Entradas

ballantines portada

BALLANTINE´S TRUE MUSIC FESTIVAL ANUNCIA SALAS Y DISTRIBUCIÓN DE ARTISTAS POR SALAS.

Ballantine´s True Music Festival ha comunicado todas las salas de Madrid donde se celebrará los días 9 y 10 de junio así como el reparto de artistas confirmados que actuarán en cada una de ellas. Así, los más de 140 conciertos tendrán lugar en recintos como Joy Eslava, But, Teatro Barceló, Sala Arena, Círculo de Bellas Artes, El Sol, Galileo Galilei o Costello Club, entre otros.

El festival continúa añadiendo nombres y anuncia ahora la incorporación de Anni B Sweet y Berri Txarrak al nutrido cartel, que contaba con nombres destacados como The Vaccines, Todd Terje, The Magician, Jain, Kakkmaddafakka, Oh Wonder, Carlos Sadness, Digitalism DJ Set, Is Tropical o We Are Scientists, entre otros muchos. Próximamente se darán a conocer los nombres que cerrarán el cartel del festival, que permitirá a sus asistentes perderse por el centro de la ciudad y dejar que la música les encuentre.

De esta forma, Joy Eslava recibirá los potentes directos de artistas como The Vaccines, Jain, Oh Wonder o Sunset Sons. Por su parte, el Teatro Barceló contará con las actuaciones, entre otros, de Todd Terje, La Femme, Is Tropical o La Habitación Roja. The Magician, Hot Chip DJ Set, WAS o Neuman llenarán de música la Sala Arena.

En el Círculo de Bellas Artes se podrá disfrutar de shows como los de Manel, Kakkmaddafakka, Eme DJ o Najwa. La mítica sala El Sol acogerá a artistas como Mucho, Carlos Sadness, Palace o Dagny. Los conciertos de Belako, Fat White Family o El Columpio Asesino tendrán lugar en But. La recién anunciada Anni B Sweet, junto a artistas tan esperados como Manuela o El Guincho DJ Set actuarán en Galileo Galilei. A pocos metros de allí, la Sala Penélope recibirá las propuestas de Digitalism DJ Set, Dinero, Kiasmos DJ Set o Sundara Karma. Miss Caffeina, Pedro Vian o Delorean DJ Set tomarán el Costello Club. El Palacio de la Prensa en Gran Vía contará con bandas como Yelle, Grises, Fickle Friends o Tailor for Penguins. Por su parte la Sala Clamores vivirá los directos de Second, Meneo o Joan Miguel Oliver. Y Changó Club celebrará actuaciones tan diversas como las de We Are Scientists, Toteking o Dan Croll.

Las propuestas más cercanas, donde disfrutar de los artistas a pocos metros, vendrán de la mano de Polock o Apartamentos Acapulco en el Café La Palma, de Maga o Soledad Vélez en el Intruso Bar, de Cora Novoa o Yall DJ Set en Maravillas Club, de Anteros o Methyl Ethel en Siroco y, por último, de The Parrots o las Rock Nights en Tempo Club.

Los abonos de dos días para Ballantine´s True Music Festival están a la venta en Ticketmaster.es a un precio de 45 euros (+ gastos). Dichos abonos permitirán el acceso a todas las salas programadas los dos días (9 y 10 de junio). Si al llegar alguna de las salas ya está llena, los asistentes podrán disfrutar de otros conciertos a pocos metros de donde se encuentren. El festival lanzará a finales de mayo una app con toda la programación donde se indicará también cómo está el aforo de cada sala durante el mismo. Así, si un concierto está completo, el público podrá buscar grupos similares que estén tocando en ese momento o perderse en la ciudad y encontrar nuevas bandas que les sorprendan. De hecho eso es precisamente lo que pretende Ballantine´s True Music Festival, que el público salga de lo previamente establecido y deje que la música le encuentre.

ARTISTAS CONFIRMADOS POR SALAS

But

Belako, El Columpio Asesino, Fat White Family

Café La Palma

Apartamentos Acapulco, Delafé Dj Set, Full, Kostrok, Mordisco, Pantones, Pianet, Polock, Viktor Flores

Changó Club

Cápsula, Youngr, We Are Scientists, Toteking, Honne, Dan Croll

Círculo De Bellas Artes

Alizzz, Eme Dj, Garden City Movement, Kakkmaddafakka, Manel, Najwa, Stanto, Warriors, The Zombie Kids

Costello Club

Aaron Rux, Antílopez, Delorean Dj Set, Independance Djs, It’s Not Not, Miss Caffeina, Pedro Vian, Sam Fender, The Crap Apples

El Sol

Carlos Sadness, Cycle, Dagny, Forastero, Mucho, Palace

Galileo Galilei

Anni B Sweet, Damian Schwartz, El Guincho Dj Set, Manuela, Simón García

Intruso Bar

Cannibals , Owen, Joana Serrat, Maga, Nora Norman, Soledad Vélez

Joy Eslava

Berri Txarrak, Jain, Molina Molina, Oh Wonder, Sunset Sons, The Vaccines

Maravillas Club

Cora Novoa, Daniel Baughman, Dj Tutu, Ladoyre B2b Georgeous, Los Vinagres, Lo, Wilds, Playback Maracas, Señores, Seward, Topanga Dj Set

Palacio De La Prensa

Alondra Bentley, Black Honey, Ficken Friends, Grises, La Reina, Ley Dj, Tailor For Penguins, Yelle

Sala Arena

Arce, Awwz, Dj Amable, Els Amics De Les Arts, Hot Chip Dj Set, Matias Aguayo, Neuman, Rural Zombies, The Magician, Tiger & Woods, Was

Sala Clamores

Abu Sou & Ivy Barkakati, Bear’s Den (Acoustic), Bflecha, Charlie Cunningham, Joa, Miquel Oliver, Meneo, Mr Mendel, Pau Roca & Gon, Sailor & I, Second, Willy Naves, Ylia

Sala Penélope

Blackgate, Digitalism Dj Set, Dinero, Ed Is Dead Band, Kiasmos Dj Set, Lois, Morgan, Hammer, Snakehips, Sundara Karma, The Hunna

Siroco

Alex Vargas, Anteros, Methyl Ethel, Romeo

Teatro Barceló

Georgia, Is Tropical, La Femme, La Habitación Roja, The Royal Concept, Todd Terje

Tempo Club

Cró!, Crudo Pimento, Easyer, Jackwasfaster, Javi Redondo, Rock Nights, Santero y Los Muchachos, Sethler, The Parrots, The Prussians

granada sound portada dorian

DORIAN, L.A. POLOCK Y DINERO EN EL FESTIVAL GRANADA SOUND 2017

El festival Granada Sound continúa desvelando nuevas bandas que se unen al cartel de su sexto aniversario. Esta mañana ha sido el turno de cuatro nombres principales de la escena independiente nacional: Dorian, L.A., Polock y Dinero. Estas bandas se suman así entre otras a Los Planetas y Lori Meyers, dos grupos fundamentales para entender el pop independiente nacional, que por primera vez comparten cartel en el festival más importante de la que es además su ciudad, y además estrenando nuevos y esperadísimos discos. También estarán en el festival Iván Ferreiro, Sidonie, Delafé, WAS, Viva Suecia, Julieta 21, Elyella DJs, Toulouse y Arco, conformando ya un fenomenal cartel al que a varios meses de la celebración del festival todavía restan grandes nombres por sumarse.

Destaca entre estas nuevas confirmaciones la de los barceloneses Dorian, sin duda uno de los grupos más solicitados por los fans del festival, que están deseando corear himnos del grupo, ya generacionales, como “Cualquier otra parte”, “Paraísos artificiales” o “La tormenta de arena”. Igualmente reseñable será la presencia de L.A., su recién publicado nuevo disco, “King Of Beasts”, es uno de los más esperados del año, y el directo de la banda de Luis Alberto Segura una de las apuestas infalibles del festival. También con nuevo disco bajo el brazo llegarán Dinero a Granada, “cero”, su cuarto disco nos muestra una banda de mil caras a un nivel altísimo, madurez creativa y excelencia en directo, una máquina sólida e infalible de intensa pegada rock. Igual que la de los valencianos Polock, que han trascendido a las comparaciones con Phoenix y ya son todo un fenómeno en países como Inglaterrra, Francia o Estados Unidos, también con disco recién estrenado, “Magnetic Overload”.  Cuatro grandes confirmaciones que sumar a un cartel ya espléndido y que junto a las que todavía quedan por anunciarse seguro harán inolvidable esta sexta edición de Granada Sound para los miles de asistentes al festival.

El precio de la entrada para acudir a todos los conciertos es otro de los grandes atractivos de este festival y es que los abonos para Granada Sound 2017 se pueden comprar desde solo 22€ más gastos de gestión en la web del festival:
http://www.granadasound.com/entradas/

interestelar sevilla cartel completo portada

NUEVAS CONFIRMACIONES Y CARTEL POR DÍAS PARA INTERESTELAR SEVILLA 2017

Poco más de 20 días nos separan del Interestelar Sevilla y comienza la cuenta atrás para dar el pistoletazo de salida a la celebración de su segunda edición. Hoy se unen al cartel las bandas The Saltitos, Peranoia, Lost Tapes, Apartamentos Acapulco, Lígula y Verona, además de los djs Tardeo, Daniless DJ, Me & The Reptiles y Me & DJs. Tras estas confirmaciones el reparto del cartel por días queda así:

VIERNES 19 DE MAYO
Love Of Lesbian, Loquillo, León Benavente, Carlos Sadness, Neuman, Depedro, Viva Suecia, WAS, Delafé, Varry Brava, Grises, Les Castizos, Sexy Zebras, Los Tiki Phantoms, The Milkyway Express, Mechanismo, Toulouse, The Saltitos, Peranoia, Lígula, Tardeo y Me&Djs

SÁBADO 20 DE MAYO
Los Planetas, Fangoria, Sidonie, Second, Maga, La Habitación Roja, L.A., Corizonas, Guadalupe Plata, ElyElla DJ´s, Shinova, Meneo, Los News, Quentin Gas & Los Zíngaros, The Prussians, Veintiuno, Apartamentos Acapulco, Los Embusteros, Verona, Genérica, Lost Tapes, Los Perversos, Me & The Reptiles y Daniless.

