cartel primavera sound 2016

PRIMAVERA SOUND 2016: MANUAL DE USO (II) “LETRA PEQUEÑA”

El Primavera Sound es desde hace unos años el festival dominador en nuestro país y uno de los más destacados a nivel europeo, el FIB se quedó atrás en la guerra que mantuvieron hace unos años debido a una importante crisis económica y, aunque el Bilbao BBK Live está pujando por montar una cada vez más interesante nómina de cabezas internacionales, ahora el Primavera Sound no tiene rival (entre los festivales de corte indie) por una cosa muy simple: la cantidad abrumadora de bandas internacionales de tamaño mediano y pequeño que junta en una sola edición. Artistas de diferentes estilos y procedencias, la mayoría emergentes pero también veteranos, entre los que siempre se encuentran pequeñas joyas que no se han podido ver en nuestro país o bandas olvidadas y en un agradecido retorno. Se podría acuñar el término “artistas Primavera Sound” para determinar a los artistas que al pensar en ellos únicamente les ubicamos en este festival. En resumen y al grano: como es habitual y esperado, entre estos potros marcados y otros artistas de todo tipo (al final en este gran saco casi cabe de todo), el Primavera Sound 2016 ha logrado reunir una letra pequeña muy interesante, entre los que es preceptivo algo de buceo pues no sea que nos perdamos a los próximos Alt-J, Kendrik Lamar, Chvrches o Animal Collective. Echándole un vistazo urgente “únicamente” a los artistas programados en los seis escenarios principales del Parc del Fòrum los tres días del festival, encontramos un amplio catálogo de propuestas de libre elección que quizá puedan ser merecedoras de incorporarse a nuestro recorrido, pero que por lo menos es conveniente tantear. Lo sentimos, pero la acotación espacio-temporal de bandas a revisar era la que creíamos preceptiva; bucear entre showcases, Pro y demás eventos en la ciudad durante los días previos y posteriores requería un esfuerzo tan titánico como baldío, algo así como enseñar a peinarse a Thom Yorke.

JUEVES

Empezando por la programación del primer día de festival (el miércoles de bienvenida es solamente un simulacro), nos encontramos por ejemplo con una banda ya conocida en nuestro país (este año tienen varias fechas más), como The James Hunter Six y su inconfundible mezcla R&B y soul blanco puramente británico. Un placer para los amantes del estilo pero realmente no realizan nada novedosos, por si es eso lo que buscan.

Empress of es el proyecto de la norteamericana de origen hondureño Lorely Rodriguez, que a partir de un interesante EP de debut -“Systems”- bastante cercano al synthpop, ha mutado en R&B experimental y el pop electrónico en su primer larga duración -“Me”-. Su visión poco convencional la convierten en una joven artista muy interesante. ¿Están apuntando?

El trío de Philadelphia Beach Slang transita entre el punk rock melódico y el college rock. Con sus primeros EPs y su disco de debut “The Things We Do To Find People Who Feel Like Us”, han llamado mucho la atención a la nutrida parroquia universitaria americana con una colección de canciones personales – casi generacionales – repletas de anhelos, angustia, frustración pero también esperanza, algo que parece que conecta . En poco tiempo han metido cabeza en los grandes festivales del género en Estados Unidos y esta será su primera presencia en nuestro país.

EL Primavera Sound se ha caracterizado en los últimos años por dar cabida a propuestas que llegan desde África, pero si en otras ocasiones han dominado las bandas consagradas dentro del world music más clásico o artistas míticos del afrobeat, en esta ocasión también nos traen a una banda nueva, Mbonwana Star. Siete músicos del Congo – los dos vocalistas provienen de la banda Staff Benda Bilili -, que producidos por el irlandés Liam Farrell – miembro de Doctor L- han sorprendido con un disco trepidante y en el que caben desde el post punk y el synth pop a la psicodelia, siempre vistos a través del tamiz de la música tradicional africana. Sin lugar a duda son parte de la avanzadilla de la nueva música del continente negro. ¿Si la música anglosajona está agotada son este tipo de grupos el futuro?

Aunque Photomartyr son una banda americana, el sonido de sus ya tres discos está claramente influenciado por el post punk británico más clásico, como Wire o The Fall, además están guiados por una pesada voz que recuerda irremediablemente a Ian Curtis.

