Entradas

EL Canijo de Jerez Foto Abel Gimeno 940

ASÍ TE CONTAMOS EL VIÑA ROCK 2016

MIÉRCOLES – JUEVES

¡Ya estamos aquí! ¡Ya estamos en Viña Rock! 21 años después el festival que “ha visto como nos salían los dientes” como decía Rosendo en la pasada edición y nosotros le hemos visto crecer desde sus inicios más humildes hasta dar forma a una ciudad que gira en torno a la música en directo, que es en lo que se ha convertido este festival.

Cuesta un poco ver el recambio generacional en este cartel como en otros, donde hay bandas que son fijas, otras que entran y salen, y un último grupo que tiene aquí la oportunidad de darse a conocer ante el gran público. Todas ellas han sido tenidas en cuenta a la hora de elaborar el planning habitual que siempre se hace cuando conocimos los horarios, dos semanas antes de redactar estas líneas.

Pero entrando ya en lo que nos ocupa, una vez más hemos sido precavidos y llegamos al camping a inicios de semana, intentando hacernos con el inexistente “sitio ideal”: sombra mañanera, baños cerca (pero no cerca su olor), cercanía al recinto y así un largo etcétera que al poco de llegar se convirtió en un ¡Qué más da! ¡Esto es el Viña joder!, y así hicimos base para aclimatarnos antes de tener un primer contacto con el festival la noche del miércoles con la ya habitual y demandada Fiesta de Bienvenida, que volvía a situarnos frente al escenario, que este año mejoraba la apuesta del autobús, poco antes de las 21:00 horas, cuando algunas gotas nos daban la primera amenaza y los herencianos Yeska salían a dar el pistoletazo de salida y presentar su nuevo “Versos Zurdos”. Rock castellano-manchego para abrir su set con  “Pintadas”, “A saco” y “A por ellos”, dos cortes de su debut discográfico cuyo título era toda una declaración de intenciones. Gran directo que nos introdujo al 100% en Viña Rock  con otro de sus grandes: “Acompañante”. No faltaron “Versos Zurdos”, “Montescos y capuletos” o el buen “Cabaret de damas libres”, dejando claro que Yeska, con más de una década de trayectoria, son buena opción para ese relevo generacional que llegará a la escena estatal y a carteles de festivales como este. Muy cómodos sobre las tablas y disfrutando de su música estaban estos cuatro que nos guardaban un último regalo: invitándonos “a ser felices” recibían a Laura Abengoza para despedirse con “Los chicos del barrio”.

Con el buen sabor de boca de los primeros, llegó el turno de El Niño de la Hipoteca, quien solo necesitó de su guitarra para ganarse a un público cada vez más numeroso. Bromeaba con la idea de “un concierto acústico a esas horas y en ese escenario” y también lo hacía presentando su directo como un conjunto de “canciones moñas para enamorarse en el Viña Rock”. Pero, con apenas un par de colaboraciones muy bien elegidas, uso su tiempo para entregarse con “La más bella”, “Alquitrán y carmín” o “El perro Fredy”. Nos recomendó conciertos de sus amigos en el festival como son El Kanka Sharif antes de cerrar sin olvidarse de “El alma de cartón” o “Adan y Eva”.

Con la media noche la temperatura subió por todo lo alto, pues Muyayo Rif, quien el año pasado estuvo en esa Fiesta 20 Aniversario del Viña Rock volvía ahora para darnos la bienvenida con un directo muy animado. No paramos de bailar, sobre todo en ese coverde “Txus” (La Polla Records), haciéndonos sentir que eran demasiado breves estos 70 minutos con los que contaba, pero así es cada festival. Y con este subidón no tardó en salir El Tío la Careta. Presentaban su nuevo “Psicotropic”, pero también repasaron el resto de su trayectoria con “Dejate llevar” y “Pan, trabajo y techo”. Y de valencianos a valencianos, con Atupa pasábamos las cuatro de la mañana bailando con esta formación más electrónica que ha conseguido crear un estilo personal y ecléctico con el que no paran de aumentar sus seguidores. Contentos con este inicio y con la idea de que queda mucho Viña Rock por delante, descansábamos unas horas entre el buen rollo de este camping.

Tras una Fiesta de Bienvenida muy bien aprovechada, amanecía el jueves y pronto estábamos en pie: cerveza y calimotxo para acompañar una clásica conversación que surge de un aleatorio “¿Y tú a quien quieres ver hoy?” y así pasa la mañana mientras seguimos conociendo a los vecinos que nos rodean en este Viña RockPronto nos dirigiremos hasta el recinto, con la pulsera en nuestro poder desde el día anterior y al 100% de ganas de vivir otro Viña (y ya van dieci… perdí la cuenta!).

Las primeras bandas salen cargadas de ilusión y con la puntualidad típica de este evento. Son formaciones castellano-manchegas como The Zaraballos The Buyakers, quienes usan su escasa media hora para dejar constancia de su paso por estas tablas, mientras arranca también la Batalla de gallos de Red Bull programada para este jueves. Pronto también llega la primera cita con los más rockerosde este festival, ya que los sevillanos Gritando en Silencio nos ponían junto al Escenario Giro antes de las 17:30 horas, quedando por delante casi doce horas de conciertos, así que buscamos también la sombra mientras este cuarteto, liderados por Marcos Molina (voz y guitarra) con el habitual pañuelo en la cabeza hacían sonar “Estaré en el bar”, “Actitud” o “Entre tus piernas”. Aprovechando para presentar “La edad de mierda”(2015), del que también sonaría “A las armas” o “Rock’n’Roll de Barrabas”, no dejaron fuera otros como su buen “Vértigo”.

Arkano (Batalla de Gallos ) / Foto: Viña Rock

Esto ya no hay quien lo pare, y a continuación teníamos una triple coincidencia: la primera vez de Cero a la Izquierda en este festival, el retorno de Fuckop Family o unos Dakidarria que es muy difícil ver por esta zona de nuestro país. Compartiendo el tiempo entre estos dos últimos, los gallegos tuvieron que luchar contra varios problemas de sonido, saliendo después de veinte minutos de espera para ganarse al público con “A mocidade activa”, “Linguas libres” o el “Zambra” al que intercalan un popurrí con “Txus”, “Mierda de ciudad” o “Monkey Man”, una bomba entre este público que no paraba de aumentar. Dijeron adiós tras “Mil berros”, sorprendiendo a más de uno que los disfrutaba por primera vez.

Vamos con muchas ganas y ahora no hay dudas: esto es Viña Rock y llegan los Kaótiko. Siendo esta una de las primeras fechas que se conoció para escuchar en directo el reciente “Sindicato del Crimen”(2016), los de Álava se lanzaban al Escenario Giro con clásicos “Adrenalina”, “Oh! Caroline”, “Preso 2023″ y “Chiuahua”, pero después hubo tiempo para su “Código Rock”, dejando para el final “Barrio de Latón” o “Juerga”

Dakidarria / Foto: Jota Martínez Fotografía

Muy buenas sensaciones las que nos acaba de dejar este quinteto que esperamos seguir disfrutando muchos años más. Ahora, y mientras arranca el pase de Chico Trujillo por el Escenario Negrita (uno de los no muy numerosos nombres internacionales que hay en esta edición, como en las anteriores. Viña Rock no es un festival internacional, y así siguen año a año). Pero en esta ocasión dejaremos de lado la cumbia chilena porque en el Escenario The Cavern está a punto de salir Vadebo. Aunque por ahora, a alguno no le suene, son exponente de la nueva generación de este país – los Maldito ya se han dado cuenta y acaban de publicar “Actitud”con Maldito Records“Trona”, “Viure”, “Les hores” y su “Y qué Farás?” Ocupaban parte de la primera mitad del setdespidiéndose al ritmo de “Ningú con tu” o “Vadebo”. Esta banda lleva apenas dos años y medio sobre las tablas, pero tienen directo que convenció a todos los asistentes a este Viña Rock 2016.

Hace ya más de una década que La Fuga probaba este festival y ahora, superada la innecesaria cuestión de con/sin Rulo, tienen un horario muy cómodo. Más de uno firmaría las 21:30 horas. en el Escenario Giro (nuevo nombre del central de los tres que más años llevan igual colocados), y desde Reinosa (Cantabria)hacían sonar sus cuerdas con “En vela”. El público llevaba tiempo esperando y continuaron “Majareta” o “Pedazo de Morón”. Cantaba el Viña Rock con esta banda que también nos mostró “Baja por diversión”, “Heroína y “Por verte sonreír”, pero cuando parecían haberse despedido, tenían dos más preparados, siendo estos “No solo respirar” y “Buscando una Luna”.

Llegamos a la media noche sin un segundo de pausa, hay que disfrutar del festival y más ahora que dos grandes de esta jornada se reparten protagonismo: Berri Tarrak Fyahbwoy. ¿Que por quién me decanto? Esas preguntas no pueden hacerse cuando el trío navarro coge sus instrumentos. Y es que clásicos como “Oreka”, “Ikasten”, “Jaio.Musika.Hill” y “Payola” mostraron la calidad de esta banda. Entre otras también hubo tiempo para “Bueltazen”, “Maravillas” o el nuevo “Lemak, Aingurak”, consiguiendo que volasen sus noventa minutos de escenario.

