OWEN PALLETT-05 PORTADA

LA MAR DE MÚSICAS 2015: CRÓNICA

Cuarenta y tres actuaciones en nueve días, además de una sobredosis, es una auténtica pasada para los sentidos. Sobre todo si el evento tiene tanta personalidad propia como en el caso de La Mar de Músicas, un oasis de sonidos multiculturales en medio de un desierto de festivales nacionales tan miméticos que uno mira sus carteles y parece entrar en modo ‘día de la marmota’. En el festival de Cartagena, que este año ha celebrado nada menos que su vigesimoprimera edición, hemos podido disfrutar de artistas de 16 países, entre ellos un Chile que ejercía como invitado, lo que le otorgó un rol prioritario también en los apartados de arte (ocho exposiciones), cine (diez películas) y literatura.

Para no volvernos (aún más) locos, lo que vamos a hacer en byTHEFEST es ofrecer un resumen del festival en formato Top 10. Solo lo mejor, que tu tiempo es oro y el nuestro también. Ni yo mismo he podido ponerme de acuerdo conmigo con el orden, pero alguno había que establecer y lo cierto es que son todos los que están. ¿O era al revés? Malditos resabiados dichos populares…

01 – OWEN PALLETT (La Catedral, 23 de julio)
El canadiense ofreció el mejor concierto de La Mar de Músicas 2015. A solas en escena o acompañado de guitarra y batería, pero siempre con un tridente ganador: su voz de registro variable, sus nuevos pedales de loops -se los compró un par de días antes al perder los habituales y vaya si le salieron buenos- y su violín encantado, del que iba extrayendo sonoridades insospechadas, ya fueran colchones de teclado o percusión, guitarras, bajo, piano e incluso violín. Un repertorio manejado con solvencia apabullante y sin las divagaciones etéreas de otras ocasiones. Una mezcla de clasicismo y modernidad, de algodón y acero, de talento y efectividad, de sensibilidad e impacto para un concierto de los de guardar en el recuerdo.

Owen Pallet

02 – DOUGLAS DARE (La Catedral, 20 de julio)
Un nuevo nombre para añadir a la escena ‘brit genius’, esa nueva hornada de jóvenes autores británicos hipersensibles de formación académica que facturan una suerte de post-pop o avant-pop nada académico, de gran calidad y con conexiones con la música contemporánea. Armado de piano, máxima expresividad vocal, timidez magnética y únicamente acompañado por Fabian Prynn, un baterista tan peculiar e idóneo que pareciera estar diseñado ad-hoc para su música, las canciones de Douglas Dare suenan vanguardistas e inesperadas, oscuras pero melódicas y definitivamente brillantes. Una especie de post-romanticismo minimalista, si me permiten la aparente contradicción, que exalta las emociones personales desde el intimismo y donde la electrónica a veces hace acto de moderada presencia para contribuir a generar ambientes turbadores.

Douglas Dare

03 – JAMES VINCENT McMORROW (Auditorio Parque Torres, 18 de julio)
El de Dublín nos introdujo en su exquisita alcoba emocional. Había expectación por ver cómo defendía en directo unas canciones que de puro frágiles y sensibles amenazan con romperse. Lo hizo de modo brillante, aumentando ligeramente el aspecto rítmico, mostrando riqueza y versatilidad en los arreglos, alternando los tempos para evitar el riesgo de la inercia y enamorando con su mágica interpretación vocal. Casi escondido entre una neblina de humo y con iluminación minimalista en blanco y negro, McMorrow consiguió ese improbable que consiste en convertir la penumbra individual en verdad universal. Lo de la canción de la lotería es pura anécdota y en directo su parecido con Bon Iver se difumina ante semejante belleza sonora.

James Vincent MacMorrow

04 – CAMILA MORENO (La Catedral, 17 de julio)
Camila Moreno firmó el mejor concierto del país invitado, Chile. Brillante, magnética, misteriosa, arriesgada y poderosamente original, la de Santiago huye de ese electropop que es tendencia en su país para buscar -y encontrar- un universo propio sugerente y seductor para el que no duda en utilizar herramientas del folclor chileno, del noise rock, de la electrónica menos obvia o del post-rock más onírico y un tanto a medio camino entre la primera Björk y Beth Gibbons. Con la muerte como uno de sus temas fetiche, Camila emite entre la amenaza, la ternura y la irreverencia (“me gusta faltarle el respeto a los estilos, pero con mucho cariño”), manejando su voz de por sí envolvente con efectos de reverberación y doblaje para convertirla al tiempo en guía y ambiente. Extraña y cuerda.

Camila Moreno

05 – MELODY GARDOT (Auditorio Parque Torres, 24 de julio)
Era la tercera vez que la veía y fue la mejor, aunque también la menos amable. A Gardot -voz de ángel que escapó del cielo para huir del aburrimiento- le queda todo bien, pero mejor el negro que el pastel. Y su concierto fue tan oscuro como una ceremonia de vudú. Melody canta tan escandalosamente bien que le valdría media concesión para ganarse a la audiencia. Pero ahora tiene una conciencia más social -dedicó ‘Bad news’ a Charlie Hebdo e hizo corear ‘Preacherman’, la historia de un adolescente negro asesinado por tontear con una blanca- y en su paleta actual no ha lugar para la acuarela. Hizo un amago por Jobim y, ante el jolgorio de la audiencia, exclamo en un buen español: “esta no es la ocasión”. Eso sí, cuando interpretó con voz tenue ‘Our love is easy’ y ‘Baby i’m a fool’ varias personas murieron de amor.

