Entradas

la big rabia 940

HABLAMOS CON LA BIG RABIA, EL NUEVO HURACÁN CHILENO QUE PRESENTARÁ SUS CANCIONES EN EL DV+ LIVE RONDA. DESCUBRIMOS UN ANTI FESTIVAL PARA BANDOLER@S Y ROCKER@S AMANTES DEL BUEN BEBER

Texto: Elsa Rodríguez

Foto: La Big Rabia

El próximo sábado 10 de junio los amantes del rock y el pop con raíces tienen una cita con el DV+ Live. La iniciativa es un auténtico lujo: una suerte de celebración gastromusical en los patios ajardinados de una bodega emplazada frente a la sierra malagueña, justo en la Cornisa del Tajo de Ronda, con posibilidad de disfrutar de conciertos en un ambiente íntimo y probar las tapas más suculentas de la provincia así como los mejores vinos fabricados por la Bodega Descalzos Viejos. Sí, es posible otro festival, aunque probablemente ese concepto se aleje un tanto del DV+ Live, el proyecto capitaneado por Andrés Rodríguez “Pájaro” (programador y curador indiscutible de cada nueva edición) al alimón del sello Happy Place. Por el DV+ Live (que toma su nombre prestado del vino más célebre en la bodega) ya han pasado durante los últimos cinco años bandas del calibre de Furia Trinidad, Pelo Mono, The Milkyway Express, Surrounders, Hi Corea!, Chencho Fernández, El Twanguero y, claramente, el propio Pájaro.

Su sexta edición, confirmada para el 10 de junio a partir de las 9 de la noche, contará con la presencia de tres joyitas de la música entendiendo a esta como género: la espléndida formación de swing O Sister! (auténticos regeneradores del jazz vocal de los años 20 y 30 con fijación por los grupos femeninos de aquella época), las catalanas Lansbury (unas folkies perversas capaces de mezclar letras ácidas como un limón con arreglos musicales de lo más lo-fi) y el trío chileno La Big Rabia, alabados por los degustadores del mejor rock latinoamericano, algo así como colocar a El Vez y Tom Waits al frente de unos Cramps perdidos en medio de un set de rodaje de Robert Rodríguez. Hablamos con Puñete y Vaniv, sístoles y diástoles de La Big Rabia, un dúo del que en menos de lo que canta un gallo acabará encandilando a la escena independiente de nuestro país, tan necesitada de nuevas voces que canten rock en castellano.

ByTHEFEST: ¿Qué se encontrará el público que vaya a veros el próximo 10 de junio al DV + Live de Ronda?

Vaniv: Hola, permítame que nos presente. La Big Rabia somos un dúo chileno y lo formamos Sebastián “Puñete” Orellana (guitarra y voz) e Iván “Vaniv” Molina (batería). ¿Qué tenemos preparado para el público no solo del DV+ Live, sino también del Monkey Weekend (El Puerto de Santa María) y el Ciclo Nocturama (Sevilla)? Pues claramente un show para escuchar y sentir, intenso de muchas maneras, y pleno de bolero y rocanrol sincero, que es lo que nos inspira. No tenemos dos shows iguales.

ByTHEFEST: Al parecer vuestra actuación va a tener lugar en el patio ajardinado de una conocida bodega. ¿Hasta qué punto es compatible la combinación rabia + vinos de Málaga?

Vaniv: Nos parece más que perfecto para el romántico cóctel musical de amor no correspondido y chispa espontánea que vamos a presentar.
Puñete: Es la combinación ideal. Una vez leí por ahí a una persona que posteó en nuestro Facebook diciendo que si La Big Rabia fuese alguna bebida alcohólica, seríamos un Vino.

ByTHEFEST: ¿Qué hacen dos tipos fans de Nick Cave, Tom Waits y TheCramps en Santiago de Chile cuando empiezan a sentir la necesidad de colgarse una guitarra y subirse a un escenario?

Vaniv: Pues tratar de inventar una música donde todo eso esté incluido y que nos guste a ambos. Y por supuesto que reúna también todas las cosas que nos pasan en Chile a diario. En nuestro país somos unos bichos raros. No nos invitan mucho a tocar porque no calzamos en ninguna escena.
Puñete: Al final siempre se trata de hacer buenos discos y buenos shows, ya que vivimos de ello.

ByTHEFEST: ¿Cómo definiríais la escena local donde os habéis desarrollado?

Vaniv: La escena chilena es principalmente pop. Existen muchas propuestas de distinta factura, pero principalmente la base es el pop. La industria independiente ha pasado a ser el nuevo mainstream allá en nuestro país. Ahora todo está muy orientado a la internacionalización. Como les decía, no encajamos mucho en ese contexto.

ByTHEFEST: Mirando a lo lejos desde Latinoamérica, ¿cómo veis desde allí el rock español?

Vaniv: Comprobamos que está pasando por un momento muy interesante que tiene mucho que ver con la identidad propia. Nos gustan muchas propuestas que vamos conociendo. Les hablo de cosas que combinan entre ellas de manera única. Hay muchas influencias y formatos que parecen muy dispares entre sí pero que al final encajan, como sucede con Galleta Piluda. Guadalupe Plata es un buen ejemplo. Son una banda increíble, hacen una música magnífica que no existía de la misma forma antes de que ellos hicieran acto de presencia. Tienen acá músicos impresionantes, gente muy honesta. Según nuestro punto de vista, la escena española está pasando una nueva edad de oro. Al menos es así por todo lo que vamos conociendo. Y nos sentimos cómodos a su lado.

ByTHEFEST: Resulta curioso que estéis preparando nuevo material para editarlo con un sello español como Happy Place. ¿Cómo surgió esta alianza y cómo lo estáis trabajando?

Vaniv: Pedro de Dios, guitarrista de Guadalupe Plata, viajo a Chile en enero del 2016 y produjo nuestro último disco allá en Santiago. El resultado nos gustó mucho y se generó el vínculo con Happy Place Records. Pedro ya había editado con ellos el disco de Pelo Mono y les mostró el álbum. Les encantó. Desde entonces hemos estado haciendo planes que se han ido cumpliendo con amistad y confianza mutuas. Ha sido un proceso que ahora desemboca en que nos hayamos alojado en Sevilla para grabar un nuevo disco en el Estudio Happy Place. Estamos realmente contentos con todo lo que está pasándonos.  La idea es editar este trabajo acá en España en octubre y que volvamos a su país a presentarlo en vivo, promocionarlo y girar por toda España.

ByTHEFEST: ¿Qué bandas españolas os interesan y cuáles pensáis que funcionarían mejor allí en tu país?

Vaniv: A mí me gustan muchísimo Guadalupe Plata y Pelo Mono. También Los Harakiris. Yo creo que en Chile serían una exquisitez.
Puñete: Estoy muy de acuerdo con Vaniv sobre las bandas que le interesan de acá. También nos han fascinado Los Saxos del Averno, The Limboos, Los Granadians y Tito Ramírez.

ByTHEFEST: En Chile hay una nueva escena psicodélica bastante importante ¿Qué respiran en el país para que estén saliendo propuestas tan intensas, ya sean de rock o de psicodelia?

Vaniv: Tiene mucho que ver la dura historia reciente y actual del país en esa comprometida intensidad.  Y la psicodelia debe inspirarse probablemente en las sustancias de siempre.
Puñete: La verdad es que no estoy muy enterado de ese circuito psicodélico ya que son bastante pijos y no me suelen caer bien (risas). Chile es un país muy bonito y con gente muy buena, lamentablemente los que manejan los hilos son unos hijos de puta y eso influye en la manera de componer o incluso de interpretar. De ahí la intensidad.

ByTHEFEST: ¿Cómo ha sido vuestro trabajo junto a Perico de Dios? Tengo entendido que consideráis a vuestro último disco homónimo como  auténtico primer disco de La Big Rabia.

Vaniv: Fue un lujo trabajar con Pedro. Este disco, que es de 2016, se llama como la banda porque cuando lo escuchamos sentimos que daba con algo que nos gustaba mucho. Realmente mezclaba y sonaba a todas nuestras influencias, como individuos independientes y como grupos. Por eso nos gustó tanto. Perico nos ha apoyado mucho en todo esto. Hemos aprendido mucho de él. Es un buen amigo.

ByTHEFEST: En medios españoles como Rockdelux se os ha definido “cabecillas de la renovación iberoamericana de la música rock en español”. ¿Realmente pensáis que hay una auténtica renovación del rock en castellano?