Berri Txarrak / Foto: Nerea Coll

Ya iría toda la madrugada sin pausa, porque tras los tres anteriores seguirían TrashtucadaBoikot  y Vendetta. Los primeros llegaron desde Cádiz para la presentación de su single y traer una dosis de fiesta al inicio del Viña Rock 2016tocaron “Volante, culo y carretera”, “Mi destin”, “Penelope” o el nuevo “En la calle”. Buenas sensaciones con estas canciones y con “Racka, Plaka”, “Me gusta” o el tan esperado “De festi? Vale”, himno de este tipo de festivales que ya todos saben y conocen.

Boikot volvió a aparecer una vez más para ganarse al público aprovechando su “Naita na”, “Ines” o “Bubamara”, y unos “Bajo el suelo”, “Skalavnikov”, “Gasolina, vidrio y mecha” antes del esperado “Tequila”, que siempre disfrutamos puño en alto. Pero antes de decirnos adiós llegaron “Amaneció”, Korsakov” o su cover del “Kualquier Dia”, que ya es de esta banda. Sintiendo no pasar a cantar con los KOPVendetta es un de las últimas formaciones que disfrutamos en esta larga noche de jueves, cerrando así un Escenario Negrita donde fueron todo un torbellino,  y solo había que ver el setlistque traían: “La parranda”, “Egunero” y “Botella de ron”, entre otras mucho más animadas como “Abriendo camino” y quedando para la despedida un mini-cover de “El Padrino”, que supuso el cierre de este escenario.

Comienzan a intentar salir los primeros rayos de sol del viernes que tenemos por delante cuando acabo de redactar estas líneas y me dispongo a coger fuerzas para la jornada que se viene hoy. Porque queda mucho Viña Rock, y seguimos con muchas ganas de disfrutar de la música en directo.

VIERNES

Amanece la mañana del viernes en el camping del Viña Rock 2016 con la amenaza de la lluvia muy presente, y es que si el jueves nos habíamos salvado de mojarnos, no sería así para este intenso día de conciertos. Pero no importa, ya habíamos dicho que ¡Esto es el Viña! y aprovechamos para pasar pronto al recinto y poder disfrutar del Viña Grow y todas esas actividades que nos reciben a la entrada del festival.

Tenemos un primer contacto con la música en directo de la mano de Funkiwi’s, banda valenciana que debuta en este Viña Rock y donde han aprovechado para mostrarnos lo mejor de su más reciente “Nadie al volante”(2015), con un derroche de funk y groove que no decepciona a nadie. “Ladrón” es una de las elegidas para sus escasos 25 minutos muy bien aprovechados. Pero de este Escenario The Cavern bajamos a escuchar los conciertos de Los Zigarros Disidencia, ya que junto con los anteriormente nombrados coincidían en hora y cada uno tenía motivos suficientes para dedicarles unos minutos. Los Zigarros arrasaron la escena estatal en 2015 y aquí llegaban con su nuevo “A todo que sí”(2016) recién salido del horno. Eligieron “No obstante,  lo cual”, “Voy a bailar encima de ti” o “Resaca” para dejar claro que lo suyo es actitud 100% Rock’n’Roll. Por su parte, Disidencia es uno de esos clásicos que siempre ha sonado entre el punk rock estatal y que aquí volvíamos a disfrutar, con clásicos como “Terrorismo empresarial”, su adaptado “Caminante” o “Indiferencia”, con los que daría el pistoletazo de salida este Escenario Control.

Ya estaba la maquinaria del Viña encendida y las ganas de disfrutar de este viernes tan completo seguían por todo lo alto, aunque las primeras gotas habían intentado quitarnos las ganas, algo que no conseguirían. Llegadas las 17:30 horas era obligatorio estar frente al Escenario Giro, pues Envidia Kotxina está diciéndonos adiós desde el pasado mes de marzo y ahora era el momento de despedirse de los viñarockeros. “Laraba”, “Daños colaterales”, “Día tras día” y “Mala patada” pasaban mientras njo paraba de aumentar el público que, como el que aquí escribe, ha tenido a Envidia Kotxina como un clásico que nos ha acompañado durante más de dos décadas.

Seguían los clásicos cantados puño en alto, pasando “Con y contra quien” y “Mis pesadillas” para llamar a escena a el quinto kotxino: Bruno Peinado, con quien sonaría “Polka miseria”. Recordando que están de despedida y agradeciendo a través de David Txafas (bajo) la entrega durante todo este tiempo, no quedarían fuera  “Acaba ya”, “Alimañas”, “El país de Alicia” o “Deskiziao”, dejando para el tramo final un “Historias en blanco y negro” que avisaron que quemarían una vez aparezca el último desaparecido y “Lady Di, Lady Ño”. Un adiós que dejó sobradamente contentos a sus más fieles seguidores.

Seguía la tarde y seguían las difíciles elecciones en este amplio horario. Si con los de antes habían tenido que quedarse a un lado Auxili, ahora eran Aspencat los que debíamos dejar para la siguiente ocasión. Pero es que sobre el Escenario Controlse estaba preparando una gran banda, y no eran otros que los asturianos Desakato. Venían a explicarnos su “Teoría del Fuego”que vio la luz hace unas semanas y ya apunta maneras para convertirse en uno de los discos más importantes de este 2016, saltando a escena con el nuevo “Columnas de humo”, notando lo rápido que ha calado este nuevo LP entre sus seguidores. También estuvo muy presente su anterior entrega con “Héroes” o “La ira de los hambrientos”, este último una bomba incendiaria que explotó de lo lindo. Ahora llovía mucho, pero eso no importaba a nadie de los que allí estuvimos, pues seguimos con “Cuando salga el Sol”, “La tormenta” o “L’spantayu” mientras Pepo volaba sobre el público o un “Cada vez” que muchos de los presentes registraron o enviaron con sus móviles. Gran directo de estos Desakato que tienen sobrados motivos para ganarse un hueco en la zona más alta de cualquier festival de referencia en este país.

Desakato / Foto @bikusestudio

Con el buen sabor de boca que nos habían dejado estos y cuando nos quedaban diez horas de jornada por delante, los Porretas llegaban directamente desde Hortaleza y arrancaban con “Jodido futuro” y “La CIA”, siguiendo un “Y aún arde Madrid” sin olvidar a ese Rober al que dedican cada uno de sus conciertos.  Un gesto que es todo un ejemplo estos Porretas. No faltaron “La del fútbol” o “Marihuana” entre sus numerosos clásicos, viendo esa mezcla de generaciones que van de los más jóvenes en primera fila a los que llevan media vida escuchándolos y ahora los ven desde un lugar más relajado, pero con las mismas ganas que aquella primera vez, algo que se observa también en otras bandas como Boikot la noche anterior o Reincidentes unas horas después en este mismo escenario.

Qué bien iba esta lluviosa tarde en la que nadie podía dejar de bailar el “Camino de Fuego”(2014) de los granadinos Eskorzo. La banda de Toni Moreno arrancaba en el Escenario Negrita con el tema que da nombre a este nuevo disco que tan bien ha funcionado y repasaron una vez más sobre las tablas. “Mala conciencia”, “Pinta la pared”, “Suave” y “Amenaza fantasma” estuvieron entre las siguientes. Y si alguno no los conocía antes, su final con “El que tenga el amor” y Toni Moreno (voz) y Jimy García (trompeta) entre el público fue brutal. Un directo que esperemos no falte en el próximo Viña Rock.

Eskorzo / Foto @abelgimeno

Fernando Madina es otra de esas voces que ha puesto banda sonora a este festival año a año, y es que los Reincidentes llegaban una vez más a Villarrobledopara hacer lo que mejor se les da. “Jartos d’aguantar”, “Cucaracha blanca” y “La ciudad de los sueños” son las que necesitaron para ganarse al público que se abrigaba para esta larga noche que teníamos por delante. Fueron clásicos como “Aprendiendo a luchar”, “Ay Dolores, “Nazis nunca más” o “La Republicana” algunas de las elegidas para un setlistcompleto que dejo una buena actuación.

Y cuando los relojes marcaron las 22:45 horas el Viña Rock se paraba para recibir a La Gran Pegatina. “Miranda”, “Revulsiu”, “Olivia”, y “Qué bonito es el amor” estaban entre las primeras de sus dos horas de directo. Todo mirado al detalle para explotar sobre el escenario con un espectáculo de altura en el que han conseguido, sobradamente,  esa vuelta de tuerca a La Pegatina que nos habían prometido. Sonaron “Non e fachile”, “Una mirada” y “Lloverá y yo veré”, destacando varios coverscomo ese “Gas, gas” de Goran Bregovic o “Todos los días sale el Sol” de esos Bongo Botrako que hace poco nos dijeron adióspero antes grababan su directo en Viña Rock 2015.

La Gran Pegatina / Foto: Jota Martinez Fotografia

Tras este plato fuerte muy recomendable y con el que, seguro, nos volveremos a cruzar llegó la media noche con los italianos Talco. “L’odore de la morte”, “St. Pauli”, “La mano de Dios” o “La tarantella del último bandito” y todos a bailar con estos exponentes del ska punkitaliano. Siguieron repasando clásicos como “La danza dell’autunno rosa” o presentando su nuevo “Silent Town”(2015) hasta acabar con “La torre”. Y sin pausa salía a escena La Pulqueria y sus “Cualquier día”, “Pancho Tequila”, “Cabeza hueca” o “El gran chingón” nos ponían a bailar mientras el tiempo daba un ligero respiro antes de seguir saltando con “El día de los muertos” y “Gitano”, dos de sus cortes más conocidos que fueron los puntos culminantes de esta actuación.

