PORTADA the weeknd Jota Martínez Fotografía

FIB 2017: CRÓNICA JUEVES

Texto: David Blutaski

Foto portada: The Weeknd / Jota Martínez Fotografía

Hacía mucho tiempo que una jornada de jueves del FIB no tenía un atractivo como la de este año; un cabeza de cartel de actualidad, un par de viejas glorias de retorno y con nuevos trabajos, electrónica de calidad, pinceladas de clase media de nivel y un buen puñado de bandas nacionales.

No vamos a mentir, o al menos lo intentaremos hacer sin que se note demasiado, por lo que lo primero es confesar que nuestra intención era estrenar nuestro recorrido viendo a Sunflower Bean y a Gener, pero no llegamos a tiempo. La razón de nuestro retraso en llegar al recinto, recoge un dato importante para esta crónica: nos sorprendió la gran cantidad de público para ser jueves y tardamos una eternidad en encontrar un taxi y otra en que nos llevara al festival en un pueblo de Benicàssim totalmente colapsado ya a primera hora de la tarde. Seguramente, con el transcurso de los días, certificaremos una edición con cifras de record, pero lo dejamos para el balance final.

Bueno, al lío, llegamos al Escenario Las Palmas sudorosos, pero cerveza en mano, sobre las primeras notas de Belako. Las siete y pico de la tarde es una hora temprana para este nuevo modelo de FIB y el escenario grande suele parecer desangelado a estas horas y más si es una banda nacional, pero no fue este el caso. Estos chavales vascos cogen músculo a cada año y sus seguidores se multiplican y fidelizan al mismo ritmo. Lo más destacable de lo que vimos de su concierto –aproximadamente medio set, puesto que también teníamos intereses en otro escenario-, es que su seguridad en directo ha ganado mucha fuerza, y la garra con las que interpretan viejos y nuevos temas, impacta y convence. Nuevos temas porque otro de los aspectos más destacados fue la presentación de los adelantos de “Render Me Numb, Trivial Violence”, lo que será el nuevo disco de la banda de Mungia, que verá la luz en septiembre. Por lo escuchado, este trabajo parece que será más orgánico y menos sintético, con un post punk afilado de colmillo y garra.

Belako

Nuestra deserción de Belako fue motivada por el deseo de ver al menos el final del set de Twin Peaks. La banda de Chicago está enmarcada en la nueva hornada de grupos de garage indie rock, y además de parecernos atractivos por tener una actitud en el escenario bastante divertida, nos gustó comprobar que sus pegadizas canciones también beben de una buena dosis de power pop y que le confieren a algunas canciones un regusto a rock clásico americano de los 70, ofreciéndonos puntualmente el espejismo de tener ante nosotros a unos The Band destartalados, pero simpáticos. Si no les conocen, escuchen su último álbum, “Down In Heaven”, una de las joyitas del año pasado, que puede hacerles distendida una tarde de verano cerveza en mano.

En un público dividido entre la juventud ávida por los éxitos del momento y los veteranos del lugar a la espera de una vuelta de tuerca más de sus viejas y añoradas glorias, para estos últimos, había preparado un menú de dos platos en el que el primero era Ride. Si bien al que escribe, su concierto del Primavera Sound de 2015, primera visita a España desde su reunión el año anterior, le dejó frío a pesar de ser muy fan, la actuación de este FIB la ha parecido de lo mejor de la primera jornada. El espectacular sonido del escenario principal fue el aliado perfecto para las capas de guitarras, los poderosos ritmos y las perfectamente empastadas melodías vocales de Andy Bell y Mark Gardener. Tienen nuevo trabajo de este año, un “Weather Diaries” más que aceptable, pero aunque su single “Charm Assault” podría encajar perfectamente entre lo mejor de su repertorio, cuando nos dejaron con la boca abierta fue cuando interpretaron los éxitos de sus dos primeros álbumes, intercalados con temas de algunos de los EPs de la época. Los que les conocimos en los primeros 90, nos transportamos allí de inmediato y nos dejamos llevar por la grandeza de “Vapour Trail” o “Leave Them All Behind”, y solamente echamos realmente en falta “Twisterella”.

