una banda como Spray Paint se puede considerar como la rarita de la clase. Lo suyo es el post punk denso, de los de ni mirarse a la cara, de tensión y de bruma, no como esas bromas pop con el que algunas bandas de ahora insisten en pervertir el estilo. Bueno, la verdad es que este aspecto que he reseñado como virtud acabó pesándoles factura, porque acabaron por aburrir. La gente que viene a este festival, a esta fiesta del fuzz, no respondió del todo bien a esta oscuridad calculada, posiblemente porque estaba a menesteres más festivos como los que ofrecieron de seguido Las Venas en el interior. Nada nuevo en el horizonte: punk muy melódico de vieja escuela pero perfecto para levantar el ánimo de un público ávido de pasarlo en grande. Eso y el aire acondicionado de la sala, hicieron que su concierto estuviera abarrotado.

De vuela al principal, los italianos Giuda volvieron a dar una lección de rock& roll – volvieron porque prácticamente todas sus giras pasan por salas de nuestro país- . Junto a los antes mencionados Spray Paint, fueron las ovejas negras del rebaño – “oveja negra” entendido como diferente, no como algo negativo -, puesto que su hard rock academicista y su glam rock candidato a himno marcaron diferencia con respecto a sonidos mucho más enmarañados y sucios –tanto en sonido como en espíritu -. Suyo fue realmente el premio a la profesionalidad y la entrega; intensos de principio a fin parecía que estuvieran haciendo una gira de grandes éxitos.

Giuda

El retorno de Los Claveles tras algo más de un año marcaba el siguiente hito en el camino – joder, ahora se llama retorno a cualquier cosa – y los madrileños hicieron exactamente lo que de ellos se espera: punk chulesco y ochentero del que era coetáneo con La Movida. Si el público siempre tiene la razón, las bandas de la sala le estaban ganando la partida de calle a las del escenario principal, pero Mujeres sí que se llevaron el gato al agua con ese garage pop que llevan ya paseando por todas partes desde hace tres discos. No inventan nada – en absoluto- pero han sabido darle un punto pop muy fresco y adictivo a un género de eterna vuelta y que en esta última hornada un tuerto no solamente puede ser el Rey, puede ser el Dios del universo. Tocaron en formato trío – después de las bromas ácidas por la ausencia de su guitarrista queremos saber cuál es el motivo real de su baja – y se excedieron en algunos comentarios chanantes, aunque el público se lo paso pirata y no pararon de subir al escenario para lanzarse – como si esa mierda fuera la medida de evaluación de un concierto -. Aunque ya he utilizado lo de chanante, la verdad es que ahora me vendría de perlas para definir a Angel y Cristo, unos tipos que salen al escenario con trajes plateados de astronauta, que dedican canciones a superhéroes y que encima estos personajes salen a amenizar su canción con la banda – el hombre invisible, el hombre bala…-. Son un grupo de cachondeo y por eso no merecen la excomunión, porque bueno, musicalmente sí.

Mujeres

El reclamo principal de la noche eran Nobunny, banda insignia de Goner Records y sinónimo de espectáculo. Personalmente, cuando logré abstraerme de sus máscaras de conejo, el disfraz de glam rocker con mallas del cantante y de todas esas poses divertidas, me quedé un poco decepcionado. No son mala banda, en absoluto, pero me hubiera gustado que esa imagen tan impactante hubiera estado sustentada por algo más que un punk garagero ultramelódico que ahora mismo pueden interpretar docenas y docenas de grupos y que no quedará en la memoria de casi ninguno de los que les vimos – no creo que casi nadie te sepa tararear una canción suya, pero seguro que todos recuerdan que iban con máscaras de conejo -.

Nobunny

Con todo el tema del homenaje a Paco Rufus, había muchas ganas por ver a Las Membranas – una de las muchas bandas en las que militó – , eso se notaba sobre todo entre gente de la escena, además de ser un comentario recurrente entre el público local. Aunque van y vuelven, están pero no están, cada concierto suyo se toma como un comeback, como una fiesta que puede ser la última, y ellos parece que lo viven de la misma manera, dejándolo todo sobre el escenario. Garage punk revivalista, letras ácidas y no siempre políticamente correctas – ¿conocen a Wau y los Arrrghs? Pues eso – y un directo como una patada en la boca del estómago, esas son sus armas. Fue emocionante ver como agradecían al público su presencia en algo que ellos entendían simplemente como un homenaje a Paco y fue tremendo el final del concierto con “Salvaje”, una canción que merece la revisión como versión por bandas más jóvenes; como el “Demolición” de Los Saicos, porque es cojonuda y  la de los protopunk peruanos es magnífica pero ya está un poquitito sobada.

