festival sinsal portada

FESTIVAL SINSAL SON ESTRELLA GALICIA 2016: MANUAL DE USO


La oferta de festivales de música en nuestra geografía puede llegar a ser abrumadora y cada año se suman más y más eventos. Esto, en general, no ha incidido siempre en la diferenciación, en la apuesta por la calidad o la comodidad, abundando los festivales miméticos en carteles y planteamientos. Afortunadamente, mirando un poco más allá de este mercadeo avasallador, se encuentran una serie de festivales sumamente originales en los que se puede vivir una experiencia realmente única, como en el Festival Sinsal Son Estrella Galicia. En este artículo os explicaremos porque el Festival SinSal, que este año volverá a celebrarse en la Isla de San Simón del 22 al 24 de julio, se llevó el “Premio a Mejor Festival de Pequeño Formato” en la pasada edición de los Premios Fest.

El Festival

Así a bote pronto, el Festival SinSal se fundamenta en dos características: la geográfica y la artística. En cuanto a la geográfica, el festival se realiza en un paraje natural auténticamente espectacular, como es Isla de San Simón (Redondela) en plenas Rías Baixas gallegas, a la que solamente se puede acceder a través de los barcos que fleta y coordina la organización desde la Estación Marítima de Vigo y el Museo de Meirande (Redondela); acceder por la mañana y volver por la noche. Disfrutar del viaje por la ría, y olvidarte de todos los trastornos que pueden ocasionar los coches, es una manera sumamente atractiva de desconectar y de empezar a disfrutar de la experiencia. Las plazas de estos viajes, y por tanto el aforo máximo del festival, están reservadas para 800 personas, un auténtico lujo. Según nos cuenta la organización del festival: “La Isla de San Simón ha sido utilizada a lo largo de toda su historia como monasterio, lazareto, campo de concentración en la Guerra Civil y residencia militar. En 1999 fue declarado Bien de Interés Cultural por el gobierno gallego y la isla y su ensenada forman parte de la Red Natura 2000 como hábitat natural europeo protegido.”

Lo más sorprendente del cartel, desde que se puso en marcha en 2010, es que es secreto. Esto es algo que en principio podría parecer un hándicap, pero que realmente se ha convertido en uno de los puntos fuertes. Que el festival haya crecido año tras año con este formato solamente habla maravillas de la confianza que tiene el público en los programadores, algo que debería ser obvio si se piensa que en ediciones anteriores han actuado artistas como alt-J, Wire, Owen Pallett, Joanna Newsom, Ariel Pink´s Haunted Graffiti, José González, Camila Moreno, Astro, Triángulo de Amor Bizarro, Bonnie Prince Billy, Low, Hanne Hukkelberg o Dirty Projectors. El grueso de la programación, que ronda la veintena de nombres, se nutre de artistas que giran por otros festivales prestigiosos en España y Portugal: desde el jazz a la world music, del rock a la electrónica, Sinsal Son Estrella Galicia es un festival sin complejos.

Owen Pallet en el Festival SinSal

El Festival SinSal para los niños.

El Festival Sinsal Son Estrella Galicia es ideal para pasar el día en familia. Existe un cupo de entradas cada día a precio reducido para menores hasta 16 años (incluidos) y suele haber actividades destinadas a su entretenimiento y a que disfruten de la música de una manera especial.

La gastronomía

En el Festival SinSal Son Estrella Galicia no encontrarás los típicos puestos de fast food de la mayoría de eventos musicales. Allí se preocupan por ofrecer cada año una amplia y deliciosa oferta gastronómica, que incluye desde comida vegetariana y veganas hasta alternativas para personas celiacas. En la semana previa al festival suelen publicarse todos los menús y los diferentes precios, en su web o en sus redes sociales (algo muy de agradecer y que no suele ser práctica habitual). También puedes llevar a la isla tu comida y bebida sin alcohol (aunque allí podrás disfrutar de la cerveza que patrocina el festival, refrescos o combinados varios). Hay que recordar que el festival está ubicado en una isla protegida, por lo que se ruega la colaboración de todo el público que visite San Simón con comida y recipientes de plástico, para que recoja y deposite los desperdicios correspondientes en los contenedores de cada puerto.

Además de estas características tan positivas, de la experiencia de vivir la música en un paraje tan especial, solamente el pasar el día tranquilamente en ese entorno, participando de las diversas actividades adicionales que el festival ofrece ya es una gozada.

Nuestras preguntas para el Festival SinSal Son Estrella Galicia.

Cuando nos encontramos ante una propuesta interesante de este tipo, nos interesa mucho saber lo que lleva a unos promotores a llevar a cabo propuestas en principio tan arriesgadas, pero al mismo tiempo tan atractivas, por eso hemos decidido preguntarle directamente a Julio Gómez, codirector del Festival junto a Luís Campos.

¿Cómo surge la idea de hacer un festival como el SinSal y que objetivos os planteabais?

El festival fue una consecuencia de las relaciones que desde hacía algunos años habíamos establecido con el Norte de Portugal. Veníamos programando con otros clubs y promotoras de Oporto desde 1995. En el año 2001 montamos una tienda de discos hermana a la portuguesa Materia Prima y poco después nació el festival aprovechando otro evento en la ciudad lusa. Intercambiamos los artistas y uno de los primeros grupos en participar fue Explosions in the Sky. Queríamos hacer un festival urbano, llenar de música algunos de los espacios más representativos de Vigo: teatros, museos, jardines y otros edificios.

¿Os sorprende la respuesta de un público que no conoce el plantel de artistas que va a ver?

