cabecera MIRAFLORES

PROTAGONISTAS MONKEY WEEK: MIRAFLORES

La banda sevillana debuta con un álbum homónimo que el periodista Luis Boullosa ha definido a la perfección: “Un primer disco que exuda veneno, chulería e insatisfacción; un pelotazo de existencialismo al hueso y punk arrastrado cuya mala leche coagula en canciones como puños, canciones donde hundirse. Son agujeros en los que Mark E. Smith abreva con los Beasts of Bourbon. Son viajes al fin de la noche en los que el Rey Lagarto comanda a los Wire. Son extrañas y malsanas, y Emilio R. Cascajosa y los suyos las hacen estallar como quien cabalga a un purasangre incendiado, turbulento y expresionista. En su ojo arden juntos el pantanoso fantasma de los Scientists, la fértil sombra de Nick Cave, Stooges o Spacemen 3 y la lobotomizante lucidez de The Fall”. Miraflores son todo eso, y más. El guitarrista Javi Neria y el cantante Emilio R. Cascajosa se someten al cuestionario byTHEFEST.

 

Todos habéis estado antes en otras bandas. ¿Cómo surge Miraflores? ¿Es vuestro proyecto definitivo?

Javi: Tras la disolución de Salieri, me quedé dos años sin ganas de hacer nada. Estuve colaborando con otros músicos, tocando el bajo o la guitarra sin un proyecto propio. Al tiempo, me empezó a picar el gusanillo y reuní de nuevo a mi hermano Jaime (batería) y Selu (bajo). Empezamos a tocar y entonces apareció Emilio y todo cogió forma. Más tarde, se unió Ernesto para ayudarnos con los sintetizadores.

Emilio: Soy el único que no proviene de ninguna banda anterior. Llevo veinte años vinculado a la música pero en niveles de industria y comunicación, no artísticamente. Javi tiene su background, como Jaime o Ernesto, que proviene de la electrónica y lo experimental. Selu también ha hecho sus pinitos y actualmente nos es infiel con Sweethearts from America. En mi caso, no puedo hablar de nada definitivo, porque me he desvirgado con Miraflores. Probablemente este sea el momento perfecto para iniciarme en algo así. Si no, ya lo habría hecho antes.

Javi: Nada es para siempre en esta vida. Pero sí, estamos muy ilusionados con todo lo que estamos consiguiendo.

 

Vuestro sonido es oscuro y peligroso. ¿Dónde encajáis en la escena española?

Javi: No sé donde encajamos. Me gustan bandas de antes y de ahora que utilizan ese tipo de sonido, pero no es algo exclusivo. También disfruto de otros grupos que hacen cosas antagónicamente distintas. No soy un fundamentalista del ruidismo y de sonidos obsesivos, aunque me cabe tela.

Emilio: En todo caso, deberían ser el público, la crítica y los promotores los que nos encajen en un hueco u otro. España, en general, es bastante templada musicalmente, pero hay un movimiento soterrado que sigue arrojando dividendos de visceralidad. En nuestra memoria siempre estarán Los Bichos y Cancer Moon.

 

Hay quien os compara con el primer Nick Cave o Scientists. ¿Admitís la conexión australiana en la banda?

Javi: Emilio es un gran fan de Nick Cave y The Birthday Party. Yo no tanto, la verdad. Siempre me ha gustado esa escuela, pero me siento más identificado con The Scientists. Su recopilatorio “Absolute” fue lo primero que llegó a mis manos. Lo habré escuchado miles de veces. Sí, creo que de una manera absolutamente inconsciente, la música que nos sale al final tiene reminiscencias, casi de una manera freudiana, de bandas que siempre hemos amado y que resultan ser de allí. Es como si hubieran estado esperando, como un virus oportunista, su momento para colarse en nosotros.

Emilio: Nos pone el pantano, no hay duda. Beasts of Bourbon, Kim Salmon, New Christs, The Saints y todo ese eslabón austral. Y sí, evidentemente he seguido a Nick Cave desde siempre, tanto como para adorarlo y detestarlo a partes iguales. No lo tengo mitificado, reconozco sus costuras, tanto como sus excelencias. Pero no todo es Australia para nosotros. También están el rock neoyorquino, el sonido Detroit, el kraut, el post punk británico, el noise o el hardcore norteamericano. Nos embaucan igualmente Einstürzende Neubauten, The Sonics, Suicide, The Chrome Craks, Jesus Lizard, Love, The Residents o The 13th Floor Elevators. Hay gente que ya nos busca una conexión con The Doors, probablemente por el mantra que hay en algunas de nuestras composiciones. ¿Por qué no? Tenemos una herencia muy amplia, no todo llega de las antípodas.

 

El disco está recién salido del horno. ¿Cómo ha sido el trabajo con Happy Place y qué planes tenéis de cara al futuro?

Javi: Bueno, no exactamente recién salido. Digamos que estaba en el congelador. Se terminó de masterizar hace un año. No había prisa; queríamos que saliera arropado por alguien, por gente seria que se enamorara de la banda. Ha sido una suerte encontrarnos con Joaquín y Paco, de Happy Place. Creo que vamos a hacer grandes cosas todos juntos.