Este cartel volverá a hacer de Interestelar una cita ineludible para los fans del indie rock nacional. La pradera del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo volverá a ser el epicentro de una explosión de arte en todas sus expresiones los próximos 19 y 20 de mayo, y el Festival Interestelar el plan perfecto para disfrutar de la primavera en Sevilla.

Últimas entradas a la venta desde 28€ + gastos en: www.interestelarsevilla.com/tickets/

Foals LOW FESTIVAL

MAD COOL FESTIVAL CIERRA EL CARTEL DE SU SEGUNDA EDICIÓN

Portada: FOALS

Mad Cool Festival cierra el cartel de su segunda edición con las confirmaciones de Foals, Catfish And The Bottlemen, Quique González & Los Detectives, Slowdive, Savages, Cage The Elephant, SBTRKT (DJ Set), Fuel Fandango, Jagwar Ma, Floating Points (DJ Set), Depedro, Unkle, Neuman, Benjamin Booker, Junior Boys, WASFull, Star Slinger, Viva Suecia, Joseph, Anna Of The North, Los Zigarros, Sexy Zebras, Aurora & The BetrayersShinova.

Nombres a los que hay que añadir las diez bandas ganadoras de Mad Cool Talent, que después de ser preseleccionadas por un jurado profesional, han resultado ser las más votadas por el público. Los premiados son Cannibals, Not My Circus, Ganges, Veintiuno, The Amsterdammers, Fizzy Soup, Dear Audrey, Paracusia, Chelsea Boots y Nora Norman. A los nueve previstos hemos sumado un ganador más debido al empate entre dos finalistas. La organización ha optado por abrir un nuevo slot para ser justos con las dos bandas igualadas en votos.

La segunda edición de Mad Cool Festival se celebrará los días 6, 7 y 8 de julio de 2017 en La Caja Mágica (Madrid). Contará con cuatro escenarios en la zona exterior del parking y un quinto interior; con horarios de 18:30 a 05:30 horas. Una vez más, el festival contará con diferentes espacios en los que distintas disciplinas artísticas convivirán e interactuarán.

El cartel ya está cerrado. Quedan cuatro bandas por anunciar que serán desveladas el 20 de febrero. 

ASÍ TE CONTAMOS EL MAD COOL FESTIVAL 2016

El precio del abono de tres días se mantiene hasta el 1 de marzo o hasta agotar existencias. A partir de esa fecha el precio serán 170 euros + gastos. 

ABONO 3 DÍAS

150 euros + gastos

(hasta el 1 de marzo o agotar existencias)

ABONO 3 DÍAS VIP

¡¡¡Agotados!!!

TICKET 1 DÍA

69 euros + gastos

TICKET 1 DÍA VIP

135 euros + gastos

Compra tu entrada pinchando aquí. 

arenal sound portada bastille

ARENAL SOUND 2017: BASTILLE Y NOTHING BUT THIEVES ENCABEZAN LAS NUEVAS CONFIRMACIONES

Ya en diciembre el Arenal Sound anunciaba que en enero seguirían las confirmaciones y hoy ha sido día elegido para seguir aumentando el cartel de artistas para su octava edición, que tendrá lugar del 1 al 6 de agosto en la localidad de Burriana. Nuevas incorporaciones que se suman a Martin Garrix, Icona Pop, Fedde Le Grand, Lori Meyers, Kase.O, Jake Bugg, Iván Ferreiro, Sidonie y muchos más.

No será la primera vez en Burriana para los británicos Bastille. Ya estuvieron en 2014 y vuelven tres años después para presentarnos su nuevo disco “Wild Word”. Además, están entre los nominados a “Mejor Grupo Británico” en los prestigiosos Brit Awards; los también ingleses Nothing But Thieves llegan con su disco de debut dispuestos a conquistar a miles de sounders con su música; Unos que ya son bastante conocidos en Arenal Sound son los noruegos Kakkmaddafakka, que vuelven este verano para presentar las canciones de su último trabajo discográfico “KMF”; la gira Safari Emocional de Varry Brava hará una parada obligatoria en Burriana para hacernos bailar con sus nuevos temas; “Cero” es el último álbum de Dinero y no podían faltar en la octava edición con su potente directo;  “Gau Ama” es el disco que WAS nos presentará en Arenal y representa una nueva era no sólo para el grupo, sino para parte de una escena que busca trascender sin perder la identidad; Morodo es uno de los máximos exponentes del reggae nacional y estará por primera vez en el festival castellonense; Dubioza Kolektiv es un curtido colectivo combina de manera delirante el hip- hop, el reggae, el dub, el rock y el folclore de Bosnia; The Zombie Kids es uno de los proyectos más representativos de una generación ecléctica y única que ha marcado la escena de la música electrónica y a toda una generación de jóvenes; De sobras conocido en la escena de Barcelona y los circuitos de la música de baile nacionales, el talento de Alizzz, Cristian Quirante, llegó ya el año pasado a los oídos del público europeo y americano.

Las entradas pueden ser adquiridas desde sólo 35€ + gastos el abono general y desde 70€ el abono VIP en www.arenalsound.com y www.ticketea.com

festival de les arts 2017

PRIMERAS CONFIRMACIONES DEL FESTIVAL DE LES ARTS VOL.3

Iván Ferreiro, Fuel Fandango, Sensible Soccers, WAS y Gener son las primeras bandas que se unen a Festival De Les Arts vol.3, que se celebrará en la Ciutat de les Arts i les Ciències el 9 y 10 de junio de 2017.

byTHEFEST ha estado en las dos ediciones anteriores del Festival de les Arts:

ASÍ TE CONTAMOS EL FESTIVAL DE LES ARTS 2016

ENTREVISTA A FUEL FANDANGO

ebrovision foto david perez cejuela 940

CRÓNICA DEL EBROVISIÓN 2016

Habría que ser un cretino nihilista para no aceptar las fundadas argumentaciones que explican por qué los festivales de interior como el Ebrovisión, asentados y de formato medio, promueven una serie de valores y connotaciones culturales y sociales – incluso sentimentales – diferentes que otros que han nacido únicamente al amparo del sol, la playa, una oportunidad de inversión, el apoyo de alguna marca o mecenas y con un sentido mucho más frívolo –pero totalmente lícito – de la diversión. Tal vez se trate solamente de explotar lo que cada uno tiene. Además, no es casual que muchos de estos festivales estén promovidos por asociaciones culturales sin ánimo de lucro – el Ebrovisión está organizado por la Asociación Cultural Rafael Izquierdo -, y aunque en algunos casos el amateurismo es evidente –sobre todo cuando son festivales primerizos- lo suplen con esfuerzo, voluntad, pasión y un único objetivo: que la gente disfrute y esté orgullosa de su trabajo; algo nada baladí cuando se compara con que el objetivo sea únicamente ganar dinero.

Jueves

Nuestra primera incursión en la decimosexta edición del Ebrovisión fue en la Fábrica de Tornillos, espacio protagonista de los conciertos del jueves, una jornada corta pero que servía de perfecto aperitivo para todo lo que vendría por delante. Los primeros en subir al escenario fueron Shinova, una banda vizcaína que aunque ya lleva curtiéndose desde 2009, es ahora con su fichaje por Warner para su inminente nuevo disco, “Volver”, cuando están realmente optando a ocupar un puesto significativo en el ranking indie rockero nacional. Si se les escucha en directo, queda más que evidente que la estela de bandas como Izal, marcadas claramente por la épica, es el rebufo que intentan tomar. Vienen de un rock más contundente y anglosajón que las bandas indies nacionales que ahora triunfan, pero a base de lima han logrado emparentar bien con los mismos seguidores y a poco que su nuevo trabajo funcione, van a estar bastante bien colocados para optar a ese trono de hojalata que parece que siempre está buscando nuevos relevos.

Shinova / David Pérez- Cejuela

Es prácticamente imposible que Rural Zombies no te atrapen a base de ritmo, porque el ritmo es la base de lo que hacen, lo que les da fuerza y te hace bailar. Rock tecnificado, post punk danzable, frescura pero contundencia, unas características que se pueden aplicar al último disco de Foals, pero también al suyo. Nos hicieron brincar como posesos y eso es de agradecer.

Tras Rural Zombies tocaba bajar pulsaciones con Tachenko, unos currantes del pop y auténticos clásicos en el indie de nuestro país. Tienen una forma de componer melodías que ya es marca de la casa y desprenden un positivismo muy necesario cuando estamos rodeados de tanta épica melodramática, que hace que haya conciertos que más bien parecen arengas antes de acometer la Batalla del Abismo de Helm. A veces nos olvidamos de que el pop puede tener ese efecto balsámico, y despreocuparnos y relajarnos con bonitas canciones.