Puñete: En Latinoamérica (y creo que también acá en España) el pop es el estilo dominante mientras que el rock se mantiene vigente a través de proyectos muy puntuales, casos más aislados como el nuestro. Pero ahora se está haciendo más rock en español usando textos con una fluidez natural. Esta reivindicación de la lengua ha generado un refuerzo del a identidad latina. Pienso que la renovación va por ahí.

ByTHEFEST: ¿Qué esperáis conseguir en España y que os queda todavía por recorrer en Sudamérica? Vaniv: Nuestras expectativas van dirigidas a generarnos espacios para poder hacer nuestra música tranquilos y en paz. Para un músico actual esto tiene mucho que ver con dónde funcione su propuesta, con el hecho de que exista un interés concreto y sincero que promueva su sustentabilidad. Por eso estamos apostando acá en España, porque Happy Place nos ha procurado estas condiciones.

Puñete: Como La Big Rabia sólo hemos tocado una vez en Argentina. También hicimos una gira por el DF mexicano bastante exitosa. México es un país fantástico también, nos sentimos muy a gusto allí. Nos gustaría volver pronto.

ByTHEFEST: Si tuvieseis que salvar diez discos de un incendio, ¿cuáles serían?

Puñete: Depende del contexto, si el incendio fuera en nuestra casa serían Tom Waits ‘Rain Dogs’, Tom Waits ‘Bad as Me’, Roberto Parra ‘Tiempos de la negra Ester’, Charles Bradley ‘Victim of Love’, Los Ángeles Negros ‘Y volveré’, Los Blue Splendor ‘Vol III’, Son House ‘Father of Folk Blues’, The Roots of Chicha ‘Psychedelic cumbias from Perú’, Lyn Taitt & The Jets ‘Hold Me Tight’ y las últimas composiciones de Violeta Parra.

ByTHEFEST: Y para acabar, ¿Qué es lo primero que hacéis al entrar en el backstage y lo último que antes de salir?

Vaniv: Siempre nos abrazamos para darnos fuerza y amistad y poder así tocar compenetrados. En estos viajes largos es importante apoyarnos mutuamente.
Puñete: Fumar marihuana cuando la hay. Y en mi caso calentar la voz, ya que no soy cantante y La Big Rabia exige mucho. Desde hace dos años pienso en mi hijo Salvador cuando salgo a escena. Hacer eso me da la calma y la tranquilidad que necesito para enfrentarme al show.

 

 

 

 

MONKEY WEEK 2017 JUNIO

ESCENARIO JÄGERMUSIC EN MONKEY WEEKEND: KAIXO, ONE PATH, PERLITA, SPACE SURIMI, PEDRO LADROGA, CABALLITO E INDUSTRIAS 94

Kaixo, One Path, Perlita, Space Surimi, Pedro Ladroga, Caballito e Industrias 94 forman el suculento cartel del Escenario Jägermusic en Monkey Weekend, a celebrar los días 16 y 17 de junio en El Puerto de Santa María

El festival suma además de estos artistas una extensa lista de nombres frescos y novedosos de la escena musical independiente tales como Rosalía & Refree, Bejo & Dj Pimp, Cuello, Favx, Fiera, Las Odio, Leicomers, Lois, Núria Graham y muchos más.

No podía faltar: siempre fiel a su cita habitual con Monkey Week, el Escenario Jägermusic también estará en Monkey Weekend los próximos 16 y 17 de junio.

Y también fieles con su filosofía, Jägermeister y su intrépida iniciativa Jägermusic vuelven a apostar en la programación de este escenario por los sonidos más modernos y rutilantes de la escena independiente nacional.

Así, en el Escenario Jägermusic de Monkey Weekend podremos disfrutar de la oscuridad new punk de Kaixo, el positivismo en clave de (t)rap de One Path, el hedonismo new wave de Perlita, la irreverencia a ritmo de hip hop de Space Surimi, el mayúsculo directo de Pedro Ladroga o el productor de moda en el rap español, la trotona cumbia digital de Caballito, y los beats del colectivo que sacude la cultura de club sevillana, Industrias 94.

Una escudería de primera con la mejor carrocería posible: Jägermusic, el programa musical de Jägermeister de apoyo a la escena emergente que siempre está excavando en el talento underground estatal..

Os recordamos que las entradas de Monkey Weekend están disponibles desde 18 euros en este ENLACE.

Y no olvidéis el resto del cartel…

Monkey Weekend.
16/17 Junio 2017. El Puerto de Santa María.

All La Glory, Aullido Atómico, Bejo & Dj Pimp, Betunizer, Branquias Johnson, Bronquio, Caballito, Cabezafuego, Cuello, Early Beers, Faux, Fiera, Galleta Piluda, Hosico, Industrias 94, Kaixo, King Cayman, La Big Rabia, Las Odio, Leicomers, Little Cobras, Lois, Lorena Álvarez, Los Jaguares de la Bahía, Núria Graham, Ohmycat, One Path, Pedro Ladroga, Perla DJ, Perlita, Quentin Gas & Los Zíngaros, Ramona, Ramos Dual, Rosalía & Refree, Segunda Persona, Smokers Die Young, Space Surimi, The Milkyway Express, The Weekend Turtles y Za! integran la ecléctica programación de un festival único en su especie.

Más información sobre los artistas del cartel pinchando AQUÍ.

the milkyway express

THE MILKYWAY EXPRESS PRESENTARÁN SU NUEVO DISCO “MALINCHE” EN INTERESTELAR SEVILLA

Muchos estábamos esperando la puesta de largo de “Malinche”, el nuevo y aplaudido disco de The Milkyway Express: ese primer directo de esta nueva etapa, que nos reencuentre con la banda y que nos muestre la fuerza de las composiciones de su último LP.

El momento ha llegado. Será este viernes 19 de mayo, a las 23.45 horas. Y dónde mejor que jugando en casa: The Milkyway Express desatarán toda la furia implacable de “Malinche” sobre las tablas del Escenario Coolway de Interestelar Sevilla, el festival de primavera de la ciudad.

Una ocasión única para disfrutar de una banda llamada al Olimpo del rock en nuestro país y de las canciones de un álbum, “Malinche”, el cuarto de su increíble trayectoria y que una vez más está cosechando elogios a mansalva.

Basta echar un ojo a la crítica que Manel Celeiro le dedicaba, como -atención- Disco del Mes en el Ruta 66 de hace tan solo un par de meses: “The Milkyway Express residen en un mundo de fantasía”, aseveraba el cronista. “Ése en el que el rock era la música dominante y la más influyente y todo estaba por descubrir y experimentar (…). Estamos ante un disco de rock’n’roll de pura cepa, escrito e interpretado por unos músicos que van como un cohete”.

Un cohete cuyo despegue, cómo no, comienza este viernes próximo en Interestelar Sevilla.

Yo de ti no me lo perdería, astronauta.

Y recuerda que, mientras tanto, puedes disfrutar de “Malinche” en las siguientes plataformas digitales:

SPOTIFY

iTUNES

BANDCAMP

The Milkyway Express anunciará próximamente también más fechas de la gira “Malinche”, aunque ya ha confirmado su presencia en otro festival que llegará esta primavera: Monkey Weekend, los próximos 16 y 17 de junio en El Puerto de Santa María.

MONKEY WEEK 2017 JUNIO

MONKEY WEEKEND: PACKS HOTEL + ABONO – 16 Y 17 DE JUNIO, EL PUERTO DE SANTA MARÍA

Desde hoy viernes 28 de abril se pueden adquirir los Packs Monkey Weekend: dos noches de Hotel + Abono del Festival (Viernes 16 y Sábado 17 de junio) + una Copa de bienvenida, todo a precio inmejorable. Para que puedas disfrutar de Monkey Weekend sin preocupación alguna y a todo confort.

Los Packs se componen de:

- habitación de Hotel para dos noches con desayuno incluido,
- Abono para los dos días,
- y una Copa de bienvenida.

Además, puedes elegir entre habitación individual o doble (en este último caso, claro, el pack viene con dos abonos y dos copas de bienvenida).

Para reservar, ponte en contacto directamente con el hotel que más te interese de la lista que adjuntamos a continuación.

Puedes hacer tu reserva desde hoy y el cargo no se te hará efectivo en tu cuenta hasta el lunes 12 de junio. En caso de que no puedas venir, podrás cancelar tu Pack Monkey Weekend en cualquier momento antes de esta fecha.