Emilio: En Happy Place tratamos con amigos. Gente con los pies en el suelo, sin pájaros (valga la ironía) en la cabeza. Su trabajo con Pelo Mono y Pájaro es pura dedicación, un esfuerzo que proviene de la pasión, no del marketing. Tenemos ya canciones como para grabar un segundo álbum y confiamos en que, sin prisa pero sin pausa, sigamos engordando el bicho entre todos.

 

Rugiendo en directo

 

Da la sensación de que el grupo tiene un gran potencial en directo. ¿Cómo afrontáis los conciertos?

Javi: Miraflores es una banda que se crece en directo. Intentamos disfrutar a tope de cada concierto.

Emilio: Da igual que nos veas en el estudio, en el local de ensayo o sobre un escenario. Cuando nos juntamos, es como una caótica sesión de spinning. Ya en la prueba de sonido solemos quemar energía como para abastecer de luz a una familia durante una semana. Si quieres comprobarlo, pásate el domingo 12 por la sala Rodeo a las 20:30 h.

 

¿Qué objetivos os marcáis para el Monkey Week?

Javi: Pensamos dar un buen bolo y que tanto la gente como nosotros disfrutemos. Seguir haciendo amigos y creando vínculos. Va a ser un Monkey Week especial, muy triste por la pérdida inesperada del músico Fernando Cañas, muy vinculado al Puerto de Santa María y al festival. Estaba programada una actuación con su banda, Fino Winos.

Emilio: Espero descargar toda la bilis posible tras casi una semana de trabajo allí, recuperar los electrolitos y darme una buena ducha después de incendiar la sala Rodeo a golpe de volumen. Solo busco disfrutar, generar algún tipo de reacción en el público y conseguir atraer la atención de los bookers que anden por allí.

 

¿Qué grupos queréis ver en el festival?

Javi: Pues yo este año quiero estar por lo menos desde el sábado, para disfrutar el festival, porque el día que tocas no lo haces. El año pasado, cuando actuamos en la sala Mucho Teatro junto a The Damned y The Posies, apenas lo disfruté. Esta cita es genial para perderte y descubrir grupos. No controlo a la mayoría, pero me gustaría ver a The Loud Residents. También a amigos y conocidos de otras bandas, como Montgomery, Coppermine, The Sweethearts From America o Juventud Juché. Tengo curiosidad por Prehistóricos y, como dije antes, seguir recomendaciones y descubrir cosas nuevas.

Emilio: Como miembro del staff de Monkey Week quizás tenga acceso a más información previa. Este año el nivel sigue manteniéndose por su eclecticismo y calidad. El Lobo en tu Puerta son bastante interesantes, blues destartalado con gran dosis de ingenio. La Moto de Fernan tienen su gracia. Quiero ver a colegas como Little Cobras (ojo con ellos, suenan a la Blues Explosion pringada de fritanga gaditana), Pelo Mono (llevo a Perico en el corazón), Ginferno y los Saxos del Averno (los adoro) o Cabezafuego (Iñigo ya estuvo el año pasado y ahora viene acompañado con banda y presentando un discazo de tomo y lomo). Hay muchas cosas interesantes como Unicornibot, Termita y Desastre, Deers (una suerte de hype muy refrescante), Betunizer (con los que ya hemos compartido escenario) o Suomo (una sorpresa electro-pop gestada en El Puerto). Furia darán un buen espectáculo, no te pierdas a estos gaditas fronterizos. La alianza con el festival portugués Milhoes de Festa nos proporcionará cosas tan interesantes como Killimanjaro (suenan a Black Sabbath reprogramados, una bestialidad). La propuesta del colectivo de Djs Music Komite no me gustaría perdérmela. Por supuesto, estaré viendo a Orthodox, que si viviésemos en un mundo más justo ya sería una de las bandas de rock más grandes del país, sin que haga falta que Julian Cope se deshaga en halagos hacia ellos. Lo suyo ya no es metal, es avant-garde evolucionado hacia algo que no admite etiquetas. Obviamente, hay bandas foráneas que ya he visto y que me gustaría revisar, como The Sadies, The Handsome Family o Holy Fuck (una batidora de kraut-dance-punk que estoy deseando volver a ver en directo). Los austriacos A.G. Trio, en lo que a cultura de club se refiere, van a dar la nota. Suenan a Justice sin tanto artificio. Dependiendo del momento en el que me encuentre, me acercaré a verlos.

 

Miraflores: Peligro

 

MIRAFLORES

Procedencia: Sevilla

Formación: Emilio R. Cascajosa (voz, percusiones), Javi Neria (guitarra, zanfoña), Selu Baños (bajo), Jaime Neria (batería) y Ernesto Ojeda (teclados).

Discografía:

“Miraflores” (Happy Place Records, 2014)

Influencias reconocidas: The Stooges, The Velvet Underground, The Fall, Loop, The Gun Club, Spacemen 3, The Jesus & Mary Chain, Captain Beefheart, Can, 16 Horsepower, Kraftwerk, Half Japanesse, Scot Walker, Swans, Camper Van Beethoven, B.B. King, Blue Cheer…

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

7 − 4 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>