blur pau bellido fib portada

FIB 2015: CRÓNICA SÁBADO

Las dos primeras jornadas del FIB 2015 habían sido completamente decepcionantes, pero el cartel del sábado invitaba a pensar que con un poco de suerte y la colaboración de algunos nombres importantes podía disiparse el mal sabor de boca, porque como dijo el Martin Luther King: “Debemos aceptar la decepción finita, pero nunca perder la infinita esperanza”.

La presencia de Los Planetas y Blur en el cartel era el reclamo necesario para que aquellos que solamente iban a acudir un día al FIB eligieran el sábado (mañana también hay gran cartel, pero los domingos son siempre más complicados por temas laborales), lo que produjo que dos de los conciertos que abrían los escenarios, los catalanes Beach Beach y los valencianos Siesta!, contaran con más público que sus compañeros a las mismas horas los días anteriores.

Beach Beach. Foto: Pau Bellido

Aunque actuaron con un desfase de 20 minutos era complicado elegir entre dos buenos grupos emergentes nacionales, así que lo mejor fue disfrutar un poco de cada plato, pues ambos eran de buen gusto; un primero de pop fresco y veraniego y un segundo de heterogéneo funk rock electrónico.

Cuando Siesta! terminó en el Red Bull Bus Tour Fibclub, Reverend & The Makers ya habían comenzado en el Escenario Las Palmeras. Aunque tienen un estilo que incita a bailar, cosa que los ingleses agradecieron, su combinación de funk rock electrónico con influencias caribeñas es bastante poco original y, tanto en la imagen como en la actitud, Jon McClure parecía el típico cuñado que roba el micrófono a la orquesta y baila en las bodas.

Justo antes de que empezaran Hinds en el Escenario FIBERFIB cayó uno de los chaparrones típicos que ya no sorprenden en Benicàssim, por muy soleado que comience el día. No creemos fuera un castigo de Urano, puesto que las jóvenes están tocando en todas partes y el dios griego todavía no había mostrado su furia. Como ya dijimos en nuestro Manual de Uso del FIB, Hinds despiertan pasiones y odios por partes iguales, pero creemos que tal tremendismo es totalmente innecesario. Todavía suenan bastante amateur, pero también es cierto que eso les da algo de frescura, y su repertorio es limitado (están a punto de publicar su primer disco), pero poco a poco van limando sus carencias con mejores interpretaciones. Lo que está claro es que es de los pocos grupos nacionales conocidos por los chavales ingleses, por no decir el único.

Hinds. Foto: Pau Bellido

No vimos acabar a las madrileñas porque no queríamos perdernos ni un minuto de una de las joyas del festival, Curtis Harding. El cantante de Atlanta, que fue coro de la banda de Cee-Lo Green, ha publicado con Burger Records un primer disco, “Soul Power”, que es maravilla que era necesario catar en directo. Comenzó con el tema que le da nombre al disco y prosiguió con las canciones más sosegadas del álbum, como “Next Time”, “Castaway” o “Freedom”, mostrando un comedimiento y una espiritualidad arrebatadores. Así prosiguió hasta una magnífica versión del “Ain’t No Shunshine” de Bill Withers, con la que el concierto cambio de tercio. Porque Curtis Harding tiene diferentes discursos, uno de ellos es el rock –como también lo demuestra en Night Sun, su grupo con Cole Alexander de The Black Lip- y el funk. A partir de ese punto fue subiendo el octanaje con “Surf”, “The Drive” o “Heaven´s on the other side”, hasta terminar con su principal hit, “Keep on Shining”. Seguramente, serán nominados a mejor concierto grandes artistas que habrán estado varias veces actuando en el FIB, algo que con la distancia que da el tiempo, no hará más que fomentar discusiones de bar acerca del año del que estamos hablando. Sería mucho más fácil denominarlo “El año de Curtis Harding”.

