LOL portada

LOVE OF LESBIAN: “ESTAMOS MUY CÓMODOS EN NUESTRA SITUACIÓN”

Desde la publicación de su sexto disco – 1999 (o cómo generar incendios de nieve con una lupa enfocando a la luna)- los catalanes Love of Lesbian se han convertido en el grupo indie de mayor éxito a nivel nacional, consolidándose como un auténtico fenómeno de masas. Su cantante, Santi Balmes, comenta la actualidad más reciente del grupo y sus experiencias en los muchos festivales en los que han participado.

Habeis recibido el Disco de Oro por “La noche eterna, los días no vividos”, el segundo de vuestra carrera, tras el conseguido por “1999 (o cómo generar incendios de nieve con una lupa enfocando a la luna)”. ¿Qué supone para vosotros un premio de este tipo?

Si le tengo que buscar un significado, quizás es que quien sigue a Love of Lesbian  nos compra por agradecimiento a lo que significamos para ellos. Pero quizás me equivoco, de hecho, es muy probable.

 

Alcanzasteis el éxito mayoritario tras la publicación de “1999”, pero a tenor de este Disco de Oro y de la respuesta del público, tanto en conciertos como en festivales, esa repercusión se sigue manteniendo. ¿Hasta dónde pensáis que puede llegar Love of Lesbian? ¿O acaso pensáis que estáis en vuestro tope a nivel profesional?

Sería muy aventurado y ambicioso pensar en subir más peldaños. Estamos muy cómodos en nuestra situación. Es un punto medio ideal entre la popularidad y el anonimato.

 

Habéis anunciado que al finalizar la presente gira vais a volver a cruzar el charco emprendiendo la conquista de México. ¿Cómo fue la experiencia del pasado marzo, cuando fuisteis para participar en el Vive Latino? ¿Con que expectativas vivís este nuevo salto?

Eso de la “conquista” no me agrada demasiado. Simplemente, vamos a que nos conozcan, y, claro está, a ampliar nuestro público. Es alucinante ver que tan lejos te sienten tan cerca.

 

También comunicasteis  que en 2015 hareis un “parón para coger fuerzas”. ¿Consideráis que estáis saturados de –utilizando el título de vuestro disco-  las noches eternas y los días no vividos?

Hay un momento en el que te dejas llevar por la inercia. Nuestra naturaleza es inquieta, y no nos sentimos cómodos si dejamos de llevar los “tempos” inherentes a la banda. Para saber qué has hecho mal y bien durante estos últimos cinco años necesitas, por fuerza, coger aire, perspectiva. Creo que nos irá muy bien, la verdad, desaparecer un año.

 

Son características en vuestros discos tanto las canciones surrealistas y cómicas como las letras llenas de melancolía. En vuestro anterior álbum esa melancolía estaba marcada por las relaciones personales, pero en el actual parecen producto del cansancio personal. ¿Es ese cansancio el que os ha llevado a considerar parar y tomar fuerzas?

Tú lo has dicho. Ha sido todo demasiado intenso. Empiezas a verle las orejas al lobo. Empiezas a pensar que para seguir dos años más con esta locura vas a empezar a necesitar dosis “extras” de energía. Pero lo más importante es salir un rato de este circo. Hay un momento que te haces la siguiente reflexión: “Si vives en este circo las veinticuatro horas del día, acabarás hablando únicamente de este circo, y no de la vida de las personas”. En cuanto un compositor pierde ese hilo de conexión, a mi entender, empieza a dar palos de ciego.

¿Son esos puntos de humor la herramienta necesaria para sobrellevar tanta melancolía?

Por supuesto que sí. Mediante el humor pasas por los problemas, así como deslizándote, y probablemente salgas del atolladero antes, y más cuerdo. Las personas que no tienen sentido del humor, no me las tomo en serio.

 

Siempre habéis sido músicos muy activos. Habitualmente colaboráis con otros artistas en sus discos, has editado un libro y últimamente se os puede ver en diversas campañas publicitarias. ¿También vais a parar momentáneamente en estos terrenos? ¿Tenéis pensado algún proyecto individual que llevar a cabo durante 2015?

Imagino que Julián hará conciertos con “Mi capitán”, a Joan Ra lo encontrarás en su “Fotomatón”, Jordi seguro que hará algo, y servidor escribirá, y si se siente convencido, publicará. Hombre, no vamos a estar congelados como Han Solo (risas).

Aunque Love of Lesbian sois un “fenómeno de masas” desde hace relativamente poco, como grupo tenéis una larga trayectoria y siete discos a la espalda. ¿Cómo asimiláis el hecho de haber pasado de tocar en pequeños bares a que se coreen vuestras canciones en escenarios abarrotados de casi todos los festivales?

Es algo que se te escapa por completo. Me atrevo a decir que hay canciones que la gente las considera más propias que nosotros mismos. Esa es la magia del asunto. Pero no hemos hecho balance de lo sucedido. Sinceramente, mi particular visión es que somos unos infiltrados en este mundillo. Una de esas anomalías que se producen. No somos la hostia como músicos, yo canto hecho polvo, y sin embargo, conectamos. Es, hasta cierto punto, curioso. Siempre he pensado que nos ha tocado ese uno por mil de posibilidades de que LOL funcionara. Me cuesta mucho creer que es real. Debe ser que esa idea es un tipo de autoprotección.

