Murphy cabecera

JAMES MURPHY: ¡CÁLLATE Y PINCHA LOS HITS!

James Murphy irrumpió en escena con el cambio de siglo, cuando, por cuestiones de fechas y cifras, parecían más necesarios que de costumbre cambios sustanciales en la música pop. Así que se puede decir que llegó en el momento oportuno, y también que lo hizo en el lugar apropiado. Su escenario fue el Nueva York post 11-S, una ciudad cuya escena musical, eclipsada durante años por Manchester, Seattle y Londres, volvía a ganar protagonismo a causa de The Strokes y toda una promoción de grupos -Interpol, The Rapture, Yeah Yeah Yeahs…- a la que también pertenecía LCD Soundsystem, el entonces proyecto de estudio dirigido por Murphy. La diferencia entre él y otros compañeros de generación es que llegó para revivir el espíritu del mutant disco y crear un combinado de baile, experimento y melodía. Justo lo que necesitaba el recién inaugurado siglo para animar sus primeros años.

“Losing My Edge” fue la primera evidencia sonora del grupo, y fue también además un clásico instantáneo. Su letra capturaba la actitud de una nueva generación de aficionados amamantada por internet que solo asomándose a la pantalla de su ordenador podía investigar sobre los primeros ensayos de Suicide, el debut en directo de Can o las obras completas de Gil Scott-Heron. Una canción ciclópea cuyo ritmo rompía con la hegemonía de la electrónica digital y recuperaba la analógica sin hacer prisioneros. “Losing My Edge” anunció una escena internacional que recordaba a los grupos de punk funk británico y neoyorquino, volviendo la mirada a Ze Records, Gang Of Four, Liquid Liquid, Arthur Rusell, las producciones de Martin Hannett y otros puntos de unión entre bajos, sintetizadores y guitarras que podían ser surcados por cualquier influencia posible. Murphy no estaba solo en esta labor de pasión. Compartía objetivos con el diseñador y músico Trevor Jackson, hombre orquesta con Playgroup y fundador de Output, el sello hermano de DFA Records, marca que Murphy puso en marcha con Tim Goldsworthy para editar sus propios discos y los de artistas afines como The Juan McLean, The Rapture o Black Dice.

En connivencia con Goldsworthy, y bajo el emblema DFA, Murphy realizó también gloriosos remixes para Goldfrapp, Soulwax, N*E*R*D, Le Tigre y otros artistas que fueron llenando los noughties con nueva música. Su prestigio como ente moderno subió tantos enteros que hasta el equipo de Mariah Carey mostró interés en que el DFA team la produjera. Indiferente ante su auge en la escala de lo hip y lo cool, Murphy se dedicó a sacar solo maxi singles (“Yeah”, “Beat Connection”) y no mostró todas sus cartas hasta 2004, fecha en la que se publica “LCD Soundsystem”. Para entonces DFA ya había firmado un acuerdo de distribución con EMI que le valió a Murphy bronca y ruptura con Trevor Jackson. Pero lo verdaderamente relevante era que con aquel primer álbum se consolidaba la importancia del grupo, y que la reinterpretación de tantas referencias infravaloradas (The Fall, Contorions, New Order, Suicide, Brian Eno) iba a generar algo nuevo y personal. Un disco que en 2004 se abría con una canción llamada “Daft Punk Is Playing In My house” no podía ser considerado más que de esa manera.

Cuando pasó la fiebre por los ochenta y lo hip era ya otra cosa, LCD Soundsystem se mantuvo a la altura del nivel que su nombre había imprimido. El sello DFA siguió editando a artistas de baile en todas las acepciones del término, haciendo hincapié en aquella en la que el ritmo funk, la repetición y el krautrock hacen buenas migas. La ruptura con Goldsworthy no afectó ni a la línea del sello, que ha seguido indagando en el underground y lo experimental, combinando éxitos de Hercules & Love Affair con reediciones de Pylon y Love Of Life Orchestra, y nuevos artistas de baile como Shit Robot. En cuanto a LCD Soundsystem, Muprhy los convirtió también en grupo de directo y con ello ganaron una experiencia que les hizo evolucionar y transformarse en la banda que en 2007 publicaba “Sound Of Silver”. Con él se convirtieron en un grupo de cierto éxito comercial a la par que seguían haciendo lo que les daba la gana. Temas de seis y siete minutos que no renuncian a la melodía –“All My Friends”-, que siguen invocando al Eno de 1977 y a los Talking Heads de 1980 –“Get Innocuous”-, a Giorgio Moroder –“Someone Great” – y a tantas otras cosas que hasta ese momento nunca habían existido en un mismo contexto artístico fuera de circuitos especializados.

Convencido de que el éxito artístico también puede ser contraproducente, Murphy anunció que LCD Soundsystem grabaría un tercer disco y después de disolverían. Y cumplió su promesa. El álbum llegó en 2010 bajo el título de “This Is Happening”, con canciones que volvían a tener como referente a la alianza berlinesa entre Bowie y Eno, la repetición de los minimalistas aplicada al rock y el punk menos verticalista. “You Wanted A Hit” es su respuesta a los ejecutivos que le pedían eso mismo: un tema de nueve minutos sin la más mínima concesión a los canones de la comercialidad.

En abril de 2011, Murphy se despidió del público con un apoteósico concierto en el Madison Square Garden. Un largo adiós en el que participaron compañeros de DFA e incluso Arcade Fire. “Shut Up And Play The Hits”, la frase que Win Butler le espeta a Murphy cuando éste les presenta, se convirtió en el título de la película –y el reciente disco publicado en vinilo y formato digital– que documentaba aquel adiós a la vez que analizaba lo que había sido LCD Soundsystem, y que pasó a ser un celebrado documental que exploraba el alma de uno de los grupos más importantes de la pasada década. Fiel a su promesa, Murphy echó el cerrojo antes de desvirtuar su proyecto. Desde entonces la afición aguarda a que anuncie nuevo grupo, otro disco, incluso que reactive a LCD. De momento lo tenemos produciendo su propia marca de café y creando músicas para que suenen en el metro de Nueva York, ejerciendo como Dj –en el Sónar aparecerá como tal- y produciendo a Pulp y a Arcade Fire. Es cuestión de tiempo que vuelva a hacer música por su cuenta, solo o acompañado, y cuando eso ocurra, seguramente seguirá siendo todo un acontecimiento.

Rafa Cervera

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

7 + dieciseis =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>