El italiano Alessandro Cortini es conocido por formar parte de Nine Inch Nails, aunque su currículun de participaciones y colaboraciones con otras bandas es muy amplio. Desde 2013 su producción sonora en solitario ha sido prolífica y se ha asentado en la élite de la electrónica experimental de tendencia industrial. Esta puede ser una de las típicas propuestas “made in Primavera”; un poco al margen de lo convencional y sin cabida en cualquier festival medio nacional.

A.R. Kane representan una de esas joyas en forma de comeback con las que esperamos nos deleite el Primavera Sound. Este dúo británico de origen africano fue una de las bandas más atractivas de las islas durante la segunda mitad de los 80, aunque nunca llegaran a triunfar y pasaron directamente a engrosar el listín telefónico de “bandas de culto” –salvo su colaboración con Colourbox con el que publicaron el rompepistas “Pump Up The Volume”, pero lo hicieron bajo el nombre de MARSS-. Fueron influencia reconocida para el desarrollo del shoegaze, el trip hop o el acid house. Mezclaban y daban profundidad a lo que tenían a su alcance sin complejos, tomando de partida cualquier sonido proveniente de la música negra –dub, hip hop, funk o soul- sumándole riffs susurrantes o capas atmosféricas, ya vinieran del dream pop o del rock alternativo. Será un lujo recordar los temas de su corta carrera. Sinceramente, no todos los recordábamos y casi ninguno los esperábamos. ¡Bingo!

Har Mar Superstar es el nombre artístico del extravagante y poco agraciado Sean Tillman, un tipo que ya estuvo hace un par de temporadas en el Primavera Sound y dejo a alguno con la boca abierta. Neo soul de gran octanaje e incluso funky de alto voltaje son las cartas de presentación de este excéntrico personaje, también conocido por sus colaboraciones fílmicas. No se dejen engañar por su cara de contable, bajito, gordo y calvo de rostro complicado, es una bestia sobre el escenario (no es raro que en pleno éxtasis acabe desnudo) y puede ser la gran sorpresa de aquellos que no le conozcan y decidan verle.

Loop, otra de las bandas de la escena alternativa británica de finales de los 80 que ha vuelto a la vida, al final han sido sustituidos por los canadienses Suuns que en principio solamente iban a tocar en el Primavera als Clubs: ascenso a primera por vía administrativa.

A White Reaper los podríamos encuadrar en la nueva generación de garage. Son de Kentucky (como la famosa franquicia de pollo frito y el Jack Daniel’s) y encaran el estilo con baja fidelidad, estribillos pop y actitud punk, lo que está de moda ahora, como ya les habíamos dicho, ¿no?. También jóvenes, pero más encuadrados en el clásico indie rock americano universitario llegan Car Seat Headrest. Están liderados por el inquieto Wil Toledo, con el que publicaron 12 discos en bandcamp desde 2010 a 2015, hasta que llamaron la atención de Matador, con los que publicaron el año pasado “Teens of Style” y con los que repetirán el próximo mayo con “Denial”, su segundo/doceavo disco.

Mueran Humanos es un dúo argentino que empezó en Barcelona pero que se trasladó a Berlín a finales de la pasada década. Practican una especie de krautrock ruidoso, espacial e industrial (de eso trataba el kratrock, ¿no?), con letras repletas de mensajes en castellano, a veces angustiosos pero con una poderosa lírica romántica y oscura. También personalísimos, pero más escorados hacia la psicodelia ácida, llegarán al Parc del Fórum los italianos C+C=Maxigross, que pueden transitar entre melodías puramente pop hasta perderse en selváticas marañas lisérgicas. Más raros, y a la vez atractivos, que un perro verde.

El canadiense Andy Shauf es el nuevo fichaje del sello de neo folk Anti, con el que ha sacado “Jenny Come Home”, su disco más fresco y puede que el despegue de su carrera. También desde el folk llega Julein Baker, una jovencísima artistas con pinta de chiquilla, que desde su dulzura despejada encandila y sorprende  con su exquisita voz y nulo artificio.

En cuanto a la electrónica nos encontramos por una parte a los escoceses Optimo (Espacio), auténtica institución en la noche de Glasgow, donde se les compara con 2Many Djs por el eclecticismo y el descaro de sus mezclas. También de Glasgow, con una reputación importante (más actualizada que los anteriores), pero menos ecléctico llegará Hudson Mohawke para ofrecer una de sus sesiones basadas en electrónica repleta de referencias negras.