Monkey Weekend.
16/17 Junio 2017. El Puerto de Santa María.

All La Glory, Aullido Atómico, Bejo & Dj Pimp, Betunizer, Branquias Johnson, Bronquio, Caballito, Cabezafuego, Cuello, Early Beers, Faux, Fiera, Galleta Piluda, Hosico, Industrias 94, Kaixo, King Cayman, La Big Rabia, Las Odio, Leicomers, Little Cobras, Lois, Lorena Álvarez, Los Jaguares de la Bahía, Núria Graham, Ohmycat, One Path, Pedro Ladroga, Perla DJ, Perlita, Quentin Gas & Los Zíngaros, Ramona, Ramos Dual, Rosalía & Refree, Segunda Persona, Smokers Die Young, Space Surimi, The Milkyway Express, The Weekend Turtles y Za! integran la ecléctica programación de un festival único en su especie.

Más información sobre los artistas del cartel pinchando AQUÍ.

 

interestelar sevilla cartel completo portada

NUEVAS CONFIRMACIONES Y CARTEL POR DÍAS PARA INTERESTELAR SEVILLA 2017

Poco más de 20 días nos separan del Interestelar Sevilla y comienza la cuenta atrás para dar el pistoletazo de salida a la celebración de su segunda edición. Hoy se unen al cartel las bandas The Saltitos, Peranoia, Lost Tapes, Apartamentos Acapulco, Lígula y Verona, además de los djs Tardeo, Daniless DJ, Me & The Reptiles y Me & DJs. Tras estas confirmaciones el reparto del cartel por días queda así:

VIERNES 19 DE MAYO
Love Of Lesbian, Loquillo, León Benavente, Carlos Sadness, Neuman, Depedro, Viva Suecia, WAS, Delafé, Varry Brava, Grises, Les Castizos, Sexy Zebras, Los Tiki Phantoms, The Milkyway Express, Mechanismo, Toulouse, The Saltitos, Peranoia, Lígula, Tardeo y Me&Djs

SÁBADO 20 DE MAYO
Los Planetas, Fangoria, Sidonie, Second, Maga, La Habitación Roja, L.A., Corizonas, Guadalupe Plata, ElyElla DJ´s, Shinova, Meneo, Los News, Quentin Gas & Los Zíngaros, The Prussians, Veintiuno, Apartamentos Acapulco, Los Embusteros, Verona, Genérica, Lost Tapes, Los Perversos, Me & The Reptiles y Daniless.

Este cartel volverá a hacer de Interestelar una cita ineludible para los fans del indie rock nacional. La pradera del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo volverá a ser el epicentro de una explosión de arte en todas sus expresiones los próximos 19 y 20 de mayo, y el Festival Interestelar el plan perfecto para disfrutar de la primavera en Sevilla.

Últimas entradas a la venta desde 28€ + gastos en: www.interestelarsevilla.com/tickets/

MONKEY WEEK 2017 JUNIO

MONKEY WEEKEND: PROGRAMACIÓN POR JORNADAS

Los próximos 16 y 17 de junio vuelve el espíritu de Monkey Week a la ciudad que lo vio nacer: El Puerto de Santa María. Abandonando el carácter de feria profesional del festival de origen –que continuará con sus ediciones otoñales en Sevilla- pero apostando de nuevo por los valores emergentes de nuestra escena y la misma naturaleza urbana de siempre.

All La Glory, Aullido Atómico, Bejo & Dj Pimp, Betunizer, Branquias Johnson, Bronquio, Caballito, Cabezafuego, Cuello, Early Beers, Faux, Fiera, Galleta Piluda, Hosico, Industrias 94, Kaixo, King Cayman, La Big Rabia, Las Odio, Leicomers, Little Cobras, Lois, Lorena Álvarez, Los Jaguares de la Bahía, Núria Graham, Ohmycat, One Path, Pedro Ladroga, Perla DJ, Perlita, Quentin Gas & Los Zíngaros, Ramona, Ramos Dual, Rosalía & Refree, Segunda Persona, Smokers Die Young, Space Surimi, The Milkyway Express, The Weekend Turtles y Za! integran la ecléctica programación de un festival único en su especie: Monkey Weekend.

Aquí tenéis todo lo que quisisteis saber sobre el Monkey Weekend y aun podéis atreveros a preguntar.

El viernes 16 de junio, pistoletazo de salida. Y menudo “bang!”. Por vez primera en nuestra historia primate, el interior del Castillo San Marcos acogerá La Noche Contrabando, una serie de conciertos para dar la bienvenida a nuestro amado público. A las 21.00 horas se abrirán las puertas del Castillo, y desde media hora después y hasta las 2.00 de la madrugada, triple cita de órdago: dará la bienvenida Cuello, continuarán Rosalía & Refree, y pondrán broche final Bejo & Dj Pimp. No se vayan, aún hay más: para aquellos que quieran continuar la noche, el Escenario Jägermusic en el Mondongo Club -ubicado en la Discoteca La Niña, a veinte pasos, y no es exageración, del Castillo- ofrecerá una after party con las sesiones de Tali Carreto, Ohmycat y Perla Dj. ¡A mover el bullarengue se ha dicho!

Aviso para monetes: el aforo del Castillo es limitado, a tan solo 400 entradas. Por lo que si tu intención es ir solo este viernes (¡ay bribón!) o en su defecto hacerte con el abono para viernes y sábado, ¡CORRE! Porque ya está la cosa calentita, calentita.

Claro que el sábado 17 de junio, como ya era habitual en Monkey Week, el hermano mayor de Monkey Weekend, uno siempre podrá saltar de bar en bar, de sala en sala y de escenario en escenario. Diez diferentes, de hecho, nos esperan la segunda jornada del festival.

El sarao del sábado comenzará a las 13.30 horas en el maravilloso patio del Hospital de la Divina Providencia, más conocido por los locales como el Hospitalito, un edificio del siglo XVIII. Allí podremos disfrutar de la simpar Lorena Álvarez y el imprevisible Cabezafuego. Dos conciertos en formato íntimo pero la mar de salaos para los más tempraneros del día.

Una vez hayan concluido estos conciertos, un garage ubicado delante de Bugalú, ese bar tan cuco, se abrirá para que podamos bailar al son de The Weekend Turtles en plena calle. Música surf para un mediodía soleado. ¿No es un planazo?

Y ya a partir de las 16.15, a dejarse llevar por las olas de la marea Monkey. Pues a partir de esa hora comenzarán de forma escalonada los restantes espacios del festival. A saber: la terracita del Bar Santa María, el terrazón del Escenario Club Brasil Mangaroca en La Cristalera, la céntrica Sala Martina, la Sala Milwaukee y su increíble patio, El (encantador) Cielo de la Cayetana, todo un señor Guateque y un día más el Escenario Jägermusic en el Mondongo Club (ubicado, recuerda, en la Discoteca La Niña).

Sin olvidar el ya clásico Escenario Principal en la Plaza Alfonso X El Sabio, que desde las 17.00 y hasta las 00.00 horas albergará una programación ¡gratuita!

En breve daremos a conocer la escaleta con los horarios de cada espacio y cada artista. Mientras tanto, podéis hacer vuestras quinielas, porque el sábado será el turno, atención, de todos estos artistas: All La Glory, Aullido Atómico, Betunizer, Branquias Johnson, Bronquio, Caballito, Cabezafuego, Early Beers, Faux, Fiera, Galleta Piluda, Hosico, Industrias 94, Kaixo, King Cayman, La Big Rabia, Las Odio, Leicomers, Little Cobras, Lois, Lorena Álvarez, Los Jaguares de la Bahía, Núria Graham, One Path, Pedro Ladroga, Perlita, Quentin Gas & Los Zíngaros, Ramona, Ramos Dual, Segunda Persona, Smokers Die Young, Space Surimi, The Milkyway Express, The Weekend Turtles y Za!

Si aun te quedan dudas, puedes saber más sobre el festival y todos los artistas pinchando AQUÍ.

Un cartel distinto para un festival diferente, Monkey Weekend, en pleno corazón de El Puerto de Santa María y en unas fechas de lo más estival, viernes 16 y sábado 17 de junio.