Tras ellos eran Def Con Dos los que cerrarían el Escenario Giro Train to Roots en Viña Grow, volviendo una vez más a ese Negrita para una última dosis de ska punk con The Locos. El proyecto paralelo de Pipi (ska-p) se consolida con músicos de otras bandas y usaron este Viña Rock para presentar su reciente EP: “Todos distintos, todos iguales”del que destacó “La realidad”. Pero el repaso a su discografía fue completo, sin importar la fuerte lluvia que en estos momentos caía sobre el recinto, y bailando una vez más con “Prepotencia mundial”, su versión de “Don’t Worry” y “Malo Juanito”, además de otros como “Buscando líos” o “Contrato limosna”, con los que se nos hicieron excesivamente breves su escasa hora de actuación.

Y antes de volver al camping hubo tiempo de pasar por el Escenario Viña Clowpara cantar algunos clásicos de Extremoduro con Pedrá. Cerrábamos de esta manera una jornada central llena de buenas actuaciones y ya teníamos ganas de que amanezca este sábado en el que, además de incorporarse de última hora un Canijo de Jerez que sustituye a Chambao, o el esperado concierto de La Raíz, nos han prometido que el sol volverá a brillar. Mientras tanto, recargados fuerzas y que siga el Viña Rock.

SÁBADO

Llegó el sábado a Viña Rock y con este la jornada de cierre de una nueva edición del festival. Con tres días llenos de música en directo a nuestras espaldas, amanecía con la vuelta de un sol que ya no nos abandonaría y con la energía suficiente para disfrutar de todo lo que nos quedaba por delante.

Recordando aún los grandes directos de Berri Txarrak La Gran Pegatina, o la fiesta sobre las tablas de otros como Trashtucada Vendetta, ya estábamos en el recinto cuando se abrían las puertas y nos dirigíamos directamente al Escenario Negritadonde los valencianos ZOO nos esperaban a las 16:30 horas con un gran ambiente,  más aun teniendo en cuenta la hora, el día – y los que llevamos de camino – y la fuerza del sol, salían para hacer sonar algunos de sus mejores cortes como “Vull” o “Imperfeccions”, esta con la colaboración de Toni Mejias (Los Chikos del Maíz). También pasó por allí Roy Mercurio (Dremen), muy animado y aumentando más aún el buen ambiente de esta tarde de sábado. Fue en “Esbarzers” cuando más conectaron con el público, al que agradecieron enormemente su nuevo paso por este festival y poco después se despedían no sin antes dejarnos su “Estiu”.

Público en ZOO / Foto: Abel Gimeno

Un día más, la maquinaria estaba en marcha y el Viña Rock caminaba a buen ritmo. Llegaban Los de Marras, un grupo que tiene un público muy fiel y como el año pasado, repetían horario en el cartel pero eso poco parecía importar ya que allí estábamos para luchar contra el calor y cantar “Malabares”, “¿De qué se ríe?” o el animado “Hierbagüena”. Y así seguían presentando su más reciente “Surrealismo”(2014) con “Medolías” y “Ruido” o el resto de su discografía: “Escápate”, “Compadre” y un “Sexo en las calles” dedicada esta vez “a los chavales pillados en el metro de Barna”. Decían adiós con su “Hoy” y quedaban más que agradecidos con los que hasta allí se acercaron.

Público en Los de Marras / Foto: Viña Rock

Tras la caída del cartel de Kutxi Romero había entrado en este El Kanka, quien estuvo muy contento de estar en este escenario durante toda la actuación. “Llámame fino”, “Pudo pasar”, “Lo mal que estoy y lo poco que me quejo” y “Me alegra la vista” estuvieron entre las primeras, creciendo la fiesta y aprovechando bien su paso por este Viña Rock con “Canela en rama” y “Ante la duda”. Qué buen rato nos había hecho pasar y qué agradecido estaba de esta oportunidad que le había surgido. Y así llegaba el turno de unos clásicos de este cartel: El Último ke Zierre venía a presentar el nuevo “Cuchillas” (2016) y lo hacían en un Escenario Giro que pocas veces vio disminuir y el público. Sin intros ni complejidades salieron e hicieron algún gesto de saludo a algunas caras conocidas de primera fila y poco después ya sonaban “A cara de perro”, “Vuelta al infierno”, “¿A dónde vas?” y “Veneno” siendo esta una buena dosis de sus clásicos. No faltaron “Tú me vicias”, “Soldadito español” o “Tus bragas”, haciendo de este un setlist que convenció a todos y con el que pudimos ver el buen estado de forma con el que sigue contando la banda.

El Ultimo Ke Zierre / Foto: Jota Martinez Fotografía

Un nuevo cambio, este de ultimísima hora, era la actuación de El Canijo de Jerez, quien sustituía a Chambao. Nos confesaba haber traído un buen puñado de “temas garrapateros” y comenzaba a sonar con el clásico “A la luz de Lorenzo” de sus Delinquentes. “Brújula perdida” y “Gladiadores emplumados” eran lanzadas antes de dedicar “Pirata del estrecho” “a su compadre Juani de Trashtucada”.  Y seguía el especial “El aire de la calle” a un compadre Miguel de Los Delinquentes que siempre está presente en sus actuaciones. Para el tramo final quedaron “La primavera trompetera”, ese “So Payaso” de Extremoduro que ya le hemos escuchado más veces o “El abuelo Frederick”, despidiéndose después con su salto al público y una vuelta al escenario tras un paseo sobre estos.

El Canijo de Jerez / Foto: Abel Gimeno

Ya caía la noche sobre el Viña Rock y algo grande se cocía en el Escenario Giro, donde el oso panda de los Lendakaris Muertos nos recibía. Asier y los suyos, con un Joxemi (Ska-P) a la guitarra muy bien adaptado a la formación, salían para revolucionar todo. “Cómeme la franja de Gaza”, “Drogopropulsado” o “Modo Dios” y “Modo Diosa” fueron algunas de los muy numerosos cortes que aquí hicieron sonar. Una vez más punk rock con ese toque de humor que les caracteriza y un directo que pasó demasiado rápido pero que bien disfrutamos.

Ahora era el turno del retorno de los granadinos Hora Zulu en el Escenario Controlo unos Mártires del Compás que pasaron muy desapercibidos entre los anteriores y La Raíz, para los que más de uno guardó su hueco en primera fila durante hora y media. Un recinto a rebosar estallaba cuando Pablo comenzaba a cantar “Entre poetas y presos”, corte que da nombre al nuevo disco que aquí presentan y del que también sonó una intro que el público también recitó. “Borracha y callejera”, “La voz del pueblo”, “Nos volveremos a ver” o “Llueve en Semana Santa” seguían y la locura era total, convirtiéndose este por segundo año consecutivo en el concierto más importante del festival.

La Raiz / Fot: Jota Martínez Fotografía

“Elegiré”, “Una radio clandestina” o “El lado de los rebeldes” siguieron antes de una pequeña pausa para volver a las tablas con “Nuestra nación” o “Rueda la corona”, saciando a un público que disfrutó cada segundo de este concierto y ya esperan verlos en lo más alto de este cartel el próximo año.

Antes de cerrar la puertas de esta edición quedaba el concierto de despedida de La Gossa Sorda, quienes aprovecharon bien este último Viña Rock dando un buen repaso a su discografía desde que salían y comentaban sus primeros “Aire” y “Aquina Calitja” hasta que se despedían para dejar paso a los sevillanos Narco, quienes volvieron a cerrar el festival con “Dios te Odia”y sus “Ahí fuera (vive Satanás)”, “Siempre enmarronao”, “Son ellos” o el popular “Vizco” con el que explotó la fiesta de esta banda.

La Gossa Sorda / Foto: Nerea Coll

Y con estos quedaban saciadas nuestras ganas de Viña Rock una vez más, volviendo al camping con la sensación de haber disfrutado de cuatro días muy completos de música en directo y con ganas de volvernos a ver en la XXII edición que ya comienza a caminar. Ahora recogemos tienda, saco y volvemos a casa con un puñado de buenos recuerdos y nuevos amigos que volveremos a ver en el próximo Festival Viña Rock 2017 donde estaremos para contártelo.

Texto: Francisco M. Peco

Portada: El Canijo de Jerez / Foto: Abel Gimeno

VIÑA ROCK 2016: CRÓNICA VIERNES

VIÑA ROCK 2016: CRÓNICA MIÉRCOLES Y JUEVES

LOS IMPERDIBLES DEL VIÑA ROCK 2016

ASÍ TE CONTAMOS EL VIÑA ROCK 2015

ENTREVISTA A BERRI TXARRAK

ENTREVISTA A EL CANIJO DE JÉREZ

ENTREVISTA A MÁRTIRES DEL COMPÁS

vina rock Jota Martinez Fotografia portada

VIÑA ROCK 2016: CRÓNICA MIÉRCOLES Y JUEVES

¡Ya estamos aquí! ¡Ya estamos en Viña Rock! 21 años después el festival que “ha visto como nos salían los dientes” como decía Rosendo en la pasada edición y nosotros le hemos visto crecer desde sus inicios más humildes hasta dar forma a una ciudad que gira en torno a la música en directo, que es en lo que se ha convertido este festival.

Cuesta un poco ver el recambio generacional en este cartel como en otros, donde hay bandas que son fijas, otras que entran y salen, y un último grupo que tiene aquí la oportunidad de darse a conocer ante el gran público. Todas ellas han sido tenidas en cuenta a la hora de elaborar el planning habitual que siempre se hace cuando conocimos los horarios, dos semanas antes de redactar estas líneas.