Somos un festival muy pequeño, casi “micro” diría. Agradecemos muchísimo esta confianza, pero tampoco debemos exagerar las cosas. Hay festivales que venden miles de entradas antes de conocerse el cartel.

Algunos de los artistas que han pasado por SinSal, eran emergentes en su momento, pero han acabado convirtiéndose en artistas reconocidos. ¿Os ha sorprendido alguno de estos despegues?

No, más bien nos han sorprendido otros artistas que, de momento, se han quedado ahí. El año pasado tocaron Champs, una maravilla cuyo único “defecto” es hacer pop clásico. Después, hay artistas que la crítica viste de marginales: por ejemplo, mientras Anohni llena auditorios, Baby Dee sobrevive por pequeños teatros y clubs.

¿Qué conciertos son los que más han marcado la historia del festival?

Han sido muchos y muy diferentes. Algunos muy emocionales como la noche especial con Baby Dee y Little Annie. Otros ásperos e intensos: Pan Sonic, Lightning Bolt Nisennenmondai, Sunno ))) etc. Después descubres propuestas que en directo son de una precisión y un talento asombroso como Dirty Projectors, o la magia desbordante de Joanna Newsom. El ritmo y la energía de Konono Nº1, Omar Souleyman, etc.

¿Qué tipo de requisitos o características buscáis en los nombres que ponéis sobre la mesa año tras año a la hora de hacer el cartel?

Sobre todo que suenen personales; no nos importa el estilo. No nos interesan los “guetos” musicales. Siempre, cuando escuchas un sonido hay una primera impresión que va en esa dirección. Pero además, el festival tiene dos reglas que cumplimos al 90%: todos los artistas tienen que tocar por primera vez en Galicia y no repetimos –casi nunca– nombres.

En una época en la que los festivales suelen copiar carteles e ir hacia lo grande, vosotros mantenéis un aforo limitado y una propuesta especial y exclusiva. ¿Cómo se conjuga el buscar la rentabilidad del negocio con hacer sostenible la filosofía de la propuesta?

El Festival Sinsal Son Estrella Galicia siempre tuvo el concepto de experiencia en el horizonte y pensamos que en esta filosofía reside su rentabilidad. Somos un festival de 800 personas, pero somos el único festival del mundo de 800 personas con esta personalidad. Este es nuestro valor y nuestra rentabilidad para todo el territorio y los patrocinadores que nos acompañan. Sinsal Son Estrella Galicia es la joya de los festivales: puedes ir a muchos festivales maravillosos en el mundo, pero sólo hay uno como el Sinsal en San Simón. No quiero decir que seamos el mejor; ¡ojo! Sino, que somos de los pocos festivales del mundo en el que tienes que madrugar para coger un barco. No sé si me explico.

¿Qué diferencias o mejoras habéis incluido este año con respecto a ediciones anteriores?

Hemos recuperado actividades que el año pasado descansaron. Tenemos tres escenarios –en vez de dos– y regresan las músicas escondidas, que contarán con un nuevo espacio en una terraza desde la que se mira toda la Ensenada de San Simón, uno de los lugares más mágicos de todo el litoral peninsular. Queremos que nuestro público disfrute, aunque sea unos minutos, de este espacio y esa es la gran novedad. Además hay paseos en goleta por esa misma Ensenada de San Simón, pero como actividad complementaria.

Supongo que para un festival tan especial, situado en un enclave natural, es muy importante la implicación de los organismos públicos. ¿Cómo se convence de la viabilidad y del respeto por el medio ambiente para para realizar un proyecto así?

Cuando comentaba que la Ensenada de San Simón es uno de los lugares con más magia de todo el litoral peninsular pensaba precisamente en su riqueza natural y en su historia. San Simón está en Red Natura, espacios protegidos, pero también es BIC, Bien de Interés Cultural. Estamos en uno de los epicentros mundiales de la música popular, en este caso de las cantigas medievales. San Simón ha sido testigo de la batalla de Rande o de cómo el Capitán Nemo viajó hasta Rande para buscar los tesoros de los galeones hundidos. Vigo le debe su desarrollo al lazareto de San Simón, que funcionó a partir de 1842. Aquí, en la Guerra Civil tuvo lugar un campo de concentración franquista. Y durante la II Guerra Mundial la Ensenada de San Simón presenció la carga de wolframio y otros minerales para los nazis. Te cuento todo esto porque este es nuestro objetivo: difundir la historia y la riqueza material e inmaterial de San Simón. Y lo hacemos con una de las herramientas más poderosas como es la cultura y, sobre todo, la música. En estos tiempos de constricción cultural y política, los festivales somos espacios de convivencia. Generamos eventos muy permeables para trabajar valores que nos preocupan a todos como el racismo, la igualdad de género, la ecología, etc.

Este es nuestro proyecto y así lo representamos delante de las instituciones: no se entiende el concepto diurno y secreto del festival sino valoramos estas preocupaciones.

¿Qué retos os planteáis para el futuro?

Acabamos de crear Festivales Rias Baixas, una organización de siete festivales respaldada por la Diputación de Pontevedra. Creo que es la primera asociación de estas características en España. Queremos trabajar desde lo común, defendiendo las ventajas que para el territorio tiene este tipo de eventos e incorporando a otras instituciones para demostrarles que la cultura es una gran inversión y la música, en particular, un medio perfecto en el que proyectar los valores sociales que nos preocupan. Trabajar en esa dirección, incidiendo en las políticas verdes, fomentando las relaciones internacionales, incorporando a los públicos sensibles, etc. son nuestros retos para el futuro.

 

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

diecinueve − 14 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>