florence & the machine fib 2015 pau bellido portada

FIB 2015: CRÓNICA JUEVES

Winston Churchill dijo: “El éxito no es definitivo, el fracaso no es fatídico. Lo que cuenta es el valor para continuar”. Creo que no hay mejor frase para comenzar la valoración de la vigésimo primera edición del FIB. El festival creció imparable – o eso parecía –, con carteles majestusos y un incontestable éxito de público, hasta que, casi sin tiempo a darnos cuenta, se encontró en una situación complicada que casi le lleva a su desaparición. Los acontecimientos –cambios de propietarios e inversores-, no sin incertidumbre, le han colocado en una posición de estabilidad que parece asegurarle su futuro, y eso es lo que cuenta, continuar y tener futuro. Seremos críticos con el presente, hablaremos de lo que nos gusta y lo que no, pero este evento se merece una visión mucho más amplia.

La primera jornada del 2015 comenzaba con el clásico calor asfixiante de esas horas por estos lares con Trajano! en el Escenario Las Palmas (lo que antes fue Verde, Heineken o Maravillas). Hora ingrata, pero que igualmente para un grupo emergente resulta un regalo. Tuvieron las agallas y la actitud suficientes para remontar el hándicap horario, y con el tenso y acertado post punk de su debut “Antropología” dieron un muy buen concierto. El único pero fue que aunque el sonido tuvo la contundencia necesaria para resaltar los ritmos densos y la personalísima voz de Lois, en ocasiones dejó a la guitarra del cantante en fuera de juego.

Trajano! Foto: Pau Bellido

Un poco más tarde que Trajano!, llegando a solapar parte de su concierto, en el Escenario Red Bull Bus Tour tocó la banda valenciana Mox Nox, que sonaron más potentes que nítidos, pero lo suficiente para demostrar lo compacta y afilada que es su propuesta basada en las mejores referencias del indie rock de los 90, como My Bloody Valentine, Sonic Youth o Sebadoh. Les acompañó y reforzó a la guitarra Jordi Sapena (La Habitación Roja, Tórtel, Ramírez).

Swim Deep, fue la primera banda inglesa en tocar en el escenario principal, y aunque el público era todavía escaso, sí que se notó claramente esta circunstancia. Son una de las bandas jóvenes en las que más esperanzas han puesto en Reino Unido, junto a otras dos que como ellos también tocaron en el FIB de 2013; Palma Violets (también repiten este año) y Splashh. Van por su segundo disco y suenan a todas aquellas bandas inglesas de pop con guitarras de finales de los 80 y principios de los 90 (algo bastante de moda en la actualidad). Pueden pasar por el shoegaze, el dream pop y acabar sonando a James. Dejan buen sabor de boca pero no tenemos claro si en el futuro llegarán a algo más.

Swim Deep. Foto: Pau Bellido

Quien les sigue en el mismo escenario es la banda de Luis A. Segura, L.A., que llegaba a Benicàssim para presentar el disco “From the city to the ocean side”. Al echar la vista sobre el escenario, aparte de observar una puesta en escena impecable, vimos que Lourdes Hernández (Russian Red) acompañaba a la banda a la guitarra acústica y los coros. Lourdes ha participado en su reciente disco, además de unirles una buena amistad fruto de sus continuos viajes del mallorquín a California, donde vive la madrileña. En el concierto, que en principio se presuponía iba a estar basado en este nuevo trabajo, realmente fue protagonista su anterior álbum, “Dualize”, con canciones más contundentes para el directo y menos atmosféricas que este nuevo disco. El conjunto, aunque de factura impecable, no consiguió hacer vibrar, resultando falto de pegada.

L.A. Foto: Pau Bellido

Antes de que Clean Bandit tomara el relevo de L.A., volvimos al bus de Red Bull a ver a Ocellot y su psicodelia sintética y amable que tan buen sabor de boca nos dejó en la fiesta de bienvenida del Vida Festival. La factura la misma: melodías afables, sonrisas en las caras y capas doradas sobre los hombros.