Pero entrando ya en lo que nos ocupa, una vez más hemos sido precavidos y llegamos al camping a inicios de semana, intentando hacernos con el inexistente “sitio ideal”: sombra mañanera, baños cerca (pero no cerca su olor), cercanía al recinto y así un largo etcétera que al poco de llegar se convirtió en un ¡Qué más da! ¡Esto es el Viña joder!, y así hicimos base para aclimatarnos antes de tener un primer contacto con el festival la noche del miércoles con la ya habitual y demandada Fiesta de Bienvenida, que volvía a situarnos frente al escenario, que este año mejoraba la apuesta del autobús, poco antes de las 21:00 horas, cuando algunas gotas nos daban la primera amenaza y los herencianos Yeska salían a dar el pistoletazo de salida y presentar su nuevo “Versos Zurdos”. Rock castellano-manchego para abrir su set con  “Pintadas”, “A saco” y “A por ellos”, dos cortes de su debut discográfico cuyo título era toda una declaración de intenciones. Gran directo que nos introdujo al 100% en Viña Rock  con otro de sus grandes: “Acompañante”. No faltaron “Versos Zurdos”, “Montescos y capuletos” o el buen “Cabaret de damas libres”, dejando claro que Yeska, con más de una década de trayectoria, son buena opción para ese relevo generacional que llegará a la escena estatal y a carteles de festivales como este. Muy cómodos sobre las tablas y disfrutando de su música estaban estos cuatro que nos guardaban un último regalo: invitándonos “a ser felices” recibían a Laura Abengoza para despedirse con “Los chicos del barrio”.

Con el buen sabor de boca de los primeros, llegó el turno de El Niño de la Hipoteca, quien solo necesitó de su guitarra para ganarse a un público cada vez más numeroso. Bromeaba con la idea de “un concierto acústico a esas horas y en ese escenario” y también lo hacía presentando su directo como un conjunto de “canciones moñas para enamorarse en el Viña Rock”. Pero, con apenas un par de colaboraciones muy bien elegidas, uso su tiempo para entregarse con “La más bella”, “Alquitrán y carmín” o “El perro Fredy”. Nos recomendó conciertos de sus amigos en el festival como son El Kanka o Sharif antes de cerrar sin olvidarse de “El alma de cartón” o “Adan y Eva”.

Con la media noche la temperatura subió por todo lo alto, pues Muyayo Rif, quien el año pasado estuvo en esa Fiesta 20 Aniversario del Viña Rock volvía ahora para darnos la bienvenida con un directo muy animado. No paramos de bailar, sobre todo en ese coverde “Txus” (La Polla Records), haciéndonos sentir que eran demasiado breves estos 70 minutos con los que contaba, pero así es cada festival. Y con este subidón no tardó en salir El Tío la Careta. Presentaban su nuevo “Psicotropic”, pero también repasaron el resto de su trayectoria con “Dejate llevar” y “Pan, trabajo y techo”. Y de valencianos a valencianos, con Atupa pasábamos las cuatro de la mañana bailando con esta formación más electrónica que ha conseguido crear un estilo personal y ecléctico con el que no paran de aumentar sus seguidores. Contentos con este inicio y con la idea de que queda mucho Viña Rock por delante, descansábamos unas horas entre el buen rollo de este camping.

Tras una Fiesta de Bienvenida muy bien aprovechada, amanecía el jueves y pronto estábamos en pie: cerveza y calimotxo para acompañar una clásica conversación que surge de un aleatorio “¿Y tú a quien quieres ver hoy?” y así pasa la mañana mientras seguimos conociendo a los vecinos que nos rodean en este Viña Rock. Pronto nos dirigiremos hasta el recinto, con la pulsera en nuestro poder desde el día anterior y al 100% de ganas de vivir otro Viña (y ya van dieci… perdí la cuenta!).

Las primeras bandas salen cargadas de ilusión y con la puntualidad típica de este evento. Son formaciones castellano-manchegas como The Zaraballos y The Buyakers, quienes usan su escasa media hora para dejar constancia de su paso por estas tablas, mientras arranca también la Batalla de gallos de Red Bull programada para este jueves. Pronto también llega la primera cita con los más rockerosde este festival, ya que los sevillanos Gritando en Silencio nos ponían junto al Escenario Giro antes de las 17:30 horas, quedando por delante casi doce horas de conciertos, así que buscamos también la sombra mientras este cuarteto, liderados por Marcos Molina (voz y guitarra) con el habitual pañuelo en la cabeza hacían sonar “Estaré en el bar”, “Actitud” o “Entre tus piernas”. Aprovechando para presentar “La edad de mierda”(2015), del que también sonaría “A las armas” o “Rock’n’Roll de Barrabas”, no dejaron fuera otros como su buen “Vértigo”.

Arkano (Batalla de Gallos ) / Foto: Viña Rock

Esto ya no hay quien lo pare, y a continuación teníamos una triple coincidencia: la primera vez de Cero a la Izquierda en este festival, el retorno de Fuckop Family o unos Dakidarria que es muy difícil ver por esta zona de nuestro país. Compartiendo el tiempo entre estos dos últimos, los gallegos tuvieron que luchar contra varios problemas de sonido, saliendo después de veinte minutos de espera para ganarse al público con “A mocidade activa”, “Linguas libres” o el “Zambra” al que intercalan un popurrí con “Txus”, “Mierda de ciudad” o “Monkey Man”, una bomba entre este público que no paraba de aumentar. Dijeron adiós tras “Mil berros”, sorprendiendo a más de uno que los disfrutaba por primera vez.

Vamos con muchas ganas y ahora no hay dudas: esto es Viña Rock y llegan los Kaótiko. Siendo esta una de las primeras fechas que se conoció para escuchar en directo el reciente “Sindicato del Crimen”(2016), los de Álava se lanzaban al Escenario Giro con clásicos “Adrenalina”, “Oh! Caroline”, “Preso 2023″ y “Chiuahua”, pero después hubo tiempo para su “Código Rock”, dejando para el final “Barrio de Latón” o “Juerga”

Dakidarria / Foto: Jota Martínez Fotografía

Muy buenas sensaciones las que nos acaba de dejar este quinteto que esperamos seguir disfrutando muchos años más. Ahora, y mientras arranca el pase de Chico Trujillo por el Escenario Negrita (uno de los no muy numerosos nombres internacionales que hay en esta edición, como en las anteriores. Viña Rock no es un festival internacional, y así siguen año a año). Pero en esta ocasión dejaremos de lado la cumbia chilena porque en el Escenario The Cavern está a punto de salir Vadebo. Aunque por ahora, a alguno no le suene, son exponente de la nueva generación de este país – los Maldito ya se han dado cuenta y acaban de publicar “Actitud”con Maldito Records. “Trona”, “Viure”, “Les hores” y su “Y qué Farás?” Ocupaban parte de la primera mitad del set, despidiéndose al ritmo de “Ningú con tu” o “Vadebo”. Esta banda lleva apenas dos años y medio sobre las tablas, pero tienen directo que convenció a todos los asistentes a este Viña Rock 2016.

Hace ya más de una década que La Fuga probaba este festival y ahora, superada la innecesaria cuestión de con/sin Rulo, tienen un horario muy cómodo. Más de uno firmaría las 21:30 horas. en el Escenario Giro (nuevo nombre del central de los tres que más años llevan igual colocados), y desde Reinosa (Cantabria)hacían sonar sus cuerdas con “En vela”. El público llevaba tiempo esperando y continuaron “Majareta” o “Pedazo de Morón”. Cantaba el Viña Rock con esta banda que también nos mostró “Baja por diversión”, “Heroína y “Por verte sonreír”, pero cuando parecían haberse despedido, tenían dos más preparados, siendo estos “No solo respirar” y “Buscando una Luna”.

Llegamos a la media noche sin un segundo de pausa, hay que disfrutar del festival y más ahora que dos grandes de esta jornada se reparten protagonismo: Berri Tarrak y Fyahbwoy. ¿Que por quién me decanto? Esas preguntas no pueden hacerse cuando el trío navarro coge sus instrumentos. Y es que clásicos como “Oreka”, “Ikasten”, “Jaio.Musika.Hill” y “Payola” mostraron la calidad de esta banda. Entre otras también hubo tiempo para “Bueltazen”, “Maravillas” o el nuevo “Lemak, Aingurak”, consiguiendo que volasen sus noventa minutos de escenario.

Berri Txarrak / Foto: Nerea Coll

Ya iría toda la madrugada sin pausa, porque tras los tres anteriores seguirían Trashtucada, Boikot  y Vendetta. Los primeros llegaron desde Cádiz para la presentación de su single y traer una dosis de fiesta al inicio del Viña Rock 2016, tocaron “Volante, culo y carretera”, “Mi destin”, “Penelope” o el nuevo “En la calle”. Buenas sensaciones con estas canciones y con “Racka, Plaka”, “Me gusta” o el tan esperado “De festi? Vale”, himno de este tipo de festivales que ya todos saben y conocen.