Tachenko / Foto: David Pérez Cejuela

Para cerrar la noche en la Fábrica de Tornillos, subieron a las tablas Perro para demostrar que tienen uno de los directos más contundentes que se pueda ver en España y que los fallos de sonido que deslucieron su concierto en el Sonorama fueron solamente un accidente. Su nuevo disco “Estudias, Navajas” es igual de divertido, pero mucho más potente y directo que su magnífico debut “Tiene bakalao, tiene melodía”, por lo que ahora sus conciertos te hacen mover la cadera, pero también llevar ininterrumpidamente el ritmo con la cabeza – el típico headbanging-. El cachondeo se redondeó y fue completo cuando para terminar el concierto con “Marlotina” hubo una invasión del escenario de algunos organizadores y DJs que pasaban justo por allí y tenían ganas de cantar y bailar un rato sobre el escenario. Tras los murcianos, la juerga se desplazó a la Sala Orosco – como pasaría cada noche – dónde Pemenanf y Maadraassoo hicieron gastar las ganas de fiesta de los más valiente.

Perro / Foto: David Pérez-Cejuela

Viernes

El viernes ya nos tenía reservadas diversas actividades por el día: en la Fábrica de Tornillos, al mediodía, actuaba la multitudinaria banda mirandesa La Regadera que daba color a la espectacular nave de techo curvado a base de reggae y ska; por la tarde, justo antes de acudir al Multifuncional de Bayas, la última incorporación al festival, Amatria, actuaba en la Fábrica de Tornillos. Además de todo esto, durante el día, en diversos puntos de Miranda de Ebro, empresarios de ocio locales programaban sesiones aprovechando los diferentes DJs que actuaban en el cartel del festival, haciendo que el pueblo fuera un hervidero musical por casi cada esquina.

Ya en el recinto, al llegar, el foco de atención se dividió en dos puntos principales: el Escenario La Salve en formato terraza sobre contenedor, en el que tendrían lugar los dos primeros conciertos –Yellow Big Machine y Las Ruinas-, y el Escenario Estereoclub, en el que ininterrumpidamente – desde la apertura hasta el cierre-, pincharían un numeroso y variopinto conjunto de DJs.

Desgraciadamente no llegamos para ver a la banda de Bilbao –marcaremos a fuego la siguiente ocasión-, pero sí que disfrutamos de Las Ruinas anocheciendo en Miranda, descargando su particular heavy pop con esos guitarrazos melódicos, sus personales y kitsch letras y su cada vez más amplio repertorio; porque siguen a disco al año y en cada uno de ellos hay hits que se suman a una ya interesante lista – de “Siesta Mayor” podrían ser ejemplo “Gabriel y Vencerás” y “Fruta de Temporada”-.

El Escenario Principal quedó inaugurado por Fuel Fandango, una hora extraña para ellos, pero todo sea por la preservar la garganta de Nita, que parece totalmente recuperada. Creo que está claro que esta banda, una de las más internacionales que tenemos, gana mucho en directo. Su crossover racial y bailable, musical y visualmente adictivos, con una frontwoman tan intensa como Nita son perfectos para un festival y su fiabilidad es incuestionable. Lo mismo que Quique González, pero en otro estilo totalmente diferente. En este nuevo disco y gira con Los Detectives, Quique González vuelve a dejar muestra de sabor puramente americano, de gran banda, de sonido pulcro y sobrio aunque sin riesgo, y quizá ese fue el lastre más que la virtud. Fuel Fandango nos dejaron sudorosos y quizá Quique González nos hizo enfriarnos.

La recta final llegaba como el brío de una locomotora a toda velocidad con Belako. Su nuevo disco “Hamen” no ha hecho más que recopilar las mejores virtudes de lo que habían hecho anteriormente. En directo todavía crecen un plus sus melodías post punk –ya sea desde los sintetizadores, como de las guitarras-, que aunque no tienen el riesgo de las bandas que pusieron en marcha el género, son indudablemente atractivas, bailables y excitantes.

Aunque Chk Chk Chk tuvieron su mejor momento hace una década, cuando el panorama del indie bailable lo protagonizaban bandas como LCD Soundsystem, The Rapture, Radio 4, CSS o Klaxons, que hacían de la fusión desacomplejada su bandera, el directo de estos tipos es una fiesta de principio a fin. Dance punk funk, o como quieran llamarlo, que derrocha tanta adrenalina como un partido de bádminton de Carolina Marín.

Si con Belako la locomorora estaba en plena acelaración, con Chk Chk Chk perdió los frenos, y Grises solo tuvieron que aprovechar su inercia para llegar al final del viaje intentando no descarrilar. Ritmos africanos, synth pop bailable, electrónica de suavidad precisa y actitud, esas son las armas de sus tres discos y las que utilizaron para cerrar una noche estupenda.

Como cada noche, después de terminar en el recinto, el sarao continuó en la Sala Orosco. Esta noche del viernes se pudo bailar al ritmo de las prescripciones de Patrullero, Edu Anmu y Optigan1.

Sábado

Tercera y última jornada del Ebrovisión 2016, aunque ahora una vez acabado parece que haya durado toda una semana, ya que a partir de la noche del jueves se convierte en un evento sin respiro; de mañana, tarde y noche.

Ebrovisión cuida bastante el aspecto de integrarse en la vida social de los habitantes de Miranda; durante el día se pudo llevar a los pequeños al  Ebropeque, que este año tenía a  L Kan como protagonistas; acudir al mediodía a la Fábrica de Tornillos para los conciertos de dos bandas excitantes e interesantes como son Juventud Juché o Novedades Carminha; o quedarse a comer en la Plaza España para disfrutar de la concurrida y variada Muestra Gastronómica, mientras desde el Escenario Gometero, ubicado en el templete del centro de esta plaza del Casco Antiguo, Brummel y Blutaski Dj lanzaban canciones mientras la gente se metía entre pecho y espalda pinchos, paellas y otras viandas. Con la boca llena, casi al mismo tiempo, en otra plaza contigua comenzaron los conciertos de la tarde con Franco, L Kan e Hidrogenesse.

De estos conciertos, así como los primeros de la noche en el Escenario La Salve – Dekot y Green Class- , solo pudimos ver un poco como Carlos Ballesteros y Genís Segarra se bastan ellos solos para demostrar que son uno de los grupos más originales de los últimos años, con unas canciones que aunque kitsch tienen una lírica gloriosa y un sonido sintético de un estilazo irreprochable. La “excusa” para perdernos los otros conciertos, fue que el que escribe estas palabras es el mismo Blutaski DJ que puso música tanto en el templete de la Plaza España por la tarde, como a las 21:00 en el Escenario Estereoclub. Aun así esperamos ver pronto a este puñado de bandas emergentes, las cuales desgraciadamente todavía no hemos podido reseñar en byTHEFEST y a L Kan nos los reservamos para el Truenorayo Fest.

Green Class / Escenario La Salve

También nos perdimos a Perlita que, con su incontrolable desparpajo, pusieron en marcha el Escenario Principal. Como es una pena no comentar nada de varias bandas por no haberlas podido ver, podemos utilizar la mecánica cuántica para hacer al menos un comentario sobre Perlita. Remodelando las teorías que el cachondo de Shrödinger formuló con su gato –realmente fue un experimento teórico y no se maltrató ningún animal-, al ser totalmente un misterio lo que ocurrió en el recinto interior durante su actuación, podemos decir que hicieron un buen y un mal concierto; una paradoja, pero que nos da la posibilidad de la coexistencia y superposición de ambas posibilidades. Aunque siendo mucho más coherentes, dedicamos un rato a buscar a algunas personas de confianza que acudieron a verles y preguntar que les había parecido, coincidiendo finalmente su juicio con similares impresiones a las vividas por nosotros en el FIB: su fusión desenfadada y su divertida incitación al baile hizo que sumaran fans a su causa.

Tanto el cántabro Ángel Stanich, como los burgaleses La M.O.D.A., son dos artistas que tienen multitud de fans en la zona, son programados en la mayoría de festivales de Castilla, La Rioja o Pais Vasco y conectan muy bien con la forma en que en estos sitios se disfruta del rock&roll. Aunque el rock ácido de herencia setentera de Stanich y el folk rock de La Maravillosa Orquesta del Alcohol son tremendamente eficientes sobre el escenario, quizá necesiten de un poco más de riesgo para tiempos venideros, las aristas de su trabajo se liman cuanto más se les escucha, o quizá ese es el problema, que les vemos demasiado a menudo.

La banda internacional de la jornada eran otros rescatados de tiempos mejores, Tahiti 80. Tampoco se le puede pedir a los festivales humildes que traigan a grandes figuras foráneas, así que es agradable que se esfuercen en ser menos previsibles que la media, aunque quizá este año hayan estado menos acertados en la elección que otros años, dónde han estado excelsos. Aunque los franceses Tahiti 80 llevan en activo publicando trabajos de forma constante desde 1999, fue a principio de siglo con “Walpaper for the Soul” cuando tuvieron su mejor momento, o incluso con su debut “Puzzle” que acaba de ser reeditado. Fue aquella época en la que parecía que con ellos, Air o Phoenix, los franceses tenían el monopolio del pop elegante y moderno, pero aquella fórmula ya está un poco vista y la falta de sangre de nuestros vecinos la hace demasiado anestésica.

El Espacio Multifuncional a reventar / Foto David Pérez-Cejuela

Y llego el momento de Izal, cabezas de cartel de cualquier festival indie que se precie. Realmente, su actuación fue el momento en el que se hizo patente el sold out de este año en Ebrovisión. Su poder de convocatoria es evidente y sus shows son eficaces hasta el paroxismo –podrían salir al escenario con los ojos vendados y repetir fórmulas sin ningún miedo-, lo que tampoco tiene que ir acompañado de otro tipo de consideraciones referidas a su música. Sus formulaciones épicas o sus melodramáticas letras tienen atrapada prácticamente a la totalidad de la generación indie nacional, al menos toda aquella que se resiste a meter los pies en el barro del underground. No solamente triunfan como la coca-cola allá dónde van, si no que han empezado a surgir bandas que les toman como referencia y… lo siento, pero decir que España necesita más grupos jóvenes que se parezcan a Izal o Vetusta Morla, es como decir que Castellón necesita otro aeropuerto.