VIERNES

Dungen son una banda de psicodelia sueca con diez años de carrera y siete álbumes, aunque de esos diez han tardado cinco en sacar su más reciente y mejor trabajo “All Sak”. Si no se tiene un bagaje psicodélico profundo y no se conocen referencias de lo mejor de la psicodelia de finales de los 60 (de donde beben), es fácil escuchar en ellos a los Tame Impala de sus dos primeros discos, bellos y ensoñadores. Eso sí, aléjense aquellos que no estén acostumbrados más que a las bandas anglosajonas, estos elfos cantan en sueco.

Aunque Ben Watt ya había sacado un disco en solitario antes de formar Everything but the Girl, siempre se le recordará por el éxito que cosechó junto a Tracy Horn durante las dos últimas décadas el siglo XX. Sin embargo, el británico llega con su relanzada carrera como músico en solitario con el inestimable acompañamiento del exguitarrista de los germinales Suede, Bernard Butler, con el que ha grabado su inminente nuevo trabajo “Fever Dream”, bajo el nombre de Ben Watt Band feat Bernard Butler. Una parada obligatoria para los nostálgicos de bandas que nos enamoraron pero que ya no existen (sí, sabemos que Suede siguen en activo), aunque su música actual nada tiene que ver con sus proyectos precedentes, lo que tampoco les resta atractivo, si no todo lo contrario. ¿Me siguen?

La norteamericana Holly Herndon es uno de los artistas más refrescantes y arriesgados en la música electrónica actual. En parte influida por su paso por Berlín, esta inquieta joven se siente sumamente motivada por la experimentación, como ha reflejado en sus ya cuatro discos de estudio. Estas inquietudes por el avance artístico a través de la música ya le llevaron a ser una de las sorpresas de la pasada edición del Sónar. En el extremo opuesto a la experimentación se encuentra Maceo Plex, DJ y productor de éxito, programado en los más importantes eventos y constructor de hits de baile en estilos que van del tecno al house o al electro. Otro nombre importante dentro de la música de baile es el veterano alemán D Koze, que este año ha estado en Coachella, pero al que se puede encontrar habitualmente en Ibiza con su house colorista marca de la casa.

Lubomyr Melnyk es un pianista ucraniano que toca a una velocidad inaudita fruto de su obsesión por encontrar los límites del instrumento, no en vano es conocido por ser el creador una técnica llamada “música continua”. Si alguien busca cosas peculiares en el festival no debe quedarse en la anécdota de Los Chichos, si no en la actuación de este señor. Lo mismo se podría aplicar a la turca Selda feat Boom Pam, veterana del anatolian rock, que desde el rock progresivo o psicodélico estira la música tradicional de su tierra hacia los confines del rock.

Alejada de este tipo de experimentaciones o mestizajes surgidos desde las tradiciones se encuentra la británica de origen ruso Shura, gran esperanza blanca del indie pop sintético trascendental y culto de las islas. Elegante desde una especie de oscuridad contenida, ha sabido crear interés a través de influencias que van desde el synth pop, hasta el trip hop o el rythn&blues. Fruta de distinto sabor, pero cultivada dentro de la misma parcela, es la jovencísima Nao, que todavía no ha sacado su primer disco, pero que su exquisita voz nacida para el rythm&blues ya le ha llevado a colaborar con Disclosure.

Neil Michael Hagerty & The Howling Hex son puro y sucio rock&roll. El veterano Neil fue compañero de Jon Spencer en Pussy Galore y posteriormente líder de los corrosivos Royal Trux, y en este proyecto deriva la tensión eléctrica hacia la experimentación psicodélica.

Richard Dawson se ha convertido en uno de los artistas más respetados en gran Bretaña asumiendo el riesgo de llevar la tradición folk a sus más áridos terrenos, tanto en forma como en carácter. Armado en la mayoría de las ocasiones únicamente con su voz y una guitarra acústica, que ensucia de una manera peculiar, ha sorprendido colocando su trabajo entre lo más valorado de los últimos tiempos en muchas publicaciones

Bardo Pond llevan cerca de dos décadas de densa psicodelia y space rock a sus espaldas, haciéndonos flipar de lo lindo mucho antes de la moda de estos géneros que se está convirtiendo en pandemia…pero no les veremos. ¡Mechachis! También se han caído del cartel.