Boikot volvió a aparecer una vez más para ganarse al público aprovechando su “Naita na”, “Ines” o “Bubamara”, y unos “Bajo el suelo”, “Skalavnikov”, “Gasolina, vidrio y mecha” antes del esperado “Tequila”, que siempre disfrutamos puño en alto. Pero antes de decirnos adiós llegaron “Amaneció”, Korsakov” o su cover del “Kualquier Dia”, que ya es de esta banda. Sintiendo no pasar a cantar con los KOP, Vendetta es un de las últimas formaciones que disfrutamos en esta larga noche de jueves, cerrando así un Escenario Negrita donde fueron todo un torbellino,  y solo había que ver el setlistque traían: “La parranda”, “Egunero” y “Botella de ron”, entre otras mucho más animadas como “Abriendo camino” y quedando para la despedida un mini-cover de “El Padrino”, que supuso el cierre de este escenario.

Comienzan a intentar salir los primeros rayos de sol del viernes que tenemos por delante cuando acabo de redactar estas líneas y me dispongo a coger fuerzas para la jornada que se viene hoy. Porque queda mucho Viña Rock, y seguimos con muchas ganas de disfrutar de la música en directo.

Texto: Francisco M. Peco

Foto de portada: Viña Rock

LOS IMPERDIBLES DEL VIÑA ROCK 2016

ASÍ TE CONTAMOS EL VIÑA ROCK 2015

ENTREVISTA A BERRI TXARRAK

grani rock portada

EL CARTEL DEL GRANIROCK REVOLUTION FEST 2016

La próxima edición del Granirock Revolution Fest, la tercera, tendrá lugar los días 7, 8 y 9 de julio en Quintana de la Serena (Badajoz) y contará con un cartel formado por  Mägo de Oz, La Pegatina, Berri Txarrak, Boikot, Dubioza Kolektiv, Ana Tijoux, Sínkope, Gritando en Silencio, Vendetta, Zoo, Green Valley, Esne Beltza, Zoo, La Sra Tomasa, La Trueke, The Buzzos, La Mendiga, K-Tólicos y La Bruja Roja.

ENTREVISTA A BERRI TXARRAK

Alpha Blondy weekend beach festival portada

EL REGGAE DE ALPHA BLONDY & THE SOLAR SYSTEM ESTARÁ ESTE VERANO EN EL WEEKEND BEACH FESTIVAL

Weekend Beach Festival confirma otro gran nombre internacional, el popular cantante reggae Alpha Blondy & The Solar System. La cantante Bebe, Juanito Makandé, Dorian, Nach, Umek, Spor, Boni (Barricada), Vendetta, Miguel Payda, Arce, Carlos Sadness y Alex Sánchez & Javi Martín completan este segundo avance navideño.

El Weekend Beach Festival Torre del Mar, que se celebrará el 6,7,8 y 9 de julio y que en días anteriores anunciara en cartel y en exclusiva al americano Wiz KhalifaIzalSecondDef Con DosObusFuel FandangoBoikotRapsusklei,  Foyone, Medina AzaharaLa Pegatina, Varelive y Feliz Kröcher entre otros,  ahora nos llega con más sorpresas y de las buenas porque la organización del Weekend Beach Festival Torre del Mar quiere hacer de estas fiestas navideñas el mejor regalo para sus “weekers”. Alpha Blondy es el “mejor regalo” para cualquier amante de la música reggae, es una leyenda internacional combativa, con una personalidad muy marcada y con un mensaje de libertad muy directo y entusiasta que da igual el estilo que te guste porque disfrutarás viéndolo. En esta ocasión vendrá a Torre del Mar acampañado por The Solar System. A esta estrella internacional se unen en este segundo avance algunos artistas nacionales que presentarán sus nuevos trabajos como la cantante extremeña Bebe, la frescura de Juanito Makandé, el pop atrevido de Dorian, los versos estudiados de Nach, el rock “barricudo” de Boni, el frenético Dj británico Spor y Umek, uno de los precursores de la escena techno europea, entre otros. El cartel se encuentra al 30% de confirmaciones así que queda mucho por anunciar aún.
ALPHA BLONDY & THE SOLAR SYSTEM

Seydou Koné, conocido de forma universal como Alpha Blondy es una de las voces más populares del reggae mundial. Nacido en Costa de Marfil se dio a conocer con el grupo The Wailers y sus canciones transmiten una actitud muy determinada en su forma política de pensar, tanto que fue el inventor de la palabra “democrature”, combinación propia de Democracia y Dictadura, palabra con la que se refería en sus letras a algunos gobiernos africanos. El heredero de Bob Marley ha sido siempre su fan número uno, canta en diferentes idiomas como el francés, inglés, árabe baoulé, malinké, wolof y hasta hebreo. Alpha Blondy ha creado éxitos “Apartheid is Nazism”, “Jerusalem” y “ “Cocody Rock” entre muchos otros. Desde  su  primer  éxito  en  los  80  con  el  hit panafricano  «Opération  Coup  De  Poing (Brigadier  Sabari)»,  Alpha  Blondy  siempre  ofrece  música  reggae  de  calidad  a  sus fans. Y ese es el caso, una vez más, de Positive Energy, una verdadera obra de arte.

BEBE
Tras casi cuatro años de silencio, Bebe ha vuelto al estudio para grabar sus nuevas composiciones de la mano de Carlos Jean, el productor de sus dos primeros álbumes. El
resultado es “Cambio de piel”, un reencuentro con la mejor Bebe, creativa e íntima, sensual y sincera. Cuatro años de vivencias, ordenando su vida, escribiendo y componiendo, para ofrecernos la mejor colección de canciones imaginables. “Cambio de piel” nace tras un largo periodo de descanso y reflexión. Sin renunciar a nada, Bebe se reinventa en su cuarto álbum recuperando la esencia de lo que un día le valió ser toda una revelación de la música popular. El año de trabajo junto a Carlos Jean la ha llevado a grabar el que será el disco de su consagración, un trabajo muy personal, fruto de múltiples experiencias, en el que la poesía de la vida se da cita con su inconfundible voz.

JUANITO MAKANDÉ
Juanito Makandé es uno de los artistas más emergentes de la escena nacional actual y uno de los más queridos y respetados. Con su tercer disco han salido éxitos como “Niña voladora” alcanzando la friolera de dos millones de reproducciones en youtube. Con su cuatro disco “Muerte a los pájaros negros” ha contado con la colaboración de Antonio Carmona, Tomasito, El Canijo, entre otros.

DORIAN
Es una de las formaciones más importantes de la nueva escena pop de España. Han publicado  cuatro discos y durante estos años han compuesto canciones tan populares como
“Te echamos de menos”, “La Tormenta de Arena”, “Paraísos Artificiales” , “Los amigos que perdí”, “El temblor” o “Cualquier otra parte”, esta última considerada todo un himno para la generación 2.0 de habla hispana. DORIAN es una banda que combina hábilmente la tradición del pop en español con el rock y las nuevas producciones y sonidos de la música electrónica contemporánea. Esta mezcla poco habitual  los ha hecho destacar en la escena nacional española y ganarse la atención y el respeto del público y de la prensa especializada.

NACH
Hoy día, NACH es el embajador más importante del hip hop en español a nivel mundial. Él comenzó en 1994 y desde entonces se ha creado como artista. Entre los Señores de la rima que en un futuro sean quizás considerados clásicos, Nach es ya un Sir, un Lord. Las instituciones públicas tendrían que darse cuenta, su talento debería ocupar una silla en la Real Academia de la Lengua. La fuerza de sus malabarismos poéticos, su vigoroso uso del léxico, la elocuencia de sus metáforas actuales y vivas, y su conexión directa con una generación crecientemente desinteresada por la riqueza del lenguaje -con todo lo que ello implica- justificaría con creces designarle una Letra. Chicos y chicas, de todas las edades, clases y grupos, en absoluto necesariamente seguidores solo de rap, tienen cada uno su canción favorita de Nach. Su nueva entrega “A través de mi”, marca su inconfundible carácter y fertilidad.

BONI
Al rojo vivo, fruto de una llama alimentada en el fragor de mil conciertos, Fco. Javier Hernández, Boni, ofrece un nuevo paso en su trayectoria musical, un trabajo titulado “Incandescente”, donde firma con su nombre 19 temas, no es justo decir que en solitario, pero sí como único y decidido responsable de todo lo que en él cobra vida. Quien durante más de 30 años ha sido una voz inconfundible de Barricada, presenta un disco en el que, sin pretender romper con su pasado, se muestra totalmente libre de complejos, dando salida a
todas sus inquietudes musicales y mostrando las principales facetas de un rockero en estado puro.

SPOR
El Drum and Bass tendrá también su espacio en Weekend Beach con la presencia de Spor. El alto ego del británico Jon Gooch, uno de los pilares de la escena de este sonido en UK. En Weekend Beach presentará en directo su último álbum “Cañigo”. un resumen de su sonido que pondrá patas arriba el escenario electrónico en Torre del Mar con su frenética puesta en escena.

UMEK
Uros Umek es uno de los precursores de la escena techno en Europa del Este. Este esloveno lleva ya más de veinte años a sus espaldas, tanto en su trayectoria como dj, como con la de productor a través de su sello Fucking Flies. Un artista imprescindible para entender el circuito europeo que ha instaurado un estilo propio explorando en el sonido techno. Brillará como una de las estrellas de Weekend Beach Festival Torre del Mar 2016.