Tras el torbellino emocional de Izal, WAS fueron los encargados de zurcir los corazones de los numerosos presentes y ponerles a bailar hasta que los seguridades del festival nos mandaron a todos a casa. Los cada vez más bailables WAS –si eso era posible- han dado con la fórmula, ojalá no la abandonen.

Los más valientes bajaron al centro de Miranda a despedir la fiesta en la Sala Orosco con unos de djs de escándalo, como son Ochoymedio Djs, Dani Less y Estereoclub.

Una de las fórmulas clave de mantener la diversión durante todo el festival, sin necesidad de acudir a un cartel repleto de artistas que seguramente excederían el cálculo presupuestario, han sido estas fiestas y disponer dentro del recinto multifuncional de una carpa dedicada solamente al baile, programada por los hermanos Estereobrothers del Estereoclub, y por la que han pasado durante estos días Fan Fan Djs, Casual Groupies, Teleclub Djs, Maadraassoo, Estereobrothers, Panoramis, Sweet Drinkz, Klein DJ Set, Blutaski DJ, Panoramis, Bilboloopers Djs, Terrible DJ, Teleclub Djs y Dark DJ. La otra fórmula, la más importante, es la pasión con la que se implican todos los que organizan el festival, además de todos los que vienen de fuera y participan en él, porque realmente hemos podido comprobar que Ebrovisión es #unfestivalqueenamora.

ENTREVISTA A FUEL FANDANGO

ENTREVISTA A LA M.O.D.A.

ENTRE VISTA A LAS RUINAS

ENTREVISTA A PERRO

ebrovision 2

EBROVISIÓN 2016: MANUAL DE USO

Nadie puede negar que los festivales de música están de moda, pero además de todos los eventos que nacen últimamente al calor de esta nueva vorágine, de los macrofestivales low cost y de aquellos festejos que aparecen y desaparecen al amparo de una marca, existen otros que se han ganado a pulso la denominación de clásico y que se sustentan por el esfuerzo e ilusión de un puñado de valientes. Este es el caso del Ebrovisión de Miranda de Ebro, que este año cumple su decimosexta edición y que lleva desde 2001 siendo organizado, sin ánimo de lucro pero con mucha pasión, por la Asociación Cultural Rafael Izquierdo.

Aunque sigue siendo continuamente mitificado aquel indie nacional de los 90, la verdad es que nunca llegó a ser un género popular, de grandes ventas, de grandes audiencias, y aquellos eventos que aparecieron por el amor al género de unos cuantos amigos eran prácticamente suicidas. Si a esto le unimos que Miranda de Ebro es un precioso y acogedor pueblo, pero que se encuentra en el corazón de las tierras del CID – sin ese reclamo de playas soleadas y chiringuitos a pie de arena –, que solamente tiene 35.000 habitantes y que en aquella época la palabra “indie” solamente formaba parte del vocabulario de unos pocos, pues el mérito de aquellos jóvenes burgaleses era todavía doble.

¿Cómo han llegado hasta ahora? ¿Cómo no solo han sobrevivido si no que poco a poco han crecido? Pues con trabajo, cariño y esfuerzo. Los primeros años el presupuesto era muy modesto, y aunque lograron hacer buenos carteles, las cuentas no salían a pesar de que en el primer año contaron con La Habitación Roja, Sidonie o Los Piratas; de que en la segunda edición ya se lanzaron a por bandas internacionales como los nórdicos Diamond Dogs o The Flamin Sideburns; o que en la tercera decidieron ampliar el festival a dos jornadas. Pero los burgaleses son muy tozudos y cuando creen en lo que hacen son inagotables.

Desde entonces, han pasado por Ebrovisión bandas internacionales como The Raveonettes, The Posies, Ocean Colour Scene, Bronco Bullfrog, The Charlatans, Teenage Fanclub o The New Pornographers, entre otras muchas, además de lo más destacado del indie nacional de cada temporada. En Miranda, siempre se han programado nombres escogidos con mucho mimo, en muchas ocasiones de entre aquellos de los que ellos mismos se han considerado fans, y que encajaban con la filosofía de un festival de querencia indie rock, que goza con el power pop, que no olvida el gusto por el indie y por el baile de su público, y del que todavía se puede admirar el aroma clásico de los orígenes mod de una organización cuyo nombre tiene origen y rinde homenaje a un querido dinamizador de la escena local.

Como ocurre en otros conocidos festivales de interior, el Ebrovisión explota con acierto lo mejor que tiene: el disfrute del pueblo por el día, disponiendo eventos en diferentes puntos y juntando en armonía al numeroso público que acude de fuera – se calcula que este año se llegará al sold out con 18.000 asistentes, entre las diferentes jornadas- con los acogedores lugareños. Cuando hablas de alguien de la organización de su festival, notas que lo hacen con orgullo, repitiendo la palabra “familia” a cada momento, y sabiendo que el mayor patrimonio que tienen es el cariño y el reconocimiento de la gente, porque como hemos comentado anteriormente, este festival se celebra desde sus inicios sin ánimo de lucro.

Esta edición, Ebrovisión repite algunas de las premisas de los últimos años. Por ejemplo algunos nombres internacionales como los norteamericanos !!! (Chk Chk Chk), que aunque con su último trabajo “As If” (2015) no han llegado a las altísimas cotas de aquel loco artefacto que era “Myth Takes” (2007), siguen siendo una divertida y esquizofrénica banda con uno de los directos más excitantes que te puedes encontrar. También estarán en Ebrovisión los franceses Tahiti 80, uno de los máximos exponentes y referentes del indie pop europeo de este principio de siglo, que están de gira para rememorar los quince años de su debut “Puzzle” – por supuesto reeditado para la ocasión- y que además traerán las canciones de su nuevo EP “…And the Rest Is Just Crocodile Tears”.

Entre los nombres importantes del indie nacional, el festival contará con los omnipresentes Izal; la elegancia del country rock de esencia puramente americana de Quique González; la concurrida banda burgalesa La M.O.D.A. , que ha paseado su particular folk rock por la mayoría de festivales nacionales en los dos últimos años; el rock ácido del melenudo cántabro Ángel Stanich; la espectacular fusión sonora de Fuel Fandango; el mejor post punk actualizado de la mano de Belako; el maravilloso mundo de Hidrogenesse; y otras dos bandas vascas que cerrarán los conciertos de cada noche a ritmo del mejor indie bailable, como son WAS y Grises.

Además de estas bandas, muchas de las cuales ya hemos visto en otros festivales y que suelen ser habituales en este tipo de eventos, vosotros ya sabéis de que pie cojeamos y lo que nos encantan otro tipo de propuestas, algo más alternativas, underground o emergentes. Entre este tipo de artistas también estarán en Miranda de Ebro bandas como los excitantes Las Ruinas y su personalísimo y divertido heavy pop; Novedades Carminha con su disco más sabroso y sexy, en el que han sumado muchísimos elementos de valor exquisito a aquella amalgama de garage pop de sus anteriores trabajos; unos Juventud Juché llenos de aristas y garra; Perlita con su divertido y excéntrico crossover que describimos en el FIB como “diversión funk, sintetizadores 80’s de un kitsch totalmente provocado, psicodelia sintética y galáctica”; o los veteranos L Kan, que regresan a la actualidad con su electro pop naif.

Además, también serán parte del Ebrovisión 2016 otra joven banda de post punk que canta en inglés como Dekot, el indie dance rock de Franco; la fusión de rock, garage, post-hardcore y soul de los frenéticos Yellow Big Machine– estas tres bandas llegadas del País Vasco- ; el brit pop con actitud de los madrileños Green Class, y el colectivo de colectivo reggae-ska y funk La Regadera, representantes de la escena mirandesa.

Pero todo esto es solo lo que se podrá ver en las las jornadas centrales del festival, porque en la jornada inaugural del jueves, en La Lata de Tornillos se podrá disfrutar de cuatro conciertos diferentes y de contrastado nivel, como son los de Shinova, Rural Zombies, Tachenko y Perro. Sin lugar a dudas, suficiente razón para adelantar un día el desembarco en Miranda de Ebro.

Como hemos comentado al principio del artículo, este festival no solo vive de bandas y conciertos, se nutre de compartir diferentes actividades y experiencias con todos los asistentes y lugareños, por lo que también se podrá participar de una muestra gastronómica, del Ebropeque, exposiciones, mercadillo, conciertos gratuitos distribuidos por toda la ciudad y sesiones de djs que acabarán de completar el Ebrovisión 2016. Entre estos últimos, la nutrida nómina de animadores musicales de este año contará con Maadraassoo, Estereobrothers, Ochoymedio Djs, Dani Less, Estereoclub, Pemenanf, Patrullero, Edu Anmu, Fan Fan Djs, Casual Groupies, Teleclub Djs, Panoramis, Sweet Drinkz, Klein Dj Set, Blutaski Dj, Bilbollopers Djs, Terrible Dj o Dark Dj.

Si lees esto hoy jueves 25 de agosto, quizá te dé tiempo a asistir a la Fiesta de Bienvenida que se va a dar en La Fábrica de Tornillos de Miranda de Ebro con la actuación de Marky Ramones Blitzkrieg, en el que el mítico batería de The Ramones, junto a ilustres acompañantes como Ken Stringfellow de The Posies o Captain Poon de Glueficer, interpretará los éxitos de la mítica banda punk.

Ebrovisión #unfestivalqueenamora

ENTREVISTA A PERRO

ENTREVISTA A LA M.O.D.A.

