jack white 940x352

FESTIVALES 2015: LAS PIEZAS QUE NOS QUEDA POR COLOCAR

Con la incontrolada proliferación de festivales y la concatenación de temporadas (casi es imposible discernir cuando empieza una y cuando acaba otra), es bastante difícil que nos sorprendan los carteles de cada año. Los aficionados a los macro eventos  musicales conocen muy bien quienes han sido los mejores artistas del año anterior (al menos los más valorados), los que presentan disco, o las bandas que no suelen faltar por estas latitudes año tras año, pase lo que pase. Al final, y siendo reduccionista, prácticamente solo nos queda colocar las piezas del puzzle en su distribución adecuada y tendremos una visión de conjunto bastante aproximada.

Tras el verano, este juego tiene tantas variables que hacer cábalas de donde actuarán los cabezas de cartel soñados puede ser muy divertido, pero realmente poco efectivo (aunque todos sabemos que Shellac y DJ Coco estarán en el Primavera Sound, y que uno de los Gallagher y Aldo Linares estarán en el FIB), pero en febrero, cuando solo faltan algunas piezas importantes, el juego se pone mucho más interesante. El Primavera Sound ya ha mostrado su cartel por completo, y el resto de festivales tienen el cartel medio perfilado, solamente queda colocar la guinda.

Para esa privilegiada posición, el mercado ofrece ya pocas opciones, y no es necesario hacer un gran esfuerzo para enumerarlas. La cuestión se centra en desvelar si algún festival logrará traer a Jack White o Kanye West; si uno de los grupos de moda, como Royal Blood, vuelve a un festival, tras su presencia en el DCode, donde pasaron algo desapercibidos; si después de su buen concierto del FIB del año pasado, alguien aprovechará que The Libertines continúan en activo; si Pearl Jam volverán a un festival importante, aprovechando la cuota rockera que parece imponerse en una de las jornadas de los grandes eventos; o si Weezer, que sonaban para el Primavera Sound, vienen a nuestro país saliendo de su zona de confort americana, para presentar su único disco decente desde el “Green Album” de 2001.

Tras todo esto enunciado, si nos apetece, todavía podemos hacer muchas más cábalas, pero quizá menos factibles, como: la aparición de The Sonics, que han anunciado nuevo disco; o de Gorillaz, que parece que se reúnen de nuevo y fueron los protagonistas de uno de los conciertos más espectaculares de toda la historia del FIB; o tirando de viejas glorias, los siempre agradecidos Neil Young, Beach Boys o The Kinks, porque del sueño de ver a David Bowie es mejor que vayamos despertando, muchísimo más sencillo sería que el esquivo Morrissey retornara a la península.

Entre el resto de nombres barajables en cualquier quiniela, pocos artistas más serían reseñables a la altura de los anteriores o de los ya confirmados, lo que nos queda son grupos jóvenes de moda, viejas glorias que han dejado atrás sus mejores momento o apuestas de futuro que completarán las confirmaciones internacionales.

Respecto a los grupos nacionales, esta emoción comentada no existe, puesto que el triste declive del circuito por salas (la crisis, el IVA…) ha obligado a los artistas a aprovechar de forma algo excesiva (aunque lógica) cualquier evento, por pequeño que sea, para rentabilizar su trabajo. No es descabellado que aquel que se mueva un poco por la geografía española se encuentre a alguna de las bandas de más tirón comercial hasta en una docena de festivales. Incluso hay artistas que, tirando de hemeroteca, observamos que repiten en los festivales al menos cada dos años, y en ocasiones no dejan ni ese tiempo al barbecho. Esto no es algo opinable, es totalmente cierto y contrastable. El resto de bandas nacionales por debajo de ese primer escalafón mediático, luchan por repartirse un pastel que tiene el sabor de la mitad de cartel de los festivales de tamaño medio o de la cabeza de la ingente cantidad de festivales pequeños. El resto, ni que decirlo, hace lo que puede. Ya sea en luchando por el acceso a un evento importante en concursos de bandas o aprovechando la cuota, siempre existente, de la proximidad geográfica (el llamado apoyo a las bandas locales). Otro capítulo aparte merecerían los grupos que hacen gira de aniversario o la reunión de turno.

Confeccionen ustedes sus hipotéticos carteles, ya queda poco y parece sencillo, quizá el año que viene puedan ganar dinero si los empresarios de las máquinas de apuesta deportiva ven mercado en el colectivo de los festivaleros compulsivos.

Tienes toda la información de todos los festivales en: www.bythefest.com 

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

12 + quince =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>