Cavern of Anti-Matter es el nuevo proyecto de Tim Gane de Stereolab. Mucho más experimental en esta banda alemana que en el su grupo británico, está a punto de publicar su debut y será la primera ocasión de verle en este formato en nuestro país. Interesante por ser quien es, por no repetir fórmulas, pero desconocemos todavía el recorrido que puede tener su nueva música.

Alex G acaba de dejar la adolescencia y Domino ya le ha fichado por ser una de las esperanzas del folk lo fi de apartamento pequeño, quizá esperando encontrar un nuevo Elliot Smith.

La arrebatadora voz del folk soul que desplega Moses Sumney le ha convertido en uno de los jóvenes talentos de moda. Ha publicado en el sello de Chris Taylor de Grizzkly Bear y el recuento de artistas que se postulan como admiradores empieza a ser cansino. Puede ser una de las sorpresas entre los nombres en letra pequeña.

Steve Gunn era guitarrista en los Violators que acompañan a Kurt Vile (la cantidad de proyectos paralelos y nuevas bandas surgidas de otras referencias es abundante en el cartel, como suele ser habitual), pero en una escena que de sobra conoce (la del folk rock) está ganando peso como nombre propio a marchas aceleradas y por sobrados méritos.

SÁBADO

U.S. Girls es el abrasivo proyecto de pop electrónico de Meghan Remy, valorable por su talento para tomar retazos de décadas pasadas y construir un moderno Prometeo sin demasiadas costuras. Menos arriesgado pero también acertado es el alemán Roosvelt, que transita el pop electrónico sobre la elegante línea trazada por New Order, de la que no se sale demasiado.

Sin lugar a dudas, uno de los caramelos de la letra pequeña son The Chills, joya del pop kiwi de los 90 pero que, posiblemente por el lastre de ser de un lugar tan lejano, no consiguieron la trascendencia que merecían. Han vuelto con un disco estupendo y es preceptivo disfrutarles, la oportunidad la pintan calva (Esta expresión es demencial ¿verdad?)

Si uno lleva la palabra funk en su nombre, es posible que que nos esté dando pistas, y lo de Dâm-Funk es de cajón. Desde L.A. lleva tiempo recuperando funk, soul y aledaños y llevándolos a la modernidad. La nómina de colaboradores y colaboraciones es tan extensa como la lista de títulos nobiliarios de la difunta Duquesa de Alba. Si quieren un poco de groove, este es su concierto.

Como ya hemos comentado antes, las bandas africanas veteranas y míticas suelen ser un clásico de los últimos años en el Primavera Sound, y eso es la Orchestra Baobab. Su música enlazó el Caribe con África, y la moda de este tipo de sonidos en el pop de principio de milenio les rescato del baúl de los recuerdos. Pararse a admirar este tipo de bandas, estando inmersos en un cartel como el que nos contempla, es muy refrescante y puede ser que liberador, háganme caso. En las antípodas musicales de los veteranos africanos nos encontramos a la noruega Jenny Hval: pop experimental de complejidad conceptual nórdica.

Siguiendo con músicos africanos (el paréntesis noruego me venía al pelo, lo siento), pero esta vez en los brazos de la modernidad, están los egipcios Islam Chipsy & Eek. Les nombran cabecillas de la revolución musical egipcia que surgió en paralelo a la Primavera Árabe, y es fácil de entender por lo desprejuiciada de su propuesta: electrónica, pop, psicodelia, experimentación y raíces.

Autolux empezaron hace pocos años siendo promesa del shoegaze o incluso el post punk suavecito, pero con su tecer disco –producido por Boots- han dado un salto importante hacia el pop experimental de tintes sintéticos. Lejos de rebajar expectativas, han generado admiración.

El dúo de raperos HO09909 – no se asusten, se lee “horrror”- repartirá estopa con rimas hirientes y duras y sonidos que van en paralelo; hardcore, funk y todo lo que remueva las entrañas. Finalizamos nuestro recorrido con el americano residente en Alemania (conexión Detroit-Berlin) DJ Richard, estrella pujante del que describen su sonido como “ritmos musculosos y directos y una faceta algo más calmada cercana al ambient”.

Hay mucho para elegir, quizá demasiado, y solamente hemos hablado de nombres pequeños. Ustedes ya conocen el resto, o al menos deberían. Disfruten.

PRIMAVERA SOUND 2016: MANUAL DE USO (I) “Spanish Army”

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 3,00 de 5)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

cuatro × 5 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>