ENTREVISTA A LAS RUINAS

ebrovision portada

YA TENEMOS HORARIOS PARA EL EBROVISIÓN 2016

El Festival Ebrovisión 2016, que se celebrará en Miranda de Ebro del 1 al 3 de septiembre, ya tiene horarios!

Aquí tienes los horarios de los diferentes escenarios y todos los artistas que actuarán en el Ebrovisión 2016.

Recuerda que en Ebrovisión de este año actuarán artistas como Izal!!! (Chk Chk Chl), Quique González & Los Detectives, Fuel Fandango, Tahiti 80, La M.O.D.A., WAS, Belako, Ángel Stanich, Novedades Carminha, Perro, Hidrogenesse, Tachenko, L Kan, Grises, Rural Zombies, Juventud Juché, Yellow Big Machine, Franco DekotShinovaPerlitaLas RuinasLa RegaderaEdu Anmu y Blutaski DJ

Sabado _17_La Habitación Roja  Javier Rosa 940

ASÍ TE CONTAMOS EL LOW FESTIVAL 2016

Texto: Víctor Villaplana Hurtado

VIERNES

Aún recuerdo aquel verano del 2009, cuando el, por entonces, Low Cost Festival empezó a andar en la Zona Volvo del puerto de Alicante con apenas cuatro grupos por día, pero de la talla de Juliette Lewis, unos Vetusta Morla que empezaban a arrasar y unos The Sunday Drivers que daban los últimos coletazos de su vida como banda. Se podría decir que el proyecto apuntaba maneras ya desde su primera edición. Ayer, casi sin darnos cuenta del paso del tiempo, afrontamos ya su octava edición (séptima en Benidorm), con un cartel que, como viene siendo costumbre, mantiene su nivel de calidad/precio.

La primera sorpresa la encontramos en un acceso al recinto remodelado debido a reformas en las instalaciones. Pese a la poca gente de primera hora, al contrario que en años anteriores, no parecía funcionar con la fluidez necesaria para este tipo eventos.

Dejando atrás la entrada, el encargado de dar el pistoletazo de salida en esta ocasión, y de ayudarnos a hacer más llevadero el calor y el sol de las primeras horas, era, el muy idóneo para ello, Ángel Stanich. Casualmente el mismo que se encargó de finiquitar el SOS 4.8 hace un par de meses. Aquel fue mi primer encuentro con ese señor de abundante pelaje y, he de reconocer que pese a no haber escuchado más que un par de canciones, su propuesta logró conquistarme. Esta vez no iba a ser menos. Su folk rock de corte sureño, de los que invitan a carretera y manta, acompañado de una de las voces más características de la escena nacional actual, es siempre un gran acierto a cualquier hora del día. Hay conexión con el público. Capacidad para tocarte la fibra con temas como “El Outsider”, o arrancarte unos cuantos bailes, como con ese final con su canción bandera, “Metralleta Joe”.

El testigo lo recogía Testarosa, a los que seguro que muchos como yo, habéis conocido gracias a ser los ganadores del certamen Budweiser_emerge 2016. El cuarteto de Xátiva, entre los que se encuentran uno de los miembros del dúo Siberian Wolves (una de las últimas bandas nacionales que me ha conquistado con un disco demoledor) entre otros grupos de la zona, se llevaban así su merecido premio actuando en el escenario principal. Las expectativas me hacían esperar un directo contundente, que estuviese a la altura de sus dos EPs, especial mención para el último, “Ruido”, con temas como “Palabras”, “Océano” o “Novias de verano”, pero sin embargo, la formación no estaba del todo afinada, les falta aún algo de rodaje, que no dudamos que cogerán con el paso del tiempo, así que no les pierdan el rastro.

La siguiente parada, de lo que empezaba a ser noche, era La Maravillosa Orquesta del Alcohol. No me hagáis llamarlos La M.O.D.A. porque, personalmente, odio ese acrónimo y creo que le hace un flaco favor al grupo. Los burgaleses viene a ser la versión española de Mumfords & Sons, una versión suave de los Dropkicks Murphys (a los que por cierto telonearon). Esto es carne de cañon para festivales y sólo invita a mover las piernas.

Llegadas las 22:00 de la noche, tocaba el turno del primer concierto de masas, los catalanes Love of Lesbian. Y como era de esperar, muchos de los asistentes eligieron esa hora para entrar al recinto y, debido a la poca fluidez antes mencionada, se generó una larguísima cola que hizo que unos cuantos se perdieran el inicio de los lesbianos. Por otra parte, son tantas las veces que hemos podido ver a Santi y los suyos, que, en mi opinión, empiezan a acusar el desgaste y el cansancio, sobre todo al usar prácticamente los mismos recursos que hace 5 años, como ese homenaje al “¿Por qué te vas?” de Jeanette en el final de “1999”, que ya carece de la sorpresa que tuvo en su día. Tampoco parece que lleguen a funcionar del todo los nuevos temas de su recién estrenado “El poeta Halley”, pero sus hits son sus hits y siempre funcionan.

Love of Lesbian / Foto: Javeri Rosa

Con León Benavente, los siguientes en actuar, tengo un poco de conflicto: nunca me han acabado de atrapar sus discos. No se puede negar que “Ser brigada” ya es uno de los clásicos del indie patrio, pero me cuestan. En directo la cosa cambia, su música (a la que personalmente veo cierto parecido con la de El Columpio Asesino, no hay más que escuchar “Tipo D”), invita al trance colectivo. Repasando los temas de sus dos trabajos, “Gloria”, “Ánimo, valiente” y cerrando con el mencionado hit, “Ser brigada”, he de decir que dieron uno de los conciertos que la gente más disfruto de toda la jornada. Bien por ellos, aunque no quisiera ser yo el cuello de Abraham Boba (ese tipo que siempre confundo con Ricky Falkner), ¡que alguien le diga que se va a desnucar con tanto cabezazo!

Reconozco que el anuncio de Belle and Sebastian, la próxima parada, me sorprendió bastante. Me atrevería a decir que los escoceses no son muy del público objetivo del festival. Pese a ser una banda en activo y cuyo primer disco data de 1996 (20 añitos de nada), pocos son los que los conocen más allá de ser nombrados en la exitosa película “(500) Días juntos”, dónde la protagonista, Summer, elegía la frase “Color my life with the chaos of trouble” para firmar su anuario, y casualidad o no, se insinuaba que la magia de esta chica era la culpable de las inesperadas ventas del disco que contenía aquella canción llamada “The boy with the arab strap”. Así que, cerrando este paréntesis, tenía mucha curiosidad por ver cuál era la reacción de los lowers ante esta mítica banda. Y fue prácticamente la esperada: un público contemplativo que parecía no conocer demasiado el repertorio de los de Stuart Murdoch, y no acostumbrado a conciertos sosegados pasada la media noche. Aún así, nunca esta de más, y para los seguidores melancólicos, siempre es un gusto verles actuar. Siguen regalándonos buenos discos y buenos temas.

Belle and Sebastian / Foto : Javier Rosa

De lo que también tenia ganas en este primer día de festival era de mi segundo encuentro con los vascos Belako. Me dejaron noqueado en el Deleste Festival 2014, hace casi dos años, cuando tan sólo eran la banda revelación. No había tenido la oportunidad de volvérmelos a tropezar, y ahora con un reciente y contundente segundo disco, “Hamen”, cargado de trallazos pop rock, la cosa solo podía ser mejor. Y así fue. Qué bien suenan estos muchachos y cuanta energía transmiten con temas como “Track sei”, “Nomad” y, mi preferida, “Sea of confusion”. Se atrevieron incluso con una inesperada versión del “Paper planes” de M.I.A. Pese a todo, parece que no consiguen dejar del todo atrás lo de “banda revelación”, pero seguro que será cuestión de tiempo.

Los pasos nos llevaron hasta el escenario Budweiser. Allí esperaban Hot Chip, nos adentramos en la hora electrónica, la hora del baile. Y joder, ya era hora de tropezarme con ellos, después de asistir a dos festivales que los incluían en su cartel y no poder verlos por temas logísticos (que nada tienen que ver con el alcohol, lo juro). Allí sonaron clásicos como “Ready for the floor” o “Over and over”, y algunos de los singles de su decente último disco, “Why make sense?”, como “Huarache lights” y “Need you now”. Juegan con la ventaja de que, tanto si conoces como si no su repertorio, vas a acabar bailándolo, por algo son uno de los grupos bandera de la electrónica.

Hot Chip / Foto: Liberto Peiró

Pero como yo no soy muy de bailar, soy mas bien esa clase de persona que se queda anclada en la barra del pub, moviendo los cubitos del gintonic y cuyo máximo exponente de ritmo es “hacer como que toca la guitarra/batería”, me fui precisamente a buscar un poco de eso mismo: guitarras. Los Nastys llevaban un rato en el escenario Wiko repartiendo riffs, llegamos justo para verlos cerrar sus set. Pasados de vueltas, como se espera de un grupo como ellos, y a los que invitan los temas de su disco “Noche de fantasmas con Los Nastys”.

Nada que ver con el concierto que continuaba: WAS (más conocidos como We Are Standard, y anteriormente Standard). Su música ha cambiado tanto como las adaptaciones de su nombre, atrás dejaron su pop rock para suavizar y electrificar su propuesta hasta convertirse en una fiesta constante, así lo exigía Deu Txakartegui a su público: “este es un bolo para bailar”. Y el público respondió con los mejores temas de su último disco, “Gau Ama”, como “Irrintzi”.

Y de grupos que invitan al baile a más bailes, aunque de corte algo más oscuro (por momentos). Prácticamente llegando a la recta final teníamos a Monarchy, que nos regalaron algunos de sus singles más conocidos, “Living without you”, “Maybe I’m crazy” o “Disintegration”, en la que, personalmente esperaba que apareciera la que pone voz a la canción, Dita Von Teese, para poder hacer uso de la capilla hinchable de MTV Chapel y casarme con ella. Desgraciadamente, solo hizo acto de presencia en las visuales que proyectaban.

