El público del Main Stage

“Se nos rompió el amor de tanto usarlo”

Rocio Jurado cantaba aquello de “Se nos rompió el amor de tanto usarlo” y yo me pregunto si no se nos resquebrajará el modelo actual de festivales de tanto repetir artistas. Hace tiempo que se habla de una burbuja en el mundo de los festivales, pero este artículo no va exactamente sobre eso. Nadie dice que no sea sostenible la cantidad de oferta, la cuestión va un poco más allá, va sobre si es sostenible ser tan conservador. Tampoco es una crítica a las bandas, aunque para ellas este artículo “no es una canción de amor” como cantaba John Lydon con sus PIL.

La alarma sobre el mundo de los macroeventos musicales indies lleva algún tiempo latente, pero parece que cada vez suena más alto. Soy consciente de que he utilizado el término “indies”, pero únicamente debido a que son los más abundantes, pues tampoco escapan otros estilos; no es raro que los cuatro o cinco festivales de mestizaje compartan los mismos nombres o que algunos festivales de electrónica comercial parezcan clónicos.

El comienzo de la nueva temporada de confirmaciones para el año que viene está siendo especialmente ilustrativa de la cuestión que nos ocupa, donde tres de las bandas de mayor tirón de público ya tienen confirmada, antes de terminar el año, su presencia en la mayoría de festivales que han estrenado sus carteles.

Los datos

Love of Lesbian, como adalid jerárquico de este nuevo indie de masas, ya están confirmados para el Sonorama Ribera, Arenal Sound, Festival de les Arts, Weekend Beach Festival, SOS 4.8, Cruïlla y Low Festival, citas en las que presentarán un nuevo disco del que todavía no nos han mostrado ni una sola canción de avance

Izal sí que tienen nuevo disco, “Copacabana”, con el que se asientan como una de las bandas de “indie para todos los públicos” de mayor calado y que de momento ya es seguro llevarán al Festival de los Sentidos, Sonorama Ribera, Festival Actual, Santander Music, Arenal Sound, Polifonik Sound, FIV y Weekend Beach Festival.

091 son el “comeback” de la temporada. Son una banda disuelta hace 20 años, que juró no volver a los escenarios, que siempre militó en el underground convirtiéndose en una banda de culto y que ahora van a acaparar más atención en una sola gira –y posiblemente ganar más dinero- que en toda su carrera en activo. Los granadinos ya están confirmados para el Sonorama Ribera, Weekend Beach Festival, Low Festival, Azkena Rock, Actual Festival y Cruïlla.

Es prácticamente seguro que estos artistas serán confirmados para bastantes más festivales todavía.

Las dudas

Estos tres grupos, escogidos como representativos por el puesto predominante que ocuparán en los carteles, solo son un ejemplo de temporada, ya que el año pasado ese mismo lugar lo ocupaban Supersubmarina, Vetusta Morla, La Habitación Roja o Dorian y que en cualquier momento le tocará ocuparlo a Lori Meyers, si por fin les da por sacar nuevo trabajo. También puede ser remarcable, en el momento que empiece a concretarse, el comienzo de gira de presentación del nuevo disco de Triángulo de Amor Bizarro o si León Benavente sacan a tiempo el segundo disco que parece ser ya han grabado. Estos son los ejemplos más llamativos, pero otras bandas como Second, Neuman o Perro también se han hartado a tocar en los últimos tiempos.

No es cuestión de echarle la culpa a las bandas, solo faltaría que rechazasen las ofertas o que bajasen los cachés si luego va y se los pagan – el tema cachés entre festivales y salas también sería algo interesante a debatir -, otra cosa es como gestionen sus carreras, el nivel de exposición que están dispuestos a soportar, la escasa maduración de discos y trayectorias por la necesidad frenética de tener nuevo material para salir a la carretera, etc. etc. pero eso, es una elección personal.

La afirmación de “no hay suficientes cabezas de cartel como para variar tanto” es difícil de rebatir, pero no es algo que con este modelo vaya a mejorar. La falta de oportunidades, de riesgo y de apuesta, lo único que hace es favorecer esta endogamia, que puede que al final no sea buena ni para los festivales ni para los artistas, y por supuesto no lo es para los espectadores. Otros programadores esgrimen, totalmente fuera de contexto, aquello de “the public gets what the public wants” que cantaba Paul Weller; porque el público reclama lo que conoce, y el acceso a otro tipo de propuestas y el apoyo a otro caldo de cultivo es escaso y corremos el peligro de que ese caldo se evapore y se nos acabe quemando la olla.