Toda la información del Weekend Beach Festival en: http://bythefest.com/festivales/weekend-beach-festival/

Javier Sanchez - Ambiente (Undercreatives Productions)6 (1)

ASÍ TE CONTAMOS EL VIÑA ROCK 2015

MIÉRCOLES – JUEVES Según pasaban las semanas de este 2015 crecían nuestras ganas de volver a pisar el recinto de este festival, un evento que ya es referente musical – y para el público – en todo el estado, y donde no podíamos faltar por varias razones fundamentales. La primera es la esencia del Viña Rock donde, los que más suerte tuvimos cuadrando trabajos y estudios, llegamos en la tarde del martes para disfrutar del buen rollo que se respira en el camping, coger un buen sitio y beber algo planificando los conciertos de cada uno de los días que teníamos por delante. Otra es la cifra especial: 20 aniversario del festival y el décimo para el que aquí escribe, una peregrinación anual a la que nunca queremos faltar. Y por último, un centenar de bandas que van desde los más grandes del estado hasta grupos emergentes que, sin dudarlo, estarán en lo más alto de este y otros muchos carteles en muy poco tiempo. Entrando ya en el previo del festival, la jornada del miércoles amanecía con la compañía de ese buen tiempo que queremos que nos siga acompañando; y mientras avanzaba la mañana conociendo a todos esos vecinos del Viña, llegó la hora de pasarse por el Red Bull Tour Bus, donde tendría lugar la Fiesta de Bienvenida del camping. Así, comenzaba a sonar la música en directo a las 13:30 horas cuando los valencianos Mafalda comenzaban a hacer sonar los temas de su nuevo “Nos deben una vida”(2014); un disco lanzado hace más de un año y que ya ha sonado en distintos festivales de la geografía estatal. Teníamos ganas de reencontrarnos con esta banda y no nos defraudaron, poniéndonos a bailar con sus… “Vómito de pija”, “En Guerra”, “Consumista” o un último “Ya te llamaremos” con el que dejaron a todos más que contentos.

El público del Viña Rock en la Fiesta de Bienvenida

Tras estos sería el turno de MariahVendetta Mama Ladilla. De ellos destacamos el directo de Vendetta, quienes salían a presentar su nuevo “13 balas”con un setlistque subió más y más la temperatura de este pequeño escenario con “Alerta”, “Time for Freedom”, “Egunero” o el nuevo “Suma”; quedando más que agradecidos tanto la banda como el público, esperando su directo, dentro del recinto, en las próximas ediciones. Pero esta jornada no acababa aquí, ya que después comenzaba la Fiesta XX Aniversarioque tanta polémica ha causado en redes sociales, ya que su precio no estaba incluido en la entrada. También hay que decir a su favor que solo 10 € por un cartel así es algo único que, sin ninguna duda, merecía la pena. Así, y con buenas actuaciones como La Sra. Tomasa Muyayo Rif, bandas que pisaban por primera vez este escenario, llegaba el turno de tres grandes formaciones que como el esperadísimo Manu Chao, la fiesta de La Pegatina y una última y potente descarga de la mano de Trashtucada. El primero de estos nos dejó más de dos horas de continuo directo donde repasó al completo su discografía que disfrutaron miles de personas llegadas hasta este recinto para disfrutar del aniversario de Viña RockLa Pegatina está a punto de lanzar su nuevo “Revulsiu”, del que ya han presentado varios temas, uno de ellos sobre las tablas de esta fiesta con los bosnios Dubioza Kolektiv (en la foto de portada); además de sus clásicos “Mari Carmen”, “Olivia”, “Miranda”, “El Curandero” o su también nuevo “Heridas de guerra”. Un directo que se convierte en una fiesta continua donde el público baila y canta sin pausa y que, una vez más, no defraudó a nadie.

Manu Chao

El cierre a este miércoles lo pusieron Trashtucada, quienes tenían esta cita entre sus primeras fechas festivaleras de 2015. Aunque el público disminuyó levemente en esta actuación ya que, como dijo su vocalista Juanmi, “que todavía es miércoles!!”, fue toda una descarga de esta fusión propia de los de Chiclana. “Nada nos puede parar”, “Volante”, “Culo y carretera”, el himno festivalero “De festi? Vale” y un último “Racka Placka”ponían el cierre a una fiesta aniversario que esperemos se repita y podamos seguir celebrando durante muchos años más. Y tras esta jornada inicial arrancaba el XX Viña Rock 2015, cargado de actividades paralelas donde nos dejamos ver en las primeras horas del festival, disfrutando del espacio Viña Grow donde se desarrollará la II Féria Cannábica, conociendo el nuevo y más amplio perímetro del festival y hablando con algunas de las bandas que subieron por los diferentes escenario en este jueves de Viña Rock. Entrando ya en las actuaciones del día y tras unos iniciales Alademoska, abrían el Escenario Zhen esos Envidia Kotxina que también cumplen dos décadas y nos dejaron un resumen de 55 minutos de lo que podremos ver en esta gira con la que ya han pisado todo el estado. Un buen repaso a su último disco y los mejores temas de su discografía cerraban un setlist que pudo con el sol que calentaba el recinto. Poco después teníamos dos opciones para seguir la tarde: Gatibu y Esne Beltza, decantándonos por estos últimos con su sonoridad tan personal y agradable que llenó de buen rolloel Escenario Negrita. Cogimos fuerzas viendo a Siniestro Total desde el fondo de esta parte del recinto, donde agradecimos la sombra que este rincón nos ofrecía y nos acercamos después hasta las primeras filas para disfrutar de los bosnios Dubioza Kolektiv, quienes han puesto el ritmo al primer atardecer del festival con cortes como “Kažu”, “USA” o “El granMarijuana”, cerrando así un gran paso por este festival manchego. Todavía nos quedaba por delante una buena noche de festival que abría el punk rockcaliforniano de Lagwagon y el directo de Che Sudaka, siendo este el sexto paso de la banda por el festival en un momento en el que, según nos reconocían minutos antes de subir a las tablas, no actúan demasiado en este país y pillaban con ganas una actuación donde presentaban su último “Hoy”, así como también dejaron tiempo para “Almas rebeldes”, “Serás feliz”, “Mentira politika” o “El trenecito”, temas que no podían quedar fuera de este setlist.

Alcanzábamos así la media noche con una coincidencia en el horario entre dos grandes opciones de los que se presentaban en esta jornada de jueves: Swan Fyahbwoy y Boikot, decantándonos por los segundos, un clásico de este festival que consiguió reventar el recinto abriendo el set con “Inés”, “Bubamara”, “De espaldas al mundo y Gasolina”, “vidrio y mecha”, esta última con la colaboración de Aguayo (Kaótiko). Avanzaron con “Tequila”, “Amaneció”, “Grito en alto” y un último “Kuarkier día”, coveren el que tuvieron la compañía de “Envidia Kotxina”. Llegados a este punto decidimos pasar al Escenario Delicius Seeds donde los sevillanos Gérmeneseran uno de los plato fuertes de este rincón del Viña Rock. Una buena dosis de punk rock que consiguió dar muy buen aspecto al público de este escenario en este momento de la noche. De los que ahí sonaron, nos quedamos con “Igual de mal” o “Punk’n’roll”, ambos del último y recomendable álbum de este grupo: “Game over”. Seguía la dosis de punk rock cuando se acercaban las 3 de la mañana, siendo Kaótiko una de las últimas elecciones de este jueves. No defraudaron a nadie, consiguiendo que esa escasa hora en la que mostraron un gran estado de forma. “Mi mejor colega”, “Juerga”, “Preso 2023” y un último “Otra noche”; colándose en este setlist el “Revolución”de RIP, hicieron de este uno de los más potentes directos de la jornada. Y mientras The Qemists cerraban el jueves en Villarrobledo, acabábamos de escribir estas líneas, penando ya en los directos del viernes, donde continuaremos disfrutando del buen ambiente que aquí se respira una vez más. ¡Continuamos con muchas ganas de Viña Rock! VIERNES Con  los conciertos de la primera jornada del Viña Rock todavía muy recientes volvíamos al recinto del festival con muchísimas ganas de volver a disfrutar de un buen puñado de  directos. Combatiendo el calor de la tarde los primeros en subir al Escenario Poliakov fueron los asturianos Desakato, quienes se han convertido en una de las bandas más demandadas de la escena estatal. Apostando por un setlist que supo combinar temas de sus cuatro trabajos, donde no faltaron “El Espantayu”, “La ira de los hambrientos”, “Octubres rotos” o “Pánico en Frankfurt”, reservando para el final dos de esos cortes que ya no pueden quedar fuera de su directo: “Cada vez” y “Cuando salga el sol”, con lo que nos dejaron a todos más que contentos. Sin perder ni un segundo andamos unos metros para disfrutar del rock con el sello de Sínkope, quienes aprovechaban esta actuación para introducir cortes de toda su carrera. Repetían hora con respecto a la pasada edición, consiguiendo una buena aglomeración de un público que escuchó el nuevo y recomendable “Museo de rejas limadas”. Seguimos de escenario en escenarioy así, cuando los relojes marcaban las seis y media, sonaban los primeros acordes de The Toasters. Una dosis de “ska made in USA” con el que avanzaba la tarde, echando de menos en este momento un punto más de energía con el que pasar este rato.