Así pues, con toda la bajona del mundo con mi no-boda, decidí concluir la jornada dejando a los lowers con otro clásico cierre de Elyella DJs. Mañana más.

SÁBADO

La jornada del sábado la afrontamos con verdaderos dilemas. El día de hoy esta mayoritariamente marcado por el producto nacional, con cantidad de bandas pequeñas y medianas de lo más interesantes. Desgraciadamente mis experimentos con la omnipresencia no estas dando sus frutos, así que muy a mi pesar me perderé más de uno. Pido disculpas por adelantado.

El sol vuelve a ser el protagonista de las primeras horas, esta vez, el encargado de hacernos llevar mejor las temperaturas es el gran Antonio Luque, alias Sr. Chinarro y sus bermudas. Ya he perdido la cuenta de la cantidad de discos que tiene en su haber, el último, “El progreso”, lo publicaba en abril. Aún así, su canción más coreada volvió a ser “Una llamada a la acción”.

Al ser murcianos, imagino que estar acostumbrados al calor lo hace mucho más soportable para Second y parece que también para sus seguidores, que demostraron que no importaba mucho la temperatura y saltaban con todos sus singles, entre los que sonaron “2502” o “Muerdeme”, con esos coros rompe estadios. También me demuestran siempre que tienen más seguidores de los creo, lo que habla muy bien de su labor y carrera.

Second / Foto: Javier Rosa

Carrera que no dimos para ver a Novedades Carminha, mejor desplazarnos hasta el escenario Ron Matusalem a paso lento, que sabemos de sobra que con la banda gallega vamos a sudar. Se están metiendo en el bolsillo a todo aquel que los escucha o les ve en directo. Con cada álbum que publican dan un paso al frente, su madurez como banda se palpa en sus composiciones, “Campeones del mundo” es el cuarto de su carrera y de nuevo esta plagado de temas que podrían ser singles como “Que Dios reparta fuerte” o “Dame veneno”. Y de estos ya tienen unos cuantos. “Fiesta tropical”, “Antigua pero moderna”, “Juventud infinita”, y un tramo final con “Jódete y baila”, “Te vas con cualquiera” y “Pesetas”, acompañado siempre de su pogo, hacen de cada concierto el momento más divertido de la jornada.

Parecía que a estas horas querían hacernos sudar en los escenarios pequeños con bandas como Terrier o Los Bengala, con Black Lips en el escenario Budweiser. La única propuesta más calmada eran Niños Mutantes, antes de llegar a los granadinos más conocidos.

¿Cómo escribir sobre Los Planetas y no sonar muy “putifan”? Ya sabemos que los conciertos de Los Planetas no son algo que se dé muy a menudo en la vida, también es una lotería dar con un buen día para que realicen una actuación decente, todo depende de los estados de ánimo de Jota, Florent, Banin y compañía. Vamos, que hay que rezar para que se alineen “los planetas“ y nunca mejor dicho (seguro que soy el primero en usar este juego de palabras, merezco vuestros aplausos). Tampoco es frecuente que publiquen muchos discos. Sin contar el EP del año pasado, “Dobles fatigas”, de su último disco de estudio ya hacen seis años. Yo también quiero que publiquen un nuevo puto disco YA, pero la parte positiva de esto es que, gracias a ello, sus setlist recopilan una gran cantidad de himnos de los que han marcado ya a varias generaciones.Sr Chin

Se podría decir que el arranque no fue lo más acertado, empezar con “Los poetas”, una “opera egipcia” de 9 minutos es un tanto arriesgado, continuaron con “Señora de las alturas” y “Ya no me asomo a la reja”. La cosa andaba lenta, pero la carga emocional empezaba a palparse en el ambiente. Una vez se empezaron a suceder los himnos ya era irreversible. Por allí pasaron “Corrientes circulares”, “Santos que yo te pinte”, “Segundo premio”, “Rey sombra”, “Un buen día”, “Pesadilla en el parque de atracciones”, hasta cerrar con “La caja del diablo”. Podría haber sido mejor, pero este grupo tiene esa habilidad para conseguir mucho con poco. Lo de anoche les sirvió para ser trending topic en toda España durante unas horas. Y hasta consiguieron que perdonáramos que la organización del Low Festival nos hubiera vendido durante los últimos meses el concierto como uno de “larga duración”, cuando tan solo tocaban 10 minutos más que el resto de cabezas de cartel.

Como anécdota, decir que ocurrió un hecho sorprendente: puedo decir que he estado en un festival donde actuaban Los Planetas y Love of Lesbian y he contabilizado más camisetas planetarias que de los lesbianos. IMPRESIONANTE. Muchas de ellas parece que nuevas, en la tiendas de merchandising oficial no habíamos pasado ni el ecuador de la segunda jornada y ya se habían agotado todas las camisetas de los granadinos, todos los modelos, en todos los colores y todas las tallas, por lo que me quede sin poder comprar y sustituir mi vieja, roñosa y desgastada camiseta de “Una semana”.

La Habitación Roka / Foto. JAvier Rosa

Para continuar, nada mejor que otro de los clásicos nacionales. La Habitación Roja, después de “Universal”, el que para mi es personalmente su mejor disco, lanzaron “Fue eléctrico”, el que significó un punto de inflexión. “Ayer”, seguramente haya sido el single más exitoso de su carrera, por lo menos a nivel de público. Esa canción, ese disco, fue el que les hizo dar el paso a la primera línea del panorama nacional, no la del reconocimiento (eso ya lo tenían ganado en su larga trayectoria), sino la del éxito. Se podría decir que han encontrado su zona de confort, canciones que claramente están compuestas pensando en exprimir la simbiosis que se produce con el público en los festivales. Canciones directas, “buenrollistas”, bailables, de estribillo fácil. En mi humilde opinión,  todo esto en detrimento de la calidad. Pero bueno, toda banda tiene derecho a su periodo de éxito, y visto que es fácil encontrarlos encabezando los carteles de los festivales nacionales más importantes y los buenos resultados que en ellos consiguen, no hay más que alegrarse por ellos. Sonaron “La moneda en el aire”, “Indestructibles” y “Nuestro momento”, una de las únicas canciones que me ha gustado de su último disco, “Sagrado corazón”, el décimo de su carrera de 20 años, como se encargaba de recordar Jorge Martí.

Sorprendentemente tuve tiempo de escuchar unos cortos minutos a The Suicide of Western Culture, me alegre de que se les escuchara, en mi ultima vez con ellos en el Tomavistas Festival en Madrid, sufrieron algunos problemas técnicos y sonaron con bastante decibelios menos de los que requieren su arrolladora propuesta.

Era la hora de que Suede tuvieran el papel de banda internacional longeva con alta carga melancólica de la noche. Que yo recuerde es la edición del Low Festival con más cabezas de cartel de los 90. Vistas las reacciones del público con estas bandas, se notaba que echaban de menos algún cabeza del nivel de ediciones anteriores, Foals, Kasabian o Two Door Cinema Club. Por suerte, el punto fuerte de Suede es el directo, Brett Anderson es un culo inquieto y son constantes las idas, venidas y acercamientos a la línea de batalla, donde se comparte el sudor artista-público. Un público que parecía reaccionar sólo con el tema que cerraban, obviamente su canción bandera, “Beautiful ones”.

Suede / Foto: Javier Rosa Chicle

En un descanso pudimos ver a Juventud Juché poner con contundencia sus cartas sobre la mesa, un repertorio extraído de sus dos decentísimos discos, “Movimientos” y “Quemadero”. En mi opinión, la crema de esta jornada la pusieron todas estas pequeñas bandas.

Mientras Yall daban baile en el escenario Ron Matusalem, los franceses Exsonvaldes repartían su pop efectivo en el Wiko. Todo antes de encaminarnos a ver al último cabeza de la noche.

Ya es bien conocida la excentricidad de Peaches y en el Low Festival no iba a ser menos. Muchas luces, mucho subirse, literalmente, encima del público como quien anda sobre las aguas, teatrales cunnilingus fingidos, coreografía delirantes como esas de los dos bailarines disfrazados de vaginas gigantes en lo que parecía ser una danza clitoriana o un cursillo acelerado del uso del mismo (que seguramente a más de uno le haga falta). Pese al cansancio acumulado de última hora, todo este show políticamente incorrecto y sus trallazos electrónicos como “Talk to me”, “Mommy complex” y “Fuck the pain away”, consiguieron hacer las veces de bebida energética.

Tanto que hasta nos quedamos un rato bailando con otra magistral sesión de Buffetlibre. Pero sólo un poco, que aún nos queda una jornada más.

DOMINGO

Texto: Víctor Villaplana Hurtado

Se esperaba una bajada de asistentes para esta última jornada de la octava edición del Low Festival, como suele ser habitual en estos eventos, pero, sorprendentemente, apenas se notó. El ‘sold out’ fue palpable durante los tres días.

Los encargados de dar cuerda al domingo fueron Las Ruinas y Mucho. Tenía cuentas pendientes con el trío de Barcelona y acercarse en primer lugar al escenario Wiko para verlos actuar por primera vez era una prioridad. Pese a que su último disco, personalmente, no esta entre mis preferidos, su hiperactividad musical, publicando prácticamente un disco por año, hace que tengan un repertorio arrollador. Con langosta hinchable en la espalda del bajista salieron y pegaron fuerte con temas como “Ramón y Cajal”, “El Olivar” o el hit “Cerveza Beer”. Ojala verlos por más festivales y salas.