 

Está claro que en las pequeñas salas tenéis un contacto más cercano con el público, pero debe de ser una experiencia extraordinaria salir a un escenario y ver una  enorme cantidad de público ansiosa por escucharos. ¿Cómo vivís los grandes eventos? ¿Qué diferencias planteáis en vuestro shows cuando tocáis ante audiencias multitudinarias?

Durante los grandes eventos no tienes que perder la perspectiva de que estás haciendo un concierto tanto para las primeras filas como para las que están a doscientos metros, pasando de ti por completo. Por las dimensiones del asunto, todo adquiere tintes más exagerados, así que tus movimientos, tu manera de gesticular, acaba siendo un tanto más histriónica. Pero me quedo antes con los espacios de unas 700 personas. Para nosotros es el aforo ideal, donde la atmósfera no se pierde en ningún lado, sin necesidad de hacer tanto esfuerzo.

¿Durante los festivales, tenéis tiempo de disfrutar de los conciertos de otros artistas? ¿Cuáles os han gustado o recordáis como más interesantes?

Mira que no tienen nada que ver con nosotros, pero me gustó la puesta en escena de The Horrors, una vez que compartimos escenario con ellos en Euskadi. Me flipa la manera de bailar del bajista, dando círculos concéntricos mientras toca. Y, evidentemente, alucinamos con Portishead.

¿Tenéis alguna anécdota relacionada con alguno de vuestros ídolos en alguno de los muchos festivales en los que habéis tocado?

La zona del backstage está muy mitificada. En realidad, todo el mundo va a lo suyo. Tampoco creo que sea un buen momento de presentarte a nadie, ves a pequeñas tribus hablando entre ellos con sus particulares rituales. Evidentemente, con las bandas de aquí ya hay un compadreo, es inevitable. Pero los guiris van a lo suyo. Me flipó ver a Alex Kapranos comiendo solo, tan tranquilo, me sorprendió su relajación. Pero si me pides excentricidades….

 

Es habitual que en los festivales de verano se repitan muchos de los nombres de los carteles. ¿Llegáis a hacer piña entre vosotros? ¿Tenéis muchos amigos de carretera? ¿Con que artistas/grupos tenéis más feeling?

Tenemos feeling con muchos, la verdad. Me hace gracia ver a gente por internet que odia a una banda en particular y ama a otra, sin saber que ese par de bandas se están tomando una cerveza tranquilamente.

 

Desde hace unos años sois habituales en casi todos los festivales nacionales. ¿Tenéis alguno favorito o por el que sintáis especial cariño? ¿Os falta tocar en alguno que os haga especial ilusión?

Ups. Como buenas prostis, te diré que todo cliente es especial (risas).

 

¿Soléis acudir como público a algún festival aunque no toquéis en él?

Sí, acudimos a unos cuantos. Por ejemplo, vamos al Primavera Sound, donde hemos tocado solamente en el 2004, cuando cantábamos en inglés, ahora pertenecemos a ese conjunto de bandas que no somos santo de su devoción, pero como festival es muy interesante.

 

En alguna ocasión, nombrando a grupos o artistas que escucháis o que os parecen interesantes, habéis citado, por ejemplo, a Nudozurdo, Betunizer o a Quimi Portet, gustos un tanto eclécticos y en cierta medida diferentes de lo que vosotros hacéis. ¿De qué os nutrís a la hora de hacer vuestra música? ¿Qué referencias conserváis de cuando empezasteis y que cosas nuevas adaptáis a vuestro trabajo?

Nudozurdo son capaces de crear unas atmósferas opresivas y a la vez, cómo te lo diría, tienen un punto sexy. Betunizer, es que creo que son unos musicazos, no los escucho cada día, pero me llaman mucho la atención, es como una apisonadora en cámara rápida y tienen más cambios en una canción que nosotros en todo un disco, pero todo tiene sentido. Quimi Portet es lo que irradia, admiro su manera de administrar lo que ha sido y lo que ha querido ser después de El Último de la Fila. Admiro los que se hacen a un lado tras un tiempo entre la luz. Yo que sé. Con respecto a influencias, uno busca cosas radicalmente distintas a lo que hace para luego incorporar, tras un proceso de digestión, aunque sea solo una parte “homeopática” en los nuevos temas.

 

Ya por último, ¿tenemos Love of Lesbian para rato? ¿Hay algún motivo para que vuestros fans se preocupen por el parón anunciado?

Pues no sé. Nos tomamos unas vacaciones en las que, curiosamente, trabajaremos mucho. ¿Volveremos? Esperemos que sí, clarísimamente es nuestra intención, pero si no fuera así… Nada es importante en realidad, no creo que nadie se vaya a tirar de un séptimo piso (risas). Nada es importante en realidad. Ya lo dijo Agamenón de la Barca: “La vida es sueño, narcoléptico”.

David Blutaski

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

4 × 5 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>