La Organización quiere agradecer profundamente una vez más la colaboración del Excmo. Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, Diputación de Cádiz, Instituto Andaluz de la Juventud y AIE – Sociedad de Artistas Intérpretes o Ejecutantes de España, así como de Jägermeister y su división musical Jägermusic, Estrella Galicia, Grupo Caballero, Contrabando, Mangaroca y Tequila La Malinche.

Te recordamos que las entradas y abonos de Monkey Weekend se encuentran disponibles en el siguiente enlace a partir de 18 euros (+ gastos de gestión):

MONKEY WEEK 2017 JUNIO

NACE MONKEY WEEKEND, LA VERSIÓN DEL MONKEY WEEK QUE SE CELEBRARÁ EN PUERTO DE SANTAMARÍA EN JUNIO

Desde el primer momento en que Monkey Week anunció su traslado en 2016 de El Puerto de Santa María a Sevilla por imperativos de crecimiento y necesidades logísticas, su Organización también anunció la idea de crear un evento bajo la misma cabecera del festival en la localidad gaditana. Tras la presentación oficial celebrada el pasado viernes en la sede de la Diputación de Cádiz junto a autoridades e instituciones colaboradoras, Monkey Weekend -como se ha bautizado el evento- es toda una realidad.

Así se anunció el pasado viernes 17 de marzo en un acto en el que se contó con la presencia de David de la Encina, Alcalde del Excmo. Ayto. de El Puerto de Santa María, la Delegada de Gobierno y Organización, Cultura y Patrimonio Histórico de la ciudad Eugenia Lara, y el Diputado Provincial responsable del Área de Desarrollo Económico y Servicios a la Ciudadanía, Jaime Armario. Los asistentes al acto disfrutaron también de la breve pero intensa actuación de Bronquio, proyecto musical del jovencísimo productor gaditano Santiago Gonzalo y que también participará en esta primera edición de Monkey Weekend.

Sin su carácter de feria profesional –pues sin duda era ésa su parte más limitada en El Puerto de Santa María- y en fechas diferentes –los días 16 y 17 de junio- este nuevo Monkey Weekend mantiene aun así varias de las señas de identidad que han hecho de su hermano mayor, Monkey Week, todo un referente a nivel nacional e internacional.

Por un lado, su sana intención por erigirse como festival urbano, en pleno centro de la ciudad que lo acoge, y convirtiendo en espacios escénicos no solo salas de conciertos y bares de la misma, sino también recintos menos habituales. En esta primera edición de Monkey Weekend contará con programación en salas y bares ya conocidos por los habituales a las siete ediciones de Monkey Week que tuvieron lugar en El Puerto de Santa María: repiten pues como anfitriones Martina, El Cielo de la Cayetana, La Cristalera, Sala Milwaukee, Guateque (antes conocido como El Niño Perdío) y Discoteca La Niña (anteriormente Sala Súper 8) . También vuelve uno de los rincones con más encanto, la terraza del Bar Santa María. Y cómo no: la Plaza Alfonso X El Sabio, ubicación una vez más del Escenario Principal, gratuito y de mayor aforo.

Pero también hay nuevas sorpresas: la primera de las noches de Monkey Weekend comenzará en el interior del Castillo de San Marcos, esa iglesia fortaleza edificada sobre los cimientos de una mezquita del siglo X y que, hasta ahora, era testigo mudo de los conciertos en la Plaza.

A esta localización sorprendente se unen otras dos. Primero, el Hospital de la Divina Providencia, más conocido por los locales como el Hospitalito, un edificio del siglo XVIII que hoy acoge el Museo Arqueológico Municipal y cuyo atractivo patio abrirá sus puertas a dos conciertos el sábado 17 de junio a mediodía. Segundo, un garage en plena calle peatonal, en una de las vías más concurridas del centro de la ciudad, la calle Jesús de los Milagros, rodeado de bares de moda como Bugalú.

A estos espacios con programación del festival conviene sumar, por supuestísimo, todos aquellos otros que, durante siete ediciones de Monkey Week, conquistaron a tantos y tantos visitantes. El Puerto de Santa María cuenta con reclamos y atractivos suficientes a nivel turístico, hostelero y gastronómico para hacer de este nuevo Monkey Weekend otra gratísima experiencia.

El otro aspecto que conecta a este Monkey Weekend con su hermano mayor no es otro que su apuesta decisiva por el talento emergente de la escena musical. Como ya se compromete cada octubre Monkey Week desde 2009, Monkey Weekend promete desde su primera edición ofrecer siempre en junio una instantánea quizás más fugaz pero no por ello menos necesaria de los nuevos valores de la música independiente. Con especial hincapié, cómo no, en los jóvenes artistas nacionales. Nuestro aquí, nuestro ahora. Así, en esta primera edición 39 nombres se suman a su programación, en una muestra tan ecléctica como desprejuiciada de lo que se cuece, se devora y se saborea en la música independiente de nuestro país.

A continuación, el cartel completo de Monkey Weekend:

All La Glory, Aullido Atómico, Bejo, Betunizer, Branquias Johnson, Bronquio, Caballito, Cabezafuego, Cuello, Early Beers, Faux, Fiera, Galleta Piluda, Industrias 94, Kaixo, King Cayman, La Big Rabia, Las Odio, Leicomers, Little Cobras, Lois, Lorena Álvarez, Los Jaguares de la Bahía, Núria Graham, Ohmycat, One Path, Pedro Ladroga, Perla DJ, Perlita, Quentin Gas & Los Zíngaros, Ramona, Ramos Dual, Rosalía & Refree, Segunda Persona, Smokers Die Young, Space Surimi, The Milkyway Express, The Weekend Turtles y Za!

Un cartel distinto para un festival diferente, Monkey Weekend, en pleno corazón de El Puerto de Santa María y en unas fechas de lo más estival, viernes 16 y sábado 17 de junio.

La Organización quiere agradecer profundamente la colaboración del Excmo. Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, Diputación de Cádiz, Instituto Andaluz de la Juventud y AIE – Sociedad de Artistas Intérpretes o Ejecutantes de España, así como de Grupo Caballero, Contrabando, Jägermeister y su división musical Jägermusic, y Estrella Galicia.

Las entradas de Monkey Weekend se encuentran disponibles a partir de 18 euros (+ gastos de gestión)

 

TheWho azkena rock RhythmAndPhotos 940

ASÍ TE CONTAMOS EL AZKENA ROCK 2016

VIERNES

El rock & roll caló ayer en Vitoria, vaya que sí, gracias al insistente aguacero que no cesó hasta que Lucinda Williams lo ordenó. Desangelado en lo meteorológico -¡con mínimas por debajo de los 10 grados!-, el Azkena Rock no consiguió ayer, en la jornada inaugural de su decimoquinta edición, entrar en calor. Las previsiones apuntas a que el tiempo mejorará hoy sábado, y es que se espera con entusiasmo a The Who.

No fue un chaparrón ni el típico sirimiri sino una lluvia constante la que deslució la reunión anual a la que, tal y como acostumbra, se mostró fiel el público del festival alavés, con o sin chubasquero.  El Azkena Rock ha seducido año tras año a un público quizá cada vez más achacoso, pero que no se amedrenta ni calado hasta el tuétano -12.000 ayer, según la organización-. Los bonos para la próxima edición, de la que no se conoce quién actuará, están ya a la venta.

Nada más llegar al recinto, nos encontramos con la primera sorpresa del día. Julian Maeso, quien no pudo actuar al mediodía en la Plaza de la Virgen Blanca tal y como estaba previsto, ocupa el tercer escenario, situado justo de espaldas a la entrada del recinto. Su actuación se solapa con la de Daniel Romano. El canadiense ocupa el escenario principal en cuarteto y presenta con solvencia y seguridad su reciente “Ancient Shapes”, country reposado y facturado con suma elegancia. Con un sonido igual de exquisito, Maeso, más enérgico y con una pizca de soul y otro poco de funk, se bate el cobre tanto a los teclados como a la guitarra, consiguiendo ganarse rápidamente al público. El ex-The Sunday Drivers es de Toledo, sí, pero su chupa de flecos al estilo de Buffalo Bill delata sus referencias.

Julian Maeso / Foto: MuscSnapper

Para entonces eran historia el metal de los vizcainos The Flying Scarecrow, quienes se ganaron el derecho a abrir el Azkena Rock en el prestigioso concurso Villa de Bilbao, así como Jared James Nichols -gustó, según nos dijeron- y The London Souls, quienes solapaban actuación con una propuesta sonora similar, de blues y hard rock, en un formato muy en boga los segundos, guitarra y batería.