A los toledanos Mucho (componentes de los desaparecidos The Sunday Drivers) no les presté excesiva atención hasta que tuve la suerte de verles en directo. Poseen uno de los directos más disfrutables del panorama nacional, te gusten o no, te hacen bailar y quedarte con muy buen sabor de boca con temas como “Mas feliz sin televisión” y “Nuevas ruinas”, extraído de su último disco “Pidiendo en las puertas del infierno”, lleno de pop cósmico. Se merecen que les dejen de programar para las primeras horas del día.

Mucho / Foto: Javier Rosa de España

En el escenario Budweiser nos esperaba Xoel López. Ya son dos los discos publicados bajo su nombre, aunque su etapa como Deluxe aún sigue siendo la que más temas para el recuerdo ha dejado, y siempre rescata alguno de ellos como “Historia universal (el amor no es lo que piensas)”, dejando claro que es una pieza indiscutible de la historia reciente de nuestro pop nacional.

Xoel López / Foto: Liberto Peiró

Nos acercamos a ver un poco del country & blues de Badlands, en una de las muchas paradas que hoy teníamos pensado hacer en el escenario Wiko. Son una banda emergente con mucho camino por delante, pero, sinceramente, es un género que hemos escuchado tantas veces y que tan grandes artistas tiene, que cuesta un poco brillar con luz propia o aportar algo nuevo. Normalmente, tengo la sensación de que estos grupos acaban siendo engullidos por su estilo musical. Ojala consigan ellos lo contrario, engullirse al country, regurgitarlo y hacerlo suyo, propio y que suene como algo fresco.

Mientras en el escenario Matusalem sonaba el señor del pelo Pantene, Carlos Sadness y su ukelele, del que seguro que estarían disfrutando sus feligreses, vimos que era el momento ideal para hidratarse y preparar lo que venía a continuación: las dos actuaciones más remember de todo el festival, sólo apto para nostálgicos.

El caso de 091 es algo extraño. Los granadinos (¿y tú cuántas bandas de Granada conoces?) tampoco es que sean una de las bandas más mencionadas cuando se habla de los 80 en España, pero en la mente de muchos se les recuerda como “una de las buenas”. José Ignacio Lápido y compañía, han conseguido con su gira “Maniobra de resurrección” precisamente lo que el nombre indica: revivir. Y de qué manera, los hemos visto ya en distintos festivales defender sus clásicos.

091 / Foto: Liberto Peiró

Para clásicos, Marky Ramone’s y el set de “Blitzkrieg: 40 years of punk” donde repasa algunos de los temas más clásico de los Ramones (si esa banda de las camisetas de H&M que algunos y algunas compran sin saber muy bien a qué suenan o qué son). La verdad es que se mantiene en buen forma y si cerrabas los ojos y hacías un poco de esfuerzo podías imaginar cómo sería un concierto de su época dorada.

Casi sin darnos cuenta ya había llegado el momento más esperado de la noche para muchos de los lowers, el último concierto del año en España de Vetusta Morla. Seamos sinceros, algunos detractores de los madrileños les pueden tener aburridos por estar en boca de todo el mundo y haber recorrido casi cada ciudad española desde que empezaran a hacer mucho ruido con su exitoso “Un día en el mundo” en 2008, pero pocos motivos más pueden argumentar. No se les puede reprochar que sus letras sean vacías o que sus composiciones sea facilotas o musicalmente limitadas, tampoco que sus directos sean malos. De hecho es su punto más fuerte. He perdido la cuenta de la cantidad de veces que les he visto en directo (más de una docena) y no me han aburrido en ninguna ocasión. La culpa la tienen temas como “La deriva”, “Sálvese quien pueda”, “Fuego”, “Golpe maestro” o el final sublime de “Los días raros”, pero, sobretodo, el hermanamiento con el público.

Vetusta Morla / Foto: Javier Rosa

Pucho asustó un poco en la despedida anunciando el final de una etapa, pero pronto supimos que se van a poner ya a trabajar en el siguiente disco en el que quizá veamos el comienzo de unos nuevos Vetusta Morla. ¿Una evolución en su estilo? Por otra parte algo recomendado, dado que sus tres trabajos hasta la fecha tienen grandes temas, pero están todos en la misma línea y un cuarto en el mismo camino quizá sería estancarse. En mi opinión, y vistos algunos añadidos en sus actuaciones, apostaría a que van a incluir algunos elementos más electrónicos en su música. Quizá veamos más ese ligero parecido a Radiohead (salvando las muchísimas distancias) que algunos mencionan. Sea cual sea su camino, seguro que será de agradecer y les dará mucha más vida.

Mientras nos alimentábamos para poder afrontar el tramo final del festival vimos a Miss Caffeina defendiendo los nuevos temas de su último disco, “Detroit”. Lo que nos ha quedado claro es que con él ha venido un nuevo hit para sus seguidores a la altura de “Capitán”: “Mira como vuelo” es uno de sus nuevos temas más coreados. La verdad es que los sintes y líneas de bajo ochenteras con las que han impregnado a algunos temas de su nuevo trabajo le dan un juego interesante a sus directo.

A los que si les sienta bien el tono ochentero es a El Último Vecino, cada vez más sublimes, gracias, en gran medida, al grandísimo “Voces”, su nuevo disco publicado el pasado marzo y que contiene canciones tan enormes como “Antes de conocerme”, “La noche interminable”, “Nubes grises” o “La entera mitad”. Esta claro que las letras y melodías no son muy complicadas y son muy repetitivas, pero lo que parece un punto en contra se convierte en uno a favor, con pocas escuchas estamos tarareando sus canciones y se nos quedan metidas dentro de la cabeza. Por esa misma razón debe ser que su actuación fuera una de las que más publico atrajo al escenario Wiko pese a solaparse con uno de los cabezas de cartel del festival.

Pero claro, se trataba de The Kooks. Los británicos debutaron con “Inside in/Inside Out”, un decente disco con un buen puñado de singles como “Ooh la”, “Naive” o “She moves on her own way” (que sonó en algún anuncio) que les pusieron en la escena como una de las bandas más revelación. Pero, a día de hoy, todas esas esperanzas puestas en ellos se han ido disipado y apenas se pueden rescatar algún single de cada uno de sus tres discos posteriores.

Low Festival / Foto: Javier Rosa

Tuvimos tiempo de ver unos minutos de Javiera Mena en el escenario Matusalem. Sus temas de pop electrónico invitan al baile y pasar un buen momento. Eso si, su puesta en escena, con un par de bailarinas con coreografías bastante pobres y desincronizadas, dejaba bastante que desear, sobre todo teniendo en cuenta que la noche anterior Peaches, con un show con las mismas “cartas” les saco bastante más partido (salvando las distancias de sus electrónica más agresiva y su provocación).

Apenas quedaban ya un par de directos para cerrar la noche y el festival, y una última decisión, quizá la más dolorosa (aparte de elegir si tomarte o no ese último chupito de Jäger del que te vas a arrepentir a la mañana siguiente). No era otra que la de decantarse por cerrar la aventura del Low Festival 2016 de la mano de Trajano! o de Miami Horror. Nos decantamos por los madrileños, vistos los buenos momentos vividos durante la jornada en el escenario Wiko, pero al contrario que con The Kooks, nos dolió no poder ver a Miami Horror. Ellos tiene dos buenísimos discos cargados de temas de baile perfectísimos para acompañar cualquier noche de verano. Estamos seguros de que exprimieron las últimas fuerzas de los lowers al ritmo de temas como “Love like mine” y “I look to you”.

Trajano! nos hicieron olvidar pronto el tema con su potente directo. Mucho humo y esa sensación de estar delante de los Joy Division nacionales (los pobres estarán aburridísimos de las comparaciones). Los trallazos como “Árpad descansa” (del que presentaron videoclip la semana pasada), “El último hombre del mundo” o “Las nieves del Kilimanjaro” nos dejaron claro que estamos ante una de las bandas nacionales más prometedoras. Necesitamos un nuevo larga duración, que EPs como el reciente “Rubí” se nos quedan muy cortos.

Con poco más terminaba otra exitosa edición del festival alicantino. La constancia y el trabajo han conseguido que el Low Festival sea uno de los momentos más esperados de cada verano y una apuesta segura. Pocas cosas se le pueden reprochar. Quizá el poco ojo que tienen con algunos de los cabezas de cartel, que no llegan a ser del nivel que se espera, pero al final siempre son line ups que suelen estar bastante compensados, aunque quizá sea el momento de dar un puñetazo sobre la mesa y un paso al frente, los lowers ya son incondicionales y van a estar apoyando siempre. Y nosotros volveremos

LOW FESTIVAL 2016: CRÓNICA SÁBADO

LOW FESTIVAL 2016: CRÓNICA VIERNES 

Portada:  La Habitación Roja /Foto: Javier Rosa

 

LOL Viernes _ Javier Rosa

LOW FESTIVAL 2016: CRÓNICA VIERNES

Texto: Víctor Villaplana Hurtado

Aún recuerdo aquel verano del 2009, cuando el, por entonces, Low Cost Festival empezó a andar en la Zona Volvo del puerto de Alicante con apenas cuatro grupos por día, pero de la talla de Juliette Lewis, unos Vetusta Morla que empezaban a arrasar y unos The Sunday Drivers que daban los últimos coletazos de su vida como banda. Se podría decir que el proyecto apuntaba maneras ya desde su primera edición. Ayer, casi sin darnos cuenta del paso del tiempo, afrontamos ya su octava edición (séptima en Benidorm), con un cartel que, como viene siendo costumbre, mantiene su nivel de calidad/precio.

La primera sorpresa la encontramos en un acceso al recinto remodelado debido a reformas en las instalaciones. Pese a la poca gente de primera hora, al contrario que en años anteriores, no parecía funcionar con la fluidez necesaria para este tipo eventos.

