The Black Keys 940x352

THE BLACK KEYS: EL MIEDO A LAS CANCELACIONES

La suspensión de la inminente gira de The Black Keys, justo un día después de ser confirmados como cabezas de cartel de la presente edición del Primavera Sound, ha inquietado a mucha gente. En principio, su actuación en el Parc del Forum el jueves 28 de Mayo no corre peligro, puesto que solamente han suspendido los conciertos de su gira europea, que comprende del 16 de febrero al 10 de marzo. Ellos mismos han comunicado que a partir del 2 de Abril retomarán la gira en Oceanía y Asia, por lo que su actuación en festivales como el Primavera Sound, el Rockwave Festival griego o el mítico Isla de Wight siguen adelante como estaba previsto.

Estas cancelaciones son debidas a una lesión en el hombro del batería Patrick Carney, la cual necesita de un proceso de recuperación. El grupo hacía este anuncio en sus redes sociales: “Lamentamos mucho tener que cancelar nuestras próximas actuaciones hasta el 10 de marzo. Patrick necesita tiempo para curarse. Damos las gracias a todos nuestros fans por su apoyo y tenemos ganas de volver a estar en la carretera”.

Esta noticia ha despertado en las redes sociales el eterno temor a unas cancelaciones que, por desgracia, son algo tan común como totalmente imprevisible. La causa de las mismas puede deberse a multitud de factores, ya sea enfermedades, pérdidas de vuelos, o decisiones controvertidas de los propios grupos o sus managers, como la falta de seguridad en el escenario (Limp Bizkit en el Festimad 2001).

En la historia reciente de los festivales de nuestro país tenemos multitud de antecedentes, como por ejemplo las famosas espantadas de Morrissey y Lily Allen en varias ediciones del FIB, la enfermedad que impidió a Björk participar en el Primavera Sound 2011, o las del año pasado en el mismo festival de Rodriguez, Band of Horses o Foxsygen. También, no por no esperada, fue impactante y premonitoria la caída del cartel de Amy Winehouse en el BBK Live 2011. Todas estas circunstancias son algo que los asistentes a los festivales no tiene más remedio que resignarse, los imponderables pueden ser múltiples, incluso para jornadas completas como la tormenta en el FIB de 1997 o la ventisca del FIB de 2009.

Lejos de querer alarmar al público, estos datos pretenden hacerse eco de una circunstancia más normal que lo deseado, pero que no debe entorpecer el disfrute de la cantidad de nombres que puebla los festivales, y dejar las lícitas quejas y las necesarias reflexiones para después de su finalización. Solamente deseo que tanto The Black Keys como el resto de los artistas anunciados en todos los festivales puedan actuar y todos aquellos que tienen previstos verlos los puedan disfrutar. Crucemos los dedos.

 

valora la calidad de este contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

9 + Diez =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>