El Azkena Rock repite la fórmula de sus últimas ediciones, con tres escenarios en el recinto -girar 180 grados es suficiente para pasar de uno a otro- y dos de ellos solapando actuación. La novedad, este año, es la retirada de la enorme carpa que envolvía y protegía a la segunda escena -¡qué oportuno!-. Refugio contra las inclemencias meteorológicas, la carpa resultaba también un hándicap para el sonido, además de convertirse a veces en auténtico invernadero. Afortunadamente, la retirada de la carpa ha supuesto que se distribuyan por el recinto algunas más ligeras pero igual de altas, aunque un tanto alejadas de los escenarios -en ellas se resguardan los más prudentes-. Los escenarios siguen tomando el nombre de destacados artistas que han fallecido en 2016. En esta ocasión, el escenario principal está dedicado a Lemmy Kilmister (Motorhead), mientras que el segundo lleva el nombre de David Bowie y el tercero el de Scott Weiland, frontman de Stone Temple Pilots y Velvet Revolver; ahí es nada.

Cuando Vintage Trouble asalta el escenario, Mendizabala luce ya su habitual aspecto, pues hasta entonces la peña se toma con más calma de la habitual su entrada al recinto. Tan elegantes como siempre, como si estuvieran preparados para una partida de póquer en el saloon, salta a escena el cuarteto californiano, con el entusiasta Ty Taylor al frente. El vocalista, cool, tira de repertorio para utilizar todos los trucos de las grandes estrellas del rock; a saber: Speech buenrollista, coreografías varias -haciendo la ola ahora y agachados después-, salto al público desde el escenario… Incluso llega a pedir al público que cante “In the name of love”, como si se tratara de Bono. Lo tienen todo para manejarse con solvencia en estas situaciones, sin embargo, a ratos nos parecen carentes de ritmo, sin la contundencia de anteriores visitas.

Vintage Trouble / Foto: MuscSnapper

Llegaba así una de las citas estelares de la jornada, con la irrupción en escena de la gran Lucinda Williams, mientras el roquero más acelerado se escapaba al bolo del trío bilbaino Los Brazos -irrumpieron arrolladores-; o a la capilla donde un Elvis de pega oficiaba ceremonias nupciales, estilo Las Vegas.

Volumen discreto para la enlutada Lucinda Williams, quien tocada con un sombrero country y chupa negra, ofreció un concierto pausado e íntimo, más propio de recintos más reducidos, comenzando con voz trémula y acabando lo suficientemente relajada como para bailar ritmos reggae; recitando, enumerando y reivindicando, entre medio, su necesidad de amor. Sonaron pronto “Protection” y “Drunken Angel” así como “Dust”, en cuya presentación, en un correcto castellano, recordó a su padre, poeta y autor de la letra -de niña vivió por un tiempo con él en Chile-. Tampoco faltó, hacia el final, “Joy” y, como colofón, una versión de “Rockin in The Free World” -¿es la canción de Neil Young la más versionada de la historia del Azkena?-, que aunque sonó un tanto descafeinada, nunca deja de emocionar. Resultó entrañable, también, ver a Lucinda tan agradecida a su público, y cómo reverenciaba a sus músicos, entre los que estaba, a la guitarra, Stuart Mathis. Ni caso a los amantes de la distorsión, señora Williams, vuelva usted cuando quiera.

Lucinda Williams / Foto: MuiscSnapper

Blackberry Smoke era la opción más acertada tras la dama de Luisiana, pero no se sabe cómo, Jean Beauvoir resultó el elegido. Menudo aspecto el del ex-Plasmatics, oigan, con su cresta mohícano platino y sus polainas con… ¡la bandera confederada! La suya resultó una romería rockanrolera muy divertida, interpretando clásicos imperecederos de KISS, Ramones -trabajó con ambas bandas- o Led Zeppelin, de quienes interpreto “Rock & Roll”. El despiste nos impide prestar atención a unos Blackberry Smoke que suenan exquisitos; los pillamos despidiéndose tras atreverse, esto va de versiones, con… ¿“Three Little Birds”? de Bob Marley.

Jean Beauvoir / Foto: MusicSnapper

The Hellacopters se presentan como cabeza de cartel, tras sustituir a ultimísima hora a Primal Scream, cuyo frontman Bobby Gillespie está lastimado. Con el cambio, y para nuestro disgusto, el festival pierde color, pero compacta su propuesta sonora. Los suecos reunificaron su formación original para una aparición puntual en su país, y añaden la actuación del Azkena a la celebración. Se cumplen veinte años del lanzamiento de “Supershitty To The Max”, álbum que tocarán íntegro.

La banda ya visitó el Azkena Rock en 2003, pero desde entonces el gorro militar de Nick Royale y los tatuajes de Dregen han pisado Vitoria en más de una ocasión, ya sea con Backyard Babies, Imperial State Electric o cualquiera de sus diversas ramificaciones. El ex batería de Entombed y el siempre inquieto guitarrista se reparten protagonismo y le ponen ganas, interpretan su álbum de debut con el sonido pulido de “Rock & Roll is Dead” pero… de verdad “Supershitty To The Max” es una obra capital en la historia del rock&roll, como para dedicarle la actuación estelar del Azkena? Alguien recuerda alguna de sus canciones, ha envejecido bien. Hellacopters fueron grandes cuando eran pequeños y en su día disfrutamos mucho de los suecos, pero ayer su homenaje al orondo Kike Turmix (y a las juergas que se correrían juntos por Malasaña) -el frotman de The Pleasure Fuckers los introdujo en España editándolos en Safety Pins Records- nos pareció lo mejor de un show que finalizó con el hit “(Gotta Get Some Action) NOW!”. Por su parte, The Sex Organs actuaron en el tercer escenario, aunque ni siquiera nos enteramos de ello.

The Hellacopters / Foto: RythmAndPhotos

Reconozcamos que Glenn Danzig no es santo de nuestra devoción desde que lo conocimos en el fallido Bilbao Acción Rock, BAR, en la prehistoria de los festivales. Acudimos pues a su espectáculo sacudiéndonos de nuestros prejuicios, con la pretensión de tratar de comprender qué hace que sea cabeza de cartel; y comprobamos que, al pobre, no le falta voz sino fuelle, pues jadea entre canción y canción. Su actuación coincidía con la de Luke Winslow-King -¿qué demonios hacía allí a esa hora?-; una propuesta cálida y revisionista que recupera el blues del delta -¡atención! repite hoy en la matinal de la plaza de la Virgen Blanca-. Repasó temas de su último lanzamiento, “Everlasting Arms”, y se despidió cantando al amor y preguntándose “Who do you love?”; mientras que Danzig, distante, cerró su actuación, con más pena que gloria, con “Long Way Back From Hell”. El otrora lider de Misfits no da miedo ya, y a sus 60 años está un tanto fondón. Si con Hellacopters las guitarras apagaban el sonido del teclado, la voz de Danzig se dispara por encima de los instrumentos de su banda.

Reventados ya, como la pantalla de nuestro móvil -el rock&roll tiene estas cosas-, asistimos a la singular y desconcertante propuesta que presenta Henry Rollins, “Gutterdammerung”. Un espectáculo cinematográfico en blanco y negro donde el rock es perdición y salvación, con música -ópera aria y metal- y performance en directo pero tras la pantalla; en el que el mismísimo ex Black Flag oficia de maestro de ceremonias y sacerdote -en elfilm, Iggy Pop es un ángel negro, Mark Lanegan el enterrador, Josh Homme el hombre del bazooka…-. En definitiva, una bizarrada que atrapa aunque ya no sean horas, y en la que también aparece Lemmy, por fin en el Azkena aunque fuera en el celuloide, a quien honra Rollins en los agradecimientos. Al parecer, Motorhead es, junto a Neil Young -actúa hoy en Madrid-, el artista más solicitado históricamente en el foro del festival.

SÁBADO

Hace quince años quizá nunca hubiéramos imaginado poder ver en vivo a una banda capital de la historia del rock como The Who, ni tampoco a The New York DollsRay Davies o The Stooges. Para nuestro gozo, todos ellos han pisado el Azkena Rock. En lo que respecta a la histórica jornada de ayer, además de los británicos destacaron las soberbias actuaciones de Radio Birdman y 091.