Clean Bandit integran instrumentos clásicos de cuerda con música electrónica. Su música, concebida para el baile, puede llegar a evocar desde a una versión light del house de Disclosure a parecer Moloko, pero también Janet Jackson. Sus mejores canciones están basadas en colaboraciones, algo que se ve también sobre el escenario, sobre todo con la arrolladora Sharna Bass. En este concierto me pasó algo parecido al de Trajano!, me desapareció por un rato el violín (pieza importante de la banda) y puede ser por dos causas, o porque no estaban bien sonorizados o estoy perdiendo frecuencias en el oído. Si es lo segundo, me da rabia que mi cuerpo no me haya preguntado, porque escucho muchas cosas que preferiría no oir.

Clean Bandit. Foto: Pau Bellido

En el Fibclub Bus los siguientes en tocar fueron DMA’S, uno de los recomendados en nuestro manual de uso, y posiblemente el descubrimiento de la noche.  Los australianos no hicieron nada especial, brit pop de manual, del de barrio, del de los primeros Oasis. Buenas melodías tendentes al himno, aunque no tan autocomplacientes como los de los Gallagher, con una actitud contagiosa y nada forzada. Llenaron el bus –bueno, supongo que también cuenta que eran cinco- y estuvieron lo más cerca de hacernos olvidar que realmente no estaban encima de un escenario de verdad.

DMA’S. Foto: Pau Bellido

Muchos de los jóvenes británicos han llegado a Benicàssim a principio de semana, después de quemarse la piel hasta el absurdo lo que quieren es bailar. Se notó con Clean Bandit y se corroboró con Crystal Fighters. Estos ingleses, especialistas en hits de baile, que mezclan la electrónica con ritmos africanos, el tropicalismo o la épica folk, son ideales para estas citas y estos momentos. Poco importa que estos electrohippies aporten poco (siendo generoso) o que el escenario parezca el decorado de Jumanji con tanta planta y tanto brinco, la gente se lo pasa bien y a eso ha venido, no a discutir si Tsipras ha hecho bien aceptando las condiciones del rescate.

Crystal Fighters. Foto: Pau Bellido

Tras resucitar el maltratado oído con alguna buena canción pinchada por Luis Le Nuit, nos encaminamos a ver el plato fuerte de la noche, Florence + The Machine. Hace poco que tocaron en Glastonbury, sustituyendo como cabeza de cartel a Foo Fighters, cuestión que creó polémica con los fans de la banda de David Grohl, pero que parece ser se disipó con un gran concierto de la banda de la pelirroja, lo que nos creaba todavía más expectación.

Aunque en Reino Unido, Florence es considerada una megaestrella, en España, aunque cuenta con cada vez más numerosos fans, todavía no ha alcanzado ese estatus, o al menos hasta esta noche. Porque el calor pasado durante una jornada realmente floja, mereció la pena por el espectáculo final. Con una puesta en escena sobria pero sumamente elegante, con un telón de brillantes piezas de espejo, una iluminación cobriza que destacaba el cabello de la cantante y daba el ambiente místico perfecto, y la banda distribuida perfectamente en diferentes escalones, Florence Welch lo tenía todo dispuesto para poder lucirse.

Florence + The Machine. Foto: Pau Bellido

Es difícil ver a una cantante que domine tanto la voz, llevándola constantemente al límite con una energía tan grande, que baile y corra (más lo segundo que lo primero) y llene el escenario con sus largos brazos y sus pies descalzos (el escenario y el foso, porque corretea por él en un par de ocasiones parándose en la primera fila para cantarles a la cara desde el corazón). Presentaba nuevo disco “How Big, How Blue, How Beautiful”, bastante más enérgico que sus delicados misticismos anteriores, pero no se olvidó de un solo éxito de su repertorio. Aunque el magnetismo que desprende Florence Welch eclipsaba a sus acompañantes, solo con desimantar la mirada unos segundos de la cantante se pudo ver una banda fabulosa, incluidas dos coristas y otras tres más que además hacían de sección de viento. Ser el concierto de la noche era algo fácil, veremos si no es también uno de los conciertos del festival.

Foto portada Florence + The Machine. Foto: Pau Bellido

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

20 − dieciocho =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>