El público del Viña Rock

No paraban las actuaciones y nosotros seguíamos con las mismas ganas que cuando comenzaba este Viña Rock, encontrándonos en este punto con la tarea de elegir entre el directo de Segismundo Toxicómano Aspencat, tomando en esta ocasión una “arriesgada” decisión: ver el inicio de uno y el final del otro. Con esto, los Segisaparecían en su línea: ganas de pasarlo bien y que nosotros disfrutásemos con ellos. De su set, plagado de temas de sus recientes EP’s, destacaban entre las primeras su nuevo “Murallas” y clásicos de la altura de “Apunta”, “12 años”, “Realidad” y un “Mi vida” con recuerdo especial para Jul Bolinaga de RIP. Otro de los nuevos que funciona muy bien en directo es “Cansado”, muy disfrutado pocos segundos antes de salir corriendo hasta el Escenario Coolway donde dio tiempo a escuchar varios temas de Aspencat, cerrando su directo con ese “Quan caminàvem” tan bueno que aparece en el “Essència”(2013) que les ha dado su posición dentro del panorama estatal. Llegados a este punto y tras cuatro horas de música en directo, era este el mejor momento para descansar y tomar fuerzas para afrontar todo lo que nos quedaba por delante. Así,  disfrutamos desde una segunda línea del buen rollo de El Canijo de Jerez, buscando que este rato de sombra nos pusiese de nuevo al 100% y así disfrutar una vez más del directo de uno de los padres de este festival: Rosendo Mercado, quien apostó por un setlist más renovado que guardó para el final clásicos de la talla de “Flojos de pantalón” y “Agradecido”, con los que cerró un concierto donde une a público de distintas generaciones ante estos himnos denuestro rock.

El Canijo de Jerez

Y ahora otra de esas coincidencias que son habituales cuando hay tantos escenarios en marcha: Mala Rodríguez El Puchero del Hortelano. En esta ocasión nos acercamos hasta el Escenario Canna para escuchar “Déjame entrar”, “Tengo un trato”, “Quien manda”, “33″ o “Lluvia” y un último “La rata” con los que esta MC andaluza volvió a ganarse al público del festival. Pero El Puchero del Hortelano está de “Gira de despedida”, y así nos dio tiempo a ver ese último “Asuntos serios” que fue una muestra de la fiesta de despedida que habían preparado para este festival y su público,  que ya espera que esto sólo sea un hasta luego. Y al igual que Rosendo es uno de los padres de este festival, Evaristo Páramos con sus Gatillazo es otro de ellos. Suyo era el turno en el Escenario Zhen a la media noche y así este fue nuestro reencuentro con Evaristo tras la operación que le ha mantenido alejado de los escenarios durante semanas. Un completo repaso a su discografía con los típicos temas de La Polla Records que tan festejados son por muchos de los que hasta allí se acercaron. Hora y media de directo con una breve pausa central donde escuchamos algunos temas como “Vendido” y “N1 en USA”, o dos más próximos al final de su actuación “Fosa común” y “Seguratas blindados”. Un nuevo paso, y esperemos que de muchos más, de estos Gatillazo que son siempre un seguro de buena descarga punkrockera. La noche era tan completa como lo había sido la tarde, sonando poco después “La estanquera de Saigon”, tema del último disco de mismo nombre que Los Chikos del Maiz presentaban en Vilarrobledo. Entre los siguientes también sonaron “Vacaciones en Suiza” con Panxo (Zoo), “Defensa de la alegría” con Pablo (La Raíz) o un “Los invisibles” con recuerdo especial para Eduardo Galeano. Pero mientras tanto,  La Pulquería (en la foto de portada) volvía a sonar en Villarrobledo once años después de su paso por el festival. “El gran chingón”, “No hay amor”, “Gitano” o “Pancho tequila” con chupito de este incluido, puso a bailar al público dividido entre estas dos actuaciones, pero para nada escaso.

Y el recinto volvió a adquirir su mejor aspecto con los sevillanos Reincidentes, que haciendo sonar “Vicio”, “Nazis nunca más”, “Ay, Dolores” o “La ciudad de los sueños” consiguieron eliminar cualquier muestra de cansancio entre todos los que allí estuvimos. Para la recta final dejaron “La infancia en un cargador”, “Latinoamerica”, “La Republicana” o el clásico “Cucaracha Blanca”. Una nueva muestra del estado de forma que tiene este cuarteto con más de tres décadas de actividad continuada. Nos despedimos de los conciertos de este viernes con La Gossa Sorda, quienes anunciaron hace unas semanas que dejarán los escenarios en 2016 y ya es buena cada posible opción de escucharlos. Abrieron con “Aire” y otros como “La nostra sort”; y nos hicieron bailar hasta el final de una actuación donde también destacaron “Camals mullats”, “La Polseguera” y “Farem Sao”, con los que nos hicieron bailar hasta cerca de las 4 de la mañana.

La Gossa Gorda

Antes de salir rumbo al camping nos dejamos ver por el directo de Karkoma, tributo a Extremoduro con el que ahora sí, poníamos punto y final a este viernes de Viña Rock, que nos dejó muchas horas de buena música y grandes recuerdos que ya forman parte de esta edición del festival. Pero esto no acaba aquí, quedando por delante un sábado al que ya le tenemos ganas y que cerrará por todo lo alto el vigésimo aniversario del festival manchego. SÁBADO Llegó la jornada de cierre del intensísimo Viña Rock 2015, y lo hace con una última sesión de música en directo que nada tiene que envidiar a las precedentes. Con una buena gestión de las fuerzas nos dirigíamos al interior del recinto en torno a las 16:00 horas,  con el tiempo suficiente para refrescarnos antes de acercarnos a un Escenario Negrita que abría Juanma Cifuentes “Iratxo” con su banda, quien se enfrentó al sol más sofocante de todo el fin de semana. Pero al poco de salir al escenario subían la temperatura más y más con su repertorio en el que se han colado temas de su nuevo disco “La última bala”, sin descuidar su ya clásico repertorio de esa fusión ska, rock y reggae que hizo las delicias de los más valientes,  que no fueron pocos. Después del directo del andaluz más famoso de Lavapiés, les llegaba el turno a Los de Marras, que volvían al escenario viñarrockero repitiendo día y casi hora respecto a la pasada edición. Los valencianos presentaban su último álbum “Surrealismo”(2014), del que escuchamos temas como “Ruido”, “Encadenado” o “¿De qué se ríen?”, alternados con clásicos como “Hierbaguena”, “Es delito”, “Malabares” y “Sexo en la calle”,  éstas últimas cerrando un concierto que, a pesar de enfrentarse al horario más caluroso del festival,  demostró tener un público de los más fieles de la escena estatal.

Público del Viña Rock. Foto: Luis Crown (ViñaRock)

Y teniendo que dejar de lado Juantxo Skalari & la Rude Band, de los que ya disfrutamos en la pasada edición, llegó el turno de ver a unos Habeas Corpus que vuelven un año más al ahora llamado Escenario Poliakovquienes hacían rugir los altavoces a las 18:30 horas cuando su “Intro” nos dejaba en “Otra vuelta” y “Ay de los vencidos”, con los que aumentaban esa temperatura que quería descender poco a poco y estos Habeas no permitieron. Para ello se emplearon a fondo con “Fanáticos”, “A las cosas por su nombre” o “Basta ya!!”, dejando para el final “Mano de hierro”, “No te rindas”, “Odio” y un último “Sois ejemplo”, himno que cerraba un gran paso de este cuarteto por el festival. Esperemos volver a verlos en este escenario 2016. Volvíamos al Escenario Zhem de esta vigésima edición del festival para escuchar a otra formación que tiene más que experiencia en estas tablas: El Último ke Zierre, quienes liderados una vez más por su vocalista Rober, comenzaron con “Vuelta al infierno”, “Insurgente”, “Fornicare est peccati” y “Vacunado contra la rabia”, siguiendo los clásicos “¿A dónde vas?”, “Mis calzones”, “Veneno”, ”Tú me vicias” y el “Escupiré jodidos” fuertemente coreado. Todavía quedaban “Juan de dios”, “Para qué quiero más calor”, “Tus bragas” y “A  cara de perro”, cerrando así una actuación correcta. Sin parar ni un solo segundo nos volvimos a pasar por el Escenario Poliakov donde llegaba el turno de los sevillanos O’Funk’Illo, que volvían a este festival con la intención de darnos una buena dosis de funk andalú embrutessio, y así fue. Abrieron con el mismo tema que da nombre a su último disco “5mentario”, para luego recordar sus clásicos “A Jierro” o “Nos vamos pal keli”, con los que nos invadía el funk que pilotan Andreas Luzt y Pepe Bao. El Drogas es otro de esos padres del rockestatal que se convierte en visita casi obligatoria para así disfrutar de sus “Azulejo frío” o “Peineta y mantilla”, continaundo con “En la silla eléctrica”, “Víctima” y un último “Blanco y negro” que nos recuerda una vez más a los desaparecidos Barricada. Pero la música debía continuar y así llegaba Canteca de Macao, quienes salían al escenario con la nueva formación estrenada hace poco tiempo – esta es su segunda fecha -, buscando rodar de forma previa a la grabación del que será su nuevo disco. Abriendo con “Bellas”, “Desfase”, “Contigo”, “Nunca es tarde” y “Pal sur”, crearon un ambiente que era mas que idóneo para bailar y disfrutar de su fusión festivalera también visible en “El gacho con las pintas +  cantosas de mi barrio”, “No llores”, “Raggason”, “Rubia perfecta”, “Sin Solución”, “Qué pasa?” y una “Alternativa libertaria” que lo fue más que nunca, apostando por un giro político a nivel estatal, e incitando al público – y ahora lector – a sumarse al cambio. Llego el momento de Los Suaves, que al principio de la tarde dieron una rueda de prensa ya que este será el ultimo Viña Rock del que se despidieron con un directo de hora y media que decidimos escuchar desde una posición más cómoda y relajada, recargando fuerzas para lo que quedaba.