Escribíamos ayer que Julian Maeso no pudo tocar en la matinal del viernes en la Virgen Blanca, mientras abríamos la crónica con una foto del espectacular aspecto de la plaza durante su actuación. El pase diurno del centro neurálgico de la ciudad contó ayer con la participación de Luke Winslow-King, mientras nosotros estábamos a otra cosa, mariposa.

Aclarado este punto, cabe señalar que aparte de lo musical, la jornada encabezada por The Who arrancaba con la Motor Show, de estreno en el Azkena Rock, con una ruta molona en moto alrededores de Vitoria, visita al valle salado de Salinas de Añana incluida. Ayer todos fuimos muy mod, sí, pero intuimos que fueron más Harleys que Vespas las que participaron del viaje -o BMWs, o Moto Guzzis…-. ¿Y de lo climatológico qué? Olvidado ya el aquarock de la víspera, el sábado aguantó plomizo pero (casi) sin descarga.

Con el público aun disperso por la ciudad y el recinto semivacío, nunca es fácil abrir la jornada de un gran festival. Cumplir el expediente es una forma de hacerlo, ir a machete la otra, elegida tanto por los locales Sumision City Blues, quienes realizaron además un alegato a favor de los refugiados; como por Cobra, banda paralela del bajista de Berri Txarrak, con sonido stoner. The Milkyway Express solapaban su actuación con la serpiente venenosa, y nos perdemos también tanto a Raveneye como a Vintage Caravan, al decantarnos por dejar el recinto en pos de un café. Había que tomárselo con calma.

Cobra / Foto: Rock MusicSnapper

El respiro nos vino bien, pues Radio Birdman iba a exigirnos atención plena. Fue el suyo uno de los mejores bolos de la jornada y, por ende, del festival. Nada que ver aquella otra visita, al Azkena del 2004, en la que se mostraron huraños. Volumen alto y buen sonido para que los pioneros del punk australiano -banda formada en 1974-, intensa e incisiva, sacara brillo a su leyenda y surfeara la ola buena con temas como “Aloha Steve & Danno” o “Murder City Nights”; los de siempre, vaya. Alguien llego a lanzarle una bota de vino a Rob Younger -al que dicen incluso le vieron sonreír-, y esté la atrapó en el aire para devolverla el cielo. El final de su luminosa actuación, la única en la que incluso salió el sol, se solapó con el inicio del de The Scientists. Los de Perth también cumplieron -Australia nunca falla-, en un directo de menos a más que no alcanzó la dimensión de sus predecesores. La banda capitaneada por Kim Salmon, ataviado con un jersey imposible -de tigre-, se atrevió con una versión sucia de “You Only Live Twice”, ¡de Nancy Sinatra! Ciertamente la principal atracción de la jornada de ayer eran The Who, pero más de un puñado de aficionados acudieron a la cita solo por poder escuchar a dos de las bandas seminales del rock australiano.

Radio Birdman / Foto: MusicSnapper

En el tránsito entre Australia y Europa nos dejamos media actuación de Imelda May. Con estética renovada -nos recuerda a Juliette Lewis en el aspecto, no en la voz-, la irlandesa parece haber estandarizado su sonido, ahora menos rockabilly, perdiendo esencia para… ¿ganar en audiencia? Ni siquiera pepinazos como “Johnny Got a Boom Boom” nos hacen despegar como antaño. Nada que ver con 091, puro derroche. Espectacular directo el de los granainos en su “Maniobra de Resurrección”, ¡casi veinte años después de que lo dejaran!

Los músicos, elegantísimos de riguroso negro; el público, encendido; y el show, de los más contundentes del certamen. Abrieron con “El baile de la desesperación” para reivindicar después que “Este es nuestro tiempo” y, sobrados de actitud (de estrellas del rock), se vistieron los “Zapatos de piel de caimán”.

Imelda May / Foto: RhythmAndPhotos

Entre los que no presencian la lección de 091 -allá ellos-, son más los que se agolpan a pie del escenario principal en espera de The Who, que los que atienden a unos oscuros Fields of The Nephilim.

Cuando volvemos de la escapada, 091 nos habla del siglo XX y sin pausa ni respiro, con un sonido brillante, cierran magisterio con “Otros como yo”, la celebradísima “La torre de la Vela” y la vacilona “La vida qué mala es”, que todo el mundo canta, “¡qué mala es!”. Los más fieles, los que les conocían ya, marcharon encandilados. Los que aún no sabían de sus existencia, atrapados. Inmejorables teloneros para The Who.

091 / Foto: RhythmAndPhotos

La cita estelar de la noche estaba próxima ya, por lo que parte del público siguió la actuación de 091 en las colas de los puestos de comida. Ahora llaman Food Trucks a los salchichautos de toda la vida.

The Who, como Radio Birdman, facturaba ya punk antes de que nadie lo llamara así -¿es “My Generation” la primera?-. En Mendizabala demostraron que, aunque algo achacosos, los chicos están bien. Pete Townshend y Roger Daltrey necesitan hoy la compañía de seis músicos para tocar las canciones que antes interpretaban una banda de cuatro. Pero no son años sino canciones lo que le sobra a la leyenda. El ejercicio de los eternos adolescentes resulta sincero y los temas, ¡qué temas!, suenan de maravilla. Son dieciocho en noventa minutos, excelentemente interpretados. Y es que los abuelos, viejos zorros, huyen de lo imposible y se limitan a llegar hasta aquello a lo que pueden llegar. Para el resto, la banda.

Abren con la romántica “I Can’t Explain” y “Substitute”, calcando casi el bolo de Madrid -intercambian “My Generation” y “I Can See For Miles”, sonando esta última antes en Vitoria-. Detrás, donde estamos atrapados nosotros, nos falta volumen. Pero bailamos.

El público es, en general, muy muy veterano -reconozcámoslo, este es un festival viejuno-, aunque Daltrey se congratule de ver jóvenes frente al escenario. Faltan veinteañeros en el Azkena, pero son muchos los que en la actuación estelar de ayer mantenían a sus niños y niñas sobre los hombros.

En “I’m One” Townshend da una exhibición de talento a la voz y a la guitarra, y el show ni siquiera decae en su parte central, que la pareja aprovecha para realizar alguna que otra pirueta. Remolino tras remolino, de guitarra Townshend y de micrófono y panderetas Daltrey. La traca final comienza con “Pinball Wizard” y finaliza con “Won’t Get Fooled Again”. La evolución estilística que va de “My Generation” a “Baba O’Riley” es abismal. Da miedo intentar imaginar a esta banda cuarenta años atrás, con Keith Moon a las baquetas. Enormes Daltrey y Towshend, manteniendo vivo un legado imprescindible y casi inabarcable.

El de Vitoria es, según dicen, el último bolo de quince semanas de gira, que retomarán en septiembre; por lo que Pete y Roger se muestran satisfechos -esto se merecía romper una guitarra, ¡Pete!-. Llevan, según nos cuentan, dos días en la capital alavesa -con alguna visita a lugares de interés y a mesas de buen mantel-, donde viajaron nada más finalizar el concierto del Mad Cool.

he Who / Foto: MusicSnapper

A pesar de coincidir con el recién estrenado festival madrileño, fuerte competencia al programar a Neil Young además de a The Who -el Sónar va de otro palo-, el tirón de la leyenda británica atrae a 18.000 espectadores a Mendizabala; 30.000 de asistencia general en el Azkena Rock de 2016.

Abandonar Mendizabala tras la despedida de The Who hubiera sido, seguramente, la más feliz de las opciones. Pero el festival proseguía con Refused y Marky Ramone, compitiendo ambos por atraer la atención de la congregación. Suena más sólido el regreso de los suecos, pero nos decantamos por el sempiterno Ramone, por su cercanía con el camión de los bocatas. En su show, “Blitzkrieg 40 Years of Punk”, sigue aferrado al legado de Ramones, sí, pero no consigue atraparnos. Nos cuentan que el vocalista de Sumision City Blues, Pela -también frontman de la banda tributo Gramones-, ha estado haciendo las Américas junto al batería neoyorquino, pero ni siquiera podemos distinguir con claridad si es Ken Stringfellow (The Posies) quien canta. Vuelve a llover, más ya no importa.

Marky Ramone / Foto: RhythmAndPhotos

Como colofón a una magnífica jornada, los macarras The Supersuckers, puro ADN Azkena, cierran la decimoquinta edición del Azkena con chulería. Siguen presentándose como la mejor banda de rock & roll del mundo. Los comanda Eddie Spaghetti, ahora a la guitarra acústica. Suena “Roadworm and Weary”, del exquisito disco country “Must’ve Been High”, cuando nos despedimos de ellos. El ronco vocalista la presenta como la favorita de su padre -¡buen gusto!