Curtis Harding. Foto: Pau Bellido

Los Planetas son la banda que más veces ha tocado en el FIB –con esta nueve, incluida la primera edición -, por lo que merecían todos los honores en su vuelta tras seis años. Escenario grande y horario preferente para la banda más importante de la historia del indie español, que salió al escenario con la canción “Azan Makah 3” de Sheikh Ali Bin Ahmad Al Mulla, con lo que dejaron claro que iban a empezar por su repertorio reciente que busca las raíces musicales de su tierra. Así lo hicieron, fundiendo los diferentes palos del flamenco con el ruido domesticado pero intenso de canciones como “Romance de Juan Osuna” o “Yo no me asomo a la reja”, hasta que con “Corrientes Circulares” retrocedieron a los hits de la época de “Unidad de desplazamiento” y “Una semana en el motor de un autobús”: “Santos que yo te pinté” o un “Segundo premio” celebrado como una copa de campeón. Con “Un buen día” llegó la sorpresa de la noche cuando J anunció que Mendieta iba a sumarse por primer a vez a la banda con una guitarra, para interpretar con ellos “su canción”. Después vino el remate final con “Alegrías de un incendio” y “Pesadilla en el parque de atracciones”, que empalmaron con “De viaje” para terminar un concierto magnífico, por actitud y sonido, pero sobre todo por una selección de canciones que recogen lo mejor (de entre lo mucho bueno) de las diferentes etapas de la banda.

Los Planetas. Foto: Pau Bellido

Extasiados por el buen concierto de uno de los mitos del festival, nos acercamos al FIBERFIB para ver un poco a Mark Ronson en su faceta de DJ en el impás hasta la aparición de Blur, plato fuerte de la noche. Fue una gran decepción que el espectáculo de Ronson fuera el anunciado live, pero a tenor de las tres canciones que vimos de su set, este formato tampoco desmerece: “Feel Right”, “Uptown Funk” y “I Can’t Loose”. Para las dos primeras el músico y productor no contó con las voces en directo de Mystical y Bruno Mars, pero si con el apoyo de Cupid Ramone y Theophilus London, además de Keyone Starr en la tercera. Lo estábamos pasando genial y fue una pena marcharnos, pero al menos tuvimos la suerte de coincidir con tres de las mejores canciones de su nuevo trabajo.

Blur llegaban a FIB 2015 con nuevo álbum, “Magic whip”, como bien lo recordaban los neones en forma de helados de cucurucho del escenario. Por lo cual no fue sorprendente que empezaran con su primer single, “Go Out”, aunque realmente cualquier idea de presentación de disco se quedó en un mero espejismo –apenas aparecieron más tarde “Lonesome Street”, “Thought I Was a Spaceman” y “Ong Ong”-. Lo que realmente hizo la banda de Damon Albarn y Graham Coxon fue dar un magistral concierto de grandes éxitos.

Blur. Foto: Pau Bellido

El sonido era perfecto, la banda estaba complementada por un coro de cuatro voces y una sección de viento y Albarn estaba exultante. Actitud y simpatía, porque, aunque algunos se empeñen, una cosa no está reñida con la otra. Fueron descargando entre constante júbilo hits de todas las épocas como “There’s No Other Way”, “Coffee & TV”, “Out of Time” o “Beetlebum”, y con “Parklife” subieron a cantar (y jugar) a una chica llamada María, que tendrá una de las mejores historias para contar que cualquier fan pueda imaginar. Fueron de la dulzura de “Tender” al pogo de “Song 2” y encararon la parte final con dos de sus composiciones más dulces y brillantes “To the End” y “This Is a Low”. La voz de Damon Albarn sonó como nunca a pesar de los saltos y diabluras que este hizo sobre el escenario toda la noche. Tras un pequeño descanso tras el telón, volvieron para regalarnos “Stereotypes”, “Girls & Boys” y un apoteósico final con “The Universal”. Por fin hemos visto un gran concierto, merecedor de encabezar un gran festival. Ya no tendremos que consolarnos con Florence y Noel, llego Damon para rescatarnos.

Portada – Blur. Foto: Pau Bellido

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

cinco + 2 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>