Los Suaves

Y tras este concierto con gran afluencia de público llegó la hora de La Raíz (foto de portada) y toda previsión de asistencia de público fue baja. Tan solo escuchar “Nuestra nación” o “Donde duerme el Chaman”, esta última con Toni el Sucio (Los Chikos del Maíz) y la fiesta explotó por todo lo alto. “Borracha y callejera”, “Llueve en Semana Sana” o “Noches en Babylon” son otras de las que sonaron y dejaron claro el estado de gracia que vive el grupo,  presentando ahora un espectáculo más mirado al detalle donde nada falla. En el tramo final “Suya mi guerra” y “Elegiré”, finalizando esta dosis de La Raíz que nos dejó muy buen sabor de boca. La última descarga del festival se la guardaban los sevillanos Narco, que rompían el hielo con esa intro que ya suena en su gira, para después hacer sonar “Satanízate”, “Asesinato, alcohol y ácido” o “Son ellos”, destacando de los siguientes “El chispazo”, por toda el desmadre que generó. Y por último llegaron Los Chichos, el cual está teniendo lugar mientras escribo estas líneas. Así, aquí acaba este XX aniversario de Viña Rock, que tan buenos momentos nos ha dejado, todos ellos permanecerán durante un tiempo en nuestra memoria hasta que comencemos a mirar a la vigésimo primera edición.

Texto: Francisco M. Peco

Fotos: Viña Rock

Dubioza Koletiv Viña Rock

CRÓNICA VIÑA ROCK 2015: JUEVES

Según pasaban las semanas de este 2015 crecían nuestras ganas de volver a pisar el recinto de este festival, un evento que ya es referente musical – y para el público – en todo el estado, y donde no podíamos faltar por varias razones fundamentales.

La primera es la esencia del Viña Rock donde, los que más suerte tuvimos cuadrando trabajos y estudios, llegamos en la tarde del martes para disfrutar del buen rollo que se respira en el camping, coger un buen sitio y beber algo planificando los conciertos de cada uno de los días que teníamos por delante. Otra es la cifra especial: 20 aniversario del festival y el décimo para el que aquí escribe, una peregrinación anual a la que nunca queremos faltar. Y por último, un centenar de bandas que van desde los más grandes del estado hasta grupos emergentes que, sin dudarlo, estarán en lo más alto de este y otros muchos carteles en muy poco tiempo.

Entrando ya en el previo del festival, la jornada del miércoles amanecía con la compañía de ese buen tiempo que queremos que nos siga acompañando; y mientras avanzaba la mañana conociendo a todos esos vecinos del Viña, llegó la hora de pasarse por el Red Bull Tour Bus, donde tendría lugar la Fiesta de Bienvenida del camping. Así, comenzaba a sonar la música en directo a las 13:30 horas cuando los valencianos Mafalda comenzaban a hacer sonar los temas de su nuevo “Nos deben una vida”(2014); un disco lanzado hace más de un año y que ya ha sonado en distintos festivales de la geografía estatal. Teníamos ganas de reencontrarnos con esta banda y no nos defraudaron, poniéndonos a bailar con sus… “Vómito de pija”, “En Guerra”, “Consumista” o un último “Ya te llamaremos” con el que dejaron a todos más que contentos.

El público del Viña Rock en la Fiesta de Bienvenida

Tras estos sería el turno de Mariah, Vendetta y Mama Ladilla. De ellos destacamos el directo de Vendetta, quienes salían a presentar su nuevo “13 balas”con un setlistque subió más y más la temperatura de este pequeño escenario con “Alerta”, “Time for Freedom”, “Egunero” o el nuevo “Suma”; quedando más que agradecidos tanto la banda como el público, esperando su directo, dentro del recinto, en las próximas ediciones.

Pero esta jornada no acababa aquí, ya que después comenzaba la Fiesta XX Aniversarioque tanta polémica ha causado en redes sociales, ya que su precio no estaba incluido en la entrada. También hay que decir a su favor que solo 10 € por un cartel así es algo único que, sin ninguna duda, merecía la pena. Así, y con buenas actuaciones como La Sra. Tomasa o Muyayo Rif, bandas que pisaban por primera vez este escenario, llegaba el turno de tres grandes formaciones que como el esperadísimo Manu Chao, la fiesta de La Pegatina y una última y potente descarga de la mano de Trashtucada. El primero de estos nos dejó más de dos horas de continuo directo donde repasó al completo su discografía que disfrutaron miles de personas llegadas hasta este recinto para disfrutar del aniversario de Viña Rock. La Pegatina está a punto de lanzar su nuevo “Revulsiu”, del que ya han presentado varios temas, uno de ellos sobre las tablas de esta fiesta con los bosnios Dubioza Kolektiv (en la foto de portada); además de sus clásicos “Mari Carmen”, “Olivia”, “Miranda”, “El Curandero” o su también nuevo “Heridas de guerra”. Un directo que se convierte en una fiesta continua donde el público baila y canta sin pausa y que, una vez más, no defraudó a nadie.

Manu Chao

El cierre a este miércoles lo pusieron Trashtucada, quienes tenían esta cita entre sus primeras fechas festivaleras de 2015. Aunque el público disminuyó levemente en esta actuación ya que, como dijo su vocalista Juanmi, “que todavía es miércoles!!”, fue toda una descarga de esta fusión propia de los de Chiclana. “Nada nos puede parar”, “Volante”, “Culo y carretera”, el himno festivalero “De festi? Vale” y un último “Racka Placka”ponían el cierre a una fiesta aniversario que esperemos se repita y podamos seguir celebrando durante muchos años más.

Y tras esta jornada inicial arrancaba el XX Viña Rock 2015, cargado de actividades paralelas donde nos dejamos ver en las primeras horas del festival, disfrutando del espacio Viña Grow donde se desarrollará la II Féria Cannábica, conociendo el nuevo y más amplio perímetro del festival y hablando con algunas de las bandas que subieron por los diferentes escenario en este jueves de Viña Rock.

Entrando ya en las actuaciones del día y tras unos iniciales Alademoska, abrían el Escenario Zhen esos Envidia Kotxina que también cumplen dos décadas y nos dejaron un resumen de 55 minutos de lo que podremos ver en esta gira con la que ya han pisado todo el estado. Un buen repaso a su último disco y los mejores temas de su discografía cerraban un setlist que pudo con el sol que calentaba el recinto. Poco después teníamos dos opciones para seguir la tarde: Gatibu y Esne Beltza, decantándonos por estos últimos con su sonoridad tan personal y agradable que llenó de buen rolloel Escenario Negrita.

Cogimos fuerzas viendo a Siniestro Total desde el fondo de esta parte del recinto, donde agradecimos la sombra que este rincón nos ofrecía y nos acercamos después hasta las primeras filas para disfrutar de los bosnios Dubioza Kolektiv, quienes han puesto el ritmo al primer atardecer del festival con cortes como “Kažu”, “USA” o “El granMarijuana”, cerrando así un gran paso por este festival manchego.

Todavía nos quedaba por delante una buena noche de festival que abría el punk rockcaliforniano de Lagwagon y el directo de Che Sudaka, siendo este el sexto paso de la banda por el festival en un momento en el que, según nos reconocían minutos antes de subir a las tablas, no actúan demasiado en este país y pillaban con ganas una actuación donde presentaban su último “Hoy”, así como también dejaron tiempo para “Almas rebeldes”, “Serás feliz”, “Mentira politika” o “El trenecito”, temas que no podían quedar fuera de este setlist.

Alcanzábamos así la media noche con una coincidencia en el horario entre dos grandes opciones de los que se presentaban en esta jornada de jueves: Swan Fyahbwoy y Boikot, decantándonos por los segundos, un clásico de este festival que consiguió reventar el recinto abriendo el set con “Inés”, “Bubamara”, “De espaldas al mundo y Gasolina”, “vidrio y mecha”, esta última con la colaboración de Aguayo (Kaótiko). Avanzaron con “Tequila”, “Amaneció”, “Grito en alto” y un último “Kuarkier día”, coveren el que tuvieron la compañía de “Envidia Kotxina”.

Llegados a este punto decidimos pasar al Escenario Delicius Seeds donde los sevillanos Gérmeneseran uno de los plato fuertes de este rincón del Viña Rock. Una buena dosis de punk rock que consiguió dar muy buen aspecto al público de este escenario en este momento de la noche. De los que ahí sonaron, nos quedamos con “Igual de mal” o “Punk’n’roll”, ambos del último y recomendable álbum de este grupo: “Game over”. Seguía la dosis de punk rock cuando se acercaban las 3 de la mañana, siendo Kaótiko una de las últimas elecciones de este jueves. No defraudaron a nadie, consiguiendo que esa escasa hora en la que mostraron un gran estado de forma. “Mi mejor colega”, “Juerga”, “Preso 2023” y un último “Otra noche”; colándose en este setlist el “Revolución”de RIP, hicieron de este uno de los más potentes directos de la jornada.

Y mientras The Qemists cerraban el jueves en Villarrobledo, acabábamos de escribir estas líneas, penando ya en los directos del viernes, donde continuaremos disfrutando del buen ambiente que aquí se respira una vez más. ¡Continuamos con muchas ganas de Viña Rock!

Texto: Francisco M. Peco

Fotos: Viña Rock