Xenia-Rubinos

JOE CREPÚSCULO PONE UNA PICA EN BOGOTÁ

FESTIVAL CENTRO

Miércoles 14 de enero
Centro cultural Gilberto Alzáte Avedaño

Inevitablemente, cuando se habla de Colombia, nos vienen a la mente Gabriel García Márquez, películas sobre el narco o estribillos de Shakira y Juanes. La realidad del siglo XXI es bien distinta. Bogotá es conocida por una fuerte infraestructura cultural donde destacan veinte grandes bibliotecas públicas, setenta museos, noventa galerías de arte y cuarenta y cinco salas de teatro. Hablamos de una ciudad universitaria conocida como “La Atenas de América del Sur”. El ayuntamiento progresista utiliza la cultura como herramienta del fomento de la inclusión y la diversidad, por ejemplo el Festival Centro, volcado en una programación ecléctica, que cada día atiende a un género musical.

 

Joe Crepúsculo

El miércoles tocaba el turno al pop. Joe Crepúsculo cerraba el escenario Muelle, una coqueta terraza al aire libre con cincuenta sillas de madera para los espectadores. Nada más empezar, desveló su ambicioso objetivo: hacer bailar a los colombianos. Lo consiguió gracias a un show in crescendo. La cosa se empezó a calentar con el estribillo de “Tus cosas buenas” y terminó en alto con el triplete compuesto por “La canción del verano”, “Esto suena brillante” y “Fábrica de baile”. Muy suelto en el escenario, reivindicó el “efecto doble sierra” de los himnos de la ruta del bakalao y el “baile del robot” que se puso de moda en los ochenta.  Al bajar del escenario, lamentó no haberse traído una de esas prendas blancas de cuello tipo Miguel de Cervantes para subrayar que provenía de la España Imperial. Su concierto fue una demostración de que lo reflexivo no siempre está reñido con lo hedonista.

 

Xenia Rubinos

Otro de los puntos fuertes de la noche fue Xenia Rubinos, artista residente en Brooklyn (Nueva York) que destaca por una voz potente y matizada, capaz de competir con cualquier diva del pop actual. Su música se nutre de recursos arty sin perder la frescura. Algunas soluciones recuerdan a Talking Heads, Laurie Anderson o Neneh Cherry. Armada con un teclado y acompañada por el batería Marco Bucelli, descarga potentes bases minimal que mantienen la tensión. ¿Lo peor? Si no conectas con la estética arty,  es complicado que te metas en el concierto. Muchas veces la experimentación chic es más satisfactoria para quien la hace que para quien la escucha. ¿Lo mejor? La solidez musical de su propuesta, que nunca baja de intensidad. Además, se le nota una amplia cultura musical que va desde los sonidos latinos a la música underground. El día anterior, martes 12, en la jornada de calentamiento, destacó Afrotumbao, un grupo de la Costa Pacífico tan falto de ideas originales como sobrado de sabor. Ritmos para baile y disfrute en fiesta popular colombiana.

 

Sofía Viola

La argentina Sofía Viola, sustitución de última hora, entretuvo con sus canciones folk sencillas con sabor popular. Funciona mejor cuando habla de cosas concretas, por ejemplo esa letra donde explica los dolores de la regla o el sentimiento antiyanqui que les despierta la situación minera de Bolivia o su alegato contra la comida basura. Cerró con una letra muy graciosa contra los consumidores de cocaína (“Qué pereza/tus delirios de grandeza”, o algo similar decía el arranque). El cierre de la noche fue para el cantautor melódico Raul Santi, que salteó treinta años de éxitos con bases pregrabadas y algún problema técnico. Hablamos de un ídolo en el ámbito rural, mezcla de Camilo Sesto y de las letras cotidianas de Pimpinela. Dueño absoluto de las tablas, consiguió entretener y arrancar cálidos aplausos con canciones sobre amores felinos, contra la figura del picaflor o en favor de la familia. Como es costumbre en el género, en la edad madura vive una etapa cristiana que le ha inspirado letras religiosas. El grueso del festival se celebra en el centro cultural Gilberto Alzáte Avedaño, en el barrio histórico de La Candelaria, uno de los más bonitos y emblemáticos de la capital. Los dos escenarios, Auditorio y Muelle, disfrutan de una acústica perfecta. El programa continúa con jornadas dedicadas al rock, la world music y la tradición festiva colombiana.

Fotos: Juan Antonio Aperador

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 2,00 de 5)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

5 × 3 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>