Una de las consecuencias de este modelo es que se ha creado una única vía de consumo de “cabezas de cartel”, que el trasfondo musical y la curiosidad escasamente se fomentan y que es bastante triste y habitual ver las arenas de los escenarios de estas estrellas abarrotadas, aunque ese mismo público ha estado el antes y el después de esa banda fuera del recinto haciendo botellón. No es culpa del público, el público responde al formato de ocio con el que se ha educado, tampoco es plan de “culturizar” y convertirnos todos en un ejército de snobs, pero al menos si fomentar otro tipo de inquietudes.

Otro aspecto a tener en cuenta en este complicado dilema es el económico, puesto que no olvidemos que hablamos de negocios donde unos señores arriesgan su dinero y quieren al menos recuperarlo, es muy sencillo criticar cuando nunca hemos estado en esa tesitura, pero este artículo es un debate abierto, más que una crítica es una reflexión o una advertencia, puesto que si llegamos a aburrir a la gente, a fomentar que se cierren las miras y a viciar un círculo que cada vez es más pequeño, puede que esa apuesta segura se convierta en un boleto muy caro y no premiado. No hacen falta programadores héroes, pero creo que es necesario mirar hacia la lejanía, porque aunque ahora parece que todo funciona y se baten records de público cada año, cualquier día puede cambiar esa tendencia. “Jamás pensamos nunca en el invierno, pero el invierno llega”, también cantaba Rocío Jurado en la misma canción.

Foto de portada: Lucas Valenta / Rototom Sunsplash

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...Loading...
11 comentarios
  1. Una says:

    Sencillamente, bajo mi punto de vista, no hay suficientes artistas de calidad y que tengan poder de convocatoria como para mantener a tanto festival, hay muchos que están condenados a desaparecer. Es de esperar que los mismos nombres se repitan una y otra vez, además, cuando la idiosincrasia de muchos de esos festivales se mueve dentro de unos parámetros muy limitados y los tiempos que corren no se prestan a tomar riesgos. Necesitan cabezas de cartel potentes y de esos hay pocos. Es lo que hay.

    Responder
    • Redacción ByTHEFEST says:

      Es una opinión muy respetable, pero el artículo habla de ver un poco más allá y de intentar remediarlo. Lo de la calidad es totalmente discutible.
      Muchas gracias por leernos.
      Un abrazo
      (David Blutaski)

      Responder
  2. Rafa says:

    Y tanto que deberían ir más allá. La cuestión es quién, ¿ los festivales o el público de este país, o los 2? No creo que sea por falta de talento. The New Raemon, L.A., Nueva Vulcano..y unos cuantos más tienen talento, y algunos más que de los que mencionas en el post. Sí, se va rompiendo el amor, se van repitiendo más que el ajo.
    Somos algunos los que solemos fijarnos únicamente en la letra pequeña de los carteles de los festivales, y que fuese la escritura de una hipoteca! Pero el rebaño es el rebaño. Debe ser que no entendemos de esto porque algo raro pasa.. o entendemos demasiado.
    Buen post. Un abrazo.

    Responder
  3. Rafa Skam says:

    Buen post! Lo mismo que pienso yo desde hace años, y cada vez más… grupos comerciales de masas que se autoetiquetan como “indies” (qué asco me da ahora esa etiqueta) y que cansan repitiéndose por todos los festivales (yo no los incluía en ninguno!) y bueno, me pregunto yo a todo esto… ¿No pueden los festivales optar por un cabeza de cartel grande y medio decente que atraiga gente, y llenar el resto con buenísimas bandas que sean o son seguramente más interesantes que esos cabezas de cartel? Otra cosa… el Primavera Sound es un festival que se llena, y que precisamente no lleva a ninguno o casi ninguno de esos que dices, o sea, que público con gusto musical debe existir. Creo que la gente que va a ver todos esos grupos de los que hablas no conoce muchos más grupos que esos, y dice que “bueno, es lo que hay, no hay más”, y se equivoca al 100%, claro está. Mira, voy a poner un buen montón de grupos muy interesantes que no van a tocar desgraciadamente en todos esos festivales y que sí rellenarían un festival de 4 días sin necesidad de tener que acudir a los mismos nombres de siempre: Wild Honey, Hidrogenesse, Octubre, Sagrado Corazón de Jesús, Fasenuova, Alberto Montero, Los Punsetes, Vacaciones, Reina Republicana, Cristina Quesada, Los Fresones Rebeldes, The Yellow Melodies, Minibar, Murciano Total, Cola Jet Set, Lost Tapes, Grushenka, Juvenilia, Los Bonsáis, Ghost Transmission, Capitán Sunrise, Puzzles y Dragones, Jessica & The Fletchers, Alborotador Gomasio, Los Lagos de Hinault, Francisco Nixon, Axolotes Mexicanos, Cosmen Adelaida, Is, Joe Crepúsculo, La Bien Querida, Trajano!, Lebowsky, Linda Guilala, Abril del 76, Ataque de Caspa, Sierra, Papaya, Wild Balbina, The Lawyers, Neon Lights, Single, When Nalda Became Punk, Zipper, Renaldo & Clara, Las Ruinas, Son Bou, No Fucks, Doble Pletina, Band á Part, Berlina, My Expansive Awareness, Parade, y un largo etcétera.