Tras la descarga de adrenalina de Las Membranas, a los madrileños Hollywood Sinners se les hizo excesivamente grande el escenario principal. Una pena, porque el retro punk acelerado de estos tipos merecía un reducto más angosto dónde sudarles y empujarse a base de bien – parece una contradicción, pero a veces reclamamos escenario grandes para algunas bandas, pero a otras le sienta mejor las pequeñas -.

Tras esto y con Anni Villamarzo dejando caer clásicos imperecederos en formato vinilo, nos hemos ido a descansar un rato antes de acudir a la jornada matutina del sábado. El día de hoy musicalmente promete, y yo no prometo que mañana no se me coma la crónica el perro.

Fuzzville artwork 940

FUZZVILLE!!! #2, DESVELA SU PROGRAMACIÓN DIARIA Y LANZA A LA VENTA LAS ENTRADAS DE DÍA

Fuzzville!!!#2 , desvela su programación diaria y lanza a la venta las entradas de día

Fuzzville!!! abrirá sus puertas en la discoteca KM – Benidorm los días 9 y 10 de septiembre. La organización adelanta que aún queda una banda por confirmar que cerrará la programación del viernes 9 y que se desvelará los próximos días.  Además de los conciertos que se celebrarán en la discoteca KM los días 9 y 10 de septiembre, Fuzzville!!! celebrará dos fiestas con entrada gratuita en la sala Rockstar (el jueves 8 a partir de las 20:30h y el sábado 10 a partir de las 13:30h) Fuzzville!!! #2 cuenta en sus filas con más de treinta nombres de la escena garage y punk-rock nacional e internacional y pone a la venta los últimos abonos a 55€ y las entradas de día a un precio de 35 €.

ASÍ TE CONTAMOS EL FUZZVILLE!!! #2

Pero eso no es todo… 

El Fuzz Market, ubicado en el interior de la Discoteca KM y que abrirá sus puertas en paralelo a la programación del festival los días 9 y 10 de septiembre, es el punto de encuentro entre los sellos discográficos independientes nacionales e internacionales y el púbico. En esta edición contará con la presencia de los representantes de sellos norteamericanos Goner Records (Memphis/TN) y Burger Records (California) además de los sellos nacionales Rufus Recordings, Grabaciones de Impacto, Clifford Records, Sonido Muchacho, Blondes Must Die, La Castanya, Flexidiscos, Folc Records, o Monasterio de Cultura.

La programación diaria de Fuzzville!!! queda configurada de la siguiente manera:

Jueves 8 de septiembre “Welcome to Fuzzville!!! Party” en la sala Rockstar con entrada gratuita: Slick!, Apache y Big Tits.

Viernes 9 de septiembre Fuzzville!!!#2 en discoteca KM: Nobunny (Goner Records), Giuda, La Luz, Spray Paint (Goner Records), Ángel y Cristo (Monasterio de Cultura), Hollywood Sinners, Aliment (La Castanya), Las Membranas, Los Claveles (Sonido Muchacho), Las Señoritas Estrechas (Rufus Recordings), Las Venas (Blonde Must Die).

Sábado 10 de septiembre a partir de las 13:30h en Sala Rockstar con entrada gratuita, Jägermusic presenta: Los Bengala, Sen Senra y la sesión a los platos de Ian Svenonius, líder de Chain and the Gang.

Sábado 10 de septiembre Fuzzville#2 en discoteca KM: Thee Oh Sees, The Boys, Los Chicos (Folc Records), Chain and the Gang, Radioactivity, Texxcoco (Clifford Records), Terbutalina (Grabaciones de Impacto), Bad Sports, La Moto de Fernan (Rufus Recordings), Hakan (Rufus Recordings), Holy Paul, Retraseres (Rufus Recordings).

Las entradas por día están disponibles a un precio de 35€ y los últimos a abonos a 55€ aquí.

ASÍ TE CONTAMOS EL FUZZVILLE!!! #1

Fuzzville artwork 940

NOVEDADES FUZZVILLE!!! #2: BANDAS, DJ’S, SELLOS…

Fuzzville!!! #2, que se celebrará en la KM Disco de Benidorm los días 9 y 10 de septiembre, está en modo cuenta atrás y, como tal, se suceden las buenas nuevas en torno a la programación. ¡Tomen nota!