Ride

La sorpresa de la jornada nos la llevamos con Kaleo. El blues rock, o más bien indie rock blueserizado, de esta banda es pegadizo a más no poder, y la poderosísima voz rasgada de su cantante – ¡Virgen Santa qué garganta tiene este islandés! – nos dejó pasmados. Tienen un potencial comercial indudable, ya han puesto su música en series de éxito y anuncios, y su instalación en Texas seguro que les acaba de dar el empaque para ser TOP en charts de radios de todo el mundo. No han inventado la rueda, ni siquiera la han perfeccionado, pero sus llantas son bonitas, del tipo de bonito que gusta transversalmente a la gente.

Kaleo

Tórtel se presentaban en la carpa Radio 3 de este FIB 2017 en una formación de seis, para presentar las canciones de “Transparente”, trabajo publicado el año pasado que da una vuelta de tuerca más a una racha excelente de buenos discos. El horrendo sonido de esta carpa –algo que ya padecimos el año pasado- fue lo único que nos privó de disfrutar en toda su extensiçon de la brillantez y frescura de las composiciones de Jorge Pérez, unos temas de agradable singularidad, característica muy destacable en el gris marengo que reina en el indie nacional. Quizá es que conocemos de primera mano lo bien que pueden sonar en otras condiciones, quizá los que ayer les vieron les disfrutaron sin percatarse de ello, pero a nosotros nos pareció una lástima.

Tórtel

Indiscutiblemente, el reclamo de The Weeknd como cabeza de cartel funcionó a las mil maravillas, solamente había que ver como en la explanada del Escenario las Palmas parecía no caber ni un alfiler. Perdónenme pero no soy un habitual consumidor del nuevo R’N’B comercial, por lo que, aunque inevitablemente conocía los hits de este artista canadiense, me sentía virgen a la hora de disfrutar de su concierto. Para mi regocijo, enfrentarme sin prejuicios al show me hizo disfrutar de un espectáculo de pop de raíz negra de gran magnitud. La impecable voz del joven novio de Selena Gómez, además de la avidez con la que incorpora detalles de diferentes sonidos de moda en cada uno de sus temas, me hizo pensar en Michael Jackson. Palabras mayores.

The Weeknd / Foto: Jota Martínez Fotografía

Al igual que con RIDE, nuestra última experiencia con Jesus and Mary Chain, – también en un Primavera Sound – tampoco fue para echar cohetes. Como la banda de Oxford, los hermanos Reid también tienen nuevo disco, también aceptable y académico, pero no destacable dentro de la discografía de una banda mítica que fue pionera exprimiendo el post punk en la búsqueda de nuevas y oscuras autopistas sónicas. La desgana con la encararon aquel Primavera estos supervivientes e historia viva de los primeros FIB, parece haberse transformado en actitud y garra, y pudimos ver cómo un Reid agarrado al micro y otro acuchillando la guitarra siempre escondido entre las brumas, nos ofrecieron un set list impecable. Como RIDE, cumplieron el expediente de presentar un puñado de nuevas canciones, pero después descargaron un variado muestrario de casi toda su carrera con temas míticos como “April Skies”, “Head On”, “Far Gone and Out”, “Just Like Honey” o una abrasiva “I Hate Rock ‘n’ Roll” de “Munki”, el último álbum que editaron antes de su parón en 1998.

The Jesus and Mary Chain / Adrian Morote Photography

Con este buen sabor de boca y mientras los exquisitos ritmos del británico Bobobo hacían bailar en el escenario principal, enfilamos la puerta de salida en busca de un merecido descanso.

 

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1 × cinco =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>