    Responder
  4. fernando says:

    Totalmente de acuerdo con el artículo. Y según mi humilde parecer, desde alguien que trabaja en esta industria y a Dios gracias no en producción de conciertos, es que los festivales van sobre seguro atendiendo a la “moda indie” del momento … segun lo dicten los 3 ó 4 elegidos. Gente de prensa que son humanos pero deciden lo que va a ir a los festivales (RADIO3 … es a todas luces el medio que premeditadamente mas entra en estos juegos de favor …. hay sellos y agencias que cuelan cualquier pedo que se tiran … x ejemplo … Subterfuge … cuya calidad editorial es mas que discutible mete absolutamente todo en Radio3 … hasta la saciedad y es radio publica que deberia de apoyar la industria en general y no en particular … VIRGINIA DIAZ es el mayor ejemplo de sectarismo indie … no pasa de sota, caballo y rey —.. NIÑOS MUTANTES, JERO ROMERO , LORI MEYERS … ). Una vez puestos a caldo a los medios de influencia … y me ensaño sobre todo con radio 3 y sus locutores de prestigio indie porque son SUPER-SUBJETIVOS … … volvamos a por que? los festivales solo programan los mismos grupos nacionales? …. pues en definitiva … porque si nuestros medios son tan mediocres …. NUESTRO PÚBLICO ES MEDIOCRE Y POCO EXIGENTE. SE TRAGAN TODO EL CHORRO …. y la mayoria son tan tontos que hacen ruta de festivales para ver las mismas bandas. VENGA QUE ESTE AÑO VEREMOS 6 VECES A IZAL, 8 A LOVE OF LESBIAN … (que conste nada en contra de las bandas) …. aleeee

    Responder
  5. Manuel R says:

    Por apuntar una idea más..
    Aquí unos que arriesgan mucho, los que más -pasta e imagen-, son los patrocinadores.
    ¿No será que ellos no conocen en detalle la escena y quieren vincular los nombres que todo el mundo conoce a sus marcas? Quizás el esfuerzo de los medios deba centrarse en dar a conocer alternativas, especialmente porque, tal y como está en panorama, el futuro pinta feo (burbuja al margen) si pensamos (con lógica) los pesos pesados seguirán subiendo su caché y cuando haya que buscar alternativas el relevo será desconocido para el 99% del gran público.
    Absolutamente de acuerdo con Rafa Skam, y así lo he hecho ver cuando me han consultado: ¿Porqué no bastan un par de nombres grandes y el resto grupos que sean una apuesta de futuro en los carteles?
    ¿o es que la dictadura de los managers es tan poderosa que obligan a meter a cada promotor el “pack” completo?

    Responder
  6. Chema says:

    Buen artículo, claro que es así…Lo mejor es el título. Y probablemente habrá poco que remediar. Al final es mejor así, ya que Fuzzville, Funtastic Dracula, Surforama, hablando de rock/garage/punk/surf o algo más indie/pop/rock Vida festival o Deleste… Se masificara… sería terrible… Yo sé que en el fondo eres más del Niño de la Hipoteca,… jajajaja. No en serio, industria es dinero igual a podrida y fácil. Estaría bien que tuviera la masa gusto musical, o no… Dejarían de ser masa…. Y sería la revolución en la granja… Te imaginas?? Escándalo es un escándalo!!! Eres un radical farándulas :D me gusta tu rollo! jajajajaja nos vemos en los bares

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

uno + 4 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>