06 – ZAZ
La nueva estrella del pop europeo mostró el porqué de sus peinados en tres registros diferenciados pero con conexión entre sí: Paris, mon amour. Por un lado las canciones más nítidamente pop, dulces y pegajosas como un chicle; por otro, el existencialismo bohemio que le ha valido etiquetados tan poco acertados como ‘la nueva Édith Piaf’ -a los 30 aún le faltan cicatrices- y por último y el mejor de todos, cuando su entusiasmo contagioso y su ‘joie de vivre’ se despliega en irresistibles arrebatos de jazz manouche, rítmicos, callejeros, sabrosos, melódicos y sí, también un pelín macarras. Zaz aúna el conocido charme francés junto a esa rebeldía que demanda una sensibilidad nueva a la hora de gestionar el mundo. No en vano una de sus canciones ‘Je veux’ fue emblema del 15M. Ni les cuento cuando la cantó. Bueno, ella no, todo el público.

Zaz

07 – TOUMANI DIABATÉ & SIDIKI DIABATÉ (La Catedral, 22 de julio)
Comenzaron su gira europea en Cartagena y lo hicieron con un día de retraso por problemas de enlaces. O, después de disfrutar de su concierto, tal vez porque su manera de entender el tiempo tiene poco que ver con la nuestra. El maestro maliense Toumani Diabaté y su hijo Sidiki desplegaron sus magnéticos mantras de kora, esa suerte de arpa de África Occidental de 21 cuerdas y cuerpo de calabaza. Sidiki es una sólida promesa que ha trabajado con el rapero Iba One, la mágica kora de Toumani puede escucharse en discos de Taj Mahal y Damon Albarn; Sidiki tiene el ímpetu de la juventud, los fraseos de Toumani eran caricias que evocaban la bella calma del atardecer en la sabana. No sé si este instrumento tiene un poder espiritual, pero uno sale comprendiendo el mundo. Hasta que vuelve a leer los periódicos.

Toumani Diabaté & Sidiki Diabaté

08 – ANA TIJOUX (Castillo Árabe, 17 de julio)
Ana Tijoux redondeó la magnífica primera jornada del festival (iniciada por Camila Moreno) dejando la sensación de que Chile podría ser también la campeona de América en música -luego el nivel descendería- gracias a su música poderosa, moderna y a la vez fuertemente enraizada. El rap como vehículo expresivo, como medio pero nunca como fin, dentro de una propuesta global que va mucho más allá. Un rap analógico e instrumentado, de sonoridades andinas, discurso novedoso, vocalmente melódico, fuertemente dotado de compromiso social y que luce con orgullo, sonoro y estético, su origen indígena. No me extraña que Thom Yorke la recomendara efusivamente. La muerte del machismo en el rap llegó desde Chile.

Ana Tijoux

09 – JACOBO SERRA (La Catedral, 24 de julio)
Albaceteño criado musicalmente entre Murcia y Londres, Jacobo Serra avanza a pasos agigantados para convertirse, si no lo es ya, en un artista top dentro del folk-rock español. Vamos, que si te gusta Jero Romero lo normal es que flipes con Serra. Solo tiene un álbum publicado que fue la base de su concierto, ‘Don’t give up’, pero su encanto en la interpretación -también en la comunicación- y la exquisitez melódica de un repertorio a prueba de críticos musicales (no respetó ni una cuarta del setlist) confirmó el pulgar hacia arriba. Sus influencias no son precisamente menores -de The Beatles a Rufus Wainwright- si bien su talento hace que queden ahí para dar paso a un cancionero cada vez más rico y personal. El mejor concierto español de La Mar de Músicas 2015.

Jacobo Serra

10 – LILA DOWNS (Auditorio Parque Torres, 18 de julio)
Trenzas, flores y vestido multicolor; mirada felina, poder escénico y voz acaudalada; fuego y tierra. Lila Downs es un huracán de luz y color. Es pisar las tablas y salir el sol aunque sea medianoche. Pero también para la de Oaxaca el paso del tiempo es inexorable, mostrando una coherente evolución que cada vez la acerca más a una gran dama de la canción mexicana -aunque su discurso sea claramente panamericano- y menos a la joven vertiginosa de antaño: Lila ha perdido algo de ímpetu para ganar en dominio escénico. Sigue siendo grande, quizá incluso más, dentro de un discurso cuyo hilo conductor no es otro que el que une la vida y la muerte, entendidas ambas en clave de celebración.

Lila Downs

OTROS
Dentro del programa de la XXI edición de La Mar de Músicas cabe destacar también el bien armado folk chileno de Pascuala Ilabaca, la tremenda sucesión de éxitos en clave Radio Jamaica de Jimmy Cliff, el jazz versado de la saxofonista Melissa Aldana, el surrealismo enraizado de los colombianos Meridian Brothers, el reggae espiritual y un tanto monocorde de Tiken Jah Fakoly, la esquizofrenia -entre Nirvana y El Guincho- de los chilenos Astro, el son del siempre apreciado Raúl Rodríguez y el mbalax de la pujante joven senegalesa Aida Samb.

Portada: Owen Pallet

Fotos: La Mar de Músicas

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

dos + veinte =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>