Cruzamos el recinto por última vez hacia la salida. La venta de libros -biografías de músicos- y vinilos prosigue. La carpa de los Djs se calienta. Lejanos ya, los de Tucson exclaman “I Want the Drugs”.

AZKENA ROCK 2016: CRÓNICA VIERNES

ENTREVISTA A 091

TheWho azkena rock RhythmAndPhotos 940

AZKENA ROCK 2016: CRÓNICA SÁBADO

Hace quince años quizá nunca hubiéramos imaginado poder ver en vivo a una banda capital de la historia del rock como The Who, ni tampoco a The New York Dolls, Ray Davies o The Stooges. Para nuestro gozo, todos ellos han pisado el Azkena Rock. En lo que respecta a la histórica jornada de ayer, además de los británicos destacaron las soberbias actuaciones de Radio Birdman y 091.

Escribíamos ayer que Julian Maeso no pudo tocar en la matinal del viernes en la Virgen Blanca, mientras abríamos la crónica con una foto del espectacular aspecto de la plaza durante su actuación. El pase diurno del centro neurálgico de la ciudad contó ayer con la participación de Luke Winslow-King, mientras nosotros estábamos a otra cosa, mariposa.

Aclarado este punto, cabe señalar que aparte de lo musical, la jornada encabezada por The Who arrancaba con la Motor Show, de estreno en el Azkena Rock, con una ruta molona en moto alrededores de Vitoria, visita al valle salado de Salinas de Añana incluida. Ayer todos fuimos muy mod, sí, pero intuimos que fueron más Harleys que Vespas las que participaron del viaje -o BMWs, o Moto Guzzis…-. ¿Y de lo climatológico qué? Olvidado ya el aquarock de la víspera, el sábado aguantó plomizo pero (casi) sin descarga.

Con el público aun disperso por la ciudad y el recinto semivacío, nunca es fácil abrir la jornada de un gran festival. Cumplir el expediente es una forma de hacerlo, ir a machete la otra, elegida tanto por los locales Sumision City Blues, quienes realizaron además un alegato a favor de los refugiados; como por Cobra, banda paralela del bajista de Berri Txarrak, con sonido stoner. The Milkyway Express solapaban su actuación con la serpiente venenosa, y nos perdemos también tanto a Raveneye como a Vintage Caravan, al decantarnos por dejar el recinto en pos de un café. Había que tomárselo con calma.

Cobra / Foto: Rock MusicSnapper

El respiro nos vino bien, pues Radio Birdman iba a exigirnos atención plena. Fue el suyo uno de los mejores bolos de la jornada y, por ende, del festival. Nada que ver aquella otra visita, al Azkena del 2004, en la que se mostraron huraños. Volumen alto y buen sonido para que los pioneros del punk australiano -banda formada en 1974-, intensa e incisiva, sacara brillo a su leyenda y surfeara la ola buena con temas como “Aloha Steve & Danno” o “Murder City Nights”; los de siempre, vaya. Alguien llego a lanzarle una bota de vino a Rob Younger -al que dicen incluso le vieron sonreír-, y esté la atrapó en el aire para devolverla el cielo. El final de su luminosa actuación, la única en la que incluso salió el sol, se solapó con el inicio del de The Scientists. Los de Perth también cumplieron -Australia nunca falla-, en un directo de menos a más que no alcanzó la dimensión de sus predecesores. La banda capitaneada por Kim Salmon, ataviado con un jersey imposible -de tigre-, se atrevió con una versión sucia de “You Only Live Twice”, ¡de Nancy Sinatra! Ciertamente la principal atracción de la jornada de ayer eran The Who, pero más de un puñado de aficionados acudieron a la cita solo por poder escuchar a dos de las bandas seminales del rock australiano.

Radio Birdman / Foto: MusicSnapper

En el tránsito entre Australia y Europa nos dejamos media actuación de Imelda May. Con estética renovada -nos recuerda a Juliette Lewis en el aspecto, no en la voz-, la irlandesa parece haber estandarizado su sonido, ahora menos rockabilly, perdiendo esencia para… ¿ganar en audiencia? Ni siquiera pepinazos como “Johnny Got a Boom Boom” nos hacen despegar como antaño. Nada que ver con 091, puro derroche. Espectacular directo el de los granainos en su “Maniobra de Resurrección”, ¡casi veinte años después de que lo dejaran!

Los músicos, elegantísimos de riguroso negro; el público, encendido; y el show, de los más contundentes del certamen. Abrieron con “El baile de la desesperación” para reivindicar después que “Este es nuestro tiempo” y, sobrados de actitud (de estrellas del rock), se vistieron los “Zapatos de piel de caimán”.

Imelda May / Foto: RhythmAndPhotos

Entre los que no presencian la lección de 091 -allá ellos-, son más los que se agolpan a pie del escenario principal en espera de The Who, que los que atienden a unos oscuros Fields of The Nephilim.

Cuando volvemos de la escapada, 091 nos habla del siglo XX y sin pausa ni respiro, con un sonido brillante, cierran magisterio con “Otros como yo”, la celebradísima “La torre de la Vela” y la vacilona “La vida qué mala es”, que todo el mundo canta, “¡qué mala es!”. Los más fieles, los que les conocían ya, marcharon encandilados. Los que aún no sabían de sus existencia, atrapados. Inmejorables teloneros para The Who.

091 / Foto: RhythmAndPhotos

La cita estelar de la noche estaba próxima ya, por lo que parte del público siguió la actuación de 091 en las colas de los puestos de comida. Ahora llaman Food Trucks a los salchichautos de toda la vida.

The Who, como Radio Birdman, facturaba ya punk antes de que nadie lo llamara así -¿es “My Generation” la primera?-. En Mendizabala demostraron que, aunque algo achacosos, los chicos están bien. Pete Townshend y Roger Daltrey necesitan hoy la compañía de seis músicos para tocar las canciones que antes interpretaban una banda de cuatro. Pero no son años sino canciones lo que le sobra a la leyenda. El ejercicio de los eternos adolescentes resulta sincero y los temas, ¡qué temas!, suenan de maravilla. Son dieciocho en noventa minutos, excelentemente interpretados. Y es que los abuelos, viejos zorros, huyen de lo imposible y se limitan a llegar hasta aquello a lo que pueden llegar. Para el resto, la banda.

Abren con la romántica “I Can’t Explain” y “Substitute”, calcando casi el bolo de Madrid -intercambian “My Generation” y “I Can See For Miles”, sonando esta última antes en Vitoria-. Detrás, donde estamos atrapados nosotros, nos falta volumen. Pero bailamos.

El público es, en general, muy muy veterano -reconozcámoslo, este es un festival viejuno-, aunque Daltrey se congratule de ver jóvenes frente al escenario. Faltan veinteañeros en el Azkena, pero son muchos los que en la actuación estelar de ayer mantenían a sus niños y niñas sobre los hombros.

En “I’m One” Townshend da una exhibición de talento a la voz y a la guitarra, y el show ni siquiera decae en su parte central, que la pareja aprovecha para realizar alguna que otra pirueta. Remolino tras remolino, de guitarra Townshend y de micrófono y panderetas Daltrey. La traca final comienza con “Pinball Wizard” y finaliza con “Won’t Get Fooled Again”. La evolución estilística que va de “My Generation” a “Baba O’Riley” es abismal. Da miedo intentar imaginar a esta banda cuarenta años atrás, con Keith Moon a las baquetas. Enormes Daltrey y Towshend, manteniendo vivo un legado imprescindible y casi inabarcable.

El de Vitoria es, según dicen, el último bolo de quince semanas de gira, que retomarán en septiembre; por lo que Pete y Roger se muestran satisfechos -esto se merecía romper una guitarra, ¡Pete!-. Llevan, según nos cuentan, dos días en la capital alavesa -con alguna visita a lugares de interés y a mesas de buen mantel-, donde viajaron nada más finalizar el concierto del Mad Cool.

he Who / Foto: MusicSnapper

A pesar de coincidir con el recién estrenado festival madrileño, fuerte competencia al programar a Neil Young además de a The Who -el Sónar va de otro palo-, el tirón de la leyenda británica atrae a 18.000 espectadores a Mendizabala; 30.000 de asistencia general en el Azkena Rock de 2016.