Dejando atrás la entrada, el encargado de dar el pistoletazo de salida en esta ocasión, y de ayudarnos a hacer más llevadero el calor y el sol de las primeras horas, era, el muy idóneo para ello, Ángel Stanich. Casualmente el mismo que se encargó de finiquitar el SOS 4.8 hace un par de meses. Aquel fue mi primer encuentro con ese señor de abundante pelaje y, he de reconocer que pese a no haber escuchado más que un par de canciones, su propuesta logró conquistarme. Esta vez no iba a ser menos. Su folk rock de corte sureño, de los que invitan a carretera y manta, acompañado de una de las voces más características de la escena nacional actual, es siempre un gran acierto a cualquier hora del día. Hay conexión con el público. Capacidad para tocarte la fibra con temas como “El Outsider”, o arrancarte unos cuantos bailes, como con ese final con su canción bandera, “Metralleta Joe”.

El testigo lo recogía Testarosa, a los que seguro que muchos como yo, habéis conocido gracias a ser los ganadores del certamen Budweiser_emerge 2016. El cuarteto de Xátiva, entre los que se encuentran uno de los miembros del dúo Siberian Wolves (una de las últimas bandas nacionales que me ha conquistado con un disco demoledor) entre otros grupos de la zona, se llevaban así su merecido premio actuando en el escenario principal. Las expectativas me hacían esperar un directo contundente, que estuviese a la altura de sus dos EPs, especial mención para el último, “Ruido”, con temas como “Palabras”, “Océano” o “Novias de verano”, pero sin embargo, la formación no estaba del todo afinada, les falta aún algo de rodaje, que no dudamos que cogerán con el paso del tiempo, así que no les pierdan el rastro.

La siguiente parada, de lo que empezaba a ser noche, era La Maravillosa Orquesta del Alcohol. No me hagáis llamarlos La M.O.D.A. porque, personalmente, odio ese acrónimo y creo que le hace un flaco favor al grupo. Los burgaleses viene a ser la versión española de Mumfords & Sons, una versión suave de los Dropkicks Murphys (a los que por cierto telonearon). Esto es carne de cañon para festivales y sólo invita a mover las piernas.

Llegadas las 22:00 de la noche, tocaba el turno del primer concierto de masas, los catalanes Love of Lesbian. Y como era de esperar, muchos de los asistentes eligieron esa hora para entrar al recinto y, debido a la poca fluidez antes mencionada, se generó una larguísima cola que hizo que unos cuantos se perdieran el inicio de los lesbianos. Por otra parte, son tantas las veces que hemos podido ver a Santi y los suyos, que, en mi opinión, empiezan a acusar el desgaste y el cansancio, sobre todo al usar prácticamente los mismos recursos que hace 5 años, como ese homenaje al “¿Por qué te vas?” de Jeanette en el final de “1999”, que ya carece de la sorpresa que tuvo en su día. Tampoco parece que lleguen a funcionar del todo los nuevos temas de su recién estrenado “El poeta Halley”, pero sus hits son sus hits y siempre funcionan.

Love of Lesbian / Foto: Javeri Rosa

Con León Benavente, los siguientes en actuar, tengo un poco de conflicto: nunca me han acabado de atrapar sus discos. No se puede negar que “Ser brigada” ya es uno de los clásicos del indie patrio, pero me cuestan. En directo la cosa cambia, su música (a la que personalmente veo cierto parecido con la de El Columpio Asesino, no hay más que escuchar “Tipo D”), invita al trance colectivo. Repasando los temas de sus dos trabajos, “Gloria”, “Ánimo, valiente” y cerrando con el mencionado hit, “Ser brigada”, he de decir que dieron uno de los conciertos que la gente más disfruto de toda la jornada. Bien por ellos, aunque no quisiera ser yo el cuello de Abraham Boba (ese tipo que siempre confundo con Ricky Falkner), ¡que alguien le diga que se va a desnucar con tanto cabezazo!

Reconozco que el anuncio de Belle and Sebastian, la próxima parada, me sorprendió bastante. Me atrevería a decir que los escoceses no son muy del público objetivo del festival. Pese a ser una banda en activo y cuyo primer disco data de 1996 (20 añitos de nada), pocos son los que los conocen más allá de ser nombrados en la exitosa película “(500) Días juntos”, dónde la protagonista, Summer, elegía la frase “Color my life with the chaos of trouble” para firmar su anuario, y casualidad o no, se insinuaba que la magia de esta chica era la culpable de las inesperadas ventas del disco que contenía aquella canción llamada “The boy with the arab strap”. Así que, cerrando este paréntesis, tenía mucha curiosidad por ver cuál era la reacción de los lowers ante esta mítica banda. Y fue prácticamente la esperada: un público contemplativo que parecía no conocer demasiado el repertorio de los de Stuart Murdoch, y no acostumbrado a conciertos sosegados pasada la media noche. Aún así, nunca esta de más, y para los seguidores melancólicos, siempre es un gusto verles actuar. Siguen regalándonos buenos discos y buenos temas.

Belle and Sebastian / Foto : Javier Rosa

De lo que también tenia ganas en este primer día de festival era de mi segundo encuentro con los vascos Belako. Me dejaron noqueado en el Deleste Festival 2014, hace casi dos años, cuando tan sólo eran la banda revelación. No había tenido la oportunidad de volvérmelos a tropezar, y ahora con un reciente y contundente segundo disco, “Hamen”, cargado de trallazos pop rock, la cosa solo podía ser mejor. Y así fue. Qué bien suenan estos muchachos y cuanta energía transmiten con temas como “Track sei”, “Nomad” y, mi preferida, “Sea of confusion”. Se atrevieron incluso con una inesperada versión del “Paper planes” de M.I.A. Pese a todo, parece que no consiguen dejar del todo atrás lo de “banda revelación”, pero seguro que será cuestión de tiempo.

Los pasos nos llevaron hasta el escenario Budweiser. Allí esperaban Hot Chip, nos adentramos en la hora electrónica, la hora del baile. Y joder, ya era hora de tropezarme con ellos, después de asistir a dos festivales que los incluían en su cartel y no poder verlos por temas logísticos (que nada tienen que ver con el alcohol, lo juro). Allí sonaron clásicos como “Ready for the floor” o “Over and over”, y algunos de los singles de su decente último disco, “Why make sense?”, como “Huarache lights” y “Need you now”. Juegan con la ventaja de que, tanto si conoces como si no su repertorio, vas a acabar bailándolo, por algo son uno de los grupos bandera de la electrónica.

Hot Chip / Foto: Liberto Peiró

Pero como yo no soy muy de bailar, soy mas bien esa clase de persona que se queda anclada en la barra del pub, moviendo los cubitos del gintonic y cuyo máximo exponente de ritmo es “hacer como que toca la guitarra/batería”, me fui precisamente a buscar un poco de eso mismo: guitarras. Los Nastys llevaban un rato en el escenario Wiko repartiendo riffs, llegamos justo para verlos cerrar sus set. Pasados de vueltas, como se espera de un grupo como ellos, y a los que invitan los temas de su disco “Noche de fantasmas con Los Nastys”.

Nada que ver con el concierto que continuaba: WAS (más conocidos como We Are Standard, y anteriormente Standard). Su música ha cambiado tanto como las adaptaciones de su nombre, atrás dejaron su pop rock para suavizar y electrificar su propuesta hasta convertirse en una fiesta constante, así lo exigía Deu Txakartegui a su público: “este es un bolo para bailar”. Y el público respondió con los mejores temas de su último disco, “Gau Ama”, como “Irrintzi”.

Y de grupos que invitan al baile a más bailes, aunque de corte algo más oscuro (por momentos). Prácticamente llegando a la recta final teníamos a Monarchy, que nos regalaron algunos de sus singles más conocidos, “Living without you”, “Maybe I’m crazy” o “Disintegration”, en la que, personalmente esperaba que apareciera la que pone voz a la canción, Dita Von Teese, para poder hacer uso de la capilla hinchable de MTV Chapel y casarme con ella. Desgraciadamente, solo hizo acto de presencia en las visuales que proyectaban.

Así pues, con toda la bajona del mundo con mi no-boda, decidí concluir la jornada dejando a los lowers con otro clásico cierre de Elyella DJs. Mañana más.

Portada: Love of Lesbian – Javier Rosa

culturefest portada

YA ESTÁN AQUÍ LOS HORARIOS DEL CULTUREFEST 16.1

El Festival Culturefest 16.1, que se celebrará el 5 y 6 de agosto en Tarazona (Zaragoza), ya tiene horarios para sus actuaciones.

Culturefest 16.1 es un festival de música independiente y alternativa con tendencias pop y electrónica, compuesto por grupos y DJ’s en su mayoría nacionales, en el que también se dará cabida a grupos emergentes de la zona y sus nuevas propuestas.

Durante esos dos días, por la mañana se ofrecerán actividades lúdicas de libre acceso y disfrute para todo el público, ubicadas en las zonas más representativas de la ciudad, para lo que se instalarán las infraestructuras que alberguen el dictado de talleres, charlas sobre biodiversidad agrícola, cata de vinos y venta de productos artesanos de la región; sin olvidarnos de conciertos dedicados al público infantil.

El festival quiere dar un espacio especial al voluntariado por lo que se instalará una zona bautizada como TARAZONA SOLIDARIA, en la que asociaciones como CRUZ ROJA INTERNACIONAL, ACNUR o MEDICOS SIN FRONTERAS, darán testimonio e información sobre su labor.
El FESTIVAL DE CINE DE TARAZONA contará con un espacio dentro del festival, a través de distintas colaboraciones programadas para esos días.