Dos nuevas bandas se incorporan a un line-up en el que ya figuran Thee Oh Sees, Nobunny, La Luz, Giuda, The Boys, Chain & The Gang o Los Claveles. Texxcoco es la primera de ellas. La banda canaria de garage-surf viene de publicar “Blu” (Clifford Records, 2016), un primer EP en el que dejan notar sus querencias por el grunge y la psicodelia. Cuatro temas que los convierten en una banda a tener muy en cuenta en la escena garagera nacional. Más escorados hacia el lado salvaje del r’n’r, se unen a Fuzzville!!! los valencianos Holy Paul, una de las bandas más destacadas del roster emergente de Sona La Dipu. Este power trio se ha ganado ya el respeto de medios internacionales como Noisey, que señaló a su paso por el Primavera Sound que el grupo tiene tantos toques de los míticos Big Star como de Blur o Black Lips.

Con estas bandas se une como sello invitado Clifford Records, que contará con un stand en el shopahólico y melómano Fuzz Market al lado del de pesos pesados como Goner Records, Burger Records, Sonido Muchacho, La Castanya… y algunas presencias más aún por confirmar.

¿Y qué sería de Fuzzville sin sus ya míticas Junk Sessions? Una vez finalizada la programación de conciertos, no se vayan todavía que aún hay más. En esta edición se unen nombres muy sonados como los de OkyVonStoky, uno de los destacados del mítico Vía Láctea de Madrid y experto en unir géneros tan dispares como la hard-rumba o el surf-punk, e Ian Svenonius quien aprovecha su visita como líder de la banda norteamericana Chain & The Gang para pegarse una buena sesión a los platos.

Head & Banger, Annie Villamarzo y Turista Bang Bang cierran esta lista de elegidos para los platos de la Villa del Fuzz 2016 anticipando unas sesiones eclécticas y glamurosas que prometen repartir altas dosis de serotonina musical.

Con estos nombres, el line-up de Fuzzville!!! #2 se comprime un poco más, a falta de conocer las últimas pinceladas y noticias, y con todo listo para volver a convertirse en el festival de referencia del underground en España.

Quedan muy pocos abonos a 55€, y se pueden adquirir aquí: http://fuzzville.es/abonos/

fuzzville!!! los bengala

LOS TEJANOS SPRAY PAINT, EL REGRESO DE LOS CLAVELES, LOS BENGALA, SEN SENRA, ÁNGEL Y CRISTO, Y LAS VENAS SE UNEN A FUZZVILLE!!! #2

Poco más de un mes falta para que Fuzzville!!! #2 abra de nuevo sus puertas en Benidorm y, a falta de alguna sorpresa que no tardará en desvelarse, seis nuevos nombres se unen a la filas de lo que ya se ha instaurado como la “Villa del Fuzz”.

El trío tejano conocido como Spray Paint es una de las mayores apuestas actuales de Goner Records, sello internacional invitado en esta edición de Fuzzville!!!. Post-punk de intensidad elevada con amplitud que, desde su single de debut en 2011, van a lanzamiento por año.

En las filas de los sellos discográficos nacionales tenemos también nopvedades. El sello madrileño Sonido Muchacho llegará de la mano de Los Claveles banda en letargo que ha decidido despertar con motivo de la segunda edición de Fuzzville!!!, sin duda alguna una gran noticia que los días 9 y 10 de septiembre destaquen con mayúsculas en su lineal. Monasterio de Cultura presentará entre los devotos fuzzvilianos a Ángel y Cristo, un tremebundo combo de temática circense a medio camino entre la performance más descacharrante y el ruidismo más arrollador. Y debutará en Benidorm el sello Blondes Must Die con una de las bandas que más y mejor han asumido el electrizante legado de Buzzcocks o Undertones en nuestro país, Las Venas.

Jägermusic presenta a Sen Senra y Los Bengala

En Fuzzville!!! no hay espacio para el descanso. Como ya ocurriera en la primera edición, al lado de la playa, en la sala Rockstar, concretamente el sábado 10 de septiembre, Jägermusic, el programa de apoyo a bandas emergentes de Jägermeister, presentará con entrada libre una programación compuesta de dos de las bandas con directo más salvaje de su roster. Los maños Los Bengala, como buen power duo que se precie, tienen uno de los directos más intensos del país, mientras que el vigués Sen Senra recrea a sus 20 años como nadie la buena onda del garage más psicodélico con aires de la Costa Oeste.