Abandonar Mendizabala tras la despedida de The Who hubiera sido, seguramente, la más feliz de las opciones. Pero el festival proseguía con Refused y Marky Ramone, compitiendo ambos por atraer la atención de la congregación. Suena más sólido el regreso de los suecos, pero nos decantamos por el sempiterno Ramone, por su cercanía con el camión de los bocatas. En su show, “Blitzkrieg 40 Years of Punk”, sigue aferrado al legado de Ramones, sí, pero no consigue atraparnos. Nos cuentan que el vocalista de Sumision City Blues, Pela -también frontman de la banda tributo Gramones-, ha estado haciendo las Américas junto al batería neoyorquino, pero ni siquiera podemos distinguir con claridad si es Ken Stringfellow (The Posies) quien canta. Vuelve a llover, más ya no importa.

Marky Ramone / Foto: RhythmAndPhotos

Como colofón a una magnífica jornada, los macarras The Supersuckers, puro ADN Azkena, cierran la decimoquinta edición del Azkena con chulería. Siguen presentándose como la mejor banda de rock & roll del mundo. Los comanda Eddie Spaghetti, ahora a la guitarra acústica. Suena “Roadworm and Weary”, del exquisito disco country “Must’ve Been High”, cuando nos despedimos de ellos. El ronco vocalista la presenta como la favorita de su padre -¡buen gusto!

Cruzamos el recinto por última vez hacia la salida. La venta de libros -biografías de músicos- y vinilos prosigue. La carpa de los Djs se calienta. Lejanos ya, los de Tucson exclaman “I Want the Drugs”.

AZKENA ROCK 2016: CRÓNICA VIERNES

ENTREVISTA A 091

anfirock portada

LOS HORARIOS DEL ANFIROCK SOUND FEST ISLA CRISTINA 2016

El Anfirock Sound Fest Isla Cristina, que celebrará su próxima edición los días 17, 18 y 19 de Junio, nos presenta la distribución por días de su cartel. Un cartel lleno de bandas interesantes, emergentes y representantes de la escena underground como los suecos The Bongo Club y los británicos Yossarian, PerroKid SimiusBeautiful SeñoritasAstrolabioLos Peces BarbaLa Suite Bizarre, My Yellowstone, BelakoThe Milkyway ExpressLos LabiosComo Vivir En El CampoSiberian WolvesiDestroyFuria TrinidadEl Lobo En Tu Puerta y Mad Martin Trio, propuestas que van desde el rock a la electrónica más efervescente. Todos estos artistas, y los que faltan por confirmar, llenarán de música sin solapamientos los escenarios de Anfirock.

ENTREVISTA A PERRO

ENTREVISTA A SIBERIAN WOLVES

ENTREVISTA A CÓMO VIVIR EN EL CAMPO

imelda may

IMELDA MAY Y LOS REUNIFICADOS THE SCIENTISTS LIDERAN CUATRO NUEVAS INCORPORACIONES AL AZKENA ROCK FESTIVAL

Imelda May y los reunificados The Scientists lideran cuatro nuevas incorporaciones al ARF

Cuatro nuevos artistas se suman a Azkena Rock Festival en una nueva tanda de confirmaciones compuesta por Imelda May, The Scientists, Los Brazos y The Milkyway Express. Así, el cartel del festival, que se celebrará el 17 y 18 de junio en Vitoria-Gasteiz, sigue completándose tras las incorporaciones de The Who y Danzig.

Imelda May comenzó su carrera con 16 años actuando en clubs de burlesque de Dublín, formó su propia banda en 2006 y lanzó su debut, ‘Love Tatoo’, dos años después. Éste se convirtió en un éxito de ventas y críticas, convirtiendo a Imelda May en la primera mujer irlandesa en llegar al nº1 de ventas en los últimos 25 años. Inspirada por grandes como Billy Holiday y Wanda Jackson, la compositora y multiinnstrumentista posee una de las mejores voces del rockabilly y cuenta con el respaldo de los excelentes músicos que componen su banda.

The Scientists han vivido varias reencarnaciones en sus 9 años de historia, desde su formación en 1978 hasta su disolución en 1987. Los australianos Kim Salmon, Tony Thewlis, Boris Sujdovic y Leanne Cowie han vuelto a reunirse para actuar este año en directo. Formados en la década de los 70 y liderados por Kim Salmon, de quien Henry Rollins ha dicho que “debería ser declarado Tesoro Nacional”, The Scientists han marcado profundamente la escena punk australiana.

Los bilbaínos Los Brazos lanzaron su debut en 2012, ‘Delay’, disco que no pasó inadvertido e incluso les valió para realizar una breve gira Estados Unidos. El año pasado lanzaron ‘GAS’, su tercer álbum, que presentan en este momento por salas de todo el país. Los sevillanos The Milkyway Express, llegan a Mendizabala como banda recomendada por la revista Ruta 66, colaboradora del festival, y por derecho propio como referencia del rock ‘n’ roll en el Estado por su mezcla de rock sureño y blues y sus potentísimos directos.

El cartel del Azkena Rock Festival ya contaba con la presencia de The WhoPrimal ScreamLucinda WilliamsGutterdämmerung feat. Henry RollinsBlackberry SmokeVintage TroubleRefusedRadio BirdmanSupersuckers091Marky Ramone’s BlitzkriegThe CoupDaniel RomanoBuffalo KillersLuke Winslow-KingThe London SoulsJared James NicholsCobraRaveneye y The Flying Scarecrow.

ASÍ TE CONTAMOS EL AZKENA ROCK FESTIVAL 2015

The-Milkyway-Express Monkey Week MR Presenta

MONKEY WEEK PRESENTA: THE MILKYWAY EXPRESS + RUSTY RIVER

Monkey Week vuelve a la carga. Antes de decir adiós al 2015, y con un 2016 plagado de nuevas aventuras, afronta el último “MW presenta” del año. Y lo hace con especial ilusión, ya que la banda protagonista de este nuevo concierto será una de las bandas más queridas por el festival, y a la que hemos visto crecer -y cómo- en cada edición: The Milkyway Express.

Los sevillanos acaban de regresar a su ciudad tras arrasar en otras ciudades como Soria, Zamora, Pamplona, Bilbao, La Orotava (Santa Cruz de Tenerife), Las Palmas de Gran Canaria, Vigo y La Coruña, en una gira bajo cabecera de AIEnRUTa – Artistas y con la colaboración de la prestigiosa revista Ruta 66.

Y para celebrar este sonado retorno, antes de afrontar además su última cita del año una semana después en Barcelona, The Milkyway Express ofrecerán un abrasador directo la noche del viernes 11 de diciembre en la Sala X.

¡Ojo! ¡Éste será el último concierto de la gira “Perrorosa” en Sevilla!

Y para que la noche sea aun más redonda, como teloneros contaremos con Rusty River, una banda onubense que ha cosechado unas excelentes críticas con su último álbum, “The Lag”; y para el bailoteo post-conciertos, con la sesión de Tali Carreto.

Nos espera pues una noche para vibrar de lo lindo a ritmo de rock’n’roll.

MW PRESENTA: THE MILKYWAY EXPRESS + RUSTY RIVER

SALA X, VIERNES 11 DICIEMBRE

22.00 horas – Apertura de Puertas

22.30 horas – Inicio Conciertos

Afterparty: Tali Carreto (Monkey Week)

THE MILKYWAY EXPRESS Y “PERROROSA”

Sin duda alguna, el pasado 2014 fue el año de la merecida consolidación entre crítica y público de los increíbles The Milkyway Express. Un año en el que la banda sevillana presentó con éxito las canciones de su tercer trabajo “Perrorosa” (Meridiana, 2014) en citas como Sonorama Ribera, Low Festival, Nocturama Agosto, Milhoes de Festa o Monkey Week.

Alabada pues como una de las propuestas musicales más sólidas de la escena nacional el pasado año, The Milkyway Express finaliza este 2015 ganando más elogios y seguidores. Seleccionados en el 2º ciclo AIEnRUTa 2015, los sevillanos se han embarcado en los dos últimos meses del año en una nueva tanda de fechas antes de grabar en 2016 el que será su cuarto y esperadísimo álbum de estudio.

ASÍ TE CONTAMOS EL MONKEY WEEK 2015

ASÍ TE TE CONTAMOS EL MONKEY BRAIN 2015